Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


En Dios confiamos (Aporte dominical)

Comparte
avatar
Soldaomalamañao
Coronel
Coronel

Mensajes : 1169
Masculino
Localización : En el Territorio Nacional.
16102011

En Dios confiamos (Aporte dominical)

Mensaje por Soldaomalamañao

En Dios confiamos.

La frase acuñada por Francis Scott Key en 1814, formando parte del himno nacional de Estados Unidos y que más tardes es elegida como lema nacional por el congreso norteamericano, en el año 1956 –aunque ya era utilizada en la moneda de dos centavos emitida en 1864, primera impresión conocida en el dinero acuñado por el departamento del tesoro–, con la la ratificación y signatura del presidente Einsenhower y que oficialmente debe ir situada después del otro lema, “E Puribus Unum”, hoy en día puede ser interpretada como la fuerza impulsora que a su vez justifica todos los reveses que Estados Unidos le ha asestado al mundo. Cabe hacer mención que en otras latitudes influidas fuertemente en la moral por la religión, ha sido la palabra “Dios” la que ha determinado el destino, desgracias y padecimientos propios. Las dudas siguen en el aire “¿Qué es Dios?” o “¿Quién es Dios?”. En el estudio de la moral por el que algunos aficionados optamos para desarrollar un tanto la disciplina intelectual, se ha dicho que en la antigüedad, la ética concedía el juicio del mérito y el demérito a la religión; entiéndase que a falta de las normas del derecho, el entendimiento de que las buenas acciones quedarían sujetas a un premio y las malas a un castigo, concediendo que las religiones contemplaban la base de las dos puntas de la rama en el “pecado” y su “absolución”.

Con la evolución del pensamiento y atendiendo a la naturaleza humana, la fórmula ética agrega una parte en el juicio de la conducta y la cultura bajo las cuales interactuamos los seres humanos inevitablemente, siendo ésta parte lo que se viene conociendo como política, que de manera sucinta, en términos filosóficos, se concibe como “hacer el bien evitando el mal”; sin embargo el animal político, como lo describe Aristóteles, ha dejado de lado la realidad racional que persigue en todo momento la virtud y la felicidad, al considerar a la política como la continuidad de la ética, en un plano donde es necesaria la manifestación de la idea en hechos palpables y en su lugar, como hombre moderno más que evolucionado, antepone lo irracional, empleando como entimema del discurso por demás demagógico, el mismo concepto que todo el tiempo a lucrado con el poder condicionado y dominio del ser humano: el binomio “Dios-pecado”. Si bien es cierto que la frase de la confianza en Dios, contenida en el himno creado por Key, podrían contener un alto impacto espiritual, tiene más tintes de perdones anticipados en la actitud material nefasta, precisamente de la política que ejerce el país de los migrantes, de la tierra prometida destinada a los elegidos, los de la piel blanca y de habla inglesa asentados en las trece colonias originales, por ende, capaces de manipular de manera cínica los destinos de pueblos y gobiernos, la confianza el Dios la tienen.

La idea expansionista pervive y cobre vida no solo en la invasión y despojo de territorios ajenos, sino que aplica en los bienes que legítimamente pertenecen a esas naciones, la nuestra incluida. Traducido el concepto al campo económico, energético y hasta el modelo político, se entiende que la política de dominio tiene el mismo vigor que en sus orígenes y bajo el mismo lema: “en Dios confiamos”. Considerando la apatía y el desdén de la gran parte social mexicana, puede decirse “A nosotros ni nos va ni nos viene, que los gringos se gobiernen como quieran”; desgraciadamente el asunto no es así, porque el mínimo tambaleo interno de Estados Unidos, sea del campo que sea, afecta de manera severa la estabilidad de otras naciones, la mexicana muy incluida, tómese de ejemplo lo ocurrido en Chile con Salvador Allende. El modelo democrático, debe conjugarse de manera perfecta con el sistema capitalista, según las teorías de la tercera ola, y puede parecer simple, pero hoy tenemos dos propuestas que ya se vislumbran en el futuro incierto del vecino país, pues la credibilidad de sus gobernados pasa por el mismo lugar espinoso que en el resto del mundo, que puede interpretarse de manera distinta, ya que enfáticamente en Estados Unidos la lucha de los “indignados” tiene matices muy distintos al derrumbe de las dictaduras de la “primavera árabe”. Pues bien, dejando todo el fenómeno político-social para consumo exclusivo de Norteamérica, ¿Qué será lo que represente para nosotros, sociedad mexicana, la indignación por la que se protesta de manera simultánea en las distintas capitales del mundo.

