Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Los Conquistadores

Comparte
avatar
Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

Los Conquistadores

Mensaje por Sacredberserker el 7/6/2011, 8:54 pm


Un poco largo el texto pero vale la pena Cool

El primer contacto con las civilizaciones mesoamericanas lo tuvo en la isla de Cozumel, un importante puerto naviero y centro religioso maya que formaba parte del cacicazgo de Ecab, y donde se encontraba el santuario dedicado a Ixchel, diosa de la fertilidad. Los españoles llegaron durante el Período Posclásico de la Cultura maya poco después de la caída de Mayapán en 1480, que llevó a la fragmentación de la península de Yucatán en 16 pequeños estados, cada uno con su propio gobernante denominado «halach uinik», y en constante conflicto entre sí.

Inmediatamente después de presentarse al «batab» (gobernante local de la ciudad) Cortés le pidió que dejaran su religión y adoptaran el cristianismo mandando a sus hombres a destruir los ídolos religiosos mayas y poner cruces e imágenes de la Virgen María en el templo. Una biografía del rey Carlos I escrita en 1603 relata el momento así:

Espantáronse los isleños de ver aquella flota y metiéronse al monte, dejando desamparadas sus casas y haciendas. Entraron algunos españoles la tierra adentro y hallaron cuatro mujeres con tres criaturas y trajéronlas a Cortés, y por señas de los indios que consigo llevaba, entendió que la una dellas era la señora de aquella tierra y madre de los niños. Hízole Cortés buen tratamiento, y ella hizo venir allí a su marido, el cual mandó dar a los españoles buenas posadas y regalarlos mucho. Y cuando vio Cortés que ya estaban asegurados y contentos, comenzó a predicarles la fe de Cristo. Mandó a la lengua que llevaba, que les dijese que les quería dar otro mejor Dios que el que tenían. Rogóles que adorasen la Cruz y una imagen de Nuestra Señora, y dijeron que les placía. Llevólos a su templo y quebrantóles los ídolos y puso en lugar de ellos cruces e imágines de Nuestra Señora, lo cual todo tuvieron los indios por bueno. Estando allí Cortés nunca sacrificaron hombres, que lo solían hacer cada día.

Hernán Cortés utilizaba de intérprete a un joven maya tomado prisionero en la Isla Mujeres, cuyo nombre ningún cronista de Indias recogió pero al que los españoles apodaban «Melchorejo». A través de él tuvo noticias de la existencia de unos hombres barbudos en poder de un cazicazgo maya cercano y envió emisarios a rescatarlos. En 1511 encontraron a Gerónimo de Aguilar superviviente del naufragio del buque Santa María de la Barca. Aguilar entonces, se dirigió a buscar a otro sobreviviente, Gonzalo Guerrero, quien vivía en Chetumal y donde había logrado escapar de la esclavitud ganándose la confianza del cacique Nachan Can, para volverse él mismo un nacom o jefe militar maya y casarse con la princesa maya Zazil Há, con la que había tenido varios hijos, hoy considerados los primeros mexicanos modernos. Aguilar decidió volver con Cortés convirtiéndose en uno de sus intérpretes de mayense, pero Guerrero decidió quedarse con los mayas y murió hacia 1536. Algunos historiadores creen que peleó contra los conquistadores españoles.

La expedición de Cortes continuó bordeando la costa guiados por el piloto Antón de Alaminos hasta llegar el 14 de marzo de 1519 a la desembocadura del río Tabasco (hoy Grijalba), en las cercanías de la ciudad de Potonchan (Putunchan), perteneciente a los putunes o grupo maya-chontal y gobernada por el «halach uinik» Taabscoob. Allí se produjo la crucial Batalla de Centla relatada desde el punto de vista español por López de Gómara en el capítulo Combate y toma de Potonchan de su libro La Conquista de México:
Cortés se adelantó haciendo señas de paz, les habló por medio de Jerónimo de Aguilar, rogándoles los recibiesen bien, pues no venían a hacerles mal, sino a tomar agua dulce y comprar de comer, como hombres que andando por el mar, tenían necesidad de ello; por tanto, que se lo diesen, que ellos se lo pagarían muy cortésmente.

Las autoridades de Potonchan ordenaron llevarles agua y comida para que se fueran. Pero Cortés sostuvo que no era suficiente e insistió en que dejaran entrar a sus tropas a la ciudad.
Replicaron los indios que no querían consejos de gente que no conocían, ni menos acogerlos en sus casas, porque les parecían hombres terribles y mandones, y que si querían agua, que la cogiesen del río o hiciesen pozos en la tierra, que así hacían ellos cuando la necesitaban. Entonces Cortés, viendo que las palabras estaban de más, les dijo que de ninguna manera podía dejar de entrar en el lugar y ver aquella tierra, para tomar y dar relación de ella al mayor señor del mundo, que allí le enviaba; por eso, que lo tuviesen por bueno, pues él lo deseaba hacer por las buenas, y si no, que se encomendaría a su Dios, a sus manos y a las de sus compañeros. Los indios no decían más que se fuesen, y no intentasen echar bravatas en tierras ajena, porque de ninguna manera le consentirían salir a ella ni entrar en su pueblo, antes bien le avisaban que si en seguida no se marchaban de allí, le matarían a él y a cuantos con él iban.

Los españoles atacaron entonces la ciudad por dos flancos, produciéndose una sangrienta batalla que finalizó en la derrota de Potonchán y la entrada de Cortés y sus hombres:

Los españoles escudriñaron las casas y no hallaron más que maíz y gallipavos, y algunas cosas de algodón, y poco rastro de oro, pues no había dentro más que cuatrocientos hombres de guerra defendiendo el lugar. Se derramó mucha sangre de indios en la toma de ese lugar, por pelear desnudos; los heridos fueron muchos y cautivos quedaron pocos; los muertos no se contaron. Cortés se aposentó en el templo de los ídolos con todos los españoles, y cupieron muy a placer, porque tiene un patio y unas salas muy buenas y grandes. Durmieron allí aquella noche con buena guarda, como en casa de enemigos, más los indios no se atrevieron a nada. De esa manera se tomó Potonchan, que fue la primera ciudad que Hernán Cortés ganó por la fuerza en lo que descubrió y conquistó.

Luego de la derrota, las autoridades de Tabasco le hicieron a Cortés ofrenda de víveres, joyas, tejidos, y un grupo de veinte esclavas, que fueron aceptadas, cambiados sus nombres al ser bautizadas y repartidas entre sus hombres. Entre estas esclavas había una llamada Malintzin, a la que los españoles renombraron Marina, conocida también como La Malinche, que seria crucial en la conquista de México. Su gran inteligencia, su dominio de las lenguas mayenses y náhuatl, su conocimiento de la psicología y costumbres de los indios, y su fidelidad hacia los españoles, hicieron de la Malinche una de las más extraordinarias y controvertidas mujeres de la historia de América. La Malinche fue intérprete, consejera y concubina de Hernán Cortés, con el cual tendría un hijo catorce años después, Martín Cortés, del mismo nombre que el hijo legítimo que Hernán Cortés tendría más tarde con Juana de Zúñiga. Ella y Gerónimo de Aguilar suplieron a Melchorejo como intérpretes, debido a que este había decidido boicotear a los españoles y estaba incitando a los indígenas a resistir la conquista.

