Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Conflicto en Birmania

Comparte
avatar
Von Leunam
Coronel
Coronel

Mensajes : 7472
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Conflicto en Birmania

Mensaje por Von Leunam el 15/2/2015, 5:17 pm

Se recrudece la Guerra Civil birmana con bombardeos aéreos de la aviación gubernamental





Decenas de soldados e insurgentes birmanos han muerto en el último rebrote de la guerra civil que afecta a ese país asiático desde hace décadas, en una escalada que ha propiciado incluso repetidos bombardeos aéreos de la aviación gubernamental.

Los combates comenzaron el pasado día 9 en el estado norteño de Shan y constituyen el regreso efectivo de la guerrilla Kokang, una insurgencia creada en torno a la minoría de origen chino que vive en esa zona fronteriza y que parecía abocada a la desaparición tras el descalabro militar que sufrió en el 2009 a manos del ejército.

Según un diario estatal, las fuerzas rebeldes lanzaron un asalto coordinado para intentar capturar la principal ciudad de la zona, Laukkai, que dejó 47 soldados muertos y 73 heridos, y exigió la intervención de helicópteros y aviones de la fuerza aérea para frenar la acometida.

Un portavoz de la Alianza Democrática Militar de Myanmar (ADMM) -así se llama la agrupación rebelde- negó tal extremo y dijo que fueron los militares del presidente Thein Sein los que atacaron sus posiciones.

El secretario general del ADMM, Htun Myat, aseguró que miles de residentes de Laukkai y de las aldeas circundantes han cruzado la frontera y se han refugiado en China ante la virulencia de los combates.

"Casi todos ha huido. Las ciudades y aldeas están vacías después de que los birmanos usaran los aviones para bombardear", señaló Myat, a la prensa local. Cientos de ellos han escapado a la cercana región de Lashio, donde se han instalado en campos de acogida improvisados y hasta monasterios.

Este domingo los medios oficialistas indicaron que los soldados birmanos habían recuperado los cadáveres de 13 insurgentes -los apodan 'renegados'-, al tiempo que los rebeldes proclamaban que continúan los ataques de los helicópteros.
Colapso absoluto de las negociaciones de paz

El gobierno birmano sostiene que la ofensiva de casi un millar de guerrilleros Konang cuenta con el apoyo directo de otras dos pequeñas facciones étnicas y el respaldo tácito de la veterana y aguerrida milicia del Ejército de la Independencia Kachin (KIA).

Los nuevos enfrentamientos confirman el colapso absoluto de las negociaciones de paz que mantiene el ejecutivo y los grupos alzados, que deberían haber firmado un alto el fuego el pasado día 12, algo que sólo hicieron cuatro pequeñas milicias de la casi veintena que siguen enfrentadas con el ejército leal a Thein Sein.

El diálogo se empantanó a finales del 2014 ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre el sistema federal que reclaman los insurgentes y quedó abocado al fracaso después del bombardeo de un campo de entrenamiento del KIA en 19 de noviembre, en el que murieron 23 miembros de esa fuerza paramilitar.

La reactivación de la guerra supone asimismo un nuevo varapalo para el ya frágil proceso de transición que impusieron los militares en el 2011 y que cada vez suscita más resquemores entre la oposición y la propia comunidad internacional.

Los renovados combates han recuperado para la escena política birmana a uno de los personajes más truculentos del norte del país, Pheung Kya Shin, el jefe de filas del ADMM, que a sus 85 años se ganó durante décadas una triste fama por sus vínculos con el tráfico de opio y heroína en lo que antaño se llamaba el 'Triángulo de Oro'.

Shin llegó consiguió entremezclar los reclamos políticos de la comunidad Kokang con sus propios intereses financieros relacionados con el trasiego de drogas, donde llegó a estar asociado con quien fuera considerado el 'padrino' de la mafia del Triángulo de Oro, el fallecido Lo Hsing Han, también de la misma etnia Kokang.

Tras firmar un pacto con la junta militar en 1989, el señor de la guerra fue un fiel aliado de los golpistas hasta la refriega del 2009, que la prensa local achacó a más a los vínculos de Shin con el comercio de droga que a motivaciones políticas.