Como puede verse, la función ética de la política está en fase terminal. Ayer hubo unas cinco o seis centenas de manifestantes “indignados” en el monumento a la revolución de la capital mexicana, pero sus razones no fueron claras, si bien es cierto que la mayoría protesto por falta de reparto equitativo de la riqueza, asunto por el que hasta un servidor se encuentra indignado, también hubo una muestra de estupidez por parte de un “indignado” oculto tras una máscara que portaba un cartel en donde podía leerse “Ser soldado o policía vida de porquería”, confirmando con ello que la sociedad está gravemente desorientada, sin identidad y buscando consuelo quizá en la frase acuñada por Key “En Dios confiamos”, y es algo que debería indignar más, principalmente cuando se escucha el discurso precampaña de Perry de invadir una vez más a nuestro país, trayendo a cuenta el cinismo del discurso emblemático de la peor invasión que ha sufrido el país, la de 1846, cuya situación social nacional no era diferente a la actual. Habremos de recordar que en aquel tiempo el General Paredes le dio el golpe de estado a Herrera, desobedeciendo una orden sin otro fin que buscar el poder y que en el cumplimiento de esa encomienda hubiera salvado al país del robo impuesto por Polk –que entre sus asesores contaba con Walker, quien le proponía anexar a todo México a la Unión Americana– en contubernio con Santa Anna, mientras el General Mariano Arista sentía los reveses de la falta de apoyo y la ineficiencia del atraso armamentista en la defensa de Matamoros y la frontera con Texas. De todo esto, la sociedad no quiere y no acepta hacerse responsable, solo quieren juzgar al culpable, con fe ciega hasta en la estupidez como los idiotas de ayer que piden un cese a la guerra que ellos mismos ocasionaron con su indiferencia, sí, me refiero a los mexicanos que usaban consignas y pancartas en contra de los instrumentos indispensables para el funcionamiento de un Estado que ha sido rebasado por la corrupción y la apatía de esos mismos manifestantes. Si para la sociedad mexicana, el discurso de Perry es solo un lema de campaña, entonces seguiremos apostando al heroísmo de Santa Anna, puesto que el único orden que obedecemos es el del interés personal, si saber por qué, como el propio Antonio López de Santa Anna lo decía: “Los mexicanos no saben gobernarse, no sabemos lo que es el bien común, no sabemos organizarnos como sociedad, somos como las putas; funcionamos mejor con el cliente arriba” (según lo cita Francisco Martín Moreno en su novela “México mutilado”).

La guerra o lucha contra el narcotráfico, no la inició el presidente Calderón, comenzó con Nixon, bajo el concepto de que la sociedad capitalista (que tiene su confianza en Dios) es muy proclive al vicio, al degenere moral; flagelos que nuestra sociedad ha importado, justificando tal fenómeno en las libertades de ser, sin conocer ni obedecer reglas bajo las cuales podamos convivir como ciudadanos, con bienes patrimoniales concebidos a partir de los valores y principios de sociedad de trabajo. El tráfico y consumo de drogas puede ser el menor de nuestros males, pero no lo es tanto la inseguridad y violencia que deriva de ellos. Los norteamericanos que tienen las responsabilidades incumplidas, únicamente prestan atención en el dinero que deriva del tráfico y consumo de las drogas, a nosotros nos toca padecer el resto, incluido el dolor de los muertos; la muestra es el mismo estado de Texas, de donde surge el mismo promotor del discurso expansionista de Polk, el sr. Perry, quien es el mismo que ha permitido que los zetas y el cartel del golfo se asienten en sus dominios políticos; si ésto no quiere verse como una gran avanzada de la próxima invasión, entonces no estamos atendiendo la realidad, por muy indignados que parezcan y por más leyendas que se porten en las manifestaciones en el monumento a la revolución, porque eso no va a detener una ofensiva de los US Marines Corps; porque, recordemos, ellos están plenamente justificados y perdonados por anticipado por algo el eslogan dice “En Dios confiamos”.


Un saludo y feliz domingo.


