Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


La muerte de Madero

Comparte
avatar
Albert_B
Terrible Gran Inquisidor

Mensajes : 5521
Localización : Tártaro

La muerte de Madero

Mensaje por Albert_B el 23/7/2011, 4:48 pm

LA MUERTE DE MADERO


Mtro. ABG
SNHGyE
D.C.E.G.E.C.

Uno de los personajes imprescindibles de la historia de México es el iniciador de la Revolución de 1910, el Mártir de la Democracia, don Francisco Ignacio Madero González, quien después de su insurgencia en 1910 cuyo propósito era derribar el viejo sistema caduco y desprestigiado que gobernaba en aquel entonces asumió la presidencia de México al resultar electo en octubre de 1911, al lado de José María Pino Suárez como vicepresidente.

La aportación más importante de su gobierno fué la inquebrantable fé en la libertad y la democracia como elementos esenciales para propiciar por sí mismos reformas profundas en lo económico y en lo social.

La propuesta democrática de Madero está nítidamente expuesta en su libro La Sucesión Presidencial de 1910, escrito, en San Pedro de las Colonias, Coahuila, en 1908.

Este trabajo es un detallado recorrido de la historia patria, desde las luchas de independencia pasando por la invasión americana, el Plan de Ayutla, la Guerra de Reforma, la intervención Francesa hasta la gestación y dictadura de Porfirio Díaz.

De cada uno de los episodios citados se desprende una lección cuyo catálogo moral y ético conforman la propuesta cívica que Madero ofrece al pueblo mexicano, A su vez, Madero admiraba la democracia electoral alcanzada por grandes países como Francia y Estados Unidos en cuyo seno cultural se había formado.

Sin embargo el proyecto maderista no pudo concretarse pues un evento funesto se fraguó bajo la conspiración de elementos netamente conservadores reunidos en Tacubaya para planear un golpe de estado.

El objetivo era liberar a los generales Bernardo Reyes y Félix Díaz para utilizarlos como líderes del movimiento que tendrían en el ejército su principal apoyo.

El 9 de Febrero del 1913 se inició la rebelión en la escuela de Aspirantes de Tlalpan, así como de una tropa en un cuartel de Tacubaya. Por cierto, en medio de la ve#$%&/üenza de este evento, ocurrió un acontecimiento que es algo más que un hecho anecdótico de la historia de México: La Marcha de la Lealtad, un acto de legalidad institucional en medio de los mayores riesgos personales. Los alumnos del Colegio Militar dieron una lección que los honra al resguardar la seguridad del presidente de la República escoltándolo de Chapultepec a Palacio Nacional. Antes de arribar, hizo escala en un comercio donde recibió la noticia de la lesión del general Lauro Villarm decidiendo nombrar a Victoriano Huerta, jefe de la plaza.

Henry Lane Wilson, embajador norteamericano, conoció anticipadamente los pasos de la conspiración; tomó partido por el rebelde Díaz y el traidor Huerta. Tan es así que el 18 de febrero se celebró un pacto con Díaz y Huerta conocido como el Pacto de la Embajada, firmado en el local de la representación norteamericana en presencia del embajador americano.

Huerta se comprometió a hacer prisioneros al Presidente y Vicepresidente y desconocer al Poder Ejecutivo. La idea era que Huerta fungiera como Presidente provisional para que en las elecciones obtuviera el triunfo Félix Díaz. Antes, Gustavo Adolfo Madero, hermano del Presidente, había sido hecho prisionero y entregado a la tropa con el más cruel salvajismo.

El día 18 el general Aureliano Blanquet apresó a Madero. El 19 renunció a su cargo pensando que esa desición detendría el derramamiento de sangre, pero el día 22, justo con Pino Suárez, fué entregado al procurador general para que lo acusara por los delitos que hubiese cometido. Por la tarde ambos fueron conducidos a la Penitenciaría de Lecumberri por el mayor Francisco Cárdenas, pero no alcanzaron a ingresar a ese lugar. En cambio, en el sitio mas apartado del edificio, Cárdenas hizo descender a Madero y lo asesinó de un balazo en la cabeza; enseguida hizo lo mismo con Pino Suárez.

Las honras fúnebres del presidente fueron las que correspondían a la figura más relevante y central durante la primera etapa de la Revolución. Desde 1961 sus restos descansan en el Monumento de la Revolución en la Ciudad de México, al lado de los otros ilustres personajes: Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Francisco Villa, Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas del Río.

