Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


La nueva Guerra Fría...

Comparte
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 21/11/2013, 5:15 pm

Putin gana un pulso a la UE en Ucrania

Las realidades económicas de Ucrania y las presiones de Rusia, que podría empeorarlas, se impusieron a los proyectos modernizadores de Kiev el jueves cuando el Gobierno dirigido por Nikolái Azárov decidió "interrumpir los preparativos" del tratado de Asociación con la Unión Europea. Este documento, que implica una zona de libre comercio con la EU, hubiera debido firmarse en la cumbre de Vilnius el 28 y 29 de noviembre, si Ucrania hubiera cumplido las condiciones de Bruselas.

Antes de anunciarse la decisión, la Rada Suprema (el parlamento) rechazó los diversos proyectos de ley para que la ex primera ministra Yulia Timoshenko pudiera recibir tratamiento médico en el extranjero. Liberar a Timoshenko, condenada a siete años por firmar unos gravosos acuerdos de importación de gas de Rusia, era una de las condiciones de la UE. Otras, son la reforma de la ley de la Fiscalía y la del sistema electoral, dos documentos sobre los que el parlamento sigue trabajando.

Liberar a Timoshenko es tal vez el trance psicológico más difícil para el presidente Víctor Yanukóvich, pero los motivos por el cual Ucrania ha congelado la firma del tratado son más complejos y responden en gran parte a las presiones que Rusia ha ejercido sobre el país vecino, dandole a entender que el proyectado desarme arancelario con la UE tendría secuelas negativas para su propia industria, además de perjudicar las relaciones con la Unión Aduanera ( Rusia , Bielorrusia y Kazajistán). Moscú ha restringido las importaciones metalúrgicas y de productos alimenticios de Ucrania y ha impuesto normas aduaneras que provocan largas colas de vehículos en la frontera. La industria ucraniana, localizada sobre todo en las regiones orientales que son el feudo de Yanukóvich, depende del gas ruso, cuya factura no cesa de aumentar.

Los motivos alegados para la decisión gubernamental son básicamene dos: El primero es el deseo de una mayor claridad en las compensaciones que obtendrá Ucrania por la pérdidas de los mercados de Rusia y la Comunidad de Estados independientes ( CEI o entidad formada por los países postsoviéticos). El segundo es la falta de un mercado interior que resista la invasión de mercancías comunitarias.

La relación de Ucrania con los dos proyectos integradores del continente (la UE y la Unión Aduanera) se ha presentado como una disyuntiva Oeste-Este. Ahora, Ucrania intenta transformar el dilema en un triángulo con vértices en Bruselas, Kiev y Moscú. El gobierno quiere formar una comisión tripartita con la UE y Rusia para estudiar los problemas causados por el tratado y ha ordenado al ministerio de Exteriores, junto con el ministerio de Desarrollo Económico y el de Política Industrial, que hagan esta propuesta a Bruselas y a Moscú. También ha dado orden de "renovar el diálogo activo" con Rusia y otros Estados de la Unión Aduanera y de la CEI para "reavivar las relaciones comerciales y económicas".Asimismo, el Ejecutivo quiere corregir programas de cooperación con países de la CEI "con el fin de conservar puestos de trabajo y resolver otros problemas sociales".

En Moscú, el jefe del Estado ruso se declaró favorable a mantener conversaciones con Ucrania y la UE antes de que Kiev firme el tratado de Asociación. Putin se ha reunido a puerta cerrada con su colega ucraniano en dos ocasiones últimamente. No está claro si el líder ucraniano ha obtenido de Rusia concesiones menores o rebajas sustanciales, por ejemplo en el precio del gas, señalaron por teléfono medios políticos desde Kiev.

En Viena, donde estaba visita oficial, Yanukóvich declaró que su país continua el rumbo hacia la integración con Europa. "Seguiremos por el camino de la integración europea", dijo. Mientras tanto, el comisario Stefan Füle, el responsable de la política de asociación oriental, canceló su viaje a Kiev, que hubiera sido el segundo en eseta semana.

La decisión de gobierno es "el resultado del análisis de las relaciones comerciales entre Ucrania y Rusia de los últimos meses", dijo en Kiev el viceprimer ministro ucraniano, Yuri Boiko, según el cual el gobierno cumplía ordenes del presidente para evitar que empeorara la situación social. Boiko dijo que la decisión influirá en el campo energético, la construcción de maquinaria, el sector espacial y la aviación y calculó que se pueden crear cerca de 40.000 puestos de trabajo gracias a la renovada colaboración con Rusia.


http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/21/actualidad/1385045838_732695.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 24/11/2013, 4:50 pm

Para darle seguimiento al post anterior:

Decenas de miles de ucranios claman por un pacto con la Unión Europea

Decenas de miles de personas han llenado hoy el centro de Kiev para protestar contra la decisión del Gobierno ucranio de renunciar a la firma del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, en una de las mayores manifestaciones en la capital de Ucrania de los últimos diez años.

Los organizadores de la protesta calculan que ha habido más de cien mil manifestantes, mientras que la policía cifró en cinco veces menos el número de participantes. Desde el hospital donde se encuentra recluida, la ex primera ministra y líder opositora Yulia Timoshenko ha hecho un llamamiento a “obligar a [el presidente Viktor] Yanukóvich a revocar su humillante decisión y a firmar el acuerdo el 29 noviembre en Vilna”. Timoshenko, que cumple una pena de siete años de prisión por “abuso de poder”, ha dicho sobre el Acuerdo de Asociación: “Es nuestra hoja de ruta hacia una vida normal, es nuestro salto cualitativo del profundo salvajismo de la dictadura a la civilización del futuro”.

Desde la tribuna, el jefe del grupo parlamentario del partido de Timoshenko, Batkivschina, ha pedido la dimisión del Gobierno y ha advertido de que la oposición montará piquetes permanentes frente a la sede del Ejecutivo para exigir la firma del Acuerdo de Asociación con la UE.

En el mitin se ha aprobado una resolución para dar carácter indefinido a las protestas, como ocurrió en 2004 en la Revolución Naranja, cuando una campaña pacífica contra el fraude en las elecciones presidenciales concluyó con la repetición de los comicios. Los manifestantes han pedido la celebración de una sesión extraordinaria del Parlamento para aprobar las leyes necesarias para la integración europea, incluida la que permita a Timoshenko viajar al exterior para tratarse de la hernia discal que la aqueja. En caso de que no se cumpla esta demanda, la oposición exigirá la disolución del Parlamento y la celebración de elecciones anticipadas.

El Ministerio del Interior ha organizado un imponente dispositivo de seguridad, ya que también se ha celebrado hoy en Kiev un mitin de los partidarios del Gobierno, mucho menos multitudinario que el de la oposición. Aunque la jornada ha transcurrido con calma, al caer la tarde se produjeron algunos incidentes aislados que no pasaron a mayores. Frente a la sede del Gobierno, donde un desconocido arrojó una bomba de humo contra los antidisturbios.

La oposición acusa a Yanukóvich y a su Gobierno de torpedear los procesos de integración con la Unión Europea y traicionar los intereses nacionales, después de que el jueves el Gobierno ucranio anunciara la suspensión de los preparativos para el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. La medida fue justificada por la necesidad de desarrollar las relaciones económicas con Rusia y la postsoviética Comunidad de Estados Independientes. “La decisión (...) fue difícil, pero la única posible en la situación económica creada en Ucrania. Esta decisión está dictada exclusivamente por motivos económicos”, dijo el primer ministro ucranio, Nikolái Azárov.


http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/24/actualidad/1385320413_639690.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 25/11/2013, 5:42 pm

Una marea proeuropea desborda Ucrania

Duros y continuos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes culminaban la noche de este lunes en el centro de Kiev la jornada de protesta contra la decisión de congelar el acuerdo de asociación con la Unión Europea adoptada el viernes por el Consejo de Ministros de Ucrania. Los incidentes se desencadenaron cuando los manifestantes asaltaron un microbús en el que creyeron detectar a un grupo de individuos con equipos de escuchas telefónicas.

En los enfrentamientos, según la agencia de prensa Unian, participaron no solo manifestantes, sino también diputados de la Rada Estatal (el Parlamento ucranio) como Arseni Yatseniuk, el jefe del grupo parlamentario de la encarcelada ex primera ministra Yulia Timoshenko, y también Yuri Lutsenko, que fue ministro del Interior en el gabinete de esta y que, a diferencia de Timoshenko, fue puesto en libertad.

Desde la clínica de Jarkov donde se halla internada, Timoshenko se declaró en huelga de hambre indefinida y exigió al presidente Víctor Yanukóvich que firmara el tratado de asociación y el acuerdo de libre comercio con la UE.

Pese a la decisión del Gobierno de Ucrania, la UE hizo saber oficialmente este lunes mediante un comunicado conjunto del presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, y el presidente de la Comisión, José Manuel Durão Barroso, que el acuerdo de asociación está "todavía sobre la mesa" y que "exige" una "voluntad política" y "acciones decididas" por parte de los dirigentes ucranianos.

En un intento de justificar su posición, el presidente Yanukóvich transmitió un mensaje a sus conciudadanos que fue difundido por su servicio de prensa junto con la promesa de una próxima entrevista televisiva para explicarse con más detalle y para "responder a todas las preguntas". Yanukóvich va a acudir a la cumbre de Vilna, según hizo saber el Ministerio de Exteriores de Ucrania.

El presidente, al que la calle ha dejado de creer, insiste en mantener vivas las esperanzas de los partidarios de la integración en Europa, que son el sector predominante en el país, según las encuestas. "Quiero subrayar que no hay alternativa a la construcción de una sociedad de estándares europeos en Ucrania", dijo en su mensaje el jefe del Estado ucraniano. "Mi política en este camino siempre fue y seguirá siendo consecuente. Las reformas que realizamos son la confirmación de que vamos por el camino europeo", dijo. "Nadie nos robará el sueño de una Ucrania donde haya igualdad de oportunidades, de una Ucrania europea. Igualmente nadie nos apartará del camino recorrido que conduce a este sueño", afirmó, para subrayar que lo más difícil en este camino son los "problemas económicos".

La calle sin embargo tenía su propia dinámica al margen de las declaraciones de los políticos. Los manifestantes empleaban porras y barras metálicas, según el corresponsal de la agencia Unian, y la policía empleó bombas de humo y gas lacrimógeno. Efectivos de los Berkut, las fuerzas especiales antidisturbios, reforzaban posiciones en el centro de Kiev y tomaban posiciones para la custodia de edificios oficiales, como el Ministerio de Exteriores, algo alejado del centro de las protestas.

El mensaje de Timoshenko fue leído en el Euromaidan (nombre que se le ha dado a la acción en la que se asocian las palabras Europa y maidan, plaza), que sirvió para designar las manifestaciones de la Revolución Naranja en noviembre de 2004. Timoshenko dijo estar feliz porque "centenares de miles de ucranios salieron al Euromaidan en Ucrania y en todo el mundo" para "no permitir a la mafia en el poder que mate nuestra elección europea, que destroce nuestra vida". La ex primera ministra dijo estar orgullosa de pertenecer a un pueblo que pudo "sobrevivir a la hambruna y las torturas soviéticas", que "pudo levantarse y conquistar su libertad durante la Revolución Naranja" y que "encontró fuerzas en sí mismo para levantarse hoy" en todos los "maidanes europeos para vencer de nuevo".

Una parte de los que acuden a manifestarse lo hacen de forma espontánea, ya que la actitud favorable a la integración europea no se limita solo a la oposición, sino que ha sido también la política del partido de las Regiones y del Gobierno del primer ministro, Nikolái Azárov, hasta que este ha dado marcha atrás a última hora por temor a las consecuencias que la firma del tratado de asociación pueda tener para las importantes relaciones económicas con Rusia.

