Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


El Generalisimo Felipe Angeles

Comparte

Lanceros de Toluca
Teniente de Navio
Teniente de Navio

Mensajes : 3503
Masculino
Edad : 107

El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por Lanceros de Toluca el 1/10/2011, 8:02 pm

Nombre del personaje: Felipe Ángeles
Fecha de nacimiento: 13 de junio de 1869
Fecha de fallecimiento: 26 de noviembre de 1919
Origen: Zacualtipan, Hidalgo
Actividad: General militar
Época: Porfiriato

Felipe Ángeles nació en Zacualtipan, Hidalgo, en algún tiempo se consideró que había nacido en Molango, al grado que ese pueblo fue quemado por tropas carrancistas el 6 de diciembre de 1914, por ser Ángeles uno de los más destacados soldados de la División del Norte.
Sin embargo, en el libro original de actas de nacimiento del Registro Civil de Zacualtipán, aparece que el día 13 de junio de 1968 a las 11 de la noche nació un niño a quien se registró con el nombre de Felipe de Jesús Angeles Ramírez, siendo hijo natural del Coronel Felipe Angeles y de Doña Juana Ramírez.
Desde niño se adivinaba en Ángeles un carácter solitario y soñador, su comportamiento en casa siempre fue de rectitud y patriotismo. Realizó sus estudios primarios en Huejutla, Molango y Pachuca. Se fue al Colegio Militar a los 14 años, becado por Don Porfirio Díaz, en agradecimiento a los servicios prestados por su padre. Fue un alumno distinguido, sobresalió en matemáticas y ciencias físicas. Ángeles no tardó en destacar en sus estudios y en su carrera militar, su inteligencia le permitió desempeña**e como maestro y alumno, comenzó siendo cadete y militar bajo el régimen de Porfirio Díaz.
En 1892 egresó del Colegio con el grado de Teniente de Ingenieros y se desempeñó, entre otras actividades, como analista. Autor de artículos sobre balística y geometría.
En 1908 fue nombrado Coronel y director de la escuela de tiro. Toda su capacidad le valió para ser un militar polémico, que conquistaba tanto respeto como la envidia de sus colegas. Esta forma de actuar, frenó su ascenso militar y lo obligó a permanecer en el extranjero. Tras de realizar sus estudios en Francia, el entonces Presidente Constitucional de la República, Francisco I. Madero le asignó el cargo de director del Colegio Militar de Chapultepec en 1911. Finalmente es nombrado General Brigadier. Durante su cargo en el Colegio Militar se vio fortalecido por el orden, progreso, estudio y apego a la verdad.
A partir de entonces, Ángeles se vio envuelto en una serie de intrigas, envidias, tanto por la adquisición de nuevos cargos y honores de que era objeto, como por la amistad que lo unía a Madero.
Tomó cursos en Francia y Estados Unidos de pólvora sin humo, artillería, balística y tiro entre otros. Su cultura se extendía al dominio del inglés, francés y alemán. Con motivo de la Rebelión de Pascual Orozco, Ángeles organizó batallones en favor del gobierno y fue el hombre de confianza del Presidente.
Participó como Comandante de las fuerzas que operaban en el estado de Morelos contra la insurrección zapatista; en esa campaña se propuso evitar los excesos que cometían las tropas contra los campesinos. En un largo artículo con el título de Genovevo de la O, reconoció la capacidad de este Jefe Guerrillero y la justa razón de su rebeldía.
Criticó la violencia y la crueldad de Juvencio Robles y Adolfo Jiménez Castro. No llegó a comprender las causas profundas y la importancia histórica de la Revolución Agraria que encabezaba Zapata, pero su actitud humanitaria le permitió establecer trato político con el caudillo suriano.
Al producirse el Cuartelazo de la Ciudadela y dudando de la lealtad de Victoriano Huerta, el Presidente Madero dispuso que Ángeles y sus tropas se trasladaran a la capital con el propósito de nombrarlo jefe de la Plaza y encargado de las operaciones contra los rebeldes. Consideraciones de jerarquía militar y la opinión adversa de su gabinete hicieron desistir a Madero en su intención y Ángeles quedó en una posición subordinada que le impidió actuar con eficacia.
Fue aprehendido al mismo tiempo que Madero y Pino Suárez y encerrado en el mismo cuarto del Palacio Nacional, se le mantuvo preso hasta el 29 de julio de 1913; se le desterró a Francia simulando un trabajo militar. Tiempo después regresó a México en secreto y se presentó ante Venustiano Carranza.
