Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Las víctimas mexicanas del Holocausto Nazi

Comparte
avatar
Hitman
US Army Major
US Army Major

Mensajes : 3244
Masculino
Edad : 107
Localización : Entre Helheim y Muspelheim

Las víctimas mexicanas del Holocausto Nazi

Mensaje por Hitman el 18/5/2012, 3:30 am

Ayer fui al campo de concentracion de Dachau el cual se encuentra cerca de Munich y durante el Tour pense que nunca habia escuchado nada sobre mexicanos que hubieran perecido durante el Holocausto, hasta hoy...
-------------------------------------------------------------------------------------------

El 13 de agosto de 1940, un tren con cientos de prisioneros salió de la cárcel IX A, ubicada en la población alemana de Ziegenheim. Su destino: el campo de concentración nazi de Mauthausen, en Austria. En uno de los vagones viajaba un mexicano: José Sánchez Moreno Gualda, de 31 años de edad.

José Sánchez fue el primero de once mexicanos apresados por las fuerzas nazis, y transferido a campos de concentración entre 1940 y 1944, revela información obtenida por a.m. a través de solicitudes de información enviadas a cinco países.

Del total de mexicanos presos, tres eran de Guadalajara, uno de Puebla, una mujer de Chihuahua y el resto de la Ciudad de México.

Diez de ellos eran jóvenes. Cinco tenían menos de 30 años, otros cinco entre 31 y 34 años y sólo una persona –Anita Germaine- tenía 44 años.

El menor era Joseph Salazar, quien al momento de su captura tenía sólo 26 años.

Cinco de los mexicanos fallecieron en campos de concentración y otros cuatro fueron reportados como “desaparecidos”.

De sólo dos mexicanos se tienen datos fehacientes, documentales, de que sobrevivieron al exterminio nazi.

cVoluntarios en la guerra

¿Por qué hubo mexicanos apresados por los nazis? La historia es compleja.

Cuando estalló la Guerra Civil en España, hubo mexicanos que se integraron como voluntarios con los republicanos.

Así ocurrió con Felipe López, José Sánchez Moreno Gualda, Feliciano Catalán, Luis Moch Pitiot y Joseph Salazar.

Al asumir el poder Francisco Franco, todos estos mexicanos que luchaban en España huyeron a Francia, en donde fueron apresados.

En respuesta a una solicitud de información de a.m., el Ministerio del Interior de Austria precisó que en el caso del mexicano José Sánchez Moreno Gualda, su detención se debió a que pertenecía a la Red de Voluntarios Españoles de la Guerra (Rotspanier).

“Muchos republicanos españoles que fueron detenidos en campos franceses fueron entregados a la Policía Secreta del Estado (“Gestapo”), después de que las tropas alemanas ocuparon el norte de Francia. El “Reichsführer-SS” Heinrich Himmler ordenó que todos los españoles voluntarios de guerra debían ser tomados en ‘custodia protectora’”, explicó en su respuesta el magistrado Jochen Wollner.

En la respuesta, aportó documentos de la estancia de ese mexicano en el campo de Mauthausen: De acuerdo con el registro oficial, nació el 5 de octubre de 1909 en la Ciudad de México. En 1940 ingresó en el campo de prisioneros de guerra IX-A Ziegenheim, en donde también estuvo preso el que luego sería presidente de Francia, Francois Miterrand.

El 13 de agosto del mismo año fue transferido al campo de concentración de Mauthausen con la matrícula 3777.

Al ingresar a Mauthausen, se le asignó el número de prisionero 11514.

En aquel campo nazi permaneció esclavizado más de un año, hasta que fue transferido a la prisión de Gusen, en donde murió el 22 de septiembre de 1941. Pasó 13 meses y 9 días encerrado, sometido a la esclavitud de los nazis.

“Causa de la muerte: Bronconeumonía”, anotaron en 1941 los nazis en su acta de defunción.

Pero 57 años después, el 24 de febrero de 1998, se anexó a su acta la verdadera causa del deceso: “Muerto en deportación’.

“Por favor, tenga en cuenta que la causa determinada de la muerte no se correlaciona necesariamente con las razones reales de la desaparición del prisionero”, precisó el magistrado Jochen Wollner en la respuesta enviada a a.m.

cMás detenciones

Tres meses después de la muerte de José Sánchez Moreno Gualda, otro mexicano fue transferido al mismo campo de concentración de Mauthausen.