En diciembre, en la primera entrevista que concedía en años, Shin pareció adelantar los presentes encontronazos armados al explicar al diario chino 'Global Times' que regresaba a Kokang para combatir contra las tropas birmanas. "Seguiremos luchando contra el gobierno de Birmania hasta que recuperemos Kokang", dijo.


http://www.elmundo.es/internacional/2015/02/15/54e0cd03268e3eb51f8b4578.html
avatar
Von Leunam
Coronel
Coronel

Mensajes : 7472
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Conflicto en Birmania

Mensaje por Von Leunam el 15/3/2015, 6:36 pm

Birmania bombardea China por accidente.



Un avión del Ejército gubernamental birmano bombardea por error territorio chino y provoca cuatro muertos y nueve heridos, un hecho que deteriora aún más las relaciones diplomáticas entre las dos naciones. Una bomba birmana ha caído en territorio chino este viernes provocando cuatro muertos y nueve heridos, según informa el periódico 'Asia Times' citando a un residente de la ciudad de Nansan, situada junto a la frontera birmana. Los países, informa el citado medio, están atravesando una crisis en sus relaciones diplomáticas.

Anteriormente Pekín había anunciado su preocupación por la escalada del conflicto iniciado el 9 de febrero en la región de Laukkai entre el ejército gubernamental y los rebeldes del ejército aliado democrático nacional. Los rebeldes encabezados por Peng Jiasheng, de etnia china, tratan de recuperar la zona de Kokang en que se habían establecido en 2009 y de la que más tarde fueron expulsados por las tropas birmanas. El conflicto ha forzado a 100.000 residentes a huir de la zona. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://actualidad.rt.com/

http://poderiomilitar-jesus.blogspot.mx/2015/03/birmania-bombardea-china-por-accidente.html?spref=fb
avatar
Von Leunam
Coronel
Coronel

Mensajes : 7472
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Conflicto en Birmania

Mensaje por Von Leunam el 16/3/2015, 4:12 pm

General de China: China tomará medidas duras para responder a Myanmar.

El 14/3, vicepresidente de la Comisión Militar Central de China advirtió que Pekín reaccionar fuertemente si Myanmar no impide que la situación de escalada de violencia en los enfrentamientos entre el ejército y las fuerzas de soporte Myanmar en las zonas fronterizas entre los dos países. General Fan Changlong emitió la advertencia después de 4 civiles muertos este país el viernes (13/3) por el cual un caza militar de Myanmar bombardeó el territorio chino, en la zona cercana a la frontera entre los dos países. El ejército de Myanmar estaba luchando en Kokang contra los rebeldes cerca de la frontera con China.
Fan Changlong Agregó que este incidente no se permite que se repita, sin dejar de dar advertencias: Si los ciudadanos chinos perjudicados por las acciones de las fuerzas armadas de Myanmar, "ejército chino tomará medidas estrictas para proteger la seguridad de los ciudadanos chinos y de sus bienes". Fan Changlong También señaló que el avión de la fuerza aérea china fueron desplegados a la frontera de China. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://soha.vn
avatar
Von Leunam
Coronel
Coronel

Mensajes : 7472
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Conflicto en Birmania

Mensaje por Von Leunam el 21/11/2016, 6:55 pm

El ejército de China, en alerta roja ante los nuevos combates en la frontera de Birmania



La llegada al poder de la premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, lejos de haber supuesto un acicate para concluir el interminable conflicto civil que afecta a Birmania ha derivado en una nueva escalada de la violencia con la ofensiva de varias facciones insurgentes en el norte del país, al tiempo que continuaba la acometida del ejército gubernamental en las regiones donde habita la minoría Rohingya.

El ejército de China decretó este lunes la alerta máxima de sus tropas en la zona fronteriza con la nación asiática después de que los combates entre los alzados y las tropas birmanas rebasaran en ocasiones la linde entre los dos países.

"El ejército tomará las medidas necesarias para salvaguardar la soberanía y seguridad del país, y para proteger las vidas y propiedades de los ciudadanos que viven en la frontera", declaró el ministerio de Defensa chino en un comunicado.

Al menos cuatro grupos armados étnicos, varios de ellos integrados por minorías de origen chino como los Kokang, atacaron el domingo varias posiciones de las fuerzas armadas birmanas en las ciudad de Muse, en el estado norteño de Shan.

"Pese a que nuestra alianza de la hermandad norteña quiere verdaderamente la paz y desea resolver estos problemas a través de discusiones políticas, hemos tenido que lanzar esta operación conjunta ante la constante presión militar del ejército birmano", aseguraron las cuatro formaciones en un texto enviado a los medios locales.