Una vez derrotado Huerta, se iniciaron los trabajos para organizar la Convención de Aguascalientes que iniciaría sus sesiones el 10 de octubre de 1914. El 12 de octubre, el General Ángeles "se levantó de su asiento y le pidió cortésmente al presidente de la Convención el uso de la palabra. Se impuso el silencio en el teatro, pues tanto los delegados como los observadores estaban ansiosos de escuchar al portavoz de Villa. Entonces Ángeles procedió a leer con voz clara y sonora, una carta que dijo haber recibido ese día de un general zapatista llamado Samuel Fernández.
La carta se refería primero a las conversaciones que el autor y Ángeles habían sostenido en Aguascalientes como representantes de la División del Norte y del Ejército Liberador de Zapata en el sur. Hacía notar que los dos hombres"(1). "... habían llegado a un acuerdo de principios y tendencias de la División del Norte, con los consignados en el Plan de Ayala que sostiene el Ejército Libertador. Después la carta expresaba que se había autorizado a Ángeles para que declarara ante la Convención que, como la División del Norte tenía una obligación moral de velar por los intereses de sus hermanos del Sur, no debía llegar a ningún acuerdo en la Convención hasta que el Ejército Libertador también estuviera representado"(2). Expresó que la pacificación del país era una de las principales tareas de la Convención.
Cuando Ángeles terminó su intervención, el público estalló en vítores para él, para Villa y para la División del Norte. La Convención acordó invitarlo a la próxima sesión para escuchar su punto de vista respecto a la presencia de Zapata en dicha Convención. El 4 de diciembre Villa y Zapata se reunieron en Xochimilco y acordaron colaborar en la nueva campaña que se emprendería contra Carranza.
La relación con Carranza no fue buena desde el principio; así se alió con Francisco Villa aunque tampoco fue buena su relación. Fue gobernador provisional de Coahuila del 6 al 12 de enero de 1915.
En la batalla de Aguascalientes, hubo descontrol y la División de Norte se desintegró y Ángeles se exilió en el Paso Texas, en diciembre de 1915. Regresó a México tres años después para entrevistarse con Villa y unir a todos los grupos revolucionarios levantados en armas contra Carranza; este intento fracasó y decidió seguir por su cuenta; en noviembre de 1919 fue traicionado por uno de sus oficiales. Fue aprehendido por tropas del gobierno el 15 de noviembre de 1919.
Conducido a la capital de Chihuahua, se le formó consejo extraordinario de guerra, el cual lo condenó a muerte por el delito de rebelión. La sentencia se ejecutó el 26 de noviembre. Durante el juicio, Ángeles habló largas horas; no tanto para defenderse, sino para justificar su vida y formular su testamento político: "Mi muerte hará más bien a la causa democrática que todas las gestiones de mi vida. La sangre de los mártires fecundiza las buenas causas". De esas palabras, como de sus discursos y escritos se desprende con claridad la tragedia de un hombre que, formado en el antiguo régimen, quiso sinceramente abrazar la causa revolucionaria, pero no pudo olvidar ni hacer a un lado su pasado y fue víctima de sus propias contradicciones. Fue fusilado el 26 de noviembre de 1919.
En todo caso, la historia ha absuelto al mártir revolucionario Felipe Ángeles y la Patria le ha consagrado un sitio en su altar.
Felipe Ángeles era un hombre apasionado y contradictorio, de espíritu crítico, accionista silencioso, carácter humilde, activo, capaz de obedecer y dar órdenes mayores; al mismo tiempo rebelde e impetuoso. Fue un militar que veía la guerra con un matiz poco poético y a la vez salvaje; tenía fe en el pueblo; veía obstáculos en la realización, de gran cultura, apreciaba a los humildes y campesinos; ciudadano de paz; así, interesado en sus acciones militares y políticas lo llevaron a marcar una página más de la Historia de México.
El General Ángeles fue el militar más preparado que participó en la Revolución; el 15 de noviembre de 1941, al cumplirse el XXII aniversario de su muerte fue nombrado Hijo del estado de Hidalgo, su entidad natal. Sobre su personalidad y hazañas existen artículos, libros, novelas y obras de teatro, que lo asignan como bondadoso y honesto; los detractores se encargaron de verter opiniones en contra de Ángeles y lo describen ambicioso e intrigante, finalmente eran gajes de la controvertida figura del revolucionario mexicano.






