Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Una filial del Estado Islámico mata a cuatro soldados en Túnez

Comparte
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7570
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Una filial del Estado Islámico mata a cuatro soldados en Túnez

Mensaje por Von Leunam el 18/2/2015, 4:04 pm

Una filial del Estado Islámico mata a cuatro soldados en Túnez



Un grupo de 20 terroristas atacó y acribilló a tiros la pasada madrugada a una patrulla de cuatro agentes de la Guardia Nacional de Túnez cerca de la frontera con Argelia, en la región montañosa de Kasserine, una zona que utilizan muchos yihadistas del Sahel para traspasar sus países y unirse a la lucha del Estado Islámico (EI) en Siria, Irak y ahora Libia.

Es el primer atentado que sufre Túnez este año, que arrancó con la llegada del nuevo Gobierno encabezado por el partido laico Nida Túnez, con la alianza de otras formaciones y de los islamistas moderados de Ennahda. Túnez es el país desde el que han salido más combatientes hacia Siria e Irak para unirse a la yihad: entre 2.000 y 3.000.

El atentado fue reivindicado en Twitter por la célula Falamage Okba Bin Nafa, según admitió el portavoz del Ministerio del Interior tunecino, Mohamed Ali Aroui. El emir de este grupo tunecino que juró lealtad en septiembre al Estado Islámico sería Lokman Abu Sajr, un argelino designado en su día por Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI). Los responsables de la lucha antiterrorista estiman que podría disponer de entre 70 y 100 seguidores.

Este grupo terrorista se activó en Túnez tras la caída del anterior régimen del dictador Ben Ali en 2011 como una de las ramas de AQMI. El pasado septiembre se aliaron con el Estado Islámico. En mayo atacaron el domicilio del entonces ministro del Interior y en julio asesinaron a 14 soldados en el monte Chaambi. Este último ataque se produjo cerca de Boulaaba, en el centro del país, a apenas dos kilómetros de Kasserine, una villa de 100.000 habitantes, pobre y con una tasa de paro del 40% entre los jóvenes.

En Túnez se calcula que 500 combatientes habrían retornado al país, lo que sume en una gran inquietud al recién elegido Gobierno, que ha desplegado a sus fuerzas del orden por las principales ciudades y en las fronteras con Libia y Argelia.

Sobre Libia, el debate se centra en si la comunidad internacional debe intervenir ya. El Gobierno egipcio llevó una propuesta en este sentido al Consejo de Seguridad de la ONU, pero acabó retirándola, en vista de las reticencias de los países occidentales.

Los Gobiernos de España, Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido han emitido un comunicado en el que apuestan por seguir buscando una “solución política” y respaldar el proceso que quiere retomar el enviado especial de la ONU, Bernardino León, sobre un alto el fuego y un Gobierno de unidad nacional.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, admitió que debería haberse mantenido en Libia “más presencia de la comunidad internacional” tras la operación militar que en 2011 se tumbó el régimen de Muamar el Gadafi con mandato de la ONU.

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/02/18/actualidad/1424265677_459378.html
avatar
Von Leunam
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7570
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Una filial del Estado Islámico mata a cuatro soldados en Túnez

Mensaje por Von Leunam el 3/3/2016, 6:08 am

Ofensiva tunecina contra los terroristas que cruzan desde Libia



Cinco presuntos terroristas fallecieron el miércoles por la tarde en el sur de Túnez, a unos 25 kilómetros de la frontera con Libia, en el transcurso de un tiroteo con las fuerzas de seguridad. En el enfrentamiento murió también un civil por el impacto de una bala perdida y un comandante del Ejército resultó herido en la cabeza, según informó en un comunicado el Ministerio del Interior. El incidente se produjo tan solo dos días después de que otro tiroteo, esta vez en una región en el centro del país, se saldara con la muerte de cuatro presuntos terroristas. El país magrebí se halla en estado de emergencia desde que el pasado mes de noviembre un atentado reivindicado por el autodenominado Estado Islámico (ISIS) segara la vida de 12 agentes de la guardia presidencial.

El enfrentamiento se inició después de que los militantes se atrincheraran en un casa de la aldea de Al Auija, en la región de Ben Guerdan. Las autoridades habían sido advertidas de la infiltración a través de la frontera libia de un grupo de miembros del Estado Islámico provenientes de la ciudad libia de Sabrata, donde el pasado 19 de febrero un bombardeo aéreo estadounidense contra una instalación perteneciente al grupo yihadista causó la muerte de una cincuentena de personas.

De acuerdo con el Ministerio del Interior, tras el tiroteo, las autoridades se hicieron con tres vehículos “pertenecientes a elementos terroristas”, así como armamento de diverso tipo, incluidos cinturones explosivos, metralletas y granadas artesanales. Durante las horas siguientes, las fuerzas de seguridad intensificaron el rastreo de la zona colindante ante la posibilidad de que algunos de los militantes hubieran escapado al cerco policial.

Después de haber sufrido el año pasado tres brutales atentados yihadistas a manos de terroristas adiestrados en Libia, las autoridades tunecinas han extremado las medidas de control de la porosa frontera con el país vecino. Recientemente, el Gobierno terminó la construcción de una valla y un “sistema de obstáculos” en la frontera entre ambos países. Libia se sumió en el caos después de la guerra civil que puso fin al régimen del coronel Muamar al Gadafi, lo que ha permitido al ISIS controlar una franja costera del país magrebí alrededor de la ciudad de Sirte.

Por otra parte, un tribunal tunecino condenó el miércoles a la pena de muerte a tres yihadistas y a penas de cárcel de diversa duración a otras decenas de personas por su implicación en el asesinato de un agente de policía en la provincia de Kaserine en el año 2012, según informó la agencia AFP. Entre los condenados a la pena de muerte figura Jaled Chayeb, conocido como Lokmán Abu Saker, uno de los líderes del grupo terrorista Okba Ibn Nafaa, afiliado a la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico. Desde los años noventa, Túnez no ha aplicado la pena capital aunque desde entonces los tribunales no han cesado de dictarla. La nueva ley antiterrorista, aprobada el pasado mes de julio, finalmente incluyó la pena de muerte a pesar de las críticas de las organizaciones internacionales de derechos humanos.

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/03/03/actualidad/1456998283_101380.html

    Fecha y hora actual: 20/10/2017, 11:35 pm