Al cerrarse este capítulo se hicieron proféticas las palabras de Venustiano Carranza quien había dicho que una revolución que transige es una revolución perdida; en esta afirmación estaba implícito el sentir de muchos seguidores de Madero quienes exigieron que para hacer una Revolución era necesario que gobernaran los revolucionarios. Al mismo tiempo cobraba vigencia la actitud de Gustavo Adolfo Madero quien en términos políticos era más realista que su hermano pues él siempre quiso aglutinar bajo su influencia a incondicionales del Presidente.

Con la muerte de Madero se abrió una nueva etapa clave para la historia de México. Si ideario íntimo continuó siendo el eje que sustentó, y sustenta hoy, la aspiración del México contemporáneo.

Siendo candidato, el expresidente de la República, Adolfo López Mateos, expresó en Parras refiriéndose a Madero: "No manchó sus manos ni con el oro ni con sangre; el oro lo entregó a la Revolución Mexicana y su sangre la derramó para redimir al pueblo de México".

La muerte de Madero dio paso a la segunda etapa de la Revolución Mexicana encabezada por Venustiano Carranza quien convocó a todo el país a la lucha armada para restaurar el orden constitucional roto por la traición de Victoriano Huerta.

Surgieron a su alrededor Obregón, Villa, Zapata y Pablo González quienes, al frente de poderosos ejércitos, dirigieron sus baterías contra Huerta hasta obligarlo a renunciar y abandonar el país en Julio del 1914.

*Publicado el 29 de Febrero de 2008



Última edición por Albert_B el 22/2/2013, 5:27 pm, editado 1 vez


___________________________________
¡No eres completamente inútil, sirves de mal ejemplo!
"El día que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos."
"Una vida que no puede someterse a examen, no merece vivirla" Sócrates
"Sólo el día que el último rey sea colgado de las tripas del último cura el hombre será realmente libre"
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: La muerte de Madero

Mensaje por asterix el 24/7/2011, 1:47 am

Buen trabajo literario....aunque se dice por ahí..que empezò a dar puestos a familiares...y era un burgués....bueno eso dicen...no me consta.

Un saludo.

ferescram
Teniente de Corbeta
Teniente de Corbeta

Mensajes : 856
Masculino

Re: La muerte de Madero

Mensaje por ferescram el 24/7/2011, 1:56 am

Excelente relato histórico. Aveces uno no termina de entender cómo es que revolucionarios terminaron matando a otros revolucionarios, convirtiendose de héroes en villanos, con tanta fácilidad.

avatar
Albert_B
Terrible Gran Inquisidor

Mensajes : 5521
Localización : Tártaro

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Albert_B el 24/7/2011, 12:51 pm

Caso que se dice que Carranza mandó matar a Zapata.
Lo dicen como si Zapata le hubiera perdonado la vida a Carranza.
Si Obregón, que fué su mano derecha, no lo hizo.


Última edición por Albert_B el 17/3/2013, 3:03 pm, editado 1 vez


___________________________________
¡No eres completamente inútil, sirves de mal ejemplo!
"El día que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos."
"Una vida que no puede someterse a examen, no merece vivirla" Sócrates
"Sólo el día que el último rey sea colgado de las tripas del último cura el hombre será realmente libre"
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

La Decena Trágica

Mensaje por Xicoténcatl el 20/4/2012, 10:54 pm

La Decena Trágica

Los habitantes de la Ciudad de México padecieron diez días de terror y muerte por el cuartelazo de febrero de 1913 contra el gobierno de Francisco I. Madero. Al frustrado intento de los rebeldes de tomar Palacio Nacional, siguieron nueve días de fuego intenso entre éstos y las fuerzas federales. Los ciudadanos pasaron del azoro a la desolación. En las calles yacían cientos de cadáveres de soldados y civiles, víctimas de la macabra farsa montada por el general Victoriano Huerta, quien había pasado de jefe militar de la plaza a esbirro del presidente.

La mañana del domingo 9 de febrero de 1913 los habitantes de la Ciudad de México despertaron con el ruido de una cuadrilla de caballos que marchaba a galope. Cientos de soldados habían llegado a la prisión militar de Santiago Tlatelolco para liberar al general Bernardo Reyes, quien hacía más de un año permanecía retenido en ésta tras su frustrada rebelión contra el gobierno de Francisco I. Madero. Los custodios no ofrecieron resistencia y el general salió al momento, dejando tras de sí un motín de presos que causaría un centenar de muertes y un incendio en el edificio.

