Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Damian Carmona

Comparte

Lanceros de Toluca
Teniente de Navio
Teniente de Navio

Mensajes : 3503
Masculino
Edad : 107

Damian Carmona

Mensaje por Lanceros de Toluca el 1/10/2011, 5:24 pm

Todos los años se celebra el Día del Soldado, acto que se inspira en el valor demostrado por Damián Carmona, militar que se encontraba de guardia en Querétaro el 27 abril de 1867, durante la invasión francesa. Se cuenta que Damián estaba cumpliendo con su deber cuando una granada cayó cerca de él, llenó de humo el ambiente y le destruyó su fusil. En lugar de huir y salvarse en alguna forma, Damián gritó: “¡Cabo de cuarto, estoy desarmado!”. Le pasaron otro fusil y siguió cumpliendo con su beber. Damián Carmona era un hombre humilde, hijo de Francisco Carmona y Juana Ortiz, de manera que su nombre completo era Damián Carmona Ortiz, aunque en su acta de bautizo aparece como José Cosme Damián, probablemente obedeciendo los nombres que aparecían en el santoral.

Nació el 25 de septiembre de 1844 en el pueblo de Calabacillas, del estado de San Luis Potosí. En su infancia se dedicó a vender trastos de barro en todos los pueblos de la región, incluyendo la capital del estado. Esa vida errante la asoció a la de los soldados, por eso se unió a las tropas que se formaron para combatir a las fuerzas imperialistas. Formando parte del Quinto Batallón de San Luis, Damián Carmona tuvo el acto de sublime serenidad que narramos a principio de este artículo, que le ha merecido el recuerdo permanente de la historia.

En su época fue reconocido el gesto heroico de Carmona, realizándose al respecto varios actos públicos, entre los que sobresale la entrega de una corona de laurel con monedas de oro, enviada por el gobierno de San Luis Potosí al de Querétaro. Damián Carmona falleció el día 1º de marzo de 1869, a los veinticinco años de edad, víctima del tifo. Así que es otro ejemplo de lo que es capaz la juventud mexicana, cuando está compenetrada de sus responsabilidades cívicas e históricas, cuando de verdad quiere servir a la patria. El gallardo gesto de Carmona es digno de recordación y también es atinado el aprovechamiento de este incidente para rendir homenaje a los modestos soldados.

Los soldados merecen este homenaje porque constituyen el rango militar de más bajo nivel que, sin excusa ni pretexto, acometen las más grandes luchas en defensa de alguna causa, entre las que sobresale la defensa de la soberanía nacional, en la que modestos soldados alcanzan la gloria, aunque mueran en el anonimato, como lo hicieron los humildes e improvisados soldados que siguieron a Hidalgo y como lo hicieron los valientes zacapoaxtlas, que siguieron a Zaragoza. El soldado es un celoso defensor de las instituciones, no sabe de traiciones no de venganzas. Si a veces se enreda en ellas es porque obedece órdenes, porque tiene disciplina, porque aún en esta forma está cumpliendo con su deber.

El soldado mexicano realiza humanitaria labor cuando interviene en el rescate de las víctimas de las tragedias ocasionadas por el azote de algunos fenómenos de la naturaleza, y cuando ayuda al progreso de algunas regiones contribuyendo con su esfuerzo a realizar obras de interés común. Celebrar el Día del Soldado es, pues, un acto de justicia, destinado a enaltecer a quienes, desde el punto más modesto, sirven a la patria defendiéndola con profundo interés cívico; a los que exponen su vida en defensa de las instituciones; a los que cuidan el orden público sin abusar de sus armas; los que marchan custodiando la bandera nacional; y los que por ella mueren. A los hombres sencillos que visten el uniforme de soldados rasos, va dedicado el homenaje del 27 de abril, a los que emulan con su valor al soldado Damián Carmona; a los que en los conflictos bélicos son sangre de cañón, a los que ven caer a sus hermanos y siguen adelante; a los que tienen un sitio de honor en la historia y sólo se les recuerda en monumentos dedicados al soldado desconocido. A ellos, que se entregan como hombres, aunque se olviden sus nombres; a los humildes soldados que han contribuido con su sangre al triunfo de la revolución nacional en todas sus etapas, a ellos que calladamente han contribuido a la grandeza de la patria.



http://poanas.50megs.com/Datos_Importantes/bio_damiancarmona.html

    Fecha y hora actual: 18/12/2017, 2:35 am