Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Golpe de estado en Turquia

Comparte
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7658
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Golpe de estado en Turquia

Mensaje por Von Leunam el 24/12/2016, 4:40 pm

Vladimir Putin cree que el Estado turco está infiltrado por "elementos destructivos"



El presidente de Rusia, Vladimir Putin, cree queel asesinato del embajador Andrei Karlov en Ankara lleva a pensar en una profunda infiltración de "elementos destructivos" en el Ejército y otros cuerpos de seguridad en Turquía. "El asesinato de nuestro embajador es, en primer lugar, un atentado contraRusia y las relaciones ruso-turcas", ha dicho el presidente ruso.

Putin parece haber cambiado de opinión y ya no apunta al Gobierno turco del derribo de un caza ruso el año pasado. Durante su gran rueda de prensa de fin de año, ha admitido que mantuvo una actitud escéptica ante las tesis de que el avión de combate ruso Su-24 fue derribado en noviembre de 2015 por personas que buscaban causar daño a las relaciones entre Rusia y Turquía, sin el consentimiento de los máximos dirigentes en Ankara. Pero, "ahora que un agente ha perpetrado el ataque al embajador, empiezo a cambiar de opinión, creo que todo es posible y que la infiltración de los elementos destructivos en las estructuras del Estado turco, incluyendo el Ejército y los cuerpos de seguridad, es profunda", ha señalado el mandatario ruso.

Pese a todo, Rusia y Turquía seguirán cooperando. Putin ha destacado el papel significativo en la resolución de la situación de Alepo que desempeñaron el presidente de Turquía y los dirigentes deIrán". La evacuación de la ciudad siria de Alepo es la mayor acción humanitaria a nivel global, ha dicho Putin: "Se trata de más de 100.000 personas evacuadas de Alepo, quiero subrayar que hasta la fecha es la mayor acción humanitaria internacional en el mundo moderno".

También ha hablado de otro conflicto bélico, el ucraniano. Rusia quiere que los separatistas y la población civil que vive en las zonas sublevadas no consideren a las Fuerzas Armadas ucranianas un Ejército de ocupación: "Sería bueno lograr que en Donbás no considerasen al Ejército ucraniano como ocupante en su propio país, es preciso pensar en esto", ha dicho, al responder a un corresponsal ucraniano respecto a si "los rusos continuarían siendo vistos por los ucranianos como ocupantes", después de que Putin se retirase.

"En EEUU se manipula la opinión pública"

Por otro lado, el presidente se ha referido a los supuestos 'ciberataques' que recibió el Partido Demócrata deEstados Unidos durante las elecciones del pasado noviembre. Putin cree que los 'hackers' que atacaron el correo electrónico de los demócratas han puesto en evidencia las verdaderas manipulaciones de la opinión pública en EEUU. Pero también ha admitido que desconoce quién llevó a cabo estos 'ciberataques'.

El jefe del Kremlin cree que mientras que "los 'hackers' demostraron cómo en EEUU se manipula la opinión pública", la administración Obama intenta atribuir "todos sus fracasos a factores externos". No considera mérito suyo que una parte considerable de los votantes republicanos le apoyen: "Creo que esto se debe a que las ideas de parte significativa del pueblo estadounidense sobre cómo debe ser el mundo, qué debemos hacer y cuáles son nuestros peligros y problemas comunes, coinciden" con las de Rusia.

Putin ha destacado que nadie creía en la victoria de Trump salvo Rusia: "Donald Trump percibió el aire que se respiraba en la sociedad y luchó hasta el final y ganó, aunque nadie creía en su victoria, excepto nosotros".

Las relaciones con EEUU constituyen uno de los asuntos favoritos de Putin. El armamento nuclear de Rusia es mucho más eficaz que el sistema antimisiles de EEUU, ha dicho el presidente ruso. Pero ha puntualizado que Rusia nunca entrará en una carrera armamentista: "No somos nosotros quienes provocamos la carrera armamentista, así que nunca estaremos dispuestos a ceder a la carrera armamentista y gastar los recursos que no tenemos".