Ese año de 1519 comenzaría una epidemia de viruela, traida sin saberlo por los conquistadores , que en el curso de las siguientes décadas aniquiló al 97% de la población de la región y que facilitaría la Conquista de México.

En Tabasco, los españoles supieron de la existencia de un país hacia poniente que los amerindios denominaban «México». La flota fue, bordeando la costa mexicana, en dirección noroeste, y un día se presentaron varias canoas aztecas que venían de parte de Moctezuma, el «tlatoani» o emperador del Imperio Azteca, con capital en Tenochtitlán. Cortés les mostró sus armas de fuego, sus caballos para, por una parte amedrentarlos, pero por otra parte trató de ser amable y afable con ellos, hablándoles de paz. Los embajadores traían pintores, y dibujaron todo lo que vieron con objeto de que el emperador fuese informado fielmente y viese como eran estos «teules» (semidioses). Moctezuma volvió a enviar presentes de joyas y objetos preciosos, pero Cortés seguía insistiendo en visitar a su emperador, que volvió a denegar el permiso para visitarlo.

Cortés instaló su campamento enfrente de la ciudad de Quiahuiztlan habitada ancestralmente por los totonacas, y poco después lo convirtió en ciudad, con el nombre de Villa Rica de la Vera Cruz (ubicada 70 km al norte de la actual Veracruz), por haber desembarcado los españoles en aquel paraje un Viernes Santo.

Los nuevos pobladores rogaron a Cortés que se proclamase capitán general, dependiendo directamente del rey y no de Velázquez, a quien no le reconocía mando sobre aquellas nuevas tierras. Luego de negarse varias veces, terminó aceptándolo. Nombró alcalde, regidores, alguaciles, tesorero y alférez, consumando, pues, la desvinculación de la autoridad del gobernador de Cuba sobre la expedición. Este acto es considerado como la fundación de la primera ciudad europea en América continental.

Cortés notó entonces que el Imperio Azteca tenía enemigos y que esto facilitaba sus planes. Comenzó a elaborar un plan para agudizar las rencillas y odios que existían entre los diferentes pueblos mesoamericanos para apoderarse del territorio y de sus riquezas. Pero para ello tenía que imponer también su voluntad y su mando sobre la facción del gobernador Diego de Velázquez, que sostenía que Cortés no tenía autorización para poblar, sino sólo para rescatar y descubrir, y que deberían volver a Cuba terminada la expedición. La mayoría de los capitanes y la tropa apoyaban a Cortés, ya que intuían las grandes riquezas que podían haber en Tenochtitlan.

La primera nación mesoamericana con la que Cortés estableció una alianza militar fue la Cultura Totonaca, con capital en Cempoala, una avanzada ciudad de unos 20.000 habitantes. A mediados de 1519, treinta pueblos totonacas se reunieron con Cortés en Cempoala para sellar la alianza y marchar juntos a la conquista de Tenochtitlan. Los totonacas aportaron 13.000 guerreros a la empresa de Cortés quién, por su parte, aportaría unos 400 españoles, armas de fuego y quince caballos.

El acuerdo se realizó sobre la base de que, una vez derrotado el Imperio Azteca , la Nación Totonaca sería libre. Este acuerdo no fue respetado y, luego de la conquista de México, los totonacas fueron compelidos a abandonar su cultura y religión bajo pena de muerte, encomendados como siervos a los señores españoles en sus propias tierras, particularmente en el naciente cultivo de caña de azúcar, quedando Cempoala deshabitada y su cultura extinguida y olvidada. La Cultura Totonaca volvió a ser descubierta a fines del siglo XIX, por el arqueólogo e historiador mexicano Francisco del Paso y Troncoso.

Llegaron noticias de que Diego Velázquez había conseguido por sus valedores en la Corte el nombramiento de adelantado de Yucatán, por lo que envió para contrarrestar estas influencias a sus fieles Portocarrero y Montejo con lo mejor del botín obtenido hasta entonces, para conseguir el nombramiento para Cortés. Tomó además la decisión de inutilizar las naves, excepto la que había de utilizar Portocarrero a fin de mantener contacto directo con España, para evitar cualquier fuga de los hombres que no secundaban su rebelión frente a la legalidad del gobernador de Cuba.

Sobre la forma física real en que se inutilizaron las naves, las fuentes utilizan las expresiones «barrenar» (abrir agujeros con un barreno o broca) y «dar de través» (volcar, tumbar, poner en dirección transversal el barco para vararlo). Posiblemente lo que se hizo fue una combinación de ambos procesos, y en cualquier caso es importante decir que las piezas de las naves sirvieron para propósitos posteriores que tuvieron importancia decisiva en la conquista de la capital azteca.

El 16 de agosto de 1519, Cortés abandonó la costa e inicia su marcha hacia el interior, rumbo hacia al corazón del Imperio Mexica, con un ejército de 13.000 guerreros totonacas, 400 soldados españoles con armas de fuego y 15 caballos.

A fines de agosto el ejército de Cortés llegó al territorio de la Confederación o República de Tlaxcala, integrada por cuatro señoríos autónomos: Tepeticpac, Ocotelulco, Tizatlán y Quiahuiztlán.

Por entonces, Tlaxcala y Tenochtitlán representaban dos concepciones opuestas de organización política que las llevó al enfrentamiento abierto. Tlaxcala se había organizado como una confederación de ciudades-estados unidas en una república gobernada por un Senado; México-Tenochtitlán, por el contrario se organizó como un imperio.

A partir de 1455 el Imperio Azteca, conformado sobre la base de la Triple Alianza entre Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan, había iniciado las llamadas «guerras floridas» contra Huejotzingo, Cholula y Tlaxcala, con el fin de capturar prisioneros para sus sacrificios religiosos.

En esas circunstancias llegó Cortés al territorio de Tlaxcala, al mando de su ejército totonaca-español. Inicialmente la República de Tlaxcala, al mando de Xicohténcatl Axayacatzin, negó a los invasores el paso por su territorio, enfrentándose el 2 de septiembre en el desfiladero de Tecoantzinco con suerte favorable a Cortés. Al día siguiente se produjo un nuevo enfrentamiento en los llanos, que volvió a ser desfavorable para Tlaxcala llevando a la división de la República, con la deserción de las tropas de Ocotelulco y Tepeticpac. Superadas en número, las tropas de Xicohténcatl volvieron a ser derrotadas y el Senado ordenó detener la guerra y ofrecer la paz a Cortés. Este acuerdo estableció la crucial alianza con los tlaxcaltecas, enemigos acérrimos de los aztecas, quienes nunca habían podido conquistar su territorio. Cortés se detuvo allí varias semanas.

En su paso hacia Tenochtitlan Cortés llegó a Cholula, aliada del Imperio Azteca, que era la segunda ciudad más grande después de México-Tenochtitlan, con 30.000 habitantes. Bernal Díaz del Castillo cuenta en su crónica que luego de haber recibido a Cortés y su enorme ejército, las autoridades de Cholula planearon tenderle una emboscada y aniquilar a los españoles. Díaz del Castillo cuenta que él y las tropas vieron a un costado de los templos las varas con collares que supuso destinadas a los españoles para ser llevados cautivos a Tenochtitlan. Díaz del Castillo también cuenta que una anciana y unos sacerdotes de los templos de Cholula alertaron a Cortés, quien mandó inmediatamente a su ejército a atacar, causando lo que se conoce como la matanza de Cholula, en la que más de 5.000 hombres murieron en cinco horas. El contingente permaneció en Cholula durante octubre y noviembre y al salir Cortés mandó incendiar la ciudad.

