Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Comparte
avatar
chapulincolorado
Teniente de Fragata
Teniente de Fragata

Mensajes : 2921
Masculino
Edad : 27

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por chapulincolorado el 15/5/2017, 6:28 pm

y se que esta no es una estación de complacencias pero me gustaría que se corrigiera el titulo de este tema ya que obviamente el tlc de norteamerica no destruyo a mexico.
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 19/5/2017, 10:17 pm

[size=44] Lo que el TLCAN NOS dejó[/size]

Ana de Ita
[size=95]A[/size]
[size=45]punto de iniciar la llamadamodernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los negociadores mexicanos ensayan nuevas concesiones a cambio de que el tratado sobreviva. A pesar de que México ha sido el perdedor neto del acuerdo trilateral, los funcionarios mexicanos buscan convertir la necesidad en virtud y presumen tener una posición de fuerza y varias cartas de negociación. Lo cierto es que la apertura del tratado ocurre forzada por Estados Unidos, bajo la amenaza de cancelarlo si no satisface sus demandas.[/size]
[size=45]A principios de los años noventa, México transformó su modelo económico para integrarse de lleno a la economía del norte de América. Para lograr este objetivo el país sacrificó al menos la soberanía y seguridad alimentarias, la economía campesina, la pequeña producción agrícola, la regulación del mercado, el crecimiento del mercado interno, el salario y las conquistas sociales de los trabajadores, la pequeña y mediana empresa, el aprovechamiento de los recursos naturales, y apostó a una integración regional en beneficio exclusivo de las trasnacionales. Ahora que Estados Unidos amaga con cancelarlo, el gobierno mexicano no cuenta con salidas de emergencia, y se esfuerza por salvar el modelo.[/size]
[size=45]Algunos empresarios y funcionarios del gobierno han pensado utilizar como instrumento de presión las exportaciones agrícolas de Estados Unidos a México. El voto de los granjeros del Medio Oeste fue decisivo para el triunfo del presidente Donald Trump, pero este sector es uno de los más interesados en mantener el tratado.[/size]
[size=45]México actualmente obtiene de Estados Unidos 30 por ciento del consumo de máiz, y 86 por ciento del consumo de soya, a pesar de que la producción nacional aumentó en los dos casos. Las compras de maíz y soya importadas ascienden a casi 4 mil millones de dólares anuales, que aunque no son significativas en la balanza comercial global, representan el ingreso de un buen número de agricultores estadunidenses y las ganancias de las trasnacionales que los comercializan. Empresarios y gobierno han iniciado la tarea de buscar nuevos proveedores en Argenina y Brasil.[/size]
[size=45]Antes del TLCAN la integración de la producción de cereales y oleaginosas entre México y Estados Unidos era muy baja. México controlaba las importaciones de estos productos considerados básicos a partir de permisos previos de importación, que daban acceso únicamente a los volumenes faltantes. El sistema de regulación y abasto del mercado interno operado por Conasupo, controlaba el precio a los productores rurales para que no fueran presa de los acopiadores locales, y el precio a los consumidores urbanos y rurales. A partir de la entrada del TLCAN todo el sistema de regulación se abandonó, lo mismo que a productores y consumidores. El presidente Zedillo en 1996 cedió las funciones del Estado a las trasnacionales mexicanas y extranjeras. En el periodo del TLCAN se perdieron dos millones de empleos en el sector agropecuario y las unidades de producción de maíz medianas desaparecieron.[/size]
[size=45]El mercado de cereales y oleaginosas está fuertemente concentrado a escala mundial. Así por ejemplo en el maíz, Cargill, Archer Daniels Midland (ADM), Corn Products International, Maseca y Minsa se hicieron con el negocio; en el acopio y comercialización de soya y otras oleaginosas nuevamente participan Cargill, ADM, Bunge.[/size]
[size=45]Encontrar proveedores en Argentina y Brasil para cereales y oleaginosas implica realizar un análisis de los costos de transporte, pero el cambio de país de origen de las importaciones puede no tener efectos significativos.[/size]
[size=45]Por ejemplo, la exportación a México de maíz proveniente de Estados Unidos, se realiza mediante la infraestructura de Cargill en los puertos de Louisiana o Texas. Cargill Estados Unidos por medio de la financiera Cargill obtiene los recursos para la exportación a Cargill México. Los granos exportados entrarán por el puerto de Veracruz que está siendo modernizado por Cargill y utilizarán la infraestructura del gobierno estatal concesionada por 30 años a Cargill, quien distribuirá el maíz importado entre las agroindustrias, los fabricantes de alimentos balanceados, los ganaderos y avicultores, los molinos y tortillerías ubicadas en todo el país. Si en vez de importar el maíz de Estados Unidos, Cargill México decidiera importarlo de Brasil o Argentina, ocurriría el mismo proceso a través de las subsidiarias Cargill en esos países. A final de cuentas y provenientes de casi cualquier país el mercado de granos y oleaginosas está controlado por las trasnacionales.[/size]
avatar
Harkonnen
Soldado
Soldado

Mensajes : 145
Masculino
Edad : 21

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Harkonnen el 19/5/2017, 10:29 pm

chapulincolorado escribió:y se que esta no es una estación de complacencias pero me gustaría que se corrigiera el titulo de este tema ya que obviamente el tlc de norteamerica no destruyo a mexico.

Yo apoyo la moción.
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 24/5/2017, 9:36 pm

[size=35]
[size=36]Con TLCAN, la precariedad laboral en México es terrible: expertos[/size]
[/size]
César Arellano García |  martes, 23 may 2017 11:55

       

Participantes del foro " Trabajo, Migración y TLC", organizado por Casa Lamm y 'La Jornada'. Foto Carlos Ramos Mamahua



Ciudad de México. Con la entrada del Tratado  de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) hace más de dos décadas, las condiciones de precariedad laboral en México son "terribles" debido a la inseguridad, incertidumbre y falta de garantías del trabajo, aseguraron académicos y especialistas en el tema.
Durante el foro Trabajo, Migración  y TLC, que organizan La Jornada y Casa Lamm,  señalaron que parte del desastre en el país es reflejo  de la entrega de recursos naturales y del territorio a inversionistas extranjeros, principalmente de Estados Unidos.
[size=20]El 60 por ciento de la gente se pude considerar como trabajador informal.  Menos de la mitad de quienes tienen uno formal cuenta con alguna prestación social. La estabilidad en el empleo ha desaparecido, el subcontratismo se ha generalizado -esa es la nueva forma de contrato- y los que tienen un Contrato Colectivo de Trabajo son muy pocos”, señaló Abelardo Magaña, académico investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana.[/size]
Patricia Pozos, de la Facultad de Economía de la UNAM, habló de las condiciones migratorias de los mexicanos a partir de que se firmó este acuerdo. “En este contexto de TLCAN lo que exporta México es un saque de recursos naturales y principalmente de fuerza de trabajo. El país está en un modelo exportador de fuerza de trabajo.
[size=20]El país no ha generado todos los trabajos necesarios. Hay  una pobreza extrema que va creciendo. El TLCAN ha contribuido mucho en esto, en generar toda una serie de condiciones para que la población esté dispuesta a irse a Estados Unidos, pero nunca se voltea a ver a los países desarrollados que son los que necesitan esa fuerza de trabajo. Son migrantes que llegan al vecino país del norte ya en una edad de trabajar donde todo el costo de su reproducción lo asumió el Estado mexicano, entre ellos educación y  salud.”[/size]
Indicó que diario un millón de personas de diferentes nacionalidades cruzan la frontera y que  el flujo de migrantes mexicanos a Estados Unidos es el segundo más grande a nivel mundial tanto hombres como mujeres.
[size=20]El primer país de donde salen más mujeres es Rusia. En 2015 salieron 6 millones y de México 5.8 millones. En cuanto a los hombres la india es el país del mundo donde más hombres salen, en ese mismo periodo migraron 10 millones, el segundo es el nuestro, salieron 6.6 millones. En total migraron 12.4 millones de mexicanos principalmente a Estados Unidos.[/size]
Agregó que en 2014 había 11 millones 700 mil residentes en aquel país que nacieron en México “y contribuimos con el 27.7 por ciento de los residentes nacidos en el extranjero. Somos el mayor grupo de nacidos en el extranjero. Es por eso que es muy  importante la fuerza de trabajo en el extranjero.
[size=20]Los que más han emigrado son los jóvenes. El 40 por ciento de los flujos migratorios son en adolescentes de entre 15 y 24 años. Entre 1993 y 2010 salieron del país 5 millones de jóvenes entre 15 y 29 años. Haciendo una comparación, si en México habían 20.2 millones de  jóvenes en este rango de edad, los cinco millones que han salido representan a 36.4 por ciento que deberían estar trabajando aquí aportando en el desarrollo del país y que están siendo explotados en Estados Unidos.[/size]
A su vez Luis Arizmendi,  académico de la UNAM e IPN, expresó que México nunca había estado en la punta de la ofensiva del capitalismo por apuntalar su poder planetario. “A partir del Tratado de Libre Comercio tenemos una de las expresiones más agresivas de las forma de dominación que el capitalismo despliega en la economía mundial”.
Los participante coincidieron que México debe replantear una renegociación del Tratado de Libre Comercio pero en términos de desarrollar una estrategia de reindustrialización pero sobre todo de empleo digno para todos los mexicanos, así como cambiar los patrones de consumo de producción y aprovechar los recursos naturales de manera racional además de cortar con el consumismo.
avatar
Major_Tom
Teniente
Teniente

