Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Relaciones bilaterales Estados Unidos - China

Comparte
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7638
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Relaciones bilaterales Estados Unidos - China

Mensaje por Von Leunam el 8/11/2017, 11:09 pm

Trump: "No puede haber un asunto más importante que la relación entre China y EEUU"




El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó este jueves que "no puede haber un asunto más importante que la relación China-EEUU", debido a que las dos grandes potencias globales pueden solucionar "los problemas mundiales"Trump y el presidente chino, Xi Jinping, mantienen una serie de reuniones en Pekín, y al inicio de una de ellas ambos mandatarios intervinieron para resaltar el deseo de estrechar la cooperación en cuestiones globales, como Corea del Norte, o en las disputas sobre el comercio bilateral.

Tras la primera ronda de discusiones, Trump aseguró a Xi sobre la crisis de Corea del Norte: "Creo que hay una solución para esto, igual que cree usted".

El presidente chino recalcó que "para China y Estados Unidos la cooperación es la única opción viable", con una gestión de las diferencias dentro del "respeto mutuo".

Trump recalcó las diferencias con China en comercio, debido al fuerte desequilibrio de EEUU con el gran país asiático.

"Estados Unidos realmente tiene que cambiar sus políticas" comerciales, aseguró y, aunque manifestó su respeto por Xi y China en esta cuestión, culpó a "pasadas administraciones" en Washington "que permitieron que el desequilibrio llegara tan lejos".

Trump se deshizo en elogios hacia Xi y a la hospitalidad que el presidente chino y la primera dama, Peng Liyuan, les ofrecieron a él y a su esposa Melania en la parte privada de la visita de Estado.

Así, Trump dijo que albergaba un sentimiento "increíblemente cálido" hacia el presidente chino. "Hay una gran química" entre ambos, abundó. "Creo que vamos a hacer cosas grandes para China y Estados Unidos".

Por su parte, Xi coincidió con Trump en que las relaciones entre Washington y Pekín son importantes "para la paz, la estabilidad y la prosperidad del mundo".

Xi destacó el "progreso importante" de la relación bilateral durante este año y anunció que ambos presidentes acordaron varios mecanismos para profundizar sus intercambios políticos, económicos y de la sociedad civil.

Los dos mandatarios participan en una cumbre empresarial bilateral, seguida de una comparecencia ante la prensa, y por la noche asistirán a una cena de gala que pondrá fin a los eventos oficiales de la visita de Trump.

http://www.elmundo.es/internacional/2017/11/09/5a03dfb222601dfe798b4643.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7638
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Relaciones bilaterales Estados Unidos - China

Mensaje por Von Leunam el 8/11/2017, 11:14 pm

China recibe a Donald Trump con pompa y agasajos intentando evitar el choque



El presidente Donald Trump fue agasajado hoy a su llegada a Pekín con toda la exhibición de pompa y boato en un reflejo de la categoría "superlativa" que las autoridades de este país pretenden otorgar a la visita del mandatario para así quizás hacerle olvidar que durante su campaña electoral esta nación fue uno de los principales destinatarios de sus críticas.

El propio Xi Jinping y su esposa Peng Liyuan fueron los guías de la pareja Trump en su visita privada a la famosa Ciudad Prohibida sita en la Plaza de Tiannamen donde en un guiño a la pretensión china por limar asperezas en la relación bilateral, la pareja presidencial pudo apreciar los tres espacios más conocidos de este complejo: el Salón de la Armonía Suprema, el de la Armonía Central y el de la Preservación de la Armonía.

Trump y Melania disfrutaron de un té y una exhibición de ópera. A cambio, el primero mostró a su anfitrión un vídeo de su nieta de cinco años, Arabella Kushner, una figura especialmente mediática en China por su fluido conocimiento del mandarín.

En un sentido menos lúdico, los representantes norteamericanos y su contraparte china firmaron acuerdos por valor de 9.000 millones de dólares, en lo que el viceprimer ministro de economía local Wang Yang, dijo que sólo era un "precalentamiento".

Esa cantidad es un guarismo minúsculo en relación al déficit comercial que arrastra EEUU con respecto a China y que ascendió a 347.000 millones de dólares en 2016.