Después llegó a Ayotzinco, desde donde preparó el ataque a Tenochtitlan. A su llegada a México-Tenochtitlan, Cortés quedó sorprendido por la belleza del lugar, que es descrita por Díaz del Castillo como «un sueño». En su paso desde Cholula, Cortés había recorrido el camino hacia el Valle de México, cruzando por entre dos volcanes, el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl hasta llegar a en un paraje boscoso y de esplendida belleza que hasta hoy lleva el nombre de Paso de Cortés. Del otro lado, avistó por primera vez el lago de Tezcoco aproximándose a ella por el rumbo de Xochimilco.

Hernán Cortés, en su marcha hacia México-Tenochtitlan, el ejército de Cortés (unos trescientos españoles) y el apoyo de unos 3.000 tlaxcaltecas avistó los volcanes Popocatepetl e Iztaccíhuatl. Y uno de los capitanes de Cortés, llamado Diego de Ordás fue el primer europeo en ascender a la cima del volcán Popocatepetl en compañía de dos compañeros de armas, causando una gran impresión entre los nativos que acompañaban la expedición de Cortés. Por tal hazaña y méritos militares, el emperador Carlos V le otorgó a Diego de Ordás mediante decreto expedido el 22 de octubre de 1523, el derecho de poseer un escudo de armas con una vista del volcán.

A la entrada de la ciudad, realizada el 8 de noviembre de 1519, se produjo el encuentro de Moctezuma y Cortés, haciendo de intérprete doña Marina. Moctezuma II creyó que los españoles eran enviados del dios que vendría del Este y fue un espléndido anfitrión de éstos. Mientras los españoles se quedaban en Tenochtitlan Moctezuma los hospedo en el templo de su antecesor Axayácatl (en el palacio del padre de Moctezuma), pudiendo entonces admirar la grandiosidad de aquella ciudad. En los subsecuentes días los españoles serían llevados en tour a visitar los palacios y templos de la gran capital azteca, así como el gran cú (templo) de la ciudad gemela del imperio, Tlatelolco, y su mercado: una plaza de más del doble de grande que la Plaza Mayor de Salamanca (tenida entonces por la más grande de la cristiandad).

Residiendo los españoles en el palacio, se les ocurrió que ya era hora de tener capilla propia y, puesto que Moctezuma se había negado a que la erigieran en el cú de Huitzilopochtli, resolvieron levantarla en su alojamiento, previo permiso del emperador.

Buscaban los capitanes el mejor sitio para emplazarla cuando un soldado, que era carpintero, notó en una pared la existencia de una puerta tapiada y encalada de pocos días. Recordaron entonces que se susurraba que en aquellos aposentos tenía depositados Moctezuma los tesoros que había ido reuniendo su padre Axayácatl.

Allí entraron Cortés y algunos capitanes y tras la vista de un enorme tesoro ordenó que se volviera a tapiar. Debido a advertencias previas de los tlaxcaltecas, les empezó a inquietar entonces la posibilidad de ser asesinados. Cuatro capitanes y doce soldados se presentaron a Cortés para hacerle presente la conveniencia de prender al emperador, manteniéndole como rehén, para que respondiera con su vida de la vida del ejército. No se tomó de momento ningún acuerdo, pero una noticia precipitó la resolución.

Mientras tanto en las cercanías de la Villa Rica de la Vera Cruz, aconteció la batalla de Nautla, entre los mexicas dirigidos por Cuauhpopoca y los totoncas aliados de los conquistadores españoles, en el conflicto mataron a Juan de Escalante, alguacil mayor, y a siete españoles lo que supuso un desprestigio para las armas españolas al ver que no eran semidioses y que podían ser vencidos. Un soldado llamado Argüello fue hecho prisionero, murió en el camino por las heridas de la guerra y su cabeza enviada al emperador azteca, quien no quiso colocarla en ningún templo.

Una vez que Moctezuma cayó en la celada de los españoles, Cortés lo tuvo como rehén so pena de muerte inmediata. Apaciguó a su guardia diciendo que iba de propia voluntad, y tras ser trasladados con los españoles todos sus enseres siguió manifestando a todas sus visitas que estaba allí de propia voluntad.

Cortés exigió que los caciques autores de la agresión a Veracruz fueran castigados. Llevados a su presencia, confirmaron que obedecían órdenes de Moctezuma. Los capitanes aztecas fueron sentenciados a morir en la hoguera.

Consiguió también que Moctezuma se declarase vasallo de Carlos V. La casta sacerdotal y la nobleza conjuraron para liberar a su señor y aniquilar a los españoles.

En esos días se recibió la noticia de la llegada de 18 navíos al Puerto de Veracruz, creyéndose en un principio que eran refuerzos del emperador, mas enseguida se supo que eran tropas mandadas por Diego de Velázquez para castigar a los rebeldes. Estas tropas estaban mandadas por Pánfilo de Narváez. Para colmo, pusieron sobre aviso a Moctezuma de que Cortés era un rebelde a su rey, y que lo matase. Así que Cortés no tuvo más remedio que dejar una guarnición de poco más de un centenar de españoles en Tenochtitlan al mando de Pedro de Alvarado, y él con trescientos españoles y varios cientos de indios, salió al encuentro de las tropas de Narváez. Cortés consiguió vencer y hacer prisionero a Narváez, y las tropas de éste se pasaron en masa a su bando.

Mientras, en Tenochtitlan, Alvarado había cometido una matanza de nativos,de nobles, caciques y jefes de ejercito cuando éstos estaban celebrando la fiesta de Tóxcatl (quinto mes de los 18 que tenía el calendario azteca) en honor a Tezcatlipoca, aunque algunas fuentes hablan también de culto al siempre presente Huitzilopochtli. La población, lógicamente, se rebeló,por que el ambicioso de Pedro de Alvarado le quito sus joyas y materiales preciosos que vestían, al haber hecho esto los pobladores se rebelaron contra Moctezuma, y ya nadie le tenía respeto y los castellanos se tuvieron que refugiar en los alojamientos del palacio. Parece ser que, en la tensión de aquellos días, Pedro de Alvarado quiso anticiparse, justo como habían hecho en Cholula, realizando una matanza.

El 24 de junio de 1520 el ejército de Cortés entraba nuevamente en la ciudad. El hermano de Moctezuma, Cuitláhuac, fue liberado para que gestionase la pacificación, pero lo que hizo fue todo lo contrario y se unió al jefe de los caciques, llamado Cuauhtémoc, para aplastar a los españoles. Cortés consiguió que Moctezuma tratase de apaciguar a los inconformes y que dejasen salir a los españoles de la ciudad.

Existen dos versiones a la muerte de Moctezuma, una es que cuando hablaba a su pueblo, recibió una pedrada de los propios aztecas que lo hirió de muerte. La otra dice que Hernán Cortés ordenó matarlo cuando vió que no podía calmar al pueblo, si bien ésta última versión fue aportada por los aztecas y se considera menos probable.

