Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Operación Barbarroja

Comparte
avatar
Káiser
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 310
Masculino

Operación Barbarroja

Mensaje por Káiser el 12/6/2011, 1:07 am

Como buen fanatico de la Segunda Guerra Mundial, me gustaría compartir con ustedes un poco de información sobre el frente de batalla más importante e impactante de todos: El Oriental. La guerra que se libro en el Este no fue una común, fue un verdadero choque de ideologias, de formas de concebir la guerra, de cultura y de pueblos, fue una guerra total que se lucho hasta el final donde el resultado solo podría ser el colapso de la Alemania Nacional Socialista o de la Unión Soviética. No se pide ni se da tregua. Pienso hacer varios capítulos para que no sea muy cansado leerlo (ni redactarlo XD), así que actualizare esto de manera constante. La información la saco de varios libros que tengo sobre la segunda guerra mundial, sintetizo de manera que pongo lo que considero mas importante para darle fluidez, así como también complemento con información que se me viene a la mente al redactar. Espero lo disfruten leyendolo tanto como yo escribiendolo.

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
LA GUERRA ENTRE LA ALEMANIA DE HITLER Y LA UNIÓN SOVIÉTICA DE STALIN


CAPÍTULO I
OPERACIÓN BARBARROJA
EL IMPARABLE AVANCE ALEMÁN

En las primeras horas del domingo 22 de junio de 1941, el mando del ejército soviético recibió en Moscú un desesperado mensaje por radio. Las tropas que estaban a lo largo de la frontera oeste de la Unión Soviética informaban:

"Estan disparando contra nosotros. ¿Que hacemos?"

Así comenzaba la invasión a la Unión Soviética y los dos ejércitos más grandes de Europa estaban a punto de enfrentarse entre ellos en el combate mas feroz nunca antes visto.

Stalin veía en la guerra iniciada el 1 de Septiembre de 1939 una gran oportunidad. Las potencias "capitalistas" se debilitarian entre ellas en una guerra de desgastes, teniendo como conclusión el inevitable triunfo del comunismo quien se alzaria victorioso frente a las ya debiles potencias occidentales. Pero era una posición delicada ¿Con quien se alinearía Stalin? Tanto los alemanes como los aliados lo cortejaban para empujar la balanza hacia uno u otro lado. Finalmente Stalin tomo la decisión y se une a Hitler el 24 de Agosto de 1939 en el famoso Pacto Ribbentrop-Mólotov, ya que esto le daba mano libre para retomar antiguos territorios Rusos (Finlandia, Paises Bálticos, Parte de Rumania).

Ya en diciembre de 1940 Hitler había hablado a sus generales de sus intenciones de atacar a la URSS, ya que, tras el fracaso de la invasión de Gran Bretaña había que volver la vista hacia los grandes espacios del Este, más allá de la frontera Soviética. La victoria en este escenario, no tan solo aseguraría más espacio vital para la expanción de los pueblos germanicos, sino que proporcionaría a la máquina militar alemana nuevos recursos casi ilimitados. Después de la toma del valle industrial del Don y de los campos petrolíferos del Cáucaso, Alemania estaría lista para lanzar una nueva ofensiva sobre Gran Bretaña.

Otra teoría señala (con la que estoy de acuerdo), que lo que Alemania llevo a cabo aquel historico 22 de Junio fue un ataque preventivo, el servicio de inteligencia alemán estaba muy al tanto sobre el rearme y modernización del ejército soviético, que, de darle mas tiempo estaría listo para expandir la revolución socialista por Europa Occidental a punta de bayoneta. Algo muy parecido a lo sucedido en la primera guerra mundial, donde el alto mando alemán se encontraba convencido de que la guerra debía de estallar lo mas pronto posible, ya que si la Rusia Tsarista lograba perfeccionar su infraestructura militar y modernizar su ejército, el Imperio Alemán no tendría posibilidades.

Además de poder librar a Alemania del peligro que pudiere representar el ejército de Stalin a futuro, Hitler tenía concebido por otra parte, que sacando de la guerra a la Unión Soviética, se pondría en jaque a Gran Bretaña, quien no tendría mas opción que negociar la paz, ya que para ese entonces Winston Churchill intentaba por todos los medios inmiscuir en la guerra tanto a los Estados Unidos de América como a La Unión Soviética. Fuere cual fuere el motivo, el choque de las potencias Europeas fue inevitable ese 22 de Junio.

Al amanecer del 22 de junio, ya se veía claramente la gran escala de la invasión alemana. Unos tres millones de hombres, incluyendo 3000 carros de combate y apoyados por 2000 aviones se disponían a invadir el territorio soviético. Estaban divididos en tres grupos de ejército separados:

1. El Grupo de Ejércitos Norte:
Con dirección al Noroeste, con los objetivos de conquistar los Estados Bálticos y Leningrado (cuna de la revolución socialista).
2. El Grupo de Ejércitos Sur:
Con dirección a Crimea, conquistando por el camino a Ucrania (el granero de europa), el valle del Don y el Cáucaso.
3. El grupo de Ejércitos Centro:
Encabezado por los panzer del General Heinz Guderian, avanzaría directamente sobre la capital Soviética, Moscú.


Junto con el ejército alemán, harían frente al gigante rojo las fuerzas rumanas, que avanzarían desde el Sur, así como divisiones italianas, croatas, húngaras y eslovacas. Los finlandeses avanzarían desde el Norte, con la esperanza de aprovechar la invasión alemana para recuperar el territorio perdido en la guerra de invierno de 1939-1940. En conjunto, esta era la mayor fuerza de invasión nunca antes vista por el mundo y a la Unión Soviética la pilló absolutamente por sorpresa.

El desastre inicial del ejército rojo se debio en gran medida a la confianza de Stalin en la situación de la guerra europea, fue omiso de los informes de inteligencia que hablaban de una inminente invasión alemana, pero a pesar de ello, siempre tuvo en mente que Hitler nunca se arriesgaria a abrir un segundo frente en plena guerra contra el Reino Unido. A pesar de la evidencia de las concentraciones de tropas alemanas a lo largo de la frontera soviética, Stalin se negaba a creer que Hitler estuviera a punto de romper su tratado de no agresión. En consecuencia, sus tropas estaban en una posición incapaz de resistir la embestida de la Blitzkrieg Alemana.

En las primeras horas, la Luftwaffe destruyo más de 2000 aviones soviéticos, la mayoría de ellos en el suelo. La ciudad de Brest-Litovsk, sede del tratado que había dado fin a la intervención rusa en la Gran Guerra, cayó antes de terminar el día. Avanzando a través de la campiña rusa, los panzer alemanes hicieron pedazos las líneas defensivas del ejército rojo.

Bajo estas circunstancias, el Ejército Soviético podía oponer poca resistencia. A pesar de que podía disponer de unos 10 millones de hombres, estaba enormemente desorganizado y había muy mal enlace entre las divisiones. Incluso la orden inicial de responder al fuego de los invasores, se dice que tardó más de cuatro horas en llegar a la primera línea. También la movilidad era un problema, especialmente para enfrentarse a los veloces blindados teutones. En comparación con éstos, los 20,000 tanques soviéticos eran en su mayoría anticuados y los pilotos de sus 7,500 aviones estaban pobremente instruidos. Todo esto se debio a la salvaje purga militar que había ordenado Stalin entre 1936 y 1938. La mayoría de los mejores y más experimentados oficiales habían sido ejecutados acusados de traición, infligiendo un daño perdurable a la estructura del mando del ejército.

