Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Periodista y el Deber Militar (Aporte Dominical)

Comparte
avatar
Soldaomalamañao
Coronel
Coronel

Mensajes : 1169
Masculino
Localización : En el Territorio Nacional.
27032011

Periodista y el Deber Militar (Aporte Dominical)

Mensaje por Soldaomalamañao

Hoy casi no llego a estos momentos de la reflexión. Además de la actividad propia del servicio, han surgido varios compromisos de lo social; pero he aquí que me encuentro con las notas de la agenda, de lo general a lo que nos incumbe como militares. Que por cierto, no son muchos los compañeros de carrera y menos de Arma que participen el foro.

Esta semana estuvo plagada de juicios en contra de los militares. Sanjuana Martinez, columnista del diario La Jornada, hizo severos señalamientos en contra del General Retirado Bibiano Villa. El asunto es tal que se ha turnado a la Comisión Interamericana (o Internacional) de Derechos Humanos. A lo que yo pienso que debemos de ir por partes, desde un punto de vista netamente militar, pero también analítico. Porque la acción Militar, ha sido considerada desde un punto de vista completamente contrario a lo que en realidad corresponde dentro de ésta óptica. Quienes estamos llamados al ejercicio del Mando, sabemos que nos han involucrado en un proceso de legitimidad política, dentro de la cual no somos ajenos o imperceptibles de la situación. La prensa busca inclinar la opinión en un sentido, sin ofrecer detalles de cuál será el efecto verdadero de esa opinión; así, esta periodista de nombre Sanjuana Martínez, columnista del periódico La Jornada, ha comprometido su ética profesional y la objetividad que un periodismo serio pueda tener, con tal de que el General Bibiano Villa sea percibido por la sociedad como un “bárbaro”, por declaraciones que el propio General ha admitido que sí las dijo, agregando que él no es dado a decir mentiras. Por tales declaraciones, el general ha sido sujeto de investigación, ahora por la CIDDH, con tal de que sea procesado, juzgado y sentenciado por el simple hecho de cumplir con un deber demandado por una sociedad desintegrada y con el rumbo perdido, principalmente por resultados como el de la periodista mencionada. Es como si yo me sujetara a un proceso previamente contemplado en la doctrina militar, que es el de “Precaución, Desconfianza y Reacción”, entonces, bajo ese concepto, surgiría la premisa: “¿Cuánto le pagan a la periodista Sanjuana Martínez, los criminales que forman parte del cartel denominado “los zetas” con tal de desacreditar la labor del General Bibiano Villa?”

Del trabajo profesional de esta periodista, surgen muchos elementos para pensar que ése es el objetivo que se logra. Carmen Aristegui, lo presenta de un modo un poco más profesional, desde el momento que acepta el llamado del General Villa en su derecho de réplica. Lo quiero expresar de esta manera: Nosotros, como Militares, “NO MATAMOS PERSONAS. UNICAMENTE ELIMINAMOS ENEMIGOS”, Y esto con reserva de lo que las distintas Comisiones Defensoras de los Derechos Humanos puedan entender como “enemigos”. Nuestra participación en la lucha contra el crimen organizado, no es algo que hayamos pedido o contemplado en el planeo estratégio. Todo lo que hacemos es cumplir con la misión que se nos encomienda. Bien es cierto que debemos sujetarnos a un marco jurídico, el cual no es muy claro para el efecto de nuestras acciones, ya que la Disciplina Militar es muy precisa y nos queda muy clara. Nuestra base de formación parte de una premisa muy sencilla: Al Militar se le enseña a matar y a que no lo maten. El General Bibiano Villa quiso decir eso, sin el contexto que Sanjuana Martínez acomodó para dar a entender, incluido el de intentar inclinar la opinión en el sentido de que el General era un mentiroso, que no estamos sujetos al principio de defender la Vida. Nosotros, como Militares formados dentro de una Institución Militar, tenemos en claro lo que significa el manejo de la información, dentro de éste contexto debemos ser claros en lo que se llama enemigo y transgresor de la Ley. Tal vez, en el momento de un enfrentamiento, tengamos presente que hay que buscar de todas las formas el imperio del Estado de Derecho. Pero hemos sido testigos de que los profesionales en el manejo del orden jurídico son los artífices de las trampas y corrupción que hacen que los criminales más peligrosos se encuentren gozando privilegios jurídicos de los que hasta el propio Soldado carece, sobre todo cuando el elemento castrence requiere de los beneficios sociales que le concede la propia Ley. Por tanto, se concluye que el proceso jurídico contra los criminales es, de antemano, un fracaso de la lucha contra el crimen organizado, le ofrezco disculpas a la periodista Sanjuana Martínez, del periódico La Jornada, por no ponerlo en mayúsculas.