Los ciudadanos que presenciaron los hechos vieron también cómo la columna de soldados se alejaba rumbo al oriente de la ciudad. Las tropas se pertrecharon en las inmediaciones de la prisión de Lecumberri para exigir la liberación del general Félix Díaz, quien como su colega también se había levantado contra el gobierno en octubre y había sido encarcelado por la misma causa. El director del penal quiso resistir, pero ante la diferencia abrumadora del número de efectivos rivales entregó ipso facto al detenido.

Al tiempo que esto sucedía, trescientos aspirantes de la Escuela Militar y parte del Primer Regimiento de Caballería tomaron por asalto Palacio Nacional. Entre las muchas personas que azoradas vieron desde la Plaza del “Zócalo” el arribo de las fuerzas rebeldes estaba Gustavo Madero, hermano del presidente, quien había llegado a este punto intrigado por lo que allí se fraguaba. Al ser reconocido por los insurrectos, fue aprehendido y conducido a Palacio. De inmediato el general Lauro Villar, jefe militar de la plaza, agrupó algunas fuerzas leales y recuperó el edificio. Luego de ser arrestados los rebeldes y liberados Gustavo y el ministro de Guerra —detenido también en la reyerta—, batallones federales se apostaron en la azotea y enfrente del Palacio Nacional para repeler el ataque enemigo.

Las calles aledañas a la Plaza habían sido ocupadas por las tropas que comandaban los generales Reyes, Díaz y Gregorio Ruiz. Este último, al aproximarse a la puerta central del Palacio, que creía bajo el control de sus aliados, fue sometido pistola en mano y obligado a rendirse. Enseguida, Bernardo Reyes, al frente de una columna, se perfiló hacía el macizo edificio decidido a romper la defensa. El general Villar ordenó abrir fuego contra el líder rebelde tras pedirle su rendición. Reyes quedó tendido muerto sobre la Plaza.

Siguió un intenso combate entre las fuerzas federales atrincheradas en Palacio Nacional y las rebeldes situadas en calles, portales y edificios alrededor del Zócalo. Transcurridos diez minutos cesó el fuego. Cientos de civiles murieron y muchos más cayeron heridos. Félix Díaz tocó retirada y marchó con sus tropas a la Ciudadela, donde se refugiaron y más tarde organizarían una defensa militar en complicidad con el general Victoriano Huerta, quien había sustituido al general Villar herido en la batalla inicial. De modo que siguieron nueve largos días, en los que Huerta fingió una ofensiva militar contra los rebeldes para debilitar a las fuerzas del gobierno.

Fueron días trágicos para las fuerzas leales. Al tiempo que éstas eran entregadas como carne de cañón a sus enemigos, las tropas adictas a Huerta tomaban el control de la situación. A los pocos días de haberse iniciado los bombardeos entre ambos bandos, la ciudad fue declarada en estado de sitio. En medio de la estrepitosa lluvia de fuego de cañones, ametralladoras y fusiles, cientos de personas inocentes perdieron la vida y las calles de la ciudad adquirieron un aspecto fantasmal.

A los diez días de iniciado el cuartelazo, los generales insurrectos, junto con políticos antimaderistas y el embajador norteamericano Henry Lane Wilson, acordaron la aprehensión del presidente Madero y el vicepresidente Pino Suárez y exigirles su renuncia. Tres días después los dos hombres fueron asesinados.

http://www.palacionacional.gob.mx/visita-informativa/revolucion/vida-cotidiana/95-la-decena-tragica.html

