Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Comparte

Lanceros de Toluca
Teniente de Navio
Teniente de Navio

Mensajes : 3503
Masculino
Edad : 106

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Lanceros de Toluca el 1/10/2011, 6:06 pm

http://www.youtube.com/watch?v=_LAozaXEcgs&NR=1

Lanceros de Toluca
Teniente de Navio
Teniente de Navio

Mensajes : 3503
Masculino
Edad : 106

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Lanceros de Toluca el 1/10/2011, 7:09 pm

El Batallón de San Patricio fue un batallón de tropas de Estados Unidos que desertaron y se unieron a las Fuerzas armadas de México en la Guerra de Intervención Norteamericana (llamada Guerra México-Americana en USA) de 1846 - 1848. Aproximadamente un 40% eran inmigrantes irlandeses y el resto de otros países católicos. Tomaron el nombre del Santo Patrono de Irlanda

Los "San Patricios" tienen un origen oscuro, pues se sabe muy poco con certeza de su reclutamiento. Una historia popular (que es la base de la película de 1999 Héroes o Traidores (One Man's Hero), en la que Tom Berenger interpreta al comandante de la brigada John Riley) relata que el núcleo de la unidad se formó como consecuencia de los severos castigos sufridos por soldados católicos que intentaron penetrar furtivamente en territorio mexicano para ayudar al pueblo. Es sabido que el ejército de México reclutaba activamente estadounidenses católicos presentando la guerra como una lucha entre Protestantes opresores y Católicos (como ocurría en Irlanda con Inglaterra), y ofrecían importantes concesiones de tierras a quienes abandonaran el ejército de Estados Unidos en favor del de México.

Probablemente fue el propio Ejército de los Estados Unidos el principal culpable, pues practicaba una discriminación brutal y extensa contra los Católicos. Es sabido que los oficiales protestantes animaban la profanación de imágenes religiosas y el vandalismo contras las parroquias católicas en territorio mexicano. Las violaciones de mujeres católicas y el pillaje de las propiedades de los católicos era ampliamente perdonado (cuando no participaban) por los oficiales del Ejército invasor.

Participación en la Guerra
El primer combate de los San Patricios como unidad mexicana es la Batalla de Monterrey (21 de septiembre de 1846), como una batería de artillería al mando de John Riley, anteriormente teniente del Ejército de Estados Unidos e inmigrante irlandés. Sirvieron con distinción y está acreditado que rechazaron con éxito dos diferentes asaltos al corazón de la ciudad. Su tenacidad y valor, no obstante, no evitó la derrota del ejército mexicano.

Tras del reclutamiento en Monterrey, los San Patricios crecen en número, que algunos estiman en cerca de 800 hombres. Pese a su extraordinario rendimiento como artilleros en varias batallas, se ordenó a los San Patricios convertirse en un batallón de infantería a mediados de 1847 por orden personal de Antonio López de Santa Anna.

Como unidad de infantería los San Patricios continuaron sirviendo con distinción, ganando casi sin ayuda la Batalla de Cerro Gordo. Sabiendo que si eran capturados se enfrentarían a la pena de muerte, los San Patricios fueron usados para contener la desbandada de tropas mexicanas con la amenaza del "fuego amigo" si se retiraban. Cuando los San Patricios estaban tan enzarzados en el combate como para llevar a cabo su amenaza, las tropas mexicanas se desbandaron y huyeron, dejando a los San Patricios frente a las tropas estadounidenses en combate cuerpo a cuerpo.

En la Batalla de Churubusco (20 de agosto de 1847), las fuerzas mexicanas se establecieron en el convento de Santa María de Churubusco, y las fuerzas armadas estadounidenses se prepararon para atacarlos. Aunque el convento no era más alto que sus alrededores, sus bardas de piedra constituían una buena defensa. Además, los norteamericanos tendrían que cruzar un río para llegar allá, lo cual daría tiempo al ejército mexicano para preparar a medias trincheras y encarar otro enfrentamiento. Los defensores mexicanos sumaban 1.300 personas y pertenecían a los batallones Independencia, Bravos y San Patricio. La lucha fue constante y desventajosa para los mexicanos, dirigidos por el General Pedro María Anaya. Tras algunas horas de combate, las fuerzas mexicanas se quedaron sin municiones y una bomba provocó una explosión en la reserva de pólvora que los dejó sin posibilidades de seguir defendiendose. Cuando el general Twiggs entró al convento exigiendo a los soldados mexicanos que entregaran las armas, la pólvora y el parque, el General Anaya se le enfrentó, diciendo: "Si hubiera parque, no estaría usted aquí."

Fin del Batallón

Ahorcamiento masivo de San PatriciosLos miembros del Batallón de San Patricio capturados por el ejército estadounidense sufrieron muy duras represalias; habían sido responsables de algunos de los más duros combates (y que causaron más bajas) a los que los estadounidenses se enfrentaron. Los que formaban parte del ejército estadounidense antes de la declaración de guerra oficial (el capitán Riley entre ellos) fueron marcados, con hierro candente en la cara, con la letra "D" de desertores, y sentenciados a trabajos forzados. Los que entraron en el ejército tras la declaración de guerra, fueron ahorcados en masa como traidores viendo de frente el sitio de la Batalla de Chapultepec el 12 de septiembre de 1847. Por orden del General Winfield Scott, fueron ejecutados precisamente en el momento en que la bandera de Estados Unidos reemplazó a la de México en lo alto de la ciudadela. Cuando la bandera alcanzó lo más alto del asta, se abrió la trampa del cadalso.