Nuestro deber está claramente definido, de manera contextual en las Leyes y Reglamentos Militares. No tenemos dudas de nuestras acciones. Pero tal parece que los administradores de la Justicia, han entrado en un juego que también los hace figurar como enemigos. Así tenemos que hay cerca de doscientos criminales, confesos, demostrados, comprobados y declarados, a punto de ser libreados, principalmente porque los expedientes no ofrecen las pruebas que señalan los códigos penales y demás argucias jurídicas, a pesar de haber sido aprendidos durante enfrentamientos y en posesión de armas y droga; seguramente, este efecto causará un beneplácito en la periodista Sanjuana Martínez y la CNDH. Estos criminales, una vez en la calle, no serán ciudadanos reformados, capaces de integrarse a las actividades sanas de la sociedad, NO! De ningún modo; son criminales que seguirán extorsionando, secuestrando y matando a personas honorables, cuyo único delito es confiar en la autoridad y en una seguridad que corresponde al estado proporcionarles. Desde mi punto de vista, tales criminales no merecen siquiera el privilegio de la duda, en un enfrentamiento deben ser abatidos todos. Repito, no estamos matando personas, estamos eliminando a un enemigo.

El caso específico de los zetas ofrece mucha materia para ese tema. He tenido experiencias suficientes para fortalecer mis opiniones y cuando es del conocimiento de nuestras unidades de que el enemigo pertenece a los zetas, debe ser eliminado cuanto antes, sobre todo si es un desecho social o humano que ya ha sido aprendido en situaciones anteriores o que ha traicionado la confianza del pueblo al haber desertado de las Fuerzas Armadas. Los Mandos de las Unidades coincidimos en la consigna, a pesar de que la periodista Sanjuana Martínez dedique su labor a inclinar la opinión pública en el sentido de que los Derechos Humanos de estos fenómenos en forma humana deben ser considerados en un marco jurídico que no les corresponde. Nosotros nunca mataremos a una persona de bien. Hemos estado en situaciones en que observamos a jornaleros, campesinos y gentes de bien, y jamás los hemos agredido en ningún sentido; esas gentes merecen nuestros respetos y es a ellos a quienes nos debemos. Diariamente nos toca observar a mujeres y hombres que desde muy tempranas horas salen de sus hogares para ganarse el pan de cada día, vaya para ellos nuestro reconocimiento, comprensión y admiración, pero un piojo o sicario o narco o halcón o como se la quiera llamar, para ellos solo el plomo y el fuego del revuelo de la guerra. Tal vez es lo que quiso decir mi General Bibiano Villa, porque cuando tenemos la certeza de que la miseria que tenemos en frente no es más que un zeta, ¿Para qué interrogarlo? Yo agregaría: ¿Para qué llevarlo ante un Ministerio Público corrupto? Esa escoria se elimina bajo el rayo esplendoroso de la justicia que nos viene por naturaleza a los soldados: Muerte y solo muerte sin misericordia. De lo contrario, que nos devuelvan a los cuarteles para objetivos netamente constitucionales. Nunca he dudado de las ambiciones profesionales de los periodistas, y tal vez, en el mejor de los casos, Sanjuana Martínez esté buscando un reconocimiento a sus años de labor periodística, o quizá el pago que le den los zetas y otros grupos criminales sea jugoso, pero pienso que esa labor de informar debe complementarse con todos los elementos de la imparcialidad, objetividad y demandas que la sociedad requiere de la información. Yo me mantengo firme en mis convicciones, las he cumplido, las cumplo y seguiré cumpliendo, siempre apegado a los lineamientos de la Ley y de la Doctrina Militar. Ojalá y pronto los Organismos defensores de los Derechos Humanos comprendan que nuestra misión no es la de matar personas, sino la de destruir enemigos.


Última edición por Soldaomalamañao el 27/3/2011, 11:44 pm, editado 1 vez (Razón : Unas palabritas que se pasaron y otras que faltaron)
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

avatar

Mensaje el 27/3/2011, 11:41 pm por Mictian

Muy buen aporte mi estimado!!!

El hecho de que un periodismo tendencioso y vendido quiera manchar el honor de un militar es una accion total y completamente repugnante.

Nomas falta que explique sanjuana como le hace el General para matar con un hilo en la cabeza.

El hecho de que los militares hayan tenido que salir al quite por la misma corrupcion e ineficiencia de las Autoridades civiles es una accion de por si loable, sin marco juridico que los proteja, con las acciones viscerales de politicos que solo pretenden llevar agua a su molino despotricando en contra de nuestras Fuerzas Armadas y con Comisiones de DH tratando de desvirtuar todo lo hecho por ellos y tratando de liberar a criminales que tuvieron la osadia de enfrentarse con el Ultimo Bastion de la Republica, pues entonces a quien han de temer??? A quien han de obedecer si no es al dinero que los corrompe como seres humanos y que no obtendran del Estado para la compra de sus sucios servicios???

No queda otra solucion para los militares que el hacer lo que deben hacer en el momento justo, la eliminacion del enemigo a cualquier precio. Para eso los entrenamos, para eso les pagamos, para eso los formamos y aun asi los critican???

Como que hay varias cosas con respecto de la critica etica y de la etica misma del peridismo que deben de ser revisados pues no por un afan de defensa de dizque ideales politicos deberian de atacar a quienes estan mas lejos de servir a obscuros intereses si no que sirven con lealtad, valor y sacrifico para nosotros podamos dormir en paz.