El 19 de diciembre de 1941, un tren con prisioneros salió del Stalag XVII B, ubicado cerca de la población de Krems, en Austria, con destino a Mauthausen. Entre los pasajeros iba Luis Moch Pitiot, registrado con la matrícula 5035.

De acuerdo con su expediente, Moch Pitiot nació el 28 de julio de 1913 en la Ciudad de México, de manera que cuando fue enviado a Mauthausen tenía 28 años de edad.

No se sabe si este mexicano sobrevivió a la esclavitud en el campo de concentración, pues no hay registros ni de su liberación ni de su muerte. Es uno de los miles de casos “en circunstancias desconocidas”, según apuntan las autoridades austriacas.

25 meses después de la deportación de Moch Pitiot, los nazis enviaron a otro campo de concentración a tres mexicanos: Felipe López, Feliciano Catalán y Joseph Salazar, los tres originarios de Guadalajara, Jalisco.

El 17 de enero de 1944, los tres jaliscienses fueron subidos a un tren en Compiegne, Francia, junto con otros mil 900 prisioneros. Su destino final sería el campo de concentración de Buchenwald, ubicado en Alemania. Sin embargo, no todos concluyeron el viaje. En el trayecto fallecieron 679 personas y 57 desaparecieron durante la deportación.

Las condiciones en el tren eran infrahumanas. Decenas de personas se apilaban en cada vagón, algunos sin abrigo, sin alimentación y sin agua. Cuando ocurrió el traslado era pleno invierno, así que muchos fallecieron de frío.

Sólo 10 de los pasajeros lograron evadirse durante el viaje.

Diez días después, el 27 de enero de 1944, salió de Compiegne otro tren con destino a Buchenwald; entre los prisioneros que realizaron ese viaje iba el mexicano Juan del Pierro.

En ese segundo convoy fallecieron 510 viajeros, de un total de 1,584; otros 63 fueron reportados como ‘desaparecidos’.

cLiberados… y desaparecidos

El jalisciense Feliciano Catalán fue uno de los pasajeros que sobrevivió a la travesía en el llamado ‘tren de la muerte’.

Estaba por cumplir 34 años cuando fue internado en Buchenwald. En ese sitio sobrevivió casi 15 meses, realizando trabajos forzados, con una mínima alimentación.

El 11 de abril de 1945, cientos de desesperados internos, consumidos por la inanición, tomaron el control del campo. Ese mismo día, más tarde, arribaron soldados de Estados Unidos a consumar la liberación de los 20 mil presos que habían sobrevivido a la esclavitud y a la tortura de los nazis.

Entre los liberados había dos mexicanos: Feliciano Catalán –ya para entonces de 35 años- y Felipe López, de 29 años.

De Joseph Salazar, el otro jalisciense internado en Buchenwald, no se sabe si falleció, si escapó o si fue liberado. Acababa de cumplir 26 años cuando desapareció en aquel campo nazi.

También fue reportado desaparecido Juan del Pierro, de 28 años de edad.

*De un campo a otro

En el lapso de un mes, Fernando González estuvo recluido en cuatro diferentes prisiones o campos de concentración nazis en Francia y en Alemania.

En junio de 1944 fue internado en Compiegne, en Francia, y casi de inmediato fue transferido al campo de concentración de Nauengamme.

A principios de julio fue enviado al campo de Sachsenhausen y de ahí lo enviaron a realizar trabajos forzados a Falkensee, cerca de los bordes de Berlín, en donde los presos eran alojados en nueve barracones rodeados por alambradas electrificadas.

Al igual que sus otros compatriotas, le tocó presenciar la muerte de cientos de prisioneros. En el tren que lo llevó de Compiegne a Nauengamme iban 2 mil 62 pasajeros, de los cuales 786 fallecieron en el viaje.

Este prisionero mexicano fue forzado a trabajar en la fábrica de armamentos Deutsche Maschinenbau AG (Ingeniería Alemana de Maquinaria o DEMAG), ubicada cerca del campo de concentración, según el archivo de Sachsenhausen.

El 2 de mayo de 1945, las fuerzas rusas liberaron el campo, pero se ignora si entre los liberados estaba Fernando González. Su paradero es un misterio.