Trump siempre ha acusado a Pekín de mantener una política comercial que perjudica a los intereses norteamericanos pero desde que accedió a la Casa Blanca ha decidido postergar lo que muchos expertos vaticinaban como un choque financiero inevitable a cambio del supuesto apoyo de China a su política de presión contra Corea del Norte.

"Responder al desequilibrio comercial es uno de los elementos claves de la discusión entre el presidente Trump y el presidente Xi. El objetivo común es conseguir un trato justo y recíproco para las empresas", opinó el secretario de comercio norteamericano, Wilbur Ross, que viaja junto al mandatario.

Pyongyang, asunto prioritario

Lejos de orientarse en ese sentido, los datos del intercambio entre ambos países conocidos durante la jornada ratificaron un incremento del superávit a favor chino, superior en casi un 10% al que se registró en las mismas fechas el año pasado.

Sin embargo, los propios acompañantes de Trump han expresado sus limitadas expectativas sobre una solución a lo que es un problema estructural ante la prioridad que tiene el caso norcoreano para la nueva administración estadounidense.

El dignatario ya aludió a la necesaria colaboración de China durante la alocución que realizó por la mañana frente al parlamento de Corea del Sur, antes de abandonar esa nación.



"Es nuestra responsabilidad y nuestro deber hacer frente juntos a este peligro porque cuanto más esperemos, más grande será el peligro y tendremos menos opciones. A aquellas naciones que decidan ignorar esta amenaza o, peor, que la permitan: el peso de esta crisis recae sobre vuestras conciencias", afirmó.

Trump recuperó en esa intervención su habitual tono al referirse a Corea del Norte y no ahorró epítetos y acusaciones con lo que tachó de acusándole de ser una "dictadura cruel", "régimen brutal" y "un culto", al tiempo que le dirigía más amenazas veladas.

"No nos subestiméis y nos pongáis a prueba", señaló el mandatario advirtiendo que el arsenal atómico y de misiles no constituye una salvaguarda para la supervivencia del sistema liderado por Kim Jong- un.

"No te dan más seguridad. Están poniendo en grave peligro a tu régimen", aseveró dirigiéndose directamente al dirigente norcoreano. "El mundo no puede tolerar la amenaza de un régimen rebelde", añadió.

"La paz a través de la fuerza"

Frente al estilo dulcificado que pareció usar en la jornada precedente, Trump decidió recurrir en esta ocasión al espíritu prebélico que lleva usando desde hace semanas y además de enumerar el imponente despliegue militar que ha concentrado en las inmediaciones de Corea del Norte -que incluye un submarino y tres portaaviones de propulsión nuclear- puntualizó que EEUU "nunca ha buscado el conflicto o la confrontación, pero no huiremos de ello. Queremos la paz a través de la fuerza".

El jefe de estado tuvo que abortar un desplazamiento sorpresa hasta la Zona Desmilitarizada (DMZ) que separa a las dos coreas debido al mal tiempo.

Washington había desechado que Trump acudiera a este emplazamiento, un destino casi tradicional para todos los presidentes norteamericanos que han estado en Corea del Sur bajo el supuesto de que no tenía tiempo en su agenda.

Trump llegó a volar en su helicóptero hasta las inmediaciones del área pero tuvo que regresar a la capital surcoreana.

"Creo que está muy frustrado. Es obvio que era algo que quería hacer", manifestó su secretaria de prensa, Sarah Huckabee Sanders, que puntualizó que esta parte de su recorrido se había mantenido en secreto por motivos de seguridad.

http://www.elmundo.es/internacional/2017/11/08/5a030d4646163fda318b457d.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7638
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Relaciones bilaterales Estados Unidos - China

Mensaje por Von Leunam el 11/11/2017, 8:40 pm

China y EE UU, rivales en el jugoso tablero asiático



Las tres mayores economías del mundo. Siete de los ocho mercados en más rápido crecimiento. Siete de los diez ejércitos más poderosos en la Tierra. El 60% del PIB global. Asia Pacífico es una región clave, un tablero de ajedrez geopolítico donde compiten los intereses de China y Estados Unidos. Y ambos—como ha quedado claro en la cumbre regional de la APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) clausurada este sábado en Vietnam— presentan propuestas muy diferentes para la región. Tan diferentes que hasta la nombran de modo distinto.

