Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Comparte
avatar
Sun Tzu
General de División
General de División

Mensajes : 22148
Masculino
Edad : 41
Localización : Tierra del Tequila.

La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Sun Tzu el 10/8/2011, 5:18 pm

Miércoles 10 de Agosto de 2011

La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio: el último año se han alistado 60 españoles, cifra que se mantiene constante en la última década.



Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes del ejército francés, durante el año 2010, sesenta españoles consiguieron engrosar las filas de la Legión Extranjera Francesa. Se trata de una cantidad muy similar a la que viene registrándose durante los últimos años, según aseguraron dichas fuentes. Los españoles cuentan con una larga tradición en la unidad gala. Más de 40.000 han servido en sus filas desde su creación y son históricamente el quinto colectivo más numeroso, por detrás de los alemanes, italianos, belgas y franceses, aunque estos últimos no pueden servir en la unidad bajo su verdadera nacionalidad ya que se trata, por definición, de un cuerpo para extranjeros.


Este cuerpo de élite fue fundado en el año 1831 por el rey Luis Felipe de Orleans. El monarca pretendía agrupar a los soldados extranjeros, que hasta entonces habían luchado en el ejército regular francés, junto con ex militares, bandidos y personas consideradas potencialmente peligrosas para Francia después de la Revolución de Julio. Una vez que todos ellos fueron agrupados en una misma unidad, sirvieron para defender las posesiones francesas repartidas a lo largo del globo a la par que se mantenía dicho país libre de elementos considerados indeseables.


Desde sus orígenes, la Legión Extranjera Francesa ha estado envuelta de un halo de misterio y romanticismo. Es también considerada como uno de los principales destinos de criminales, románticos y aventureros que acudían a ella desde todos los rincones de la tierra huyendo de su pasado en busca de una nueva vida. La legión no hacía preguntas sobre el pasado de sus hombres. Cada legionario firmaba un contrato, se le daba un nuevo nombre y de este modo, rompía toda lo que le uniese a su vida anterior –su nacionalidad, familia, amigos, origen, oficio, actividades, etc- hasta que muriese, desertase o expirase su contrato. Su nueva patria sería la Legión – de ahí su lema en latín ‘Legio Patria Nostra’- y su vida la de un legionario.


La Legión Extranjera Francesa aún conserva en nuestros días algunas de sus características primigenias. Pero, a pesar de haber sufrido múltiples remodelaciones, ha acabado reconfigurándose como un cuerpo de élite de gran operatividad y con una rápida capacidad de despliegue. La Legión participa en misiones de mantenimiento y restablecimiento de la paz, como fuerza de interposición, como unidad para el control de masas y participa en el desarme de grupos hostiles.


Actualmente tiene efectivos destacados en Afganistán, Chad, Líbano y Costa de Marfil. Sus hombres suelen ser la ‘punta de lanza’ del ejército francés en las distintas misiones internacionales. Su labor, costumbres y entrenamiento son admirados incluso por el ejército de los EEUU. Durante la operación ‘Tormenta del Desierto’ el general Norman Swarkof del Ejército de los EEUU elogió la labor de los legionarios franceses.


Los candidatos que hoy llaman a las puertas de la Legión Extranjera son variopintos. Continúan acudiendo a ella criminales, aventureros y románticos. Algunos siguen queriendo dejar atrás su pasado, mientras que otros simplemente buscan acción y aventura.
Europa del este es actualmente uno de los principales puntos de procedencia de los legionarios. Además, en los últimos años, el número de asiáticos ha ido incrementándose. Mientras que el candidato típico tradicional solía tener un bajo nivel de estudios, en la actualidad los candidatos de los países occidentales son en su mayoría de clase media y un porcentaje importante de los mismos tiene estudios superiores.


El proceso de selección también ha cambiado con el paso del tiempo. En la actualidad, los candidatos deben presentarse en un puesto de reclutamiento con un documento de identidad. De ahí serán transferidos al cuartel de Aubagne. Una vez allí serán sometidos a un examen médico, unas pruebas físicas, a un examen psicotécnico y sus datos serán cotejados con los de la interpol para evitar que asesinos, violadores, grandes traficantes de drogas y terroristas engrosen sus filas. Para aquellos que hayan cometido algún delito en territorio francés, la Legión Extranjera estudia la gravedad del mismo y comprueba si existiría algún tipo de incompatibilidad con el servicio.


Fuentes de la Legión Extranjera comentaron a ECD que, por ejemplo, no suele haber problema con ladrones de guante blanco y pequeños carteristas.
Desde el año 2010, los candidatos, solo si lo desean, se alistarán bajo una falsa identidad -identidad declarada- que le proporcionará la Legión Extranjera. La identidad declarada se construye a partir del nombre completo del padre. La primera letra de su apellido será la inicial del nuevo nombre y la primera de su nombre será la nueva inicial primer apellido. Por ejemplo, un candidato cuyo padre se llamase Pablo Sánchez, podría recibir un nombre de legionario como Steve Peterson.


La identidad declarada sirve habitualmente a los candidatos para apartarse de su pasado por problemas familiares, con la justicia o por estar políticamente perseguidos en sus países de origen. Aun así, si lo desean, a partir de un año de servicio podrán recuperar su nombre original o permanecer con el nombre de legionario. Todo aquel que se alista bajo una identidad declarada, pasará a figurar en el registro como soltero aunque estuviese casado y además tendrán restricciones en la compra de vehículos a motor.


Una vez pasados cinco años del primer contrato, los candidatos podrán regularizar su situación militar y lograr un permiso de residencia para Francia. También podrán optar por mantener su identidad declarada y obtener el pasaporte francés logrando así ser ciudadano de pleno derecho. ‘Francés por la sangre’ es como se denomina otro modo de obtener la nacionalidad francesa para los legionarios. Esta máxima explica como todo legionario herido en combate defendiendo a Francia, tendrá derecho a la nacionalidad.


Todo candidato, tanto los que conservan su identidad como los que no, después de haber superado las primeras pruebas en Aubagne se verá sometido a un duro entrenamiento de cuatro meses, en los que podrá deshacer su contrato en cualquier momento, para finalmente ser asignado a uno de los regimientos de la Legión Extranjera Francesa. Una vez obtenido el destino, el candidato solo podrá abandonar su puesto por haber muerto, desertado o quedado inútil para el servicio. Algunos de estos regimientos operan en lugares remotos como Djibouti –en el cuerno de África- la Guayana Francesa o Martinica.

elconfidencialdigital.com



___________________________________
Por Mèxico siempre leales.


Si luchas con monstruos, cuida de no convertirte también en monstruo." />
avatar
seals
Teniente
Teniente

Mensajes : 1675
Masculino
Localización : chiapas

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por seals el 11/8/2011, 12:53 pm

lastima que cuando era un joven puberto no habia google y no tenia aceso a tanta informacion militar de haber ocurrido lo contrario habria hecho el esfuerzo por salir del pais y pertenecer a la legion extranjera lastima quizas en otra vida jajajaajajjajaaj
avatar
metalmike
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 383
Edad : 25

La Legion Extranjera Francesa

Mensaje por metalmike el 4/11/2011, 12:57 pm

bueno compañeros aqui les dejo un documental de la legion extranjera espero que les guste Smile por cierto en el mismo canal hay mas video como el de la escuela de rangers

http://www.youtube.com/watch?v=bEJPyY2Rpk4&feature=related
avatar
Mictian
Mando Supremo
Mando Supremo

Mensajes : 10174
Masculino
Edad : 106
Localización : La Tierra de Dios y de Maria Santisima

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Mictian el 4/11/2011, 1:00 pm

Fusionados


___________________________________
[center]
Hola Invitado. Bienvenido(a) al foro Todo por México.

Recuerda visitar las Reglas del Foro
Si tienes dudas y sugerencias puedes postear en el Buzon
O solicitar asistencia vía Mensaje Privado
        [url=https://twitter.com/#!/Todo_por_Mexico][img]


No te sientas vencido ni aun vencido, no te sientas esclavo siendo esclavo. Tremulo de pavor piensate bravo y arremete feroz ya mal herido!!!. Que muerda y vocifere vengadora, en el polvo ya rodando tu cabeza!!!(Almafuerte).
Desde la creacion de los Ejercitos han existido los exmilitares, pero no existen los exsoldados (Mictian).
Fuiste todo un guerrero mi Max!!! Dios te tenga en su gloria...