Aún así, los soldados del ejército rojo eran fuertes y valientes. Su devoción por la patria, la Madre Rusia, tenía toda la fuerza de un profundo sentimiento emotivo y la muerte era un pequeño precio a pagar por defenderla. Aun careciendo de cualquier estrategia definida, los soviéticos lanzaron sencillamente todo lo que tenian contra el ejército aleman.


La blitzkrieg, por el contrario, parecía imparable. En menos de una semana, la Wehrmacht había hecho prisioneros a más de 100,000 soldados soviéticos y capturado mas de 1000 tanques. En el Norte la Wehrmacht ya había conquistado los Estados Bálticos y avanzaba en dirección a Leningrado. En la mañana del 3 de Julio, los soviéticos oyeron, al poner la radio, a un sombrío Stalin que se dirigía a la nación. Era la primera vez que lo hacía en más de tres años. Stalin hablo:


"Nuestro país ha entrado en una lucha a vida o muerte contra su más perverso enemigo".
Admitió que la situación era desesperada y que exigía la total movilización de todos los recursos viables que pudieran utilizarse contra el enemigo. Esta iba a ser:
"una guerra patriótica de liberación".
El pueblo soviético debía estar preparado para una guerra sin cuartel. Donde el ejército Soviético fuera derrotado, la gente debía tomar las armas. Si se veían obligados a retirarse, debían adoptar la política de tierra quemada, incendiando, destruyendo y reduciendo a ruinas sus propias casas y propiedades para no dar a los alemanes:
"ni un solo kilo de trigo o un solo litro de gasolina".
El discurso electrizó a los soviéticos e iba a resultar una inspiración para los grupos de resistencia en toda Europa.

Durante el verano de 1941, continuó el avance alemán a través del suelo soviético a un ritmo asombroso. A finales de septiembre, el ejército alemán había tomado Kiev, la capital Ucraniana, y, en el Norte, parecía a punto de caer Leningrado, el corazón de la revolución bolchevique de 1917. En el Sur, había caído la mayor parte de Crimea. Más de la mitad del Ejército Rojo había sido muerto o capturado y la cifra de blindados soviéticos se había reducido a menos de 1000. Seguramente era sólo cuestión de tiempo para el colapso de la propia Moscú y la rendición de la entera Unión Soviética. La Alemania de Hitler estaba al borde de su victoria mas grandiosa, o al menos eso creían los alemanes...

A pesar de las terribles perdidas, el espírituo ruso seguía inquebrantable. La Unión Soviética había sido desde hacía mucho tiempo un país excesivamente duro y exigente. El gobierno de los tzares siempre había sido severo y el gobierno comunista no había sido mucho mejor. En Rusia no había lugar para una vida fácil y no se disfrutaban ni las comodidades mínimas que en Occidente se consideraban esenciales. El sufrimiento y las privaciones eran la experiencia diaria que robustecía hasta más allá del límite al ruso de a pie. No fue una causalidad que, de cuantos combatieron contra los alemanes, Rusia fue el único país que reclutó mujeres para la primera línea de las fuerzas de combate. En las circunstancias de 1941, fue una suerte que esto fuera así. Para los Rusos, era natural combatir hasta la muerte.

Consecuentemente la llamada de Stalin a la resistencia, había tenido una rápida respuesta en ciudades y pueblos en forma de brigadas partisanas recién formadas, que hacían una guerra de guerrillas contra los invasores, colocando bombas, haciendo sabotaje y destruyendo puentes y líneas telefónicas. El propio Ejército Rojo seguía combatiendo con un valor y ferocidad que impresonaron y aterraron a los alemanes, mientras más se adentraban en la Madre Patria, iban encontrando una resistencia más encarnizada. Las tropas parecían tener un desprecio absoluto por el enorme número de perdidas de hombres ante la superior potencia de fuego del enemigo. Sin embargo, consiguieron reducir la velocidad del avance alemán; pronto tendría el pueblo soviético un nuevo y familiar aliado: el implacable, el helador y destructivo "General Invierno". A los tres meses que había calculado el alto mando alemán para la victoria, ya había llegado el otoño. A partir de ahí, todo iba a ser peor... mucho peor... Los heroes de la Madre Rusia habían logrado frenar a los panzers hasta la llegada del brutal invierno.





Última edición por Káiser el 12/6/2011, 1:19 am, editado 1 vez
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por asterix el 12/6/2011, 1:17 am

Buen tema.....Nunca se cansa uno de leer y releer, el mayor encuentro bélico de la historia moderna.

Solo un apunte: Stalin Sabía de las intenciones alemanas de invadir la URSS, y dejò todo para la historia....

Adelante y aquì esperamos su desarrollo.


Un saludo.
avatar
Káiser
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 310
Masculino

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Káiser el 12/6/2011, 1:23 am

asterix escribió:Buen tema.....Nunca se cansa uno de leer y releer, el mayor encuentro bélico de la historia moderna.

Solo un apunte: Stalin Sabía de las intenciones alemanas de invadir la URSS, y dejò todo para la historia....

Adelante y aquì esperamos su desarrollo.


Un saludo.

Saludos: Sip, Stalin había recibido varios informes de inteligencia sobre las intenciones alemanas de invadir, pero no las daba por ciertas por su obstinación a creer que Hitler "no sería tan estupido como para abrir un segundo frente". Al inicio de la invasión achaco los ataques a unidades alemanas indisciplinadas y se nego a poner en practica el aviso de sus generales de movilizar el ejército rojo a posiciones defensivas ante el inminente ataque, pero Stalin se nego ya que no quería provocar de ninguna manera a Hitler (su ejército aún no estaba listo para entrar en acción).

No me imagino como el frío y calculador de Stalin pudo cometer semejante error. Evil or Very Mad
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por asterix el 12/6/2011, 1:31 am

No me imagino como el frío y calculador de Stalin pudo cometer semejante error

La Historia cuenta que Stalin quedo estupefacto de la Potencia y alcance del ataque Alemàn...y que durante DOS SEMANAS estuvo encerrado en su Bunker del Kremlin, sin Saber que hacer tomando sin cesar Vodka...por ello las dos primeras semanas El Avance Alemàn fue Fulgurante, rápido y furioso....jejeje.....

Un saludo.
avatar
Enemigo Público
Kapitan - Sovetskaya Armiya
Kapitan - Sovetskaya Armiya

Mensajes : 7838
Masculino
Edad : 29
Localización : Huaxyacac

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Enemigo Público el 12/6/2011, 1:37 am

Si bien la lógica de la guerra indicaba que era poco probable atacar a Rusia, desde el punto de vista ruso, por supuesto, mirese desde donde se mire; el error de Stalin fue garrafal, el simple hecho de haber ignorado las múltiples advertencias del inminente ataque alemán, que tanto le habían hecho sus servicios de inteligencia como de Inglaterra, ponen de manifiesto que realmente estaba convencido de que su propia estrategia estaba en lo correcto, y que no podía ser de otra forma. No es extraño hasta cierto punto el error de Stalin, pues le resultaba ilógico creer que Alemania se volvería contra la URSS, después de todo había ayudado a la conquista de Polonia, aún así fué una verdadera estupidez haber ignorado las advertencias y las concentraciones crecientes de tropas en la frontera.