Agravamiento de la confrontación

La alianza norteña está formada por la influyente guerrilla del Ejército de Independencia Kachin (KIA), las milicias de la minoría Taang y los Kokang, y los paramilitares del Ejército de Arakan, procedente del estado sureño del mismo nombre, ninguno de los cuales firmó el acuerdo de paz de 2015.

Los enfrentamientos, los más graves que se registran en ese área desde el asalto que lanzaron los insurgentes Kokang a principios de 2015, suponen un agravamiento de la confrontación que mantenían los uniformados birmanos y los opositores Kachin, que parecen haber requerido la asistencia de sus aliados.
Las formaciones rebeldes llevan meses acusando a los soldados birmanos de no cesar en su acoso militar.

Aunque Aung San Suu Kyi lidera el gobierno local, el estamento armado se reservó una amplia parcela de poder, incluido el control absoluto de las fuerzas militares -que actúan en su mayor parte al margen del control político del gobierno electo- y los ministerios de Defensa, Interior y Asuntos Fronterizos.

Ocho muertos y decenas de heridos

Hasta ahora, los combates en el frente norte han costado la vida al menos a ocho personas -en su mayoría miembros de las fuerzas del Gobierno-, ha dejado decenas de heridos, incluidos dos chinos, y han paralizado por completo el pujante comercio que se desarrolla normalmente entre la villa de Muse y el territorio de la provincia China de Yunnan.

Un gran número de civiles está huyendo hacia esa región china, intentado ponerse a salvo de los enfrentamientos, según informó la agencia Xinhua.

La crisis de 2015 provocó el desplazamiento de cerca de 60.000 personas que cruzaron la frontera común y para refugiarse en Yunnan.

El diario 'South China Morning Post' indicó que al menos una de las formaciones rebeldes, los Kokang que conforman el Ejército de la Alianza Democrática Nacional (MNDAA) se beneficia de una "actitud tolerante" de Pekín, dado que esa comunidad de unas 150.000 personas comparte cultura, historia y lengua con China.

El matutino añadió que los alzados recaban donaciones y apoyo logístico a través de las redes sociales chinas -controladas por Pekín- y que algunas de sus plataformas propagandísticas utilizan espacios virtuales usados también por las autoridades chinas.

Fallida conferencia de paz

Los uniformados de Birmania han acusado en el pasado a su poderoso vecino de utilizar a estas agrupaciones rebeldes para presionar a la nación asiática, que tras mantener una estrecha alianza con Pekín durante años cambió esta política al tiempo que se alejaba de la férrea dictadura militar por la que estuvo dominada hasta las elecciones democráticas del año pasado.

Aung San Suu Kyi apadrinó el pasado mes de agosto una conferencia de paz a la que consiguió atraer a 18 de los 21 grupos armados más influyentes del país, pero que no pasó de constituir una mera plataforma para realizar declaraciones de buenas intenciones sin mayor trascendencia.

El escaso avance en el proceso de paz, que Suu Kyi consideró vital para el futuro del país, se suma a los nuevos incidentes que se reproducen en el estado sureño de Rakhine, donde la ONG Human Rights Watch volvió a acusar a los militares del Gobierno de arrasar cientos de viviendas de los musulmanes Rohingya.

"Las alarmantes nuevas fotos confirman que la destrucción en las aldeas Rohingya es mucho más grande y extendida que la que admitió el Gobierno", manifestó el director para Asia de esta agrupación, Brad Adams.

http://www.elmundo.es/internacional/2016/11/21/5833147646163f791a8b4608.html
avatar
Enemigo Público
Kapitan - Sovetskaya Armiya
Kapitan - Sovetskaya Armiya

Mensajes : 7838
Masculino
Edad : 29
Localización : Huaxyacac

Re: Conflicto en Birmania

Mensaje por Enemigo Público el 22/11/2016, 10:47 am

Bueno, por parte de los rebeldes, existe un "casus belli" justificado ante la acción gubernamental.
avatar
Von Leunam
Coronel
Coronel

Mensajes : 7472
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Conflicto en Birmania

Mensaje por Von Leunam el 14/9/2017, 7:08 pm

La ONU, con las manos atadas por China y Rusia ante el "genocidio" rohingya



El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha aprovechado su primera rueda de prensa tras la apertura de la Asamblea General de la organización para lanzar una petición de ayuda desesperada al resto del mundo. "Urjo a todos los países a que hagan lo que puedan" para combatir una situación que Guterres ha calificado de "catastrófica". El máximo responsable de Naciones Unidas ha vuelto a reclamar que los musulmanes del estado de Rakhine "reciban la ciudadanía [birmana] o, al menos, tengan algún tipo de estatus legal". Naypyidaw considera a los rohingya inmigrantes ilegales sin derecho a estar en el país.