Lanceros de Toluca
Teniente de Navio
Teniente de Navio

Mensajes : 3503
Masculino
Edad : 106

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Lanceros de Toluca el 6/11/2011, 1:19 am

Que no vea este tema el Vader jajaja
avatar
Mictian
Mando Supremo
Mando Supremo

Mensajes : 10174
Masculino
Edad : 106
Localización : La Tierra de Dios y de Maria Santisima

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Mictian el 6/11/2011, 9:58 am

seals escribió:lastima que cuando era un joven puberto no habia google y no tenia aceso a tanta informacion militar de haber ocurrido lo contrario habria hecho el esfuerzo por salir del pais y pertenecer a la legion extranjera lastima quizas en otra vida jajajaajajjajaaj

Todavia puedes mi estimado..hasta los 41 tengo entendido.


___________________________________
[center]
Hola Invitado. Bienvenido(a) al foro Todo por México.

Recuerda visitar las Reglas del Foro
Si tienes dudas y sugerencias puedes postear en el Buzon
O solicitar asistencia vía Mensaje Privado
        [url=https://twitter.com/#!/Todo_por_Mexico][img]


No te sientas vencido ni aun vencido, no te sientas esclavo siendo esclavo. Tremulo de pavor piensate bravo y arremete feroz ya mal herido!!!. Que muerda y vocifere vengadora, en el polvo ya rodando tu cabeza!!!(Almafuerte).
Desde la creacion de los Ejercitos han existido los exmilitares, pero no existen los exsoldados (Mictian).
Fuiste todo un guerrero mi Max!!! Dios te tenga en su gloria...
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Confidencial: La Legión Extranjera Francesa

Mensaje por Xicoténcatl el 25/2/2012, 1:27 pm

Hola! Aquí les dejo unos videos sobre la legión extranjera francesa, espero sea de su agrado.
P.D. Cualquier problema con la publicación de éste post les ruego me lo hagan saber, así como la solución a dicho problema, gracias!

Confidencial: La Legión Extranjera Francesa Parte I
Confidencial: La Legión Extranjera Francesa Parte II
Confidencial: La Legión Extranjera Francesa Parte III
avatar
Defekator
Teniente
Teniente

Mensajes : 2274
Masculino
Edad : 38
Localización : Lyon Guanajuato

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Defekator el 19/8/2012, 4:36 pm

Bear Grylls - Escape to the Legion







avatar
Don Vader
Darkest Lord Of The Sith

Mensajes : 2716
Masculino

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Don Vader el 23/8/2012, 1:27 am

Lanceros de Toluca escribió:Que no vea este tema el Vader jajaja

Demasiado tarde perro saltarín... Ya lo ví.
avatar
ORAI
Teniente
Teniente

Mensajes : 1695
Masculino
Edad : 30
Localización : df

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por ORAI el 24/8/2012, 3:12 am

que envidia con ese cabron , haber sido SAS y tener experiencia con la legion , no cualquiera ¡¡¡¡¡
avatar
Hitman
US Army Major
US Army Major

Mensajes : 3244
Masculino
Edad : 107
Localización : Entre Helheim y Muspelheim

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Hitman el 24/8/2012, 3:31 am

deja tu, aparte haber escalado el everest!


___________________________________
"In my dreams I hear again the crash of guns, the rattle of musketry, the strange, mournful mutter of the battlefield"
Douglas MacArthur

vitti
Recluta
Recluta

Mensajes : 2
Masculino
Edad : 24

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por vitti el 29/12/2012, 2:46 pm

no se puede ver los videos nonono
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7565
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Von Leunam el 29/12/2012, 7:47 pm

Es correcto no se ven:
La página solicitada "/la/videos/confidencial/la-legion-extranjera--parte-i/14872570001/" no se ha podido encontrar.


Compañero, no necesitas ser suscriptor para ingresar al contenido de Mundo Fox a ver sus videos?

vitti
Recluta
Recluta

Mensajes : 2
Masculino
Edad : 24

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por vitti el 20/2/2013, 8:11 pm

si, hay que suscribirse, pero cuesta dinero ver contenido fox play, por ningun lado encuentro este documental
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Xicoténcatl el 18/3/2013, 7:59 pm

En efecto, hoy lo busqué y pude acceder a la página donde se encuentran los vídeos que publiqué,pero necesitas suscribirte a una canal de paga, cabe mencionar que cuando los subí al foro se podían ver sin ninguna restricción . Aquí les dejo el link por el que guste hacerlo http://www.foxplay.com/episodios-completos/view/17845266
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Xicoténcatl el 18/3/2013, 8:17 pm

Encontre algunas notas relacionadas con los Legionarios Franceses, y he decidido colocarlas aquí para acrecentar este interesante tema. Saludos!

¿El « rancho » de la Legión Extranjera ? Allí viví el infierno


François Espinasse | ex-légionnaire

Las fotos del entrenamiento « especial“ al que se someten los legionarios en formación, que publicamos hace un par de semanas, causaron una intensa polémica en el ámbito militar.

El Ministro de Defensa [francés], Hervé Morin, encargó inmediatamente una investigación. Y como lo señaló en el chat de Rue89 el jueves 26 de febrero, este tipo de prácticas es ‘inaceptable’. Entre los numerosos testimonios recibidos, el de François Espinasse nos llamó la atención, porque explica claramente porqué tales comportamientos son corrientes en la Legión Extranjera.

François Espinasse (DR)

Me llamo François Espinasse y seré para siempre el matrícula 182.575. Es mi matrícula de legionario. Empecé mi instrucción en julio de 1992, en Castelnaudary, base del Regimiento Extranjero N°4 y escuela de la Legión Extranjera. Conozco muy bien el lugar llamado ‘el rancho’, cuyas fotos aparecieron en su página. En realidad, hay dos ranchos : el de la Jase y el de Bel-Air. Lo sé, pues allí viví el infierno. Fue en Bel-Air.

Yo también sufrí esos ejercicios que sirven para endurecerse. Si se enrolaron siendo corderos, saldrán como lobos. Lo anterior forma parte del programa del ‘Rancho’ : durante un mes hacen todo lo posible para hacernos desertar : humillaciones, golpes, cansancio, deporte intensivo, todo para llevarnos mas allá de nuestros límites. Esas fotos no tienen nada que ver con supuestos ejercicios de resistencia al frío.
Tengo 19 años, he hecho tonterías y decido enrolarme en la Legión para salir adelante

En este entonces, tenía 19 años. Era huérfano de la DDASS [organismo francés de apoyo social infantil, ndt], había hecho algunas tonterías y me alisté para salir adelante ; para nada por militarismo. Era la mañana de un 17 de Julio de 1992. Al principio te hacen exámenes psicotécnicos y deportivos en Aubagne, en el Regimiento Extranjero N°1 y sede principal de la Legión.

Luego viene el paso por la ‘Gestapo’, como la llamamos. Nos someten como diez veces a interrogatorio. Son dos, y pasan revista a nuestra vida entera hasta en los más mínimos detalles. Las notas de primer año, el nombre olvidado de una ex novia. Todo.

Allí perdí mi nacionalidad francesa en pro de una nueva identidad. Me convertí en canadiense de Vancouver.
La instrucción en el Regimiento Extranjero N°4 : cuatro meses de infierno

Si quedas seleccionado en los exámenes de Aubagne, continúas con un periodo de instrucción que dura cuatro meses. Durante ese periodo, prohibido leer periódicos, escribirle a personas de fuera, ver televisión, o llamar por teléfono. O conversar con los civiles que se cruzan en tu camino de combatiente, o cuando sales a correr fuera del cuartel. Estás totalmente aislado del mundo exterior.

Pero además te tratan como perro. Te humillan, te denigran constantemente. Esto ocurre de dos maneras. Primero, físicamente. Los caporales ‘foot-foot’ (soldados recién salidos de la formación que se quedan en el regimiento de instrucción, ndr) te golpean por esto o por lo otro. A veces tienes que lamerles los zapatos, o hacerles cama. O también pueden meterte la cabeza en la mierda dentro de un retrete.