Buen aporte +1
avatar
Belcebu
Order of Knight Templar
Order of Knight Templar

Mensajes : 3169
Masculino
Edad : 670
Localización : El noveno circulo del infierno

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Belcebu el 13/6/2011, 10:28 am

Excelente aporte, +1. Espero sus futuros aportes a este post.


___________________________________
No ahy nada mas peligroso que un pendejo con iniciativa...
avatar
Káiser
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 310
Masculino

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Káiser el 19/6/2011, 6:09 am

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
LA GUERRA ENTRE LA ALEMANIA DE HITLER Y LA UNIÓN SOVIÉTICA DE STALIN


CAPÍTULO II
GENERAL INVIERNO
LA EMBESTIDA ALEMANA ES DETENIDA

Las primeras lluvias torrenciales empezaron a caer a principios de octubre. En pocos días, las carreteras y los campos se convirtieron en infranqueables, por lo que la máquina de guerra alemana se encontró empantanada en el barro. El movimiento de los carros y la artillería quedó completamente detenido durante casi un mes por las condiciones adversas, los jefes militares solo podían esperar que el hielo endureciera el terreno.

El retraso fue desastroso. Con la llegada de las primeras nieves a principios de noviembre, las temperaturas empezaron a caer en picado. El mismo clima que había derrotado la invasión de Napoleón en 1812, iba a azotar al ejército alemán. Los militares alemanes, convencidos de que la campaña soviética iba a terminar en tres meses, como había planeado Hitler y su alto mando, no habían hecho preparativos para una guerra invernal.



Simplemente el ejército alemán no estaba preparado para la dureza climática a la que se enfrentaba ahora; cuando las temperaturas descendieron a 20 y 30 grados bajo cero, los tanques y camiones empezaron a averiarse. El armamento y la artillería se atascaban; las baterías se solidificaban con el hielo, inutilizando los equipos de radio. La Luftwaffe se quedó en tierra quedando así cortados los suministros y el apoyo al frente de batalla. Los soldados, por su parte, comenzaron a morir por congelación. Las botas y guantes de piel fina no les defendían contra el implacable frío.

En diciembre de 1941 una división panzer informó de que estaban perdiendo cinco veces más hombres por congelación que en combate. Faltaban los suministros de combustible porque las tripulaciones de los carros mantenían los motores en marcha toda la noche para no arriesgarse a que no arrancaran por la mañana. Otros, simplemente, quemaban gasolina para calentarse. Por su parte, los soviéticos parecían inmunes a las temperaturas glaciales. No sólo estaban acostumbrados a ellas, sino que estaban mucho mejor equipados para soportarlas, al haber aprendido la lección en Finlandia en 1939 y 1940. Además de ropa de invierno, tenían anticongelante para sus carros y aceite de invierno para sus armas. Los oficiales alemanes informaban de que habían visto a los rusos apoderarse de armas que habían abandonado sus unidades como inutilizables, engrasarlas y usarlas después contra sus anteriores propietarios. Hasta los caballos que utilizaban para remolcar su artillería parecían estar más aclimatados que los de los alemanes, que morían a montones. De repente, las normas de la guerra se habían vuelto al revés. El efecto sobre la moral alemana fue tremendo. El mariscal de campo Von Bock informó a Hitler de que sus soldados estaban al borde del motín. Por primera vez, las tropas, a las que se les había creído invencibles, habían empezado a entrever la posibilidad de la derrota y ya a tan solo 320 km de Moscú.


El Ejército Rojo, al fin, empezaba a organizarse y reunir sus tremendos recursos y empezaba también a sacar nuevos equipos para combatir a los invasores: entre los que destacaban los nuevos carros T-34, que estaban mejor blindados y eran más manejables que los panzer alemanes. Mientras las factorías soviéticas estaban comenzando a producir equipos, aviones y artillería tan rápidamente como los pudieran destruir los alemanes. Las industrias vitales para el esfuerzo de guerra, se desmantelaron literalmente y se transportaron al Este, a la seguridad de los montes Urales, a Kazakhstan y Asia Central. A medida que el ejército alemán iba avanzando sobre Moscú, mas de un millón de personas y 500 fábricas simplemente “dieron un salto” para ponerlas fuera del alcance enemigo.

La hora de la verdad llegaría a principios de diciembre, cuando las fuerzas alemanas llegaron a los suburbios de Moscú. La Luftwaffe había estado bombardeando la ciudad durante meses en un intento de debilitar y desmoralizar a sus habitantes. Una de las batallas más importantes del frente oriental estaba por librarse. La operación Tifón había comenzado.


avatar
Enemigo Público
Kapitan - Sovetskaya Armiya
Kapitan - Sovetskaya Armiya

Mensajes : 7838
Masculino
Edad : 29
Localización : Huaxyacac

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Enemigo Público el 19/6/2011, 11:37 am

Inche Kaíser, el tema que estas desarrollando está perrón, ya me quede con ganas de la otra parte.

+1 Compañero
avatar
Káiser
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 310
Masculino

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Káiser el 25/6/2011, 6:28 pm

Muchas gracias por las porras enemigo, me alegra que te este gustando el desarrollo del tema Smile
avatar
Káiser
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 310
Masculino

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Káiser el 25/6/2011, 7:27 pm

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
LA GUERRA ENTRE LA ALEMANIA DE HITLER Y LA UNIÓN SOVIÉTICA DE STALIN


CAPÍTULO III
OPERACIÓN TIFÓN
LA BATALLA DE MOSCÚ

El 6 de septiembre de 1941, Hitler emitió la Directiva n.° 35, que hacía de Moscú el siguiente objetivo. La mayor parte de las fuerzas panzer se concentrarían al mando del Grupo de Ejércitos Centro, pero el reagruparse les llevaría el resto del mes. El concepto que subyacía en la Operación Tifón era familiar. Los blindados penetrarían profundamente en el interior de las líneas enemigas, rodeando a las fuerzas soviéticas, a las que las fuerzas de infantería destruirían a continuación. Aunque esto parecía bastante sencillo, las condiciones en Rusia eran problemáticas. Las lluvias de otoño hacían que su red de carreteras fuera intransitable; esto, a su vez, imposibilitaba el movimiento rápido de los blindados y hasta el transporte a base de caballos, del que dependía Alemania, era muy difícil. Aunque entre el final de las lluvias y el principio del invierno habría unos pocos días para avanzar, esto era poco tiempo para los alemanes: su plan se basaba en calcular que en ese momento a los soviéticos sólo les quedaban 60 divisiones para la campaña, cuando en realidad tenían 212 (aunque menos de 100 podían considerarse plenamente operativas).

Además de la ayuda que suponía el invierno para el enemigo, Stalin estaba convencido de que Japón estaba mucho más cerca de atacar a los estadounidenses que a la Unión Soviética, por lo que se sintió lo bastante confiado como para traerse algunas de sus divisiones con experiencia desde Extremo Oriente. También dio el mando de la batalla de Moscú al Mariscal Zhukov, al que Stalin había cesado anteriormente en su cargo y, de hecho, había exiliado al este.



