Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Narcoplaza en renta, informes con el CAF

Comparte
avatar
Mictian
Mando Supremo
Mando Supremo

Mensajes : 10174
Masculino
Edad : 106
Localización : La Tierra de Dios y de Maria Santisima

Narcoplaza en renta, informes con el CAF

Mensaje por Mictian el 20/3/2011, 1:57 pm

Rentan narcoplaza en señal de alianza


Ricardo Ravelo
Proceso | 19-03-2011 | 22:53






Tijuana— Considerado el cártel con mayor evolución en menos tiempo, y con amplias conexiones en una decena de entidades donde se da por hecho que dispone de protección oficial, ‘La Familia Michoacana’ se apresta a establecer su dominio en esta plaza, la más boyante en el tráfico de drogas después de Ciudad Juárez y Nuevo Laredo.

Los jefes de esta organización, en alianza con el Cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín Guzmán Loera, comenzaron a operar en esta ciudad fronteriza presuntamente con el respaldo de mandos del Ejército Mexicano y mantienen estrechos contactos con el Cártel de Tijuana, cuyo líder, Luis Fernando Sánchez Arellano, les autorizó el ingreso a esta ciudad previo acuerdo de pagar el llamado “derecho de piso”, es decir, una cuota por cada cargamento que cruza a Estados Unidos a cambio de utilizar el territorio y la infraestructura de protección al tráfico de drogas.

Tan pronto se estableció este acuerdo, a finales de 2009, Tijuana repuntó como plaza del narcotráfico, bajó sus niveles de violencia de alto impacto –no así la inseguridad, pues los secuestros y robos prevalecen­– y tres cárteles operan aquí, aparentemente sin ser molestados por ninguna autoridad local ni federal.

Entonces el territorio bajacaliforniano entró en una recomposición: el cártel de Sinaloa se afincó en Mexicali; los Arellano, de Tijuana, operan en Rosarito y Ensenada, en tanto que una rama de La Familia se asentó en Tijuana. Esta última organización tiene acuerdos con las dos primeras y no se descarta una alianza entre las tres para apuntalar este territorio que por décadas estuvo dominado por Benjamín y Ramón Arellano Félix, antiguos jefes del clan Arellano.

El cártel de Tijuana, por su parte, no tiene competencia en su territorio. A principios de 2010 fueron detenidos Teodoro García Simental, El Teo y buena parte del grupo de sicarios que generaban la violencia “de alto impacto” en la plaza.

Ahora las autoridades federales consideran que las tareas operativas de la organización criminal están en manos de Luis Fernando Sánchez Arellano; la jefa es su tía Enedina Arellano Félix, quien se encarga del manejo de lavado de activos: casas de cambio, empresas, farmacias y otros negocios.

Tan fértil es actualmente este territorio para el tráfico de drogas hacia Estados Unidos que gracias a esto La Familia Michoacana pudo extender sus tentáculos desde Michoacán hasta Tijuana, según datos contenidos en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/018/2010.

En dicha indagación se establece, por ejemplo, que Nazario Moreno González, El Chayo, fundador y jefe de La Familia, trabajó durante largos meses en el despunte de esa organización criminal y se entrevistó con varios jefes del narcotráfico para pactar alianzas que permitieron a la organización extender sus dominios a otras regiones, como Baja California, Tamaulipas y El Bajío.

Meses antes de morir en un tiroteo con elementos del Ejército que lo ubicaron en un pueblo de Michoacán, donde departía en una fiesta, El Chayo había logrado su plan estratégico.

De acuerdo con la investigación citada, Moreno González se entrevistó con Luis Fernando Sánchez Arellano. El objetivo: abrir espacios en Tijuana para traficar cocaína, mariguana, así como cristal y otras drogas sintéticas, éstas elaboradas con la efedrina que arriba a Michoacán desde Asia y Alemania.

El plan de Nazario Moreno no quedó ahí: tras pactar con Sánchez Arellano viajó a Tamaulipas y se entrevistó con el jefe del cártel del Golfo, Eduardo Costilla Sánchez, El Coss, quien lo autorizó a traficar a través de Tamaulipas.