Última edición por Soldaomalamañao el 16/10/2011, 11:24 pm, editado 1 vez
Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

Mensaje el 16/10/2011, 6:44 pm por Lanceros de Toluca

Mucho tiene que ver esto con las creencias protestantes (calvinistas principalmente) que señalan que no importan tanto los pecados que cometas en la tierra, si crees en Dios tus pecados seran perdonados, lo que, obviamente es muy conveniente

Tambien esta postura religiosa pregona que el trabajo asegura el cielo, y si se fijan los gringos son adictos al trabajo.

y pues obviamente entra la doctrina del Destino Manifiesto y la Doctrina Monroe ("America para los americanos")
avatar

Mensaje el 16/10/2011, 8:28 pm por civilbatalion

Hay Soldado, esto cae como balde de agua fría para muchos, maldita nuestra suerte que pocos entenderán el mensaje, y menos actuaremos acorde a la misma.

La indiferencia es impresionante, la falta de responsabilidad de más, el esperar que el de arriba nos resuelva el problema es una aberración que quién sabe en que momento la implantamos en nuestra mente.

Todos los días pienso de que manera podemos hacer algo para que esto cambie, dando el mejor ejemplo posible a mis compañeros, intentando hacer reflexionar a la gente, pero apesar de todo la acción es mínima comparado con lo que necesitamos, al grado de compromiso que requiere la zona y el país.

En ocasiones pareciera que el enemigo es invencible, enorme y que no hay forma de destruirle, que estamos condenados al fracaso... sin embargo en las pequeñas acciones de cada uno de nosotros está la solución de los problemas.

Les compartiré algo que me ha dejado con un nudo en la garganta, algunos entenderán el por que al conocerme desde hace tiempo... pero aveces solo tenemos que ser nosotros mismos y dar nuestro mejor esfuerzo para generar cambios importantes, manteniendonos firmes y mostrando que el esfuerzo, el trabajo, el estudio, y la dedicación generan mayor satisfacción que el juego de muerte del narcotráfico.

"Ojala y En el Futuro pueda Ser un Empresarioo Como tuu ' !!"

Esto me lo dijó un chavito al que conozco, en algún momento estuvo cercana personas del crimen organizado, supe que le regalaban ropa, que lo intentaban seducir con bienes materiales, pero el joven gracias a su familia integra y de trabajo se mantuvo en el buen camino y se alejó de las malas compañías.

Para mí esto que me dijo es un motivador y esto me reafirma la convicción que nuestro país, que nuestra gente necesita modelos de vida. YO no lo soy, pero intento serlo, por la gente de mi región, Dios quiera sea suficiente para motivar a otros a no ver la salida fácil, y entender que si hay maneras de llegar a sus objetivos si ponen esfuerzo y dedicación.

Cada uno de nosotros tiene una trinchera que defender. Y me aventuraría a decir que ya no solo a defender, también tenemos que empezar a atacar.

Lo que hace usted Soldado al transmitirnos estos mensajes es algo que tiene impacto, le puedo decir que cada día hay más personas leyendo este foro, y estoy seguro que habrá más quienes lean con interés sus aportaciones.

Mictian tiene razón que se requiere una buena estrategia para hacer que sus colaboraciones lleguen más arriba. Y ojalá algún día dedique un balde de agua fría para la región crítica, que otros nos encargaremos de hacerla pública por el bien de todos.

Para que la gente reaccione tenemos que mostrarles la realidad, con nombres y hechos, por correos y cadenas, se que la gente se entera y comprende la responsabilida que tenemos en lo que nos sucede, pero no sabemos como actuar ante tantas situaciones del pasado, no tenemos confianza en nadie ni nada, solo en Dios queremos aferrarnos, y cerrar los ojos esperando que todo se resuelva, pero Dios no va a luchar la guerra que nos corresponde a cada uno de nosotros, la guerra contra nuestros miedos al éxito, al fracaso, a los criminales, y a volver a confiar en las autoridades, en el vecino, o el familiar... la guerra contra nuestras debilidades como sociedad y personas.





avatar

Mensaje el 16/10/2011, 9:11 pm por Mictian

La sociedad americana...ahhhh..

Basada en el determinismo y el destino manifiesto.

Y en aquella frase alegre y a la vez estupida de cierto Luterano que por ahi dio la base de todo el protestantismo...

Cree fuerte y peca fuerte!!!

Mensaje  por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 14/12/2017, 6:58 am