Mensajes : 1010
Masculino
Edad : 20

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Major_Tom el 24/5/2017, 11:01 pm

Voy a opinar de acuerdo a lo que yo viví, el México antes del TLC, y después del TLC.
Como estaba el país y como está ahora.
Pobreza? Antes había muchísimos pobres, y ahora también.
Empleos bien pagados? Antes era difícil encontrar un empleo bien pagado, ahora creo que es más complicado. Pero claro, hay excepciones, gente que ahora tiene trabajos donde le pagan muy bien. Pero no es la mayoría de la gente.
Inseguridad, delincuencia? Antes estábamos mal, pero ahora estamos peor. Ciudades enteras, zonas del país en manos del crimen organizado. Hace 25 o 30 anios no era tan común escuchar de asaltos en peseros, autobuses con muertos. Ahora​ es cosa de todos los días.
Contaminación ambiental, cuidado del medio ambiente? Antes mal, ahora sin duda peor.
Quiero ahondar un poco sobre la precariedad laboral. No es sólo en México, es en todo el mundo. En Estados Unidos, Europa, Asia. Ahora hay que trabajar más por menos dinero, hay menos prestaciones, los contratos son por poco tiempo . En Francia, España, Inglaterra, a eso se enfrentan los jóvenes recién titulados. En los 80 s con una buena carrera era seguro encontrar un empleo bien pagado, donde se podía comprar casa a pagos fijos, auto, vacaciones. Ahora eso es un sueño. En europa, estados unidos, es cada vez más difícil encontrar un empleo que permita ir formando un patrimonio.
Entonces, volviendo al tema, fue bueno o malo el TLC para México? En mi opinión ni totalmente bueno, ni totalmente malo. Se han creado oportunidades de negocio y de desarrollo que antes no había. Pero los beneficios llegan a muy pocos. El medio ambiente , los recursos naturales no se han cuidado como se debería. Por algo el país está en la antesala de una crisis por falta de agua.
Todos los males de México son culpa del TLC? En mi opinión NO.
Ningún país puede desarrollarse mucho si no acaba o al menos disminuye su corrupción. Y sin estado de derecho simplemente no hay crecimiento. México necesita con urgencia estado de derecho, transparencia y honestidad por parte de sus gobernantes, y también de su gente.
avatar
chapulincolorado
Teniente de Fragata
Teniente de Fragata

Mensajes : 2921
Masculino
Edad : 27

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por chapulincolorado el 25/5/2017, 12:59 am

al final de tu mensaje queda claro que la broncas de mexico no son del tlc

son de un grupo de gentes disque intelectuales que no han dejado implementar politicas y cambios para personas adultas en mexico,  ellos piensan que somo niños y alguien tiene que guiarnos amorosamente como una mama gallina darnos nuestra despensa y nuestra pension cuando estemos viejitos, claro siempre y cuando "vayamos al comite a que te apunten en la lista"

estos son los culpables de los males de mexico, todo eso nos hace debiluchos (por no decir "niñita" por eso de la equidad de genero) a la hora de competir:

el tlc debe ser suvecito,

no se debe privatizar pemex ni cfe,

prestaciones a lo bestia a los burocratas, mi amiga tiene 16 dias economicos y si nos lo usa puede cobrarlos,

lo taxis y los camioneros son intocables

pase automatico en las universidades

hoy ya no nadie reprueba en la secundaria o prepa,

quieren pase automatico en las normales a dar clases..... de revoluciones urbanas

y de eso ha muchas cosas iguales o "piores"


Última edición por chapulincolorado el 25/5/2017, 10:57 pm, editado 1 vez
avatar
Major_Tom
Teniente
Teniente

Mensajes : 1010
Masculino
Edad : 20

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Major_Tom el 25/5/2017, 8:09 pm

No me refería a eso. Es muy fácil senalar la paja en el ojo ajeno, sin ver !a viga en el propio. En México tenemos un sistema republicano, ningún gobierno o grupo político puede imponer a raja tabla sus órdenes, por muy buenas que sean, si no es en consenso con la mayoría. Eso pasa en los países de primer mundo. No es cosa de imponer reformas a como de lugar y pesele a quien le pese.
La corrupción no es nada mas en los sectores "bajos". Es de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo. Líderes sindicales corruptos, burócratas que cobran mucho por hacer poco? Ok. Pero que me dices de gobernadores que se sirven del presupuesto a su antojo, y rinden cuentas a órganos de fiscalización donde son sus amigos. Y así nos seguimos con presidentes municipales. Muchas obras que se entregan en base a licitaciones amanadas, a los amigos del presidente, gobernador, alcalde etc . Políticos que se vuelven empresarios, que de ser unos don nadie, salen multi millonarios después de dejar el cargo. Funcionarios que compran medicinas para el cáncer para los niños que son sólo agua. Funcionarios que piden dinero para patrullas nuevas y chalecos para los policías, y nunca las entregan. Y nadie !la castiga. Y el pobre periodista que se atreve a senalar sus transas es asesinado.
De esto no tiene la culpa el TLC. A eso me refería.
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 25/5/2017, 11:05 pm

[size=35]
[size=36]Espiral descendente en nivel de vida tras TLCAN: expertos[/size]
[/size]
Patricia Muñoz Ríos |  jueves, 25 may 2017 09:02

       

Foto Cuartoscuro / archivo



Ciudad de México. El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha traído un aumento sin precedentes de los beneficios y derechos de las corporaciones trasnacionales; ha incrementado la desigualdad económica en América del Norte y ha tenido impactos sociales negativos en materia económica, social y ambiental para la trabajadores y campesinos de las tres naciones.

Representantes de gremios sindicales, sociales, productores del campo y del sector político de Canadá y México, señalaron lo anterior en el marco de las tareas previas al Encuentro de Organizaciones Sociales de los tres países, que analizará el escenario de la renegociación de este Tratado.
Señalaron que en los 23 años transcurridos desde la implementación del TLCAN han sido devastadores en términos de aumento de la pobreza entre los trabajadores del campo y la ciudad; pero también en lo que se refiere al debilitamiento de los derechos laborales; la precarización de la vida y el trabajo y las protecciones ambientales.
Se ha formado una espiral descendente en términos de niveles de vida en toda América del Norte, coincidieron en señalar, Rick Arnold de la organización Fronteras Comunes; Jan Slomp, de la Unión Nacional de Granjeros de Canadá; Amir Khadir diputado de la Asamblea Nacional de Quebec; Víctor Suárez de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras y Héctor de la Cueva del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical, entre otros.
Rick Arnold expuso que Canadá está convencido de que la renegociación tiene que ser trinacional, y no bilateral como lo pretende la administración estadunidense de Donald Trump; además las organizaciones exigirán que ésta sea abierta y no "bajo la mesa" y se asegure la protección y viabilidad de los agricultores; no se toque el tema del agua; incluya estándares laborales y de medio ambiente; y haya un pacto norteamericano automotriz.
A su vez Slomp comentó que el sector agropecuario de medianas y pequeñas empresas ha sido sumamente golpeado por el TLCAN y sólo las grandes corporaciones del sector han sido beneficiadas, lo que tiene que revertirse.
El legislador de Quebec sostuvo que en la renegociación se deberá tomar en cuenta la voz de todos los sectores; de la Cueva, dijo que en "la rueda de la fortuna" que significará la apertura del Acuerdo, las organizaciones sociales y gremiales tendrán que vigilar que no se quiera acrecentar los beneficios al gran capital internacional y tampoco se atente contra los derechos de los trabajadores..
En este arranque de trabajos también participaron representantes de los sindicatos Nacional de Mineros, de Trabajadores de la UNAM y de la Nueva Central de Trabajadores.
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 25/6/2017, 10:42 pm

[size=35]
[size=36]Cocyp critica sumisión de funcionarios en negociación del TLCAN[/size]
[/size]
Carolina Gómez Mena |  miércoles, 21 jun 2017  18:36


Ciudad de México. La Central de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp) lamentó que en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no figuren los productores rurales y sus organizaciones, y que tampoco cuenten los principios de soberanía y seguridad alimentaria, ni los principios éticos de distribución equitativa de la riqueza.
PUBLICIDAD