En los primeros días de la Operación Tifón, los alemanes tuvieron enorme éxito. Pero la resistencia soviética siguió siendo decidida y marcada por contraataques. A principios de noviembre, el OKW (Oberkommando der Wehrmacht – Alto Mando de las Fuerzas de Defensa o Fuerzas Armadas) tuvo que admitir que no podría tomar Moscú ni derrotar a la Unión Soviética antes de 1942. Para empeorar las cosas, los soviéticos habían reunido cuidadosamente nueve divisiones de reserva y lanzaron una contraofensiva a primeros de diciembre. Para los alemanes, lo mejor era una retirada; pero Hitler no permitía estas decisiones, por o que cesó a los jefes de los tres Grupos de Ejército, así como a muchos otros generales. Al perder su impulso de ataque, el 4 de diciembre de 1941 los alemanes hicieron un nuevo esfuerzo por vigorizar la Operación Tifón, sin saber que los soviéticos estaban dando los últimos retoques a sus planes de contraofensiva.

La ofensiva del Ejército Rojo (Visión General):
El contraataque soviético de principios de 1942 utilizó tácticas de infiltración más que ataques en gran escala contra puntos fuertes alemanes. Los cosacos y las unidades soviéticas de esquiadores ignoraron la intransitable red de carreteras, avanzando campo a través de los flancos alemanes, que se vieron obligados a retroceder para no correr el riesgo de ser rebasados. A los alemanes no les ayudaban las rigurosas condiciones climáticas, porque los aviones de la Luftwaffe no podían volar y los soldados alemanes no podían contar con su habitual apoyo aéreo. Para su mayor consternación, la aviación soviética consiguió reunir una fuerza de unos 350 aviones, que llevaron a cabo ataques contra los aeródromos alemanes, destruyendo unos 1400 aviones, según algunas estimaciones. El Ejército Rojo también contó con apoyo aéreo, quizá por primera vez en la guerra, y eso le ayudo a avanzar. No acabaron aquí los infortunios para los alemanes, ya que los panzer empezaron a encontrarse por primera vez con una cifra importante de carros T-34. Éstos eran unos monstruos muy diferentes a cualquier otro carro enemigo y eran muy superiores a los mejores carros alemanes. Aunque los soviéticos no disponían de muchos tanques T-34, las señales de aviso eran claras: la superioridad acorazada alemana estaba gravemente amenazadas.



Movimientos Soviéticos::
Al día siguiente, fuerzas soviéticas atacaron en el frente de Kalinin, mientras que en los frentes Oeste y Suroeste se hacían los últimos preparativos para atacar el 6 de diciembre. El ataque de Kalinin consiguió casi la sorpresa total. A pesar del movimiento de un gran número de tropas y de los preparativos asociados a una gran ofensiva, la inteligencia alemana fracasó rotundamente, sin captar la más mínima señal de alarma. Los alemanes estaban completamente desprevenidos, reinando el caos durante algún tiempo. El general Zukov utilizó su primer Ejército de Choque y los ejércitos 10 y 20 para atacar a ambos lados de Moscú, haciendo derrumbarse, ante la fuerza de ataque, a los alemanes de los salientes del norte y del sur. A pesar de esto, no hubo retirada general alemana.

Los ataques de los frentes Oeste y Suroeste no tuvieron el efecto sorpresa del que se habían beneficiado en el Frente de Kalinin, pero esto no supuso una gran diferencia. Las unidades alemanas estaban desprevenidas y, por primera vez en el Frente del Este, la iniciativa fue de los soviéticos. Stalin confiaba en que la contraofensiva diese resultados decisivos, pero esto, desde luego, era un juicio demasiado optimista de lo que podían hacer sus tropas en aquel momento de la guerra. Así que, aunque seguían los contraataques soviéticos, el Ejército Rojo no pudo explotar el éxito. Los alemanes se mantuvieron en unas fuertes posiciones defensivas, conocidas como “erizos”, y el ritmo del avance soviético empezó a frenarse.



En la primavera de 1942, ambos bandos estaban en un compás de espera. Aunque no se había materializado las esperanzas de Stalin de un golpe contundente contra los alemanes, hubo cierto número de consecuencias. A pesar de los consejos de sus generales, Hitler ordenó que no se hiciera una retirada general frente a la embestida enemiga. Aunque no hay duda de que Hitler le iba a salir cara en la guerra su negativa a seguir los consejos de los militares profesionales, en este caso fue muy diferente. Aunque algunas unidades alemanas se vieron obligadas a retorcer para no correr el riesgo de ser aniquiladas, el no hacer una retirada general, fue efectivamente, beneficioso. Es bastante posible que si se hubiera ordenado, se hubiese repetido la caótica retirada de las fuerzas de Napoleón en 1812. Tal comos e hizo, los alemanes se mantuvieron al final en una situación razonable. Esto sirvió para convencer a Hitler de que podía permitirse el lujo de ignorar el consejo de sus generales, lo que le colocó en la desastrosa postura de ignorar totalmente las realidades militares para proponerse un grandioso objetivo que estaba más allá de los medios y de las fuerzas con que contaba.

El frente se encontraba estabilizado, los alemanes lograron frenar la contraofensiva enemiga y los soviéticos habían salvado el centro de poder político y corazón de la Unión Soviética, la ciudad capital Moscú. Pero la madre patria aún se encontraba en grave peligro, por una parte, el grupo de ejércitos norte asediaba la vital ciudad industrial de Leningrado, así como el grupo de ejércitos sur avanzaba a través de Ucrania. Ahora fracasado el intento de tomar la capital soviética, Hitler pondría sus ojos en el sur, en dirección a los ricos yacimientos petroliferos del Cáucaso.


avatar
Enemigo Público
Kapitan - Sovetskaya Armiya
Kapitan - Sovetskaya Armiya

Mensajes : 7838
Masculino
Edad : 29
Localización : Huaxyacac

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Enemigo Público el 25/6/2011, 9:14 pm

Ya me volviste a emocionar mi estimado Káiser, sospecho que ya se viene la Batalla de Stalingrado.

Nuevamente +1 compañero.

Que buen tema el que te estás aventando.

PD. Recomiendo leer el tema del compañero mientras escuchan un poco de música de la Segunda Guerra Mundial, de preferencia Alemana y Rusa, la pueden descargar y escuchar de las siguientes páginas:

http://www.sovmusic.ru/
http://sgm.casposidad.com/marchas.htm
http://angriff.narod.ru/musiclied_page_1.htm
http://www.fotomusica.net/marchasmilitares/epanzerlied.wma



avatar
Sniper
Teniente
Teniente

Mensajes : 1574

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Sniper el 25/6/2011, 10:04 pm

PD. Recomiendo leer el tema del compañero mientras escuchan un poco de música de la Segunda Guerra Mundial, de preferencia Alemana y Rusa, la pueden descargar y escuchar de las siguientes páginas

Primero que todo estos temas me apasionan y le agradezco al sr. Kaiser se tome el tiempo de publicar algo asi, cool!!!!! por hoy me ahorro una vuelta al Blockbuster jeje y de lo que dice Enemigo Publico escucharlo con musica ad hoc que mejor PEEERO tambien por favor acompanenlo con una buena copa de vino o lo que sea de su agrado.....SALUD!!!!!!!!!!!
avatar
Káiser
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 310
Masculino

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Káiser el 25/6/2011, 10:44 pm

Gracias por sus comentarios, la verdad es que disfruto mucho haciendo esto, el releer mis libros, redactar y elegir las imagenes me es muy grato y mucho más al saber que a los demás les gusta de igual manera.