Los que sobrevivieron a la guerra desaparecieron de la historia. Unos pocos pudieron reclamar las tierras prometidas por el gobierno mexicano. Jon Riley murió a finales de agosto de 1850, y fue enterrado en Veracruz el 31 de agosto de ese año, con el nombre de Juan Reley, el mismo con el que se hallaba inscrito en los archivos del Ejército Mexicano. Ese mismo año el Ejército mexicano tomó la decisión de desbandar el Batallón.

Para conmemorar la ayuda de los Irlandeses en el Ejército, la calle frente al convento de Santa María de Churubusco se llamó Mártires Irlandeses. El Batallón de San Patricio es conmemorado en dos diferentes días en México; el primero el 12 de Septiembre, el aniversario de las primeras ejecuciones, y el otro el 17 de marzo, día de San Patricio. Hay un monumento dedicado a ellos, con la inscripción:

En memoria del Capitán John Riley de Clifden, Fundador y Lider del Batallón de San Patricio, y de los hombres bajo su mando que dieron sus vidas por México durante la Guerra EE.UU.-Mexico de 1846-1848
avatar
Belcebu
Order of Knight Templar
Order of Knight Templar

Mensajes : 3169
Masculino
Edad : 670
Localización : El noveno circulo del infierno

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Belcebu el 3/10/2011, 12:26 pm

Hace 2 fines de semana, en un canal 100% Catolico, sacaron un especial que habla del batallos de San Patricio, creo que el programa se llama "la libertad de creer", donde obviamente se enfocaban mas en que, la decision de pasarse de un bando a otro recaia mas por cuestiones religiosas. Sin embargo, creo que la principal razon pudo ser, el verse reflejados en un pueblo que vivia lo mismo que en su momento vivio Irlanda... Anque no descarto la cuestion religiosa.

Saludos


___________________________________
No ahy nada mas peligroso que un pendejo con iniciativa...
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Xicoténcatl el 12/4/2012, 9:45 pm

Mi admiración y mi respeto por los hombres que conformaron el batallón de San Patricio, extranjeros que lucharon para defender un país que muchos mexicanos han querido y quieren destruir.

Saludos.
avatar
XÓLOTL
Teniente Coronel
Teniente Coronel

Mensajes : 6287
Masculino
Edad : 40
Localización : Desde el Espolón del Diablo hasta la Selva Lacandona

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por XÓLOTL el 12/4/2012, 11:04 pm

El último miércoles de cada fin de mes. En la s afueras del convento de Churubusco, los gaiteros de San Patricio sale na tocar las marchas militares que se entonaban durante los combates para subir la moral en batalla.

Es impresionante las historias que descendientes de éstos héroes te pueden contar de hecho siento que hemos sido algo injustos con ellos porque defendieron con sus vidas a México y no hay un día dedicado a ese batallón ni una actividad oficial para ese gran grupo de héroes.

Manuel Black-Hawk
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 369
Masculino
Edad : 35

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Manuel Black-Hawk el 14/4/2012, 11:03 pm

Lanceros de Toluca escribió:El Batallón de San Patricio fue un batallón de tropas de Estados Unidos que desertaron y se unieron a las Fuerzas armadas de México en la Guerra de Intervención Norteamericana (llamada Guerra México-Americana en USA) de 1846 - 1848. Aproximadamente un 40% eran inmigrantes irlandeses y el resto de otros países católicos. Tomaron el nombre del Santo Patrono de Irlanda

Los "San Patricios" tienen un origen oscuro, pues se sabe muy poco con certeza de su reclutamiento. Una historia popular (que es la base de la película de 1999 Héroes o Traidores (One Man's Hero), en la que Tom Berenger interpreta al comandante de la brigada John Riley) relata que el núcleo de la unidad se formó como consecuencia de los severos castigos sufridos por soldados católicos que intentaron penetrar furtivamente en territorio mexicano para ayudar al pueblo. Es sabido que el ejército de México reclutaba activamente estadounidenses católicos presentando la guerra como una lucha entre Protestantes opresores y Católicos (como ocurría en Irlanda con Inglaterra), y ofrecían importantes concesiones de tierras a quienes abandonaran el ejército de Estados Unidos en favor del de México.

Probablemente fue el propio Ejército de los Estados Unidos el principal culpable, pues practicaba una discriminación brutal y extensa contra los Católicos. Es sabido que los oficiales protestantes animaban la profanación de imágenes religiosas y el vandalismo contras las parroquias católicas en territorio mexicano. Las violaciones de mujeres católicas y el pillaje de las propiedades de los católicos era ampliamente perdonado (cuando no participaban) por los oficiales del Ejército invasor.



Yo diría que los origenes del Batallón no son tan desconocidos, pero no se suele decir completo, por que es mi opinion que le podría quitar algo de "mistica" a la historia.