Una noche, durante la llamada –todos formados en el corredor-, un caporal pasó con una hoja de cúter y nos cortó los antebrazos. Sin ningún escrúpulo. Además existe lo que llaman la ‘silla vietnamita’ : te sientas perpendicularmente a la pared, con la pierna derecha y el brazo extendidos hacia adelante. Un caporal te golpea con una escoba los abdominales, las piernas, los brazos… Hay que tratar de no caerse, sino la cosa se pone peor.

Incluso para ir al baño hay que pedir permiso. Te pones firme frente a tu superior y dices : ‘Recluta voluntario Espinasse, 2 meses y 3 días de servicio. ¿Permiso para ir al baño ?’. Recluta voluntario es el grado que tienes durante el periodo de instrucción.
¿Objetivo de los maltratos ? Formar una unidad de elite

No soy un tipo grande. Mido 1,65 m y peso 56 kilos. En realidad el físico no hace ninguna diferencia. En la Legión siempre logran quebrarte moralmente. Vi colapsar a gordos tipo chusma de suburbio que habían practicado boxeo. Me acuerdo de un negro alto, ex miembro de la Royal Navy, un monstruo… Lo vi llorar en el baño.

En general, los que golpean son los suboficiales y los cabos-jefes, porque pocos oficiales vienen de la Legión. Vienen de otros grupos militares. Los suboficiales se exceden en su autoridad. Todos lo saben, pero se callan. Hasta el general comandante.

¿Para qué hacer todo esto ? En aquella época, nos decían :

‘La Legión es una unidad de elite que no pertenece a Francia ; es un ejército autónomo. Y se necesitan verdaderos Rambo para actuar en el extranjero. Si un día te toman preso, tienes que saber sobrevivir’.

Es inhumano. Al final de la instrucción, hicimos la marcha del ‘quepí blanco’ y la marcha del regimiento. 350 kilómetros en una semana, en táctica, lo que implica un entorno hostil. Al regreso de esa dolorosa marcha, pasé toda la noche limpiando mi Famas. Y cuidado con tratar de dormir, pues te puede llegar un golpe de culata con una Mac 50 (pistola automática de 9mm).

El día de la entrega de los quepis lloré, porque por primera vez en mi vida había sufrido para conseguir algo. Al principio éramos unos 60, terminamos sólo 40.

En los cuatro meses, un chico se ahorcó en su cuarto. Otro saltó por la ventana del segundo piso. Terminó con varias fracturas. Lo que nos motivaba era el miedo. Corría el rumor de que si no acabábamos el periodo de instrucción, nos podía pasar algo grave.
Como un buen padre al que todos estiman, pero que golpea a sus hijos…

Después de esa instrucción, estuve cuatro años y medio en el Regimiento Extranjero de caballería N°1 (REC) en Orange. Era piloto de VBL y VAB, y tirador de misiles Milano. A pesar de dar lo mejor de mí, igual sufrí novatadas…

Deserté antes de seguir arriesgándome y acabar matando al sargento. Durante algunos meses me escondí en las montañas, por miedo a que la policía militar me encontrara. Me sentía como un fugitivo, aunque lo único que hice fue servir a mi país con honor y lealtad. Lo que sufrí fue demasiado, fue un infierno. Hoy en día tengo 37 años y aún cargo con las secuelas.

Claro, sentí orgullo de llevar un quepí blanco, especialmente cuando me condecoraron con mi primera medalla. Viajé. Fui varias veces a África. Vestido de uniforme, recibí el saludo de policías de guardia frente a la embajada norteamericana, en la Plaza de la Concordia en París. La Legión es un mito. Hay que saber lo que hay detrás. Es como un buen padre al que todos estiman, pero que golpea a sus hijos…

Sí, ahora me arrepiento de mi enrolamiento militar. Si hubiese tenido alternativa, habría hecho otra cosa. Porque aunque uno haga estupideces y cometa errores, hay maneras y maneras de tratar a un ser humano. La gente dice : ‘no importa, estos tipos tienen antecedentes penales, son asesinos, se lo merecen’. Pero hace mucho que ya no hay asesinos en la Legión. Y a pesar de todo, estábamos al servicio de Francia, ¿o no ?

http://www.rue89.com/2009/03/20/el-rancho-de-la-legion-extranjera-alli-vivi-el-infierno

Y estas son las fotos...




http://www.rue89.com/2009/02/23/entrainement-tres-special-a-la-legion-etrangere
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Xicoténcatl el 18/3/2013, 8:23 pm

Chileno cuenta cómo es la vida en la mítica Legión Extranjera





Martín Rubio vino desde Francia para desfilar en la Parada Militar

J uguetea con su boina verde, mira para todos lados y se sienta a descansar un rato después de varias horas de ensayo con sus compañeros del regimiento central de la Legión Extranjera, con quienes comparte a diario en el pueblo de Aubagne, a 17 kilómetros de Marsella, Francia. Martín Rubio Wiedman, de 25 años, es de Punta Arenas y desde el 2009 forma parte de esta mítica milicia gala, que ha dado origen a decenas de leyendas y otras tantas películas. Ellos por primera vez estarán en la Parada Militar.

“La Legión Extranjera le ha dado una segunda oportunidad a mucha gente, incluido yo, que cuando iba en tercer año en la Escuela Militar acá en Chile me expulsaron por mala conducta. Tuve días de arresto por cosas como llegar atrasado a las filas, y que se fueron juntando”, resume Martín, que habla de los legionarios como su familia.

Al salir forzadamente de la escuela fue recepcionista en un hotel y de ahí se le ocurrió meterse a la Legión Extranjera, a la que contactó vía correo electrónico. “Me dijeron preséntese tal día, a tal hora, y me pusieron una lista de cosas que no debía llevar, como computador, celular y pilas. Mi papá me regaló el pasaje a París”, dice el cabo segundo, que estando en esa fuerza militar también se puso a tocar el saxofón y que gracias a eso es parte de la banda instrumental de la Legión, que esta noche hará una exhibición tipo tattoo (coreografías militares) en el Movistar Arena junto con bandas de otros países y de las fuerzas armadas nacionales.
“¡Légionnaire, légionnaire!

Fue en abril del 2009 que este puntarenense se presentó en la puerta de la Agrupación de Reclutamiento de la Legión Extranjera en Francia, que es como se llama este cuerpo militar que defiende la bandera gala, pero que está integrado sólo por extranjeros.

“Es un fortín de 1850 que durante la Segunda Guerra Mundial fue utilizado como fuerte por los nazis. Había un negro grande en la entrada, que me miró y me dijo ¡légionnaire, légionnaire! Yo le respondí en español… sí, sí”, relata Martín, rememorando que le pidieron el pasaporte y lo hicieron esperar cinco horas en una banca. Después lo llevaron al casino a comer.

Esa tarde le cambiaron el nombre. En la tarjeta militar pasó a llamarse Luis Ramos. “Por protección militar cambian el nombre de toda la gente que entra y así desaparecí del mapa”, plantea el chileno, alimentando esa leyenda que dice que en la Legión nada importa el pasado de sus reclutas. Después pasó un montón de exámenes sicológicos y físicos y lo enviaron en tren a Marsella, a la Compañía de Incorporación, donde pasó otras pruebas de admisión.

Martín dice orgulloso que los legionarios son la punta de lanza del ejército francés; que hoy existen unidades en Afganistán, África Central, en Costa de Marfil y Kosovo, entre otros lugares. “Me ha tocado viajar harto; he estado en Emiratos Árabes, en Rusia, Canadá e Inglaterra”, cuenta Martín, que por este trabajo gana 1.400 euros al mes, unos 850 mil pesos chilenos.

-Hay gente que cree que la Legión Extranjera es un mito…

-Existimos y aquí estamos. El lema nuestro es “Legio patrio nostra” (La Legión es nuestra patria). Para Navidad todos, casados o solteros, cabos y oficiales, pasamos esa noche en el regimiento.