En la rueda de prensa anual Putin también ha afirmado que está dispuesto a visitar Estados Unidos si lo invita el presidente electo, Donald Trump: "Si me invita, por supuesto que iré, gracias", ha dicho a los periodistas.

En cuanto a la guerra de sanciones, cree que Europa es la que debe mover ficha. "Nosotros con mucho gusto aboliremos [las contrasanciones] en caso de que nuestros socios, incluidos los europeos, levanten las sanciones antirrusas". Lo único que hizo Moscú, ha dicho Putin, fue responder a las restricciones impuestas contra la economía rusa por la Unión Europea con unas medidas para proteger sus productos.

http://www.elmundo.es/internacional/2016/12/23/585d048e22601d2f328b465e.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7658
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Golpe de estado en Turquia

Mensaje por Von Leunam el 29/1/2017, 12:47 pm

40 militares turcos de la OTAN piden asilo en Alemania



Unos 40 militares turcos de alto rango que estaban estacionados en bases de la OTAN en territorio germano, y que fueron relevados de sus cargos después del fallido golpe de Estado en Turquía el pasado julio, han pedido asilo en Alemania. Es la segunda vez que militares de un país miembro de la OTAN piden protección en otro Estado que pertenece a la Alianza Atlántica. La primera ocurrió en Grecia, adonde huyó un grupo de ocho militares turcos tras la misma asonada y cuyo Tribunal Supremo decidió a principios de semana pasada rechazar la extradición que requería Ankara.

“Cerca de 40 militares turcos de alto rango y que se encontraban estacionados en bases de la OTAN han solicitado asilo en Alemania”, señala Der Spiegel, que recalca que la decisión de los militares puede causar un enorme daño a la diplomacia alemana. “Si regreso a Turquía, corro el riesgo de ser encarcelado y quizás torturado”, confiesa uno de los oficiales turcos que asegura no haber tenido ningún contacto con los militares que intentaron derrocar al presidente Recep Tayyip Erdogan en la asonada de julio del pasado año. “Nunca he tenido simpatías con los militares golpistas”, añade el uniformado que no ha querido revelar su nombre, según recoge la prensa local.

La decisión de los militares fue revelada este sábado por la revista Der Spiegel y el programa de televisión Report Mainz, que emite la primera cadena pública, ARD. Este anuncio llega, además, pocos días antes de que la canciller Angela Merkel, quien se enfrenta a unas elecciones el próximo otoño, viaje a la capital turca para reunirse con el presidente Erdogan. Según la prensa local, el encuentro entre ambos dirigentes se prevé para el próximo jueves.

Como es habitual, la petición de asilo de los militares turcos será estudiada por las autoridades competentes y, según el artículo 16.a de la Constitución alemana "los perseguidos políticos gozan del derecho de asilo" en el país europeo. Así lo defiende también el diputado democristiano Stephan Mayer: “No existe ninguna duda de que estos soldados no serán devueltos a Turquía porque serian encarcelados de inmediato”, declaró a Der Spiegel. "Las solicitudes de asilo son, desde el punto de vista legal, legítimas, y no pueden atenderse a consideraciones políticas”, añadió el presidente de la Comisión de Política Exterior en el Bundestag (Parlamento alemán), Norbert Röttgen, también de las filas democristianas.

Uno de los oficiales turcos que pidió asilo en Alemania admite que él y sus camaradas fueron castigados por una razón que no tiene nada que ver con el fallido golpe militar. "Todos tenemos dos cosas en común: somos pro-occidentales y abogamos por un Estado secular”, declaró a la prensa.

La delicada petición de asilo fue presentada en un momento poco propicio para la canciller Merkel, que aún sigue luchando para defender el acuerdo que suscribió la Unión Europea (UE) con Turquía destinado a frenar la llegada de refugiados a Europa.

