Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Requerimiento que se ha de leer a los indios (1513)

Comparte
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Requerimiento que se ha de leer a los indios (1513)

Mensaje por Xicoténcatl el 26/4/2012, 3:16 pm

Es momento de dar a conocer la causa eficiente por la cual, se autorizó desde España la conquista de México y, para ello, no hay otro documento histórico y político por analizar, sino el llamado "Requerimiento que se ha de leer a los Indios", cuyo texto preparado por el jurista Juan López de Palacios Rubios, hacia 1513, reconoce el propósito de emprender a cargo de los españoles adelantados (conquistadores), las actividades vinculadas que resultaren necesaria para cumplir con la encomienda de evangelización de los naturales encontrados en las islas y tierra firme de allende la mar océano (Hispanoamérica). A su consideración.

Notificación y requerimiento que se ha dado de hacer a los moradores de las islas en tierra firme del mar océano que aún no están sujetos a Nuestro Señor.

-Transcripción por Javier Barrientos Grandón -

"…De parte del muy alto e muy poderoso y muy católico defensor de la Iglesia, siempre vencedor y nunca vencido, el gran rey don Hernando el Quinto de las Españas (Fernando II de Aragón, “el católico”), de las dos Çicilias, de Iherusalem y de las Islas e Tierra Firme del mar Océano, &c. domador de las gentes bárbaras, y de la muy alta y muy poderosa señora la reina Doña Juana, su muy cara e muy amada hija, nuestros señores, Yo, Pedrarias Dávila, su criado, mensajero y capitán, vos notifico y hago saber como mejor puedo: Que Dios Nuestro Señor, uno y eterno, crió el cielo y la tierra y un hombre y una mujer, de quien nosotros y vosotros y todos los hombres del mundo fueron y son descendientes y procreados, y todos los que después de nosotros vinieren; mas, por la muchedumbre de la generación que destos ha sucedido desde cinco mill y más años que el mundo fue criado, fue necesario que los unos hombres fuesen por una parte y otros por otra, y se dividiesen por muchos reinos e provincias, que en una sola no se podían sostener ni conservar. De todas estas gentes Nuestro Señor dio cargo a uno, que fue llamado San Pedro, para que de todos los hombres del mundo fuese señor e superior, a quien todos ovedeciesen, y fuese cabeça de todo el linaje humano donde quiera que los honbres viviesen y estubiesen, y en cualquier ley, seta o creencia, y diole a todo el mundo por su reino, señorío y jurisdicción. Y como quier que le mandó que pusiese su silla en Roma, como en lugar más aparejado para regir el mundo, más también le permitió que pudiese estar y poner su silla en cualquier otra parte del mundo y juzgar y governar a todas las gentes, christianos, moros, judíos, gentiles, y de cualquier otra seta o creencia que fuesen. A este llamaron Papa, que quiere decir admirable, mayor, padre y goardador, porque es padre y governador de todos los hombres. A este San Pedro obedescieron y tomaron por señor, rey y superior del universo los que en aquel tiempo vivían, y ansimismo an tenido todos los otros que después del fueron al pontificado heligidos; ansí se ha continuado hasta agora y se continuará hasta que el mundo se acabe. Uno de los Pontífices passados que en lugar deste sucedió en aquella silla e dignidad que he dicho, como señor del mundo, hizo donación destas Islas y Tierra Firme del mar Océano a los dichos Rey e Reyna y a sus subcesores en estos reinos, nuestros Señores, con todo lo que en ellas ay, según se contiene en ciertas escripturas que sobre ello pasaron, según dicho es, que podéis ver si quisiéredes. Ansí que Sus Altezas son reyes y señores destas Islas e Tierra firme por virtud de la dicha donación; y como a tales reyes y señores, algunas islas más, y casi todas a quien esto ha seido notificado, han recibido a Sus Altezas y les han obedescido y servido y sirven como súbditos lo deven hazer; y con buena voluntad y ninguna resistencia, luego sin dilación como fueron informados de lo susodicho, obedecieron y recibieron los varones religiosos que sus Altezas les enviaban para que les predicasen y enseñasen nuestra Santa Fee, y todos ellos de su libre agradable voluntad, sin premia ni condición alguna, se tornaron christianos, y lo son, y Sus Altezas los recibieron alegre y benignamente, y ansí los mandó tratar como a los otros sus súbditos y vasallos, y vosotros sois tenidos y obligados a hazer lo mismo. Por ende, como mejor puedo vos ruego y requiero que entendais bien esto que os he dicho, y toméis para entenderlo y deliberar sobre ello el tienpo que fuere justo, y reconoscais a la Iglesia por señora y superiora del universo mundo y al Sumo Pontífice, llamado Papa, en su nombre, y al Rey y a la Reina, nuestros señores, en su lugar, como superiores e señores y reyes destas Islas y Tierra Firme, por virtud de la dicha donación, y consintais y deis lugar que estos padres religiosos vos declaren y prediquen lo susodicho. Si ansí lo hiciéredes, hareis bien y aquello a que sois tenidos y obligados, y Sus Altezas, y yo en su nombre, vos recibirán con todo amor y caridad, y vos dexarán vuestras mugeres, hijos y haziendas libres, sin servidumbre para que dellas y de vosotros hagais libremente todo lo que quisiéredes e por bien tubiéredes, y no vos compelerán a que vos torneis christianos, salvo si vosotros, informados de la verdad, os quisiéredes convertir a nuestra santa Fee católica, como lo han hecho casi todos los vecinos de las otras islas, y allende desto, Su Alteza vos dará muchos previlejos y esenciones y vos hará muchas mercedes. Si no lo hiciéredes, o en ello dilación maliciosamente pusiéredes, certificoos que con el ayuda de Dios yo entraré poderosamente contra vosotros y vos haré guerra por todas las partes y maneras que yo pudiere, y vos sujetaré al yugo y obidiencia de la Iglesia y de Sus Altezas, y tomaré vuestras personas y de vuestras mugeres e hijos y los haré esclavos, y como tales los venderé y dispondré dellos como Su Alteza mandare, y vos tomaré vuestros bienes, y vos haré todos los males e daños que pudiere, como a vasallos que no obedecen ni quieren recibir a su señor y le resisten y contradicen. Y protesto que las muertes y daños que dello se recrecieren sea a vuestra culpa, y no de Sus Altezas, ni mía, ni destos cavalleros que conmigo vinieron. Y de como lo digo y requiero, pido al presente escribano que me lo dé por testimonio sinado, y a los presentes ruego que dello sean testigos…".