Si bien los mandos Estadounidenses no les tenían confianza, el trato muchas veces llamado "brutal" a los inmigrantes no era tanto, había casos, pero no era generalizado, más teniendo en cuenta que inmigrantes Europeos erán más del 30% de la fuerza del ejército Estadounidense, no se podían permitir el peligro de una desbandada mucho más grande o rebelion al interior.

la llegada al ejército Mexicano tampoco es tan desconocida, tan facil que fue el propio bando Mexicano quien "los invito" a través de panfletos o propaganda dejada en los caminos o cerca de los campamentos, recordemos que antes del primer disparo hubo un "tiempo muerto" en donde ambos ejercito se tenían a la vista, pero Ampudía no tenía permiso de atacar, y Taylor aún con pocos hombres no se iba a aventurar y tampoco tennía el permiso, durante ese tiempo, era común que los miembros del ejército Estadounidense Catolicos se escaparan de su campamento y cruzaran el Bravo para ir a misa en las iglesias de Matamoros, y adrede se dejaban esos panfletos, que si bien ninguno sobrevivio, se sabe que instaban a los catolicos a abandonar al ejército Estadounidense, e unirse al bando Mexicano, prometiendo mejores condiciones, no ser discriminados y sirviendo cierto tiempo se iban a hacer acredores a tierras una vez finalizada la guerra, incluso algunos tenían instrucciones, a donde dirigirse o como contactar a gente para ser dirigidos, incluso hasta se ofrecia paga por armas que llevaran consigo. Y de este modo con planfleto en mano, aparentemente los primeros desertores junto con algunos esclavos de color se presentaron en Matamoros, y allí mismo, aún sin ser unidad oficial, prestaron servicio asistiendo cañones en el asedio del Fuerte Texas.

El fin del Batallón tampoco es tan desconocido, pero como tiene su historia algo "oscura" tampoco se suele decir mucho, después de la guerra de los San Patricios originales quedaban muy pocos, pero debido a que al abandonar el ejército Estadounidense la ciudad de México, de pronto salieron bastantes soldados Estadounindes que momentaneamente se habían escondido, estos por razones diversas habían decidido quedarse en México, y se refundo el Batallón, incluso se le llamo El Nuevo Batallón de San Patricio, en ese mismo 1848, y casi desconocido por la mayoría de la gente, parte del Batallón fue destacado a Queretaro a controlar una de las rebeliones que se habían formado, y el resto permanecio en la Ciudad De México fue durante ese periodo que a Riley y algunos otros fueron sospechosos de pertenecer a una conspiración, así que una noche Riley y algunos otros fueron arrestados, al saberse esto, parte del Batallón se acuartelo, y hasta algún intento de rebelion hubo, pero al final la mayoría se desbandaron, paso el tiempo y no se comprobo la participación de Riley en dicha conspiración, quien después de haber estado prisionero por los Estadounidenses también estuvo un tiempo por los Mexicanos, fue liberado, pero el gobierno ya no les tubo confianza, y por eso los que decidieron seguir en el ejercito, simplemente fueron separados en distintas unidades y el San Patricio fue desactivado, y allí es donde se pierde el rastro de casi todos, Riley siguío en el ejército Mexicano, aparentemente desde 1848 ya padecía problemas de salud, y pidio ser trasladado a Puebla donde estuvo destacado, hasta que por los mismos problemas de salud y problemas de pagos! pide su baja definitiva y su conseción de tierras en Veracruz, se le dio su baja con honores ostentando el grado de Mayor, pero aparentemente lo de las tierras, no se las dieron, aparentemente en Veracruz buscaba regresar a Irlanda pero lamuerte le llego primero.

En el año 2000 fue encontrado (aparentemente) el documento que certifican su muerte, en parte dicen así:

En la ilustre ciudad de Veracruz, el 31 de Agosto de 1850, yo, Don Ignacio José Jiménez, cura de la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, entierro en el cementerio general el cuerpo de Juan Reley, de 45 años de edad, natural de Irlanda, soltero, parientes desconocidos.


Algunos datos de interes:

-Circula un dato falso que afirma que el San Patricio era un Batallón Estadounidense que deserto en Puebla, el San Patricio se fundo en el ejercito Mexicano y sus integrantes se fueron añadiendo a través de la duración del conflicto, nunca existió dicho Batallón en el ejercito Estadounidense.

-Es falso el rumor que cita a John Riley como un instructor en la Academia de West Point antes de la guerra.

-Otro dato erróneo es que el numero de desertores Estadounidenses fue 9000 hombres, un dato falso y bastante exagerado, tomando en cuenta que el numero de efectivos del ejercito del General Taylor fue de cerca de 7000 hombres, y el ejercito del General Scott fue de 13000 por lo que por lógica tal numero de desertores nunca fue posible.

-En Estados Unidos el Nombre Batallón de San Patricio es prácticamente desconocido y en registros oficiales hasta la fecha en ejercito Norteamericano son nombrados como traidores

-El miembro más joven del Batallón fue John Brooke que tenía 16 años cuando se enlisto al San Patricio.

-La denominación Batallón fue mucho más una designación simbólica ya que durante el conflicto los San Patricios nunca llegaron a ser en numero los suficientes como para considerarse Batallón, militarmente hablando, durante todo el conflicto el numero de acerco a 800 hombres, pero durante las batallas el San Patricio no paso de lo que se denominaba 2 compañías reforzadas, 300 hombres aproximadamente.

-Aunque nunca formaron parte del San Patricio existió otro pequeño grupo de desertores Estadounidenses que se unieron al ejercito Mexicano durante la batalla de Veracruz, la perdida de documentos hace imposible determinar su numero o nombres, solo se sabe que de los que sobrevivieron fueron apresados, ejecutados o dispersos.