PD: Excelentes enlaces Enemigo Público +1, checare las marchas que tienen por ahí y pondre en práctica mi ruso Razz
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por asterix el 26/6/2011, 3:42 am

Seguimos el Relato con interès....

Pero creo que la Operaciòn Barbarroja Termina cuando los Alemanes son detenidos por las tropas Siberianas a las Puertas de Moscù (tan solo 15 kilometros de la capital),y No pueden conquistar Leningrado y se inicia su asedio.

Evidentemente inicia 1942, pero esta es otra Etapa. Esperaremos UN RELATO DE TODA LA GUERRA GERMANO-SOVIETICA....??? si es así felicito de antemano.


Un saludo.
avatar
Káiser
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 310
Masculino

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Káiser el 26/6/2011, 8:35 am

En efecto la Operación barbarroja termino con la batalla de Moscú, cuando la ofensiva alemana es parada en seco por el invierno ruso y el OKW se tiene que remplantear la estrategia para derrotar al gigante rojo.

Por eso los títulos de cabecera no hacen mención de ella. Por otra parte creo que tienes razón en cuanto al nombre del tema en general, que lo puse puesto que, es como inicio todo (además de que me encanta el nombre XD).

A tu pregunta la respuesta es si, intentare resumir como hasta ahora lo he venido haciendo la totalidad de la guerra sovietica, gracias por las felicitaciones. Smile
avatar
Shirok
División Grafica

Mensajes : 5828
Masculino
Localización : Raftel

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Shirok el 26/6/2011, 4:11 pm

Muchas gracias por los aportes estan sumamente buenos.
avatar
ramirez542
3/er Maestre
3/er Maestre

Mensajes : 256
Localización : México

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por ramirez542 el 29/6/2011, 12:21 pm

Compañero Káiser donde esta la parte que sigue?, espeso ansioso!.
avatar
Káiser
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 310
Masculino

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Káiser el 29/6/2011, 1:21 pm

ramirez542 escribió:Compañero Káiser donde esta la parte que sigue?, espeso ansioso!.

Espero publicarla para hoy en la noche, gracias por tu comentario!
avatar
ninja bermellon
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 361
Masculino
Edad : 38
Localización : Guadalajara Jalisco

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por ninja bermellon el 29/6/2011, 1:42 pm

Me gusto mucho el post compañero Kaiser,explica muy bien lo sucedido y a manera comprencible,tengo experiencia leyendo sobre la segunda guerra y su aporte es muy completo,espero ancioso la segunda parte.

Gracias por compartir sus conocimientos.

Lanceros de Toluca
Teniente de Navio
Teniente de Navio

Mensajes : 3503
Masculino
Edad : 106

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Lanceros de Toluca el 29/6/2011, 6:44 pm

Igualmente interesante es la descripcion de esos tiempos que da Rokossovsky en 'El Deber de un Soldado'

Narra como se fueron apenitas escapando de los alemanes, como todas sus defensivas fueron hechas humo, la falta de capacidad, experiencia y cobardia del ejercito rojo, y muy en especial su falta de flexibilidad lo que produjo muchos desastres.

Luego dice como deberian estar agradecidos del invierno los alemanes porque ellos tambien se atascaron y no pudieron continuar las ofensivas del 7 de Diciembre. sino los hubieran podido perseguir hasta liquidarlos

Aunque quedaron severamente sin personal, casi al punto del colapso tambien los rusos

avatar
Káiser
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 310
Masculino

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Káiser el 29/6/2011, 11:28 pm

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
LA GUERRA ENTRE LA ALEMANIA DE HITLER Y LA UNIÓN SOVIÉTICA DE STALIN


CAPÍTULO IV
LA LUCHA POR LENINGRADO Y EL TRASLADO DE LA INDUSTRIA SOVIÉTICA
LA CUNA DE LA REVOLUCIÓN EN PELIGRO Y LA DECISIÓN QUE SALVO AL ESFUERZO DE GUERRA SOVIÉTICO

Leningrado tenía un puesto especial en la consideración de alemanes y soviéticos por ser la cuna de la Revolución rusa, por lo cual su posesión era especialmente simbólica. Es seguro que esto influyó en la decisión de Hitler de hacer de la toma de la ciudad uno de los objetivos clave de la operación Barbarroja, en contra de la opinión de sus generales, que consideraban que este ataque era una distracción de la toma de Moscú. Cuando por fin Hitler permitió que empezara el avance hacia la capital soviética, ya era demasiado tarde. Y Leningrado seguía desafiante.


Perspectiva General:
A mediados de septiembre, las fuerzas alemanas habían copado la ciudad de Leningrado. La ciudad pudo salvarse porque el lago Ladoga permitía que, por lo menos, llegaran algunos suministros, especialmente cuando las aguas tuvieron suficiente grosor de hielo para que lo cruzaran los convoyes. Los alemanes bombardearon el lago intentando romper el hielo. El 9 de noviembre, la caída de Tikvin obligó a los soviéticos a un esfuerzo desesperado por mantener abastecida la ciudad. Se abrió de inmediato una carretera, a través de los bosques, para mantener una vía abierta hasta las orillas del lago. Miles de trabajadores murieron en el esfuerzo de terminar la carretera; las tropas soviéticas, irónica y tristemente, reconquistaron Tikvin tres días después de terminarse ésta. A pesar de esto, la Operación Sinyavino (agosto-octubre 1941) fracasó en su intento por liberar Leningrado. En agosto de 1942 se hizo otro intento de levantar el bloqueo, que fracasó. Por fin, el 18 de enero de 1943, el 67° Ejército y el 2° Ejército de Choque consiguieron abrir un estrecho corredor hasta la ciudad. En una semana, se construyeron una nueva carretera y una línea de ferrocarril, por donde entraron en la ciudad unos suministros que eran muy necesarios. Aunque los alemanes siguieron asediando la ciudad, no pudieron cortar el corredor; a finales de 1953, se vio que los enormes sacrificios de los civiles de Leningrado no había sido en vano.


El Asedio de Leningrado:
Al principio, el avance alemán hacia Leningrado fue razonablemente rápido, aunque más lento de lo previsto. Las fuerzas soviéticas que encontró a su paso el Grupo de Ejércitos Norte opusieron más resistencia de la que se suponía y esto hizo que tanto los avances alemanes perdieran potencia de combate como que las autoridades de la ciudad tuvieran tiempo para preparar la defensa, aunque algunos aspectos de la misma resultarían inadecuados. El 1 de Septiembre de 1941, cayeron las primeras granadas de artillería en la ciudad y, una semana después, se cortaron las comunicaciones por tierra entre Leningrado y el resto de la Unión Soviética. El 15 de Septiembre se completó el cerco en torno a la ciudad y comenzó su asedio.