Durante varios meses Rusia ha tomado medidas punitivas contra las importaciones ucranias y el presidente Vladímir Putin ha indicado claramente que Moscú tomaría serias represalias contra la economía de su vecino eslavo si Kiev firmaba el tratado de integración con la Unión Europea. Ucrania, que atraviesa una grave situación financiera y necesita de nuevos préstamos para pagar los antiguos, depende de los suministros del gas ruso, que obtiene a precios más caros que sus vecinos debido a los gravosos contratos firmados en 2009 bajo los auspicios de la entonces primera ministra Yulia Timoshenko.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/25/actualidad/1385372283_922984.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 25/11/2013, 5:43 pm

La pieza más codiciada del Este



Situada en el corazón de Europa, Ucrania es hoy una pieza codiciada por Bruselas y por Moscú. Para empezar, sus 45 millones de habitantes, entre los que abundan los especialistas altamente cualificados, y su superficie de más de 603.000 kilómetros cuadrados son dos argumentos de peso en una pugna donde los factores económicos (gran mercado y principal país de tránsito de gas y petróleo de Rusia a Europa, entre otros) se mezclan con los razonamientos políticos y geopolíticos, culturales y psicológicos de los diferentes actores, en dosis no siempre fáciles de analizar.

Pero la nueva guerra fría postsoviética que se libra ahora en el continente encierra una paradoja, porque Ucrania puede no ser un premio, sino un castigo para el vencedor. Lastrada por una enorme corrupción, ese país de gente tan trabajadora como poco afortunada con su clase política, lleva consigo una pesada maleta de problemas que complican sus relaciones ya sea con la Unión Europea, que le ofrece un tratado de Asociación, ya sea con Moscú que la invita a incorporarse a su proyecto “euroasiático” mediante la Unión Aduanera.

En Ucrania no están aún bien consolidadas ni la identidad ciudadana ni las instituciones estatales que son utilizadas en provecho de quienes las representan. La élite política no actúa con sentido de Estado sino a partir de sus intereses de clanes y de los beneficios coyunturales para ellos.

El Tratado de Asociación con la UE y la zona de libre comercio profundizada que lleva aparejado iban a suponer “un periodo muy duro de dos o tres años” para los ucranios, según calculaba Pavlo Gaidutski, del Instituto de Evaluaciones Estratégicas de Kiev. El economista creía no obstante que Kiev debía firmar el Tratado por ser éste una “opción civilizadora” y “modernizadora”. La cuestión planteada tanto ante Bruselas como ante el presidente Víctor Yanukóvich es “¿A qué precio?”. A la hora de la verdad ha resultado que Bruselas no está dispuesta a pagar el precio que Yanukóvich necesita para compensar la pérdida de los mercados rusos con la que el presidente Vladímir Putin le ha amenazado. En otras palabras, Bruselas no quiere pagar el precio que el presidente ucranio necesita para ser reelegido en 2015, a saber préstamos de miles de millones de dólares sin contrapartidas penosas para la población y apertura de los mercados europeos para los productos ucranios. Evocando en cierto modo lo que sucedió en Alemania del Este al ser engullida por la República Federal de Alemania, los empresarios de la UE quieren hoy sobre todo los mercados ucranios para sus productos y no fortalecer a los competidores en Ucrania. Un dirigente de Airbus que se reunió con el jefe de Gobierno ucranio Nikolái Azárov le habría dicho que el avión ucranio An-70 era mejor que el Airbus, pero que él iba a hacer todo lo posible para que Ucrania no pudiera venderlo, según contaba, citando a Azárov, el analista Aleksandr Alesin en el semanario Belorusi y Rinok.

Para los países más orientales de la UE, como Polonia o el Báltico, tener a Ucrania en el club es una forma de conjurar desde su punto de vista el peligro que todavía creen percibir en Rusia, porque una asociación integradora de Moscú se queda coja sin Ucrania. A la larga, una Ucrania que desarrolle instituciones democráticas y garantice la independencia de los jueces podría influir en Rusia y contribuir a la modernización de este país que ahora contrapone cada vez con más ahínco su propio proyecto cultural y político a los proyectos occidentales, aún cuando acepta y goza de la tecnología y de los aspectos mercantiles y económicos de occidente.

La experiencia acumulada en Ucrania ha producido una gran desconfianza hacia sus líderes. La desconfianza se nota en Moscú, que para darle algo a Yanukóvich exige compromisos en firme con el proyecto ruso. Al final, puede que la desconfianza de unos y de otros acabe obligando a los ucranios a plantearse más seriamente cuáles son sus verdaderos intereses como país y cuál es la clase política que necesitan para defenderlos.


http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/25/actualidad/1385406262_590247.html
avatar
Enemigo Público
Kapitan - Sovetskaya Armiya
Kapitan - Sovetskaya Armiya

Mensajes : 7838
Masculino
Edad : 29
Localización : Huaxyacac

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Enemigo Público el 25/11/2013, 10:30 pm

Que complicado el caso de Ucrania, atrapada entre recelos hacia Rusia por cuestiones tanto actuales como pasadas y la negativa de la UE de absorber los perjuicios que provocaría las restricciones del mercado Ruso, en caso de ser aprobado el Tratado de Libre Comercio.
avatar
Albert_B
Terrible Gran Inquisidor

Mensajes : 5523
Localización : Tártaro

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Albert_B el 26/11/2013, 1:03 am

Yo pienso que es mejor aliarse con Rusia nuevamente. Aunque se, que si son Pro Europeos, es por cuestiones historicas que no han dejado atras.


___________________________________
¡No eres completamente inútil, sirves de mal ejemplo!
"El día que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos."
"Una vida que no puede someterse a examen, no merece vivirla" Sócrates
"Sólo el día que el último rey sea colgado de las tripas del último cura el hombre será realmente libre"
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 26/11/2013, 3:18 pm

“Europa”, grito de guerra en Kiev

“Europa” es la palabra mágica en los dos mítines permanentes que se celebran en el centro de Kiev para indicar el camino al presidente Víctor Yanukóvich y presionarle para que firme —sin más retrasos ni regateos— el acuerdo de Asociación con la UE en la cumbre que se celebra el jueves y el viernes de esta semana en Vilna. El “Euromaidán”, palabra compuesta por “Europa” y “maidán” (plaza), es el nombre el que han sido bautizados los mítines en distintas ciudades del país. En la plaza de la Independencia de Kiev se reunen jóvenes y activistas de la sociedad civil. En la plaza de Europa, representantes de partidos políticos. En los dos escenarios se pide la dimisión del Gobierno de Nikolái Azárov y la firma del acuerdo con el que la multitud, sin profundizar en los detalles, asocia una esperanza de vida mejor.

En el “Euromaidán” de los partidos hay tiendas de campaña que se presentan como “salas de atención al público” de parlamentarios de distinto nivel. El derecho de los legisladores a recibir a su electorado donde lo consideren oportuno es la base jurídica que protege este campamento organizado donde muchos ciudadanos se refugian del frío y de la nieve que ha comenzado a caer sobre la ciudad. Junto a las tiendas ondean los estandartes de Patria, el partido de Julia Timoshenko, UDAR, el partido del campeón de boxeo Vitali Klichko, y de Svoboda, el partido del nacionalista Oleg Tiagnibok.

Entre los dos eventos, en la calle Jreschátyk, han aparecido vendedores, que, por menos de un euro ofrecen banderines ucranianos con una bandera Europea superpuesta. Las ideas sobre Europa expresadas por algunos interlocutores de esta corresponsal en la calle resultaban algo chocantes. “Me gusta Svoboda porque es un partido nacionalista que está contra de los compromisos y contra la tolerancia”, dice Yekaterina, una funcionaria de Kiev. Cayendo en la cuenta de la contradicción entre “estar contra la tolerancia” y “estar a favor de Europa”, Yekaterina sale por la tangente y puntualiza: “Svoboda por lo menos no irá en contra del pueblo ucranio”. Este partido, que se formó en el occidente del país, tiene 37 diputados en la Rada Suprema (de un total de 450), donde ingresó por primera vez en 2012. “A nosotros no nos va la homosexualidad. Estamos por los valores familiares y por el pueblo ucranio”, dice Anatoli, en cuyo concepto de Europa no hay sitio para Rusia.

En Kiev las universidades se han declarado en huelga y a la ciudad han llegado los estudiantes de provincias. Dmitro y Bogdán llegaron en coche por la mañana desde Lviv y aseguran que la policía intentó impedir que entraran en la ciudad. Tienen 18 años y estudian en un instituto politéca. Para ellos Europa es libertad, trabajo y capacidad de decidir por sí mismos sobre su futuro. “Europa”, dicen, “es viajar libremente y estudiar gratis”. “Si Yanukóvich no firma la integración europea habrá una revolución”, afirma Dmitro. “Si no firma, todos vendrán a la plaza a enseñarles lo que es el pueblo a nuestros pseudo diputados”. Si tuvieran que votar, ellos también lo harían por Svoboda o por UDAR. .

Aunque el Gobierno anunció el pasado 21 de noviembre que aplazaba la firma del acuerdo de Asociación, Yanukóvich quiere ir a la cumbre de Vilna, lo que contribuye a mantener las incógnitas. Aunque en el orden del día de la cumbre no está prevista la firma del acuerdo, en teoría sería posible con una jornada de preparación, señalaron fuentes europeas. Las incógnitas crispan el clima entre la UE y Rusia.

En Varsovia, el primer ministro polaco Donald Tusk dijo que “si los líderes ucranios pensaban que iban a organizar una subasta a ver quién da más, pueden sentirse decepcionados, porque Europa es una inversión estratégica a largo plazo”, manifestó Tusk. En Italia, el presidente ruso Vladímir Putin manifestó en una rueda de prensa que Ucrania debe a Rusia más de 30.000 millones de dólares, lo que incluye créditos para el pago de los suministros del gas. El presidente ruso confirmó que los dos países no han tratado sobre la revisión de los contratos del gas. Ucrania paga el gas ruso a un precio superior al de sus vecinos.

Putin indicó además que un acuerdo de libre comercio con la UE supondría una “gran amenaza” para Rusia, que se vería inundada según Moscú de bienes ucranios con exenciones fiscales rusas. La agricultura, la aviación y la automoción serían los sectores más perjudicados, según Putin.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/26/actualidad/1385495034_659515.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 26/11/2013, 3:19 pm

Dos B-52 de EE UU sobrevuelan el espacio aéreo reclamado por China



Dos bombarderos B-52 norteamericanos han realizado este martes una misión de entrenamiento rutinaria en un espacio aéreo que desde el pasado fin de semana reclama China, cuando Pekín anunció, además de su tradicional reivindicación de unas islas que se disputa con Japón en el mar de China Oriental —las Senkaku, en japonés; las Diaoyu, en chino—, la declaración de una nueva “zona de identificación aérea” sobre las mismas. Según el Pentágono, las maniobras estaban planeadas mucho antes de que China cambiara las coordenadas creando esa nueva zona de defensa aérea, y continuará ejerciendo su derecho a volar por lo que considera espacio aéreo internacional.

A este respecto, la Casa Blanca ha emitido un comunicado en el que se refiere a la crisis abierta entre Japón y China pero en el que no menciona el sobrevuelo de sus aviones. En el comunicado expresa su deseo de que Pekín y Tokio resuelvan diplomáticamente su disputa en torno a las islas cuya soberanía reclaman ambos países —y un tercero, Taiwán—, y que se hallan bajo control de Tokio. “La política anunciada por China durante el fin de semana es innecesariamente provocadora”, aseguró el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest, en una rueda de prensa en California, donde se encuentra el presidente estadounidense, Barack Obama. “Estos son los tipos de problemas que no deberían abordarse con amenazas o lenguaje provocador, sino que pueden y deben ser resueltos de forma diplomática”, concluyó Earnest.