José Jacobo Femat, presidente nacional de la Cocyp señaló en entrevista, que los fuertes subsidios que el gobierno estadunidense otorga a sus productores rurales, contrastan con las fuertes restricciones presupuestales que impone el gobierno federal al sector agroalimentario del país, "con reducciones del 35 por ciento a los de por si raquíticos programas y desorientados esquemas de apoyo a los campesinos mexicanos".
Dijo que urge construir una política integral para el desarrollo agroalimentario nacional y añadió que el momento impone crear una verdadera política en la materia, con base en las necesidades y capacidades del país y de los productores.
De esta forma, discrepó con las declaraciones del titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), José Calzada en su reciente viaje a Estados Unidos para iniciar la renegociación del TLCAN, pues contrariamente a los dichos del funcionario federal, con 23 años de vigencia del TLCAN este no ha sido benéfico para el sector agrícola mexicano, ni para los consumidores, quienes no se han visto favorecido con una creciente variedad de productos alimenticios inocuos y económicos.
Añadió que Ildefonso Guajardo, secretario de Economía (SE), puso como prueba de su habilidad negociadora del TLCAN, "una pésima renegociación del volumen de venta de azúcar refinada mexicana a Estados Unidos ya que esta se desplomó en un 40 por ciento al disminuir de 500 mil a 300 mil toneladas de azúcar por año".
Consideró que con ambas acciones de los titulares de Sagarpa y SE, queda clara la "sumisión que prevalece en nuestros funcionarios frente a la cultura arrogante y abusiva de los políticos y empresarios del país vecino. Le están rogando a Donald Trump que conceda la renegociación del TLCAN”.
Expuso que poner la negociación del TLCAN en manos de los empresarios no garantiza que sus intereses particulares coincidan con los intereses de los campesinos y mucho menos con los propósitos y necesidades de los mexicanos, consideró.
La diversificación de mercados internacionales es una vieja tarea no atendida por las autoridades nacionales, consideró el dirigente de la Cocyp.
Señaló que las posibilidades de alcanzar otros mercados de consumo para colocar los excedentes productivos así como promover los productos no tradicionales, que son fuente importante de divisas, debería ser la parte sustantiva del trabajo de la Secretaría de Economía.
Las necesidades del mercado mundial pueden ser satisfechas con muchos productos mexicanos, por ello dijo que urge cambiar de ruta comercial.
avatar
chapulincolorado
Teniente de Fragata
Teniente de Fragata

Mensajes : 2921
Masculino
Edad : 27

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por chapulincolorado el 27/6/2017, 12:20 am

los subsidios en usa son por productividad acá son por ineficiencia.

y que atoda madre produces mas mas te da el gobierno, aca produces menos y el gobierno te da un pinche precio de garantia lo pero que puede haber para la productividad
avatar
chapulincolorado
Teniente de Fragata
Teniente de Fragata

Mensajes : 2921
Masculino
Edad : 27

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por chapulincolorado el 27/6/2017, 12:23 am

aparte la mochada a todas esas mentadas confederaciones campesinas que obviamente el lider y sus achchintles se quedan con el 80% y reparten el 10% y el otro 10% son gastos imprevistos (pisteadas, prostitutas, viajes, automochadas, etc).

fvg3000
Teniente
Teniente

Mensajes : 1013
Masculino
Edad : 43

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por fvg3000 el 27/6/2017, 8:24 am

SALUDOS.
Mi Chapu... tengo una duda: ¿a que partido político pertenecen esas "mentadas confederaciones campesinas"????? (((pri)))) Question Question Question No No

Hay otra cuestión, mi Chapu, en Gabacholandia le dicen al campesino "te entregggaarrreee 250 Dollllaaarrres por cada "hectarea" que fue dañada".... Mientras en México le dicen Te dare 250 PESOS por toda la producción que se perdio" ¿obsevas la diferencia mi chapu?.
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 27/6/2017, 8:49 pm

Impulsará agenda de propiedad ejidal
[size=70]Afectó TLCAN poder de compra de 3.5 millones de campesinos: MST[/size]

Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Lunes 26 de junio de 2017, p. 16

La comisión ejecutiva del Movimiento Social por la Tierra (MST) aseguró que en 23 años de vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) más de 3.5 millones de campesinos perdieron 30 por ciento de su poder de compra. Asimismo, a escala nacional se ha originado una pérdida del poder adquisitivo de 40 por ciento desde la aplicación del modelo neoliberal, a partir de 1982.
Francisco Chew Plascencia, líder del MST, precisó que de acuerdo con cifras del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, en 1992 había 46 millones de pobres y para 2012 la cifra aumentó a 61 millones.
En cuanto a pobreza alimentaria, antes del TLCAN había 18.6 millones de personas en esta condición, y luego de la aplicación del acuerdo comercial aumentó a 23.1 millones.
Chew Plascencia advirtió que en México existe gran inconformidad generada por el modelo económico. Añadió que la pérdida del poder adquisitivo de los salarios mínimos generales de 1994 a 2016 es de 29 por ciento, mientras los salarios contractuales registran un deterioro de 30.4 por ciento. Por ello convocó a construir una agenda desde el sector agroalimentario y la reivindicación del gremio laboral y de los trabajadores agrícolas.
Los trabajadores del campo y de la ciudad deben apropiarse de los medios de producción, y eso pasa por una defensa de la tierra, los recursos naturales y la cultura de la biodiversidad como patrimonio de la sociedad.
Ante los integrantes de la Federación Sindical Mundial y de la Unión Internacional de Sindicatos de la Agricultura, la Alimentación, el Comercio y Textil, Chew Plascencia aseguró que en 2018 deberá definirse la continuidad o el cambio del modelo económico, y subrayó que las organizaciones campesinas deben actuar ante sus efectos nocivos.
Indicó que en vísperas del proceso electoral, la agenda del MST se centrará en la defensa de la propiedad social ejidal y comunal frente al despojo iniciado con la reforma energética.
http://www.jornada.unam.mx/2017/06/26/politica/016n1pol

fvg3000
Teniente
Teniente

Mensajes : 1013
Masculino
Edad : 43

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por fvg3000 el 28/6/2017, 1:54 pm

SALUDOS.

Con todo respeto y esperando que mi comentario no les haga enojarse. El problema esta en que nuestros campesinos por una parte en cuanto "Salinas" les permitio vender el ejido lo mal baratarón, por un lado y por el otro nunca se han logrado poner de acuerdo para generar "cooperativas de producción" que puedan hacer más eficiente el campo mexicano.... Se les olvida como funciona el trabajo comunitario, por que cada uno quiere ganar más que los demás. Ahí el problema.
avatar
chapulincolorado
Teniente de Fragata
Teniente de Fragata

Mensajes : 2921
Masculino
Edad : 27

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por chapulincolorado el 29/6/2017, 1:25 am

esas cuentas de la jornada no toman en cuenta que antes la moneda mexicana tenia varios ceros de mas, ya he probado en un excel que sus famosas perdidas de valor son muy infladas.
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 29/6/2017, 9:36 pm

[size=70]Desigualdad y renegociación del TLC[/size]

Orlando Delgado Selley
[size=39]L[/size]
[size=44]a desigualdad está en el centro de las preocupaciones por un desarrollo sustentable. Cepal, como tantas otras veces, ha resaltado la relevancia de que cualquier programa de desarrollo se proponga la reducción de la desigualdad. Desigualdad que no se limita a la económica, sino que incorpora el tema de la igualdad en el ejercicio de los derechos. Por eso importa ocuparse no solo de redistribuir el ingreso, sino también atender la distribución de activos, medios y oportunidades, de poder e influencia. Cepal señala claramente que la desigualdad tiene un carácter relacional, ligada estrechamente a las relaciones de poder tanto a nivel individual como colectivo.[/size]
[size=44]La centralidad de la dimensión económica de la desigualdad, la que se refiere a la distribución del ingreso, a la distribución funcional del ingreso entre capital y trabajo, así como a la distribución de los activos financieros y no financieros, es absolutamente fundamental. Por esto resulta enormemente ilustrativa la respuesta que han dado algunos grupos empresariales mexicanos al señalamiento de diversos actores económicos estadunidenses que han solicitado que en la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se incorporen las leyes laborales mexicanas. El punto central de industriales y sindicatos de trabajadores estadunidenses es que se eleven los salarios para evitar una ventaja competitiva.[/size]
[size=44]La International Brotherhood of Teamsters, que agrupa a los camioneros estadunidenses planteó que urge que se incorpore en el nuevo TLCAN que los derechos laborales básicos deben fortalecerse y que los salarios de los trabajadores deben aumentar, para que la prosperidad prometida en el pacto comercial sea compartida más ampliamente. Un organismo empresarial mexicano, el Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales, respondió con esta vieja letanía: En el tema laboral, cualquier cosa que pudiera manipular el libre mercado en México sería algo que no sería aceptado... En su planteo insisten en la importancia de que las preferencias del mercado se mantengan abiertas para que el acuerdo sirva a sus propósitos de la mejor manera (Reforma, Negocios, 27/6/17, p. 1). Su posición es clara: no aceptan que aumenten los salarios de los trabajadores mexicanos.[/size]
[size=44]La respuesta da cuenta de una manera de razonar que se volvió dominante entre los empresarios asentados en México. Frente a la abundancia de fuerza de trabajo era posible, y por supuesto conveniente para las ganancias, pagar salarios bajos. Pese a los requerimientos legales que exigen que el salario mínimo legal permita mantener decorosamente a una familia típica mexicana, lo cierto es que la capacidad adquisitiva del salario mínimo no lo permite. Desde el punto de vista de la distribución funcional del ingreso, es decir de la proporción de salarios y ganancias en el PIB, México destaca por ser el país de América Latina, junto con Panamá, que tiene la menor participación de los salarios en el PIB con apenas 28 por ciento. El promedio latinoamericano es de 40 por ciento, en tanto que en Brasil, Honduras y Costa Rica la participación de los salarios es superior al 50 por ciento.[/size]
[size=44]Esta situación se ha mantenido durante mucho tiempo en México: el último sexenio en el que los salarios mejoraron su participación en el ingreso fue el de López Portillo. Desde entonces, es decir desde hace 35 años, los salarios primero perdieron rápidamente su significación y luego se mantuvieron por debajo de 30 por ciento. El TLCAN fue supuestamente promovido con el propósito de que los niveles de bienestar de los tres socios comerciales convergieran. Exactamente lo que plantea la Hermandad de Camioneros. Para los empresarios que producen en México, muchos de ellos extranjeros, lo que demanda es exactamente lo contrario. Para ciertos inversionistas efectivamente se cuenta con un factor que hace atractivo invertir en nuestro país: los niveles salariales mexicanos son una proporción pequeña de los salarios en Canadá y Estados Unidos. Situación que se explica en buena medida por una decisión deliberada de los distintos gobiernos federales mexicanos.[/size]
[size=44]La negociación del TLCAN forzada por el gobierno de Trump puede ser muy negativa para la economía mexicana. Sin embargo, hay aspectos en los que es posible aprovecharla, buscando mejorar aspectos que han resultado decididamente inconvenientes desde el punto de vista del bienestar de trabajadores y de productores mexicanos. Por eso es indispensable que se abra un período de consultas en el que diversos grupos de nuestra sociedad puedan plantear sus necesidades, de modo que se pueda conformar una estrategia nacional en la que se ponga por delante el bienestar nacional y no solamente lo que conviene a intereses particulares.[/size]
[email=%6f%64%73%65%6c%6c%65%79@%67%6d%61%69%6c.%63%6f%6d]odselley@gmail.com[/email]
http://www.jornada.unam.mx/2017/06/29/opinion/017a1eco
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 29/6/2017, 9:40 pm