-Existió también otro grupo de desertores Estadounidenses que ya sea por no estar de acuerdo con la guerra, malos tratos o x razón también abandonaron a su ejercito, sin embargo estos no se enlistaron en el ejercito Mexicano, este grupo estuvo disperso por México durante el conflicto esperando poder llegar a algún puerto para regresar a sus países de origen, algunos lo lograron, de otros nunca se supo.

-También existió otro grupo de soldados Estadounidenses que desertaron, pero sin tomar parte de ningún bando, estos se desempeñaron como lanceros sirviendo de escoltas, por lo peligroso que eran los caminos en tiempos de guerra.

-En la plaza central de el poblado Clifden en Irlanda, junto a una estatua ondea permanentemente una bandera Mexicana en honor al Batallón, el 13 de Septiembre, fecha de una de las ejecuciones de San Patricios dicha bandera ondea a media hasta.

-En honor no solo al San Patricio sino a todo el ejercito Mexicano una calle en Monterrey lleva el nombre de Mártires de 1847, sin embargo es un dato erróneo ya que ninguna batalla se libro en Monterrey en 1847, la batalla de Monterrey tubo lugar en Septiembre de 1846.

-A los San Patricios también se les llego a conocer en el ejercito Mexicano como “Los colorados” debido a que muchos eran pelirrojos.

-El San Patricio junto a todo el resto del ejercito Mexicano que participo en la guerra fueron nombrados Beneméritos de la Patria

-En la placa Conmemorativa del Batallón existe un error, ya que se nombra a 71 nombres como mártires, sin embargo no todos los nombres en la placa fueron muertos o ejecutados, algunos de ellos incluido Riley sobrevivieron a la guerra.

-Es falso que los miembros del Batallón fueran habitantes del poblado de San Patricio en Texas, en Texas tal poblado fue abandonado desde 1836 y los miembros del Batallón nunca vivieron en Texas.

-El día de San Patricio y en el Aniversario de los ahorcamientos hay ceremonias conmemorativas principalmente en Churubusco, San Angel y la Escuela que lleva el nombre de Batallón de San Patricio, entre lo más destacado en las ceremonias es la participación de la banda de gaitas de San Patricio, el pase de lista de los miembros del Batallón así como la participación de ciudadanos Irlandeses del cónsul y embajada.

-La deserción en la guerra contra México ha sido la más alta en la historia militar de Estados Unidos.

-Las tumbas de los San Patricios se encuentran en San Angel, Mixcoac, y en las tumbas masivas del ejercito Mexicano en Monterrey, Saltillo y Veracruz.

-Contrario a la creencía popular, Ni Riley ni ninguno de los miembros del Batallón más conocidos como Dalton u O'leary fueron los comandantes del Batallón, quiza eran lideres morales entre los miembros y tuvieron algunos rangos importantes en el Batallón, pero el San Patricio siempre tuvo comandancia Mexicana.

Algunos membros del Batallón, al menos los que he recopilado:

Francisco Schafino – Teniente Coronel
Francisco R. Moreno – Teniente / Teniente Coronel
Francisco Rosendo – Mayor
Ignacio Álvarez - Capitán
John Riley – Teniente / Capitán
Patrick Dalton – Teniente / Capitán
Santiago O´Leary - Capitán
Casimiro Arce - Teniente
Ramón Bachelor - Teniente
Camilo Manzano – Teniente
Hasekiah Akles
C. Aloif
John Appleby
C.D.N. Arce
Michel Bachiller
John Bartley
George Bingham
John Bowers
John Brooke
Richard Burke
Michael Burns
Jose M. Calderon
Patrick Casey
Thomas Cassady
John Cavanought
John Chambers
Dennis Conahan
John Cuttle
George Dalwig
John Daly
Kerr Delaney
Thomas Donaley
Matthew Doyle
Roger Duhan
William Eglen
Edward Ellis
Carlos Fany
Henry Fits-Henry
William Fischer
Frederick K. Fogal
Marquis T. Frantuis
Parian Fritz
Robert W. Garretson
August Geary
Joseph Green
Othon Groot
John Hamilton
Richard Hanley
Barney Hart
Roger Hogan
John Hoggin
John Horacs
James Humphrey
Hohn Hynes
George Jackson
William H. Keech
James Kelley
Harrison Kenny
John W. Klager
John Linger
John Litte
Henry Longenhammer
Elsier S. Lusk
Martin Lydon
John Linch
Hugh McClellan
John McCormick
John McDonald
Gibson McDowell
James McDowell
David H. McElroy
James D McFarland
Eward H. McHeron
Alexander McKee
Laurence Macky
Lachlin McLachlin
James Mahon
Patrick Maloney
Mauray
Enrique Mejia
Augstin Mestard
John A. Meyers
Martín Miles
James Miller
Thoms Millett
James Mills
Milord
August Morstadt
John Murphy
Peter Neil
Henry Neuer
Andrew Nolan
Peter O´Bien
Francis O´Conner
Willian O´Conner
Thomas O´Connor
Henry Ockter
Michael O´Sullivan
William Outhouse
Richard Parker
Ireland Peel
Henry Popes
John Price
Francis Rhode
Thomas Riley
Danaiel Rocher
Elizio Romero
John Rose
Herman Schmidt
John Sheehan
Charles Smith
James Spears
John Stevenson
John Shutherland
Samuel H. Thomas
Henry Thomson
John Vader
Henry Venator
Vinet
John Vosbor
William A. Wallace
Edward Ward
Lemuel N. Wheaton
Henry Whisler
Charles Williams
John England Wilton
Luis Winnitt