La ciudad fue bombardeada por artillería y desde el aire; pero la exigencia de la Operación Barbarroja y el cambio de objetivos por el de Moscú hicieron que las fuerzas alemanas que combatían en Leningrado no fueran lo bastante fuertes como para iniciar un ataque inmediato. Mientras, los soviéticos se prepararon para mantener abastecida a la ciudad, usando carreteras costeras hasta el lago Ladoga y transportando los suministros después en gabarras. Estos esfuerzos no fueron suficientes para mantener bien abastecidos a los civiles de Leningrado; en pocas semanas, llegó a los hogares de la población el fallo en el almacenamiento de provisiones antes de la llegada de los alemanes. Como los productos alimenticios se iban agotando, se redujeron las raciones y los civiles tenían que mantener una lucha diaria por la subsistencia, con unas temperaturas que llegaron a ser de las más bajas en medio siglo. Cuando la situación empeoró, el Instituto Científico de Leningrado desarrolló una harina artificial a base de conchas y caparazones; al “pan” resultante se le añadían una serie de sustancias, como serrín. Los alimentos de que se disponían cubrían sólo una décima parte de las calorías indispensables y, como consecuencia, murieron millares de personas. La situación empeoró el 9 de Noviembre al tomar los alemanes Tikvin, de donde salían los convoyes para el lago Ladoga. Esta ciudad se reconquistó un mes después. Para entonces, el lago estaba ya tan helado como para que pudieran cruzarlo los camiones; aun así, la cantidad de alimentos que llegaban seguían siendo insuficientes.

Los intentos de levantar el bloqueo entre 1941 y 1942 fracasaron, pero un nuevo intento, en enero de 1943, lo consiguió. Se estableció un estrecho corredor entre el lago Ladoga y las posiciones alemanas, por donde podían pasar los convoyes de suministro, aunque con gran peligro por la artillería enemiga. Los alemanes siguieron con el bloqueo de Leningrado durante el resto de 1943; hasta 1944, los soviéticos no pudieron levantarlo del todo.



La Industria Soviética:
Uno de los aciertos más importantes de Stalin fue impulsar la industrialización en masa del país, aunque este logro se vio empañado siempre por el enorme costo de vidas humanas para conseguirlo.

Los jefes comunistas eran bien conscientes de que una de las causas principales del fracaso ruso en la Primera Guerra Mundial había sido la falta de una industria que suministrara el material bélico necesario para una guerra moderna. Otros países europeos habían sentido temor ante la mera dimensión del ejército ruso en el siglo XIX; pero, una vez iniciada la Primera Guerra Mundial, se comprobó que las tropas rusas estaban mal equipadas. La intervención aliada en Rusia en 1918-1919 y la evidente amenaza que representaba la supervivencia del régimen bolchevique, convenció a los jefes soviéticos de que necesitaban crear una gran industria que garantizase que cualquier futuro ejército estuviera bien equipado en campaña.

El programa de industrialización fue inmenso y bien pensado. Se montaron enormes complejos industriales en el interior de la URSS. La muy anunciada ciudad de Magnitogorsk sirvió para demostrar lo espectacular de la escala de industrialización que se puso en marcha. En 1928 sólo tenía 25 habitantes; cuatro años más tarde, después de que se la eligiera como nueva ciudad industrial, había, por lo menos, 250,000 personas viviendo en ella.


Perspectiva General:
Es difícil imaginar la escala de la industria bélica soviética. Tan pronto como empezó la guerra en junio de 1941, el Comité de Defensa del Estado ordenó la rápida dispersión de las industrias que estaban en el Oeste de la Unión Soviética, evacuándolas hacia los Urales, Siberia y Asia Central. En seis meses, se habían desmantelado y montado en sus nuevos emplazamientos 1532 factorías. A mediados de 1942, sólo quedaban unas 300 de estas plantas sin reanudar su producción. Todo esto hizo que la industria soviética produjese 238 millones de toneladas de municiones en 1942, en comparación con los 63 millones de toneladas de 1940, y esto a pesar de la desorganización que supuso el traslado de fábricas. Entre 1943 y 1945, la Unión Soviética fabricó más de 80,000 aviones, 73,000 vehículos blindados y 324,000 piezas de artillería. Había fábricas colosales como la de Cheliabinsk, una planta que tenía nada menos que 64 cadenas de montaje. En este monstruoso esfuerzo, hubo algunas deficiencias: en 1945, más de las dos terceras partes del transporte motorizado en servicio procedía de Occidente. Gran Bretaña y los Estados Unidos de América también suministraron un considerable número de aviones y otros materiales. Pero incluso esta contribución resultaba mínima comparada con la producción del país: durante la guerra, llegaron a la Unión Soviética 14,795 aviones procedentes de Estados Unidos, una cifra que representa aproximadamente la producción soviética de aviones de cuatro meses.


El colosal traslado de la industria:
Gran parte de la industria pesada básica de la Unión Soviética se llevó muy al este de los Urales, a Siberia o Asia Central, que tenían la ventaja de estar más allá del radio de acción de los ataques aéreos alemanes cuando empezara la guerra.

Pero la industria ligera fue otra cosa y gran parte de este sector quedó al alcance de un ejército invasor. En 1941, tan pronto como empezó la guerra, el Comité de Defensa del Estado Soviético dispuso un éxodo masivo de factorías y trabajadores, evacuando fábricas completas de las fronteras occidentales y del interior de la Unión Soviética. Aunque hubo la natural desorganización al trasladar esas industrias, una vez que se volvieron a montar empezaron a producir material de guerra en grandes cantidades. Se mantuvo la mano de obra con la leva de mujeres, niños y ancianos para reemplear a los combatientes, ya desde otoño de 1941. A los pocos meses de la invasión alemana, el 70 por 100 de la mano de obra en Moscú era femenina.



Una vez que se consiguió llevar a cabo con éxito el traslado, la producción industrial aumentó espectacularmente. Aunque los soviéticos no tenían más que un tercio del acero y del carbón del que disponía Alemania en 1942, sus factorías empezaron a producir de nuevo el doble de material bélico. Una de las ventajas clave que tenía la industria soviética era el hecho de que muchas factorías tenían una doble especialización: la mayor parte de la producción se dedicaba a la maquinaria agrícola u otras ramas industriales, mientras que el resto de la fabricación se dedicaba a material bélico, como tanques o fusiles. Cuando estalló la guerra, las fábricas no hicieron más que invertir las proporciones.

Con la Industria Soviética a salvo de los alemanes, se garantizaba así la continuación a buen ritmo la producción de suministros y armamento para el ejército rojo, pero aun así los soviéticos no podían tener asegurada la victoria, ya que la gigantesca maquinaria bélica alemana seguía avanzando por suelo patrio.

Imposibilitados para tomar Leningrado y con la contraofensiva de invierno soviética que expulso a los alemanes de los suburbios de Moscú, no quedaba ya otra solución mas que esperar a que mejorara el tiempo para la ofensiva de primavera de 1942, el frente estaba por moverse nuevamente con un segundo empuje alemán después del fracaso de la Operación Barbarroja.


avatar
Enemigo Público
Kapitan - Sovetskaya Armiya
Kapitan - Sovetskaya Armiya

Mensajes : 7838
Masculino
Edad : 29
Localización : Huaxyacac

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Enemigo Público el 29/6/2011, 11:59 pm

Te la volviste a rifar mi estimado Káiser, que chingonería de tema, otro +1 y siga deleitándonos con tan exelentes aportes de la "Gran Guerra Patria", como la llaman los Rusos.