chapulincolorado escribió:esas cuentas de la jornada no toman en cuenta que antes la moneda mexicana tenia varios ceros de mas, ya he probado en un excel que sus famosas perdidas de valor son muy infladas.
Y que me dice de la diferencia de poder adquisitivo entre México y los demás países nombrados?
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 2/7/2017, 2:49 pm

[size=70]Detrás de la cortina de nopal, TLCAN y agricultura[/size]

Ana de Ita
M
ientras el gobierno de Estados Unidos se encuentra durante los 90 días del periodo de consultas a la sociedad sobre la llamada modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y ha recibido una carta de las principales corporaciones agroindustriales y uniones de granjeros, advirtiendo al ocupante número 45 de la Casa Blanca que la negociación debe mantener o aumentar los beneficios que ellos, los ganadores del TLCAN en la agricultura, han conseguido, el gobierno de México tibiamente ha propuesto realizar cinco foros de consulta a la sociedad, y no ha dado a conocer cuál es su evaluación, ni cuáles sus propuestas.
México se sentará a la mesa de negociaciones en extrema debilidad. Obligado por Estados Unidos, con una economía vulnerada por la deuda pública, la devaluación del peso, la falta de inversión y la enorme dependencia de la economía vecina, situación construida a pulso por los gobiernos mexicanos trasnacionales. El gobierno mexicano tampoco ha realizado ningún ejercicio serio de análisis de los efectos del TLCAN en los distintos sectores y cadenas de producción con la participación de los sindicatos, las organizaciones campesinas, las cámaras industriales, la academia, los especialistas, la sociedad civil, para tener un punto de partida para sus propuestas. Así, el escenario de la próxima renegociación del TLCAN, en el cual las exigencias de Estados Unidos pueden ser aceptadas sumisamente por el gobierno de México, bajo la filosofía de que de lo perdido lo que aparezca, no augura ningún beneficio para la economía y la sociedad mexicanas.
Durante los 23 años de TLCAN la economía mexicana ha crecido sólo 2.6 por ciento anual, aunque por arriba del crecimiento de la población, que fue de 1.6 por ciento. La industria manufacturera y sobre todo los servicios son los que mayor dinamismo han tenido, en tanto que el sector agropecuario creció por abajo del promedio de la economía, a una tasa igual al crecimiento de la población.
México ha sido el perdedor neto del TLCAN y el sector agropecuario uno de los más afectados. Durante el periodo de transición del TLCAN la economía campesina productora de granos básicos se vio terriblemente golpeada. De la noche a la mañana por la negociación del TLCAN, o por la liberalización unilateral impulsada por el gobierno mexicano, los campesinos se encontraron en el mercado abierto, sin niveles de competencia en cuanto a rendimientos, infraestructura y subsidios ante la producción de Estados Unidos. Las importaciones estadunidenses a precios dumping, sin protección de aranceles o cuotas, inundaron sus antiguos mercados y no tuvieron a la Conasupo como mercado alterno, a la par que los apoyos estatales para la comercialización se orientaron a los grandes productores y a las empresas comercializadoras trasnacionales. Los precios internos al productor cayeron alrededor de 50 por ciento para maíz, frijol, trigo, sorgo, soya y arroz. El resultado fue que entre 1991 y 2007, de acuerdo con los Censos Agropecuarios, la familia campesina fue incapaz de sostener a 5.1 millones de trabajadores que participaban como parte de la fuerza de trabajo de la unidad familiar.
Los 2.8 millones de estos campesinos expulsados de la agricultura familiar pudieron colocarse como trabajadores eventuales en agroindustrias, la mayoría de ellas de exportación, como las productoras de moras, aguacates, jitomates, pimientos, en condiciones laborales algunas veces cercanas al trabajo esclavo, como han mostrado los jornaleros de Driscoll en San Quintín. Pero otros 2 millones no pudieron seguir en la agricultura y tuvieron que buscar empleos mal pagados y sin condiciones laborales en el país, o migrar a Estados Unidos, de donde ahora el presidente 45 amenaza con expulsarlos. El TLCAN fue el detonante de la cirugía demográfica en el campo.
No obstante, la balanza comercial agroalimentaria con Estados Unidos en los dos últimos años reporta un superávit de más de 3 mil y 5 mil millones de dólares, de manera respectiva, que enorgullece profundamente al gobierno mexicano. Las exportaciones de aguacate, fresas, frambuesas, zarzamoras, jitomates, pimiento, pepino y calabaza, caña de azúcar, ganado en pie y cerveza son los productos de punta y pueden considerarse ganadores del TLCAN, junto con las importadoras y comercializadoras de granos básicos, las productoras de ganado y aves, las trasnacionales mexicanas y extranjeras de alimentos y bebidas, en favor de quienes fue negociado el tratado. Desde la agricultura es inadmisible sacrificar aún más en aras de que el TLCAN se mantenga.
http://www.jornada.unam.mx/2017/07/02/opinion/012a1pol
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7709
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Von Leunam el 16/8/2017, 7:28 pm

Estados Unidos comienza la renegociación del TLC al ataque: “El tratado ha fallado”



Ni preámbulos, ni charla inicial de cortesía ni conversación de ascensor. Estados Unidos entró este miércoles a la negociación formal de su gran acuerdo económico México y Canadá (el TLC o Nafta, en sus siglas en inglés) con la pistola cargada y muchas ganas de abordar cuanto antes asuntos espinosos. El negociador jefe de Donald Trump, Robert Lighthizer, aprovechó el discurso inaugural de la primera ronda de conversaciones para quejarse del déficit comercial en México y recalca que, en sus 23 años en marcha, el TLC “ha destruido 700.000 empleos”. “Básicamente pensamos que el tratado ha fallado a muchos estadounidenses y debemos mejorarlo”, recalcó.

Hay habitaciones libres del hotel en el que acaban de comenzar la reforma del tratado y la reserva no sale a más de 148 dólares la noche la noches del miércoles y el jueves, cayendo en picado a 90 para quien se quiera quedar hasta el domingo, que es cuando acaba la primera ronda de conversaciones. El precio, muy asequible para un cuatro estrellas Washington, ciudad donde el alojamiento se vuelve prohibitivo en cualquier cumbre, revela que lo mejor o lo peor de esta negociación está aún por llegar.

Lighthizer afirmó que con esta negociación Trump “está cumpliendo sus promesas” y advirtió de que no se va a conformar “con retoques”. El actual diseño del tratado, para la actual Administración estadounidense, ha resultado perjudicial para su economía, aunque reconoció las bondados que ha traído para el sector de la agricultura. El negociador jefe enfatizó la necesidad de que la producción de automóviles en México tenga más componentes estadounidenses, pues el sector explica buena parte del déficit comercial con el país y reclamó medidas contundentes contra la manipulación de divisas. “Debemos asegurarnos de que no sigan estos déficits comerciales enormes y que hay reciprocidad”, subrayó.