“En relación a Fernando González me gustaría informarle lo siguiente: Casi todos los documentos de la sede de Sachsenhausen, incluyendo el índice de la tarjeta de los detenidos y casi todos los archivos de los detenidos fueron destruidos por las SS (la Schutzstaffel o escuadrón de defensa de los nazis) en la primavera de 1945, antes de la liberación del campo de concentración”, explicó Robert Parzer, funcionario del Archivo del Memorial de Brandemburgo, en respuesta a una solicitud de información de a.m.

De la escasa información que se rescató, Parzer reportó una ficha en la que menciona datos generales del prisionero mexicano.

“En esta base de datos he encontrado un registro de Fernando González (…) El documento dice que se registró en el campo de concentración Sachsenhausen el 2 de julio de 1944 por el número de prisionero 84467. Él estaba en el subcampo de Falkensee, donde los prisioneros tuvieron que trabajar para DEMAG (Deutsche Maschinenbau AG)”, mencionó el funcionario alemán.

Además, proporcionó a a.m. una ficha en la que detalla que Fernando González fue registrado en Sachsenhausen como originario de Tehuacán, Puebla, en donde nació el 19 de agosto de 1914. Cuando fue internado en el campo de concentración estaba por cumplir 30 años.

Su ficha tiene un error en el apellido, pues fue registrado como Conzales.

“Debido a problemas de comunicación entre los internos y el secretario del campamento era común, que los nombres y las fechas de los reclusos fueran registrados incorrectamente”, explicó al respecto Robert Parzer.

*Cuatro mexicanas

asesinadas

Auschwitz es considerado el peor campo de exterminio en la historia de la humanidad.

En ese sitio fueron asesinadas al menos un millón de personas.

A diferencia de otros campos en donde los prisioneros eran utilizados como esclavos, en Auschwitz el objetivo no era la explotación de la fuerza laboral, sino el exterminio.

Para ello el campo contaba con 4 crematorios con cámaras de gas; en cada uno cabían hasta 2 mil 500 prisioneros.

A ese campo de exterminio a gran escala fueron enviadas en 1943 cuatro mujeres mexicanas de origen judío, que habían sido arrestadas en Francia, cuando estaban de viaje.

Susanne y Denise Klotz, originarias de la Ciudad de México, fueron arrestadas y enviadas a mediados de 1943 al campo de internamiento de Drancy, ubicado en un barrio al noreste de París, el cual acababa de ser tomado por las fuerzas alemanas. Su único ‘delito’: ser judías.

Susanne (que ostentaba el apellido falso Marx), tenía 33 años de edad, mientras que Denise era un año mayor.

El 31 de julio de 1943, ambas fueron obligadas a subir a un tren con destino a Auschwitz. Cinco días después, fue reportada su muerte.

“Muerta en deportación”, se inscribió en sus actas de defunción, fechadas el 5 de agosto de 1943.

Tres meses después, otra mujer mexicana fue enviada de la misma prisión francesa de Drancy al campo de exterminio alemán.

La chihuahuense Elisia (o Alice) Dreyfus salió el 31 de octubre de 1943 con destino a Auschwitz, donde falleció. Tenía 31 años de edad.

Dos semanas después, una cuarta mujer mexicana fue enviada en un ‘tren de la muerte’ al mismo campo. Esta última víctima se llamaba Anita Germaine Guggenheim (aunque su apellido original era Ullman).

La mujer, nacida el 10 de enero de 1899 en la Ciudad de México, fue reportada muerta el 25 de noviembre de 1943, a los 44 años de edad.

Ewa Bazan, integrante de la Oficina de información del Museo de Auschwitz-Birkenau, confirmó que estas mexicanas aparecen en las listas de deportación, aunque advirtió que no quedaron más registros documentales.

“Sus nombres se mencionan en las listas de deportación de Drancy a Auschwitz. No hay información sobre su destino ulterior”, precisó la funcionaria en respuesta a una solicitud de información de a.m.

“Nos gustaría explicar que durante la evacuación y la liquidación de campo de Auschwitz, por orden de las autoridades, casi todos los documentos importantes del campo de concentración -incluyendo los archivos personales de los presos-, fueron destruidos”.

Las autoridades francesas emitieron un decreto en el que ordenaron agregar las palabras “Muerte por deportación” en los certificados de defunción de las cuatro mexicanas.