Un portaaviones norteamericano y una flotilla japonesa de barcos de guerra fondearán este miércoles en la zona marítima reclamada por China, lo que supone un claro indicador de la postura que tanto Washington como el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, van a adoptar a la hora de afrontar la crisis abierta por China. Pocas horas después de que Pekín anunciase el pasado fin de semana la creación de la zona de identificación aérea sobre las Senkaku / Diaoyu, el secretario de Defensa norteamericano, Chuck Hagel, hizo público un comunicado en el que mostró su profunda preocupación por la decisión de Pekín. “Vemos este movimiento como un intento desestabilizador de alterar el statu quo en la región”, declaró el responsable de Defensa. “La decisión unilateral incrementa el riesgo de confusión y de errores de cálculo”, advirtió Hagel.

Pekín insiste en que esa zona marítima es una fuente de recursos energéticos —en las inmediaciones hay un yacimiento de gas, el Chunxiao— y del sector pesquero que pertenece a China, lo que ha elevado en los últimos días la tradicional tensión entre China y Japón, que consideró la declaración china como “inaplicable”.

Según el portavoz del Pentágono, el coronel Steven Warren, Defensa no informó al Gobierno chino de que se iban a efectuar los sobrevuelos. La misión se desarrolló “sin incidentes”, con los dos bombarderos —sin carga— sobrevolando el espacio declarado de forma unilateral por China como zona de identificación aérea durante “menos de una hora”, según Warren.

El primer ministro de Japón ha definido este martes la postura que adoptará en este incidente —con riesgo de provocar una escalada de tensión en la zona— asegurando que dará “los pasos necesarios contra cualquier intento de alterar el statu quo mediante la fuerza”. Abe manifestó asimismo su determinación de “defender el espacio aéreo y marítimo” de su país. El desafío chino supone un reto para el partido conservador del primer ministro nipón, que llegó al poder en 2012 con la promesa de que su país dejara de tener un papel testimonial en términos militares y de reclamar el derecho a su propia defensa.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/26/actualidad/1385492669_784513.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 28/11/2013, 9:54 pm

La UE lucha para reconquistar el Este

Un choque de mundos se produce estos días en Vilna, la capital de Lituania. La Unión Europea y seis países del Este del continente celebran aquí una cumbre que tenía que coronar el acercamiento de varios de ellos a los Veintiocho. Pero la que iba a ser una fiesta diplomática que saludaría un nuevo avance de la frontera del Oeste se ha convertido en una incruenta batalla entre Rusia y la UE. Ucrania es el objeto más preciado de un pulso que mide la fuerza de las dos potencias del continente y su capacidad de proyección. La Unión llegó a la cita malherida, y lucha aquí para recuperar el terreno perdido.

Los Veintiocho han sufrido dos varapalos desde el verano. En septiembre, Armenia renunció a proseguir en la senda que llevaba a un acuerdo de asociación con la UE para mantener la colaboración militar con Moscú. La semana pasada, Ucrania decidió congelar la firma de su acuerdo, que habría anclado Kiev al Oeste sin llegar a prometer la adhesión a la UE. La novia más deseada se paró a pocos metros del altar. Más bien, fue retenida.

La ofensiva rusa en la región —represalias en materia de importaciones y en el suministro de gas— causa profunda irritación en la Unión. En una conversación mantenida al margen de la cumbre, Carl Bildt —ministro de Exteriores sueco y fundador junto a su homólogo polaco de la política de Asociación Oriental— la manifestaba sin circunloquios. “Rusia utiliza las armas económicas para presionar. No le quedan otras. Ya lo hizo con Lituania y Polonia. Empieza a ser un asunto bastante molesto. Creo que va siendo hora de contemplar una respuesta de carácter comercial a esa actitud”, dijo. Varios líderes hablaron abiertamente de “chantajes” rusos.

El rostro y el tono de Radoslaw Sikorski, ministro de Exteriores polaco, destilaban ayer tensión. Los miembros del Este de la UE interiorizan naturalmente con mayor intensidad los zarpazos rusos. Sikorski contestó con arsénico puro a las preguntas de un grupo de periodistas en un encuentro organizado por el European Journalism Centre, en el marco de un viaje financiado por la Comisión. ¿Es concebible una negociación tripartita sobre Ucrania con Rusia en la mesa? “Ucrania es un país soberano”. Léase: jamás. ¿Es esta cumbre una lucha geopolítica? “No estaba convocada para serlo”. Pero es lo que es.

Las últimas batallas —en una región que agrupa a 75 millones de personas (Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania) y muy importante en la estrategia de suministros energéticos— no han ido bien para la UE. Pero la guerra no está perdida todavía.

La canciller Angela Merkel y el comisario europeo de Ampliación, Stefan Füle, dejaron claro que la mano de la UE sigue tendida hacia Kiev. Con la otra mano, claro está, Bruselas aprieta todo lo que puede para que Ucrania cambie de rumbo, advirtiendo a Kiev de los riesgos que esconde el abrazo ruso. Los europeos intentaban arrancar al menos alguna declaración conjunta que mantuviese vivo el proceso, reafirmando el compromiso ucranio de acercarse a Europa. Las perspectivas de lograr una vuelta total de la tortilla ucrania parecían anoche muy escasas. “No tengo esperanza de que ocurra esta vez”, dijo Merkel. Pero el medio plazo es otra historia.

Bildt, a pesar de todo, se mostró incluso optimista. “El viento desde el Oeste es más fuerte. Las fuerzas democratizadoras crecen en Ucrania”, dijo. Y si Armenia está perdida —y Azerbaiyán y Bielorrusia navegan en otra órbita—, Georgia y Moldavia en cambio sí firmarán aquí en Vilna un preacuerdo de asociación que implica convergencia política y libre comercio (aunque no una promesa de adhesión a la Unión).

En los trabajos de la cumbre, muchos tienen la sensación de que el presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, intenta sacar mayores contrapartidas en la negociación con la UE. Pero Arseniy Yatsenyuk, jefe del partido de Yulia Timoshenko en el Parlamento de Ucrania, considera que su objetivo real es otro. “Ni tan siquiera ha vendido el país por algo de efectivo. Lo está vendiendo simplemente para garantizarse su reelección [con el apoyo de Moscú]”, dijo Yatsenyuk en un pasillo de un acto colateral a la cumbre. “No nos engañemos: esto no es una pugna entre Este y Oeste. Es una batalla entre pasado y futuro”.

Quizá la UE podría haber ofrecido a Kiev mayores garantías ante las previsibles represalias rusas. “Pero es difícil imaginar cuáles…”, responde Bildt. Un mayor paquete de respaldo económico sin duda habría ayudado, pero la Unión no está para derroches. “Y si uno tiene diabetes, la solución no es una caja de chocolatinas, sino un régimen”, dijo, en una entrevista, el ministro de Exteriores lituano, Linas Linkevicius. La UE ofrece un régimen del que Ucrania saldría probablemente más sana y libre. Rusia amenaza con una asfixia inmediata. Ese es el dilema de Kiev, la perla del Este.


http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/28/actualidad/1385668133_983659.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 28/11/2013, 9:55 pm

El gran juego ruso en Europa

El gran juego por la redefinición del espacio político y económico europeo, que se inició al derrumbarse la Unión Soviética, no ha acabado aún, aunque Rusia se ha apuntado un tanto al asustar a los dirigentes de Ucrania y, con ello, entorpecer y retrasar la Asociación Oriental, el proyecto de integración liderado por Bruselas.

En las calles de Kiev decenas de miles de personas llegadas de todo el país, entre ellos numerosos estudiantes, esperaban la noche de este jueves que ocurriera un milagro en Vilna y que su presidente, Víctor Yanukóvich, ratificara su compromiso con Europa y plantara cara a las duras y humillantes presiones a las que le está sometiendo su colega ruso, Vladímir Putin. A medida que pasaban las horas, algunos manifestantes perdían la esperanza y exigían la dimisión de Yanukóvich.

La firma del acuerdo de asociación no está ya en la agenda de la cumbre, pero medios informados en Kiev aseguraban este jueves que en Vilna trabajaban en "una declaración vinculante que fije este objetivo [la firma del acuerdo], lo desglose en tareas concretas y establezca plazos concretos". Tales planes, si salen adelante, no serán del gusto de Putin, cuyo fin es incorporar a Ucrania a la Unión Aduanera, el núcleo de una futura Unión Euroasiática en el que están Bielorrusia y Kazajistán. El restablecimiento de los vínculos entre los territorios de la Unión Soviética es la gran prioridad de la política exterior de Putin, que se inscribe en las tradiciones de la Rusia zarista. Por su situación geográfica, su tamaño y su nivel de desarrollo, Ucrania es un elemento clave en este proyecto neoimperial, donde Rusia aprovecha las dependencias, debilidades y miedos de sus vecinos para imponerles sus reglas de juego.

Marcado por su trayectoria en el KGB de la URSS, Putin siente la necesidad de mantener en torno a Rusia un cinturón de seguridad. Bielorrusia, el principal aliado militar de Moscú, es junto con Kazajistán miembro de la Organización del Tratado de Defensa Colectivo. Obsesionado por la estabilidad, Putin apoya a los regímenes autoritarios o dictatoriales de su entorno ante cualquier desafío democrático. Por ello los observadores rusos ignoran los pucherazos en las enésimas victorias electorales atribuidas a Nursultán Nazarbáyev en Kazajistán o a Alexandr Lukashenko en Bielorrusia. Moscú paga el apoyo de sus socios estratégicos con rebajas en los precios del combustible (Bielorrusia), pero procura atajar los intentos de emanciparse. Los dirigentes de Kazajistán, por ejemplo, se han quejado de que la Unión Aduanera no les ayuda a superar las dificultades para exportar sus hidrocarburos directamente a Europa a través de los gasoductos y oleoductos rusos. El cultivo de la dependencia, los tratos opacos, los chantajes, pero también la recompensa de la lealtad son elementos de la alternativa que Moscú ofrece a Ucrania.

Así las cosas, en Kiev se alzan voces críticas con la UE por no haber sabido comprender el carácter estratégico de la batalla por Ucrania. "En la UE ha habido más políticos que estadistas con pensamiento estratégico, gentes que tal vez con buenas intenciones escribían mecanismos estériles de integración y que se olvidaron de lo más importante, a saber, que este país, con todos sus problemas, es clave para la estabilidad de Europa y que una Ucrania sometida a Putin tendría un efecto negativo en todo el continente", afirma Anatoli Gritsenko, exministro de Defensa de Ucrania y hoy jefe del subcomité contra el lavado de dinero en la Rada Suprema (Parlamento).

Gritsenko, que está en la oposición a Yanukóvich, cree que "si Bruselas hubiera comprendido esa tarea estratégica, el resto de problemas habría sido secundario y se habrían encontrado los recursos financieros para integrar a Ucrania, entre otras cosas porque una gran parte de estos recursos iba a retornar a Europa en forma de beneficios". "Dentro de diez años, se habrán olvidado los nombres de los políticos europeos y lo único que veremos será una Europa más estable o una Europa que sufre constantemente las amenazas y los efectos de las actuaciones de una nueva Unión Soviética", señalaba el político. Pese a estar en la oposición, Gritsenko subrayaba que Yanukóvich "tiene base objetiva para estar preocupado seriamente por la presión de Rusia y la UE debería haber oído este mensaje antes y haber ofrecido un mecanismo efectivo de apoyo a Ucrania".

"Los europeos creían que trataban con Ucrania, pero resultó que estaban tratando con Rusia", afirma el economista Alexandr Pasjaver, según el cual la opción que se presenta ante Kiev hoy es modernizarse por la vía europea o ver degradarse su economía con Rusia. El profesor critica a la UE por su actitud selectiva, que está marcando una nueva línea roja en el continente. "Bruselas consideró los países del Báltico parte del mundo europeo y los ayudó a resistir los chantajes rusos que sufrieron de una forma más discreta que ahora Ucrania".


http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/28/actualidad/1385669977_039716.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 1/12/2013, 11:53 am

Creo que hubiese dado para un tema aparte lo de Ucrania, pero seguiré agregando las notas aquí:

La violencia se dispara en la marcha de los opositores proeuropeos en Kiev

Una verdadera marea humana formada por centenares de miles de personas ha salido a la calle este domingo en Kiev para pedir el cese del presidente Víctor Yanukóvich y el Gobierno de Mikola Azárov, la tarea que figura en primer lugar en la lista de prioridades de la multitud que presiona por la integración europea de Ucrania en la plaza de la Independencia de la capital, un lugar simbólico que fue en 2004 el escenario pacífico de la Revolución Naranja.