Requerimiento que se ha de leer a los Indios (1513).

El Requerimiento, también conocido como Requerimiento de Palacios Rubios, fue un texto creado en las Leyes de Burgos que autorizaba y anunciaba la conquista violenta a aquellos indígenas que se negasen a ser evangelizados. Por medio de este pregón estandarizado en idioma español, el conquistador debía informar a los indígenas de que San Pedro había dejado en Roma al Papa como cabeza de la Iglesia Católica, y que uno de los papas, Alejandro VI, había encargado a la Corona de Castilla la evangelización de Las Indias (América). A continuación, se les indicada a los indígenas que debían aceptar el sometimiento a la corona hispánica si no querían ser objeto de una Guerra Justa. La lectura terminaba con una amenaza de tomar a los oyentes, sus mujeres e hijos como esclavos y la advertencia final "…os tomaré vuestros bienes, os haré todos los males y daños que pudiere…" .

Historia del requerimiento. El texto que se expone, cuyo nombre completo era “Notificación y requerimiento que se ha dado de hacer a los moradores de las islas en tierra firme del mar océano que aún no están sujetos a Nuestro Señor”, fue un documento realizado por orden de Fernando II de Aragón, como respuesta al debate surgido acerca de la justicia de la Conquista de América, a partir de los sermones del dominico fray Antonio de Montesinos.

El Requerimiento fue usado por primera vez por Pedrarias Dávila en Panamá, "Tierra Firme", en 1513. Incluso se cree que fue expresamente preparado para dicha expedición, pues su financiamiento, mixto, en parte era inversión de la corona. De hecho, el título del Requerimiento hace alusión a su futuro uso en "Tierra Firme".

A los indígenas se les requería leyendo un manifiesto o ultimátum, preparado por el famoso jurista Juan López de Palacios Rubios, en el que se les instaba y rogaba que se convirtiesen al catolicismo y practicaran la obediencia a la autoridad real.

La institución, convertida en un requisito legal previo para cualquier acción armada de conquista, se pervirtió rápidamente, llegando a leerse simbólicamente a varios kilómetros de la próxima aldea a ser tomada. Sin contar que la lectura se hacía en español, que no conocían los indígenas, los cuales, en todo caso no estaban dispuestos a convertirse por el mero hecho de la lectura de una carta.

Es significativa la respuesta que inspiró la lectura del requerimiento que hizo el conquistador Martín Fernández de Enciso a los caciques del río Sinú, en la actual Colombia:

“...Pero en lo que decía que el Papa era señor de todo el universo en lugar de Dios, y que había hecho merced de aquella tierra al rey de Castilla, dijeron que el Papa debiera estar borracho cuando lo hizo, pues daba lo que no era suyo, y que el Rey que pedía y tomaba tal merced debía ser algún loco, pues pedía lo que era de otros, y que fuese allá a tomarla, que ellos le pondrían la cabeza en un palo, como tenían otras (...) de enemigos suyos…”.