Y en todos los casos se añadió además el dato: Muertas en Auschwitz.

La lista…

Mexicanos que fueron llevados a campos de concentración nazis entre 1940 y 1945:

En Auschwitz (En Polonia)

Susanne Marx (su apellido real era Klotz). Falleció.

Anita Germaine Guggenheim (su apellido real era Ullmann). Falleció.

Denise Klotz. Falleció.

Elisia (o Alice) Dreyfus (su apellido real era Picard). Falleció.

En Buchenwald (En Alemania)

Felipe López. Liberado.

Feliciano Catalán. Liberado.

Joseph Salazar. Desaparecido.

Juan Del Pierro. Desaparecido.

En Mauthausen (En Austria)

Luis Moch Pitiot. Desaparecido.

En Gusen (En Austria)

José Sánchez Moreno Gualda. Falleció.

En Sachsenhausen

(Población Oranienburg, en Brandeburgo, Alemania)

cFernando González. Desaparecido.
http://www.am.com.mx/Nota.aspx?ID=447901


___________________________________
"In my dreams I hear again the crash of guns, the rattle of musketry, the strange, mournful mutter of the battlefield"
Douglas MacArthur
avatar
Totenkopf
Oberstleutnant - Geschwaderkommodore Jagdverband 44
Oberstleutnant - Geschwaderkommodore Jagdverband 44

Mensajes : 2139
Masculino
Edad : 43
Localización : En el lugar de los perros de agua

Re: Las víctimas mexicanas del Holocausto Nazi

Mensaje por Totenkopf el 18/5/2012, 10:35 am

Muy interesante mi estimado Hitman, muy interesante; había escuchado de mexicanos combatiendo en la Luftwaffe, pero nunca de alguno que hubiera perecido en los campos de concentración.
Supongo que la 2GM tiene demasiadas historias por contar.
Saludos.
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9298
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: Las víctimas mexicanas del Holocausto Nazi

Mensaje por Monakyo101 el 18/5/2012, 12:32 pm

Yo lei de yaquis deportados por Alvaro Obregon a Espana combatiendo en el bando Nacionalista con Francisco Franco en el norte de Africa durante la Guerra Civil Espanola.
avatar
Mayte
Teniente
Teniente

Mensajes : 2086
Femenino
Edad : 44

Re: Las víctimas mexicanas del Holocausto Nazi

Mensaje por Mayte el 4/12/2012, 4:45 pm

Rinden homenaje a Don Gilberto Bosques en la Kehilá Ahskenazí

Por Enlace Judío el 17 August 2012 en Las exclusivas de Enlace Judío0 Comentarios

Artículo de agosto de 2012
ELENA BIALOSTOCKy PARA ENLACE JUDÍO

El jueves 31, en la Kehilá Ahskenazi de Acapulco 70, se llevó a cabo un homenaje a la República Mexicana por los 90 años de la Kehila Ashkenazi en México y al mismo tiempo se le rindió homenaje a Don Gilberto Bosques Saldivar.

Al llegar, pude dar un recorrido a la exposición que se hizo en Honor a Don Gilberto donde se ilustra su vida, desde niño hasta sus últimos días. Murió a la edad de 103 años. En éstas fotos lo vemos desde su juventud, su vida en Paris y Marsella, y cómo fue recibido por cerca de 70, 000 personas a su regreso de Europa

Don Gilberto Bosques fue nombrado cónsul de México en Paris de 1938 a 1942. Al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939 y darse cuenta de la persecución y deportación de los judíos, así mismo de españoles e intelectuales y autorizado por el gobierno mexicano, emitió más de 40, 000 visas para ayudar a estas personas a salir de Francia que ya estaba tomada por los alemanes.

En 1942, los nazis allanaron su casa y encontraron el dinero que estaba destinado a la emisión de visas y ayudar a los refugiados a salir de Francia a un lugar seguro para proteger sus vidas, a raíz de esto toda la familia fue llevada a un campo especial por más de un año, y al pasar este tiempo fueron puestos en libertad, haciendo los nazis un intercambio de 10 prisioneros por cada prisionero que tenían en los campos y así fue que en 1944 llega la familia Bosques Manjares de regreso a México.