Saludos
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por asterix el 30/6/2011, 12:13 am

Seguimos de igual forma el relato....antes de continuar, quisiera hacer una precisiòn CON JUSTEZA PARA LA CAUSA DE LOS ALIADOS y su ayuda a Rusia, de primer momento tuve la intención de poner todo el texto, pero creo que dando el crèdito correspondiente al Autor original de este tema, sea el, el que determine si realice un ajuste o bien quede este comentario como simple aportaciòn para el que se interese en el enlace LEER LA APORTACIÒN DEL FORISTA MEDINA, en este se resume la ayuda aliada a RUSIA EN LA WWII.


http://www.forosegundaguerra.com/viewtopic.php?t=135


Luego entonces reitero, El Compañero Kaiser tiene la batuta y paternidad del relato y en base a su toma de decisiones me apego a su lectura y desarrollo.


Un saludo.
avatar
Káiser
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 310
Masculino

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Káiser el 30/6/2011, 10:03 am

Si, por supuesto que puedes publicar asterix, así como invitar a los demas que hagan su observaciones, correcciones o complementos a los presentes escritos, muy buen detalle el preguntar.

PD: Gracias enemigo, tus comentarios me dan un plus para querer seguir publicando.
avatar
Káiser
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 310
Masculino

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Káiser el 3/7/2011, 11:33 pm

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
LA GUERRA ENTRE LA ALEMANIA DE HITLER Y LA UNIÓN SOVIÉTICA DE STALIN


CAPÍTULO V
LA OFENSIVA ALEMANA DE PRIMAVERA DE 1942
PRIMERA ETAPA DE LA OPERACIÓN BLAU

Para marzo de 1942, el Reich Alemán se enfrentaba en una nueva guerra. El enfrentamiento europeo de septiembre de 1939 a diciembre de 1941 se había convertido, con la entrada de Estados Unidos y Japón, en un conflicto global.

Hitler se encontraba ahora en una guerra total de desgaste contra Gran Bretaña, el mayor imperio del mundo; los Estados Unidos, la mayor potencia económica; y la Unión Soviética, que a pesar del castigo recibido en 1941, aún poseía el mayor ejército del mundo. Como bien sabía Hitler, Alemania no poseía el potencial demográfico ni los recursos económicos necesarios para derrotar a semejante coalición. En 1942, parecía imperativo que Alemania derrotase a la Unión Soviética antes de volverse hacia el oeste para enfrentarse con Gran Bretaña y los Estados Unidos de América. Si la Unión Soviética era derrotada, su potencial económico y agrícola daría a Alemania la posibilidad de resistir el poder económico y naval de la alianza angloamericana. Así, en la primavera de 1942, la derrota de la Unión Soviética en una campaña era esencial si Alemania quería salir triunfante de la Guerra Mundial.

Hitler decidió en la Directiva n.° 41 del 5 de abril de 1942 que la mejor manera de derrotar a la Unión Soviética sería destruir sus ejércitos en el sur, privándola simultáneamente del petróleo del Cáucaso. Se cortaría el Volga aguas arriba de Stalingrado, no en la misma ciudad. Esto inmovilizaría al Ejército Rojo, convirtiéndolo en presa fácil para la Wehrmacht. El petróleo obsesionaba a Hitler hasta el punto de dominar todos sus cálculos. En marzo de 1942, las reservas alemanas de petróleo no podían mantener operaciones de la escala de “Barbarroja”, por no hablar de una guerra de desgaste contra los aliados. Hitler era absolutamente consciente de la dependencia de Alemania de los pozos rumanos de Ploesti y creía que el problema sólo podría resolverse capturando los vastos campos petrolíferos soviéticos del Cáucaso. Maikop y Grozni por sí solos producían el 10 por 100 del petróleo soviético, pero la palma se la llevaba el ominosamente lejano Baku, en Azerbaiyan, que producía el 80 por 100 del petróleo de la URSS.

Los objetivos de la campaña de 1942 respondían a las ambiciones de Hitler en mayor grado que los de Barbarroja. Pocos generales, si es que hubo alguno, cuestionaron la decisión de Hitler de designar al petróleo como el objetivo principal de la campaña.



La operación Blau sería una ofensiva en tres etapas. La primera consistiría en un poderoso embate hacia el este desde la región de Kursk por parte del Grupo comandado por Von Weichs, consistente en el 2.° Ejército y el 4.° Ejército Panzer. La segunda etapa la efectuaría justo al sur de esta penetración el 6.° Ejército de Paulus. Su propósito era alcanzar las orillas del alto Don en la región de Voronezh y cercar al Ejército Rojo al oeste del Don. La tercera etapa el 4.° Ejército Panzer se desplazaría hacia el sudeste siguiendo la ribera del Don para atrapar y destruir las fuerzas soviéticas empujadas hacia el este por el 17.° Ejército del general Rioff que avanzaría desde Rostov. Tras esta batalla de aniquilación, las fuerzas alemanas cortarían el río en Stalingrado, y sólo entonces recibirían sus órdenes para la campaña del Cáucaso. Los objetivos que se presumían eran Maikop, Grozni y un rápido avance Volga abajo desde Stalingrado hasta Baku, el corazón de la industria petrolífera soviética.

La ofensiva sería ejecutada por el Grupo de Ejércitos Sur, al mando del rehabilitado mariscal de campo Von Bock, mientras que los Grupos de Ejércitos Centro y Norte, permanecerían a la defensiva. En 1942 la Wehrmacht ya no podía llevar a cabo operaciones ofensivas simultáneas con los tres grupos de ejércitos. Por el contrario, a pesar de recibir 1,1 millones de reservistas, el ejército alemán permaneció con unos 625,000 hombres menos de los que hubiera tenido si sus formaciones estuvieran al completo. El grupo de Ejércitos Sur recibió refuerzos, mientras que las unidades acorazadas de los Grupos de Ejércitos Norte y Centro fueron canibalizadas para surtir tanques a las divisiones panzer del Sur. Al comienzo de la Operación Blau, el Grupo de Ejércitos Sur contaba con 46 divisiones de infantería, 9 divisiones panzer, 4 de infantería ligera, 5 motorizadas, 2 de montaña y 2 de las Waffen SS, en total 68 divisiones. Les apoyaban 25 divisiones aliadas escuadradas en el 8.° Ejército Italiano del General Gariboldi, el 2.° Húngaro del General Jany, y los 3.° y 4.° Rumanos de los generales Dumitrescu y Constantinescu. Los ejércitos aliados no eran de la calidad del alemán, pero liberaban unidades alemanas que podían ser utilizadas en operaciones móviles, y como tales eran de utilidad estratégica. Sin embargo, al enfrentarse al Ejército Rojo debían ser reforzados por unidades alemanas que se intercalaban entre sus propias formaciones, lo que reducía su valor. El Grupo de Ejércitos Sur era una poderosa fuerza de combate con su millón de soldados alemanes y 300,000 aliados. El apoyo aéreo lo proporcionaba la 4.° Flota Aérea del coronel general Wolfram Von Richthofen, con 1,500 aviones.