Ni las autoridades ni los líderes de la oposición garantizan el orden en la ciudad que depende del sentido común y la racionalidad tanto de los manifestantes como de la policía. A la hora de escribir estas líneas ante la sede de la presidencia tenía lugar una verdadera batalla campal entre fuerzas del orden y manifestantes. Al menos cien policías han resultado heridos en los choques. El jefe de policía de Kiev ha dimitido por "el excesivo uso de la fuerza".

La alcaldía de Kiev había prohibido concentrarse en la plaza de la Independencia y organizar manifestaciones en el centro, pero esta prohibición se convirtió en papel mojado ante la riada humana en la que los residentes en la capital se mezclaban con la numerosa gente venida de provincias. Los manifestantes acabaron ocupando el gigantesco árbol de Navidad que fue emplazado ahí tras la carga policial en la madrugada del sábado. Sobre la multitud ondeaban las banderas de los partidos de la oposición, “Patria”, el partido de la encarcelada ex primera ministra Yulia Timoshenko, UDAR, el partido de Vitali Klichkó, y Svoboda, el partido nacionalista originario de las regiones del Oeste que está fortaleciéndose a ojos vistas en Kiev.

Esta corresponsal fue testigo de cómo un grupo de manifestantes asaltaba la alcaldía de Kiev y destrozaba los cristales de la fachada principal del edificio golpeándolos con barras metálicas. Los autores del asalto habían marchado en la manifestación durante centenares de metros sin que los ciudadanos que marchaban junto a ellos los percibiera como una fuente de peligro. Eran tres columnas de jóvenes con cascos, enmascarados, y portando todos ellos barras metálicas y palos de madera reforzados con metal. Los jóvenes, formados en tres filas de una veintena de personas, marchaban al paso como si de un pequeño ejército se tratara. Cuando llegaron a la alcaldía enarbolaron los palos, echaron a correr y procedieron a golpear la puerta central de madera y las ventanas.

Otros manifestantes intentaron frenar la acción vandálica cuando sus autores ya habían cometido el estropicio. Los asaltantes dejaron sobre la acera algunos cascos y algunos palos (no todos) que habían rociado con gasolina, aunque no consiguieron prenderles fuego. Cuando todo hubo acabado, algunos manifestantes comenzaron a gritar que se trataba de una “provocación” y otros intentaban justificar la acción. “Ya no tenemos paciencia”, señalaba una dama elegantemente vestida que de repente se puso a gritar: “Esto es la revolución, la revolución, ¿comprende?”.

Los enmascarados que asaltaron la alcaldía habían marchado por el bulevar Shevchenko, pasando junto al monumento de Lenin, que a diferencia de la alcaldía fue protegido concienzudamente por varias filas de policías. ”Usaremos todo lo que tenemos al alcance”, dijo a esta corresponsal uno de los jóvenes, que se identificó como un ejecutivo de la ciudad de Ternopol, en el occidente del país. El joven, que dijo tener 24 años, explicó que era miembro “Sector de Derechas”, a saber, según dijo, “la unión de autodefensa formada por las organizaciones nacionalistas de derechas para oponernos a los mercenarios del gobierno y a los Berkut (fuerzas de intervención especial). Mi interlocutor puntualizó que él era miembro de la organización “Tridente de Stepan Bandera”. El tridente es el símbolo de Ucrania y Stepan Bandera es un famoso nacionalista ucraniano. Poco después mi interlocutor y sus compañeros echaban a correr en dirección a la alcaldía.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/01/actualidad/1385902447_107355.html

avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 1/12/2013, 11:57 am

avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7020

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Takeda el 1/12/2013, 2:27 pm

Bajo la Lupa

Efecto tripolar: ascenso de Irán, descenso de Israel

Alfredo Jalife-Rahme


El histórico acuerdo interino de Irán –potencia emergente y país pivote de primer orden en el gran Medio Oriente–, con el sexteto del P5 más 1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU con la adición de Alemania), se encamina, en caso de llegar a su concreción feliz en un plazo de seis meses, a transformar la cartografía regional bajo el nuevo codominio de Estados Unidos y Rusia, con el aval de China.

El geoestratega Zbigniew Brzezinski, ex asesor de Seguridad Nacional de Carter e íntimo de Obama, lo sintetizó mediante su Twitter perentorio: Ganan Kerry y Rouhani; pierden los bélicos, que se conjuga con otro: Obama/Kerry = el mejor equipo político desde Bush I/Jim Baker. El Congreso finalmente se encuentra avergonzado (¡supersic!) por los esfuerzos de Netanyahu en dictar la política de Estados Unidos.

Jeffrey Goldberg, columnista israelí-estadunidense de Bloomberg, replica en otro Twitter: Ex consejero de Seguridad Nacional sugiere (sic) que Estados Unidos está dominado por los judíos (sic).

Ganan Estados Unidos e Irán y pierde Israel y, más que nadie, su mesiánico primer ministro superhalcón Bibi Netanyahu, quien se queda catatónico en el caduco orden unipolar, después de haber apoyado sin recato a Mitt Romney, el fracasado candidato presidencial republicano, contra Obama.

Tales errores son muy costosos y han encajonado a Israel, que se encuentra lastimosamente más aislado que nunca en el escenario internacional y que pronto empezará a sufrir la presión de la poderosa corriente histórica para obligarlo a ingresar a la normalidad universal, debido a su posesión clandestina de armas de destrucción masiva (nucleares, biológicas y químicas).

Estados Unidos –ya no se diga Gran Bretaña, que restableció expeditamente relaciones con Irán– rehúsa emprender una nueva aventura militar contra el eje Siria/Irán (extensivo a Hezbolá en Líbano) que sólo hubiese beneficiado relativamente a Israel en los avernos.

La desolación en Israel es dramática. Basta leer sus jeremiadas contra Obama, que no dan crédito al ajuste de Estados Unidos al nuevo orden tripolar geoestratégico (que comparte con Rusia y China).

Los minúsculos sectores críticos en Israel –desde el sarcástico Yossi Klein (Cualquier arreglo es malo para los judíos) hasta Yossi Sarid (“Afortunadamente no le creemos a Bibi”), ambos en Haaretz (29/11/13)– lamentan el fanatismo de Netanyahu, quien se obstina, a mi juicio, en inmolarse con el síndrome Masada.

El acuerdo interino versa sobre el congelamiento del programa nuclear iraní, en el límite de 20 por ciento de enriquecimiento de uranio (muy lejos del umbral de 90 por ciento para la fabricación de una bomba atómica), a cambio de la devolución de 8 mil millones de dólares secuestrados por Occidente.

Los círculos militares de Estados Unidos –quienes después de los desastres en Afganistán, Irak y Libia exhibieron su estruendosa reticencia para nuevas aventuras en Siria e Irán– evitan ser atraídos al avispero de un nuevo conflicto en el Golfo Pérsico, exigido por el mesianismo superbélico del premier israelí Bibi Netanyahu, el cual se pudo haber salido del control en las fronteras inmediatas de Rusia (en su Cáucaso islámico) y China (en la región mahometana centroasiática en los linderos con Xinjiang).

Si los reflectores enfocaron el éxito de los presidentes Obama y Rouhani, tras bambalinas operaron en forma determinante Rusia y China para apagar las expansivas flamas bélicas propagadas por los masivos multimedia de la desinformación israelí.

El acuerdo implica la controvertida detención de la construcción del reactor de agua pesada en Arak, así como inspecciones intrusivas de la AIEA y el levantamiento selectivo de algunas sanciones (medicinas, alimentos y refacciones de aviación).

En medio del desplome de su popularidad, Obama vive en la soledad el apoteósico clímax histórico de su acercamiento con Irán, similar –con las debidas proporciones y la perspectiva del mediano plazo– a la apertura de Nixon con la China de Mao Zedong.

¿Qué tanto el tan subestimado Obama habrá engañado a tirios y troyanos?

Mas allá del epifenómeno, Estados Unidos e Irán llevaban bastante tiempo negociando tras bambalinas con la sabia mediación de Omán, lo cual se aceleró con el triunfo presidencial de Rouhani.

Tampoco hay que echar las campanas al vuelo ni subestimar la capacidad de daño saboteador del “ lobby israelí” en Estados Unidos, donde predomina AIPAC, y que, a mi juicio, se subsume en el omnímodo eje Hollywood/Las Vegas/Multimedia/Redes Sociales/Wall Street/Congreso.

Si por sus actos pasados los conoceréis, pues el mesiánico paleobíblico Netanyahu no se quedará con los brazos cruzados y hará lo imposible para gestar una pérfida provocación unilateral que descarrile el acuerdo interino con Irán, como propalan las amenazas de una guerra de desesperación de Israel contra Irán ( Sunday Times, 17/11/13).

Un fractal de lucidez, en medio de la neurosis colectiva fomentada por la propaganda bélica, lo expresa el egregio artículo autocrítico del pacifista israelí Uri Avnery (El mayor peligro, ICH, 30/11/13).

La teocracia chiíta iraní, hoy con mayor margen de maniobra global y regional, exhibe una enorme flexibilidad frente a la anquilosis maniquea de la teocracia israelí que no supo ajustarse a la realidad de la tripolaridad geoestratégica.

No podía faltar la legendaria desinformación del portal israelí Debka, presuntamente vinculado al Mossad, que reporta fuentes exclusivas (sic) en Washington de que Obama y Kerry acordaron en secreto (sic) elevar a Irán al estatuto de séptima (¡supersic!) potencia mundial como seducción para firmar el acuerdo interino. ¡Vaya exageración!

Según las alucinaciones desinformativas de Debka, la influencia de Irán abarcaría una extensa región en el Golfo Pérsico, Medio Oriente y Asia Occidental que incluye Afganistán.

Bajo las repelentes amenazas de muerte a Obama –propaladas por los fundamentalistas israelíes de Estados Unidos, que rememoran el magnicidio del ex primer ministro Ytzhak Rabin–, Debka profiere que Netanyahu “deberá decidir cómo manejar (sic) el súbito remplazo (sic) de Israel con Irán como primer (¡extrasupersic!) aliado de Estados Unidos en la región (…) Nadie imaginó (sic) que la administración Obama fuera tan extrema (sic)”. ¡Pues qué poca imaginación!

A Estados Unidos, en declive relativo, no le conviene experimentar el aislamiento suicida de Israel y no se necesita ser genio para percatarse que la carta iraní es mas benéfica en términos relativos –sin llegar a la hipérbole de una nueva hegemonía persa–, la cual, a mi juicio, deberá adaptarse creativamente con las potencias regionales sunnitas: Turquía, Egipto, Arabia Saudita y Pakistán (dotada de bombas nucleares).

Son tiempos del proverbial pragmatismo chiíta que se trasluce en las sendas entrevistas del viejo lobo de mar Rafsanjani y del carismático presidente Rouhani a The Financial Times (25 y 29/11/13): todo se puede negociar desde la aureola del triunfo magnanime que no cesará de asombrarnos, como sus recientes reajustes espectaculares con Turquía (Reuters, 30/11/13) y los Emiratos Árabes Unidos, al unísono de su renovado coqueteo con Arabia Saudita.