Apoyemos a nuestras Fuerzas Armadas como sea, contra quien sea y sin matices ni calificativos.

avatar

Mensaje el 28/3/2011, 12:02 am por Enemigo Público

Una pregunta, en México puede aplicar el marco jurídico utilizado por los Estados Unidos de América en contra de los "presuntos" terroristas?, y me refiero a la denominación de los elementos hostiles con el calificativo de "enemigo combatiente". Si bien dicha denominación ya se ha dejado de utilizar, ¿no sería prudente volver a implementar su uso en contra de los "integrantes del crimen organizado"?
La verdad yo no veo otra salida jurídica para eliminar a aquellos que con sus armas se atreven a enfrentar a las Fuerza del Orden y seguir dañando a la sociedad.
avatar

Mensaje el 28/3/2011, 12:12 am por Mictian

Enemigo Público escribió:Una pregunta, en México puede aplicar el marco jurídico utilizado por los Estados Unidos de América en contra de los "presuntos" terroristas?, y me refiero a la denominación de los elementos hostiles con el calificativo de "enemigo combatiente". Si bien dicha denominación ya se ha dejado de utilizar, ¿no sería prudente volver a implementar su uso en contra de los "integrantes del crimen organizado"?
La verdad yo no veo otra salida jurídica para eliminar a aquellos que con sus armas se atreven a enfrentar a las Fuerza del Orden y seguir dañando a la sociedad.

Si le llamas enemigo combatiente, casi de facto le das el status de Fuerza Beligerante a los criminales. En este caso solo son criminlaes que oponen resistencia armada y con fuerza letal y por lo tanto deben de ser eliminados sin miramientos.

Yo pienso que se deberian de amoldar los criterios de la ley para quienes osen enfrentarse al Ejercito siendo criminales ya sea comunes u organizados...a lo mejor estoy fumando, pero de momento es lo unico que se me viene a la mente.
avatar

Mensaje el 28/3/2011, 12:42 am por Enemigo Público

Mictian escribió:
Enemigo Público escribió:Una pregunta, en México puede aplicar el marco jurídico utilizado por los Estados Unidos de América en contra de los "presuntos" terroristas?, y me refiero a la denominación de los elementos hostiles con el calificativo de "enemigo combatiente". Si bien dicha denominación ya se ha dejado de utilizar, ¿no sería prudente volver a implementar su uso en contra de los "integrantes del crimen organizado"?
La verdad yo no veo otra salida jurídica para eliminar a aquellos que con sus armas se atreven a enfrentar a las Fuerza del Orden y seguir dañando a la sociedad.

Si le llamas enemigo combatiente, casi de facto le das el status de Fuerza Beligerante a los criminales. En este caso solo son criminlaes que oponen resistencia armada y con fuerza letal y por lo tanto deben de ser eliminados sin miramientos.

Yo pienso que se deberian de amoldar los criterios de la ley para quienes osen enfrentarse al Ejercito siendo criminales ya sea comunes u organizados...a lo mejor estoy fumando, pero de momento es lo unico que se me viene a la mente.
Nada mas de pensar en otras opciones siento que me explota la cabeza; ya me sentía cómodo con las denominación propuesta, pero tiene razón, no les podemos dar el lujo de reconocerlos como "Fuerza Beligerante", eso sería terrible en las condiciones actuales de inseguridad, sería como reconocer que el estado está siendo derrotado y los criminales se han fortalecido, ¿cierto?.
Pues solo queda modificar las leyes, a ver que se puede hacer; ¿es posible ajustar los criterios militares sobre fuerzas hostiles a los reglamentos legales vigentes?, creo que esa es la única salida.
avatar

Mensaje el 28/3/2011, 9:46 am por Totenkopf

Gracias por el aporte compañero... si me ha leído, sabrá que su línea de pensamiento es compartida por un servidor...
Ante la imposibilidad de rescatar a estos elementos, ya que han creado una moral alternativa (por no decir que han desechado toda noción de moral), ¿por que hemos de respetar sus derechos humanos?... Ellos nos están dispuestos a respetar los nuestros, y son muy buenos para violentarlos... ¿por qué no hay señalamientos en contra de esas organizaciones criminales por parte de La Jornada y la CNDH?...
Dice la moral judeocristiana que, cuando te golpeen en la mejilla, pongas la otra... pero cuando está en peligro tu vida, y cuando está en peligro el orden moral correcto, poner la otra mejilla no es algo que debas hacer... ahí creo que aplica más la Ley del Talión...
Desafortunadamente, estos reporteros viven en el DF, y nunca se han parado en las zonas realmente en conflicto, o si lo han hecho, ha sido en una zona de confort... ojalá se animaran a circular por una carretera de Tamaulipas solos, después de las seis de la tarde, y que se la jueguen como muchos lo hacen por necesidad... y que los regresen a pie, después de encañonarlos, para que después del susto, reflexionen si realmente estas basuras merecen trato de humanos.

Mensaje  por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 23/10/2017, 11:05 pm