La petición de asilo de los militares ha puesto de manifiesto el deseo de los disidentes turcos —una amplia comunidad en Alemania— de pedir asilo en el país germano. De hecho, más de 5.000 opositores al régimen de Erdogan solicitaron la protección política en Alemania en 2016.

En círculos políticos alemanes existe la certeza de que el Ejecutivo que preside Erdogan inició una amplia purga política dentro de las fuerzas armadas y en otros estamentos de la sociedad civil destinada a eliminar cualquier oposición a su Gobierno, una medida que también ha afectado a la prensa.

FE DE ERRORES
En una primera versión se indicó que se trata de la primera vez que unos militares de la OTAN piden asilo en otro país miembro de la Alianza Atlántica, cuando en realidad se trata de la segunda.

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/01/28/actualidad/1485616215_690088.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7658
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Golpe de estado en Turquia

Mensaje por Von Leunam el 22/5/2017, 8:44 pm

Turquía inicia el macrojuicio contra los supuestos autores del fallido golpe de Estado



El juicio contra el núcleo de militares que presuntamente planeó y ejecutó el fallido golpe de Estado del 15 de julio del año pasado —durante el que murieron casi 250 personas y resultaron heridas más de 2.700— comenzó este lunes en un tribunal situado en las instalaciones de la cárcel de máxima seguridad de Sincan, a las afueras de la capital turca. En total, hay 221 acusados (12 de los cuales están huidos) para los que se piden un total de 2.988 cadenas perpetuas.

La mayoría de los acusados en esta trama son militares —27 de ellos con rango de general—, y entre ellos destacan Akin Öztürk, acusado de ser el principal mando militar del alzamiento; Ali Yazici, asesor militar del presidente Recep Tayyip Erdogan; Levent Turkkan, ayudante de campo del Jefe del Estado Mayor; Muhammet Uslu, agregado militar de la oficina del primer ministro, y Mehmet Disli, general de división y hermano de uno de los vicepresidentes del partido islamista AKP, en el gobierno desde 2002. De entre los doce civiles incluidos en el sumario de acusación, sobresale el nombre de Fethullah Gülen, un clérigo turco antiguo aliado de Erdogan y actualmente residente en Pensilvania (EE UU) al que se imputa haber instigado el golpe. Ankara ha solicitado en repetidas ocasiones su extradición, que aún debe ser decidida por los tribunales estadounidenses.

Durante la primera sesión del proceso, comparecieron ante los jueces 38 acusados que aparecen en los documentos incautados a los golpistas como integrantes del Consejo Paz en la Patria. La noche del golpe, los militares sublevados declararon que este órgano colegiado se haría cargo del Gobierno del país en sustitución del Ejecutivo derrocado. Aunque llegaron a anunciar su intención por la televisión pública, cuya sede habían tomado, la actuación de las fuerzas leales al Gobierno electo y la resistencia de la población en las calles dieron al traste con el golpe. Según el sumario, aquella noche del 15 de julio, los golpistas movilizaron 35 aviones, 37 helicópteros, 74 tanques, 246 blindados y 8.651 soldados (el 1,5 % del total del personal de las Fuerzas Armadas turcas).

Ahora, los artífices de la asonada militar se enfrentan a un rosario de cargos que van desde “intento de derrocar al gobierno”, “violación del orden constitucional” y “pertenencia a organización terrorista” hasta “asesinato de 250 personas” y “homicidio en grado de tentativa de 2.735 personas”. La acusación afirma que los conspiradores, militares y civiles, comenzaron a reunirse en una villa cercana a Ankara la semana posterior a las elecciones de noviembre de 2015, cuando el AKP renovó por última vez su mayoría absoluta. Además, cita a Adil Öksüz como el principal enlace entre los militares y el clérigo Fethullah Gülen y, de hecho, este profesor de teología visitó la base aérea de Akinci, desde la que se dirigió la sublevación militar, hasta en una docena de ocasiones en los siete meses previos al 15-J y se desplazó en varias ocasiones a EE UU, la última ocasión poco antes del golpe.