7.500
Hombres

tiene la Legión Extranjera. En su instrucción básica están las ramas de infantería, caballería blindada, paracaidismo e ingeniería de montaña.

"Son los mejores soldados del mundo"

Coronel orgulloso

El coronel Emile Lardeux es el director de la banda militar venida de Francia. Él cuenta que hay gente de 140 naciones en La Legión Extranjera (38 son chilenos) y que a la hora de marchar, lo hacen a 88 pasos por minuto. Además, llevan un instrumento simbólico que pesa 16 kilos y que los identifica. Se llama chapeau chinois (sombrero chino) que tiene pelo de caballo en las puntas. “Los legionarios son grandes combatientes, son los mejores soldados del mundo. El entrenamiento muy duro y la fuerza de la Legión está en la diversidad de las nacionalidades”, dice el coronel.
http://www.lun.com/lunmobileiphone//pages/NewsDetailMobile.aspx?IsNPHR=1&dt=2012-09-12&NewsID=0&BodyId=0&PaginaID=22&Name=22&PagNum=2&SupplementId=0&Anchor=20120912_22_0_0

Un uruguayo que desertó de la legión

Escapó de sus sueños. Juan Etchegoimberry dejó su trabajo en un call center y no sólo se animó a alistarse en Francia, sino también a desertar y volver Pasó ocho meses entre Aubagne y Córcega



SEBASTIÁN AUYANET

Juan Etchegoimberry asegura que durante la mayor parte del tiempo en que fue Enrique Escurzino, entre carreras, escaladas, lanzamientos en paracaidismo y la vida de legionario en general, sintió que había encontrado su lugar en el mundo.

Eso no parecía poco a sus 26 años, después de vivir vinculado a "lo militar" como aficionado pero mucho más cerca de las computadoras que de las armas.

Antes de viajar a Francia para adoptar ese nuevo nombre, había trabajado en un call center de Zonamérica. Allí había dejado a sus superiores mirándolo sin reacción cuando les dijo que iba a entrenarse para alistarse en la Legión Extranjera francesa. "Me fui porque quería probar eso, así de simple", asegura. Así comenzó una experiencia que duró menos de un año y que incluyó durísimas pruebas de ingreso, entrenamientos con armas, ascensos, amistades de todo el mundo y un escape que es el que posibilitó que tan poco tiempo después de pasar por allí, esté de vuelta en Uruguay contando su paso por la sección del ejército francés más reconocida en ese país y con una histórica fama mundial.

Enrique Escurzino -tal el nombre que le dieron al alistarse en el campus de reclutamiento de Aubagne por su aparente rasgo italiano- nació en Salto y no en Montevideo, como Juan; y por supuesto, también en una fecha distinta. "`Aprendete esto bien, porque cuando salgas de esta oficina ese papel lo tirás`, me dijeron. El nombre se arma con la primera letra del apellido de tu padre, y el apellido con la primera letra de su nombre", explicó Juan.

El primer acercamiento fue una publicidad que vio un año antes mientras viajaba con amigos, precisamente por Francia. "Desde ahí me quedé con la idea, aunque no me di cuenta de que tenía tantas ganas de irme hasta que llegué y estuve trabajando una semana. Yo nunca había tenido nada que ver con algo militar, siempre había sido aficionado", explicó.

De la salida del call center, Juan pasó a entrenarse en todas las disciplinas que, según las páginas web y los foros de internet, serían requeridas en Aubagne. Resistencia en carrera, barras, lagartijas, abdominales y escalamiento de cuerda abarcaron su mes de entrenamiento en Montevideo, junto a su profesor de Jiu-jit-su. "¿Qué me decían en mi casa? Creo que había un pacto no hablado de conversar poco. Yo les dije que me iba a la Legión a trabajar de administrativo, pero que tenía que tener cierta condición física. Y mi madre, creo que para poder dormir tranquila, se autoconvenció de que eso era verdad", cuenta Juan con una sonrisa.

Las pruebas dieron paso a una instancia de investigación que allí se conoce como "policía militar", en la que caen varios mitos sobre la legión aplicados en películas protagonizadas por actores como Jean Claude Van Damme.

"Ya no es como antes", comenta Juan. "Podés haber robado y te dejan, pero no haber matado a 8. Cuando yo estaba haciendo las pruebas, el FBI se llevó a uno que había asaltado varias gasolineras en Estados Unidos. Si te busca Interpol, no entrás. Eso sí, no hay asesinos pero tampoco angelitos", asegura.

Cuando Juan llegó a Aubagne tenía 300 euros y el pasaje abierto de regreso a Montevideo, vía Madrid. "Antes de entrar me tomé un desayuno enorme porque no sabía cuándo iba a volver a comer así, y le di mi plata al mozo para no tentarme a volver".

EL SEGUNDO FILTRO. Recordaría ese desayuno durante varios meses. Es que durante el mes de entrenamiento en la ferme (la granja), ubicada en otra región del territorio francés, el tiempo para comer era de un minuto exacto por reloj. Las horas de sueño disponibles, apenas tres. "Nos tocaba el servicio cada tres días, que era limpiar la cocina. Ese día comíamos lo que hubiera a mano y hasta nos llevábamos carne a las habitaciones en las cantimploras".

En ese tiempo de entrenamiento básico constante durante un mes reside la última posibilidad de dar marcha atrás, "pidiendo civil"; no sin antes terminar el entrenamiento entre algunas humillaciones y bastante trabajo de servicio.

"Lo cierto es que es un segundo filtro", explica. "Muchos intentan quedarse como sea. Teníamos un chino que además de vago, era malo para los deportes. Pasábamos por la armería a buscar los fusiles y a él le tiraban una escoba".

Durante ese mes en la ferme, Juan encontró a Alfredo, un colombiano que era el único compañero de habla hispana. Allí no es un requisito saber francés. Su grupo estaba compuesto por aspirantes de Corea del Sur, Eslovaquia, Polonia, Bulgaria, Ucrania, Portugal e Irlanda.

"Luego del mes de entrenamiento básico ya comés bien y dormís 6 horas por día. Hay días que te vas al campo o a los Pirineos. Hacés deporte por las mañanas y a la tarde tenés el teórico, en el que te capacitan en transmisiones o topografía. Son tres meses hasta que, si hiciste las cosas bien, podés elegir dónde ir", contó Juan.

Él eligió el batallón de paracaidistas -otra cosa que no había hecho nunca- ubicado en las proximidades de Calvi, una ciudad turística con una población de 6.000 habitantes.

En medio de eso, también le tocó disfrutar de los privilegios de ser legionario en Francia.

"Allá adoran a la Legión. Son extranjeros que vienen a dar la vida y lo saben. En París nos invitaban a comer. Yo odiaba usar el kepi blanc, el típico gorrito blanco que te hacen usar, pero abría puertas", reconoce.

Durante el entrenamiento básico, además, un legionario gana entre 1.100 y 1.400 euros por mes, pero no tiene gasto alguno. Una vez adentro del regimiento, se cobran 1.900 euros. Durante los meses en que un legionario está en misión, ya sea de entrenamiento, de guerra u otro, gana 3.900 euros.

El escape. Una vez asignados a un regimiento, los legionarios pueden hablar una vez por semana por teléfono. "Ahí es cuando me entero que a mi sobrino, que es muy pegado a mí, se le había muerto su padre. Y empecé a extrañar. Son muchos los momentos en los que decís `mañana me voy`, pero ahí hice un clic. Y así como un día dije que me iba a la legión, me decidí a salir de ahí. No fue por otra cosa. Una vez que estuve en forma, la vida en el regimiento era muy buena. No me aburría nunca", cuenta Juan.

Con apenas dos compañeros al tanto, tomó la mochila estampada con su nombre de legionario, una muda de ropa y, pasada la primera recorrida de la guardia por el regimiento, saltó un alambrado y corrió 8 kilómetros sin parar.

Ya en Calvi, pasó un día entero adentro de un baño que había visto en una de sus salidas. Cruzó parte de la isla en un taxi y regresó desde otra punta de la isla en un ferry.