El Cuartelazo: documentos

El pacto de la embajada∗

En la ciudad de México, a las nueve y media de la noche, del día dieciocho
de febrero de mil novecientos trece, reunidos los señores generales Félix
Díaz y Victoriano Huerta, asistidos los primeros por los licenciados Federico
Hernández y Rodolfo Reyes, y el segundo por los señores teniente coronel
Joaquín Maas e ingeniero Enrique Cepeda, expuso el señor general Huerta
que en virtud de ser insostenible la situación por parte del gobierno del
señor Madero, para evitar más derramamiento de sangre y por sentimiento
de fraternidad nacional, ha hecho prisionero a dicho señor, a su gabinete y
a algunas otras personas. Que desea expresar al señor general Díaz sus
buenos deseos para que los elementos por él representados fraternicen y
todos unidos salven la angustiosa situación actual. El señor general Díaz
expresó que su movimiento no ha hecho más objeto que lograr el bien
nacional y que, en tal virtud, está dispuesto a cualquier sacrificio que
redunde en beneficio de la patria.
Después de las discusiones del caso, entre todos los presentes arriba
señalados se convino lo siguiente:
Primero. Desde este momento se da por inexistente y desconocido el Poder
Ejecutivo que funcionaba, comprometiéndose los elementos representados
por los generales Díaz y Huerta a impedir por todos los medios cualquier
intento para el restablecimiento de dicho poder.
Segundo. A la mayor brevedad se procurará solucionar en los mejores
términos legales posibles la solución existente, y los señores generales Díaz
y Huerta pondrán todos sus empeños a efecto de que el segundo asuma
antes de setenta y dos horas la presidencia provisional de la República con
el siguiente Gabinete:
Relaciones: Licenciado Francisco León de la Barra
Hacienda: Licenciado Toribio Esquivel Obregón
Guerra: General Manuel Mondragón
Fomento: Ingeniero Alberto Robles Gil
Gobernación: Ingeniero Alberto García Granado
Justicia: Licenciado Rodolfo Reyes
Instrucción Pública: Licenciado Jorge Vera Estañol
Comunicaciones: Ingeniero David de la Fuente
Será creado un nuevo Ministerio, que se encargará de resolver la cuestión
agraria y ramos anexos, denominándose de Agricultura y encargándose de
la cartera respectiva el licenciado Manuel Garza Aldape.
Las modificaciones que por cualquier causa se acuerdan en este proyecto de
gabinete deberán resolverse en la misma forma en que se ha resuelto éste.
Tercero. Entre tanto se soluciona y resuelve la situación legal, quedan
encargados de todos los elementos y autoridades de todo género cuyo
ejercicio sea requerido para dar garantías, los señores generales Huerta y
Díaz.
Cuarto. El señor general Félix Díaz declina el ofrecimiento de formar parte
del Gabinete provisional, en caso de que asuma la presidencia provisional el
señor general Huerta para quedar en libertad para emprender sus trabajos
en el sentido de sus compromisos con su partido en la próxima elección,
propósito que desea expresar claramente y que quedan bien entendidos los
firmantes.
Quinto. Independientemente se hará la notificación oficial a los
representantes extranjeros, limitándose a expresarles que ha cesado el
Poder Ejecutivo; que se provee a su substitución legal; que, entretanto,
quedan con toda la autoridad del mismo los señores generales Díaz y
Huerta, y que se otorgan todas la garantías procedentes a sus respectivos
nacionales.
Sexto. Desde luego se invitará a todos los revolucionarios a cesar en sus
movimientos hostiles, procurando los arreglos respectivos.
El general Victoriano Huerta. El general Félix Díaz.

Telegrama dirigido a William H. Taft,
Presidente de los Estados Unidos∗
C
iudad de México, febrero 19 de 1913. A su Excelencia el C. Presidente de
los Estados Unidos, William Howard Taft. Washington, D. C. Tengo el honor
de notificar que he derrocado este gobierno. Las fuerzas están conmigo, y
desde hoy en adelante reinarán la paz y la prosperidad. Su obediente
servidor.
Victoriano Huerta.