“Tengo el honor de compartir nuestra visión sobre un Indo-Pacífico libre y abierto”, declaraba el presidente de EE UU, Donald Trump, en su discurso ante los grandes empresarios de la región. Indo-Pacífico es el nombre que, cada vez con mayor insistencia, Washington —tradicionalmente la gran potencia económica y militar en el área— ha comenzado a emplear para referirse a la zona.

Es una denominación que hace referencia también a la estrategia incipiente que Estados Unidos quiere desarrollar en la región: incluir en ella a India e incrementar los lazos con ese país, Australia y Japón. Esta alianza de democracias, propuesta originalmente por Tokio, haría de contrapeso —según la visión de Washington— a una China autoritaria que, bajo el mando del presidente Xi Jinping, ha dejado claro que quiere un mayor protagonismo en el escenario mundial.

Pero, hasta el momento, no termina de estar muy claro qué contenido exactamente tendrá la nueva estrategia. Excepto que, como expuso el secretario de Estado, Rex Tillerson, en un discurso previo a la gira de Trump por Asia, existe “un fuerte deseo de Estados Unidos de que India desempeñe un papel más prominente y significativo en la región”.

“Es una reedición del pívot hacia Asia”, opina el profesor Zhao Hai, experto en Relaciones Internacionales de la Universidad Tsinghua de Pekín, en referencia a la estrategia que adoptó el expresidente de EE UU Barack Obama durante su mandato. Aquella preveía una mayor presencia naval estadounidense en la zona; una red de lazos comerciales encabezada por el ambicioso acuerdo entre ambas orillas del Pacífico, el TPP; y una firme defensa de los valores universales.

La propuesta de Trump carece, al menos a primera vista, de un eje económico. Apenas puso el pie en la Casa Blanca anunció a bombo y platillo la retirada del TPP. Y en su intervención este viernes ante los empresarios de la APEC dejó claro que no considera el reingreso. Su opción es llegar a acuerdos de comercio bilaterales con países que “respeten los principios del comercio justo y recíproco” (en el que no haya déficit en contra de Estados Unidos, según el concepto del presidente de EE UU). “Lo que no haremos más es entrar en grandes acuerdos que nos aten de manos, nos priven de nuestra soberanía y conviertan su cumplimiento significativo en algo prácticamente imposible”.

Es un mensaje que choca en un foro como la APEC, cuyas economías acumulan el 50% del comercio mundial y para las que las exportaciones y las alianzas comerciales son su principal motor. “Los países pequeños deben tener cuidado… El antiguo Estados Unidos se comportaba con generosidad en el área económica a cambio de beneficios estratégicos. Pero este nuevo Estados Unidos se comporta ahora de manera bastante mezquina. Es como un avaro rico que no hace más que calcular dinero todo el día”, opina Jin Canrong, de la Universidad Renmin de Pekín.

La estrategia de Trump —predice en una nota Evan Medeiros, del grupo de análisis de riesgo Eurasia Group y antiguo asesor para Asia de la Administración Obama— “tendrá muchos problemas para ganar apoyos. Carece de un componente económico serio, es en esencia una idea japonesa, suena como un intento de contener a China y no adjudica ningún papel de importancia para Corea del Sur”, que junto a Japón y Australia es el gran aliado militar de Estados Unidos en la zona.

De hecho, Seúl —cuyo Gobierno progresista ha sufrido encontronazos con Trump acerca de Corea del Norte y su acuerdo comercial bilateral— ha dejado claras sus dudas sobre la propuesta. Tras el paso del presidente estadounidense esta semana durante su gira, el Ejecutivo surcoreano indicó en un comunicado que “hacen falta más conversaciones para ver si [Indo-Pacífico] es un término apropiado para usarlo en nuestros esfuerzos hacia… metas estratégicas conjuntas”. La propia India, recuerda por su parte Medeiros, no se ha sumado al proyecto de manera entusiasta.

“Si India se asociara muy estrechamente a Estados Unidos, crearía un gran problema en la relación entre EE UU y Pakistán”, aliado de Washington y rival de Nueva Delhi, recuerda el profesor Zhao. En su opinión, la alianza cuadrilateral es “un modo de pensar propio de la Guerra Fría”.

El presidente chino, Xi Jinping, se presenta con una narrativa completamente diferente. Desde la llegada al poder de Trump, se ha presentado como un líder global, defensor del multilateralismo y el libre comercio frente a las tendencias aislacionistas de la nueva administración estadounidense.