"En ese regimiento desertan tres personas por mes. Los buscan durante el día en la isla, pero al segundo ya no. Así que salí y luego me fui hasta España", comenta Juan.

Allí, cuando denunció como extraviado el pasaporte que estaba en poder de la legión, volvió a usar su nombre original, sabiendo ya que una vez afuera de Francia se salvó de pasar el resto de sus 5 años de contrato en una prisión militar, castigo que se impone a los desertores.

Por delante le quedaba olvidarse de volver a Francia alguna vez y la vuelta a Uruguay, ahora sí, para trabajar de administrativo.

En tanto, Juan prepara un proyecto de entrenamiento para civiles con técnicas de la Legión.

Un atractivo del programa será con seguridad que algún interesado sin voluntad de arriesgar tanto pueda sentirse por unas horas adentro de ese regimiento cercano a Calvi.
La fuerza de élite francesa

La Legión Extranjera francesa fue creada en 1831 como una división de élite para inmigrantes extranjeros, ya que en Francia estuvo prohibido reclutar extranjeros después de la Revolución de 1830. Fue utilizada para proteger y extender el imperio colonial durante el siglo XIX, pero también tomó parte en guerras como la Franco-prusiana y ambas guerras mundiales.

En la legión dejan ingresar franceses, pero deben renunciar a su nacionalidad. La legión los repatria con una nacionalidad diferente de habla francesa.

Según el sitio web de la legión, para alistarse se debe tener entre 17 y 40 años de edad y estar en buena forma física, además de ser portador de un documento de identidad válido. Siempre se los alista como solteros sin importar su situación familiar.
http://historico.elpais.com.uy/101209/pciuda-534177/ciudades/Un-uruguayo-que-deserto-de-la-legion/
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Xicoténcatl el 18/3/2013, 8:25 pm

El Ejército Mexicano y la Legión Extranjera, del Ejército Francés

Poco se sabe en México del alto reconocimiento en que la "legión extranjera", -cuerpo de élite del ejército francés- tiene al ejército mexicano, con el cual la 3ª compañía del primer batallón de la legión se enfrentó el 30 de abril de 1862 como parte de las hostilidades derivadas de la intervención francesa.

Hoy que cuestionamos la conducta reprobable de algunos oficiales del ejército mexicano porque a través del uso indebido de sus atribuciones, -y violando derechos humanos-, empañan el buen nombre de las fuerzas armadas, es necesario reflexionar sobre la calidad moral de esta institución que para el común de los mexicanos simboliza “orden social y respeto al estado de derecho”.

No hay mejor forma de reconocer a nuestro ejército que reflexionando sobre este pasaje que ha sido ignorado, -o por lo menos minimizado-, por nuestros historiadores, no obstante que para la "legión extranjera" es parte de los acontecimientos de mayor simbolismo, al grado que desde hace mucho tiempo los oficiales de mayor rango de este cuerpo militar de élite se desplazan cada año en abril a la población Camarón de Tejeda, -cerca de la Ciudad de Veracruz-, junto con el embajador de Francia en México y otras autoridades mexicanas a rendir homenaje a los dos bandos que dieron una lección de calidad moral.

Me consta el significado de este acontecimiento para la legión extranjera, habiendo presenciado no hace muchos años esta ceremonia.

La legión extranjera se fundó en 1831 y se hizo famosa por su actuación destacada en Argelia e Indochina, protegiendo los intereses de Francia, aunque también participó en las dos guerras mundiales del Siglo XX.

A partir de sus acciones en el país africano de Argelia se creó sobre ella una leyenda romántica de heroísmo que muchas veces fue llevada al cine en el contexto de las luchas escenificadas en el desierto, -donde no sólo combatían a sus enemigos-, sino también contra un clima hostil donde sobrevivir era un reto.

El 30 de abril de 1862 le tocó a la 3ª compañía del 1er batallón del regimiento de la legión extranjera proteger el convoy del ejército francés que había invadido México como parte del conflicto de la Guerra de los Pasteles.

La tercera compañía se encontraba cerca del poblado Camarón y estaba al mando del capitán Jean D’ Anjou, del subteniente Napoleón Vilain y el subteniente Clemente Maudet. Esta unidad estaba compuesta por 62 legionarios, mercenarios alemanes, franceses, suizos, belgas, daneses, italianos y españoles al servicio de Francia.

Al frente del ejército mexicano estaba el coronel Francisco de P. Milán, quien dirigía los batallones «Independencia», «Guardia Nacional de Xalapa», «Zamora» y «Córdoba», con un total de 850 hombres.

A la una de la mañana del 30 de abril este tercer regimiento francés pasó por la ranchería de Camarón y a las 7:00 de la mañana llegó a Palo Verde, con la encomienda de abastecer de alimento y su salario al resto del ejército francés.

El coronel Milán y sus soldados venían siguiendo a los legionarios y les atacaron, por lo que éstos se refugiaron en una pequeña fortificación que había en Camarón.

Del lado mexicano había soldados improvisados, sin preparación ni armas adecuadas, mientras del lado contrario había 62 militares profesionales y experimentados, famosos por su fiereza.

Después de muchas horas de combate, la superioridad numérica de la gente del coronel Milán se impuso.

Los testimonios de los sobrevivientes franceses relatan que el coronel Milán, -para evitar una carnicería-, horas atrás les propuso una decorosa rendición que no aceptaron.

Cuando éstos fueron derrotados, el coronel ordenó que se tratara con dignidad a los vencidos y se diese atención médica tanto a los heridos franceses, como a su gente.

El médico Francisco Talavera, -que pocas horas antes había combatido a los legionarios-, regresó a sus responsabilidades humanitarias de médico y se dedicó a atender a los heridos.

El teniente coronel Luciano Cambas, el mayor Francisco Talavera y el capitán Ramón Lainé, -oficiales del ejército mexicano-, dieron lecciones de honor y valores castrenses que los sobrevivientes franceses reconocieron, -no sólo en el combate-, sino también en la victoria. Por ello la legión extranjera tiene a esta batalla como parte significativa de su historia. Sus oficiales de mayor rango viajan a México cada abril para conmemorar esta gesta heroica en compañía de su embajador y las autoridades mexicanas.

Mi aprecio y reconocimiento a nuestro ejército no sólo se remonta a esta historia que en 2012 cumplirá 150 años y a otras más, sino a su labor humanitaria cada vez que hay un desastre natural o una crisis que amerite la instrumentación del Plan DN3, así como a su alto sentido patriótico cuando nuestros soldados se enfrentan cara a cara con los delincuentes en las calles o en el ámbito rural, para proteger a la sociedad.

Recibí cuestionamientos en la sección de comentarios de este blog, -redactados de forma amable-, por mi artículo anterior titulado “La Negación”, mismos que quiero transparentar públicamente puesto que seguramente serán compartidos por otros muchos lectores que no lo han manifestado.

Al planteamiento de que estoy mal informado de los avances de la justicia militar, simplemente responderé con sentido común. ¿Por qué una institución que con toda seguridad tiene un gran equipo de "inteligencia" para poder llevar a cabo sus labores cotidianas de combate a la delincuencia, -y con toda certeza en cuestión de días resuelven casos difíciles que llevan a detenciones de líderes de la delincuencia organizada-, no ha resuelto asuntos internos que datan del 2008 como la acusación de tortura sexual con violaciones sistemáticas documentadas por la CNDH en contra de una mujer detenida en Ojinaga, Chihuahua, así como los otros casos que se documentaron en 2011?.

Resolver casos donde los señalados seguramente son oficiales en activo, -y los actos fueron realizados en las propias instalaciones militares-, con toda certeza se resuelven con simple investigación administrativa.

La explicación que me parece más probable es que en la lista de prioridades de combate a la delincuencia estos asuntos se consideran de importancia menor.

Me cuesta aceptar que las historias de heroísmo de nuestro Ejército se vean empañadas por unos oficiales encapuchados, torturadores, -como en la inquisición-, que en las instalaciones militares abusen de mujeres indefensas con el pretexto de investigar.

La impunidad genera la repetición de este tipo de conductas. Estos tres casos documentados pudiesen representar una actitud sistemática que podría estarse repitiendo aún hoy en muchas víctimas más si no se investiga de inmediato.

