Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Invasión filibustera a Baja California.

Comparte
avatar
Flysandpaper
Subteniente
Subteniente

Mensajes : 759
Masculino
Edad : 23
Localización : Tierra

Invasión filibustera a Baja California.

Mensaje por Flysandpaper el 10/1/2012, 11:41 am

Invasión Filibustera de Baja California
Enero de 1911.
Introducción

Semblanza Histórica

El 1o. de Enero de 1867 se crea el Partido Norte de la Baja California, con sede en Santo Tomás. Al descubrirse oro en Real del Castillo en 1872, hubo tal afluencia de gente, que se trasladó el Gobierno a dicho mineral. Al decaer la explotación en 1882, pasa a Ensenada, designándose Sub-Prefecto a Antonio Jáuregui. Así Ensenada, a pesar de ser una especie de rancho con unas cuantas casa de adobe y chozas, llega a convertirse en sede del Gobierno del Partido Norte.

En 1910, bajo la influencia del Partido Liberal Mexicano, dirigido desde Los Ángeles por Ricardo y Enrique Flores Magón, Baja California se une a la Revolución Maderista y, debido a los numerosos extranjeros que había en sus filas, se les tacha de filibusteros por los Porfiristas, quienes afirmaban que los Magonistas querían entregar este Territorio a E.U.A.

El 29 de Enero de 1911, José María Leyva toma el poblado de Mexicali con 17 hombres, los que luego aumenta a 125. El 15 de Febrero, el Coronel Federal Celso de la Vega, con 95 soldados de línea y 60 voluntarios, ataca y es derrotado, por lo que se dedica a propalar la versión del filibusterismo, haciendo que numerosos Bajacalifornianos se unieran a los federales.

Tren atestado de Mercenarios

Aunque la península de Baja California no había sido incluida dentro de los términos del Tratado de Guadalupe Hidalgo de 1848, Estados Unidos mostró interés en adquirirla en el transcurso de sus negociaciones para la compra de la Mesilla en 1853. No obstante, debido a las complicaciones potenciales que tal adquisición implicaría, se contentó por lo pronto con la compra de aquellas porciones de terreno que constituyen hoy en día los límites sureños de los estados de Nuevo México y Arizona.3 A lo largo de la década de 1850, debido a la lejanía e inaccesibilidad del territorio relativo al centro de México, varios aventureros y filibusteros lanzaron una serie de ataques contra Baja California y el estado de Sonora, con la intención de apoderarse de las dos regiones y posteriormente incorporarlas a Estados Unidos. Entre estas invasiones, cabe destacar las dirigidas por Joseph Morehead el sur de Baja California en 1851, las de los franceses Charles de Pindray y Gastón Raousset de Boulbon contra Sonora en 1852 y 1854, las de William Walker en el norte de la península en 1853 y 1854, y la de Henry A. Crabb, quien penetró a Sonora con una pequeña fuerza armada en 1857. Sin excepción, los invasores fueron derrotados por los mexicanos y expulsados de estas regiones, y después de 1857, con la excepción de los intentos filibusteros infructuosos dirigidos por los estadounidenses J.K. Mulkey, B.A. Stephens, Augustus Merril, Edward Hill, J.F. Janes y otros de 1888 a 1890.

La Avenida Revolucion, Tijuana, en 1911.

El territorio de Baja California permaneció estancado a causa de su terreno inhóspito, así como por la distancia y las barreras geográficas (particularmente el desierto de Altar en Sonora) que lo separaba del resto de la república. El carácter aislado y subdesarrollado de la región no despertó mucho interés entre los inversionistas mexicanos. En consecuencia, hacia finales de la década de 1880, el presidente Porfirio Díaz, como parte de su política de atraer a México las inversiones extranjeras con objeto de acelerar el desarrollo económico del país, permitió que los estadounidenses y otros extranjeros compraran terrenos y que tuvieran acceso a los recursos naturales de la península. El desarrollo rápido del suroeste de Estados Unidos durante este mismo período creó una demanda importante en la adquisición de materias primas mexicanas y mano de obra barata. La gente y los productos podían pasarse fácilmente a Estados Unidos por los cruces fronterizos de Calexico-Mexicali y Tijuana-San Diego; de hecho, durante este período los residentes de Baja California tenían más contacto con Estados Unidos que con su propio país.