Los papeles están claramente repartidos. Nadie ha llegado a esta cita con tanto sentimiento de víctima como Estados Unidos y nadie ha mostrado tanto temor a las futuras reglas de juego del TLC como México, para quien el tratado que entró vigor en 1994 supuso una revolución económica. Canadá, menos vulnerable que el socio del sur ante las filias y fobias de Trump, también es consciente de su dependencia de la economía : las exportaciones a EE UU suponen casi la mitad de su actividad económica.

Los sueldos mexicanos

El secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, pronunció unas palabras mucho más protocolarias, como la máxima responsable de las negociaciones por parte de Canadá, la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland. "Estamos deseando renovar nuestra alianza norteamericana. Vamos a mirar hacia el futuro y no al pasado", dijo Guajardo. "Para que sea exitoso, tiene que funcionar para todas las partes involucradas, de otro modo no es un acuerdo", enfatizó.

La ministra canadiense, la primera en tomar la palabra, quitó hierro al asunto del déficit. "Canadá no ve los déficit o superávit como una medida fundamental para ver si una relación comercial es exitosa", dijo Freeland. Luego vendría el duro discurso de Litghthizer.

Ya se sabe en torno a qué girarán las primeras disputas. Canadá y México quieren defender al ultranza el mecanismo de resolución de disputas, del que Estados Unidos suele salir mal parado, y Washington quiere entrar en el ámbito de las condiciones laborales, lo que para los mexicanos es algo así como abrir la caja de los truenos. Las conversaciones, informalmente, llevan meses, pero esta semana es la puesta de largo, que vendrá seguida de otra ronda en México y una tercera en Canadá. El primer partido ha sido en casa de Trump.

https://elpais.com/internacional/2017/08/16/mexico/1502896841_730216.html
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 16/8/2017, 7:58 pm

La dependencia comercial respecto de EU es una de las causas, opina Arturo Huerta
Experto: imposible para México, imponer condiciones en la renegociación del TLCAN

Ángeles Cruz Martínez
 
Periódico La Jornada
Martes 15 de agosto de 2017, p. 15
México no tiene capacidad para imponer los términos de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), entre otras razones por la dependencia comercial que tiene respecto de Estados Unidos, advirtió Arturo Huerta González, profesor de posgrado de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Señaló que la delegación mexicana tampoco podrá incidir en los temas fundamentales, como las reglas de origen, pues el país carece de una política industrial, a diferencia de Estados Unidos, que querrá ir a la negociación sobre este asunto para defender sus productos y aumentar sus ­exportaciones.
El especialista participó ayer en una conferencia organizada por el senador Manuel Barttlet (PT) con motivo del inicio de las renegociaciones del TLCAN, a partir de este miércoles en Washington. Advirtió sobre la pretensión del gobierno de Donald Trump de imponer su criterio respecto de la cláusula cambiaria, a fin de eliminar la posibilidad de que sus socios comerciales, principalmente México, utilicen el tipo de cambio de su moneda como política para aumentar su competitividad y el crecimiento.
Esta medida es la que en diversas ocasiones ha utilizado el gobierno para disminuir el déficit del comercio exterior. Si esto se elimina, subrayó, Huerta González, nos espera recesión económica y mayor desempleo.
Huerta González es autor del libro El ocaso de la globalización,donde también aborda el tema de la negociación del TLCAN y subraya que, sin importar la lista de demandas que lleve México, a Estados Unidos le interesa imponer concesiones sin dar nada a cambio y menos si se trata de algo que afecte su desarrollo industrial y generación de empleo.
Menciona, por ejemplo, que si se elevan las tarifas a las importaciones de autos ensamblados en México, tendría que ofrecer medidas compensatorias, pero el gobierno mexicano carece de condiciones para imponer cosas a su favor.
Consideró que sería un error ceder en el área industrial a cambio de obtener algún supuesto beneficio para el sector agrícola, porque ello sería seguir condenándonos al subdesarrollo.
En otra conferencia efectuada casi de manera simultánea en otro salón del Senado, los priistas Marcela Guerra y José Ascención Orihuela, presidentes de las comisiones de Relaciones Exteriores y de Fomento Económico, respectivamente, plantearon un panorama distinto; de hecho, alentador.
Orihuela comentó que nuestro país es un gran competidor en el sector agropecuario. Somos superavitarios y podemos competir en condiciones de equidad en cualquier lugar del mundo. Aunque luego reconoció que hay distintos niveles de productores. Algunos requieren de apoyos como subsidios, apoyos de infraestructura o créditos” para poder competir a escala internacional.
No obstante, dijo, el sector es una empresa para diversos productos como la sandía, el aguacate y las fresas.
Ambos legisladores forman parte del grupo de senadores que acompañarán a la Secretaría de Economía en la negociación del acuerdo comercial. Marcela Guerra planteó que pugnarán por que los trabajadores tengan salarios más justos y capacitación para la labor que desempeñan.
Señaló que se rechazará toda pretensión que implique un retroceso en cualquier conquista obtenida a lo largo de los 23 años de vigencia del TLCAN.
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 22/8/2017, 4:36 pm

[size=44]TLCAN, mal negocio[/size]

Bernardo Bátiz V.
[size=95]A[/size]
l firmar el gobierno de Carlos Salinas el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá se cometieron errores y se aceptaron con demasiada facilidad imposiciones que pusieron en entredicho, desde entonces, la plenitud de la soberanía nacional. Las fuerzas políticas olvidaron con mucha facilidad sus principios, sus ideologías y su propia historia.
El Partido Revolucionario Institucional (PRI) borró de su agenda políticas que le habían sido útiles para mantenerse en el poder; se olvidó de que nuestra Constitución reconoce tres sectores de la economía: público, privado y social, y permitió que se negociara como si únicamente existiera el sector privado representado por las grandes empresas y los negocios de inversiones millonarias, cortó un proceso largo durante el cual la economía mixta significó para nuestro país un crecimiento constante que en promedio fue durante muchos años y a partir del gobierno de Lázaro Cárdenas, de 6 por ciento anual.
El Partido Acción Nacional (PAN) apoyó el tratado sin mucha reflexión, abandonó sus principios expresados desde su fundación, en los que se declara a México como perteneciente a la comunidad de naciones hispanoamericanas; geográficamente en Norteamérica pero por historia, cultura y lengua somos uno con Latinoamérica. Ni PAN ni PRI quisieron pensar en ese momento en la realidad que nos es esencial y en la nación mexicana como un Estado soberano.
El tratado significó en su momento, al final de la guerra fría, un apoyo incondicional a nuestros vecinos que tan bien han sabido aprovecharse de nuestra ingenuidad y de nuestra inexperiencia; la Comunidad Europea se consolidaba y fue un posible polo de equilibrio a la caída de la Unión Soviética. Estados Unidos salía airoso de su antigua competencia diplomática, militar y económica con el bloque comunista, era el momento en el que la unidad europea podía ser un punto de equilibrio necesario para lo que algunos han denominado el bien común internacional. México y Canadá, al firmar el Trato de Libre Comercio, apostaron por la primacía de Estados Unidos de Norteamérica.
Se creó un sistema jurídico como una especie de caparazón que se sobrepuso a nuestra legislación de tradición española y francesa; si en México queremos modificar la Constitución lo podemos hacer con relativa facilidad, de hecho, cada presidente que llega al gobierno, lleva bajo el brazo sus reformas constitucionales, pero si queremos modificar un tratado internacional como el TLCAN, las dificultades son mucho mayores, nuestra contraparte tiene demasiado poder y lo hace sentir.
En estos días nuestro gobierno está sometido al proceso de la renegociación del tratado; la iniciativa no partió ni de México ni de Canadá sino del impredecible y errático presidente Trump. Él quizá no sabe, pero sus asesores y diplomáticos sí, que nuestra posición es muy débil, estamos sometidos por el Plan Mérida; perdimos las áreas estratégicas de la economía; nuestra moneda es una divisa satélite del dólar estadunidense y para colmo, nuestros negociadores forman parte del gobierno de Peña Nieto que se encuentra en su declive y muy mal parado.
Así las cosas, los estadunidenses deciden cuándo hay que revisar el tratado, cuáles serán los temas a discutir y se han convertido en una especie de tutores de su vecino. Son ellos los que nosverifican, nos califican, nos sacan o nos meten de sus listas negras y nos regañan; hasta nos imponen, a través del secretario Nuño, el inglés como segunda lengua (segunda por el momento).
Llegamos a la negociación, debilitados y asustados y en lugar de buscar el apoyo de los sectores sociales más afectados por el tratado, que son los campesinos y los trabajadores asalariados, en el cuarto de al lado solamente están los empresarios, que no ven más allá de sus intereses privados y que quieren participar en las negociaciones no para que la nación mexicana como una unidad socio-política salga fortalecida, si no para que su sector, el de los hombres de negocio, no salga tan mal parado.
El caso de Venezuela, en el cual México olvidó su atinada, prudente y valiente al mismo tiempo Doctrina Estrada, nos muestra en que calidad tan penosa estamos actuando. Parecemos un país subordinado, que hace a un lado su solidaridad con Hispanoamérica, un estado sin autocrítica, que demuestra sólo docilidad y buena disposición para hacer lo que se nos diga, lo que se les indica.
Hace años ya, casi 200, Simón Bolívar convocó en Panamá a una reunión de plenipotenciarios de gobiernos recién independizados de España, se trataba de formar una comunidad en el sur, que contrarrestara al poderoso país del norte, que demostraba sin recato sus intereses y su ambición. La Liga Anfictiónica de prosapia helénica, parecía posible, sin embargo, la perfidia y la habilidad indiscutible de los diplomáticos estadunidenses la hicieron fracasar. Es quizá aun tiempo de volver los ojos a ese esfuerzo fallido y a esa intención. ¿Conocerán nuestros negociadores esa historia?
Ciudad de México a 18 de agosto de 2017.
[email=%6a%75%73%62%62%33%36%30%39@%68%6f%74%6d%61%69%6c.%63%6f%6d]jusbb3609@hotmail.com[/email]
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 22/8/2017, 4:37 pm

[size=44]México SA[/size]
TLCAN: primera ronda, ¿y?