Aunque se registran casos en lo que la lectura del Requerimiento causó fuerte impacto y confusión inicial en la concurrencia indígena. Por ejemplo, esta es la narración correspondiente a lo ocurrido tras leerse el requerimiento en lo que sería Santiago de Chile:

“...Sorprendió mucho a los caciques del valle de Mapocho, de tal modo que por largo rato enmudecieron (...) i sobrecogidos del dolor les faltaron las voces. Todo era mirarse los unos a los otros, sin determinarse ninguno a proferir una sola palabra. Pero en aquella, especie de enajenación i de sorpresa en que los puso la resuelta i atrevida proposición de Pedro de Valdivia, todos allá en su interior fueron del mismo dictamen. Pensaron prestar allí su consentimiento, i después de encerrar en las trojes sus cosechas, unirse para desalojar a aquellos insolentes forasteros…” .

De hecho, el Requerimiento no dejó de ser criticado como ineficaz por algunos contemporáneos. Fray Bartolomé de las Casas recordaba al respecto:

“...Yo pregunté después, el año de 1516, al doctor Palacios Rubios (porque él había ordenado aquel requerimiento) si quedaba satisfecha la conciencia de los cristianos con aquel requerimiento, é díjome que sí si se hiciese como el requerimiento dice. Mas paréceme que se reía muchas veces cuando yo le contaba lo de esta jornada y otras que algunos capitanes después habían hecho; y mucho mas me pudiera yo reir de él y de sus letras (que estaba reputado por gran varon, y por tal tenia lugar en el consejo real de Castilla) si pensaba que lo que dice aquel requerimienlo lo habian de entender los indios sin discurso de años é tiempo…” .

Incluso en su momento histórico, Sor Juana Inés de la Cruz parece hacer una parodia del “Requerimiento” en su obra titulada “el divino narciso”, donde el personaje de la Religión hace un llamado a alejarse de los cultos profanos, y tras un segundo de silencio profiere intempestivas e imprevistas amenazas:

Pues la primera propuesta
de paz desprecias altiva,
la segunda, de la guerra
será preciso que admitas.
¡Toca el arma! ¡Guerra, guerra!


Juan López de Palacios Rubios.

Palacios Rubios, 1450-1524, fue un jurista español cuyo verdadero nombre es el de Juan López de Vivero. Es el redactor del famoso "Requerimiento" que lleva su nombre, leído durante la Conquista de América a los indígenas, conminándoles a someterse pacíficamente. En el texto se les informaba a los nativos que eran vasallos de los monarcas castellanos y súbditos del Papa y, en el caso de que opusiesen resistencia se les anunciaba que serían sometidos por la fuerza y convertidos en esclavos .

Estudió en su ciudad natal y llegó a ser catedrático de la Universidad de Salamanca y de la de Valladolid. Ocupó los cargos de Colegial Mayor de San Bartolomé, Presidente de la Mesta durante el reinado de los Reyes Católicos, Oidor de Valladolid, Ministro del Consejo de Indias y Embajador de España en Roma.

En 1494 se le concedió la cátedra de Prima de Cánones en la Universidad de Valladolid, mientras ejercía funciones judiciales en la Chancillería de la misma ciudad. Más adelante seguiría la carrera administrativa y alcanzaría los cargos de miembro del Consejo Real y Presidente del Real Consejo de la Mesta (fundado en 1273 por Alfonso X el Sabio).

Miembro del Consejo de Castilla desde 1504, por nombramiento de los Reyes Católicos, fue uno de los redactores de las Leyes de Toro (promulgadas en 1505), siendo uno de los principales defensores de la cuestión de los Justos Títulos del dominio de Castilla sobre las Indias. En concreto, en su obra titulada “libellus de insulis oceanis” hace un concienzudo razonamiento jurídico sobre la legitimidad de la soberanía castellana de los territorios americanos.

Entre sus obras también se pueden encontrar escritos de carácter militar, entre los que destaca el “tratado del esfuerzo bélico heroico” (Salamanca, 1524), la única obra que escribió en castellano con un marcado carácter político.

Fuente. Diego de Encinas, Provisiones, Cedulas, Capitulos de ordenanças, instrucciones, y cartas, libradas y despachadas en diferentes tiempos por sus Magestades de los señores Reyes Catolicos don Fernando y doña Ysabel, y Emperador don Carlos de gloriosa memoria, y doña Iuana su madre, y Catolico Rey don Felipe, con acuerdo de los señores Presidentes, y de su Consejo Real de las Indias, que en sus tiempos ha avido tocantes al buen govierno de las Indias, y administracion de la justicia en ellas, (Madrid, 1596) IV, fol. 226-227.

Consúltese la siguiente liga de internet:http://es.wikipedia.org/wiki/Requerimiento_(Historia_de_América)

Fuente. Carvallo y Goyeneche, Descripción Histórico-Geográfica del Reino de Chile.

Fuente. Bartolomé de las Casas, Historia de la Indias.

Consúltese la siguiente liga de internet:[url=http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_López_de_Palacios_Rubios ]http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_López_de_Palacios_Rubios [/url]

P.D. En caso de que el artículo no pertenezca a este subforo les ruego que me ayuden a ubicarlo en el lugar adecuado, gracias, Saludos!

    Fecha y hora actual: 22/8/2017, 10:02 am