La batalla de Jarkov

La estrategia Soviética era dirigida por STAVKA (Alto Mando Soviético). Stalin jugaba en ella un papel preponderante, o más bien dictatorial. A finales de marzo de 1942, STAVKA se reunió para discutir la estrategia para la campaña de verano. Zhukov y el coronel general Vasilevski, vicejefe de Estado Mayor, abogaron por una estrategia defensiva. Sin embargo, Stalin insistió en que se llevaran a cabo una serie de ofensivas localizadas a lo largo del frente para desgastar a los alemanes, cuya destreza y resistencia subestimaba groseramente. Se encaprichó con la propuesta del mariscal Timoshenko de lanzar una gran ofensiva al este de Jarkov, desde el saliente soviético que se introducía en las líneas alemanas al sudeste de la ciudad.

Jarkov, la cuarta ciudad más grande de la URSS e importante nudo de carreteras y ferrocarriles, era un valioso objetivo. El plan soviético se decidió por la gran ofensiva al mando del general Timoshenko. En total, los soviéticos contaban con más de 640,000 hombres, 13,000 piezas de artillería, 1,200 carros y 926 aviones.



Sin embargo, sin que lo supiera STAVKA, los alemanes preparaban a su vez la Operación "Fredericus", el cerco y destrucción de las fuerzas soviéticas en la saliente de Jarkov para asegurar las posiciones de partida de la Operación Blau. Sin embargo, el 12 de mayo Timoshenko se adelantó a los preparativos alemanes lanzando un ataque masivo. La escala y ferocidad del asalto forzaron al 6.° Ejército alemán a batirse en una desesperada acción de retaguardia. El 14 de Mayo parecía inminente un gran triunfo soviético, siempre que las reservas blindadas de Timoshenko pudiesen convertir estos éxitos tácticos en una victoria estratégica. Pero Timoshenko no supo manejar la victoria obteniendo a cambio una respuesta alemana fulminante. La amenaza sobre las líneas de comunicación y abastecimiento soviéticas, así como la posibilidad de cerco, eran obvias. Vasilevski suplicó a Stalin que detuviera la ofensiva, pero éste rehusó, tras asegurarle Timoshenko que había tomado las apropiadas medidas defensivas. El 19 de mayo el 9.° Ejército de Jaritonov se derrumbó y se abrió un boquete de 80km de ancho en el flanco izquierdo soviético, quedando cercadas el resto de las tropas soviéticas. Las fuerzas del Ejército Rojo se dieron vuelta para enfrentarse a sus captores. En una serie de cargas desesperadas, los soviéticos, pulverizados desde el aire, asaltaron las líneas alemanas sólo para ser diezmados. El 28 de mayo, habiendo sido reducidos a fragmentos, su resistencia se derrumbó. Fue una desconcertante derrota arrancada de las fauces de la victoria.

La batalla de Jarkov demostró brutalmente la distancia sideral que separaba al Ejército Rojo de la Wehrmacht en agilidad táctica, apoyo aéreo y liderazgo en todos los niveles. El centralizado Ejército Rojo, dominado por la inconveniente fe en la ofensiva de Stalin, no era todavía un rival a la altura del Ejército Alemán. Costaría más desastres en mayo y junio de 1942 para persuadir finalmente a Stalin de que, a menos que el Ejército Rojo fuese mandado por generales competentes de manera inteligente y flexible, la Unión Soviética tendría un grave riesgo de acabar derrotada.



El avance sobre Crimea

Como preludio de la Operación Blau, Hitler ordenó conquistar Crimea. La posición soviética en Crimea era formidable. Al oeste, Sebastopol seguía sin ser conquistada, mientras que al este los soviéticos tenían una importante posición defensiva cubriendo la península de Kerch. La guarnición de Sebastopol contaba con siete divisiones de fusileros y tres brigadas de infantería de marina dirigidas por el muy competente general Ivan Petrov, ex-oficial zarista. Al mando del frente de Crimea estaba el poco dotado teniente general Kotzlov.

La Operación “Caza de la Avurtada”, que comenzó el 8 de mayo, destrozó la aparentemente inexpugnable posición soviética. En un torbellino de ataques aéreos y terrestres, se perdieron 21 divisiones. La evacuación de las tropas soviéticas a través del estrecho de Kerch se convirtió en un sangriento desastre. Las tropas, atrapadas en las playas, fueron masacradas por la pletórica Luftwaffe y una barrera de artillería asesina. En sólo una semana los soviéticos perdieron 176,000 hombres, lo que permitió a Manstein (al mando del 11.°Ejército) reagruparse para el asalto final a Sebastopol en la Operación “Pesca del Esturión”.

Las defensas de Sebastopol eran formidables y contaban con enormes emplazamientos de hormigón, fuertes, túneles, cuevas laberínticas, trincheras y búnkers interconectados. Manstein ordenó un aniquilador bombardeo artillero que duró cinco días. El 7 de junio comenzó el ataque final, apoyado por un ataque aéreo devastador. Las pérdidas alemanas fueron graves. La lucha continuó durante algunos días en las cuevas, donde la última resistencia soviética fue liquidada.

Había sido una batalla brutal: los alemanes tuvieron 24,000 bajas. Sin embargo, como reconocimiento a sus victorias en Kerch y Sebastopol, Manstein fue ascendido a mariscal de campo.



La toma de Voronezh

Voronezh a 5km al este del curso alto del Don, era codiciado por alemanes y soviéticos por diversas razones. Por una parte era una importante enlace ferroviario y de comunicación entre Moscú y la curva del Don, y por tanto la Operación “Blau” contemplaba la necesidad de que se construyera una posición defensiva entre Kursk y Voronezh para proteger la retaguardia de los ejércitos de avance alemán abajo del Don en la tercera etapa de la Operación “Blau”.

Para los soviéticos, Voronezh era esencial para asegurar la movilidad estratégica entre el norte y el sur de la URSS. Su pérdida podría actuar como un trampolín logístico tanto para un asalto contra Moscú como para un avance 160km al este que cortaría la línea férrea Stalingrado-Tambov-Moscú. Esto último forzaría un desvío considerable para mantener las líneas estratégicas de abastecimiento con el sur, sin que importase el rumbo norte o sur que tomase el ataque alemán a partir de Voronezh. A ojos de Hitler, la clave estaba en que Voronezh no retrazara el avance del Ejército alemán hacia el sudeste. El 5 de julio, Von Bock advirtió a Hitler de que Voronezh no parecía estar demasiado bien defendido y que podría ser tomado. Hitler consintió la operación de mala gana. Sin embargo, las fuerzas soviéticas en Voronezh habían sido subestimadas en número y, para ira de Hitler, en lugar de una rápida victoria los cuerpos panzer se enredaron en un combate callejero en la ciudad, que no cayó hasta el 9 de julio.

La primera fase de Blau había terminado, pero Hitler no estaba satisfecho. Los soviéticos habían conseguido retirarse al este en relativo orden. En contraste con 1941, el Ejército Rojo ya no se prestaba a plantar cara y ser masacrado a continuación, pero a pesar de las lecciones aprendidas, aún no podía hacer frente de forma efectiva a la Wehrmacht, que continuaba avanzando por la estepa rusa en dirección a los ricos pozos petrolíferos del Cáucaso.


Contenido patrocinado

Re: Operación Barbarroja

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 19/10/2017, 10:16 pm