Pero, al margen de las declaraciones, parece poco lo que puede hacer Naciones Unidas. China, que es un aliado tradicional de Birmania y ejerce una tremenda influencia sobre Naypyidaw, no quiere adoptar ninguna medida contra el Gobierno de ese país. Así que el Consejo de Seguridad de la ONU, que tiene previsto reunirse hoy para estudiar la situación, no tiene margen de actuación. China considera la situación en Rakhine como un asunto interno de Birmania, cuyo Gobierno, dice, tiene derecho a defenderse contra el grupo guerrillero Ejército de Salvación Arakan Rohingya. Rusia comparte la visión de China, y ambos países disponen de veto en el Consejo de Seguridad, donde lo más que cabe esperar es algún tipo de censura a la actuación de Rangún.

Guterres ha condenado las acciones del Ejército de Salvación Arakan Rohingya, y no ha entrado en la cuestión de su la violencia entre los musulmanes (religión que siguen los rohingya) y los budistas (que son la mayoría de la población birmana) se está extendiendo a otros estados del país. Pero ha dado a entender que la violencia rohingya no justifica la reacción birmana. El secretario general de Naciones Unidas ha recordado que la semana pasada había 125.000 refugiados Rohinga en Bangladesh. Ahora son ya 380.000, y la crisis ha adquirido las características de "una limpieza étnica de libro de texto", como lo definió el máximo responsable de la ONU para los Derechos Humanos, Zaid Ra'ad Al-Husein, el lunes.

http://www.elmundo.es/internacional/2017/09/13/59b9718e46163f30108b45de.html
avatar
Von Leunam
Coronel
Coronel

Mensajes : 7472
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Conflicto en Birmania

Mensaje por Von Leunam el 14/9/2017, 7:11 pm

El jefe de la ONU critica la limpieza étnica en Myanmar



El secretario general de la ONU, António Guterres, ha exhortado a las autoridades de Myanmar (antigua Birmania) que detengan las operaciones militares contra la minoría musulmana de los rohingyas. El portugués considera, incluso, que no hay una palabra que defina mejor su expulsión forzada que la de la limpieza étnica aunque él no pronunció esa expresión. La situación humanitaria en Bangladés, a donde han llegado en poco más de dos semanas casi 380.000 rohingyas es “catastrófica” y pide que se permita la ayuda a estos desplazados.

Guterres teme que la crisis tenga efectos desestabilizadores en toda la región. La situación en Bangladés, un país pobre y superpoblado, es “extrema”, alertó este miércoles. El ataque a civiles, insistió, es “completamente inaceptable”. El jefe de la ONU se refirió a la situación de esta minoría en la rueda de prensa previa a la reunión de la Asamblea General, que empieza el próximo martes.

Pese a su condena, Guterres fue cuidadoso con las palabras al ser preguntado si consideraba estas atrocidades como un caso de limpieza étnica. “Le voy a responder con una pregunta”, contestó: “Cuando un tercio de la población rohingya debe huir del país, ¿podría usted encontrar una palabra que lo describa mejor?”. Guterres respondió que no es momento de perderse en la terminología, al ser indagado si es un genocidio. “Hay que pararla ya”, reiteró.

La ofensiva militar criticada por Guterres fue lanzada por Birmania en represalia por un ataque simultáneo contra varias comisarías, en el que el brazo armado de los rohingyas mató, el pasado 25 de agosto, a una decena de agentes.

La líder del Gobierno birmano y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, anunció este miércoles a través de un portavoz que anula su viaje a Nueva York para intervenir la semana que viene en la Asamblea General de la ONU. Permanecerá en su país para “gestionar la ayuda humanitaria” y “las preocupaciones de seguridad”, detalló. También anunció que la que fue símbolo de la lucha de su patria a favor de la democracia dará un discurso televisado el día 19 “a favor de la paz y la reconciliación”.

El portavoz precisó que al menos 176 de los 471 pueblos habitados por los rohingya (musulmanes) en el oeste de la mayoritariamente budista Birmania están vacíos después de que “todo el pueblo huyera”.

