Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Los hombres de “El Chapo''

Comparte
avatar
TOSTILOKOS
Teniente
Teniente

Mensajes : 1608
Localización : Sonora

Los hombres de “El Chapo''

Mensaje por TOSTILOKOS el 4/1/2012, 6:33 pm

Luis Fernando Castro Villa “El Checo”, el de confianza en Mexicali

También el “secretario particular” de Joaquín Guzmán Loera, Alejandro Aponte Gómez “El Bravo”, ha sido identificado en Baja California. Los dos, junto a una veintena más que se buscan por parte de la PGR, se trasladan entre Baja California, Sinaloa y Jalisco, a discreción e impunidad de las autoridades. “El Checo” es señalado como responsable del tráfico de toneladas de droga de sinaloenses por la capital bajacaliforniana. Policías federales de Caminos, Municipales y hasta militares, han sido corrompidos para mantener la ruta de distribución del Cártel de Sinaloa en BC.

Investigaciones ZETA

“Si lo ves, no das un peso por él”.

Así describe un investigador de seguridad pública de Baja California, a uno de los hombres fuertes del Cártel de Sinaloa en Baja California. Lo apodan “El Checo” y utiliza dos alias, Luis Fernando Castro Villa y/o Cenobio Flores Pacho; este último, casi asegura el analista oficial, es su nombre de pila y apellidos.

Al “Checo” también se le conoce por otros apodos: “El 06”, “El Negro” y “El Bravo”. Hasta donde se ha investigado en el estado, sus conexiones en el grupo criminal llegaron hasta los líderes de la organización, Joaquín “El Chapo” Guzmán e Ismael “El Mayo” Zambada.

De 38 años de edad, “El Checo” es de baja estatura, moreno y con rasgos indígenas. Originario de Veracruz, fue policía ministerial en Sinaloa, donde inició su vida criminal, tras ser reclutado por Gustavo Inzunza “El Macho Prieto”; es tal la relación con éste, que comparten estructura criminal, sicarios, traficantes y hasta compadres.

Datos extraoficiales indican que en mayo de 2007 se supo públicamente de su operatividad delictiva en Baja California, cuando fue mencionado por el ex comandante José Ramón Velázquez, quien fue secuestrado y, antes de ser asesinado, sus verdugos lo video grabaron acusando a una célula de policías ministeriales bajo el mando del entonces procurador Antonio Martínez Luna, de ser parte de la estructura oficial al servicio del Cártel de Sinaloa.

Ex compañeros de “El Checo” hoy detenidos aseguran que en el video, Velázquez menciona al actual líder del narcotráfico en Mexicali como un matón conocido como “El Negro”; sin embargo, de la mano de sus secuestradores, termina diciendo que es “El Bravo”.

En el Consejo Estatal de Seguridad no tienen la certeza que “El Checo” sea “El Bravo” delatado por Velázquez. Es posible, explicaron, que se refiera a un hombre identificado en el anuncio espectacular que las autoridades hicieron público desde la década pasada como Manuel Alejandro Aponte Gómez, ubicado por las agencias policiacas federales como ex militar guerrerense “secretario” y responsable de la seguridad de Joaquín “El Chapo” Guzmán”, con una recompensa de 2 millones de pesos sobre su cabeza a partir de septiembre de 2011, aunque en 2005, ofrecían 5 millones.

Delincuente protegido

Algunos de quienes fueron cómplices de “El Checo” han explicado a las autoridades no entender por qué este hombre fuerte de “El Chapo” Guzmán no fue boletinado con anterioridad, dado que -explicaron en sus declaraciones- titulares de las fuerzas del orden sabían que el ex policía ministerial Adolfo Roa Lara, detenido en 24 de abril de 2009, lo conocía perfectamente: era uno de sus principales operadores criminales, parte de su grupo personal de matones.

Oficialmente, el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California coincide en la identificación de “El Checo” con el matón conocido como “El Negro”.