Viene una cascada de sorpresas del nuevo paradigma del orden tripolar geoestratégico.

www.alfredojalife.com

@AlfredoJalife

https://www.facebook.com/AlfredoJalife
Enlace: http://www.jornada.unam.mx/2013/12/01/opinion/018o1pol
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 2/12/2013, 11:08 pm

Volvemos a Ucrania:

La revuelta proeuropea acorrala al Gobierno de Ucrania

¿Puede la grave crisis política de Ucrania ser resuelta por las instituciones del Estado sin que derive en caos y violencia? A esta pregunta que inquieta en los centros de poder occidentales deberá responder la Rada Suprema de Ucrania (Parlamento estatal) que ha aceptado debatir sobre el cese del Gobierno en su sesión plenaria del hoy. El voto de censura al Gabinete que dirige Mikola Azárov fue incluido en el orden del día a instancias de los líderes de la oposición parlamentaria, que son también los dirigentes de las manifestaciones en la calle (el euromaidán) y del “comité de resistencia nacional” formado tras la violenta disolución de un mitin pacífico en la madrugada del sábado.

Por ver está si la fuerza vertebradora del Gobierno (el Partido de las Regiones), mayoritario en la Cámara, aceptará sacrificar a Azárov en espera de ganar tiempo y minimizar su descrédito tras el giro de 180 grados que supuso la congelación del acuerdo de asociación y de libre comercio con la UE en vísperas de la cumbre de la UE que debía firmar el documento el 29 de noviembre. Es dudoso que la caída del Gobierno baste para aplacar los ánimos de la calle, que exige la dimisión del presidente Víctor Yanukóvich.

Activistas del partido nacionalista Svoboda, Udar (la fuerza dirigida por el campeón de boxeo Vitali Klichkó) y Patria (el partido de la encarcelada Yulia Timoshenko) bloquearon ayer durante todo el día la sede del Gobierno e imposibilitaron así el funcionamiento normal de la institución. Tal vez por ello, Azárov había convocado por la tarde a los embajadores de la UE en la sede del ministerio de Exteriores. El acuerdo de asociación con la UE sigue estando sobre la mesa, pero los episodios de violencia del fin de semana han cambiado cualitativamente el contexto en el que se había desarrollado hasta ahora la relación con Ucrania, afirmaban medios diplomáticos en Kiev.

Tras la carga policial contra los manifestantes de la plaza de la Independencia siguieron el domingo violentos enfrentamientos junto a la sede de la Presidencia, que se han saldado con centenares de heridos, entre activistas y fuerzas del orden público, a los que hay que añadir varias decenas de periodistas golpeados por las fuerzas antidisturbios. La calle que lleva a la sede presidencial estaba desierta ayer, al haber sido cortada en dos puntos, situados a unos cien metros entre sí. Junto a la presidencia habían tomado posiciones los antidisturbios, y al inicio de la calle, junto a unas barreras metálicas, se habían situado voluntarios del servicio de orden del “comité de resistencia nacional”, que se someten a las órdenes de Yuri Lutsenko, que fue ministro del Interior con Timoshenko.

Con firmeza, pero de modo tranquilo y hasta paternal, fornidos veteranos de la liquidación de las consecuencias del accidente de Chernóbil y de la guerra de la URSS en Afganistán mantenían a raya a los jóvenes, algunos de ellos enmascarados, que trataban de colarse hacia la presidencia aprovechando para ello los momentos en que las barreras se abrían para dejar pasar a algún que otro vehículo.

Los 28 embajadores de la UE, además de los representantes diplomáticos de EE UU, Japón, Canadá y Suiza, se reunieron por la mañana con los líderes del “comité de resistencia nacional” en el edificio central de los sindicatos, que ha sido ocupado por la oposición y es ahora su cuartel general. La condena a todo tipo de violencia, el reconocimiento del liderazgo de los dirigentes de la oposición en el intento de frenar la violencia del domingo y la necesidad de diálogo político con las autoridades fueron tres puntos básicos del mensaje transmitido por los diplomáticos. Por su parte, el comité de resistencia nacional transmitió a los embajadores el deseo de que la UE apoye a los que salieron pacíficamente a la calle y de muestras de solidaridad con el pueblo ucraniano. También entregaron información sobre los manifestantes que han sufrido la violencia policial.
Durante el fin de semana, miembros del Gobierno han contactado a representantes occidentales para dar su versión de los hechos. Además, altas figuras del Estado han indicado que el equipo de Yanukóvich está dividido y que una parte de éste está dispuesto a trabajar en el acuerdo de asociación para firmarlo con la mayor brevedad. Esta posición es expresada por tienen esperanza de reforzarse en el Gabinete tras una “purga” (la marcha de Azárov) que dé al Ejecutivo una apariencia de renovación y credibilidad. Para que estos planes (dignos del cuento de la lechera) puedan ponerse en práctica es necesario, de entrada, que el Partido de las Regiones se divida y que parte de sus diputados se pasen de bando y sumen sus votos a los de la oposición. De momento, los representantes de ésta dicen contar con 215 votos, por lo que necesitan otros 11 para obtener la mayoría simple de 226 votos (la Cámara tiene 450). Si esta vía prospera, teóricamente podría llegarse a un acuerdo para formar un Gobierno de coalición nacional con la oposición, lo cual plantearía una nueva serie de problemas.

Indicios de los ánimos fueron las declaraciones de Inna Bogoslóvskaya. Esta diputada, que ha anunciado el fin de su militancia en el Partido de las Regiones, advirtió que “un tercio” de los manifestantes contra el Gobierno quisieran que los dirigentes de Ucrania “sufrieran el destino de Ceaucescu [el presidente rumano linchado tras la revolución anticomunista de 1989]”. “Si mañana no destituimos al gobierno el Parlamento dejará de funcionar”, dijo Bogoslóvskaya, que advirtió a sus camaradas: “No hagan ver que el problema no existe, porque de lo contrario la calle acabará con el Parlamento”.


http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/02/actualidad/1385975707_863477.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 2/12/2013, 11:08 pm

avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7020

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Takeda el 4/12/2013, 11:15 am

Bajo la Lupa

La reconversión de Turquía y su reconciliación con Irán

Alfredo Jalife-Rahme


Las placas tectónicas de la geopolítica del gran Medio Oriente se han desplazado por efecto del magno sismo metafórico del nuevo orden tripolar geoestratégico (el codominio global de Estados Unidos/Rusia/China) que se manifiesta en el extenso epicentro que va de Siria hasta Irán (ver Bajo la Lupa, 1/12/13) y cuyas reverberaciones telúricas han alcanzado a países ribereños del Mar Negro, como Ucrania y Turquía: dos países pivotes de primer orden, que vacilan en su acercamiento a la Unión Europea.

Mientras se define el relevante cuan enigmático rumbo de Egipto, otro país pivote en la costa africana del mar Mediterráneo, Turquía –una potencia sunita que sufrió dos fuertes reveses en sus alianzas con la Hermandad Musulmana, tanto del país de los faraones como de Siria– se reconcilia en forma dramática con la teocracia chiíta de Irán.

En realidad, nunca existió ruptura entre la sunita Turquía y la chiíta Irán, pese a la colisión de sus intereses antagónicos en Siria, lo cual ridiculiza el simplismo occidentaloide de corte propagandístico sobre la guerra civil teológica entre sunitas y chiítas en el universo islámico.

Más aún: el acuerdo histórico del contencioso nuclear iraní con el sexteto del P5 más 1 (los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU con la adición de Alemania) despegó con la propuesta creativa de Turquía y Brasil, primero, inducida, y luego, renegada por el mismo presidente Obama (ver Bajo la Lupa, 19/5/10).

El reciente acuerdo interino por seis meses entre Irán y el P5 más 1 no dista mucho del andamiaje arquitectónico de la anterior propuesta de Turquía y Brasil de hace tres años.

Una de las características del nuevo orden tripolar geoestratégico radica en su hipercomplejidad no lineal y sus estratificaciones con traslapes y redes horizontales y verticales, así como de haber roto con el maniqueísmo simplón de las etapas de la bipolaridad (Estados Unidos capitalista vs. la URSS comunista) y la unipolaridad (los buenos Estados Unidos e Israel frente a los malos islámicos y sus aliados).

Por lo pronto, según la agencia británica Reu­ters (30/11/13), el acuerdo nuclear interino puede resultar en una mejoría de los lazos económicos entre la República Islámica y Turquía.

El canciller turco Ahmet Davutoglu comentó la voluntad de expandir el intercambio comercial con Irán a 30 mil millones de dólares en 2015 y a 100 mil millones de dólares en 2020.

El israelí Zvi Barel, del rotativo Haaretz (29/11/13), reporta que empezaron ya las largas colas para acudir a Teherán a preparar los suculentos negocios del futuro.

El acuerdo interino nuclear entre Irán y el P5 más 1 permite transacciones hasta por mil 500 millones de dólares en oro y metales preciosos, así como la suspensión de sanciones del sector automotriz iraní y de sus exportaciones petroquímicas.

Según Zvi Barel, varios países esperan en línea para asegurar su lugar en la era de las post sanciones, que incluyen Turquía, Pakistán, India, Azerbayán, Sudáfrica y países sudamericanos, así como representantes de empresas occidentales.

Pakistán, potencia sunita dotada de bombas nucleares y aliada de Arabia Saudita, realiza intensas negociaciones para completar el gasoducto que conecta su capital (Islamabad) con Irán. A Zvi Barel se le escapa aparentemente que no haya citado en el proyecto a India como parte del estratégico gasoducto entre Irán y Pakistán, cuyo costo se calcula en 7 mil millones de dólares.

Las trasnacionales petroleras occidentales se frotan las manos para participar en la explotación de los pletóricos yacimientos gaseros de Irán: desde la francesa Total (en el inmenso campo de Fardo) hasta las anglosajonas (en el extenso campo del sur de Pars). Existe suficiente gas iraní para invitar a empresas petroleras foráneas como la italiana ENI y la noruega Statoil.

La teocracia chiíta contempla construir plantas eléctricas para las que hacen cola las empresas alemanas y sudcoreanas.

Agrega Zvi Barel que también Arabia Saudita desea irrumpir en los magnos negocios con Irán y concluye metafóricamente que minas perversas sembradas en el camino pueden descarrilar los grandes negocios por venir.

Llama la atención que el reportero israelí tampoco cite a China ni a Rusia, dos grandes actores del acuerdo nuclear interino, en las tratativas comerciales por venir.

En India valió la pena realizar una sesión estratégica (sic) bajo el mando del consejero de seguridad nacional Shivshankar Menon para acelerar la construcción del puerto iraní de Chabahar ( The Times of India, 28/11/13).

Según Reuters (29/11/13), el puerto de Chabahar, en el sureste de Irán, parcialmente financiado por India, rodea Pakistán y abre la ruta a Afganistán, que carece de salida al mar, además de que propicia una puerta relevante al comercio entre India e Irán (Yahoo! News, 29/11/13). El puerto iraní de Chahabar es la puerta de entrada de India a Afganistán y a Asia central.

¿Dejarán las centrífugas fuerzas perdedoras (del acuerdo interino nuclear, que tampoco se debe subestimar su capacidad letal de daño) que prosperen tantos miríficos proyectos?

Sea lo que fuere, algunos de los países pivotes en el gran Medio Oriente se adaptan con pasmosa celeridad a la nueva dinámica geoestratégica tripolar (Estados Unidos/Rusia/China).

Más allá del asombroso proyecto de venta de misiles chinos a Turquía, que cimbró en sus entrañas a la OTAN y que nos sorprendió a los participantes al Seminario Internacional de Shanghai, convocado a finales de septiembre por la Universidad de Finanzas y Economía de Shanghai y la Academia China de Ciencias Sociales, ahora el primer ministro turco Erdogan, considerado gran perdedor en Egipto y Siria, no cesa de asombrarnos, y durante una visita a Rusia (con China, el gran triunfador del nuevo orden tripolar geoestratégico) reafirmó su anhelo de pertenecer al Grupo de Shanghai (Organización de Cooperación de Shanghai), supuesto rival de la OTAN.