Lanceros de Toluca
Teniente de Navio
Teniente de Navio

Mensajes : 3503
Masculino
Edad : 107

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por Lanceros de Toluca el 1/10/2011, 8:02 pm

CARTUCHO. Relatos de la lucha en el norte de México (Extracto) I.S.B.N.: 968-6871-23-4
Edición crítica y prólogo de Fernando Tola de Habich
Factoría Ediciones. México, 1999
AUTOR: Nellie Campobello (1909-1986)




LA MUERTE DE FELIPE ANGELES



Traen a Felipe Angeles con otros prisioneros. "No los matan", decía la gente. Yo pensé que sería un general como casi todos los villistas; el periódico traía el retrato de un viejito de cabellos blancos, sin barba, zapatos tenis, vestido con unas hilachas, la cara muy triste. "Le harán Consejo de Guerra", decían los periódicos. Eran tres prisioneros: Trillito, de unos catorce años; Arce, ya un hombre; y Angeles. Nos fuimos corriendo mi hermanito y yo hasta el teatro de los Héroes; no supimos ni como llegamos hasta junto al escenario, allí había un círculo de hombres, en el lado derecho de una mesa, en el izquierdo otro mueble, no me acuerdo cómo era; junto a él, el agente del Ministerio Público, un abogado de nombre Víctores Prieto: En la platea del lado derecho estaba Diéguez. Sentado en el círculo, Escobar. Acá, junto a las candilejas, estaban sentados los prisioneros: Angeles en medio, Trillito junto a los focos.
Interrogó la mesa grande, dijo algo de Felipe Angeles. Se levanta el prisionero, con las manos cruzadas por detrás. (Digo exactamente lo que más se me quedó grabado, no acordándome de palabras raras, nombres que yo no comprendí).
"Antes que todo - dijo Angeles - deseo dar las gracias al coronel Otero por las atenciones que ha tenido conmigo, este traje (un traje color café, que le nadaba) me lo mandó para que pudiera presentarme ante ustedes". (Se abrió de brazos para que pudieran ver que le quedaba grande). Nadie le contestó. El siguió: "sé que me van a matar. QUIEREN MATARME; éste no es un Consejo de Guerra. Para un Consejo de Guerra se necesita esto y esto, tantos generales, tantos de esto y tantos más para acá", y les contaba con los dedos, palabras difíciles que yo no me acuerdo. "No por mi culpa van a morir", dijo señalando a los otros acusados, "este chiquillo, que su único delito es que me iba a ver para que le curara una pierna, y ese otro muchacho; ellos no tienen más culpa que haber estado junto conmigo en el momento que me aprehendieron. Yo andaba con Villa porque era mi amigo; al irme con él para la sierra, fue para aplacarlo, yo le discutía y le pude quitar muchas cosas de la cabeza. En una ocasión discutimos una noche entera, varias veces quiso sacar la pistola, estábamos en X rancho, nos amaneció, todos creían que yo estaba muerto al otro día".
-"¿Y llama usted labor pacífica andar saqueando casas y quemando pueblos como lo hicieron en Ciudad Juárez?", dijo el hombre de las polainas, creo que era Escobar. Angeles negó; el de las polainas, con voz gruesa, gritó: "Yo mismo los combatí".
Hablaron bastante, no recuerdo qué, lo que sí tengo presente, fue cuando Angeles les dijo que estaban reunidos sin ser un Consejo de Guerra. Yo e, yo i, yo, o, y habló de New York, de México, de Francia, del mundo. Como hablaba de artillería y cañones, yo creí que el nombre de sus cañones era New York, etcétera... el cordón de hombres, oía, oía, oía...
Mamá se enojó, dijo: "¿No ven que dicen que Villa puede entrar de un momento a otro hasta el teatro para librar a Angeles? La matazón que habrá será terrible". Nos encerraron; ya no pudimos oir hablar al señor del traje café.
Ya lo habían fusilado. Fui con mamá a verlo, no estaba dentro de la caja, tenía un traje negro y unos algodones en las orejas, los ojos bien cerrados, la cara como cansada de haber estado hablando los días que duró el Consejo de Guerra - creo que fueron tres días-. Pepita Chacón estuvo platicando con mamá, no le perdí palabra. Estuvo a verlo la noche anterior, estaba cenando pollo, le dio mucho gusto cuando la vio; se conocían de años. Cuando vio el traje negro dejado en una silla, preguntó: "¿Quién mandó esto?" Alguien le dijo: "La familia Revilla".
"Para qué se molestan, ellos están muy mal, a mí me pueden enterrar con éste", y lo decía lentamente tomando su café. Que cuando se despidieron, le dijo: "Oiga, Pepita, ¿y aquella señora que usted me presentó un día en su casa?" "Se murió, general, está en el cielo, allá me la saluda". Pepita aseguró a mamá que Angeles, con una sonrisita caballerosa, contestó: "Sí, la saludaré con mucho gusto".
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por asterix el 2/10/2011, 2:19 am



Entrada del Panteòn Municipal de la Ciudad de Pachuca Hidalgo...donde descansan para siempre mis ancestros...y los restos mortuorios del General Felipe Angeles muy cerca de la Entrada a mano izquierda en un espartano monumento pero imponente a la vez, sus letras labradas en oro...." A la Memoria del General Felipe Angeles".