Automotriz: ganancia ajena

Partidos = democracia fallida

Carlos Fernández-Vega
[size=95]C[/size]
oncluyó la primera ronda denegociaciones del Tratado de Libre Comercio América del Norte (TLCAN) y los participantes anuncian que el siguiente encuentro trilateral se concretará el primer día del próximo mes, en el entendido de que trabajarán aritmo acelerado. Hasta ahora, los representantes de Estados Unidos sólo han mostrado las garras, los canadienses los principios y los mexicanos el sudor en la frente, toda vez que son los más débiles y dependientes.
El calendario de las rondas de negociación oficialmente quedó listo: del 1° al 5 de septiembre en México; en Canadá a finales de dicho mes y en Estados Unidos en octubre, con encuentros adicionales planeados en el resto de 2017. Y en comunicado conjunto los participantes declararon que los próximos meses requerirán de un gran esfuerzo y compromiso, y (los tres países) están comprometidos con un proceso amplio y acelerado de negociación que actualizará nuestro acuerdo y establecerá estándares del siglo XXI en beneficio de nuestros ciudadanos.
Entonces, como siempre, las sonrisas son para la foto, mientras en la mesa denegociación las patadas marcan la pauta, con el objetivo de garantizar la miseria para muchos y la abundancia para unos cuantos, como en el caso de la industria automotriz mexicana (léase la maquila automotriz en México, oficialmente la joya de la corona teleciana) de la que los gringos exigen cada día más (un sustancial contenido estadunidense en el sector, demanda el presentante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, con todo y que en el marco del TLCAN ese país es el rey).
Por ejemplo, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados detalla que losahorros salariales –que se convierten en utilidades para las empresas– obtenidos en México suman alrededor de 674 dólares por vehículo; México exporta cerca de 2 millones de unidades al año y la ganancia o el ahorro para las empresas es cercano a mil 400 millones de dólares, monto que se suma a los mil 200 millones de billetes verdes que dejan de pagar en el marco del citado tratado.
Entonces, nada mal está un ahorrocercano a 2 mil 600 millones anuales sólo por los dos conceptos referidos (monto que dejan de obtener los trabajadores mexicanos y el fisco nacional de captar), pero el representante comercial del salvaje KKK quiere más… y todo apunta a que el de Los Pinos lo concederá.
El citado análisis del CEFP subraya queuna de las principales ventajas competitivas de México en el sector automotriz es que ofrece el costo laboral más bajo de la región de América del Norte, incluso de América Latina, pues el salario en la industria manufacturera en 2015 fue de 2.42 dólares por hora en promedio, contra 19.92 dólares en Estados Unidos, es decir, una diferencia de casi nueve tantos.
De esa forma, anota, un menor nivel salarial permite reducir los costos unitarios, los cuales, en México, Canadá y Japón han descendido a partir de 2013, mientras en Estados Unidos siguen una tendencia al alza desde 2010. De acuerdo con un estudio elaborado por el Centro de Investigación Automotriz, el diferencial en el costo laboral en la producción de un automóvil entre México y Estados Unidos es de alrededor de 674 dólares por unidad. Sin duda, para procesos con alto contenido de mano de obra en México se pueden lograr grandes ahorros en costos, pero la producción que requiere un bajo contenido de mano de obra es más probable que se oriente o se ubique en Estados Unidos.
Pero no queda allí la competitividadmexicana, pues, según el CEFP, otras ventajas que favorecen a nuestro país en la producción de automóviles se encuentran los costos de los materiales entre México y Estados Unidos. Si bien no toda la producción de materiales hecha en México es de grado automotriz, como el acero, por ejemplo, éste se tiene que importar; pero resulta más barato importarlos a México que a Estados Unidos, porque las importaciones en México no pagan aranceles, lo que contrarresta los costos logísticos.
Debe incluirse la disponibilidad de mano de obra calificada, los programas educativos y capacitación (varias entidades federativas con presencia automotriz los desarrollan para trabajadores, donde ofrecen carreras vinculadas con esta industria), losincentivos a la inversión manufacturera, que antes de lareforma tributaria de 2014impulsaron la instalación de inversión extranjera directa de plantas automotrices y autopartes de tal forma que fomentaron la creación de clústeres industriales.
La mayoría de los impuestos en México son federales, así, la capacidad de los estados para ofrecer incentivos fiscales es limitada. Si bien con la reforma tributaria, que entró en vigor en enero de 2014, se eliminaron varios de los incentivos fiscales del país, existen otros no federales que varían según la industria, la ubicación, la cantidad y calidad de los puestos de trabajo creados y nivel de inversión financiera. De ese modo, a escala estatal, los incentivos a las inversiones incluyen bienes raíces subvencionados, programas de capacitación de empleados, provisión de infraestructura nueva o mejorada y reducciones de impuestos estatales.
Añádanse las tarifas arancelarias, porque México proporciona acceso libre a 40 naciones que representan 47 por ciento del mercado global de vehículos nuevos. Ningún otro país en el mundo posee este entorno de exportación automotriz libre de aranceles. Tan sólo en 2014, los vehículos ensamblados en México y exportados desde este país a los socios del TLC evitaron alrededor de mil 200 millones de dólares en aranceles. Otros incentivos incluyen tratamiento tributario preferencial para algunos insumos manufactureros.
En fin, para las empresas automotrices trasnacionales todo tipo de incentivos, mientras los trabajadores del sector sólo tienen derecho a salarios nueve veces menores a los que se pagan en Estados Unidos. Y esto es, precisamente, lo que el gobierno de EPN no está dispuesto a modificar.
Las rebanadas del pastel
En 1997 la promesa oficial fue que al financiar a los partidos políticos con recursos públicos, la democracia rendiría frutos en el corto plazo. Pero algo falló, porque dos décadas después el balance es desastroso: partidos que se transformaron en voraces empresas privadas que recibieron cerca de 80 mil millones de pesos en el periodo, sólo para patear a los ciudadanos y a la democracia, a estas alturas ostentosamente fallida.
Twitter: @cafevega
[email=%63%66%76%6d%65%78%69%63%6f%5f%73%61@%68%6f%74%6d%61%69%6c.%63%6f%6d]cfvmexico_sa@hotmail.com[/email]
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 13/9/2017, 6:55 pm

[size=44]La sumisión y la entrega[/size]