Öksüz probablemente podría aclarar muchos de los interrogantes que aún rodean la intentona pues fue detenido la mañana del 16 de julio cuando huía de la base de Akinci. Sin embargo, el juez ante el que compareció lo dejó en libertad y, como era de esperar, se desvaneció. Posteriormente, el juez fue detenido y reconoció haberse mantenido en contacto con la cofradía gülenista. Durante la fase de instrucción varios de los militares han reconocido su participación en el golpe pero parte de ellos han negado su adscripción a la cofradía que dirige el clérigo exiliado en EE UU.

Los presuntos golpistas llegaron este lunes al tribunal entre fuertes medidas de seguridad —incluyendo baterías antiaéreas y numerosos francotiradores— y les recibieron manifestantes de varias organizaciones al grito de “traidores”. También se les lanzó calderilla y trozos de soga, en referencia a la pena de muerte que el presidente Erdogan ha amenazado con reintroducir (aunque no podría ser aplicada a los autores del golpe pues en el momento de sus acciones no estaba vigente). Durante la audiencia, los abogados de la defensa fueron increpados con frases como “Quienes defienden a los terroristas son también terroristas” o “Vendidos” por los familiares de las víctimas, algunos de los cuales fueron expulsados de la sala por obstaculizar el juicio.

Actualmente hay varios procesos en marcha en diversas localidades en los que se juzga el intento de golpe de Estado, a los que hay que sumar diversos juicios contra la llamada Organización Terrorista Fethullahista-Estado Paralelo (FETÖ-PDY), la denominación que utiliza el Ejecutivo para referirse a las estructuras creadas por la cofradía gülenista. De acuerdo con datos del Gobierno, 103.850 personas han sido investigadas en relación a su supuesta participación en la trama golpista, de las cuales 41.325 permanecen en prisión de forma preventiva y 35.495 están en libertad con cargos. Las organizaciones de derechos humanos han denunciado en varias ocasiones que los detenidos por estos casos han sufrido malos tratos y torturas.

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/05/22/actualidad/1495466026_658825.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7658
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Golpe de estado en Turquia

Mensaje por Von Leunam el 16/7/2017, 12:26 pm

Cientos de miles de turcos conmemoran la derrota del golpe de Estado un año después



Cientos de miles de turcos marcharon este sábado hasta el Puente del Bósforo de Estambul para conmemorar la derrota del golpe de Estado que el año pasado conmocionó al país euroasiático y dejó más de 250 muertos y más de 2.000 heridos. No fue el único acto contra el golpe, ya que las multitudinarias concentraciones se reprodujeron en prácticamente todas las ciudades del país para mostrar una impostada imagen de unidad contra una sublevación militar cuyas consecuencias han modificado profundamente la situación política de Turquía —han servido al presidente Recep Tayyip Erdogan para otorgarse amplios poderes y gobernar por decreto— pero que no han logrado restañar las heridas de una sociedad tremendamente polarizada.

El ejemplo se vivió este sábado en la Gran Asamblea Nacional. El único punto en que todas las formaciones del hemiciclo se mostraron de acuerdo fue en condenar la asonada militar —de la que se acusa a la cofradía del predicador Fethullah Gülen— pero mientras las formaciones derechistas, AKP (islamista y en el Gobierno) y MHP (ultranacionalista), cerraron filas en torno al Gobierno y al presidente Erdogan; las progresistas, CHP (socialdemócrata) y HDP (prokurdo) acusaron al Ejecutivo de haber aprovechado el golpe como excusa para reprimir a la oposición y exigieron mayor transparencia en la investigación de la conjura golpista, ya que aún hay numerosas incógnitas sobre lo que ocurrió aquella noche del 15 de julio. Además, el CHP y el HDP decidieron ausentarse de varios eventos convocados por el Gobierno en protesta por que sólo se permitan los discursos de las autoridades.