Firmes


Spider
Cabo
Cabo

Mensajes : 217
Masculino
Edad : 37

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Spider el 15/4/2012, 4:09 pm

Excelente aporte Manuel, muchas veces (casi siempre) con el pasar de los años la historia de nuestros heroes va recogiendo adornos aqui y alla, a veces se ataca a los que insisten en hacer la revision de la historia, pero creo que es necesaria, porque en algunos casos se sube al altar a personajes que fueron todo menos los heroes que se nos a dicho, y a otros se les a llenado de oprobio y son recordados como traidores, y algunas veces, incluso se han inventado hechos o heroes que son ensalzados por el gobierno, tenemos tanta historia en las invasiones que han sucedido que no se necesita inventar ni adornar nada, y como pais nos haria muchisimo bien no seguir creyendo en una historia parcial, sobre todo de la mas reciente
avatar
Enemigo Público
Kapitan - Sovetskaya Armiya
Kapitan - Sovetskaya Armiya

Mensajes : 7838
Masculino
Edad : 29
Localización : Huaxyacac

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Enemigo Público el 15/4/2012, 4:20 pm

Belcebu escribió:Hace 2 fines de semana, en un canal 100% Catolico, sacaron un especial que habla del batallos de San Patricio, creo que el programa se llama "la libertad de creer", donde obviamente se enfocaban mas en que, la decision de pasarse de un bando a otro recaia mas por cuestiones religiosas. Sin embargo, creo que la principal razon pudo ser, el verse reflejados en un pueblo que vivia lo mismo que en su momento vivio Irlanda... Anque no descarto la cuestion religiosa.

Saludos
Mariavisión?
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9075
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Monakyo101 el 16/4/2012, 7:43 am

Muy buena informacion no sabia que John Riley sobrevivio y tampoco de los desertores que trabajaron como lanceros sin tomar parte en.el conflicto,,¿Cuantos de los que permanecieron o de los que volvieron a Mexico mas tarde han llegado a ocupar una posicion importante en la sociedad mexicana?hablo de ellos o sus descendientescomo por ejemplo Santiago Creel alguien sabe de otros.

Manuel Black-Hawk
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 369
Masculino
Edad : 35

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Manuel Black-Hawk el 16/4/2012, 9:26 pm

Lanceros de Toluca escribió: La lucha fue constante y desventajosa para los mexicanos, dirigidos por el General Pedro María Anaya.

Solo una observación compañero, fue el General Rincón el comandante en Jefe de Churubusco y Anaya su segundo, pero por la historica frase y haber seguido en combate después de haber sufrido heridas que le provocaron una cegera temporal, Es Anaya quien a cobrado mayor protagonismo en la historia y es común que se piense que Anaya era el comandante.



Monakyo101 escribió:Muy buena informacion no sabia que John Riley sobrevivio y tampoco de los desertores que trabajaron como lanceros sin tomar parte en.el conflicto,,¿Cuantos de los que permanecieron o de los que volvieron a Mexico mas tarde han llegado a ocupar una posicion importante en la sociedad mexicana?hablo de ellos o sus descendientescomo por ejemplo Santiago Creel alguien sabe de otros.


Esa parte para mí siempre ha sido algo confusa, porque en las publicaciones existentes, siempre se menciona que el destino de los miembros sobrevivientes se perdió, incluso del más conocido de todos, Riley, aún hay cierto debate, fue hasta el año 2000 que se pudo confirmar su muerte en 1850, y aún hoy existe el debate de su verdadero nombre, o de su correcta escritura, en la placa conmemorativa se escribe John O'reilly, en los archivos oficiales, Juan Reley, John Riley, es el que he encontrado como más constante, aunque también se ha puesto como Jon Riley, su fe de bautismo en Irlanda ha sido buscada pero no ha sido encontrada, y eso que él es más conocido, por lo que sería interesante saber que rastreo que han hecho los descendientes, además habra que preguntarnos si son descendientes directos, por que de los San Patricios originales que pelearon en la guerra, muy pocos sobrevivieron, y al reformarse el batallón al terminar la guerra no duro ni medio año, y la mayoría de sus integrantes en ese periodo, no pelearon en la guerra, al menos no en el bando Mexicano, por que como mencione antes estos fueron Estadounidenses que se integraron después de la ocupación ya concluida la guerra.
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Xicoténcatl el 17/4/2012, 1:37 pm

El Batallón de San Patricio ¿héroes o traidores?, por Carlos Betancourt Cid

A mediados de agosto de 1847, las milicias estadunidenses acechaban las goteras de la capital mexicana. Desde el día 17, el Batallón de San Patricio, formado en su mayor parte por nacidos en Irlanda, se encontraba acuartelado en la Ciudadela. Dos días después, recibió la orden de pasar a defender el bastión ubicado en el convento de Churubusco. El 20 se libró en ese sitio un fuerte enfrentamiento contra los invasores estadunidenses, en el que los integrantes de esa legión de extranjeros, que luchaban por la bandera mexicana, definieron su trágico destino.