Mis cómplices**

Me faltaba apoyo moral, algo en qué fundar un movimiento armado contra
Don Francisco I. Madero La posibilidad de la empresa que yo intentaba era
notoria: sólo faltaba dar una razón al mundo.
Me aproveché de las gestiones del Senado de la República. El Senado, como
la Cámara de Diputados, no eran sino una cueva de conspiradores. La
anarquía de ideas entre los señores que formaban el Congreso de la Unión
era total. Los grandes grupos de gobiernistas estaban subdivididos en otros
pequeños en que había pinistas, vasquistas, indecisos, gustavistas, y
antimaderistas […].
Pero la generalidad no era de hombres de acción: eran “catrines”, como les
llamamos los militares a los civiles. Los que no se escondieron en sus casas
los que quisieron entrar en fuego en aquellos momentos en que estaba
disputándose un triunfo político que decidiría la caída de la Ciudadela,
fueron los Senadores.
De ésos, D. Guillermo Obregón fue el más audaz y el más enconado en sus
odios contra Madero; el más trabajador para demoler al maderismo fue el
señor De la Barra. Este hombre es malo. Yo lo consideré así y quise
utilizarlo, pues, señores, los servicios de los malos son mejores que los de
los buenos […].
Ya es conocida la acción de los Senadores. Yo insinué al señor De la Barra
mis deseos de acabar con aquella situación, de salvar a la República a toda
costa. Y él comprendió.
Lo que más me ayudó fue el temor que “abrigaban”, porque finalmente creo
que no se volvería a dar el caso de que se teman las invasiones. Yo he
dejado para siempre el temor en el alma de los mexicanos.
El señor embajador de los Estados Unidos hizo, pues, sus gestiones
encaminadas a hacer creer al Gobierno que Estados Unidos intervendrían en
México si no estaba en la lucha en la Capital. La especie se propaló en un
momento de terror y todo el mundo la acogió no sólo como posible sino
hasta como una medida salvadora. Ya es sabido que la Capital de la
República es una ciudad propicia a ser conmovida por todos los
embaucadores. Yo creo, señores que en la ciudad de México ¡ha de salir un
Mesías!
Y bien, los señores Senadores celebraron varias juntas; hicieron su papel
admirablemente al mismo tiempo que en el ánimo de ellos se arraigaba la
idea de que el triunfo de Félix era necesario para que cesara la lucha que
tanto espanto sembraba.
El día 18 de Febrero se celebró la junta a la que había yo citado a los
Senadores y acudieron estos señores ante el señor presidente. Don
Francisco Madero los trató con energía y no les concedió la renuncia que le
pidieron, diciéndoles que estaba dispuesto a sucumbir antes que entregar el
poder a nadie que no fuera el sucesor que el pueblo le designara.
Sin duda que ya sus amigos le habían hecho dudar de mi actitud, pues me
mandó llamar y me preguntó cuándo terminaría aquello.
Le contesté que en aquellos momentos iba a dar las órdenes del asalto
definitivo y salí de la Presidencia temeroso de que me detuviera.
Para lograr mi último golpe sólo necesitaba de un Jefe con mando de
fuerzas que me ayudara.
No me convenía utilizar a Delgado ni a Romero: éste había sospechado algo
y el primero era maderista; y a Ángeles no podía darle ni una orden, pues
ya me había desobedecido y hasta intentó bombardear la Ciudadela, sin
orden mía, desobedeciéndome.
Blanquet había llegado y confié en él para mi combinación final. Yo creí que
al proponer al jefe del 29° Regimiento que me ayudara me respondería que
sí con entusiasmo; pero grande fue mi sorpresa cuando este jefe se mostró
reservado y poco amigo de la sublevación. Sin embargo, había sido uno de
los militares más atacados por la Revolución. Los periódicos y hasta los
políticos lo señalaban como un asesino enemigo del Gobierno.

http://www.palacionacional.gob.mx/pdf/8REVOLUCION/3VIDACOTIDIANA/Documentos%20revolucion%20vida.pdf

P.D. Eliminé la publicación porque me equivoqué al colocarlo en el sub-foro de la reforma, y lo coloqué en este que es el correcto, pido una disculpa a los compañeros, saludos!
avatar
Rogersukoi27
General de División
General de División

Mensajes : 10128
Masculino
Edad : 59

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Rogersukoi27 el 21/4/2012, 1:26 am



hay documentacion del destino final del General Lauro Villar? de acuerdo a su desempeño, y despues de haber liquidado en la defensa del Palacion Nacional, al Preso liberado Bernardo Reyes, señala estar herido. Fue asesinado, liberado, murio por sus heridas?? Finalmente se le reconoce su hazaña en Tamaulipas, de donde es originario, mas no ha sido difundido su destino final.
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Xicoténcatl el 27/4/2012, 10:21 pm

17 Feb. 1913 Relación de Jefes, Oficiales, Tropa y Civiles que ingresaron heridos y muertos al Hospital Mil. de Instrucción durante la Decena Trágica del 9 Feb. 1913.

En 1910 nuestro país despertó después de más de 30 años de dictadura y los mexicanos acaudillados por Don Francisco I. Madero lucharon por restaurar un gobierno democrático. El pueblo al no tener otra alternativa se lanzó a la lucha armada, misma que culminó en mayo del año siguiente, cuando el General Porfirio Díaz renunció a la Presidencia de la República y se exilió en Europa.
Después de un breve interinato de Francisco León de la Barra, ocupó el Poder Ejecutivo Francisco I. Madero. Con el nuevo Mandatario las esperanzas del pueblo renacían y de inmediato se empezaron a corregir las injusticias, pero los latifundistas y grandes comerciantes al ver afectados sus intereses se unieron para eliminar el gobierno democrático; hubo dos intentos por derribar del poder a Madero, pero fallaron, sin embargo, la reacción no estaba vencida y sólo buscaba una oportunidad para actuar.