Militar Muy Inteligente y Preparado, INCORRUPTIBLE..les estorbaba..y por ello lo eliminaron.




-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
El autor tiene +1.
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9467
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por Monakyo101 el 7/4/2015, 12:14 pm


El General Felipe Ángeles en Hermosillo
avatar
GALIL
Teniente
Teniente

Mensajes : 1420
Masculino
Edad : 43
Localización : Tejeringo el chico

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por GALIL el 7/4/2015, 12:21 pm

El final de la vida de un hombre visionario y leal a sus convicciones... gracias por compartirlo Asterix! cheers

GALIL
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por asterix el 7/4/2015, 2:09 pm

El final de la vida de un hombre visionario y leal a sus convicciones... gracias por compartirlo Asterix!

GALIL


De nada mi Estimado Erik Danielsson.....

Comparto su opinión....MI PAISANO (el Generalisimo Felipe Ángeles)...porque soy de Hidalgo...NO DE VERACRUZ...como dicen mis biografos de cabecera en este foro....TIENE SU PARTENON en la entrada del Panteón Municipal de la capital de los Pastes...donde cuando me llame Chuchito...ya tengo dispuesto que me entierren en cristiana sepultura..... Firmes

Saludos.
avatar
GALIL
Teniente
Teniente

Mensajes : 1420
Masculino
Edad : 43
Localización : Tejeringo el chico

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por GALIL el 7/4/2015, 2:37 pm

No le haga mi estimado, todavía tiene muchas canas verdes que sacarnos... cheers

¿Tendrá alguna imagen de la última morada del General Felipe Ángeles?

GALIL
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por asterix el 7/4/2015, 4:35 pm

http://www.jornada.unam.mx/2015/04/07/opinion/018a1pol


Celaya, 6 de abril de 1915

PEDRO SALMERÓN SANGINÉS

El 6 de abril de 1915 se encontraron frente a frente en el campo de batalla los soldados de dos formidables caudillos: Pancho Villa y Álvaro Obregón. Corría el quinto mes de la guerra civil que enfrentaba a los vencedores de la revolución (que destruyó entre 1910 y 1914 al régimen porfirista). Los ejércitos de la Convención (villistas y zapatistas) habían obtenido importantes victorias en Puebla, Coahuila, Jalisco y Guanajuato, pero sin lograr destruir ninguna de las columnas carrancistas. Mientras, Obregón avanzó desde Veracruz con contingentes frescos e intenciones claras: separar físicamente al villismo del zapatismo y reducir el espacio vital de los convencionistas.

Pancho entendió a la perfección el desafío planteado por el avance del sonorense, como se lo explicó a Emiliano Zapata en una larga carta fechada el 18 de marzo, donde le cuenta todos los trabajos que he emprendido desde que nos separamos, y presenta los datos fundamentales que preceden a las batallas del Bajío: la creciente dificultad para conseguir material de guerra, el agotamiento de los recursos económicos, la imposibilidad para ayudar debidamente al esfuerzo de guerra zapatista y, sobre todo, la angustia, la sensación de que el tiempo se agota, de que juega cada vez más rápidamente en favor de los carrancistas. Villa entendió la necesidad de detener a Obregón y volver a enlazarse con los zapatistas, a quienes en la misma carta apremiaba a que recuperaran la ciudad de México (cosa que, de hecho, ya habían hecho los surianos).

El Centauro discutió sus planes con Felipe Ángeles, quien trató de convencerlo de no presentar batalla en el Bajío y diferir el encuentro, para que Obregón extendiera su línea de abastecimientos hasta que los zapatistas pudiesen cortarla. Villa lo escuchó atentamente, pero respondió que no podía esperar y que se echaría inmediatamente sobre Obregón. Según Villa, Ángeles no consideraba que la caída de Irapuato en manos de Obregón le permitiría unirse con los 15 mil hombres que los generales Diéguez y Murguía tenían en Jalisco; tampoco, la creciente angustia económica del mando convencionista.

Por eso, el 6 de abril Villa lanzó sus fuerzas (como un huracán, pero no mediante cargas de caballería) contra las defensas de Obregón, iniciando así una serie de batallas que desde ese día hasta el 5 de junio, y desde Celaya hasta León (112 kilómetros en línea), terminarían por decidir la suerte de la guerra en favor de los carrancistas. Al iniciarse estas batallas, hoy hace 100 años, los contingentes movilizados por Villa y Obregón eran una pequeña fracción de los ejércitos contendientes: al mismo tiempo, unos 10 mil carrancistas defendían contra los zapatistas la vía que comunicaba al ejército de Obregón con el puerto de Veracruz. Diez o 12 mil villistas de Fierro y Contreras sostenían en Jalisco el frente occidental. Otros tantos, mandados por Urbina y Chao, intentaban apoderarse de la zona petrolera. Desde Monterrey, Felipe Ángeles envió tres columnas contra Nuevo Laredo, Matamoros y Ciudad Victoria. Además, se combatía o se había combatido en semanas recientes en el Distrito Federal, estados de México, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, San Luis Potosí, Campeche y Yucatán. Pero ya en mayo había en los campos de batalla del Bajío más de 30 mil hombres por bando y en los demás frentes las operaciones se habían suspendido o reducido al máximo, pendientes todos sus hombres de lo que ocurría en el corazón de la República.