El daño que estos casos podrían provocar al ejército puede ser reversible si se actúa con celeridad. Después no habrá campaña de imagen por TV que pueda resarcir el daño a una institución hoy tan querida y respetada.
http://blogs.eluniversal.com.mx/wweblogs_detalle.php?p_fecha=2012-01-23&p_id_blog=122&p_id_tema=15611
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Xicoténcatl el 18/3/2013, 8:28 pm

La Legión Extranjera, un mito que se desvanece

El famoso cuerpo militar que pelea por Francia desde hace 175 años perdió protagonismo y relevancia

AUBAGNE, Francia.- La mítica Legión Extranjera no es lo que solía ser. Los homicidas prófugos ya no son bienvenidos y los reclutas descontentos tienen un año para desistir de su propósito y abandonarla sin que se los considere desertores.

Actualmente, la fuerza de 175 años de historia que se hizo famosa combatiendo del lado de Francia en batallas libradas en el extranjero, en selvas y desiertos, afronta una cuestión más significativa. Ha desaparecido su función clave como una fuerza profesionalizada de despliegue rápido e incondicional en conflictos lejanos.

En campañas desde Argelia hasta Vietnam y desde Madagascar hasta México, los legionarios integraron el grueso de las fuerzas de combate francesas y unas 35.000 bajas, desde su creación. Incluso en Bosnia, hace diez años, por primera vez como fuerzas de paz de las Naciones Unidas (ONU), representaron un considerable porcentaje de las tropas francesas destinadas allí.

Pero en septiembre, cuando el gobierno francés aportó un contingente de 2000 efectivos militares a la fuerza de paz de la ONU en el Líbano, fueron incluidos en él sólo 200 integrantes del Cuerpo de Ingenieros de la Legión.

Para una fuerza de 7770 legionarios con una identidad esmeradamente forjada y sintetizada en su simbólica gorra blanca o quepis, ya no hay mucho para diferenciar a la Legión del resto del ejército francés. Cuatro años después de que Francia suprimiera el servicio militar obligatorio, los 250.000 efectivos de sus fuerzas armadas son también profesionales y voluntarios.

"[Los legionarios] son un anacronismo, los últimos vestigios de una tradición mercenaria medieval", afirmó el analista político Dominique Moïsi.

Paradójicamente, la decadencia asoma cuando Internet permitió abrir todo un nuevo mundo para alistarse a la Legión, que ya ostenta efectivos de 130 nacionalidades en sus filas. El sitio www.legion-recrute.com informa, en 13 idiomas, sobre la admisión.

El vocero de la Legión Extranjera, el teniente coronel Christian Rascle, insistió en que Francia, todavía dispuesta a imponer su presencia militar en el extranjero, seguirá necesitando a la Legión. "Políticamente, siempre convendrá enviar extranjeros y no soldados franceses a los lugares de conflicto", expresó.

A través de su historia, la Legión Extranjera en varias oportunidades debió soportar amenazas contra su existencia. En los años 60, el por entonces presidente francés, Charles de Gaulle, trató de desmantelar la Legión después de que varios regimientos se rebelaron contra su decisión de poner fin a la dominación francesa en Argelia.

"En ese momento, como ahora, los reclutas mayormente eran hombres que debieron abandonar sus respectivos países a causa de conflictos políticos, penurias económicas o la necesidad de comenzar una nueva vida", señaló Rascle. "Sabemos que muchos de nuestros muchachos no son precisamente ángeles, pero, a menos que sean criminales redomados, estamos dispuestos a darles una segunda, tercera o incluso una cuarta oportunidad", agregó el vocero.

Los aspirantes deben ser extranjeros, pero aproximadamente dos de cada cinco son ciudadanos franceses que se suman fingiendo ser ciudadanos de otros países de habla francesa, como Bélgica. Los extranjeros pueden solicitar la ciudadanía francesa después de cumplir su contrato de cinco años y el 80 por ciento de ellos lo hace.

La Legión siempre tuvo un aura de camaradería y brutalidad al estilo de "marchar o morir". Hace 100 años, dicen, castigaba a los desertores enterrándolos hasta el cuello en la arena y dejándolos a merced de los chacales.

La Legión Extranjera fue también llevada al plano romántico en la cultura popular, memorablemente en la clásica película de Hollywood Beau Geste , de 1939, y en la que el actor Gary Cooper peleaba contra beduinos del Sahara montados en camellos.

Los reclutas actuales no afrontan semejantes peligros, pero las pruebas de ingreso son aún tan rigurosas, que las pasa sólo uno de cada ocho aspirantes que llegan a esta arenosa localidad del sur de Francia. Las deserciones que históricamente abundaron en la Legión son hoy raras porque los reclutas tienen un año para reconsiderar su propósito y volver a la vida civil.

En otros aspectos, todas las reglamentaciones de la Legión Extranjera son ahora idénticas a las del ejército francés. Los castigos generalmente incluyen períodos en el calabozo y la suspensión de la paga.

Los reclutas tienden a llegar en oleadas. En los años 40 del siglo XX, eran alemanes; en los 50, húngaros; en los 80, reclutas de habla inglesa, y últimamente, individuos del este de Europa. Un 25 por ciento de la actual fuerza, en tanto, llegó desde América latina. En 2001, los efectivos provenientes de esta región llegaban al 15 por ciento. .
Traducción de Luis Hugo Pressenda Por Slobodan Lekic
De la Agencia AP
http://www.lanacion.com.ar/858293-la-legion-extranjera-un-mito-que-se-desvanece

Una nueva Legión extranjera

08.Nov.2010 Por David Picazo

"Una nueva oportunidad para una nueva vida"... Es lo que ofrece la Legión extranjera en su página web: un cuerpo de élite en Francia - con más de 7.600 legionarios provenientes de 136 países distintos - que ha tenido "algunos problemas de imagen"... La mayoría de ellos, por la propia especificidad de la Legión, por los derechos - o la ausencia de los mismos - de sus miembros...

Para empezar, al millar de legionarios que se recluta cada año, se les daba la oportunidad de adquirir una nueva identidad, o quedar en el anonimato. El objetivo: protegerles, ya que en sus países les podrían acusar de traición, al alistarse en un Ejército extranjero... El problema: que algunos corrían el riesgo de quedar después en situación irregular, al carecer de "papeles" o documentación que acrediten su origen... Desde el mes de septiembre, a los nuevos legionarios les permiten conservar su identidad "presuntamente cierta"...



Otro asunto delicado: la necesidad de un certificado de buena conducta por parte del Ejército, para la obtención de un permiso de residencia. Una diputada socialista que presentó una serie de enmiendas a la ley francesa de inmigración, proponía concederlo al año de servicio. Pero en la Legión se oponen a un plazo tan corto: no quieren, dicen, convertirse en una puerta de entrada a la inmigración ilegal, con legionarios que abandonen en cuanto obtengan el certificado...

Antes también podían bloquear la cuenta bancaria de los legionarios que desertaran. Desde esta primavera, ya no lo hacen. Tampoco las vacaciones eran las mismas que para el resto de militares. Estos últimos disfrutan de un mes y medio de descanso al año. Los miembros de la Legión, 25 días en su primer año, y 35 en el segundo. Ahora ya van a poder disfrutar de los mismos 45 días que los otros militares, pero a partir de su segundo año...

Sigue habiendo más terrenos en los que apenas se avanza, con prohibiciones relativas al matrimonio, o la petición de un crédito, para el que se requiere el correspondiente permiso de los superiores... Y por mucho que haya una reforma en marcha, será difícil que se produzca una revolución en el seno de la Legión, pero sí serán necesarios pequeños cambios para que, al menos, este cuerpo de élite evolucione en paralelo al resto de la sociedad...
http://blog.rtve.es/desdeparis/2010/11/una-nueva-legi%C3%B3n-extranjera.html
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Xicoténcatl el 18/3/2013, 8:30 pm

Alistarse en la legiòn extranjera

El Kèpì Blanc, el típico sombrero blanco del legionario es uno de los símbolos más comunes en circulación. Representa la fascinación de la vida militar en el extranjero, inspirado en un código de honor, es motivo de orgullo en la lenta marcha de los pelotones de la legión extranjera que cierra el cortejo del 14 de julio en los Campos Elíseos de París. Pero el Kèpì Blanc es también un símbolo de libertad, algo verdaderamente extraordinario para un cuerpo militar. Sobre ellos se posan historias de millones de hombres que han tenido la posibilidad de un rescate social, se revela el sabor bohemio de una vida sin raíces y sin pasado, se escucha incesantemente el sonido de la arena en el desierto.