Carlos Fazio
[size=95]E[/size]
l 30 de diciembre de 2013, en vísperas de que se cumplieran 20 años del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el entonces presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE, el sindicato de la plutocracia), Gerardo Gutiérrez Candiani, demandó un TLCAN plus en el espacio geopolítico que abarca a Canadá, Estados Unidos (EU) y México. El régimen de Enrique Peña Nieto y los legisladores del Pacto por México (PRI, Verde, PAN, PRD) habían aprobado varias iniciativas del paquete de contrarreformas neoliberales de cuarta generación, y como vocero de la clase capitalista trasnacional, Gutiérrez Candiani dijo que dada larevolución energética que vivían EU y Canadá, México debía entrar ensinergia con sus dos socios (abismalmente asimétricos), y para ello había que mejorar la interconexión eléctrica y de ductos; avanzar en el reconocimiento de normas técnicas, ventanas especiales y trato preferencial recíproco entre agencias de comercio de los tres países; invertir en infraestructura y agilizar el transporte terrestre, marítimo y aéreo.
En la coyuntura, cuando amparadas en cláusulas de confidencialidad y bajo el signo de la opacidad se llevan a cabo las negociaciones para la modernizacióndel tratado, un tema neurálgico ocultado a la opinión pública es la apertura de un nuevo capítulo de lo que llaman la seguridad energética e independencia de Norteamérica. El TLCAN plus, pues, como integración vertical espacial-geográfica de México a EU.
Trascendió que en las primeras dos rondas celebradas en Washington y Ciudad de México no se incluyó el tema de la energía (petróleo, gas natural, minería, agua, electricidad), porque los representantes de las corporaciones trasnacionales del sector, que cabildean en el llamado cuarto de junto los contenidos que aprobarán losnegociadores oficiales de los tres países, no han encontrado la forma deasegurar −ante un probable cambio de gobierno en México tras los comicios de julio de 2018− que se protejan las inversiones de firmas como Exxon Mobil, Chevron Texaco, British Petroleum, Sempra Energy (y su subsidiaria mexicana Ienova, de Carlos Ruiz Sacristán), Halliburton, Shell, Total, Repsol, el grupo aurífero canadiense Goldcorp, Sierra&Gas (ligada a Carlos Salinas de Gortari), Grupo Carso Oil&Gas y Minería Frisco (Carlos Slim), Grupo México (Germán Larrea), Petrobal y Grupo Peñoles (Alberto Baillères), Evercore (Pedro Aspe), Monterra Energy/KKR (Luis Téllez), las españolas Gas Natural, Fenosa e Iberdrola y las financieras First Reserve y Black Rock (el fondo de capital privado más grande del mundo), y que no se modifique la contrarreforma energética alcanzada por Peña Nieto y el Pacto por México en 2015.
Esos objetivos, que profundizarán la ruta de la sumisión y la entrega iniciada por el colaboracionista Carlos Salinas de Gortari en 1992, con la contrarreforma al artículo 27 constitucional (en materia de minería y el régimen de tenencia de la tierra), integran el plan A de los quintacolumnistas locales Ildefonso Guajardo (Economía), Luis Videgaray (cancillería), Juan Carlos Baker (comercio exterior), Kenneth Smith (jefe de negociación técnica), Salvador Behar (jefe negociador adjunto), Juan Pablo Castañón (CCE), Valentín Diez Morodo (Comce), Moisés Kalach (coordinador general de rondas de negociación) y Eugenio Salinas (coordinador del secretariado técnico del cuarto de junto).
Vinculado con lo anterior −y como aspecto fundamental de los mecanismos inductores de la última fase de ladesnacionalización integral de México, ahora en su versión TLCAN 2.0−, desde su toma de posesión Enrique Peña Nieto había echado a andar el proyecto de las zonas económicas especiales (ZEE), contenido en su Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.
Desde entonces, la multiplicación de megaproyectos que enlazan a los sectores de los hidrocarburos, minero/extractivista y de la electricidad con maquiladoras y ensambladoras a gran escala, agroindustrias de monocultivos, laboratorios y empresas para la manufactura y transformación de todo tipo de materias primas en clústerso parques industriales en el corredor industrial interoceánico del Istmo de Tehuantepec, ha venido avanzando en su parte formal/legal (laconstitucionalización de los intereses corporativos trasnacionales), lo que profundizará el modelo de México como país maquilador dependiente y subordinado a Estados Unidos.
En realidad, bajo la máxima de los neoliberales domésticos de privatizar para desnacionalizar y recolonizar, la infraestructura para la desposesión y el despojo de tierras y recursos geoestratégicos fue diseñada desde el sexenio de Ernesto Zedillo. De la mano de un equipo de neoporfiristas dirigido por el secretario de Comunicaciones y Transportes, Carlos Ruiz Sacristán (el mismo que vía el sistema de la puerta giratoria representa hoy los intereses de Sempra Energy, por conducto de su subsidiaria Ienova), Zedillo, el privatizador de los ferrocarriles y de las redes de comunicación terrestres y aeroportuarias, lanzó el Megaproyecto Integral del Istmo de Tehuantepec, que, retomado ahora por Peña Nieto, busca comunicar y/o articular dos masas de agua (los océanos Atlántico y Pacífico), a través de los nodos conformados por los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz, en un polígono (espacio físico interno) que abarca los estados de Veracruz y Oaxaca, con el objetivo principal de conectar a la parte este de Estados Unidos con el mercado del Asia/ Pacífico (Japón, China, Malasia, Vietnam, Corea del Sur), centro del comercio mundial.
Otros dos puntos clave, definidos como ZEE en función de su posición geopolítica y al servicio de una economía de enclave en el contexto de la territorialización de la contrarreforma energética, son los puertos de Lázaro Cárdenas, con proyección a los municipios colindantes de la Tierra Caliente y la Costa Grande de Michoacán y Guerrero, y Puerto Chiapas, en el municipio de Tapachula, como punto intermedio de un área geográfica que enlazará Salina Cruz con Guatemala.
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 12/10/2017, 7:31 pm

[size=44]México SA[/size]
TLCAN... se va, se va, ¿se fue?

Trudeau y Trump, alineados

Luis Videgaray: perogrullada

Carlos Fernández-Vega
[size=95]P[/size]
ara la tranquilidad de propios y extraños, Luis Videgaray, aprendizde canciller y aventajado alumno de la Universidad Perogrullo, ha tenido a bien informar que México seguirá en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) si conviene al interés nacional… y si no, pues no.
Se agradece la claridad, pero todo apunta, como desde el inicio de lasnegociaciones sobre el acuerdo trilateral, a que la decisión de quedarse o retirarse no corresponderá al gobierno mexicano, sino al salvaje de la Casa Blanca, quien, en entrevista con la revista Forbes (publicada justo la víspera de la cuarta ronda de negociaciones a celebrarse en Washington), advierte quees necesario terminar con el TLCAN para crear acuerdos mejorados de índole bilateral.
Y de cereza, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau –otro socioy amigo de nuestro país–, arriba hoy a la capital estadunidense para un encuentro con Trump, a quien dejaría en claro que en el contexto del acuerdo trilateral su nación no es el problema de Estados Unidos (según versión de la canciller Chrystia Freeland), sino México, por ser fuente de problemas potenciales en las conversaciones paramodernizar el TLCAN.
Así, flanqueado por solidariosamigos y socios como los descritos, resulta obvio que el gobierno mexicano carece de fichas para mantenerse en el juego y negociar algo sólido, de tal suerte que simplemente quedaría indefenso ante la decisión que tome el energúmeno de la Casa Blanca, la cual apoyaría Trudeau si eso le garantiza a su país amarrar un ventajoso acuerdo bilateral con su vecino del sur. Y aquí no habría sorpresa alguna, porque de tiempo atrás el dirigente canadiense pintó su raya:primero nuestros intereses y después, si hay tiempo, los amigos.
Ayer, el aventajado alumno de la Universidad Perogrullo sacó a relucir sus frases de ocasión y a los siempre atentos senadores de la República –inmersos en una de las más feroces grillas electoreras– dijo que México es mucho más grande que el TLCAN y debemos de estar preparados para los distintos escenarios que puedan resultar de la negociación. ¿Se adelantó a los acontecimientos de la cuarta ronda denegociación?
O tal vez el aprendiz de canciller leyó lo que Donald Trump declaró a la revista Forbes, respecto de que el TLCAN tendrá que ser terminado si vamos a hacer un buen acuerdo; de lo contrario, no creo que se pueda negociar un buen trato. Me gustan los acuerdos bilaterales, y como antecedente mencionó su decisión de abandonar el Acuerdo Transpacífico, el cual, dijohubiera sido una versión a gran escala del referido tratado comercial, un desastre; fue un gran logro detenerlo y hay muchas personas que están de acuerdo conmigo.
Y con la solución también el trapito de la limpieza: son preferibles los acuerdos bilaterales; puedes hacerlo de esta manera y hacer muchos más negocios, y si no funciona con un país les da una notificación de 30 días, y renegocias o no lo haces. En cualquiera de los casos, dijo, Estados Unidos va primero.
Quien por primera vez se puso un poquitín bravo fue el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quien dijo que, sin duda, hay vida después del TLCAN, aunque erró el tiro: dependerá en gran medida de la convicción de los mexicanos para fortalecerla, definirla y de que pongan en su justa dimensión el reto, además de que hay números concretos que demuestran que la situación puede ser manejable si Estados Unidos se retira del acuerdo, lo cual incluso dijo que da fortaleza a México en la renegociación.
Desde los tiempos de su campaña electoral, el salvaje de la Casa Blanca dejó en claro que México y sus habitantes le valen un cacahuate, por lo que la alegre versión de Guajardo no aguanta a mínima prueba, pues desde hace dos décadas y pico el gobierno mexicano (de Salinas a EPN) decidió poner todos los huevos en la misma canasta, y esa cesta se llama TLCAN y la Casa Blanca es quien decide si la rompe o no.
Y el secretario de Economía planteó otra quimera: Estados Unidos es quien está estirando la liga, y si no le parece suficiente la posición que México, está dispuesto a mantenerse en la mesa de renegociación; obviamente los que se van a levantar se-rían ellos. El gobierno de Trump ha estado poniendo fuegos de artificio, lo que incluso ha provocado la inconformidad de su propio sector privado.
Entonces, “existe la posibilidad de que México… mantenga una posición firme, clara y constructiva… el tratado seguirá con Canadá, independiente de que Estados Unidos quiera denunciarlo” (La Jornada, Susana González). Y Trudeau, muerto de la risa, acercándose a un acuerdo bilateral con los gringos. El gobierno peñanietista se mantiene instalado en la negación y la falsa creencia de que el acuerdo trilateral es de amigos y socios. Pero donde parece existir más sensibilidad en torno de una eventual ruptura del acuerdo trilateral es entre los empresarios gringos, quienes por medio de la Cámara de Comercio de Estados Unidos advierten que la Casa Blanca puede llevar lasnegociaciones al colapso.
De acuerdo con un despacho de la agencia Reuters, el presidente del referido organismo, Thomas Donohue, advirtió que en la mesa de negociaciones del TLCAN hay varias propuestas de píldoras venenosas que podrían acabar con todo el acuerdo, todas innecesarias e inaceptables. La amenaza a la existencia del tratado es una intimidación para nuestra asociación, nuestra vitalidad económica compartida y claramente la seguridad de las tres naciones.
Con ese terso ambiente, hoy comienza la cuarta ronda de negociaciones, en la que México aparece como el eslabón más débil y el más dañado si el primitivo decide abandonar el parque de diversiones.
Y entre amenazas y frases de ocasión, el Fondo Monetario Internacional (FMI) decidió incrementar –por llamarle así– su pronóstico de crecimiento económico para México en 2017, con todo y la eventual ruptura del TLCAN. Tal estimación creció… dos décimas de punto porcentual (de 1.9 a 2.1 por ciento), aunque el organismo reconoce que la economía mexicana es fuertemente dependiente de la estadunidense. Pero todo lo que sube tiende a bajar, de tal suerte que el FMI redujo su pronóstico 2018 en la misma proporción que laaumentó para el presente año.
Las rebanadas del pastel
Para documentar nuestro optimismo, ayer el tipo de cambio concluyó la jornada financiera en 19.10 pesitos (Banamex) por billete verde.
Twitter: @cafevega
[email=%63%66%76%6d%65%78%69%63%6f%5f%73%61@%68%6f%74%6d%61%69%6c.%63%6f%6d]cfvmexico_sa@hotmail.com[/email]
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Monakyo101 el 12/10/2017, 7:36 pm