El acto en Estambul tuvo lugar en el primero de los tres puentes sobre el estrecho que separa en dos la megalópolis turca y que ha sido rebautizado Los mártires del 15 de julio porque precisamente allí tuvo lugar uno de los mayores actos de resistencia contra los militares sublevados. Menderes Bahsi fue uno de los que permanecieron toda la noche de hace un año protestando: "Regresaba a mi casa cruzando el puente cuando vi a los militares y entonces decidí permanecer allí. Me dije que o impedía el golpe o moría intentándolo porque ya estoy harto de golpes de Estado en mi país —en los últimos 60 años, los militares han desalojado en cuatro ocasiones a gobiernos electos—".

"Europa es muy hipócrita y apoya los golpes de Estado que se producen en los países musulmanes, como ocurrió en Egipto. Pero nosotros no somos imbéciles, por mucho que Europa lo crea. Ahora sabemos lo que ocurre en el mundo", cuenta este hombre de unos 50 años en declaraciones a EL PAÍS. La versión de Bahsi de que al menos algunos de los socios occidentales de Turquía apoyaron la asonada militar está bastante extendida entre quienes simpatizan con los islamistas, pues ha sido muy explotada por la prensa afín al Gobierno a fin de estimular la vena más nacionalista de la población.

Los asistentes eran una mezcla de gente de todas las edades y de todos los estratos sociales, multitud de familias al completo, mujeres veladas y con la cabeza descubierta, barbudos islamistas militantes y jóvenes con atuendos a la última moda. "Este acto de conmemoración de los mártires es algo apartidista, sirve para mostrar que toda la nación está unida pese a las diferencias individuales", sostenía un empleado municipal llamado Hüseyin.

No muy lejos, Elif Bayrak, una ingeniera electrónica, portaba un retrato de uno de los caídos luchando contra los golpistas: "Gracias a él hoy puedo respirar tranquila, hoy puedo pasearme por donde quiera. Todo el país debemos mucho a estos mártires". Con todo, el acto estaba diseñado para convertirse en un baño de masas de Erdogan, pues la megafonía hacía sonar continuamente marchas en su honor, himnos del partido y consignas de marcado carácter islamista a las que muchos asistentes respondían "Allahuekber!" (¡Dios es grande!).

El propio Erdogan participó en la celebración en el puente con un duro discurso contra los golpistas, y posteriormente tenía previsto volar a Ankara y dirigirse al Parlamento a la misma hora que, hace un año, los cazas F-16 de los golpistas bombardearon la sede del legislativo. En su alocución, el presidente turco prometió "arrancar la cabeza a los traidores" y reiteró que aprobará la restitución de la pena de muerte; también aseguró que a partir de ahora los acusados de participar en la asonada militar deberán comparecer ante el juez con un traje monocolor "como en Guantánamo" y no en ropas de civil y cargó duramente contra la oposición, a la que acusó de connivencia con la cofradía de Gülen."Ningún traidor que haya traicionado a este país se librará de pagar por ello", sentenció. Ya en la víspera del aniversario había atacado lo que él considera propaganda occidental, que lo pinta como un líder autoritario y respondió que "si en Turquía no hubiera Estado de derecho, los traidores no estarían en la cárcel, sino enterrados en zanjas".

El Gobierno ha definido lo ocurrido hace un año como "la epopeya del 15 de julio" y ha imprimido a los actos de conmemoración un marcado acento épico para recordar como héroes no sólo a aquellos que cayeron defendiendo la democracia frente a los tanques sino también al propio presidente, cuyos discursos de la noche del golpe han sido reproducidos hasta la saciedad. El objetivo, en nada escondido, es establecer una nueva narrativa que justifique los cambios políticos que vive el país, así como las purgas contra los opositores (más de 50.000 encarcelados y unos 150.000 despedidos de la Admnistración Pública en los últimos 12 meses).