En los campos de batalla se impusieron los carrancistas, pero los vencidos obtuvieron una victoria en la derrota, pues don Venustiano ya no pudo imponer su proyectada modernización del porfiriato: la izquierda del constitucionalismo, que dominó el Congreso Constituyente y tomaría el poder en 1920, entendió que tenía que hacer suyo parte del programa de los vencidos si quería detener la revolución social y consolidarse en el poder.

* * *
Cuentan que la historia la escriben los vencedores. Durante 20 años he rechazado esa frase, porque como historiador sé que los derrotados también cuentan su versión. Sin embargo, la historia de la derrota de la División del Norte y el Ejército Libertador del Sur ha sido contada, durante décadas, siguiendo el guión diseñado por quienes los vencieron; por quienes tenían que destruir lo que representaban para imponer el modelo político bajo el cual vivimos. La versión de los vencedores arranca con la premisa de que Zapata y Villa, con todo a su favor, perdieron porque no tenían un proyecto nacional ni una estrategia para ganar la guerra. Tras casi 20 años de investigación de archivo, de caminar los campos de batalla, de preguntar y preguntarme, encontré que quizá las cosas fueron de otro modo. Lo expongo detalladamente en mi reciente libro 1915: México en guerra.

psalme@yahoo.com

Twitter @PASalmeron
avatar
XÓLOTL
Teniente Coronel
Teniente Coronel

Mensajes : 6311
Masculino
Edad : 40
Localización : Desde el Espolón del Diablo hasta la Selva Lacandona

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por XÓLOTL el 7/4/2015, 8:05 pm

Escuchen a mi amigo Pedro Salmerón Sanguines el historiador más jóven y capáz que México tiene actualmente a la altura de Lorenzo Mayer y Paco Ignacio Taibo. Si vieran las tertulias que hemos sostenido hablando de historia wow!!


Última edición por XÓLOTL el 8/4/2015, 1:06 am, editado 1 vez
avatar
cedric17
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 325
Masculino
Edad : 28
Localización : El Norte de nuestra Patria

R....

Mensaje por cedric17 el 7/4/2015, 11:28 pm

Hace poco vi un video en youtube de una charla d salmeron con taibo  sobre  lo que hubiera pasado si villa derrotaba a obregon....segun salmeron y taibo probablemente angeles hubiera sido presidente...

En esa misma charla salmeron y taibo se deshacen de  los masa radicales como fierro mandandolos
¡¡ A ayudar a las brigadas rusas del 17 jajaja !!
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9467
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por Monakyo101 el 2/11/2015, 9:15 pm


Quiénes Somos Contáctenos Directorio

WebOEM

América Atlante Atlas Jaguares Cruz Azul Leon Chivas Monterrey Morelia Xolos Pachuca Puebla Querétaro San Luis Santos Toluca Tigres Unam
Futbol Americano
Futbol Mexicano Estadísticas Legión Azteca Futbol Mundial Beisbol Box Autos
Toros Charrería Otros Deportes Extensión Deportiva Galerías Espectáculos Especiales Descargas

Barroco
Felipe Angeles, el pensador de la Revolución Mexicana
Diario de Querétaro
28 de junio de 2009

Javier Velázquez

Querétaro, Querétaro.- Llueve en Zacatecas. 23 de junio de 1914. Zacatecas, no se olvida. La estrategia militar de Felipe Ángeles y el carisma de Pancho Villa hicieron posible la toma de la ciudad.

Ya habían triunfado en Torreón el 3 de abril del mismo año. Binomio relevante, audaz, inteligente de La Revolución Mexicana: Ángeles y Villa. Dos espíritus libertarios, dos rebeldes significativos. Felipe Ángeles fue el artillero extraordinario formado en Francia, el lector de literatura, filosofía, historia: el pensador de La Revolución Mexicana, la lucidez sin ilusión. Villa era El Centauro del Norte, que defendió las causas de los desprotegidos. Villa, el mito indiscutible, de bandido a revolucionario. Felipe Ángeles sabía que La Revolución había fracasado con la ambición, el despotismo y la máscara de Venustiano Carranza, quien le organizó un juicio vendido en el Teatro de Los Héroes de la ciudad de Chihuahua, en la última semana de noviembre de 1919. En abril 10 del mismo año, el reformador de La Constitución, El Primer Jefe Constitucionalista pagó 58 mil pesos, para que asesinaran a Emiliano Zapata. Carranza desde la máscara de la legalidad, cometió actos de barbarie y corrupción. Escribió Felipe Ángeles:

"Yo redacté el telegrama que cruzó el rostro de Carranza como un fuetazo. Por mi fuimos a Zacatecas y vencimos finalmente a Huerta. Yo soy el culpable de que, desoyendo los despóticos mandatos de Carranza, hayamos ido a dar el último golpe de muerte a los huertistas. Yo soy el culpable de haberle dicho a Carranza su miseria moral, su envidia, su falta de patriotismo, su ambición, su despotismo". (Gilly. 2008. 252).

¿Cuántos generales y políticos mexicanos desde la Constitución de 1917 se han servido de ella para perpetuar la injusticia, la impunidad, la corruptela? ¿Qué pasaría si la Constitución pudiera articular un lenguaje y denunciar todas las atrocidades en su nombre? ¿Desde la Constitución se han perpetrado crímenes? ¿Se ha beneficiado realmente el país, los trabajadores, el campo, las instituciones de salud, educación, cultura, deporte? El General Felipe Ángeles fue sentenciado y fusilado, de manera muy, muy... constitucional, en la madrugada del día 26 de noviembre de 1919. Antes de morir, un sacerdote fue a intentar confesar al General Revolucionario, quien le dijo, algo así: "No entiende, padre, que un hombre que ama tanto la vida no tiene miedo a morir. Nada es más sagrado, excepto el hombre". El General Ángeles pidió que no le vendaran los ojos, y él mismo dirigió al pelotón. Espíritu trágico, espíritu libre que amó tanto a México hasta llegar al paredón de fusilamiento.

Hay que recordar la vida y obra de Felipe Angeles a diario. Personaje histórico esencial de nuestra Historia. Arquetipo de ética ejemplar. Ahora en la polifónica para-teatralidad de las elecciones, es imprescindible hacer memoria con personajes de la categoría del General Felipe Ángeles, quien antes de servirse de la Revolución y el poder, sirvió a su patria, con su inteligencia, con su arrojo militar y su sangre. ¿Dónde están los continuadores de la filosofía revolucionaria del General Ángeles? En el juicio expresó: "Cometer crímenes desde el poder es iniciar la era de los asesinos"... ¡Vaya vigencia! ¿Cuántos crímenes desde el poder, a lo largo y a lo ancho de nuestro país, en tiempos de Revolución, Guerra Cristera, Modernidad y en los últimos veinte años? ¿Cuántos impunes? ¿Cuántos castigados con Justicia inmediata? ¿Cuántos con Justicia tardía? En tiempo de elecciones y siempre hay que volver a leer los pensamientos de Felipe Ángeles, la dramaturgia de Elena Garro, en torno a tan complejo e inusual personaje, la novela de Ignacio Solares, La noche de Ángeles. Las obras completas de Sergio Magaña, Rodolfo Usigli, Juan Rulfo, Octavio Paz, Jorge Ibargüengoitia, Fernando del Paso; a los historiadores Adolfo Gilly, Fiedrich Katz, Odile Guilpain, Javier Garciadiego, Miguel León Portilla, Enrique Krauze, entre otros.

Comprender la filosofía, la praxis de Felipe Ángeles, quizá, pueda transformar el pensamiento de los candidatos, para iniciar una auténtica y profundísima renovación en el campo, el empleo urbano, los servicios médicos públicos, en la educación, en la cultura, en los salarios; que en general están en condiciones de agonía extrema, enmascarados en el pantano de la legalidad, la burocracia y la demagogia; ya lo pensó Rodolfo Usigli, en El Gesticulador (obra escrita en 1938 y estrenada en 1947 en el palacio de Bellas Artes de la ciudad de México).

¿Quién es cada uno en México? Dondequiera encuentras impostores, impersonadores, simuladores; asesinos disfrazados de héroes, burgueses disfrazados de líderes; ladrones disfrazados de diputados, ministros disfrazados de sabios, caciques disfrazados de demócratas, charlatanes disfrazados de licenciados, demagogos disfrazados de hombres. ¿Quién les pide cuentas? Todos son unos gesticuladores hipócritas" (Usigli 1983. 63).

Ojalá que la gente vaya a votar por el candidato con mayores ideas políticas para transformar sustancialmente la realidad, la historia, la sociedad en nuestra colonia, nuestra ciudad, nuestra delegación, nuestra comunidad, nuestro estado, nuestro país.