El portugués, anterior responsable de la Agencia de los Refugiados de la ONU, lleva dos semanas alertando sobre las consecuencias humanas de la crisis en Myanmar. Ya dirigió días atrás una carta formal al Consejo de Seguridad en la que trataba de llamar la atención, para que se incluyeran urgentemente en las deliberaciones del órgano que vela por la paz y la seguridad mundial. Es un paso inusual para el secretario general del organismo.

El comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, calificó la víspera de “brutal” la operación militar contra los rohingya y consideró que es “un ejemplo de libro de limpieza étnica”. Los representantes birmanos en la ONU rechazan la acusación en estos términos y aseguran que nunca tolerarán estas atrocidades.

Guterres explicó que estuvo en contacto varias veces con Aung San Suu Kyi, líder de facto de Myanmar. La premio Nobel de la paz aseguró la semana pasada que en esta crisis había una notable desinformación.

Ayuda a los civiles

El secretario general de la ONU no sólo urgió a una suspensión de las acciones militares, a detener la violencia y a proteger el Estado de derecho. También pidió a las autoridades birmanas que permitan la ayuda humanitaria, para poder atender a los civiles.

El jefe de la ONU también se mostró a favor de establecer un plan de acción que permita atajar la raíz del problema, empezando por el reconocimiento el estatus legal de esta minoría discriminada hace décadas y buena parte de la cual son apátridas que viven en Birmania desde hace generaciones.

Suu Kyi no tiene control sobre los militares pese a ser la líder civil. El Consejo de Seguridad abordó este miércoles por primera vez la crisis, en una sesión a puerta cerrada. El embajador de Reino Unido, Jonathan Allen, se limitó a decir que están discutiendo la situación para poder formular una respuesta adecuada. Evitaba así precisar si habrá una resolución de condena.

https://elpais.com/internacional/2017/09/13/actualidad/1505330379_023649.html
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9195
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: Conflicto en Birmania

Mensaje por Monakyo101 el 15/9/2017, 8:34 pm

[size=35]
[size=36]Myanmar: Combatientes rohinyás declaran tregua de un mes[/size]
[/size]
Afp |  domingo, 10 sep 2017  14:26

       

Los niños refugiados musulmanes rohinyás siguen un vehículo con suministros de socorro cerca de la ciudad de Teknaf, en Bangladesh, el 10 de septiembre de 2017. Foto Afp



Birmania. Los combatientes rebeldes rohinyás, cuyos ataques en el estado de Rakáin, al sur de Myanmar, desataron una ofensiva del ejército que ha llevado a casi 300 mil personas a huir a Bangladesh, declararon este domingo una tregua unilateral de un mes.
"El Ejército de Salvación Rohinyá de Arakán (ESRA) declara por la presente un cese temporal de sus operaciones militares ofensivas", dijeron los rebeldes en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter @ARSA_Official, agregando que el objetivo de la tregua es que las operaciones humanitarias puedan llegar a la región.
Según las últimas cifras de Naciones Unidas, casi 300 mil personas, la mayoría musulmanes rohinyás, se refugiaron en Bangladés huyendo de la violencia.
El grupo armado urgió a "todos los actores humanitarios" a que reanudaran la ayuda para "todas las víctimas de esta crisis humanitaria, sin importar su origen étnico o religión" durante el alto el fuego, que se extenderá hasta el 9 de octubre.
http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2017/09/10/myanmar-combatientes-rohinyas-declaran-tregua-de-un-mes
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9195
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: Conflicto en Birmania

Mensaje por Monakyo101 el 17/9/2017, 8:31 pm

Por qué huyen los rohingya (y Aung San Suu Kyi no dice nada)

Más de 400.00 ciudadanos de esta etnia han cruzado a Bangladés, que quiere restringir sus movimientos






Otros


Conéctate
Conéctate



[size=11][size=11]MACARENA VIDAL LIY
[/size]
[size=15]Pekín 17 SEP 2017 - 15:19 CEST[/size]
Este martes en Myanmar (antigua Birmania), todos los ojos estarán puestos en Aung San Suu Kyi, la premio Nobel de la Paz y líder de hecho del Gobierno civil birmano. Será la primera vez que aborde en público la crisis de los refugiados rohingya, que huyen en tropel hacia Bangladés -más 400.000 desde el 25 de agosto-, país que ya ha anunciado que restringirá el movimiento de los recién llegados. La ONU ha calificado la actuación de los militares birmanos como “limpieza étnica de libro”. Organizaciones internacionales, representantes políticos internacionales e incluso otros premios Nobel han reprochado a Aung San su silencio hasta el momento e implorado que actúe para detener la campaña de violencia contra esta minoría musulmana. Pero la crisis es compleja, tiene raíces profundas e intervienen más actores claves que La Señora, como se conoce a la Premio Nobel.[/size]