El centro de pensamiento estratégico europeo DeDefensa.org (29/11/13) recuerda que el anhelo del premier Erdogan (30/7/12, 2/2/13 y 2/5/13) había sido tomado a broma.

Sucede que Rusia no lo toma para nada en broma después de tanta insistencia de Erdogan (tres veces en público), esta vez durante la conferencia conjunta de prensa con el presidente Vladimir Putin, lo cual obligó a DeDefensa.org a reconsiderar su broma, que está resultando más seria de lo esperado.

Aquí importa mucho el padrinazgo de Rusia para insertar a Turquía en el Grupo de Shanghai, que de facto pondría en tela de juicio su membresía en la OTAN.

A mi juicio, Turquía no desea quedar aislada al estilo de Israel y su mesiánico primer ministro paleobíblico Bibi Netanyahu: el gran perdedor del nuevo orden tripolar geoestratégico.

Como de costumbre, el zar ruso Vlady Putin optará por su gran jugada en el gran tablero de ajedrez mundial en el momento propicio –al estilo Snowden, que desestabilizó toda la estructura de espionaje de Estados Unidos y las relaciones con sus aliados– y no optará por ninguna decisión precipitada ni en Ucrania –la línea roja frente a la Unión Europea– ni en Turquía, la línea roja del Grupo de Shanghai. Los tiempos y los vientos juegan a favor de Vlady.

alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: AlfredoJalife
Enlace: http://www.jornada.unam.mx/2013/12/04/opinion/022o1pol
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 8/12/2013, 4:04 pm

El fiasco de Ucrania resucita la desconfianza entre Rusia y la UE

La batalla diplomática que libran la Unión Europea y Rusia por atraerse a sus vecinos más próximos ha rescatado del olvido viejos clichés. Rusia despliega sus veleidades imperialistas —y las presiones soviéticas— para mantener en su órbita al vecino más preciado, Ucrania. Y Europa ejerce de tutor airado al reprender a quien chantajea al mal alumno que renuncia a sus exigentes estándares. Estos son los reproches que se lanzan mutuamente Bruselas y Moscú tras el tropiezo ucranio, un obstáculo en la política de vecindad de ambos territorios. Y sin embargo, ese relato simplificado de los hechos no contribuye a reconciliar a unos socios cuya única opción es entenderse, principalmente por los fuertes lazos energéticos que los unen.

La desconfianza explica en buena medida las tormentosas relaciones que han mantenido desde siempre ambos bloques. Bruselas no se fía de las promesas rusas porque suele reaccionar de forma enérgica —y en muchos casos imprevisible— a cualquier tipo de tensión. Y Moscú recela de esa política europea de guante de seda que, en última instancia, persigue también extender su área de influencia.

Esos son los dos frentes que dibujan las fuentes consultadas, casi todas con exigencia de anonimato. Rusia se sabe ganadora, al menos de momento, en la disputa por Ucrania, que culminó a finales del mes pasado con el portazo de Kiev a un ambicioso acuerdo de asociación con la UE. Esa victoria del presidente ruso, Vladímir Putin, refuerza su proyecto de unión aduanera, por el que trata de estrechar aún más los lazos con parte del antiguo territorio de la URSS.

“Rusia ha ejercido una política coercitiva y de chantaje, como si esto fuera una competición. Obedece a la mentalidad que tienen y a ese viejo estilo comunista de hacer política”, esgrimen fuentes comunitarias, que atribuyen a Moscú “miedo a verse rodeada de países con estándares comunitarios”, es decir, de democracia y libertad.

Más allá de los lamentos, el episodio evidencia graves errores de cálculo por la parte europea. Pese a que el propio presidente de la Comisión, José Manuel Durão Barroso, advirtió al líder ruso de la intención de asociarse a Kiev, la diplomacia comunitaria minimizó los riesgos que planteaba la fuerte relación que conserva la exsoviética Ucrania con Rusia. Y no previeron esa respuesta tan enérgica que acabó echando por tierra el pacto. “Los rusos también fallaron al reaccionar tan tarde a un proyecto que conocían desde hacía tiempo”, añaden otras fuentes.

Con el desliz de Ucrania, la UE aleja de su área de influencia uno de los territorios que podía servirle de dique de contención frente al Este. La pérdida de una influencia en el Este que Bruselas creía próxima se suma al desgobierno existente en las fronteras comunitarias del sur. Con el golpe de Estado de Egipto, la ausencia de algún tipo de autoridad en Libia y los focos de radicalismo incontrolado que está provocando la guerra en Siria, la UE se expone a muchos más riesgos en la zona del sur. Y los problemas orientales agudizan su vulnerabilidad exterior.

En el otro lado, la victoria de Putin en Ucrania amplifica los últimos éxitos diplomáticos que han devuelto al antiguo imperio un papel crucial ante el mundo. Su intervención para que el régimen sirio acepte acudir a Ginebra en los próximos meses con el fin de negociar con la oposición una salida a la guerra ha sido decisiva. Rusia, al final, desbloquea una vía política que Europa lleva meses invocando.

El otro acierto —aunque compartido— de Putin se localiza en Irán. La presencia de Moscú en las negociaciones que han frenado la amenaza nuclear en este país eleva también su perfil estratégico en la escena internacional. Un realce similar le proporcionó el cobijo otorgado al exanalista de la agencia estadounidense de seguridad (NSA) Edward Snowden, aunque esto le genere tensiones con Estados Unidos.

Buena parte del juego diplomático entre la UE y sus socios rusos consiste en arreglar las numerosas crisis que periódicamente entorpecen negociaciones vitales para los dos territorios. “Es difícil explicar cómo desde el punto de vista económico estamos cada vez más próximos, pero en política caminamos en distintas direcciones. Tenemos que dialogar más con Rusia, aunque por supuesto dejando claro que las presiones son inaceptables”, explica Knut Fleckenstein, el eurodiputado que preside la comisión parlamentaria de asociación entre la UE y Rusia.

Este socialdemócrata alemán es consciente de que, por encima de todas las rencillas, la única opción que tienen Moscú y Bruselas es solucionar sus problemas. Principalmente por motivos de dependencia energética. Aunque en los últimos años la UE ha logrado reducirla, Rusia sigue siendo el principal suministrador de energía, con un 30% del consumo de gas y petróleo. Algunos países, en general los antiguos del bloque soviético, dependen casi al 100% de la llave rusa del gas y gigantes como Alemania se acercan al 40%.

Si Bruselas no puede perder de vista esos datos, tampoco Putin puede enfadar excesivamente a los vecinos comunitarios, sus principales clientes. La mitad de las exportaciones rusas en 2012 tuvieron como destino la UE. Esos vínculos generan tensiones continuas, con amenazas de interrupciones del suministro por parte de Moscú y procesos antimonopolio en Bruselas que inquietan a la oligarquía rusa. El último frente abierto es el del gigante energético Gazprom, al que investigan las autoridades de Competencia por supuesto abuso de posición dominante en Europa central y del Este. Rusia ve una afrenta en esta operación, al entender que vulnera acuerdos ya firmados entre la rusa Gazprom, que suministra una cuarta parte de las necesidades gasísticas de la UE, con los Estados comunitarios.

Todos esos altercados impiden avanzar en un acuerdo de asociación con Moscú que lleva negociándose desde 2008 para procurar una mayor integración económica entre los dos bloques. Uno de los principales flecos pendientes de sus relaciones es la eliminación de visados para cruzar de un polo a otro de Europa —un concepto que ambos territorios reclaman para sí—.

La Administración de Putin cree que técnicamente está todo ultimado y que solo falta la voluntad política de Bruselas. Y las autoridades comunitarias se lo piensan dos veces antes de conceder libertad de movimientos a unos vecinos de los que recelan y cuyo respeto a los derechos humanos les generan más que dudas. “No son solo elementos técnicos los que están retrasando su puesta en marcha”, matiza el eurodiputado Fleckenstein.

Los dos bloques tendrán oportunidad de limar diferencias en la próxima cumbre bilateral, que se celebrará a finales de enero. Antes de eso, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, acudirá a un almuerzo de trabajo con sus homólogos de los 28 Estados el próximo 16 de diciembre en Bruselas. Queda por ver si el conflicto con Ucrania ha afectado tanto a las relaciones como para imponer un retroceso. En todo caso, la cumbre no será como cualquier otra, admiten fuentes comunitarias.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/07/actualidad/1386443440_705658.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 8/12/2013, 4:05 pm

Los proeuropeos refuerzan el pulso contra el presidente ucranio en la calle

A media tarde del domingo, cuando grupos de manifestantes dejaron la plaza de la Independencia y comenzaron a subir la cuesta de la calle Hrushevskoho de Kiev para construir barricadas resultaba imposible predecir cómo iba a concluir la tensa jornada en la capital de Ucrania y esta corresponsal pensaba que todas las posibilidades estaban abiertas. Podía ser una fiesta en la que manifestantes se hermanasen con los agentes de la policía con rosas y flores prendidos de los uniformes, o podía ser la continuación del bloqueo de los edificios gubernamentales por tiempo indefinido en una guerra de desgaste. También cabía la posibilidad de que se produjeran víctimas, se vertiera sangre y se repitiera de alguna manera la situación del pasado domingo cuando las unidades antidisturbios, las Berkut, cargaron con virulencia sobre la multitud que había intentado bloquear la sede de la presidencia.

Por la noche, en el Euromaidán sonaba la música y parecía que, de momento, lo peor se había evitado. En 2004 la Revolución Naranja enseñó a los corresponsales que la cubrimos que los ucranianos son especialistas en crear tensiones dramáticas y también, en disolverlas, pero en estos flujos y reflujos en los que ya intervienen generaciones más jóvenes, los riesgos son muy grandes y las apuestas se incrementan. En 2004, al presidente Leonid Kuchma se le dio una salida con ayuda de los mediadores internacionales. Hoy, Victor Yanukóvich parece cada vez más acorralado.

Centenares de miles de personas volvieron a salir a la plaza el domingo para pedir el cese del presidente, Victor Yanukóvich, el cese del Gobierno y el castigo de los responsables de la represión del pasado fin de semana y también la integración a Europa. La bandera estrellada de la UE ondea en las plazas y calles de Kiev y da cobijo a una multitud ilusionada y resuelta, que está simplemente harta y que quiere la “revolución” con un contenido semántico vago pero claramente positivo.

En el enfrentamiento que está desarrollándose en Ucrania convergen muchas líneas argumentales, desde las más prosaicas a las más globales y geoestratégicas. Queda claro: Ni la guerra fría ha concluido en Europa ni el imperio soviético en la mayoría de su territorio ha dejado paso todavía a países estables y democráticos con instituciones capaces de encauzar reivindicaciones democráticas.

Los líderes de la revolución ucraniana no controlan a la multitud que quiere la revolución. Esto puede asustar, pero todo depende de cómo acabe el juego. Si los revolucionarios vencen y el régimen de Yanukóvich cae sin sangre y se encauza la calle en un proceso electoral, tal vez el que tenga más motivo para inquietarse sea el líder de Rusia, Vladímir Putin, por cuanto Ucrania puede ser un ejemplo de lo que puede ocurrir en su propio país si sigue apretándole las tuercas.

Pero si los manifestantes fracasan y la violencia y la anarquía se apoderan de un país como Ucrania y ello justifica una brutal represión policial asustarse pueden todos, desde Washington a Moscú pasando por Bruselas. Y en ese caso, puede que tengamos que ponernos a analizar la perspectiva real del desgarramiento del país en una zona oriental y meridional de cultura rusa y otra occidental, que es la cuna del nacionalismo ucraniano. El fantasma de Yugoslavia se perfilaría entonces en el horizonte.

Pero cualquiera que sean los análisis de la situación a posteriori, la cantidad de gente madura y decidida a que caiga el Gobierno no deja lugar a dudas: los centenares de miles de personas que salen a la plaza en Kiev están hartas.