De lo contrario se continuará en la amnesia y el perverso uso del poder para perpetuar la impunidad, la corrupción y la desesperanza. Ojalá que se rompa de una vez por todas, la inconmensurable cadena del tanatismo y los abusos desde el poder. ¿Será? ¿Realmente se podrá construir otro México desde nuestra incipiente democracia? Habrá que ir a votar y estar atentos a los procesos de hoy y los que siguen.

Y no hay que olvidar que el 13 de junio de 1868 nació Felipe Ángeles en Zacualtipán, Hidalgo. Que fue un militar con ideas de justicia social y democracia, que planificó la batalla memorable, un 3 de abril de 1914, junto con lo dorados de Villa, y cayó la ciudad de Torreón. Y el 23 de junio, otra vez de 1914, Zacatecas no se olvida, por el triunfo de la estrategia militar de Felipe Ángeles y la inolvidable valentía de Francisco Villa.

¡Salud!






Síguenos











Publicidad



Derechos Reservados Organización Editorial Mexicana S.A. de C.V.
Quiénes somos - Contáctanos - Contratar Publicidad - Aviso Legal
http://www.oem.com.mx/esto/notas/n1223413.htm


Última edición por Monakyo101 el 2/11/2015, 10:44 pm, editado 2 veces
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por asterix el 2/11/2015, 9:40 pm

El General Felipe Ángeles era un Mando Ilustrado con Iniciativa Y MUCHO INTELECTO....ALGO QUE LES FALTA MUCHO A SUS COTERRANEOS...DE AHORA.

Saludos.
avatar
FelipeAngeles
Recluta
Recluta

Mensajes : 1
Masculino
Edad : 48

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por FelipeAngeles el 7/6/2016, 2:09 am

Amigo Galil, ésta es mi primer publicación. La tumba del General Felipe Ángeles
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por asterix el 7/6/2016, 2:05 pm

Uta muchas gracias....¡¡¡¡

Así es......es el cenotafio donde reposan los restos del Gral F. A. y el cementerio municipal donde también descansan los restos de mis antepasados de ambas sangres.....y donde un buen dia...menos pensado....iremos a dormir el sueños de los justos......a chambear de Mineros/Tuzos por toda la eternidad.....

Mientras eso pasa....aquí estamos en la primera línea del frente, con mi Kar-98...... qt

Saludos.

Pd. Chales ya me entró la nostalgía y tengo que darme una vueltecita.....después a comerse unos ricos pastes de carne deshebrada con papas y chiles, acompañados con una Droga Cola Bien fría, abajo del reloj y gozando de los aires de la Bella Airosa....jejeje..




Soy Tuzo...LUEGO..EXISTO....¡¡¡¡¡

Firmes
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9467
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por Monakyo101 el 15/9/2016, 8:02 pm

Publica Tusquets edición conmemorativa por 25 años de la novela predilecta del autor
Solares pide ver en Felipe Ángeles el idealismo que nos salvará
Quienes creemos en el socialismo estamos igual que en tiempos de ese personaje de la Revolución Mexicana: en una encrucijada, expresa el narrador en entrevista con La Jornada

La figura del general Felipe Ángeles debe ser estudiada, sobre todo entre los jóvenes; es fundamental que se interesen por la historia, considera Ignacio Solares, captado ayer en su casaFoto Marco Peláez
[size]
Ericka Montaño Garfias
 