Mercenarios Estadounidenses posando para los fotografos del Diario San Diego Union

La Rebelión de Baja California o Liberación de Baja California como la llamaron o pretendieron justificar por el Partido Liberal Mexicano (PLM), al norte de Baja California en 1911, en el contexto de la Revolución Mexicana. Los rebeldes enfrentaron a las fuerzas del régimen dictatorial de Porfirio Díaz y más tarde del gobierno provisional de Francisco León de la Barra apoyado por grupos maderistas.


La Cruz Roja en Tijuana con soldados federales

La rebelión fue planeada y coordinada por la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano desde Los Ángeles, California con el fin de extender la revolución social al resto del país, enarbolando el Programa del Partido Liberal Mexicano de 1906 por lo que al mismo tiempo que en Baja California, grupos Magonistas libraron batallas, aunque en menor medida, en otros Estados como Sonora, Chihuahua, Coahuila, Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca, Morelos y Durango.


Los pocos mercenarios de origen Mexicano. El control de la península de Baja California, en la estrategia de rebelión del PLM, era parte de un plan de contingencia en caso de sufrir derrotas en los Estados del norte, el cual suponía menor fuerza de las guarniciones federales de la zona, de tal manera que sería fácil tomar las plazas y ganar tiempo para reorganizar el Ejército Liberal; para después avanzar hacia el sur de la península y dirigirse a Sonora y Sinaloa. En el levantamiento del 20 de noviembre de 1910 grupos Magonistas y Maderistas combinaron sus fuerzas para ocupar plazas importantes en los Estados del norte, sin embargo las diferencias ideológicas entre ambos grupos provocó que al poco tiempo surgieran confrontaciones entre ellos. Los magonistas fueron perdiendo presencia en Chihuahua, aunado a que algunos jefes guerrilleros liberales fueron aprehendidos por Francisco I. Madero al negarse éstos a reconocerlo como Presidente provisional. Cuando algunos liberales consiguieron reagruparse en Baja California, comenzó una campaña con la captura de Mexicali.

Mercenarios entrando a Tijuana por la frontera con Tia Juana (hoy San Ysidro, California)

Desde 1903 el coronel Celso Vega había sido nombrado jefe político del distrito norte, por Porfirio Díaz. Al igual que el dictador, el coronel Vega no gozaba de credibilidad entre la población de Baja California. La Junta Organizadora del PLM, que desde 1906 realizaba acciones para derrocar el régimen de Díaz, envió en 1910 a Fernando Palomares y Pedro Ramírez Caule, quienes habían participado en la Huelga de Cananea, para que se pusieran en contacto con los indígenas Camilo Jiménez y Antonio Cholay con el objetivo de preparar los mapas del terreno y organizar grupos indígenas para la lucha armada; desde entonces la Junta Organizadora —que residía en Los Ángeles— coordinó la propaganda, la provisión de fondos, el reclutamiento de voluntarios y la planeación general para atacar Baja California. En 1911 el número de habitantes en los poblados del norte de Baja California era:

Ensenada (cabecera del Distrito) 1027.
Mexicali 300.
Tijuana 100.
Los Algodones menos de 100.
Tecate menos de 100.

Espectadores de la batalla en Tijuana desde el otro lado de la frontera en Estados Unidos (Tia Juana en California, hoy San Ysidro)

El Ejército Liberal contaba con unos cuantos soldados rasos que recibían un salario de 1 peso diario y los oficiales recibían un pago algo mayor al que recibían sus equivalentes en el ejército federal. Dada la baja población en Baja California, el reclutamiento de extranjeros residentes en Estados Unidos fue amplio, a éstos se le ofrecía de 100 a 600 dólares en oro y granjas de 160 acres para cada uno.
avatar
Flysandpaper
Subteniente
Subteniente

Mensajes : 759
Masculino
Edad : 23
Localización : Tierra

Re: Invasión filibustera a Baja California.

Mensaje por Flysandpaper el 10/1/2012, 11:43 am


Soldados porfiristas del VIII Batallón de Mexicali que combatieron la rebelión magonista.