El 9 de Febrero de 1913 un grupo de Generales, encabezado por Bernardo Reyes, Félix Díaz y Manuel Mondragón, se rebelaron en contra de Madero. Los sublevados liberaron al General Reyes, que estaba preso en Santiago Tlatelolco, dirigiéndose a Palacio Nacional donde se unieron con el contingente de la Escuela Militar de Aspirantes. Los rebeldes tomaron Palacio pero casi de inmediato el General Lauro Villar, Comandante de la plaza lo recuperó.

Los sublevados trataron de convencer al General Villar de que se uniera a ellos, a lo que se negó, iniciándose un tiroteo en el que cayó muerto el General Reyes y herido el General Villar. El Presidente Madero, al tener conocimiento de los hechos, ordenó que los cadetes del Colegio Militar lo escoltaran hasta la sede del Ejecutivo.
La herida del General Villar, provocó que fuera removido del cargo de Gobernador de Palacio Nacional y su lugar ocupado por el General Victoriano Huerta. Este traicionó a Madero para unirse a los sublevados, apresando al Presidente y Vicepresidente de la República a los que más tarde mandó asesinar. El General Huerta fue nombrado Presidente Provisional el 18 Febrero con lo que se reinició la lucha armada.

En la relación de heridos que ingresaron al Hospital Militar de Instrucción durante la “Decena Trágica”, destaca el nombre del General Lauro Villar. En total hubo 87 heridos y 57 muertos en su mayoría militares.
http://www.sedena.gob.mx/index.php/conoce-la-sedena/antecedentes-historicos/sedena/documentos-historicos/febrero/51-17-de-febrero-de-1913-relacion-de-jefes-oficiales-tropa-y-civiles-que-ingresaron-heridos-y-muertos-al-hospital-militar-de-instruccion-durante-la-decena-tragica-del-9-de-febrero-de-1913



http://www.sedena.gob.mx/imagenes/historia/defensa/doc_hist/feb/relacion.jpg
http://www.sedena.gob.mx/imagenes/historia/defensa/doc_hist/feb/relacion_2.jpg
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: La muerte de Madero

Mensaje por asterix el 28/4/2012, 1:11 am

Las calles aledañas a la Plaza habían sido ocupadas por las tropas que comandaban los generales Reyes, Díaz y Gregorio Ruiz. Este último.

Creo que el artìculo NO lo dice...pero LAS TROPAS INSURRECTAS provenian DE LA ESCUELA DE ASPIRANTES A OFICIALES....algo así como la actual ESCUELA DE CLASES....para ser màs precisos esa REBELIÒN ESTUVO APOYADA.....en su mayorìa por SARGENTOS SEGUNDOS Y PRIMEROS.


Un saludo.
avatar
Ulises Gutierrez
Subteniente
Subteniente

Mensajes : 734

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Ulises Gutierrez el 28/4/2012, 9:04 am

Temporada de Zopilotes: La Decena Tragica



http://www.youtube.com/watch?v=0hGqLpWsVe4
avatar
GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: La muerte de Madero

Mensaje por GREYHOUND el 28/4/2012, 11:45 am

pues aqui les dejo una fotografia del general reyes.



avatar
GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: La muerte de Madero

Mensaje por GREYHOUND el 28/4/2012, 11:48 am






mi aportacion al tema
avatar
GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: La muerte de Madero

Mensaje por GREYHOUND el 28/4/2012, 11:57 am



avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: La muerte de Madero

Mensaje por asterix el 28/4/2012, 12:02 pm

Muy buenas Don Grey....

El General Bernardo Reyes se suponía...ERA EL HOMBRE FUERTE DE LA ASONADA...y terminó muerto.....

Tràgico Destino, YA QUE de facto ERA UN GENERAL GOLPISTA y no por ponerme de parte del Gobierno Derechista de Madero..PERO EN ESE MOMENTO HISTORICO...atentò VS LA DEMOCRACIA.

El ganòn....ya subieron la foto.


Un saludo.

avatar
GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: La muerte de Madero

Mensaje por GREYHOUND el 28/4/2012, 1:14 pm

avatar
GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: La muerte de Madero

Mensaje por GREYHOUND el 28/4/2012, 1:16 pm

interior de un hospital durante la decena tragica



avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: La muerte de Madero

Mensaje por asterix el 28/4/2012, 1:23 pm

GREYHOUND escribió:


Buena foto.....arriba de la azotea del cuartel de la ciudadela...Nòtese a los civiles armados que comparten sacos terreros con tropas felicistas....


un saludo.
avatar
GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: La muerte de Madero

Mensaje por GREYHOUND el 28/4/2012, 7:08 pm


avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: La muerte de Madero

Mensaje por asterix el 28/4/2012, 7:37 pm

Francotiradores.....