En la calle Hrushévskoho, frente a la sede del Gobierno, grupos de manifestantes estaban levantando las rejas metálicas de las jardineras en torno a los árboles. Con una pieza de metal en la mano, un hombre ya maduro contestaba a las preguntas de esta corresponsal:

-¿Por qué tiene ese hierro en la mano?

-Este hierro es para construir una barricada. No tenemos nada más. No tenemos otros métodos Tenemos palos y lo que hemos pillado y nos defenderemos de estas autoridades.

-¿Y no puede ser que acabe usando este hierro para atacar?

-Creo que si estos dirigentes se quedan yo personalmente voy a ser castigado, porque ya han filmado a todos los que hemos participado en esto. No tenemos salida. Tenemos que vencer.

-¿De dónde es usted? ¿Qué edad tiene?

-Soy de Donetsk. Tengo 55 años

-¿Es usted minero?

-No. Solo tengo cuatro hijos y seis nietos y quiero que vivan en un país europeo.

-Europa no necesita gente agresiva, sino gente que se ponga de acuerdo pacíficamente entre ella.

-¿Acaso necesitan ustedes a esos bandidos [hace una señal en dirección a la sede de Gobierno]? Lo hemos intentado y no entienden. Pegan a nuestros niños que se manifiestan pacíficamente. ¿Hemos de esperar que nos peguen a todos? Nosotros no les pegamos y estas rejas son propiedad del Ayuntamiento, dice sacudiendo el trozo de jardinera que tiene en la mano.

-Esto es un gran trozo de hierro

-Y servirá para nuestras barricadas. No lo alzaremos contra ellos las fuerzas de seguridad] como ellos levantaron sus porras contra nosotros.

-¿Cómo se llama usted?

Mi interlocutor da el nombre completo: nombre de pila, patronímico y apellido. Lo hace frente a la grabadora, tranquilo, decidido, con las rejas en la mano, con el rostro descubierto. Y ese rostro descubierto, ese nombre dado sin vacilaciones, son una afirmación de responsabilidad que impone y que también asusta. Todo dependerá de cómo acabe.


http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/08/actualidad/1386502212_540078.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 8/12/2013, 4:15 pm

Decenas de miles de personas bloquean edificios oficiales y derriban la estatua de Lenin en Kiev

avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7020

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Takeda el 8/12/2013, 8:47 pm

La Unión Europea, Estados Unidos y la OTAN se empeñaron en atraer a países que se habían comprometido oficialmente en tratados con Rusia a no hacerlo. Me parece que el autor de los reportajes dramatiza y omite además ésa información, pintando a Rusia como "el Imperio Soviético". Proclama la supuesta democracia y libertad que se vive en la UE como si España y Grecia no estuvieran ya desbordadas con sus propios disturbios internos. ¿Porqué los manifestantes ucranianos reciben el título de revolucionarios, mientras que los mismos manifestantes españoles y griegos reciben el mote de "indignados"?
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7020

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Takeda el 12/12/2013, 8:54 am

Russia Strengthens Ties With Vietnam
Analysis
DECEMBER 12, 2013 | 0405

Summary

Editor's Note: This is the first of a three-part series about Russia's intensifying focus on East Asia. Part 1 examines Russia's traditional interests in the region and its closer relationship with Vietnam.

Recent challenges in exporting energy to Europe have made an orientation toward Asia more desirable for Moscow. Russia's economy depends on hydrocarbon exports, and while Western Europe is attempting to become less dependent on Russia by seeking new energy sources, Asian markets have large and indiscriminate appetites for energy.

Although Russia's focus in Asia traditionally has been on China, Japan and South Korea, it also has ties to Southeast Asia, which remains a strategically significant -- though not absolutely essential -- area for Moscow's efforts to extend its influence and energy exports eastward. Notably, Moscow recently struck a spate of energy and defense deals with Hanoi in an effort to strengthen their relationship, open up new markets for Russian energy and balance against China's moves in Central Asia. Moscow's moves into Asia through Vietnam are proceeding piecemeal, paralleling Russian moves elsewhere in the region.

Analysis

More than 70 percent of Russian territory lies in Asia. Siberia and the Russian Far East -- sparsely populated regions holding significant mineral and hydrocarbon resources -- border China, North Korea, Mongolia and Kazakhstan and have a 4,500-kilometer (2,800-mile) Pacific coastline. Russia's Asian interests also lie to the south, in the former Soviet republics in Central Asia. Russia remains influential within these states and, under Vladimir Putin's leadership as president and prime minister, has made efforts to secure its southeastern flank anchored by the Tien Shan mountains. However, Russia's influence in Central Asia faces challenges from China, which naturally looks westward to extend its influence.

Russia's Geographic Challenge

Central Asia is not the only area where Russian and Chinese interests collide. The Asian giants' relationship has long been tense, with Sino-Soviet border disputes erupting into violence several times during the Cold War. Russia and China clearly defined their borders in 1991 but have remained in competition abroad. Russia also has a history of conflict with Japan. The countries have been longtime rivals in the northwestern Pacific, and Japan defeated Russia in the Russo-Japanese War in 1905.

In the final years of the Soviet Union, Soviet leader Mikhail Gorbachev began orienting his foreign policy toward Asia in response to a rising Japan. Putin has also piloted a much-touted pivot to Asia, coinciding with renewed U.S. interest in the area, and hosted the Asia-Pacific Economic Cooperation summit in 2012 in Vladivostok, near Russia's borders with China and North Korea. Russia's efforts in Asia have been limited by the country's more direct interests in its periphery and in Europe, but Moscow recently has been able to look more to the east.

Part of this renewed interest involves finding new export markets for Russian hydrocarbons. Russia's economy relies on energy exports, particularly crude oil and natural gas exported via pipeline to the West. However, Western Europe is diversifying its energy sources as new supplies come online out of a desire to reduce its dependence on Russian energy supplies. This has forced Russia to look for new export markets. Because Asia is hungry for energy supplies and is less fearful than Western Europe of a reliance on Russia, Moscow is attempting to shift its energy exports eastward, first with oil and then with natural gas.

With Northeast Asian economies experiencing robust growth, Russia's push into Asia has concentrated on Japan and South Korea, with a strong interest in securing deals with China. But such markets make up only part of the potential Moscow sees in Asia. There are a number of growing energy consumers to the south as well.

Russia's Historical Ties to Vietnam

Vietnam is the pivot point of Southeast Asia, occupying a key position along the major corridors that connect the Strait of Malacca with the Northeast Asian economies, as well as those connecting the northeast to the smaller, dynamic economies to the south. The country is directly accessible by sea from ports in the Russian Far East.

Vietnam has long been Russia's closest partner in Southeast Asia, especially during periods in which both countries were seeking to balance against China. Historically, the country has been a major area of focus for China -- either as a potential client state extending the Chinese coastline south or as a potential thorn in Beijing's side. This is the essence of Russia's interest in Vietnam.

Russo-Vietnamese relations stretch back to Moscow's recognition of the Viet Minh government in 1950. Ho Chi Minh, the father of modern Vietnam, worked for the Comintern in Russia in 1923 before traveling to China to orchestrate his revolution at home. Many of the early regime's senior members were educated or trained in the Soviet Union, and members of Vietnam's current technocratic class were educated in Russian universities, which still accept large numbers of Vietnamese students. Energy cooperation between Russia and Vietnam began in 1959, when the Soviets conducted the first geological surveys of North Vietnam. This cooperation became stronger in 1981, when a joint venture, Vietsovpetro, became Vietnam's first oil company, extracting crude from the Bach Ho offshore fields starting in 1987.

Russian defense assistance to Vietnam also has a long history. The Soviet Union became North Vietnam's primary benefactor in 1965 amid Hanoi's widening split with Beijing, culminating in China's full withdrawal of assistance to Vietnam in 1968. In 1979, the Soviets established a naval base at Cam Ranh Bay in response to China's invasion of Vietnam and its proxy war in Cambodia.

Moscow's Renewed Interest

In 2001, Putin made his first visit to Vietnam, ending a post-Soviet lapse in Russo-Vietnamese relations. During the visit, the countries established a strategic partnership, and Putin's 2006 visit further strengthened the two countries' relationship. In 2012, the countries upgraded their ties to a comprehensive strategic partnership, and Russia invited Vietnam to join its Customs Union. Most recently, on Nov. 12, Putin signed 27 bilateral agreements on energy and defense cooperation during another visit to Hanoi.

In addition to helping establish a Southeast Asian market for Russian energy exports, Moscow's recent moves will also strengthen Vietnam as a counter against China's growing influence to Russia's south. This is why Moscow's deals with Hanoi over the past several years have focused on energy and defense. In 2009, Russia sold Vietnam six Kilo-class submarines, with two to be delivered in 2012 and four more by 2016. In 2011, Russia delivered two Gepard-class frigates to Vietnam, which then ordered two more in September. During his recent visit, Putin suggested that Russia would begin manufacturing military technology in Vietnam and would sign an accord on training and weapons deals.

Meanwhile, Vietnam's appetite for energy is indeed increasing. The country's annual gross domestic product has grown by an average of 6.95 percent since 2000, while oil consumption grew from 176,000 barrels per day in 2000 to 388,000 barrels per day in 2012, with annual growth expected to continue at a rate exceeding 6 percent through 2020. Natural gas consumption is also outpacing gross domestic product growth and production levels. It is expected to reach 3 billion cubic meters per year by 2015, 6 bcm by 2020 and 15 bcm by 2025.

During Putin's visit and the flurry of business meetings beforehand, Russian and Vietnamese firms struck deals on liquefied natural gas, oil sales and energy exploration. Russian state-owned energy giant Gazprom acquired a 49 percent stake in Vietnam's sole oil refinery at Dong Quat and contracted to expand its capacity by 50 percent to some 200,000 barrels per day by 2015. More important, Gazprom contracted to begin to supply oil to the refinery through Russia's Eastern Siberia-Pacific Ocean pipeline -- around 60,000 barrels per day initially, with the goal of ramping up to 120,000 barrels per day by 2018. Previously, all of Vietnam's crude imports had come from the Middle East.

Russian state-owned oil company Rosneft also became a strategic partner in Vietnam's Nhon Hoi mega-refinery project, which is set to produce an estimated 600,000 barrels per day, though it has been plagued with delays and questions about its viability. Rosneft also plans to acquire a minority stake in an offshore oil block and has expressed interested in another block in the disputed South China Sea. Meanwhile, PetroVietnam, Vietnam's state-owned petrochemical company, acquired the right to explore in Russia's Pechora Sea in Siberia. Gazprom -- which began exploring for natural gas in the South China Sea in 2009 and began pumping from two blocks in October -- plans to supply Vietnam with liquefied natural gas from its planned Vladivostok project. This could supply Vietnam's two planned regasification terminals at Thi Vai (which will have a capacity of 1.38 bcm by 2014) and Son My (4.14 bcm by 2018).

Vietnam's Appeal

Vietnamese energy growth could help Russia expand its export portfolio elsewhere in Asia. Incidentally, with more options in Southeast Asia, Russia will become more capable of leveraging its options to secure deals with major Northeast Asian consumers. At the moment, no single market rivals China, but a combination of countries -- including Japan, South Korea and those in Southeast Asia -- could provide a comparable alternative.

Vietnamese domestic energy demand is only part of the story. Russian assistance with energy and defense will also bolster Vietnam's ability to resist Chinese influence and protect vital sea routes. Russian defense assistance has come in the form of naval technology, and its energy assistance has pushed into blocks in the South China Sea, where Vietnam (along with the Philippines) has been arguing with China about sovereignty. Disputed hydrocarbon blocks in the Nam Con Son basin have been an issue in the disagreements. China National Petroleum Corp. attempted to auction these blocks in September 2012, but Gazprom's recent exploration and drilling operations, which Rosneft could join, have supported Vietnam's claims. The dispute presents an opportunity for Moscow, which could use its relationship with Vietnam as a negotiating tool to slow China's advance into Russia's periphery in Central Asia.