La campaña del PLM en el entonces llamado Territorio Norte de Baja California comienza el 29 de enero de 1911, cuando cerca de 30 rebeldes guiados por José María Leyva y Simón Berthold, junto con un grupo de residentes entre los que se encontraban Margarita Ortega y Natividad Cortes, tomaron el pueblo de Mexicali sin encontrar resistencia; abrieron la cárcel, ocuparon el cuartel, confiscaron los fondos de la aduana y de otras oficinas de gobierno. La mayoría de los residentes de Mexicali cruzó a Calexico, donde permanecieron hasta el mes junio. Otros pobladores de unieron a los rebeldes así como muchos extranjeros socialistas y anarquistas principalmente militantes (wobblies) de la Industrial Workers of the World (IWW). Más tarde, el 15 de febrero las fuerzas del PLM se enfrentaron y derrotaron a las tropas federales a cargo del coronel Porfirista Celso Vega. El triunfo incrementó el ánimo y el número de rebeldes, para finales de febrero ya había cerca de 200 hombres levantados en armas entre mexicanos y extranjeros. En total, las fuerzas magonistas llegaron a 500 hombres de los cuales aproximadamente 100 eran estadounidenses, entre los que se encontraban los wobblies Frank Little y Joe Hill. Por su parte el gobierno estadounidense en Calexico y Yuma había ofrecido apoyo militar al Gobierno Mexicano a fin de proteger las obras hidráulicas que ingenieros estadounidenses realizaban en el Río Colorado desde diciembre de 1910 con la autorización del gobierno de Porfirio Díaz.


William Stanley (abrigo claro) y Simón Berthold (centro derecha) en Mexicali, 1911

El 21 de febrero, 60 integrantes del Ejército Liberal dirigidos por William Stanley, miembro de la IWW, tomaron la aduana de Los Algodones, sin el consentimiento de Leyva. Pocos días después, otro grupo de liberales, comandado por José María Cardoza, asaltó el campamento de obras del Río Colorado, obteniendo provisiones, armas, parque y nuevos reclutas entre los trabajadores.

En el mes de marzo los liberales atacaron Tecate en dos ocasiones y en ambas fueron repelidos. El capitán Justino Mendieta con setenta hombres del VIII Batallón combatio a los filibusteros derrotandolos y recuperó el lugar. Entonces los filibusteros marcharon rumbo al poblado de El Álamo, al sureste de Ensenada, donde cerca de 200 rebeldes consiguieron tomar la plaza; ahí Simón Berthold fue herido de muerte. Días después, William Stanley también murió en un enfrentamiento con tropas federales cerca de Mexicali.

El número de extranjeros que para entonces componían el Ejército Liberal era superior al de los mexicanos y los anglosajones desobedecían a los oficiales mexicanos. Las órdenes enviadas por la Junta del PLM desde Los Ángeles eran continuamente interceptadas por las autoridades lo que hacía más difícil la coordinación de la campaña. La Junta nombró a Carl Ap Rhys Pryce jefe y le ordenó combatir a los federales, pero Pryce a principios de mayo partió con una columna hacia Tijuana que se llamo "segunda división", considerando que sería un plaza estratégica para después atacar Ensenada, y dejó otro grupo para que defendiera Mexicali, la "primera división".

En abril las autoridades mexicanas reportaban una gavilla de revoltosos formada por 400 hombres aproximadamente que mantenían actividades en el Valle de Mexicali. Los últimos días de abril, 126 magonistas dirigidos por John R. Mosby ocupan Tecate sin combatir. El 2 de mayo los liberales acamparon en el rancho El Carrizo, al sur de Tecate, ahí fueron atacados por federales y Mosby resultó herido de un pulmón, al no contar los liberales con auxilio médico lo trasladaron al lado estadounidense de Tecate para que fuera atendido. Sam Wood, (Wobbly), fue electo como jefe provisional mientras Mosby se recuperaba y el grupo avanzó rumbo a Tijuana para unirse a la columna de Pryce.

Enrique Flores Magón, a través de un artículo en Regeneración del 20 de mayo, informa que los rebeldes habían creado una pequeña biblioteca en Mexicali, donde todo el que lo deseara podía ir a instruirse.