[size=44]Navegaciones[/size]
 TLC: las razones del lobo

Pedro Miguel

Prototipos del muro de Trump, exhibidos en la Mesa de Otay, frente a TijuanaFoto Pedro Miguel
[size=95]E[/size]
ntre los tres libros que Enrique Peña Nieto intentó recordar en su ponencia en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara a principios de diciembre de 2011 no estaba, por supuesto, el clásico de Gastón García Cantú sobre las agresiones armadas de Estados Unidos a México (Las invasiones norteamericanas en México, Era, 1971). No parece probable que lo hayan leído sus antecesores Felipe Calderón, Vicente Fox y Ernesto Zedillo, pero a Carlos Salinas de Gortari habría que darle el beneficio de la duda, y no porque sea el más inteligente de los cinco, sino porque parece ser el mejor informado. Posiblemente todos ellos tienen noción del robo de la mitad del territorio nacional por la potencia del norte, de la invasión que culminó con la ocupación de la capital por tropas estadunidenses, del bombardeo y ocupación del Puerto de Veracruz de 1914 y de la expedición punitiva encabezada por el general Pershing tras la incursión de Villa en Columbus, porque esos episodios se estudian (o se estudiaban, si es que Aurelio Nuño y sus operadores ya los suprimieron de los textos de historia) en la primaria. Hasta es posible que alguno de ellos conozca algo del pacto golpista firmado en la embajada de Estados Unidos y bajo patrocinio del embajador Henry Lane Wilson contra el gobierno legítimo de Madero, aunque es francamente dudoso que tengan idea de las incursiones del filibustero William Walker en Baja California y Sonora con el propósito de proclamar repúblicas esclavistas en esas tierras.
En todo caso, los gobernantes mexicanos del ciclo neoliberal (los de 1988 al presente, al menos) no tienen un cuadro cabal de los desastres, infortunios, masacres, desestabilizaciones, distorsiones y conflictos políticos, económicos y sociales que el poderío imperial de Washington ha causado en este país desde que se llamaba Nueva España y hasta la fecha: no fueron sólo la guerra y el expolio territorial, sino también la permanente injerencia en los asuntos internos, la intriga sistemática, el debilitamiento deliberado del país y la recurrente imposición de contratos abusivos –tan jugosos para empresas gringas como lesivos para la soberanía nacional y la población mexicanas– en materia agrícola, comercial, industrial, ferroviaria, minera, petrolera y de telecomunicaciones.
Si se lee historia con un mínimo de sentido no nacionalista, sino simplemente nacional, resulta inevitable concluir que México ha sido, en el mundo, el país más agredido por Estados Unidos y que la potencia imperial del norte ha sido, es y seguirá siendo la más grave amenaza a la seguridad nacional y la independencia de nuestro país. Pero los gobernantes del ciclo neoliberal, así fueran cultísimos, no podrían tener conciencia de ese hecho por la simple razón de que ellos mismos, en tanto que facción en el poder, forman parte de la agresión, la intervención y el programa de sometimiento colonialista que está en curso desde el siglo antepasado. En concordancia con ese papel, desde la usurpación salinista hasta el peñato las sucesivas presidencias han procurado borrar del registro –con el respaldo entusiasta y militante de historiadores revisionistas y mercenarios– las agresiones y las amenazas y han difundido un discurso oficial en el que Washington aparece disfrazado de socio, amigo, aliado y buen vecino.
Este discurso obedece al proyecto histórico de los neoliberales mexicanos; el corazón de su negocio es convertir el país en una economía integrada a la estadunidense, proveedora de mano de obra barata, materias primas y, en fechas recientes, ganancias derivadas del tráfico de drogas, todo ello en un esquema de creciente control corporativo in situ de los negocios correspondientes, en una suerte de porfiriato reloaded e intensificado por la capacidad de devastación de la tecnología moderna y el acortamiento de las distancias y los tiempos. Los gobernantes neoliberales nos han prometido que si seguimos por el doloroso camino que nos impusieron un día seremos como Suecia o Dinamarca. La realidad, sin embargo, es que cada vez nos vamos pareciendo más –hasta en los muros fronterizos– a la Palestina ocupada.
La principal columna vertebral de este proyecto ha sido, desde 1994, el Tratado de Libre Comercio, un instrumento que permite el libre paso de capitales, mercancías y drogas, pero no de personas, y que representa un enorme subsidio de México a Estados Unidos por la vía de la mano de obra barata –o, más bien, abaratada por el régimen político mexicano.
La ofensiva verbal de Trump contra el TLC no necesariamente refleja las creencias del individuo acerca del libre comercio ni sus supuestas preocupaciones por el déficit comercial bilateral y por la pérdida de empleos en Estados Unidos. Es, sobre todo, una herramienta para causar terror y zozobra en el grupo gobernante en México y en los menguantes sectores de la sociedad que aún creen en las supuestas bondades de la asociación comercial. El presidente gringo sabe perfectamente que la oligarquía mexicana cifra su supervivencia política en la integración económica supeditada y que sin ella no son nada los procónsules como Peña, Videgaray y Meade: su misión en el mundo es y ha sido servir a los intereses trasnacionales y colonialistas y a la élite empresarial vernácula. Por añadidura, la simpatía y la protección de Washington han sido para ellos y sus antecesores una garantía de impunidad. En esta lógica, la amenaza trumpiana parece ser un chantaje orientado a obtener más sumisión y servilismo de su contraparte mexicana que la expresión de una voluntad real de acabar con el instrumento comercial.
Ante este ardid, no está de más recordar que hay vida más allá del TLC y que México no sólo puede sobrevivir perfectamente sin ese tratado, sino que, a la larga, estaría mejor sin él, por más que su supresión abrupta generase una crisis económica tal vez no mayor a las que han provocado los propios neoliberales.
Ciertamente, la geografía y la historia hacen ineludible el incremento de los intercambios económicos, comerciales, financieros y culturales con el vecino del norte, y el hecho de que éste haya protagonizado tantos y tan profundos agravios no da pie de ninguna manera a actitudes belicosas o revanchistas de México, y sí a buscar una vecindad lo menos hostil posible, términos comerciales equitativos y respeto a la soberanía nacional. En otros términos, ante los desplantes de Trump se requiere de serenidad, firmeza y dignidad. Nada más lesivo y contraindicado para el país que un manojo de altos funcionarios que, cada vez que el magnate gringo truena los dedos y alza la voz, tiemblan y sudan, y se les echa de ver.
Tal vez sea posible, a pesar de todo, alcanzar con la presidencia trumpiana acuerdos aceptables y acordes a los intereses nacionales; pero en tanto sean los hombres del peñato los que se sientan en la mesa de negociación México estará indefenso, vulnerable y condenado a suscribir los términos más desfavorables y dañinos para su economía, su territorio, su futuro y su gente.
Twitter: @navegaciones
[email=%6e%61%76%65%67%61%63%69%6f%6e%65%73@%79%61%68%6f%6f.%63%6f%6d]navegaciones@yahoo.com[/email]

Contenido patrocinado

Re: ¿Cómo el Tratado de Libre Comercio destruyó a México?

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 15/12/2017, 3:45 pm