Abundaron en los detalles del narcotraficante Luis Fernando Castro Villa:

Siempre sereno y de bajo perfil. No deja ver el oficio de narcotraficante ni en el vestido, ni en la actitud. Pero es el responsable de administrar el trasiego de cientos de toneladas de droga sinaloenses por la capital bajacaliforniana. La que llega, la que pasa rumbo a Tijuana, San Diego y Calexico en California, y la que se queda para venta al menudeo en Mexicali.

Mantiene a dos familias, ambas con residencia en Mexicali, en colonias donde viven jóvenes pudientes. Las mujeres en su vida tienen negocios establecidos y oficiales en territorio cachanilla.

La estirpe que procreó con su esposa, es protegida con medidas extremas de seguridad y trasladada de una ciudad a otra, principalmente entre Baja California, Sinaloa y Guadalajara, cuando el hombre considera que su identidad está en riesgo.

Tiene varias avionetas que utiliza para sus traslados por el país, el cual sólo cruza por aire.

Las autoridades inmersas en el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California consideran que está por encima de “El Aquiles”, porque Arzate empezó en Mexicali y operó bajo su servicio, recibiendo y repartiendo droga desde el valle cachanilla. Por ello tendría influencia en los envíos de enervantes que se dejan llegar a las células del Cártel Arellano Félix (CAF) y los lugartenientes de la mafia de Sinaloa en la frontera tijuanense.

Como sucede entre delincuentes, la información personal del “El Checo” empezó a develarse a partir de una pugna al interior del cártel, que en el transcurso de 2011 ha cobrado más de 100 muertes violentas en la capital del estado.

En cuanto a sus nexos, los tiene con autoridades en todos los órdenes de gobierno y corporaciones. Actualmente las áreas de investigación están analizando denuncias que le adjudican relaciones de compadrazgo con titulares de la Policía Federal de Caminos en Mexicali, y pagos de cuota a los destacamentos militares y policías municipales (Palomares y Ortega) asignados al valle cachanilla y al sanluisino.

Considerado el brazo armado del cártel sinaloense, el trabajo sobre la Policía Ministerial de Mexicali ha sido más complicado. En la actualidad se trabaja en la ubicación de dos sujetos incluidos en la nómina de la Procuraduría General de Justicia señalados desde marzo, Lucero y Urias, además de “El Karateca” y “El Chino”; el primero identificado como un reconocido concursante en peleas de “Vale Todo”.

Asimismo, pusieron vigilancia sobre el ministerial Luis Rafael Parra Camargo “El Comander”, hermano del desertor Jesús Antonio Parra Camargo, subteniente adscrito al Grupo Anfibio de Fuerzas Especiales, detenido el 12 de octubre como líder de un grupo de matones al servicio de “El Checo”, “El Tony” y “El Macho Prieto”.

Sin embargo “El Comander” no fue la única captura importante dentro de ese grupo.

Cristian Ramón Hernández Araiza también tiene ligas con el grupo criminal que datan de los años noventa, cuando se incorporó de la mano del criminal identificado como “El Güero” en el video de Velázquez, “El Capi” o “El Guacho” , traficante detenido con droga en California, Estado Unidos.

Pero todavía más importante: la captura de Luis Gabriel Mendivil Ávila, el mismo día 12, pero en un operativo militar posterior a la aprehensión de Camargo, después que sus compañeros criminales lo delataron.

Durante el período de arraigo, Mendivil Ávila, quien cuenta con registro como propietario de carrocerías en la Secretaría de Desarrollo Económico del estado -una en la colonia Roma y otra en la colonia Independencia en Mexicali-, fue identificado como:

- Familiar político de “El Checo”. Conforme a los primeros datos recabados, las esposas de ambos son hermanas o primas.

- Persona de toda la confianza de “El Macho Prieto”, porque era el responsable de los traslados seguros de la familia cercana de Inzunza Inzunza.

De esta manera, resultó ser el criminal de mayor rango detenido en la séxtuple captura contenida en la averiguación previa PGR/BC/MXL/1440/11 de octubre.