Los sitiados veían disminuir el agua, las municiones y toda clase de víveres. La única salida era la retirada. Y la hicieron en la lluviosa noche del 30 de junio al 1 de julio de 1520, conocida como la Noche Triste. En aquella retirada cayeron la mayoría de los castellanos, sobre todo los que llegaron con Narváez, que al llevar muchas piezas de oro consigo, a pesar de las advertencias de Cortés, murieron ahogados en el lago, además de perder gran cantidad de piezas de artillería y de caballos, así como gran parte del tesoro que se transportaba. Perseguidos por los aztecas, el 7 de julio, cerca de Otumba, los españoles hicieron frente a los perseguidores en una batalla en la que los aztecas fueron derrotados y huyeron en desbandada.

Después de su derrota de la Noche Triste los españoles y sus aliados tlaxcaltecas se replegaron en Tlaxcala; se reorganizaron y atacaron Tenochtitlan, poniendo en sitio a la ciudad.

Después de 75 días de tenaz resistencia los mexicas finalmente fueron derrotados cuando se retiraban al perder a su nuevo rey. Hernán Cortés tomó prisionero a Cuauhtémoc y lo torturó para obligarlo a decirle donde guardaban sus tesoros. Cuauhtémoc murió posteriormente en batallas con el ejército español, en el intento de conquista de Guatemala siendo prisionero.


http://www.miniaturasjm.com/monografias-historicas/hernan-cortes-y-la-conquista-de-mexico/

ahorita vienen las imagenes cheers
avatar
Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Sacredberserker el 7/6/2011, 9:14 pm






Caballeria

















avatar
Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Sacredberserker el 7/6/2011, 9:57 pm

Infanteria



















avatar
Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Sacredberserker el 7/6/2011, 10:00 pm

ahi me dicen si esta bien el titulo o si no pus lo cambian o lo fucionan con el post de Hernan Cortéz cheers
avatar
Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Sacredberserker el 23/8/2011, 5:10 pm




avatar
Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Sacredberserker el 23/8/2011, 5:42 pm

La batalla de Otumba




La Batalla tuvo lugar el 8 de julio de 1520 en los llanos de Otumba, México; enfrentándose fuerzas españolas comandadas por Hernán Cortés y mexicas encabezadas por Cuiacoatl. La victoria de los españoles, fue decisiva para la conquista de México por el imperio español



La batalla de Otumba fue la última oportunidad del imperio azteca para terminar con los hombres de Hernán Cortés. Los mexicas fracasaron en el asedio al palacio de Axayácatl y en la Noche Triste. 500 españoles cansados, desnutridos, malheridos y sin cañones, se enfrentaban al ejército de la Triple Alianza, Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopán. Probablemente unos 40.000 combatientes.



Antecedentes Históricos de la Batalla de Otumba


Tras la Noche Triste del 30 de junio de 1520, donde Hernán Cortés perdió más de la mitad de sus hombres, éste inició la huída con los restos de su ejército en dirección a la ciudad aliada de Tenochtitlán.
Cortés, emprendió el camino a Tlaxcala con menos de 500 hombres, durante el camino fueron constantemente hostigado por bandas de mexicas. El nuevo emperador azteca, Cuitláhuac, decidió aniquilar a los españoles, antes de que llegaran a la tierra de sus aliados los tlaxcaltecas. Un impresionante ejército de unos 40.000 guerreros mexicas, compuesto por tepanecas, tenochcas, xochimilcos, les alcanzó en los llanos de Otumba, a mediados de julio donde les cortó el paso.



Los aztecas confiaban en tomar muchos prisioneros españoles para ofrecérselos en sacrificio a sus dioses. Al frente del ejército azteca, estaba el sumo sacerdote y primer ministro, el Ciuacoatl, la persona más poderosa tras el emperador. Los indios estaba seguros de sus victoria, ya que sus dioses les habían ayudado pocos días antes derrotando a Cortés; y ahora les volverían a ayudar para derrotar definitivamente al odiado invasor.
Los exploradores informaron a Cortés del enorme ejército que les cortaba el paso. Cortés se convenció que no había alternativa, había que combatir para vencer o morir.

Comienza la Batalla de Otumba

Las tropas españolas formaron para el combate y verificaron la enorme diferencia de fuerzas que había entre los dos ejércitos. Observó Cortés que había alguna vacilación entre sus soldados, entonces levantó su formidable voz antes sus soldados y les profetizó la victoria:

“Amigos llegó el momento de vencer ó morir . Castellanos, fuera toda debilidad, fijad vuestra confianza en Dios Todopoderoso y avanzad hacia el enemigo como valientes” .

Fue tan elocuente su discurso que no le dejaron acabar .
Sus capitanes mostraron tanta confianza como audacia, los soldados respondieron con vivas aclamaciones y todos invocaron a Jesucristo, a la Virgen María y a Santiago.



Entonces comenzó una batalla de las más épicas de la historia de España. Los aztecas rodearon a los españoles, que resistieron inicialmente, recurriendo a las pocas ballestas y arcabuces que les quedaban.

Con lo que les quedaba de la caballería, al grito de ¡Santiago Cierra España!, los 16 jinetes galoparon contra el enemigo, los soldados les siguieron y en un instante quedaron confundidos y luchando cuerpo a cuerpo mexicas y españoles. Los tlascaltecas, indios aliados de los españoles, se batieron con igual encarnizamiento durante cuatro horas continuadas. A golpe de espada van diezmando el ejército enemigo, mientras sus poderosas armaduras y rodelas les protegen de las mazas y lanzas aztecas. Los caballos, viejos veteranos en batallas cuerpo a cuerpo, coceaban y mordían a los indios. Los jinetes se movían continuamente para evitar ofrecer un blanco fijo. Después de un tiempo, los caballos se reagrupaban y volvía a atacar.



La infantería española, mantenía bien la posición cerrada, aguantando las terribles embestidas de la mole azteca, utilizando sus picas, espadas y bien protegidos por sus corazas y rodelas. Las cargas se iban sucediendo, con dificultades, pero la infantería aguantaban.
Además de los caballos, picas y espadas de los españoles, un problema adicional que tenía los indios aztecas, era la necesidad de conseguir prisioneros para ofrecerlos a sus dioses en los sacrificios humanos y por lo tanto trataban de evitar matar soldados españoles innecesariamente.