Manuel Black-Hawk
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 369
Masculino
Edad : 35

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Manuel Black-Hawk el 28/4/2012, 9:07 pm

Espero no halla bronca por estas, pero pues así es la guerra:









avatar
Hatun Tópac
Guardiamarina
Guardiamarina

Mensajes : 680
Masculino
Edad : 97
Localización : Entre lo sublime y lo ridículo

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Hatun Tópac el 20/11/2012, 11:43 am

La decena trágica




A principios del siglo pasado, Francisco I. Madero se convirtió en una figura fuerte. Primero por declararse abiertamente en contra de la dictadura de Porfirio Díaz y luego por postularse a la presidencia de la república.

En el transcurso ganó muchos adeptos para su lucha, tanto reincluso logró la renuncia de Díaz, luego de la toma de Ciudad Juárez. Después de eso el camino parecía estar resuelto. Con el general Díaz fuera del poder, era casi seguro que México elegiría a Madero como presidente.




Así fue y todos esperaban que pronto comenzaran a sucederse cambios radicales. Pero no ocurrió así. Madero tomó una postura moderada y conciliadora hacia los porfiristas. Ese fue el comienzo del fin.

El cuartelazo



Madero estuvo 15 meses –nada fáciles- en el gobierno. Casi desde el inicio de su mandato comenzaron los rumores sobre una rebelión en su contra. Eran tantas las murmuraciones que muchos no las tomaron en serio.



Pero la madrugada del 9 de febrero de 1913, cumplieron la amenaza. “A las 5 de la mañana sonó el primer cañonazo, que era la señal para dar el cuartelazo”, cuenta un corrido de aquellos años.



Esa mañana la gente se levantó con la noticia de que el general Manuel Mondragón se había levantado en armas contra el gobierno federal. Diez días pasaría la ciudad de México bajo ese ambiente de hostilidades.

Varias sublevaciones



Esta no era la única rebelión que había tenido que enfrentar, pero si la primera que ocurría en la capital. Incluso, hasta antes de este hecho, la ciudad de México había estado ajena, aunque no indiferente, a los enfrentamientos suscitados con motivo de la Revolución.



“Entre aquellos que se sublevaron contra su gobierno estuvieron Bernardo Reyes, ministro de guerra durante el Porfiriato y Félix Díaz, sobrino de Porfirio Díaz. Ambas rebeliones fracasaron y Madero encarceló a los rebeldes, perdonándoles la vida”, refiere una reseña sobre este hecho.



Además, la prensa de oposición también había influido notablemente en la desconfianza del pueblo hacia el régimen maderista, atacándolo de manera constante. Por si eso fuera poco, también tenia en contra al gobierno de Estados Unidos, pues a decir de algunos “no satisfacía los intereses económicos estadounidenses”. Henry Lane Wilson, embajador de Estados Unidos en México, jugó un papel importante.



Viejos enemigos



Entre otras acciones, los sublevados liberaron a Bernardo Reyes, así como a Félix Díaz, y avanzaron hacia Palacio Nacional. En Palacio, “las fuerzas leales al gobierno, comandadas por el general Lauro Villar, habían recuperado el edificio”, pero continuó el enfrentamiento.

“Tras algunas horas de pánico y confusión, los leales al gobierno consiguieron que los atacantes se retiraran a la Ciudadela, principal almacén y fabrica de armas de la ciudad. En la refriega, resulto muerto Bernardo Reyes y herido el defensor de la plaza”, señala otro artículo sobre la Decena.



En tanto, Madero, avisado por sus comandantes, se puso en marcha desde el Castillo de Chapultepec –donde estaba la residencia del presidente de la República- hasta Palacio Nacional. Sucedió entonces lo que es recordado como la “Marcha de la lealtad”.

Inicialmente iba acompañado por alumnos del Colegio Militar. En el camino se le fueron uniendo “lo miembros del gabinete, otros colaboradores del presidente y gente ‘de a pie’, quienes le manifestaban de este modo su apoyo”, refiere la crónica.



Reducidos los rebeldes en un aparente cerco en la ciudadela y de nuevo el gobierno en posesión de su sede, se estableció un plan para frenar la revuelta. Madero optó por dejar a cargo al general Victoriano Huerta, el traidor que ordenaría su muerte para ocupar su lugar.

‘Primero muerto’



Cuenta la historia popular que Félix Díaz fue a visitarlo para exigirle que renunciara, amenazándolo con mandarlo matar, a lo que Madero respondió: “Primero me asesinan, que hacerme renunciar”. Al final ocurrirían ambas cosas.