Resultó muy emotivo ver y tener la oportunidad de hablar con la Señorita Laura Bosques Manjares, quién fuera hija de Don Gilberto, lo mismo con la Sra. Danille Wolfovich, la Sra. Ariel Cojuc Wolfovich y su sobrino Felipe Rosemberg Wollfovich, quienes obtuvieron visas en Marsella en 1941 de manos de Don Gilberto y llegaron a México en 1942.

Actualmente, y por muchos años, la comunidad mexicana ha pedido a Yad Vashem que Don Gilberto Bosques Saldívar, sea inscrito como “Justo entre las Naciones” y se espera que de un momento a otro esta petición sea aceptada.

En el acto estuvieron presentes el Sr. Aarón Cukier; presidente de la Comunidad Ashkenazi de México, el Sr. Jaime Berstein; Presidente del Museo Histórico y el Holocausto Tuvie Maizel, la Srita. Laura Bosques Manjares hija de Don Gilberto, el Ing. Mayer Klip; Consejero Presidente del Instituto Administrativo del DF de Verificación en representación del Sr. Marcelo Ebrard y la Sra. Ródica Radian, Embajadora de Israel en México
http://www.enlacejudio.com/2012/08/17/rinden-homenaje-a-don-gilberto-bosques-en-la-kehila-ahskenazi/
En JdO compartí hace tiempo la hazaña de Gilberto Bosques, “el Schindler mexicano”, que con gran riesgo pudo rescatar de las garras del nazismo a más de 40 mil seres humanos. Bosques no tiene un monumento en México, pero su ejemplo habla de gran tradición diplomática mexicana, la que reconoció al Japón en 1888, la que abrió las puertas al exilio español en 1939, la que protegió a decenas de chilenos, peruanos, paraguayos y argentinos durante las dictaduras militares, la que nos dio a Genaro Estrada.
avatar
Mayte
Teniente
Teniente