En general, las capturas y versiones que se han incorporado al expediente en contra de “El Checo” han estado relacionadas al asesinato de Ministeriales, que de entrada delinquen a su servicio y, según las declaraciones criminales, terminan “robándole” droga.

Del narco-video y Roa

En el video grabado por Ramón Velázquez en proximidad de su asesinato, dado a conocer hace más de cuatro años por ZETA, el excomandante aseguró que “El Negro” encabezaba un grupo de diez pistoleros, entre los que incluyó a “El Güero”, “El Caborca” y “El Nico”. Todos apoyados por Ministeriales.

Como parte del grupo de sicarios, agentes muertos o detenidos actualmente, mencionó a Alejandro Ruiz Chaparro, Roa Lara, “Mingo”, Olivas, Perea y Juan Manuel Hernández.

Según Velázquez, entre todos asesinaron a los siguientes empleados de Antonio Martínez Luna porque robaron droga: Diego Hernández, Barrón y Carlos Aboytes.

También aseguró que les perdonaron la vida a otros ministeriales ladrones de droga, porque pagaron, y señaló a: Alvarado Ochoa, Jaime Arroyo Plascencia Chupón, Morales Bricolina y Edgardo Muñoz “El Choche”, “de la mixta”.

Describió a “El Negro” como quien encabeza un grupo de diez pistoleros de Sinaloa, un hombre de 32 años en el año 2007, “chaparrito, bajo de estatura, moreno”, militar y que aparece en el cártel de “El Chapo” como “El Bravo”. Esta última parte guiada por su captor, aunque Velázquez aseguró haber tenido contacto personal con el también identificado como “El Negro”, quien de acuerdo al comandante corrupto y sus captores, evidentemente criminales opositores, es el hombre identificado en el anuncio espectacular de búsqueda de “El Chapo” como Manuel Alejandro Aponte Gómez “El Bravo”, hoy identificado como el secretario particular y seguridad del capo más próspero del mundo.

El presunto jefe de seguridad de “El Chapo” Guzmán, experto en el manejo de armas de alto poder y de infantería ligera, adiestrado en el Colegio Militar en 1993-96, también está identificado como el probable asesino de Rodolfo Carillo Fuentes. Creó un grupo del crimen organizado llamado “Los Halcones”, con operación en Chihuahua, Durango, Badirguato y Culiacán en Sinaloa.

En cuanto a Adolfo Roa de Lara, fue policía judicial del estado de octubre de 1989 a febrero de 1998. Reingresó en noviembre de 2006 y, en septiembre de 2007, desapareció y no regresó a laborar, por lo que fue removido. Fue detenido el mismo día que su ex compañero buscado por la DEA, Hernando Villegas Valenzuela, y los relacionaron con los asesinatos de dos agentes de la Agencia Federal de Investigación (AFI) en julio 2008: Ismael Rincón y Alejandro Ocaranza en octubre de 2008; el agente César Cervantes Velasco, acribillado en febrero de 2009 y José Luis Higuera, la madrugada del 29 de agosto de ese mismo año, cuando salía del bar La Redova.

Asesinatos y capturas

La identidad de “El Checo” volvió a ser tema de discusión al interior del Consejo Estatal de Seguridad, a partir la balacera del restaurante-bar La Resaca (enero 2011), la captura de Julio César Aguilar García “El Vaquero” (marzo 2011) y Parra Camargo “El Comander” (12 de octubre de 2011).

En el ataque de enero murieron Arturo Salazar Aispuro “El Tury”, sobrino del operador criminal sinaloense Manuel Torres Félix “El Ondeado”, y el ex ministerial Manuel Alejandro Elizarrarás, cómplice directo del detenido Roa Lara y otros cuatro hombres. Parra Camargo alcanzó a huir.