La actuación de este grupo militar en esa injusta guerra es por demás controvertida. Por un lado, en México se les considera héroes, pues arriesgaron su vida en la defensa de una patria que no era la de su origen, mostrando gran valentía y arrojo por la causa de aquellos con los que compartían la misma religión, y un sentir solidario evidenciado por el denuedo con que lucharon en los escenarios de guerra donde les tocó participar.

No obstante, desde el punto de vista estadunidense, han sido tomados como traidores, pues la deserción y la falta de lealtad a sus tropas no podían obtener otro calificativo. La saña con que se llevó a cabo su suplicio tras la derrota y su aprehensión, además de servir como ejemplo para los dominados por la fuerza de las armas, significó una ruda muestra de lo que eran capaces de hacer los vencedores de una guerra desigual en la que México tuvo mucho que perder.

La historia comenzó así: una vez consumada la independencia nacional en 1821, entre los asuntos que más urgía resolver para México destacaba la inestabilidad originada por la situación de Texas, que acarreó graves consecuencias, sobre todo en la relación con el país vecino del norte, Estados Unidos de América. El apoyo inicial a la independencia texana y la posterior insistencia por incorporar esta porción territorial a la Unión Americana fueron las causas esenciales de un distanciamiento que condujo a la guerra entre ambas naciones.

La aceptación de la iniciativa por parte del gobierno estadunidense que formalizaba la adhesión de la región norteña de México —sureña de Estados Unidos— coincidió con la llegada de James K. Polk a la presidencia, político de talante anexionista que no escondió sus verdaderas intenciones. En diciembre de 1845, Texas se convirtió en una estrella más del pabellón de las barras blancas y rojas.

Los conflictos por definir las líneas divisorias detonaron el enfrentamiento que desde mucho antes se vislumbraba inevitable. Para presionar a los mexicanos, en enero de 1846, el presidente Polk ordenó al general Zachary Taylor avanzar con sus tropas hasta las orillas del Río Grande, lejos del límite de las riberas del Nueces, pactado anteriormente entre ambas naciones. El 26 de abril, las tropas mexicanas atravesaron las márgenes del afluente, donde trabaron batalla con los invasores. El 12 del mes siguiente, el Congreso en Washington aprobó la declaración formal de las hostilidades.

Iniciada la campaña, e incluso antes de que ésta se ratificara, un gran número de deserciones asoló a las tropas de aquel país. Para marzo de 1847, el general adjunto en Washington anunció el ofrecimiento de recompensas a quien ayudara a la captura de más de 1000 evadidos. La calidad de inmigrantes y católicos de algunos reclutados incitó a malos tratos por parte de los nacidos estadunidenses, provocando que pasaran a engrosar las filas mexicanas.

Pero también había otras motivaciones para abandonar a las huestes ocupantes. El propio Antonio López de Santa Anna firmó comunicados que se repartieron entre los agresores. En ellos se apelaba a que en México no existían distingos de raza, como sucedía en la nación del norte, además de extender el ofrecimiento de terrenos cultivables para los soldados una vez terminada la guerra.

Hacia abril de 1846, antes de la declaración formal de guerra, entre los desertores se encontraba un irlandés llamado John Riley, quien organizó una compañía con 48 de sus compatriotas. En agosto siguiente, en plena conflagración, ya contaba con 200 hombres. Había algunos mexicanos nacidos en Europa, inmigrantes de diversas nacionalidades del viejo continente (como alemanes y polacos), además de un numeroso contingente de sus coterráneos. En su mayoría practicaban la religión católica.

Riley cambió la denominación del escuadrón, que era conocido como la Legión de Extranjeros, al de Batallón de San Patricio, en homenaje al santo patrono de la isla que lo vio nacer, y adoptó una bandera de seda verde esmeralda que tenía la imagen del santo bordada en plata por un lado, con un trébol y un arpa en el otro. Se cuenta que el lábaro llevaba la leyenda “Viva la República de México”.

La participación de este grupo militar fue notable. Uno de los episodios donde se comienza a patentizar su fiereza fue la batalla desarrollada en Monterrey, entre el 21 y el 26 de septiembre de 1846. En ella, los San Patricios, que operaban junto a los escuadrones de artillería, propinaron un duro golpe a los invasores, pues de los 400 muertos que tuvieron en el enfrentamiento, la mayoría había caído bajo la metralla irlandesa que defendía la bandera mexicana.

Con estas experiencias, la organización del batallón se iba incrementando. El 22 de febrero de 1847, un periódico de gran influencia, el Monitor Republicano, destacaba su presencia en San Luis Potosí, después de la derrota en Monterrey, aludiendo a la disciplinada marcha ante la oficialidad, en la que se mostraban perfectamente armados y equipados. Además, se hacía notar que esos valientes hombres habían abandonado una de las más injustas causas y que se unían fraternalmente a los mexicanos, con quienes tenían más afinidades que con los ocupantes.

La siguiente ocasión para demostrar su adhesión se presentó en la famosa batalla de la Angostura, que los estadunidenses conocen como Buena Vista y que se inició el 22 de febrero de 1847. Allí, el Batallón recibió la asignación de una batería con tres cañones de 16 libras, los más grandes de que disponía el ejército mexicano. Ocuparon la parte alta del terreno en un flanco desde donde se podía tirar con mayor facilidad sobre el enemigo. En el fragor de la batalla capturaron dos cañones de seis libras del ejército enemigo.