En la versión oficialista, el 15 de julio ejemplifica la resistencia de la nación contra los "traidores" y sus colaboradores externos del mismo modo que ocurrió en la Guerra de Liberación (1919-1922), tras la cual el general Mustafa Kemal Atatürk lideró la fundación de la moderna República sobre las cenizas del Imperio Otomano. Erdogan se erige así en un segundo Atatürk artífice del "renacimiento" de una "nueva Turquía".

https://internacional.elpais.com/internacional/2017/07/15/actualidad/1500145881_974442.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7658
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Golpe de estado en Turquia

Mensaje por Von Leunam el 11/11/2017, 8:50 pm

El general Flynn negoció cobrar 15 millones de Turquía por entregar al clérigo Fetulá Gülen



El teniente general Michael Flynn ha vuelto al disparadero. El fiscal especial, Robert Mueller, investiga si el primer y efímero consejero de Seguridad Nacional de Donald Trump negoció cobrar 15 millones de dólares a cambio de la entrega forzada al Gobierno turco de su archienemigo: el clérigo Fetulá Gülen. Este nuevo capítulo, revelado por The Wall Street Journal, muestra la extensión que han cobrado las indagaciones de Mueller. Una investigación que ya desborda el perímetro de la trama rusa y se adentra de lleno en el turbio juego de connivencias, presiones y pagos del entorno de Trump.

Flynn es el eslabón más débil del caso. Considerado en su día uno de los hombres de la máxima confianza del presidente, este militar aguarda ahora las imputaciones formales de Mueller. El abanico de las acusaciones, según fuentes conocedoras del caso, será casi tan amplio como su currículum: el de un general que tocó cielo en la era Obama y luego se precipitó al vacío.

En la anterior Administración, Flynn era considerado uno de los grandes valores del Ejército. Brillante, implacable y disruptivo, ganó batallas, fue jefe de inteligencia de unidades de élite como los SEAL y Delta Force, y en 2012 pasó a dirigir la Agencia de Inteligencia Militar.

Destinado a alcanzar la cima de la carrera militar, su ascenso se torció por su propio pie. En la agencia su carácter tiránico y su islamofobia le incapacitaron para el diálogo con sus superiores y quebraron su liderazgo hasta el punto de que en 2014 fue destituido.

Fue entonces cuando el teniente general dejó el empleo militar y abrió una consultoría, Flynn Intel Group. Un negocio de influencia que pronto entró en la órbita de Rusia y de Turquía. Como asesor recibió pagos de la compañía de ciberseguridad Kaspersky y de la aerolínea Volga-Dnepr. También trabajó para el grupo mediático estatal ruso RT, considerado por la CIA como uno de los eslabones de la campaña de intoxicación contra Hillary Clinton. Su ascenso en este universo fue de tan fulgurante que en 2015 llegó a asistir a una gala en Moscú en la que se sentó en la misma mesa que el presidente Vladímir Putin.

Atraído por su capacidad influencia en Washington, su empresa fue contratada asimismo por un intermediario turco. Su objetivo era que ejerciera como lobista del Gobierno de Recep Tayyip Erdogan.

La nueva empresa la iba bien. El dinero entraba y Flynn iba extendiendo sus tentáculos. Pero jugaba en la trastienda. No se había declarado agente de intereses extranjeros y, como se supo meses después, tampoco consignó los pagos en su declaración de bienes cuando fue elegido consejero de Seguridad Nacional, cargo del que fue destituido a los 24 días por ocultar el contenido de sus conversaciones con el embajador ruso en Washington.

Tanto estos cobros como las irregularidades formales alertaron desde el inicio a los investigadores del FBI. Eran una grieta alarmante en un personaje que había estado en contacto directo con secretos de Estado y que hasta prácticamente el momento de ser nombrado consejero de Seguridad Nacional mantenía ambivalentes relaciones con Moscú y Ankara.