Filibusteros relajandose en Tijuana

Toma de Tijuana

El 8 de mayo de 1911, la Segunda División del Ejercito Liberal Mexicano a cargo de Pryce, tomó Tijuana y el día 13, el poblado de San Quintín.


El Gales Caryl Ap Rhys Price Comandante de los Mercernarios (filibusteros)

El mismo 8 de mayo, Ciudad Juárez fue atacada por fuerzas maderistas. El 10 de mayo la plaza fue rendida por los federales. La toma de Ciudad Juárez trajo como consecuencia que el 21 de mayo un representante del gobierno de Porfirio Díaz y Francisco I. Madero firmaron un convenio en el cual Díaz aceptaba renunciar a la presidencia, quedando como presidente interino su secretario de relaciones exteriores, Francisco León de la Barra, además se acordaba el fin de hostilidades entre el gobierno federal y la revolución. Los liberales llamaron traidor a Madero y rechazaron los Tratados de Ciudad Juárez.

De la Barra, que como embajador en los Estados Unidos dos años atrás, había organizado un sistema de espionaje para perseguir y sabotear las actividades del PLM, se dio a la tarea de desarmar a los liberales que no aceptaban los tratados de paz.
avatar
Flysandpaper
Subteniente
Subteniente

Mensajes : 759
Masculino
Edad : 23
Localización : Tierra

Re: Invasión filibustera a Baja California.

Mensaje por Flysandpaper el 10/1/2012, 11:48 am

Invasión Filibustera de Baja California
Enero de 1911.
Tercera Parte
Controversia anexionista
Derrota y huida de los filibusteros a Estads Unidos.

Caidos en Tijuana

Existe una controversia basada en una versión que considera la incursión del PLM en Baja California como una expedición de filibusteros guiados por Ricardo Flores Magón con el fin de crear un Estado independiente de México que más tarde sería anexado a Estados Unidos, y no la continuación del plan insurreccional que la Junta del PLM llevaba a cabo desde 1906 y en el cual el control de Baja California formaba parte de una estrategia de repliegue en el norte del país, considerando la debilidad de las guarniciones federales en la península.

Filibusteros huyendo a Estados Unidos, atras queda Tijuana

Tras la captura de Mexicali, a Simón Berthold y José María Leyva se les atribuye haber dado a la prensa, a fines de febrero de 1911, la versión de que el objetivo de la campaña era crear una "república socialista independiente"; o una mancomunidad cooperativa en Baja California durante la toma de El Álamo, John R. Mosby ofreció la gubernatura de Baja California un ranchero estadounidense de nombre Newton House, aunque éste rechazó la oferta; en San Diego, Carl Price declaró a la prensa que veía con buenos ojos que el territorio de Baja California se anexara a Estados Unidos. Con estos antecedentes, la toma de Tijuana estuvo enmarcada por una serie de confusiones provocadas por Dick Ferris, un promotor artístico de Los Ángeles y empresario aventurero; la delegación del mando militar en Carl Pryce, un militar aventurero que permitió el ingreso de soldados de fortuna a las filas del Ejército Liberal; y la falta de respuesta oportuna de los miembros de la Junta Organizadora del PLM para corregir los errores.

Tijuana en llamas

Ferris divulgó en los primeros días de junio de 1911, en la ausencia de la Junta Organizadora y Carl Pryce, que en Tijuana los rebeldes lo habían elegido como presidente de un nuevo Estado que tomaría el nombre de "República de Madero", sin hacer mención al tipo de sistema de gobierno que se establecería en la península, las declaraciones de Ferris causaron sensación en la prensa. Sin embargo en pocos días los liberales retomaron el control en Tijuana, Pryce jamás regresó y los soldados proclives al filibusterismo poco a poco se dispersaron.