Enlace: http://www.stratfor.com/analysis/russia-strengthens-ties-vietnam?utm_source=freelist-f&utm_medium=email&utm_campaign=20131212&utm_term=FreeReport&utm_content=readmore
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 12/12/2013, 5:14 pm


avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 12/12/2013, 5:14 pm

Putin celebra el regreso del poder ruso

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró ayer su aspiración a convertirse en líder mundial con valores conservadores tradicionales en su discurso anual sobre el estado de la nación, que pronunció en la sala de San Jorge del Kremlin ante 1.100 personas, incluidas las dos Cámaras del Parlamento estatal. “Aspiramos a ser líderes”, proclamó Putin, para quien en los últimos años la “regresión”, la “barbarie” y la “sangre” han sido el resultado de los intentos de “imponer a otros Estados modelos supuestamente más progresistas”.

Los acontecimientos que se dieron en África del Norte, en alusión a Libia, se han evitado por el momento en Siria, dijo Putin, que consideró “éxito común” la forma en que se ha tratado la crisis siria, donde “se consiguió evitar la injerencia militar y la difusión del conflicto”. El caso de Siria y las conversaciones sobre el programa nuclear de Irán muestran, según el presidente ruso, que cualquier problema internacional puede resolverse exclusivamente por métodos políticos. En relación con el programa atómico de Irán, señaló, es necesario buscar una solución más amplia que garantice el derecho de Teherán a desarrollar su energía nuclear pacífica y también la seguridad de todos los países de la región, incluido Israel.

Putin —que no mencionó el asilo político concedido por Rusia al analista del espionaje estadounidense Edward Snowden— mostró su desconfianza ante el sistema antimisiles norteamericano, que sigue desarrollándose pese a que se encauza el problema del programa nuclear iraní. Asimismo, Putin mostró su preocupación ante los programas norteamericanos de fabricación de misiles de crucero de largo alcance y señaló que la paridad estratégica puede descompensarse debido al “el aumento del potencial de los sistemas estratégicos de alta tecnología no nucleares” combinado con el incremento de las posibilidades de los sistemas antimisiles. “Nadie debe abrigar ilusiones sobre la posibilidad de lograr una superioridad militar sobre Rusia. Esto no lo permitiremos jamás”, dijo. El presidente, que como tal es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, afirmó que Rusia destina un total de 23 billones de rublos (más de 522.000 millones de euros) para el rearme del Ejército y la Armada y la modernización de la industria armamentista, y calificó estos recursos de “sin precedentes”.

El discurso, el décimo en su género para Putin, tenía esta vez como telón de fondo el 20º aniversario de la Constitución, que el 12 de diciembre de 1993 sirvió para legitimar un régimen de corte presidencialista tras el traumático desenlace de la pugna entre el Legislativo y el Ejecutivo cuando el presidente Borís Yeltsin ordenó cañonear el Soviet Supremo (Parlamento heredado de la URSS) en octubre de aquel año.

Temas como el desarrollo democrático o la cooperación modernizadora con Occidente fueron ignorados este año por el jefe del Estado que, en política interior, se extendió sobre asuntos administrativos y burocráticos, sin olvidar los programas de construcción de viviendas para animar la natalidad, que es una de sus constantes preocupaciones, sobre todo en lo que se refiere a Siberia. El desarrollo de esta región —para que Rusia pueda competir con los países del Pacífico— se ve dificultado por la caída de la ya de por sí escasa población.

La novedad del discurso fue la explicación conceptual de la ideología del conservadurismo que Vladímir Putin ha comenzado a propagar de forma cada vez más explícita y más coincidente con el conservadurismo de la Iglesia Ortodoxa Rusa. El presidente no mencionó ninguna confesión especial, pero al abordar los asuntos internacionales desde el punto de vista de la competencia internacional militar, política, económica y técnica, Putin destacó la afirmación de los valores “para un país como Rusia”, con “experiencia de muchos siglos”.

Opinó Putin que “en muchos países se reexaminan las normas de la moral, se difuminan las tradiciones nacionales y las diferencias entre naciones y culturas”. “De la sociedad ahora exigen no solo el reconocimiento del derecho de cada uno a la libertad de conciencia, a los puntos de vista políticos y la vida privada, sino el reconocimiento obligatorio del valor equiparable del bien y del mal, de conceptos con sentido opuesto, aunque esto parezca extraño”. El concepto “no equiparable” se aplica a las relaciones homosexuales por contraste con las denominadas “tradicionales” en la ley que prohíbe la propaganda de la homosexualidad entre los menores aprobada este año.

La política de destrucción de los valores tiene “consecuencias negativas para la sociedad” y es “radicalmente antidemocrática, ya que se pone en práctica a partir de ideas abstractas” y “en contra de la voluntad de la mayoría popular, que no acepta los cambios que están sucediendo y la revisión propuesta”, dijo Putin. El líder ruso considera que en el mundo “hay cada vez más gente que apoya nuestra posición de defensa de los valores tradicionales, que durante milenios fueron la base espiritual y moral de la civilización de cada pueblo, valores de la familia tradicional, de la vida humana verdadera”. El dirigente ruso subrayó que se refería a aspectos materiales, morales y religiosos. “Claro que esto es una posición conservadora”, admitió.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/12/actualidad/1386844782_404167.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Von Leunam el 17/12/2013, 8:58 pm

Moscú concede a Kiev un préstamo de 11.000 millones y abaratar el gas

Una sustancial rebaja en el precio del gas y un crédito de 15.000 millones de dólares (casi 11.000 millones de euros) no condicionado a reformas impopulares (a diferencia de lo que serían las exigencias de un crédito del FMI) fueron los principales éxitos obtenidos por el presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, en su visita a Moscú, donde, junto con su colega ruso, Vladímir Putin, dirigió la comisión interestatal bilateral. "Quiero tranquilizar a todos, no hemos discutido en absoluto hoy el tema de la incorporación de Ucrania a la Unión Aduanera", dijo Putin al final de la sesión de trabajo, refiriéndose al proyecto de integración económica liderado por Moscú y opuesto al Acuerdo de Asociación ofrecido por Bruselas.

La jornada de Yanukóvich en Moscú era seguida desde la plaza de la Independencia de Kiev, donde los manifestantes proeuropeos, que llevan ya más de tres semanas de mitin permanente, habían temido que el presidente se comprometiera a ingresar en la Unión Aduanera. Putin y Yanukóvich conversaron durante dos horas y media y luego se reunieron brevemente con el pleno de la comisión. Se firmaron 14 documentos, con los que se pretende revitalizar la cooperación en distintos campos de la economía, desde la industria aeronáutica y naval al comercio, y también ir suprimiendo las restricciones económicas que Rusia ha ido imponiendo a Ucrania.

En presencia de Yanukóvich y Putin, los directivos de Gazprom, el monopolista exportador del gas ruso, y de la compañía estatal de hidrocarburos Naftogaz-Ukraina firmaron un documento que complementa el contrato de exportación de gas de 2009. Aquel contrato fue avalado por la ex primera ministra, Yulia Timoshenko, y Vladímir Putin (por entonces primer ministro de Rusia) y se da la circunstancia de que Timoshenko cumple una condena de siete años tras haber sido declarada culpable de haberse extralimitado en sus funciones justamente por aquel contrato.

La modificación añadida ahora rebajará el alto precio que paga por el gas ruso (406 dólares por mil metros cúbicos actualmente) a 268,5 dólares por mil metros cúbicos a partir del 1 de enero de 2014. Según el viceprimer ministro de Ucrania, Yuri Boiko, la rebaja tendrá la misma duración que el contrato de 2009, es decir hasta 2019. Putin dijo comprender las "dificultades en el mercado ucraniano" que atribuyó en gran medida a "la crisis económica global" y dio a entender que el precio del gas puede ser aún más atractivo "a medida que se profundice en la colaboración en el campo energético". Refiriéndose al precio, el líder ruso subrayó que "se trata también de una solución temporal, quiero decir que deben lograrse y se lograrán soluciones a largo plazo. Esto afecta a los suministros de gas a Ucrania y también a las garantías de tránsito fluido a nuestros consumidores en Europa", señaló.

El precio actual que Ucrania paga por el gas ruso ya está rebajado con un descuento de 100 dólares por mil metros cúbicos, que fue conseguido por Yanukóvich en la primavera de 2010 a cambio de prolongar por 25 años, hasta 2042, la presencia de la flota rusa del mar Negro en sus bases de la península de Crimea. Putin puntualizó el martes que el descuento ha ahorrado 10.000 millones de dólares a Ucrania.

Rusia invertirá 15.000 millones de dólares procedentes de sus reservas del Fondo del Bienestar en obligaciones emitidas por el gobierno ucraniano, dijo Putin, que no indicó cuál será el tipo de interés, aunque subrayó que se trata de un préstamo no condicionado. "Quiero llamar su atención sobre el hecho de que no está vinculado a condición alguna, ni incremento, ni disminución, ni congelación de los niveles sociales, pensiones, subsidios o sueldos", enfatizó. Las conversaciones con Yanukóvich fueron "sustanciales y constructivas", dijo. "Rusia y Ucrania son socios estratégicos, vinculados por relaciones de amistad y por una estrecha cooperación mutuamente ventajosa en múltiples campos", subrayó.

Ambos gobiernos firmaron un acuerdo por el que prestan el apoyo del Estado para reanudar la producción del avión "An 134" ("Ruslán") de transporte pesado, un proyecto conjunto de la fábrica Antónov de Ucrania y la Aviastar de Ulianovsk en Rusia. El "Ruslán" comenzó a volar en 1982 y fue producido en serie desde 1984 a 2004. Se fabricaron 55 aparatos, de los cuales la mayoría están al servicio del ministerio de Defensa de Rusia.

Putin se refirió a la necesidad de reactivar el comercio bilateral que ha descendido en los últimos dos años, subrayó que los proyectos conjuntos suponen mantener y crear puestos de trabajo en Ucrania y destacó también que entre medio millón y cinco millones de ucranianos residen en Rusia y envían a su país remesas por valor de 2.300 millones de dólares. También dijo que los empresarios rusos tienen inversiones de 1.500 millones de dólares en la economía ucraniana, especialmente en la metalurgia, industria transformadora, química y otras ramas.

Ucrania y Rusia acordaron coordinar más estrechamente sus pasos en política internacional, especialmente en temas de estabilidad estratégica y seguridad en Europa, así como en la forma de responder a los nuevos desafíos globales, dijo Putin.


http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/17/actualidad/1387296216_783203.html
avatar
NITRO
Teniente
Teniente

Mensajes : 2471
Masculino
Edad : 36
Localización : En algun lugar

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por NITRO el 18/12/2013, 7:30 pm

Estamos viviendo tiempos interesantes en el plano internacional, si bien no estamos viendo una resurrección de la URSS, si un contrapeso real a las potencias occidentales, y Putin no está dudando en usar su poder económico, político y militar... Y si hoy nos ocupa Ucrania, ayer nos ocupó Siria, y otro país que se ha visto relegado de las noticias, pero que también se debatía entre la UE y Rusia, Armenia, y finalmente se decidió por Rusia... pero a Europa le duele, le arde que no haya podido con Ucrania, el segundo país mas grande de Europa sólo detrás de Rusia... Pero como Europa y USA han insistido en picarle las bolas al oso, desde hace más de un año se vienen instalando baterías de misiles Iskander en Kaliningrado, algo que no era secreto, pero que recientemente toma relevancia con lo que viene sucediendo en Ucrania, y que el diario alemán Bild ha hecho eco, provocando el miedo de los países bálticos y el grito en el cielo de Polonia y no pocos países europeos... Como sea, ya lo dijo en su momento Shoigun, es su territorio, y van a desplegar armas donde ellos crean conveniente...

Da svidaniya!

Contenido patrocinado

Re: La nueva Guerra Fría...

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 17/10/2017, 9:58 am