Un niño rohingya cubre su rostro en el campo de Dar Paing, en el Estado de Rajine, en Myanmar. [size=11]GEMUNU AMARASINGHE (AP) / ATLAS[/size]

Aunque la antigua activista que encarnó la lucha por los derechos humanos en Myanmar durante 27 años ocupe hoy el cargo de consejera de Estado (un equivalente a jefa de Gobierno), la fuerza sigue en manos de los militares que controlaron el país durante medio siglo. Unos militares que, a cambio de permitir en 2015 las primeras elecciones creíbles -en las que la Liga Nacional para la Democracia (NLD) de la premio Nobel recibió una avalancha de votos-, se reservaron los tres ministerios encargados de la seguridad, el 25% de los escaños en el Parlamento y el derecho a veto de cualquier cambio constitucional. Y son, con el jefe de Estado Mayor a la cabeza, Min Aung Hlain, quienes se encuentran detrás de la campaña de violencia que ha incendiado y destruido centenares de aldeas. Aung San Sun Kyi, a quien la Constitución prohíbe ocupar la presidencia, carece de poder sobre ellos, alegan sus defensores.


El Ejército asegura que responde a las provocaciones del grupo insurgente Ejército de Salvación Rohingya en Arakan (ARSA, por sus siglas en inglés), al que califica de grupo terrorista. Dejando atrás la actitud pacífica histórica de su comunidad, el ARSA -de unos 6.000 miembros según ellos mismos y de unos 1.500 según los analistas internacionales- pasó a la acción armada el año pasado. En octubre de 2016 atacó varios puestos oficiales en el norte de Rajine: la dura respuesta del Ejército ya motivó la huida a Bangladés de 87.500 personas. Este agosto, la guerrilla volvió a la carga y atacó un centenar de comisarías y cuarteles.
PUBLICIDAD


inRead invented by Teads

Las fuerzas armadas responsabilizan de la violencia, los incendios de viviendas y la destrucción de aldeas a los propios musulmanes, algo que desmienten los testimonios sobre el terreno. Y aseguran que en cualquier caso, su intervención -a todas luces brutal y desproporcionada y que mete en el mismo saco a militantes y civiles- es necesaria para erradicar la amenaza de un grupo que, afirman, mantiene vínculos con organizaciones islamistas radicales como el ISIS o Al Qaeda.
Hasta ahora, no hay ninguna evidencia de esos vínculos. Aunque el ISIS ha animado a los musulmanes birmanos a movilizarse, el ARSA ha negado esos lazos y ha anunciado la suspensión de sus acciones violentas, que tan perjudiciales han resultado a su etnia.

Mujeres y niños rohingya esperan el reparto de comida en Tankhali, Bangladés. [size=8]PAULA BRONSTEIN GETTY IMAGES[/size]



Pero los argumentos del Ejército encuentran terreno abonado entre la población birmana: entre la mayoría budista, los rohingya son detestados. Para el Estado -que les niega la nacionalidad y derechos básicos pese a que se encuentren asentados desde hace generaciones- y para la mayor parte de los ciudadanos, esta etnia no es tal, sino una masa de inmigrantes ilegales bengalíes que representan una amenaza para el equilibrio del país, bien por sus altos índices de natalidad o bien como potenciales islamistas radicales. Dentro de Myanmar, pocos son los que critican lo que está llevando a cabo en Rajine el Tatmadaw, nombre con el que se conoce a las fuerzas armadas birmanas. Y muchos, los que recuerdan los sangrientos enfrentamientos entre musulmanes y budistas en 2012 en ese Estado, que estallaron por la supuesta violación y muerte de una muchacha budista a manos de un rohingya.