El Batallón de San Patricio se formaba entonces de 80 combatientes, de los cuales perdieron la vida 17 soldados rasos y dos sargentos. Sin embargo, la valentía mostrada no fue suficiente y después de más de 48 horas de lucha intensa, Santa Anna ordenó el retiro del ejército mexicano, dejando el camino libre para que los invasores avanzaran hacia el centro del país.

Su entrega en los campos de batalla produjo que el 5 de abril se oficializara, mediante propuesta del diputado Eligio Ancona, el ingreso oficial de oriundos irlandeses en la defensa mexicana.

El 20 de agosto amaneció llenó de nubes; se presagiaba una terrible tormenta. Acorralado en Churubusco por las fuerzas enemigas, que venían de una acción exitosa en Padierna, el ejército mexicano, comandado por los generales Manuel Rincón y Pedro María Anaya, mostró una valentía inusitada en la defensa del baluarte al sur de la ciudad; sin embargo, la falta de apoyo por parte de Santa Anna, quien se había retirado hacia la población de Guadalupe Hidalgo, redundó en la derrota, que condujo al confinamiento como prisioneros de guerra de los miembros del batallón irlandés.

En las versiones estadunidenses se destaca el valor de los San Patricios en esa gesta, aunque desvirtuar su presencia también es nota recurrente. Por ejemplo, se cuenta que los irlandeses, en su afán por no darse por vencidos, acribillaban a los mexicanos que intentaban mostrar la bandera blanca de rendición, lo cual no es ciertamente comprobable. Empero, el parque de las milicias mexicanas no fue suficiente, y los invasores obtuvieron una victoria contundente.

Llegó a 85 el número de cautivos de las compañías de San Patricio, quienes fueron encadenados en las prisiones establecidas con este propósito en San Ángel y Mixcoac. Se decidió someter a 75 de ellos a consejo de guerra. La mayoría fue condenada a la horca, porque se consideró que no merecían el honor de morir fusilados. A unos pocos, que lograron así salvar la vida, entre ellos el propio John Riley, les impusieron la pena de cincuenta azotes. También los marcaron con la letra D, con un hierro candente, en la mejilla, cicatriz que evidenciaría su traición mientras vivieran.

Los primeros 16 condenados fueron ahorcados en San Ángel el 10 de septiembre de 1847. La ejecución de los restantes 30 sucedió el día 13. Sucumbieron en la horca en un camino desde donde se podía observar a la distancia el castillo de Chapultepec.

El coronel enemigo William Selby Harney, irónicamente de ascendencia irlandesa, conocido por su crueldad, estuvo a cargo de hacer cumplir la sentencia. Decidió coordinar las ejecuciones con el asalto de su ejército al cerro de Chapultepec. Construyó un cadalso en una ligera elevación del terreno desde donde se veía claramente la fortaleza y colocó a los prisioneros sobre unas carretas, con la soga al cuello y con la cara hacia donde se libraba la batalla. Esperó hasta que todos pudieran percatarse de que en el castillo era arriada la bandera mexicana en señal de derrota, y en su lugar se izaba la de las barras y las estrellas. El oficial con su espada dio una orden y las carretas dejaron en vilo a los sentenciados, hasta que murieron sofocados.

Siglo y medio después, el 29 de abril de 1999, el Congreso de la Unión mexicano declaró a los combatientes civiles y militares de la guerra de invasión estadunidense como “Benémeritos de la Patria” en grado heroico, y para honrarlos se les dio el nombre genérico de “Defensores de la Patria 1846-1848”. Esa leyenda se fijó con letras de oro en el Muro de Honor del edificio sede del Poder Legislativo, junto con el nombre “Batallón de San Patricio” en homenaje a los soldados extranjeros que formaron ese memorable contingente que derramó su sangre por nuestro país.

http://13septiembre.bicentenario.gob.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=53%3Ael-batallon-de-san-patricio-iheroes-o-traidores-por-carlos-betancourt-cida-mediados-de-agosto-de-1847-las-milicias-estadounidenses-acechaban-las-goteras-de-la-capital-mexicana-desde-el-dia-17-el-batallon-de-san-patricio-formado-en-su-mayor-parte-por&catid=36&Itemid=27

Manuel Black-Hawk
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 369
Masculino
Edad : 35

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Manuel Black-Hawk el 17/4/2012, 4:36 pm

Xicoténcatl escribió:
El 20 de agosto amaneció llenó de nubes; se presagiaba una terrible tormenta. Acorralado en Churubusco por las fuerzas enemigas, que venían de una acción exitosa en Padierna, el ejército mexicano, comandado por los generales Manuel Rincón y Pedro María Anaya, mostró una valentía inusitada en la defensa del baluarte al sur de la ciudad; sin embargo, la falta de apoyo por parte de Santa Anna, quien se había retirado hacia la población de Guadalupe Hidalgo, redundó en la derrota, que condujo al confinamiento como prisioneros de guerra de los miembros del batallón irlandés.

[/url]

Creo conveniente hacer un comentario aqui, la actuación de Santa Anna durante Churubusco, es casi totalmente lo contrario de lo que se suele decir.