No es fácil habla de la legión extranjera, sobre todo porque esta siempre rodeada de un aurea de mito. Un mito consolidado por novelas, películas y relatos del siglo pasado. Encontramos muchas ‘novelas’ de aventuras legionarias pero pocos son los libros en circulación que cuentan la verdadera vida del legionario. Son poquísimos los ex legionarios que deciden hablar de su vida. Es casi imposible encontrar un legionario en servicio que tenga ganas de hablar.

Para entender los motivos, basta pensar en los enormes privilegios que les son concedidos a los nuevos reclutas desde 1831, fecha de nacimiento de la legión extranjera: la legión garantiza el anonimato. En el momento de partida el voluntario puede declarar una identidad falsa que no podrá nunca ser relacionada con su verdadero nombre.

Además: El legionario puede convertirse en ciudadano francés después de 3 años de servicio, naturalizando de este modo el nombre y el apellido elegido cuando se alista.

A cambio, se piden unos requisitos: no haber tenido serios problemas con la justicia en el pasado. Pero ¿es así en realidad? La ley de 1831 promulgada por Luis Felipe Rey de Francia formaba oficialmente la legión extranjera. En esta ley está escrito claramente que los voluntarios sin documentos “son reenviados al Oficial general comandante, quién decidirá si el reclutamiento puede ser recibido”.

Queda claro que, si el registro penal y la verdadera identidad de los voluntarios son juzgados “a ojo” por los oficiales, la legión evidentemente se ha convertido en refugio de quién buscaba una impunidad de hecho por los crimines cometidos en la patria, o de quién necesitaba por algún motivo ser olvidado.

Pero también esto forma parte del encanto de la legión extrajera. La legión exige sacrificios. Muchos sacrificios. El precio del anonimato es una vida de soledad, lejos de casa, con pocas posibilidades de comunicarse con amigos y familiares y una cotidianidad hecha de una dura vida militar. Quién decide apuntarse y llegar hasta el final, tiene que tener una fuerte motivación. Tiene que querer de verdad construirse una vida. Año tras año, la legión se convierte en el proprio hogar, y no es por casualidad el lema de los legionarios es legio patria nostra.

Se alista presentándose en uno de los lugares de reclutamiento dispersos por Francia. Después de una visita médica general se les manda a Aubagne para empezar la selección.

Para entrar en la Legión Extranjera no se necesitan características específicas, excepto la identidad física y una edad entre los 17 y los 40 años no cumplidos.

Los testimonios que libros, blog y artículos de periódicos recogen a propósito de la legión son reveladores. Un ex legionario escribe: “Me piden la nacionalidad y el documento de identidad, me hacen firmar varios folios y después me preguntan cómo me quiero llamar…estúpidamente no estaba preparado para este momento…no puedo elegir un nombre a la ligera, me deberé llamar así al menos por los próximos cinco años. El nombre me sale espontaneo, elijo Sergio, en memoria de mi abuelo. El apellido debe tener las dos primeras letras iguales a mi verdadero apellido, pero no me viene en mente ninguno… be… be… Bertoletti. ?Adjudicado! Aunque será escrito en francés, con una sola T, Bertoletì. Desde ahora yo soy Bertoletì Sergio, y mi pasado no existe.

Todo es inventado, desde la fecha de nacimiento, padres, lugar de residencia… Me quitan el teléfono móvil, la cartera (me dejan las monedas) y la lista de direcciones y teléfonos que me había preparado, no podré tener contacto con nadie en los próximos 4 meses”.

Otro testimonio, recogido de un forum frecuentado por ex legionarios italianos: “No me sentía realizado, aunque viviese desde hace años en una gran ciudad del Norte, con un trabajo satisfactorio y bien remunerado. Había algo que me rondaba dentro, y no era capaz de descifrar que es lo que era. Y bien, allí, delante de aquel cartel, comprendí al instante cuál debía ser mi nueva vida. Me llevó poco más de una semana en presentar mi dimisión (sin preaviso…), dejar el apartamento que tenía en alquiler. Cancelar los numerosos empeños y quehaceres, regalar la ropa a los amigos, televisión y demás cosas, todo de locura y sin ninguna certeza de ser elegido. Pero daba igual, tenía necesidad de algo que a día de hoy aún no sé como explicar...

...Nos montaron en un viejo furgón de la legión y partimos rumbo a Aubagne. Llegados allí (y aquí los recuerdos son confusos…) empezaron las contusiones sin fin: todos abajo y arriba. Gritos, confusión, (allí encontramos gente llegada de no sé dónde…). Si alguien no entendía a la primera las órdenes, ¡ya se podía preparar!. Nos encontramos en un local donde empezaron a distribuir viejos uniformes (usados pero limpios), botas, y la tan codiciada boina verde con friso metálico unido. Me alojaron en el primer piso del edificio, sobre (por lo menos en aquella época era así…) las oficinas de la mayoría. Recuerdo también que en la plaza, a la derecha saliendo del edificio, había otro complejo destinado a dormitorios ¡gente no faltaba!

La jornada empezaba a las 04.30 con el despertador. ¡Hacer la cama, ducha, barba...! A las 05.00 todos abajo en la plaza, formados en fila de cinco. El problema gordo de Aubagne (que está a pocos kilómetros de Marsella) es que allí, en invierno (era en enero) sopla siempre el Mistral, un viento frio que cortaba la cara. Por lo que podéis imaginar lo que se probaba a estar parados, firmes (a veces por horas, en espera de ser enviados a varias revisiones médicas y/o entrevistas) llevando solo puesto la muda”.

Una “joya” que habla de la cotidiana vida del legionario, en particular la relación con la toilette: “ a la turca: dónde se apoyaban los pies, el suelo no era… horizontal, sino ligeramente inclinado. Esto creo que para obligarnos a no estar dentro mucho tiempo, en esta posición incomodísima que te hacia temblar las piernas. ¡Quién haya inventado esta tortura debía haber sido un sádico!”.

La legión està formada por 11 regimientos y es creada como soporte de las tropas francesas en la guerra de Argelia en 1831. Sucesivamente participa en la guerra de Crimea y en la guerra de la independencia italiana en las batallas de Magenta, Solferino y Montebello contra los austriacos. Hoy participa en las misiones de paz bajo el amparo de la ONU y la OTAN, al lado de los militares europeos y americanos. Forma parte de las tropas OTAN en Afganistán, en las acciones de respaldo del ejercito afgano. Los legionarios están presentes en Uganda y Somalia, en las operaciones internacionales de adiestramiento militar coordinado por la Unión Europea.

La presencia de los italianos en la Legión ha sido siempre numerosa, alrededor de 60 mil hombres desde sus orígenes hasta nuestros dias. Patriotas del Resurgimiento, aristócratas, criminales curtidos, antifascistas, anarquistas, fascistas y aventureros buscaban todos refugio o acción bajo el kèpì blanco. Hoy quién se alista a la legión extranjera proviene principalmente de paises de la Europa Oriental. Es muy dificil encontrar datos oficiales, debido de la posibilidad del completo anonimato que viene dada al legionario.

El salario, sobre todo para misiones fuera de Francia, es bastante alto segùn los últimos datos proporcinados por la págnina oficial del alistamiento de la legión extranjera, www.legion-recrute.com.