Los españoles rompieron varias veces las masas enemigas en las cuales hicieron en pocas horas horrible carnicería pero, los indios reemplazaban en el acto las bajas de los muertos con nuevas tropas y volvían a cargar con el mismo entusiasmo e igual valor.
El número de soldados enemigos parecía infinito y los españoles, lógicamente terminarían por ceder. En ese momento Juan de Alvarado identificó, en la cima de un pequeño mogote, al más alto y adornado guerrero azteca, al que identificaron como posible comandante en jefe de los guerreros aztecas. En realidad se trataba del ciuacoatl, sumo sacerdote y primer ministro, la persona más poderosa tras el emperador.
Cuatro indios de los más corpulentos sostenían al ciuacoatl en una especie de palanquín y desde allí daba órdenes a sus guerreros que obedecían con la mayor disciplina. En su mano derecha sostenía el estandarte real, una especie de red de oro macizo pendiente de una pica, rematado con plumas de diversos colores y en el centro había cincelados algunos jeroglíficos.
Cortés identificó la única oportunidad para lograr la victoria y salvarse. Recordó haber oído decir a los tlaxcaltecas que el conservar o perder el estandarte real decidía sus victorias o las de sus enemigos. A partir de aquel instante todos sus esfuerzos se dirigieron a apoderarse de aquel trofeo de guerra. Confiaba en el éxito por el pavor que infundían los caballos en los tlaxcaltecas, llamó a sus capitanes, Gonzalo de Sandoval, Pedro de Alvarado, Cristóbal de Olid y Alonso Dávila les comunicó el proyecto que había concebido y todos se aprestaron a ayudarle en aquella arriesgada empresa. Hernán Cortés les ordenó lo que debían hacer y un momento después 5 jinetes embistieron a media rienda por la parte menos defendida que conducía al centro donde estaba el ciuacoatl.



Se cumplieron las previsiones de Cortés, retirándose los indios al ver aproximarse los caballos y antes de que se repusieran de su sorpresa, los cinco jinetes llegaron sin detenerse a la posición donde se encontraba el ciuacoatl. Una vez allí Hernán Cortés le dio tan terrible lanzazo que al primer envite le sacó fuera del palanquín cayendo en tierra y sufriendo una mortal herida.



Juan de Salamanca que se hallaba cerca de lugar donde murió el caudillo azteca, tomó el estandarte y se lo entregó a Hernán Cortes; quien montado en su caballo, izó el estandarte azteca agitándolo para que fuera vista como señal de victoria de los españoles. Los aztecas al ver el estandarte de su imperio en poder del enemigo y muerto el ciuacoatl, se atemorizaron, rompieron filas y huyeron en desbandada, siendo perseguidos por la caballería española y aliados tlaxcalas, quedando el llano de Otumba cubierto por más de 5.000 cadáveres aztecas. Quién hubiera creído, cuatro hora antes, que un puñado de 500 aventureros pudieran haber puesto en fuga a un formidable ejército de 40.000 guerreros indios.



De esta manera terminó la célebre batalla de Otumba del 8 de julio de 1520, una de las páginas más brillantes de la historia de la conquista del Nuevo Mundo y el hecho más gloriosos de la vida de Hernán Cortes.
Los españoles pasaron la noche en un templo azteca cercano al campo de batalla en el que cantaron a coro un solemne Tedeum en acción de gracias por su haber salvado la vida. A la mañana siguiente Hernán Cortés organizó con sus capitanes sus fuerzas para proseguir su marcha, todo había terminado y Cortes ya podía continuar su camino a Tlaxcala .
Había transcurrido un año desde que entraron en Tenochtitlan y un año y medio desde que desembarcaron, el ánimo de Cortés debería estar temeroso y anhelante por llegar a tierras tlaxcalteca y conocer su futuro, y ver el apoyo con el que podían contar.



Consecuencia de la Batalla de Otumba

Esta singular victoria puso en manos de Hernán Cortés casi todo el imperio azteca. Los pocos indios que escaparon de la batalla de Otumba aterrorizaron a los azteca con las explicaciones y descripciones de los ocurrido, quedaron intimidados por el valor por los españoles en la batalla de Otumba. Hernán Cortés prosiguió libremente su camino a Tlaxcala y algunas otras provincias.

El emperador Cuitláhuac propuso a los tlaxcaltecas la paz a cambio de entregar a Cortes y sus hombres, pero estos rechazaron el ofrecimiento y acordaron una nueva alianza con los españoles para reconquistar Tenochtitlan.

El 10 de mayo de 1521, Olid y Alvarado inician el asedio a Tenochtitlan, el objetivo es dejar sin agua potable a los mexica. Los mexica, que estaban custodiando el caño, ofrecieron resistencia pero no lograron impedir el control del caño de agua por las tropas españolas.

El 30 de junio de 1521 Cortes atacaba la capital con su ejército reforzado con 80.000 tlaxcaltecas y con más soldados españoles procedentes de expediciones enviadas a Veracruz. Los españoles entraron a sangre y fuego en la ciudad arrasándolo todo a su paso.

Finalmente, el 13 de agosto de 1521, Cuauhtémoc, sucesor de Cuitláhuac, que había muerto de viruela, salía de Tenochtitlan para negociar la rendición, siendo detenido en Tlatelolco, mientras la ciudad caía e sus manos.

Los conquistadores y demás aliados mataron a más de 40.000 mexicas. Hernán Cortes había logrado su objetivo.



bounce

http://www.grandesbatallas.es/batalla%20de%20otumba.html
avatar
asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 15414

Re: Los Conquistadores

Mensaje por asterix el 23/8/2011, 6:59 pm

He aquí el meollo del asunto:



Se cumplieron las previsiones de Cortés, retirándose los indios al ver aproximarse los caballos y antes de que se repusieran de su sorpresa, los cinco jinetes llegaron sin detenerse a la posición donde se encontraba el ciuacoatl. Una vez allí Hernán Cortés le dio tan terrible lanzazo que al primer envite le sacó fuera del palanquín cayendo en tierra y sufriendo una mortal herida.

Si los Mexicas NO LES HUBIERAN DADO MIEDO LOS CABALLOS OTRA COSA nos cantaria ahora...ni modos medio indigenas medio españoles, cafecitos todos...y ahora se shingan...



Muy buen relato bélico simple pero interesante......los tlaxcaletcas esos si no TUVIERON MADRE....NI HABLAR...





Un saludo.
avatar
Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Sacredberserker el 23/8/2011, 9:30 pm

psse los mexicas como todos los pueblos de Mesoamerica siempre le tuvieron pavor a los caballos, al ver a los españoles cabalgando con sus armaduras creyeron que eran hombres-bestias venidos de quien sabe donde, a eso sumenle que la caballeria de la epoca estaba armada con lanzas de 3 metros con puntas de acero, espadas de 1 metro que cortaban cabezas desde arriba, y tambien que los nativos no tenian con que hacerles frente, a diferencia de Europa, donde los cuadros de piqueros y arcabuceros hacian pedazos a la caballeria mas blindada, psss asi nomas no, otro factor importantisimo es que los españoles tenian con ventaja irónica que si perdian la batalla de seguro irian a la piedra de los sacrificios, morir de esa manera era lo mas aterrador para ellos, las guerras entre los estados mesoamericanos eran casi siempre para tomar prisioneros vivos con los cuales alimentar a sus dioses, mientras que en Europa y el Mediterráneo, lleno de guerras interminables desde el Imperio romano y la Edad Media la cosa era matar o morir sin importar los medios a utilizar, añadale a esto las armas de fuego y su impacto psicológico, las armas y armaduras de acero, el resentimiendo de los pueblos dominados y la astucia de Cortéz, pues ahi tiene los ingredientes perfectos para lograr una victoria épica.....
avatar
MX2
Subteniente
Subteniente

Mensajes : 781
Masculino
Localización : En tu conciencia...