Pero antes de ir a esos puntos, creo conveniente, para que se entienda, hablar del plan de defensa original, de la capital:

Con las experiencias pasadas y la diferencía en armamento, no se creyo conveniente irlos a enfrentar a campo abierto, por lo que el plan fue defensivo, que consistía en fortificar una serie de puntos alrededor de la ciudad de México, cada uno de estos puntos estaría defendido por alguna brigada o par de batallones, que se irian moviendo conforme amagaran el ataque los Estadounidenses, y tan bien planificado fue esto que durante varios días los ingenieros y exploradores Estadounidenses buscaron y buscaron un punto debil, el cual no encontraron, el plan era que una vez que los estadounidenses entablaran combate en alguno de los puntos fortificados estos fueran desgastados, y entraba la segunda parte del plan, que era la División del Norte, que fungía como una unidad "libre" que seguía como fantasma los movimientos Estadounidenses, en donde estaban todos los veteranos, que venían de pelear la Angostura, Monterrey y desde Palo Alto, este grupo de soldados ya curtidos eran los que si iban a combatir a campo abierto, una vez que el ejército Estadounidense se comprometiera en combate en alguno de los puntos de defensa, llegaba la división de Norte a atacarlos en un segundo frente, y como movimiento final, y entiendase posible victoría total, la división de caballería con 4000 jínetes, debía llegar a cerrar la pinza.

Ese era el plan acordado, ahora bien este se desbarato totalmente por la casi insurrección del General Valencia, comandante de la división del Norte, quien el entre el 17/19 de Agosto dejo de obedecer los movimientos que le mandaron, sin mandar contestación, y entablo combate por su cuenta y solo, en lo que fue la batalla de Paderna, la cual sabemos sus desastroso resultado.

Y para entender mejor el por que? el número de defensores de la ciudad de México era de 20.000 hombres, de estos 4000 de la división del Norte + otros 4000 de la división de caballería que no formaban parte de la defensa como tal, si no que eran libres, dejaba a poco de más de 12.000 hombres para distribuirse en los diferentes puntos de defensa, los cuales quedaban entre 1500 y 2000 hombres por punto, en si eran insuficientes, pero se cubrio ese carencía en irlos moviendo conforme se moviera el ejército Estadounidense, la desaparición de la división del norte, ponía en peligro a todos los puntos fortificados, por que sin haber quien los apoyara abriendo el segundo frente, estos estaban condenados a ir cayendo uno por uno, el mover fuerzas al auxilio, era abrir huecos por todos lados, por eso ante la derrota en Padierna y la perdida de la División del Norte, la orden inmediata fue repliege general hacía lo que vendría a ser la segunda línea de defensa, cuyas obras de fortificación aún eran parciales, y ahí estaba Churubusco, en donde ni se pensaba se podría entablar combate, y las obras estaban inconclusas.

Ahora bien el caso que nos atañe, ayudo o no Santa Anna? comezaremos diciendo que la guarnición de Churubusco al momento era incluso más pequeña, Rincón y Anaya solo tenían a sus ordenes a los Batallones Bravos e independencía, sin cañones y como se dijo antes con las obras inconclusas.

Santa Anna en orden directa a Rincón, resistir a toda costa, se podría pensar que los estaba condenando y sacrificarlos para salvar al resto del ejérctio cuya retirada ya entablaba escaramusas y tuvo que abandonar muchos pertrechos, pero...

Lo cierto es que Santa Anna, antes de retirarse a verificar la llegada del resto a la Ciudadela, dejo una batería de 5 cañones y también dejo como refuerzos en Churubusco, a la defensa del puente en especifico a las compañías del San patricio y al Batallón Tlapa así como algunas pequeñas unidades más.

Y una vez verificada la llegada derl resto del ejército a la Ciudadela, Santa Anna en persona tomo al Batallón 1° Ligero y parte del 11° de Línea y marcho hacía la Hacienda Los Portales, en donde parte del ejército Estadounidense hacía un movimiento para envolver totalmente a Churubusco, además de otras fuerzas, como la de los Generales Perez y Bravo, tomaban acción en las inmediaciones también.

Pero estas fuerzas al igual que las de Churubusco sufrieron el mismo problema, la falta de municiones, por que? por que en la retirada se abandonaron varias carretas llenas de municiones, ante el pedido de municiones por parte de los defensores, Santa Anna SI ORDENA MANDAR MUNICIONES, y así se lee en libro: Apuntes Para La Historia:

El general Alcorta reconoce toda la línea: D. Antonio Haro, D. Agustín Tornel, D. Juan José Baz, D. Vicente García Torres y otros dignos oficiales, trasmiten órdenes del general en gefe, y llevan á la línea algún parque conseguido con dificultad.

Remarquemos esas palabras, conseguido por dificultad!!! ósea no se mandaron por no querer, si no por que no había, incluso se reporta que uno de los carros abandonados con municiones recibio el impacto de un cañón, haciendo una espectacular explosión

Analizado esto, volvemos a la pregunta? Santa Anna los abandono o nego el apoyo???

Yo creo que no.


Firmes
avatar
Defekator
Teniente
Teniente

Mensajes : 2274
Masculino
Edad : 38
Localización : Lyon Guanajuato

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Defekator el 8/9/2012, 7:13 pm


Contenido patrocinado

Re: El batallon San Patricio Heroes Irlandeses de corazón Mexicano

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 19/8/2017, 4:26 am