Los derrotados cruzando la via del trean hacia Tia Juana (San Ysidro)

La presencia de soldados de origen anglosajón, en el ejército del PLM, dio motivo para que en México se extendiera la versión de qué la finalidad de la rebelión era crear una república socialista independiente que más tarde sería anexada a los Estados Unidos. La poca información publicada por la Junta Organizadora, declaraciones ambiguas de Ferris y los comentarios sensacionalistas de la prensa en ambos lados de la frontera fueron terreno fértil para elaborar hipótesis. El historiador Velasco Ceballos describió a Ferris como un millonario que financió el filibusterismo, apoyado por el militar Carl Pryce, y a Flores Magón como el encargado de atraer el apoyo mexicano. En la prensa mexicana la derrota del Ejército Liberal a manos de las fuerzas federales, posiblemente apoyados por civiles locales que creían combatir una invasión extranjera el 22 de junio de 1911, fue presentada por El Imparcial de Tijuana como "La gloriosa defensa de Baja California" y afirmaba que en efecto existió una república socialista del 10 de mayo al 22 de junio.


Los filibusteros entrando a un centro de detencion en Tia Juana, California (Hoy San Ysidro)

Una investigación posterior de Pablo L. Martínez afirmaba que la versión de la república socialista independiente pudo originarse en el miedo al efecto que pudiera causar el sistema político y económico planteado por los liberares en la región, y que la elección de Ferris en Tijuana en realidad había sido inventada en Los Ángeles. Sin embargo el cotejo de documentos y las notas publicadas en los periódicos de California no sostienen las tesis de Martínez. Del mismo modo quedó demostrado que Ferris no era millonario y a pesar de su ánimo aventurero la "República de Madero" fue sólo una farsa y que sí bien el PLM permitió el ingreso de filibusteros en sus filas fue un error táctico de la Junta Organizadora que, como en ocasiones anteriores, llevó al fracaso la insurrección de los liberales. Así la hipótesis de una república socialista independiente patrocinada por capitalistas estadounidenses y Ricardo Flores Magón es errónea.

Debemos agradecerle al usuario "Berettaman7" de Méxicoarmado por subir este información.
avatar
Flysandpaper
Subteniente
Subteniente

Mensajes : 759
Masculino
Edad : 23
Localización : Tierra

Re: Invasión filibustera a Baja California.

Mensaje por Flysandpaper el 10/1/2012, 11:50 am

"Aún no se me acaba el humor de seguir matando gringos, y, tan pronto como mis males me lo permitan y usted se sirva ordenármelo iré a engrosar las filas de ese puerto, con lo cual acabaré de cumplir con el deber que me impone el patriotismo y pundonor"
(Gustavo Gómez, defensor de Tijuana.)
avatar
eze_hunter_jxg
Soldado Razo
Soldado Razo

Mensajes : 1303
Masculino
Edad : 116
Localización : Tunalguilla N.L

Re: Invasión filibustera a Baja California.

Mensaje por eze_hunter_jxg el 10/1/2012, 11:59 am

+1 Buena Info
avatar
Mark evil
Soldado
Soldado

Mensajes : 138
Masculino
Edad : 33
Localización : en algun lugar de Baja California

Re: Invasión filibustera a Baja California.

Mensaje por Mark evil el 10/1/2012, 12:45 pm

excelente informacion
avatar
Flysandpaper
Subteniente
Subteniente

Mensajes : 759
Masculino
Edad : 23
Localización : Tierra

Re: Invasión filibustera a Baja California.

Mensaje por Flysandpaper el 10/1/2012, 3:16 pm

Y con los filibusteros había gente muy preparada que después lucho con el imperio otomano, en la primera guerra mundial.

Rsolorzano
Recluta
Recluta

Mensajes : 1
Masculino
Edad : 60

Invasion Filibustera a Baja California.

Mensaje por Rsolorzano el 23/6/2015, 4:43 pm

Es el mismo tema que desarrolle y subí a la pagina de México Armado el 29 de Noviembre de 2007.

Me alegra saber que a alguien le gusto y lo compartió.

Un saludo,

Rafael Solórzano (Berettaman7 en México Armado).
.



[url=Me alegra saber que a alguien le gusto y lo comparti%C3%B3. Un saludo, Rafael Sol%C3%B3rzano (Berettaman7 en M%C3%A9xico Armado).]Me alegra saber que a alguien le gusto y lo compartió.  Un saludo,  Rafael Solórzano (Berettaman7 en México Armado).[/url]

Contenido patrocinado

Re: Invasión filibustera a Baja California.

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 16/8/2017, 8:57 pm