Re: Los Conquistadores

Mensaje por MX2 el 23/8/2011, 11:46 pm

Largo aporte pero de 10. Las imagenes también estan de lujo.

cheers

El Voltigero
Recluta
Recluta

Mensajes : 12
Masculino
Edad : 36

Re: Los Conquistadores

Mensaje por El Voltigero el 8/10/2011, 1:30 am

Más que miedo, los mexicas no estaban lo suficientemente organizados para detener una carga de caballería, su sistema de guerra se había desarrollado totalmente ajena a los "tanques" del Viejo Mundo.
avatar
Perseo
Teniente
Teniente

Mensajes : 1974

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Perseo el 8/10/2011, 2:02 am

Dejense del poder de la caballeria y el factor miedo,los caballos de cortes eran muy pocos y desde inicios de la conquista cortes cayo del pedestal sagrado habia opiniones muy divididas hacia el el unico jotillo alli era moctezuma que era un supersticioso egolatra de mierda, ni los tlaxcaltecas le temian por creerlos divinidades esas son mentiras de los maestros de primaria,recordemos que cortez antes de conquistar a los mexicas combatio contra huastecos politicamente y tubo varias batallas militares con los tlaxcaltecas y ellos mismos vieron morir españoles durante la primeras batallas nocturnas del mundo mesoamericano porque el mesoamericano solo combatia de dia,par ahonrar a huitzilopochtli aparte de que antes de cortes ya habian habido 2 expediciones españolas a mexico una de ellas completamente arrazada la diferencia con hernan es el mucho de suerte y el mucho de astucia que tubo, el problema era la manera de combatir de los indigenas,inabilitaban al combatiente e intentaban llevarlo a la retaguardia apra tomarlo prisionero ,al mismo Cortes no menos de 3 veces según relatos de la epoca lo derribaron de su caballo y lo rescataron sus hombres,otro factor importante la matanza de cholula,ahi los mexicas pudieron haberlos arrazado! pero cuenta la leyenda que una doñita que su hijo er aun importante cholulteca quedo seducido de la malinche por lo cual mando a su amdre a avisarle que se fuera con ella porq esa noche iban a amtar a todos los españoles dentro de la ciudad y la malinche le comento al traductor hispano que hablaba maya de cortez y el asu ves a cortez por lo q mando llamar a los tlaxcalteca sy arrazaron la ciudad (recordemos que en cholula sacaron a mujeres y niños e invitaron a cortes a pasar pidiendole que dejara a sus aliados tlaxcaltecas kilometros atras por ser enemigos naturales fortificaron areas y pensaban tenderle suna trampa alos españoles)
avatar
Perseo
Teniente
Teniente

Mensajes : 1974

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Perseo el 8/10/2011, 2:06 am

Salve cortes! si no hubiera sido el hubiera sido otro,los mesoamericanos nad apodian hacer contra el español y gracias a la conquista no somos unos indios salvajes.

y estan mal los numeros del ejercito de cortes
cuando el llego a cozumel contaba con
700 hombres de los cuales

508 soldados de infanteria
16 caballos
14 cañones
32 ballesters
13 arcabuses
y los demas simples marineros
al llegar a cozumel se les suma geronimo aguilar que funge de traductor de maya-castellano
en centla la malinche
Funda veracruz y hac eunas tranzas politicas para hacer legal su empresa,se le subleban mata a unos cabrones,hunde 10 de sus naves (por lo que es mentira eso de que desarmo sus barcos y construyo vergantines lo hizo pero con madera mexicana)y manda un barco con riquezas a españa, lerinden fidelidad a carlos primero varios caciques huastecos y le dan mil hombres a cortez marcha hacia tierras tlaxcaltecas ys e enfrenta contra 20 mil ctlaxcaltecas dond epierde muchisimos huaestecos y no se cuantos de sus hombres no recuerdo ahorita,despues se alia con los tlaxcalteccas y le dan 4 mil guerreros y se viene lo de cholula

por lo que no puedo haber tenido el mismo numero de hombres caballos arcabuses y ballesteros despues de batallas sangrientas donde si hubo bajas españolas pero no recuerdo cuanta sy no encuentro las fuentes q tenia.


Última edición por Perseo el 8/10/2011, 2:25 am, editado 1 vez
avatar
Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Sacredberserker el 8/10/2011, 2:09 am

lo que dice Perseo lo lei en el libro de Azteca de Gary Jennings Razz , parece que Moctezuma si era un supersticioso de mierda, por ahi hay un pasaje donde dice que envio a sus brujos y hechiceros para detener a los españoles con "conjuros" y "encantos", poniendo listones sagrados en el camino jaja, cuando sus consejeros aconsejaban enviar guerreros para emboscarlos, arqueros que dispararian y harian rodar piedras cuesta abajo, pero el Uey Tlatoani seguia creyendo que eran dioses ¬¬
avatar
Perseo
Teniente
Teniente

Mensajes : 1974

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Perseo el 8/10/2011, 2:30 am

Sacredberserker escribió:lo que dice Perseo lo lei en el libro de Azteca de Gary Jennings Razz , parece que Moctezuma si era un supersticioso de mierda, por ahi hay un pasaje donde dice que envio a sus brujos y hechiceros para detener a los españoles con "conjuros" y "encantos", poniendo listones sagrados en el camino jaja, cuando sus consejeros aconsejaban enviar guerreros para emboscarlos, arqueros que dispararian y harian rodar piedras cuesta abajo, pero el Uey Tlatoani seguia creyendo que eran dioses ¬¬

No quise tomar el libro por referencia por ser novela pero según algunos conocidos que saben del tema esta bien fundamentada la novelita.

El Voltigero
Recluta
Recluta

Mensajes : 12
Masculino
Edad : 36

Re: Los Conquistadores

Mensaje por El Voltigero el 8/10/2011, 3:59 am

Fuera de ese epiteto de "indios salvajes" que por demas me parece inapropiado creo que la caballería fue fundamental en la conquista de Tenochtitlán. Solo de esa manera se pudo ganar una batalla como Otumba que desde mi punto de vista fue el punto de inflexión que permitió que la empresa de Cortés continuara. Sin ellos los piqueros, ballesteros e infantes españoles además de los aliados tlaxcaltecas hubieran sido rebasados por la amplia superioridad numérica de los mexicas.
avatar
Perseo
Teniente
Teniente

Mensajes : 1974

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Perseo el 8/10/2011, 10:49 am

El Voltigero escribió:Fuera de ese epiteto de "indios salvajes" que por demas me parece inapropiado creo que la caballería fue fundamental en la conquista de Tenochtitlán. Solo de esa manera se pudo ganar una batalla como Otumba que desde mi punto de vista fue el punto de inflexión que permitió que la empresa de Cortés continuara. Sin ellos los piqueros, ballesteros e infantes españoles además de los aliados tlaxcaltecas hubieran sido rebasados por la amplia superioridad numérica de los mexicas.