En este clima, la complacencia de La Señora puede explicarse por su impotencia ante el Ejército y el deseo de no tomar ninguna iniciativa que pueda poner en peligro la frágil transición democrática birmana. O, según señalan sus detractores, porque esta figura tan carismática como distante tiene en realidad la misma percepción despectiva que la mayoría de los bamar, etnia predominante en el país, sobre los rohingya.
“Aung San Suu Kyi comenzó su liderazgo de facto con el suficiente soft power [poder blando] para resolver la situación, pero éste se ha disipado rápidamente en el último año y medio, tanto interna como internacionalmente. Internamente, su Gobierno ha sido relativamente anémico en la protección de libertades civiles, e internacionalmente la falta de voluntad de encarar un problema complejo en Rajine le ha hecho perder mucho prestigio internacionalmente”, apunta Michael Charney, de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS) de Londres. “Rajine se está convirtiendo en una especie de piedra de toque acerca de si realmente cree en los valores que la NLD ha abanderado”.
PUBLICIDAD


inRead invented by Teads

A juicio de este experto, “es fácil culpar a la Constitución y la falta de poder sobre el Tatmadaw. Ella fue capaz de usar el apoyo internacional para obligar a la Junta militar a ceder poder cuando lo controlaban todo. Podría haber usado su autoridad moral y su popularidad nacional e internacional para frenar ahora a los militares”.
El martes, casi un mes después de que comenzara la crisis, Aung San Sun Kyi hablará y quizás despejará las dudas sobre su posición. Pero, sin indicios de cambio de actitud en el Ejército o presiones sobre el Tatmadaw, la crisis y el éxodo tienen visos de prolongarse. Y de continuar repitiéndose en el futuro.
https://elpais.com/internacional/2017/09/16/actualidad/1505549011_193798.html?rel=lom
avatar
Von Leunam
Coronel
Coronel

Mensajes : 7472
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Conflicto en Birmania

Mensaje por Von Leunam el 18/9/2017, 6:51 pm

Min Aung Hlaing, el militar tras la limpieza étnica de los rohingya



"Piden ser reconocidos como rohingya, pero nunca ha existido semejante grupo étnico en Birmania. El asunto bengalí es un problema nacional y debemos unirnos para que se sepa la verdad". El comentario, colgado en su muro de Facebook, define la determinación del general Min Aung Hlaing, comandante en jefe del Tatmadaw (Ejército), jefe del Estado Mayor birmano y máximo responsable de la represión contra los rohingya de acabar con un problema que a su juicio no debería existir en Birmania. Como tampoco existe, a sus ojos, el colectivo sometido a una campaña de limpieza étnica según la ONU: sólo son un puñado de inmigrantes.

Mientras el mundo critica a la dirigente y premio Nobel Aung San Suu Kyi, el verdadero responsable de la campaña antirohingya, el general Hlaing, de 61 años, pasa desapercibido en el exterior mientras aúna apoyos en el interior del país abogando por la unidad nacional contra el colectivo musulmán. Los derechos humanos de esta minoría étnica, que carece de nacionalidad (no está incluida entre las 135 etnias nacionales) y es tachada de inmigración ilegal bengalí, nunca han figurado en la agenda de los activistas birmanos, y son negados sistemáticamente por asociaciones budistas xenófobas como Ma Ba Tha, que consideran que los derechos universales merman los derechos de los budistas y defienden ardientemente la mano dura militar.

El general Hleing, con fama de hombre reservado y despiadado, lleva seis años a cargo de los uniformados. Su carrera se ha caracterizado por una continua demostración de fidelidad a la Junta a base de mano dura. La impunidad, las exacciones y el más absoluto desprecio hacia los Derechos Humanos siempre caracterizó al Tatmadaw y el general representa bien esa tendencia.

Hlaing fue uno de los defensores de la brutal represión de la Revolución de Azafrán, las movilizaciones multitudinarias encabezadas por monjes budistas en 2007 para exigir una bajada de precios que abaratase el coste de la vida y minimizase la ingente pobreza en Birmania: fueron respondidas con tiros y detenciones. Cientos murieron, y cientos acabaron en prisión. La crueldad de Hlaing (en 2009, dirigió una operación militar contra el Ejército Alianza Democrática Nacional de Birmania en la región de Kokang caracterizada, una vez más, por los abusos, los crímenes y el saqueo, 37.000 refugiados huyeron entonces a China) le ganó sucesivos ascensos, hasta que en 2011 reemplazó al general Than Shwe como responsable del Estado Mayor.

Las tácticas empleadas hoy en Rakhine son habituales para sus tropas, sin que el general haya lamentado o cuestionado nunca su comportamiento. Hlaing se refirió a la persecución contra los rohingya el 1 de septiembre, en la capital birmana, Naipyidó, cuando tachó la "operación de limpieza" de "asunto inacabado" desde la Segunda Guerra Mundial y describió ante diplomáticos y militares la persecución de los musulmanes como una obligación patriótica de sus tropas para preservar las fronteras nacionales e impedir que los rohingya se hagan con su propio territorio en el norte del Estado de Rakhine.