Estado de sitio



A partir del 11 de febrero la ciudad de México quedó sitiada. Por temor, muchos negocios no abrieron y por lo tanto la gente se quedó sin trabajar. La gente quedó sin dinero y sin alimentos, en medio de una lluvia de balas.



“Los cañonazos y los impactos de ametralladoras fueron dejando sus huellas destructoras en las fachadas de los edificios adyacentes a la fortaleza de los levantados”, relata la crónica del historiador Luis Enrique Moguel Aquino.



Pese a la promesa de recuperar la Ciudadela en 24 horas, Huerta no sólo no logró su cometido, sino que parecía que alargaba el enfrentamiento de manera intencional. “En el fuego cruzado morían numerosos civiles que, según unas versiones, se contaron por cientos y, según otras, por miles” refiere.



N el transcurso, los alzados bombardearon una cárcel y liberaron a los presos, que se pusieron de su lado.

Golpe de Estado



Tras varios días de combate, Huerta traiciona a Madero, volviéndose en su contra. Fue así que el 18 de febrero, fueron hechos prisioneros Madero y el vicepresidente, José María Pino Suárez. Fueron apresados por un grupo de soldados, encabezados por Aureliano Blanquet.



“La dificultad para reducir a los rebeldes aumentaba las sospechas sobre Huerta. En efecto, quien debía velar por el respeto al gobierno constituido entró en negociaciones con los alzados”, refiere Moguel Aquino.



Esa misma noche en la embajada de Estados Unidos se reunieron Victoriano Huerta y Félix Díaz, ante la presencia del embajador Wilson. Fue ahí que firmaron un pacto en el que desconocían el gobierno de Madero y se comprometían a poner a Huerta en la Presidencia de madera interina con el objetivo de convocar a elecciones que llevaran al sobrino de Díaz al poder.



Asesinan a Madero



Al día siguiente, bajo la amenaza de obrar contra sus familias y colaboradores, Madero y Pino Suárez se vieron obligados a dirimir. Era evidente que aquello no era un acto voluntario, pero los legisladores no pusieron objeción.

“Acto seguido y tal como lo establecía la ley vigente, el secretario de Relaciones Exteriores, Pedro Lascurain, fue designado presidente provisional. Eran las 5:15 de la tarde”, señala el artículo.

En los 45 minutos siguientes Lascurain se vio forzado a nombrar a Huerta secretario de Gobernación (pues sólo así podía asumir “legalmente” el gobierno) y renunció. Huerta se convirtió en el tercer presidente de México en un mismo día.

El 22 de febrero, Tanto Madero como Pino Suárez fueron asesinados en un costado de lo que fue la penitenciaría de Lecumberri, a la que supuestamente se le trasladaba.

avatar
Defekator
Teniente
Teniente

Mensajes : 2274
Masculino
Edad : 38
Localización : Lyon Guanajuato

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Defekator el 22/2/2013, 9:52 am

A 100 años de la Decena Trágica.



avatar
Defekator
Teniente
Teniente

Mensajes : 2274
Masculino
Edad : 38
Localización : Lyon Guanajuato

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Defekator el 22/2/2013, 3:52 pm

avatar
Perseo
Teniente
Teniente

Mensajes : 1974

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Perseo el 22/2/2013, 4:20 pm



Temporada de zopilotes. 1era parte.
avatar
Albert_B
Terrible Gran Inquisidor

Mensajes : 5521
Localización : Tártaro

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Albert_B el 22/2/2013, 5:30 pm

Se fusiona.

El otro día ví el documental de Enrique Krauz de la biografía de madero.


___________________________________
¡No eres completamente inútil, sirves de mal ejemplo!
"El día que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos."
"Una vida que no puede someterse a examen, no merece vivirla" Sócrates
"Sólo el día que el último rey sea colgado de las tripas del último cura el hombre será realmente libre"
avatar
Sun Tzu
General de División
General de División

Mensajes : 22148
Masculino
Edad : 41
Localización : Tierra del Tequila.

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Sun Tzu el 22/2/2013, 5:32 pm

Albert_B escribió:

El otro día ví el documental de Enrique Krauz de la biografía de madero.

donde lo pasaron ?


___________________________________
Por Mèxico siempre leales.


Si luchas con monstruos, cuida de no convertirte también en monstruo." />

Contenido patrocinado

Re: La muerte de Madero

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 18/8/2017, 10:31 pm