Su proyecto estratégico estrella, la “Nueva Ruta de la Seda”, prevé el desarrollo de redes de infraestructuras que conectarán toda Asia —y Europa— con China; el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII) ofrece financiación para ese tipo de proyectos. Como alternativa al TPP, Pekín promueve el RCEP, un acuerdo que no incluye a Estados Unidos pero sí a India y cuyos estándares sobre derechos y liberalización económica son menos exigentes que la asociación transpacífica.

Como hizo en Davos en enero pasado, Xi ofreció en la APEC una encendida defensa de la globalización económica, que consideró “irreversible”: “¿Debemos encauzar la globalización económica, o debemos titubear y quedarnos parados frente a los desafíos? ¿Debemos avanzar conjuntamente la cooperación regional o vamos cada uno por nuestro lado?”, se preguntó el líder chino. “La apertura trae consigo el progreso, mientras que la auto-exclusión nos deja atrás”.

Pero la visión de China no deja de causar inquietud entre los países de la zona. Sus reclamaciones de soberanía cada vez más firmes en el mar del Sur de China chocan con las de países como Vietnam, que en los últimos años había estrechado lazos con Washington precisamente como contrapeso. Los planes de la Ruta de la Seda suscitan el temor de una dominación económica china sobre sus vecinos menos prósperos.

Y aunque promete un futuro de prosperidad compartida, Xi tiene claro que sus intereses nacionales tienen precedencia: “nadie debería esperar que China acepte nada que perjudique sus intereses”, resaltaba este presidente en el reciente Congreso del Partido Comunista.

Al menos por el momento, algunos países han optado por una tercera vía: este sábado en Vietnam, los 11 miembros restantes del TPP han aprobado un acuerdo de mínimos para reimpulsarlo.

PEKÍN LIMA ASPEREZAS CON TOKIO Y SEÚL
En la cumbre de la APEC no solo se ha hablado de comercio. El presidente chino, Xi Jinping, ha aprovechado también para una aproximación con Corea del Sur y Japón, con cuyos líderes ha celebrado sendas bilaterales para tratar, entre otros asuntos, del programa nuclear de Corea del Norte.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha hablado de “un nuevo comienzo” en las relaciones entre Pekín y Tokio tras el encuentro, en el que ambos dirigentes han acordado estrechar su cooperación acerca del régimen de Kim Jong-un. “En la conversación el presidente Xi Jinping me ha dicho que es un nuevo comienzo, y yo siento lo mismo”, ha declarado Abe. El jefe de Gobierno ha propuesto una visita a China en un momento adecuado, que vendría seguida de otra de Xi a Japón. También acordaron una cumbre trilateral con Corea del Sur en cuanto sea posible.

Los dos países han atravesado una larga etapa de frialdad en sus relaciones debido a su disputa en torno a la soberanía de las islas que Pekín conoce como Diaoyu y Tokio como Senkaku, en el mar del Este de China.

En una reunión similar, Xi y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, también acordaron incrementar su coordinación para atajar el programa nuclear del norte. Según la agencia Xinhua, el jefe de Estado chino sugirió a su homólogo que restablezca las conversaciones con Pyongyang.

Los dos países habían pactado en octubre dar por concluido el episodio de tensión en sus relaciones desatado por el despliegue en suelo surcoreano del escudo antimisiles estadounidense THAAD. Los dos presidentes, en su reunión en Vietnam, acordaron la visita de Moon a Pekín para conversar de nuevo con Xi el mes próximo. Por su parte, Moon invitó a su homólogo chino a asistir a los Juegos Olímpicos de Invierno que Seúl acogerá en febrero del año próximo.

https://elpais.com/internacional/2017/11/11/actualidad/1510413879_086506.html
avatar
chapulincolorado
Teniente de Fragata
Teniente de Fragata

Mensajes : 2918
Masculino
Edad : 27

Re: Relaciones bilaterales Estados Unidos - China

Mensaje por chapulincolorado el 11/11/2017, 8:45 pm

y 260,000 millones de dolares en contratos liman asperezas

Contenido patrocinado

Re: Relaciones bilaterales Estados Unidos - China

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 18/11/2017, 5:13 pm