Eran indigenas y eran barbaros, no dije nada de malo.
Estaban a Siglos de las potencias europeas en muchos aspectos,ni apra ahcer piramides eran los mejores 1000 años antes de que en mesoamerica haya vido piramides en egipto ya estaban construidas las mas grandes de la historia,lo unico a favor que tenian era el uso de la observacion de las estrellas,pero mientras los grandes cientificos de europa caian en cuenta ya por completo que la tierra era redonda y que los demas astros giraban entorno a ella,aqui se creia que eran los 400 hermanos de huitzilopchtli que lo atrapaban cada noche y tenian que darle sangre para que pudiera combatir y haber nuevo sol al siguiente dia.
Ni siquiera los mayas los astronomos mesoamericanos por excelencia que heredaron toda su sabiduria d elos olmecas,tenian ni la mas remota idea de lo que hacian a comparacionde los europeos que no le evndan espejitos mi estimado,todas las culturas alrededor del mundo en principios muy remotos se guiaron por las estrellas para sus cocechas,estamos hablando de cosas que en europa usaban desde las construcciones monoliticas de stonehenge,eran nociones muy basicas.

los acueductos,las chinampas y demas "avances" mesoamericanos,eran primitivos ya en europa cosas cotidianas.

esta estudiando historia me parece extraordinario que no entienda eso,que noe s ofensa que es la realidad,ya olvidece de las mentiras de los profes de primaria.

Entrando al tema de los 16 caballitos de cortes,sigo sin pensar que hayan sido un factor importante importante,si era tal la superioridad numerica mexica bien pudieron haberseles subido a los caballos como hormigas y derribarlos,en esos tiempos el factor numerico todavia solia ser factor decisivo en las batallas.

Yo voy por la posibilidad de que los españoles le echaron mucha crema a sus tacos en las narraciones de las batallas,porque por la personalidad de cortes y su objetivo principal de gloria y la serie de dagas que hizo,para poder morir con el titulo de conquistador dan mucha tela de donde contar,lastima que la historia esta escrita solo por documentos y evidencias y no entran las especulaciones.

El Voltigero
Recluta
Recluta

Mensajes : 12
Masculino
Edad : 36

Re: Los Conquistadores

Mensaje por El Voltigero el 8/10/2011, 11:34 am

... bueno, es obvio que este punto de vista de "desarrollo" es totalmente ajeno a esta discusión, no entraré en discusiones de quién estaba más avanzado y esas cosas, usando epitetos como "barbaros" o "incivilizados", a parte de que usas "indígena" como sinónimo de "tarasados", sé como terminan este tipo de discusiones.
... y vaya que los caballos fueron fundamentales... Sin los caballos hubiera sido imposible que los conquistadores hubieran salido de Otumba, hubieran quedado allí a merced de los mexicas. Y eso de subirseles como hormigas... ¡chhh! ¡era un combate! ¿sabes cómo es una carga de caballería?
... por cierto ningun profe me mintió... solo que hablar de "subdesarrollo", "incivilizados" o "avanzados" es tremendamente subjetivo...

El Voltigero
Recluta
Recluta

Mensajes : 12
Masculino
Edad : 36

Re: Los Conquistadores

Mensaje por El Voltigero el 8/10/2011, 11:40 am

...lastima que la historia esta escrita solo por documentos y evidencias y no entran las especulaciones...

y bien, para ti ¿cuáles son esos "documentos y evidencias (!)"?

La historia hay que interpretarla... no es cómo las ciencias exactas con leyes generales establecidad... y ojo que interpretar no es lo mismo que especular, se tiene una base documental sobre la cual se analiza e interpreta el proceso o el hecho.

Saludos cordiales. El Voltigero "salvaje".

Lanceros de Toluca
Teniente de Navio
Teniente de Navio

Mensajes : 3503
Masculino
Edad : 106

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Lanceros de Toluca el 8/10/2011, 3:56 pm

lean la vision de los vencidos... ahi mismo se señala como los Mexicas mataron a varios españoles de caballeria degollandolos a ellos y asus caballos y clavando sus cabezas en el templo de Huitzilopochtli

La caballeria SI tuvo un valor muy importante, pero como arma psicologica contra los mexicas

Moctezuma SI era un esperitista ya pasado, pero recuerden que el era el Huey Tlatoani (bueno, se traduce como el jefe de la tribu, el comandante de las fuerzas militares y el sumo sacerdote de los mexicas) asi que su decision era absoluta

Ademas no cuentan con los españoles que envia el gobernador de Cuba para acabar con la insubordinacion de Cortes (adentrarse en Mesoamerica) quien debe de regresar la Villa Rica de la Vera (Verdadera) Cruz y que una vez derrotados se unen a Cortes, y es cuando Diego de Alvarado "Dios del Sol" por su rubia cabellera, mata a traicion a los mexicas en la celebraciones religiosas que ocurrian en Tenochtitlan mientras Cortes estaba fuera

Con Vision de los Vencidos aclaran muchas dudas

Y eso de que eran 'salvajes' es una vil estupidez. En muchos sentidos eran mucho mas avanzados que los europeos, tanto en urbanistica, como en organizacion social y educativa, todos iban a las escuelas.

Se te olvida que los españoles tuvieron influencias griegas, romanas, fenicias, cartaginesas, celtas, visigodas, arabes por mas de 4 mil años antes, mientras que los mesoamericanos solo tuvieron un horizonte de 2 mil años y sin intervenciones de otras culturas y aun asi, eran superiores en muchos aspectos.

Simplemente sucedio un choque entre dos culturas, una que gana guerras tomando prisioneros y otra que lo hace matando gente. Al final eso marco la diferencia
avatar
Perseo
Teniente
Teniente

Mensajes : 1974

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Perseo el 2/11/2011, 1:43 am

Lanceros de Toluca escribió:lean la vision de los vencidos... ahi mismo se señala como los Mexicas mataron a varios españoles de caballeria degollandolos a ellos y asus caballos y clavando sus cabezas en el templo de Huitzilopochtli

La caballeria SI tuvo un valor muy importante, pero como arma psicologica contra los mexicas

Moctezuma SI era un esperitista ya pasado, pero recuerden que el era el Huey Tlatoani (bueno, se traduce como el jefe de la tribu, el comandante de las fuerzas militares y el sumo sacerdote de los mexicas) asi que su decision era absoluta

Ademas no cuentan con los españoles que envia el gobernador de Cuba para acabar con la insubordinacion de Cortes (adentrarse en Mesoamerica) quien debe de regresar la Villa Rica de la Vera (Verdadera) Cruz y que una vez derrotados se unen a Cortes, y es cuando Diego de Alvarado "Dios del Sol" por su rubia cabellera, mata a traicion a los mexicas en la celebraciones religiosas que ocurrian en Tenochtitlan mientras Cortes estaba fuera

Con Vision de los Vencidos aclaran muchas dudas

Y eso de que eran 'salvajes' es una vil estupidez. En muchos sentidos eran mucho mas avanzados que los europeos, tanto en urbanistica, como en organizacion social y educativa, todos iban a las escuelas.

Se te olvida que los españoles tuvieron influencias griegas, romanas, fenicias, cartaginesas, celtas, visigodas, arabes por mas de 4 mil años antes, mientras que los mesoamericanos solo tuvieron un horizonte de 2 mil años y sin intervenciones de otras culturas y aun asi, eran superiores en muchos aspectos.

Simplemente sucedio un choque entre dos culturas, una que gana guerras tomando prisioneros y otra que lo hace matando gente. Al final eso marco la diferencia

Eran antropofagos, con eso para mi basta,paso los sacrificios, pero y el canibalismo?
y todo esto despues de haber existido una civilizacion como la Tolteca a los que ellos tanto admiraban esos tenochcas eran odiados por mañosos convenencieros sanguinarios, mentirosos y egolatras hasta por sus mismos aliados,Mordian la mano que les daba de comer y eso los llevo a la ruina el desprecio acumulado por años de sus 5 vecinos mas cercanos y al final eso fue el gran factor que desbalanceo todo que caballos que confucion con dioses nada de eso, los "mexicas" eran lo peorcito de las tribus nahuas,por eso al final todos le hicieron el fuchi.