"No dejaremos que suceda de nuevo"

La alusión histórica se refería a una de las grandes heridas abiertas entre ambas comunidades: en 1942, los rohingyas -aliados con los colonialistas británicos- se enfrentaron con los budistas en Arakan, afines a los ocupantes japoneses, en choques armados que se cobraron decenas de miles de muertos. "No dejaremos que semejante terrible acontecimiento suceda de nuevo", se justificó el general.

La diferencia es que el Ejército de Salvación Rohingya de Arakan -facción responsable de los ataques que dieron pie a la actual ofensiva- no puede equipararse, ni de lejos, con el Tatmadaw: sus combatientes son paupérrimos aldeanos, y entre sus armas se cuentan más cuchillos, tirachinas y dardos caseros que fusiles: los pocos que tienen se los han robado a los guardas de frontera en la ofensiva que desencadenó la barbárica respuesta militar contra la población civil.

La invocación del enemigo religioso funciona en una sociedad donde el budismo es parte de la identidad nacional, como explican algunos analistas. "Ésta puede ser la razón por la que la violencia se ha intensificado desde el final del Gobierno militar: la democratización, a ojos de muchos, corre el riesgo de nivelar el campo político y otorgar a los rohingyas una plataforma desde la cual erosionar la posición social del budismo y, de esa forma, una identidad nacional entrelazada con la fe", escribía Francis Wade, autor de 'El Enemigo Interno de Birmania'. "Como decía recientemente un miembro del grupo ultranacionalista Ma Ba Tha, 'no queremos que los musulmanes devoren nuestro país, porque entonces este país se transformaría en musulmán y la tierra heredada de nuestras generaciones anteriores se perdería en nuestra era'".

"Los bengalíes de Rakhine no son ciudadanos de Birmania"

El pasado 27 de marzo, el general Hleing ya defendió la brutal represión contra los rohingya que derivó en un millar de muertos (entre ellos niños y bebés), cientos de violaciones y miles de detenciones: unos 80.000 civiles rohingyas huyeron a Bangladesh tras aquella operación "antiterrorista" del Ejército. La explicación del general fue sorprendente. "Ya hemos explicado al mundo que no tenemos rohingya en nuestro país. Los bengalíes de Rakhine no son ciudadanos de Birmania: son sólo gente que ha venido a quedarse. Tenemos la obligación de hacer lo que debamos, según la ley, y también de proteger nuestra soberanía cuando se ve amenazada por problemas políticos, religiosos o raciales", dijo en el Día de las Fuerzas Armadas. Esa retórica es combatida por los rohingyas, que aseguran que su presencia data de muchas generaciones, y también contrasta con textos académicos que datan presencia rohingya en el siglo XVIII e incluso con declaraciones del primer dirigente de Birmania tras la independencia británica, U Nu, quien ya se refirió a los rohingyas como una de las comunidades étnicas de su país.

En Rakhine, los uniformados son budistas, como en el resto del país, y también ellos se sienten amenazados por los musulmanes en consonancia con su máximo responsable, símbolo de la línea dura que ha caracterizado a los militares durante los 50 años controlaron el poder mediante una Junta y que, en cierta forma, los siguen haciendo. Aung San Suu Kyi, que se ha caracterizado por su desprecio hacia los musulmanes desde que accedió al poder, en 2015, no tiene competencias en materia de Seguridad, como apenas tiene poder sobre la res pública: su Gobierno es prisionero de los militares.

"Según la Constitución birmana diseñada por los militares, Suu Kyi no tiene el control del Ejército, que es independiente del Gobierno civil. El Ejército controla la policía, los servicios de seguridad, las prisiones, las fronteras y casi todo el funcionariado, y además elije al 25% de los miembros del Parlamento. Dado que es necesario que el apoyo del 75% de los diputados para cualquier cambio constitucional, Min Aung Hlaing tiene de facto derecho a veto. Él lidera un segundo Gobierno en Birmania, un [Gobierno] armado", escribía sobre él Mark Farmener, director de Campaña para Birmania-Gran Bretaña. Algunos analistas no descartan que el general Hlaing esté provocando el desgaste de la dirigente civil birmana para promover de forma indirecta su dimisión y reforzarse así en el poder.

http://www.elmundo.es/internacional/2017/09/17/59be5cf022601d6a2a8b45c1.html

Contenido patrocinado

Re: Conflicto en Birmania

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 20/9/2017, 4:47 pm