[/size]
Periódico La Jornada
Jueves 15 de septiembre de 2016, p. 3

Pocos autores se atreven a reconocer que una de sus novelas es su favorita. Ignacio Solares (Ciudad Juárez, 1945) es uno de ellos.
La noche de Ángeles para mí es quizá mi novela predilecta, dice en entrevista con motivo de la edición conmemorativa a 25 años de su aparición.
Esa novela, publicada ahora por Tusquets, tiene como protagonista al general Felipe Ángeles, situado entre los actores secundarios de la Revolución Mexicana. Existen pocos estudios acerca de él y entre quienes han marcado su papel en el conflicto armado figuran Adolfo Gilly, Paco Ignacio Taibo II, Elena Garro y Friedrich Katz, además de la biografía escrita por el general Federico Cervantes, quien fue representante de Ángeles en la Convención de Aguascalientes.
Ángeles, expresa el narrador, es como un personaje secundario de la historia, siendo que simboliza lo mejor de nuestra revolución: el mérito de Madero es indudable en su concepto de la democracia, bonhomía, su fe, pero era un místico. Bernardo Reyes era un loco que pudo haber salvado al país, pero dudó y no se atrevió a ir contra don Porfirio cuando tenía todo el pueblo en su favor. Carranza, un viejo pachorrudo, terco, vendido a Estados Unidos, y Obregón un asesino.
Hombre culto y de entrega
–¿Otro habría sido nuestro país?
–Imagínate con gente como Ángeles. Es que necesitamos Felipes Ángeles, pero qué difícil porque para que los dejen llegar... ¿No será que este planeta de alguna manera, como decía Aldous Huxley, es el infierno de otro planeta?
–¿En qué momento decidió convertir a Felipe Ángeles en el protagonista de una novela?
–Entré a la historia por la puerta trasera. No estudié esa disciplina, sino letras españolas. Mis primeras novelas son fantásticas, como Anónimo; hice el reportaje Delirium tremens, pero cuando leí sobre Madero llegué a la biografía de Cervantes sobre Ángeles, y me hechicé con él.
Me enamoré de él. De repente me dije: este hombre, su cultura, su entrega, su fidelidad a Madero, su capacidad de solidaridad con los pobres, su amor por su familia, su integridad. Era muy carismático, un líder sin querer serlo.
–Este libro tiene 25 años, ¿qué ha pasado en este tiempo con la figura de Felipe Ángeles?
–Algo ha salido acerca de él, pero no lo suficiente. Al personaje se han acercado personas muy dedicadas a la historia y de forma muy valiosa, como Friedrich Katz, Taibo II en su libro sobre Villa, que por cierto es el mejor sobre éste. Pero quienes creemos en el socialismo estamos igual que en esos tiempos: en una encrucijada.
Ángeles es un de una actualidad brutal; era un estratega militar e ideológico. Tenía gran cultura, él sí veía más adelante y a partir de esa capacidad, podemos llamarla o no cristiana, de ver por el prójimo, que es la más alta capacidad del ser humano.
–¿Eso es lo que nos falta?
–Sí, en este momento de tanta corrupción, de triquiñuelas, de trampas, de narcotráfico.
“Ángeles nos recuerda a los idealistas que hemos tenido, varios en nuestra historia, que han creído que la única salvación de este país es la justicia social.
Si no hay justicia social, si no hay honestidad, si no hay sensibilidad ante el dolor del prójimo, no hay salvación. Lo que les pasa a los otros también me pasa a mí. Un símbolo de todo eso es el gran personaje cristiano de nuestra historia, Felipe Ángeles. Porque hoy cómo puedes estar pensando en comprarte casas, en el poder, en comprar aviones y el que te ensalcen en un país de miserables, que es lo que somos.
Y explica, por qué La noche de Ángeleses su novela predilecta: “Es muy difícil para un autor plasmar en una novela lo que cree. ¿Por qué? Porque no hay nada peor que una novela didáctica, siempre es pésima; la novela de mensaje es horrible, mala literatura.
“Pero a veces tienes la suerte de hallar un personaje que encarna lo que crees y no lo dices tú: lo dice o lo hace éste. Idealmente el verdadero personaje cristiano por excelencia que he podido plasmar en mi literatura es Felipe Ángeles.
“Por desgracia es muy difícil plasmar esta postura que tiene que ver más con el prójimo, con la justicia, más aún con la justicia social que con la ortodoxia, con las normas eclesiásticas.
“La primera muestra de un cristiano está en su trato con el prójimo: dime cómo lo tratas y te diré cuán cristiano eres. Ángeles fue idealista, siempre luchó por la justicia social, fue ‘de izquierda’, socialista, respetaba a los prisioneros.
Habría que valorarlo; ojalá y yo ponga un granito de arena, con eso me conformo para que siga vivo y se estudie más su figura, sobre todo entre los jóvenes, pues necesitan mirar hacia atrás para ver de dónde venimos, dónde estamos y adónde vamos. Es fundamental que se interesen por la historia, por Ángeles, porque van a encontrar el reflejo de un idealismo que es nuestra única posibilidad de salvación.



avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por asterix el 16/9/2016, 1:16 am

Pero quienes creemos en el socialismo estamos igual que en esos tiempos: en una encrucijada.
Ángeles es un de una actualidad brutal; era un estratega militar e ideológico. Tenía gran cultura, él sí veía más adelante y a partir de esa capacidad, podemos llamarla o no cristiana, de ver por el prójimo, que es la más alta capacidad del ser humano.


SI EL EJÉRCITO TIENE A UN HEROE OLVIDADO...ES AL GENERAL FELIPE ANGELES.....PERO SEGUIRÁ VIGENTE ENTRE NOSOTROS LOS DESCALZONADOS...AQUELLOS EN LOS QUE EL SIEMPRE PENSÓ COMO UN VERDADERO REVOLUCIONARIO......NO COMO LOS PETIMETRES DE AHORA.....

VIVA EL GENERAL FELIPE ANGELES,.....¡¡¡¡¡..... HIDALGUENSE...

como su humilde servilleta........

Firmes

Contenido patrocinado

Re: El Generalisimo Felipe Angeles

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 11/12/2017, 11:10 am