Mensajes : 2086
Femenino
Edad : 44

Re: Las víctimas mexicanas del Holocausto Nazi

Mensaje por Mayte el 4/12/2012, 9:54 pm

Gilberto Bosques, el embajador de la vida



Judith Amador Tello
19 de abril de 2012 · Sin comentarios
Cultura en la mira


Imagen de la película


MÉXICO, D.F. (apro).- Aunque aún no ha llegado a los circuitos comerciales de la cinematografía, el documental Visa al Paraíso ya fue visto por más de mil 200 jóvenes en espacios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). A partir del 20 de abril, comenzará a proyectarse al menos en algunas salas, como Lumiere Reforma y Cinemanía Plaza Loreto, además de los centros culturales universitarios.
La producción de 108 minutos, realizada por la cineasta Lillian Liberman a partir de entrevistas y testimonios, relata la epopeya del embajador mexicano Gilberto Bosques, quien, siendo cónsul de México en París, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas, ayudó a salvar la vida de miles de republicanos españoles que cruzaron la frontera hacia Francia, así como de judíos, comunistas y otros perseguidos recluidos en los campos de concentración nazi.
La realizadora y guionista ha dicho en varias entrevistas que es increíble que la historia de este revolucionario, diplomático, educador y político nacido en Puebla en 1892, no esté en los libros de texto y en la historia oficial del país, siendo que tuvo una participación en la rebelión encabezada por los hermanos Serdán, así como en el alzamiento delahuertista, y fue determinante en el la reforma del artículo tercero constitucional de 1934.
En el libro Gilberto Bosques Saldívar, editado por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), en su colección BioGráficos en 2010, se consigna que “junto con Luis Enrique Erro, fue el responsable de elaborar la iniciativa para implantar la educación socialista que, en diciembre de 1934, quedó aprobada en el Congreso de la Unión. Aquel proyecto buscó no tanto adoctrinar en una ideología particular, sino implantar un método de análisis de los problemas sociales, así como imbuir en los educandos una nueva percepción del mundo y una ética basada en los principios de la justicia social”.
Le han llamado el Schindler mexicano, en remembranza al empresario Oskar Schindler, quien salvó a unos mil 200 judíos en la misma guerra. Y se le ha comparado también con el embajador sueco Harald Edelstam, (conocido como El clavel negro), quien salvó a mil 300 personas tras el golpe militar de Augusto Pinochet en Chile. Bosques logró que 40 mil personas sobrevivieran dándoles visa para emigrar a México, entre quienes llegaron con su salvoconducto pueden mencionarse a María Zambrano, Manuel Altoaguirre, Wolfgang Paalen, Max Aub, Walter Gruen, Leonora Carrington y Friedrich Katz, quien da su testimonio en el documental de Liberman.
Fue un gran humanista, a decir de la cineasta, quien destaca también que otra era la época que le tocó vivir pues México tenía una política exterior ejemplar, con gente “de nivel que amaba a México… luchaban por defender la soberanía y tenían la idea de un México grande, como lo fue”. Luego se distanció del régimen postrevolucionario a la llegada de Gustavo Díaz Ordaz a la presidencia por considerar que se había traicionado a la revolución.
En una entrevista radiofónica, Lieberman comentó que en dos ocasiones le ofrecieron la Medalla Belisario Domínguez y la rechazó, argumentando que no recibiría nada de esa gente, que el país estaba dominado por “los pigmeos”.
El fin de semana en el Museo de la Cancillería se realizó la Primera Feria del Libro de Relaciones Internacionales, donde se dictó una conferencia sobre la vida y obra del embajador, quien falleció el 4 de julio de 1995, cuando estaba a punto de cumplir, el día 20 del mismo mes, 103 años de edad. Lieberman, quien lo conoció años atrás, tuvo la oportunidad de entrevistarlo por horas y en su documental se recogen sus testimonios.
Disponible en este encuentro, la publicación de la CDHDF compila además de documentos, fotografías y textos de Bosques, algunas citas que dan cuenta de su ideario. Resume en una de ellas la misión que Cárdenas le encomendó de salvar al mayor número de personas posible:
“Hice la política de mi país, de ayuda, de apoyo material y moral a los heroicos defensores de la república española, a los esforzados paladines de la lucha contra Hitler y contra Mussolini y contra Franco y contra Petain y Laval. Si en la interpretación de la actitud gallarda y trascendente de México me excedí en mis atribuciones reglamentarias, estoy dispuesto a arrastrar las consecuencias y la sanción que proceda. No lo creo.”
La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el Instituto Mora coeditan la serie Historia Oral de la Diplomacia Mexicana, en cuyo primer volumen se publicó Gilberto Bosques: El oficio del gran negociador, que habla también de la trayectoria del diplomático que se desempeñó además como embajador de México ante Cuba.
Son éstos, tres documentos que intentan rescatar para la historia a un personaje poco recordado. El libro de la CDHDF está disponible en sus oficinas, así como en formato pdf en su página de internet; el de la SRE puede adquirirse en el Instituto Matías Romero, en República de El Salvador 47, Centro Histórico, y el documental de Liberman podrá verse a partir de este 20 de abril.
Hay que consultar las carteleras, pero estará en la sala Carlos Monsiváis de la UNAM, en Cinemanía Plaza Loreto, Lumiere Reforma, Cine Lido del Centro Cultural Bella Época, en la Alianza Francesa, la Biblioteca Vasconcelos.
http://www.proceso.com.mx/?p=304767
avatar
Mayte
Teniente
Teniente

Mensajes : 2086
Femenino
Edad : 44

Re: Las víctimas mexicanas del Holocausto Nazi

Mensaje por Mayte el 4/12/2012, 9:56 pm

avatar
PILATUS
General de División
General de División

Mensajes : 15062

Re: Las víctimas mexicanas del Holocausto Nazi

Mensaje por PILATUS el 4/12/2012, 10:12 pm

Totenkopf escribió:Muy interesante mi estimado Hitman, muy interesante; había escuchado de mexicanos combatiendo en la Luftwaffe, pero nunca de alguno que hubiera perecido en los campos de concentración.
Supongo que la 2GM tiene demasiadas historias por contar.
Saludos.

En la "Luftwaffe" no,se en la RAF y USAAF.

Aerovias Guest
Teniente de Corbeta
Teniente de Corbeta

Mensajes : 897
Masculino
Edad : 29

Re: Las víctimas mexicanas del Holocausto Nazi

Mensaje por Aerovias Guest el 5/12/2012, 12:58 am

Si hubo , al menos 1 . Te debo el nombre.

Contenido patrocinado

Re: Las víctimas mexicanas del Holocausto Nazi

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 17/10/2017, 6:21 am