En aquel momento las áreas de inteligencia consideraron que las muertes podrían ser resultado de una pugna interna, ubicando como presuntos responsables a “El G2” Serrano Galván, hermano de Víctor “El G1”, apoyado por los hermanos Beltrán Leyva, ya que Arturo Beltrán había matado policías y trataba de echarles la culpa; José Antonio Soto Gastélum “El Tigre” para ganar territorio; o Ramón Torres González “El R1” para extenderse de San Luis a Mexicali.

Además, identificaron a tres trasegadores del cártel también al servicio de “El Checo” sólo con apodos: “El Colorado”, “El Pía” y “El Vaquero”, este último se trasladó en febrero a San Luis Colorado para protegerse, después de un operativo fallido para su captura.

De lo anterior resultó que los homicidios en La Resaca estaban relacionados también con un lío por mujeres abusadas, y que las fuerzas estatales identificaron plenamente a Julio César Aguilar “El Vaquero”, detenido dos meses después en San Luis, Río Colorado Sonora, pero remitido a Baja California, donde aportó importante información.

De enero a la fecha, capturas y delatores que según el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California los colocan cada vez más cerca de Luis Fernando Castro Villa, Cenobio Flores Pacho, Sergio Salcido, “El 6”, “El Negro” o “El Bravo”.

A la vez, les aportan información que remiten a Sonora, respecto a Ramón Torres González “El R1” y Francisco Javier Martínez Mandujano, operadores sanluisinos que contribuyen al ingreso de droga a Baja California.

Hoy, por lo menos estos dos hombres de “El Chapo” en Baja California, “El Checo” y “El Bravo”, están en la mira de las autoridades.



Homicidios de la semana

19 de diciembre.- En Tijuana dos hombres fueron asesinados en la colonia Terrazas del Valle. La policía identificó a las víctimas como Rosales Miramontes de 60 años y Jorge Gómez de 18. Una mujer testigo relató que dos sujetos entraron a la casa de los ahora muertos para someterlos y dispararles.

20 de diciembre.- También en Tijuana, un hombre fue asesinado en un túnel ubicado en la colonia Las Torres, en la delegación Centenario. Las autoridades municipales explicaron que la víctima fue ejecutada con un disparo en el tórax. Hasta el momento no hay detenidos.

Una balacera ocurrida entre presuntos delincuentes y policías municipales la mañana del martes en la calle primera y H, territorio conocido como Zona Norte, dejó un saldo de una persona muerta, según los primeros reportes de las autoridades.



Decomisos

Elementos del Ejército mexicano, correspondientes a la Segunda Zona Militar, efectuaron los siguientes decomisos durante esta semana.

19 de diciembre. Luego de una denuncia ciudadana, en el municipio de Playas de Rosarito se incautaron 294 dosis de crystal, cuatro armas cortas, cinco cargadores, 73 cartuchos de diversos calibres y 28 mil 845 pesos. Además, nueve personas resultaron detenidas.

El mismo día y en el mismo municipio, al atender una denuncia anónima, se aseguraron 10 kilogramos de marihuana, 35 gramos de crystal, cuatro armas largas, tres armas cortas, seis cargadores y 126 cartuchos de diferentes calibres.

A su vez, en el Aeropuerto Internacional de Tijuana, durante un operativo realizado en el área de reclamo de equipaje, el Ejército detuvo a una persona del estado de Puebla que llevaba entre sus cosas un arma corta y un cargador.

PEP Y SSPM

En Tijuana, cinco hombres fueron detenidos en posesión de 50 kilogramos de marihuana. Los arrestados declararon pertenecer al grupo delictivo denominado “La Familia Michoacana”. El arresto lo efectuaron la Policía Municipal y la Policía Estatal Preventiva. Ambas corporaciones informaron que después de un recorrido de vigilancia en el “Operativo Amanecer”, los arrestos se lograron a la altura de la carretera Ojo de Agua, entre los municipios de Tecate y Tijuana.

http://www.zetatijuana.com/2011/12/22/los-hombres-de-el-chapo/

    Fecha y hora actual: 19/8/2017, 6:13 am