Para más información sobre la legión:

Museos de la legión:

www.legion-etrangere.com

www.br-legion.com

El código de honor de los legionarios:

www.legion-recrute.com/fr/code.php

La revista de los legionarios:

www.kbmagazine.com


Traducido por Cristina Yuste Hernández
http://www.cambiandoelrumbo.com/ES/cambiando-el-rumbo/55/494/Alistarse-en-la-legion-extranjera-como-se-alistan-los-legionarios-cambiando-su-propia-vida-incluso-la-identidad.aspx
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Xicoténcatl el 18/3/2013, 8:32 pm

De Francia: La Legión Extranjera combate en Afganistán

Publicada el 31-01-2010 01:22

En cuanto la Legión Extranjera francesa asentó sus banderas y gallardetes a mediados de año en su nuevo frente de batalla, varios legionarios se encaramaron en el tejado del cuartel general en la base y escribieron con pintura blanca el lema en latín del veterano cuerpo

``Legio Patria Nostra'': la Legión es Nuestra Patria.

Esa patria ha estado temporalmente ubicada para los legionarios en muchos lugares remotos durante sus 178 años de historia: el norte de Africa, el Extremo Oriente, México y ahora las estribaciones de la cordillera asiática del Hindu Kush, en Afganistán, como parte del contingente de la OTAN llamado Fuerza Internacional de Seguridad, que encabeza Estados Unidos.

El contingente legionario en estas tierras está integrado por 750 combatientes de más de 80 nacionalidades.

Algunos se engancharon por las emociones que conlleva pertenecer a uno de los cuerpos de choque más duros y afamados del mundo, otros huyendo de la ley y otros simplemente para escapar de la pobreza abyecta de su sus naciones y poder ganar un salario decente.

Si hay algo que molesta a los legionarios esta vez es el código de normas establecido por la OTAN para entrar en combate y disparar, que destaca la necesidad no solamente de combatir al Talibán sino de trabar amistad con la población local.

``Estamos hechos para combatir. Aquí se habla demasiado y se pelea poco'', comenta el sargento mayor Alex, mientras bebe cervezas en la cantina de la base en Tora, un cobertizo sin paredes y en el que una gran pantalla de televisión plana pasaba películas pornográficas de tono muy subido acompañadas por la música de ``Viagra'', una banda ucraniana de tecno rock.

Alex es un veterano de 23 años en el cuerpo, con 17 misiones bajo su kepí, la tradicional gorra blanca que usan los legionarios cuando no están de patrulla.

Estuvo asignado en los Balcanes y las ex colonias francesas de Africa, donde la tropa, al primer disparo enemigo, vaciaba sus cargadores y hacía preguntas después, si es que quedaba algún enemigo vivo para responder.

Alex dijo que espera su quinta medalla por valor y gallardía en combate, obtenida durante una misión nocturna en una acción conjunta con las Fuerzas Especiales de Estados Unidos.

Al igual que sus camaradas de uniforme, el ex gerente de un pub británico sólo usa su nombre, un alias.

La Legión da a todos los reclutas un nuevo nombre y mantiene rígidamente su anonimato.

``Los legionarios inician una nueva vida cuando se enganchan'', explicó el capitán Michel. ``Todos y cada uno de ellos pueden mantener su pasado en el secreto más absoluto''.

Ese anonimato forma parte de la mística legionaria, junto a una reputación de combatir ferozmente hasta la última bala y recurrir luego a la bayoneta si fuera preciso.

``La Legión muere, pero no se rinde'' es más que una consigna de bravura y ha sido demostrada en múltiples ocasiones a lo largo de su historia.

A fin de lograr esa dedicación, el legionario recibe un entrenamiento como pocos profesionales de las armas, necesario para moldear en una fuerza coherente con un credo común y hombres de muchos países y lenguas diferentes.

Los legionarios integran casi un tercio de las fuerzas francesas inscritas en la tropa de la OTAN. Desde su acampada en la base de Tora --en el distrito de Surobi, al este de Kabul-- no han tenido muchas oportunidades de lucirse en combate.

Los legionarios han copado dos tercios del cercano valle de Uzbeen, un antiguo reducto del Talibán donde sus puestos de avanzada son atacados esporádicamente.

Empero, la mayor parte de sus misiones consisten en patrullar aldeas relativamente tranquilas, reunirse con los ``maleks'', o líderes comunitarios, mientras la tropa estadounidense y británica soporta el peso de los combates más cruentos en el sur del país, una zona mucho más volátil e inestable.

Históricamente, los legionarios han sido considerados una gran familia de 7, 500 mercenarios. Incluso la oficialidad y los mandos pasan la Navidad con la tropa, donde quiera que esté acampada, en lugar de sus hogares. Los miembros con licencia e inválidos físicamente viven en la granja que posee la Legión en el sur de Francia, donde cultivan y embotellan vino clarete.
Más sobre

Marlene Dietrich
Gary Cooper

En una cena reciente, se sirvió vino de Cotes du Rhone a la oficialidad. Las bebidas alcohólicas han sido prohibidas en las bases estadounidenses y británicas de todo el país.

Para alistarse en la Legión francesa, que al contrario que la española sólo acepta hombres, solamente hay que firmar en un banderín de reclutamiento en territorio francés. Los oficiales cuentan que con frecuencia la policía gala dejar pasar a los inmigrantes ilegales si se dirigen a una oficina de la Legión.

Un recluta pedaleó recientemente en su bicicleta desde Mongolia hasta llegar a Francia con ese fin, agregaron.

Es una tradición que se remonta a su fundación en 1831, después que Francia se desangró en las guerras napoleónicas y necesitaba extranjeros para conquistar y colonizar Argelia.

Cinco años de servicio son recompensados con la nacionalidad francesa. Unos pocos legionarios son afganos, pero ninguno está destacado aquí en esta campaña.

Las normas prohíben a los legionarios combatir en sus países de origen.

Los asesinos, violadores y pederastas no pueden unirse a la Legión.

Los oficiales reconocen que se realiza una indagación de antecedentes cuando es necesario y aquellos legionarios que mienten sobre su pasado son expulsados del cuerpo.

Sus legajos son mantenidos en secreto y tienen derecho a no hablar con los periodistas o ser fotografiados por los medios informativos.

Un legionario estacionado en Tora es graduado de las universidades estadounidenses de Harvard y Princeton. Se negó a ser entrevistado, dijeron sus oficiales.

Otro estadounidense, el legionario Raoul, no quiso hablar sobre los tres meses de cárcel que purgó por una felonía cuando tenía 18 años. ``No maté a nadie, pero tampoco llené de orgullo a nadie'', comentó lacónicamente.

Un plomero procedente de Virginia Beach, en el estado de Virginia, quiso entrar en las fuerzas armadas estadounidenses pero fue rechazado debido a sus antecedentes penales. ``Me cansé de que me dijeran que era un delincuente, así que me fui a Francia'', contó Raoul. ``No tenía absolutamente nada que me retuviera en mi patria''.

Otro, el cabo Marcus, dijo que tenía siete años cuando vio a los legionarios en combate en su natal República Central Africana, en la década de 1980, y quedó tan impresionado que dijo: ``Me prometí que un día me enrolaría''. Tras ser muertos sus padres en la siguiente oleada de violencia que sufrió el país en 1990, Marcus huyó y acabó en el Segundo Regimiento de Infantería de la Legión, estacionado ahora en Tora.

La mayoría de los legionarios carecen de antecedentes penales, según sus oficiales. Algunos se unieron debido a la fama de aventura y leyenda cultivada a lo largo de décadas en novelas y películas, como el clásico de Hollywood de 1936 Marruecos, en el que Marlene Dietrich sigue a su amante legionario, interpretado por Gary Cooper, por el desierto norafricano.

La disciplina es férrea en el cuerpo y una temporada en una cárcel de la Legión es una especie de rito de entrada en la vida legionaria.

Raoul dijo que su tarea más dura fue aprender francés. Un cabo que le enseñó a contar hasta 10 le golpeaba con el pulgar en el pecho cada vez que se equivocaba. Dieciocho meses después, su francés es muy fluido.

El tercio de la fuerza cuya lengua natal es el francés son apodados ``los galos'', como la antigua tribu de la Galia romana. También abundan las lenguas eslavas, ya que otro tercio procede de la Europa oriental y Rusia.

http://globedia.com/francia-legion-extranjera-combate-afganistan

Contenido patrocinado

Re: La Legión Extranjera mantiene su mítico prestigio

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 18/10/2017, 11:35 am