Ahora, las pesquisas muestran que Flynn fue mucho más allá del asesoramiento. Él y su hijo mantuvieron en diciembre una reunión en el Club 21 de Nueva York con representantes del Gobierno turco. Ahí trazaron un plan, siempre según The Wall Street Journal, para expulsar a Gülen y transportarle en un avión privado a la prisión turca de Imrali. En aquel momento, Trump ya había ganado las elecciones y Flynn era uno de sus hombres más próximos.

Si en el Club 21 estaba actuando como lobista, futuro consejero de Seguridad Nacional o ambas cosas a la vez es algo que la investigación aún debe determinar. Pero en cualquier caso la cita revela la enorme proximidad de Flynn con los intereses de Erdogan.

Para el Gobierno turco, Gülen y su organización Himet forman parte de un peligroso entramado islamista y son los responsables del intento de golpe de Estado de julio de 2016. Durante años, Ankara ha pedido que el clérigo, que vive en EEUU desde 1999, sea extraditado por la vía rápida. Obama rechazó de plano la exigencia, pero con la llegada de Flynn se abrió una puerta que Turquía trató de aprovechar.

Pese a la dimensión que ha cobrado el escándalo, Flynn ha mantenido silencio. Consciente de que el FBI le pisa los talones, ha llegado a pedir la inmunidad al Senado a cambio de prestar declaración. El intento ha sido baldío. Los parlamentarios han preferido dejar el campo libre al fiscal especial. La investigación avanza.

EL INFORME STEELE, LAS PROSTITUTAS Y MOSCÚ
Las sombras rodean a Donald Trump. Los manejos de su primer consejero de Seguridad Nacional, Michael Flynn; el dinero negro de su exjefe de campaña, Paul Manafort, y sus propios guiños a Vladímir Putin forman parte de la trama que el fiscal especial, Robert Mueller, trata de desentrañar. De momento, ya han cristalizado tres acusaciones formales: contra Manafort y su socio Rick Gates por delitos fiscales y fraude, y contra el exasesor George Papadopoulos por haber mentido sobre sus contactos con Rusia. Pero aún queda mucho camino por recorrer.

Uno de los puntos más controvertidos del caso procede del denominado informe Steel. Un documento elaborado por el agente de inteligencia británico Christopher Steele y financiado indirectamente por los demócratas, que pretendía ofrecer material tóxico contra el presidente. El expediente, sobre el que los servicios de seguridad estadounidenses mantienen dudas, describe un supuesto encuentro de Trump con prostitutas en Moscú en 2013. La cita, incluida en el informe a partir de fuentes no contrastadas, ha sido negada con vehemencia por el mandatario y no se ha hallado ninguna prueba que lo valide. En la hipótesis de Steel sería parte de una operación de los servicios secretos rusos para chantajear a Trump. El famoso kompromat.

Hasta ahora, el contenido del documento había sido tratado marginalmente por los medios y los investigadores. La polémica se había centrado más en su financiación, sobre todo después de descubrirse la mano de los demócratas tras del informe. Esta semana, sin embargo, el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes abordó la espinosa cuestión. Al interrogar a Keith Schiller, antiguo jefe de seguridad de Trump, este contó que en 2013, cuando su jefe visitó Moscú con motivo de la celebración del concurso de Miss Universo, un empresario ruso sin identificar le ofreció enviar cinco prostitutas a su habitación del hotel Ritz-Carlton. Schiller señaló que la propuesta fue rechazada e incluso que se la tomó como una broma.

La declaración, lejos de haber apaciguado las aguas, ha sacudido los medios estadounidenses. Aunque niega la premisa mayor, admite que sí hubo ofrecimiento y abre la puerta a futuras pesquisas.

https://elpais.com/internacional/2017/11/10/estados_unidos/1510340764_150486.html

Contenido patrocinado

Re: Golpe de estado en Turquia

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 23/11/2017, 1:27 am