Lanceros de Toluca
Teniente de Navio
Teniente de Navio

Mensajes : 3503
Masculino
Edad : 106

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Lanceros de Toluca el 2/11/2011, 2:25 pm

El canibalismo era un ritual sagrado. Bien los explica Perez de los Reyes en sus obras, en las que señala que el 'pozole' era una comida ritual que se elaboraba con las mejillas de aquellos hombres sacrificados en honor a las deidades, asimismo solo estaba permitida a los sacerdotes, pues era una forma de compartir el sacrificio que se le ofrecia a los dioses, con aquellos que eran ilminados por la sabiduria del dios

No era una practica generalizada y de todas formas, los cartagineses tambien eran canibales y realizaban sacrificios humanos. Pero eso si, bien que les dieron en su madre a Roma en las guerras Punicas

he ahi el detalle de que estas usando paradigmas de la cultura occidental, para medir otra cultura, y cuando pasa esto tienes que poner tus prejuicios en blanco, si no, pierdes la objetividad
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9328
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Monakyo101 el 27/10/2015, 10:06 am

El sacrificio ritual de los 550 hombres de Hernán Cortés

El paso de los siglos no ha podido borrar las huellas del horror. La excavación del recinto prehispánico de Zultépec -Tecoaque, a 63km de la Ciudad de México, ha sacado a los luz el destino atroz que corrieron en plena conquista los 550 integrantes de una olvidada expedición de Hernán Cortés.

La caravana, en su camino hacia Tenochtitlán, fue atacada por los acolhuas, aliados de los aztecas. Llevados al pueblo indígena, los prisioneros entraron en un tunel sin salida. Uno tras otro, fueron sacrificados ante dioses extraños. La pesadilla duró de junio de 1520 a marzo de 1521. Cuando los hombres de Cortés llegaron al lugar, ya no quedaba ninguno vivo. La hecatombe se había completado. Y Zultépec, bajo el hierro español, fue arrasada.

Los trabajos arqueológicos, reiniciados en agosto pasado tras una primera fase entre 1993 y 2010, han hallado nuevos vestigios de este infernal cautiverio. Son las celdas en las que pasaron sus últimos días los prisioneros y que materializan el abismo al que se enfrentaron las 2 civilizaciones. "Lo que ocurrió ahí fue un ejemplo de choque cultural, pero también un episodio de resistencia", explica el responsable de la excavación, Enrique Martínez Vargas, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La historia, o al menos una versión de la misma, fue recogida por el propio Hernán Cortés en sus Cartas de Relación, y en ella juega un papel clave la expedición de Pánfilo de Narváez, enviado por el gobernador de Cuba, Diego Velázquez de Cuellar para apresar al conquistador. Al conocer este desembarco, Cortés dejo la recién tomada Tenochtitlán, la capital azteca, y se dirigió hacia la costa oriental a enfrentarse a su perseguidor. El 24 de mayo de 1520 le derrotó en Cempoala.

La victoria duró poco. En Tenochtitlán, tras las matanzas de Pedro de Alvarado, el poder español se tambaleaba. Cortés se aprestó a volver. Pero antes de partir, dejo organizada una caravana que tenia que conducir a la capital azteca a enfermos, mujeres y bienes. En esta expedición, según Martínez Vargas, iban 5 españoles a caballo y 45 a pie. Les acompañaba un contingente de negros mulatos, zambos y tainos procedentes de Cuba, así como unos 350 indígenas mesoamericanos fieles al conquistador. Completaban el grupo unas 50 mujeres y 10 niños pequeños. Ninguno tuvo suerte. Antes de alcanzar su destino cayeron en manos de los acolhuas. Era junio de 1520 y la rebelión azteca había prendido.

La irrupción de medio millar de cautivos en Zultépec dejo profundas huellas. Los trabajos arqueológicos están destapando los espacios donde se les tuvo prisioneros. En algunos casos son habitáculos antiguos que fueron desocupados para darles encierro, otros fueron construidos especialmente para ellos. A estas trazas arquitectónicas, fuera del recinto ceremonial, se suman vestigios hallados en anteriores campañas de investigación en este asentamiento del Estado de Tlaxcala. Entre ellos destaca un cuenco azteca en cuyo fondo hay marcada una cruz cristiana, pero también decenas de figurillas degolladas, unas con rasgos hispanos y otras negroides. Esta colección, cuyo origen los arqueologos sitúan en Cuba, se completa con un par de esculturas que dan alas al espanto: la figurilla de un ángel y la de un demonio con cuernos de macho cabrío.

Son lo restos de una barbarie de la que escapó. A medida que avanza el calendario, los españoles y sus acompañantes iban siendo inmolados. Su sangre se vertió en honor de Huitzilopochtli, el dios de la guerra; Tezcatlipotla, el señor del cielo y de la tierra, y del propio Quetzalcóatl, la enigmática serpiente emplumada. Entre los cráneos recuperados en la excavación se ha confirmado la presencia de europeos, así como de una mulata y de numerosos mesoamericanos. Las huellas de corte evidencian su sacrificio y sugieren la ingesta ritual de su carne.

Los frailes españoles que acompañaron la conquista han dejado descripciones de lo que debieron ser estas ofrendas. A los cautivos se les obligaba primero a bailar entre cuánticos de esclavos; luego eran decapitados, desmembrados y comidos. Ante el dios de la guerra se les arrancaba el corazón. Los despojos se arrojadaban por las escaleras de los templos. En la caso de la ciudad de Zultépec, las cabezas fueron exhibidas en un tzompantli, un altar de terror erigido sobre cientos de cráneos. Otros huesos sirvieron para presidir salas principales del conjunto arquitectónico.

La respuesta de Cortés llegó demasiado tarde. El conquistador, a su regreso a Tenochtitlán, se enfrentó a una furiosa rebelión azteca. Ante su avance, la noche del 30 de junio de 1520 abandonó la capital bajo el viento de la derrota. Tardaría meses en recuperarse y sólo entonces enviaría una expedición de castigo.

Cuando Gonzalo de Sandoval, al mando de 15 jinetes y 200 infantes, llegó al lugar, sus antiguos compañeros ya no estaban. El sacrificio se había consumado. En una pared, el capitán de Cortés pudo leer como un cautivo había escritó con carbón: "Aquí estuvo preso el sin ventura de Juan Yuste". No hubo piedad para los acolhuas. De poco sirvió su intento de huir.

Tampoco les valió, como revelan las excavaciones, esconder en aljibes todo aquello que habían traído los cautivos. Zultépec quedo devastada.

En su lugar sólo quedo una humeante ruina. Y con el tiempo, el emplazamiento recibió un nuevo nombre: Tecoaque, " el sitio donde los señores fueron devorados". El 13 de agosto de 1521, Tenochtitlán se rindió ante Hernán Cortés.
Tomado del Periódico La Información - Edición 1569

Contenido patrocinado

Re: Los Conquistadores

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 23/10/2017, 6:24 am