Al igual que Sánchez Arellano, El Coss también le rentó la plaza y toda la infraestructura policiaca estatal que protege el trasiego de drogas en esa entidad fronteriza, donde La Familia comenzó a operar a principios de 2010.

De acuerdo con el testigo protegido Carlos, quien en su testimonio aportó detalles de las alianzas de La Familia con otros grupos criminales, Nazario Moreno también habló con Ezequiel Cárdenas Guillén poco meses antes de que este fuera abatido a tiros por efectivos de la Marina en un operativo efectuado el 5 de noviembre de 2010 en Matamoros, Tamaulipas.

No es todo: para ampliar su radio de acción y fortalecer algunos acuerdos de protección, supuestamente con mandos castrenses, Moreno González sostuvo también encuentros con quien es considerado el estratega más hábil del narcotráfico en México: Juan José Esparragoza Moreno, El Azul.

Negociador por excelencia, sigiloso y capaz de sentar a la mesa de negociaciones a grupos antagónicos, Esparragoza Moreno fue, según el testigo Carlos, un buen consejero de Nazario Moreno para redondear su plan de expansión.

Así, La Familia Michoacana emprendió la aventura narcoempresarial de operar en otros territorios que por años estuvieron vetados para ellos, pues se les consideraba un grupo muy violento, tanto que se les comparó en beligerancia con Los Zetas.

Después de establecer esos acuerdos y de afianzar las negociaciones en los territorios fronterizos, los jefes de La Familia comenzaron a reestructurar su organización: tras la muerte de Nazario Moreno el nuevo jefe es Jesús Méndez Vargas, El Chango.

Al frente de las funciones operativas quedó Servando Gómez Martínez, La Tuta, y una pieza clave en las estrategias comerciales y negociaciones es Juan Reza Sánchez, El Juanito, quien tan pronto como pudo envió a varios hombres del cártel a Tijuana y a otros más los afincó en Sonora bajo la jefatura de un personaje conocido como Tinoco Morales.

De esta manera, La Familia Michoacana, que surgió en 2006 en Michoacán, ahora tiene dominios en varios estados fronterizos. Según el testigo Carlos, las alianzas le permiten ahora operar por Michoacán, Baja California, Sonora y Tamaulipas, con lo que se posicionó como el tercer grupo criminal más poderoso de México, después de los cárteles de Sinaloa y del Golfo.

La evolución

Dominada por décadas por la familia Arellano Félix, cuyo liderazgo surgió en los ochenta, la plaza de Tijuana era impenetrable. Cualquier grupo criminal que pretendía posicionarse en ese territorio era abatido por el poderío de los hermanos Ramón y Benjamín Arellano Félix, quienes consolidaron su cártel hasta convertirlo no sólo en el más poderoso hasta principios del año 2000, sino también en el mejor estructurado.

En 2003, según investigaciones realizadas por la PGR, el cártel de Tijuana contaba ya con una estructura diferente: mientras el cártel del Golfo, uno de sus principales rivales, tenía una estructura piramidal, la del cártel de Tijuana era horizontal, tenía presencia en 20 estados y por mucho tiempo mantuvo, como ningún otro, una base de sicarios a sueldo que lo mismo ejecutaban a funcionarios y policías que a narcos enemigos en el Distrito Federal, Sinaloa o Jalisco.

Ese año la PGR acreditó que el cártel de Tijuana fue la primera organización mexicana que estableció una alianza con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). A partir de ese acercamiento estratégico comenzaron a intercambiar armamento por drogas. Así, los Arellano Félix cobraron fama por disponer del armamento más avanzado y también como el cártel más violento de México.

Pero su etapa de esplendor acabó, aunque el cártel sigue vivo en el mapa criminal mexicano. Mientras en otro tiempo rivalizaron con Joaquín Guzmán Loera, los Arellano tuvieron que ceder el municipio de Mexicali para que el jefe del cártel de Tijuana pudiera crecer en esa frontera.

Y aunque a esta organización se le ha dado por muerta, lo cierto es que está más viva que nunca. Tan sólo en diciembre de 2010 la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional de Perú reportó a la embajada estadounidense en Lima sobre la presencia de cárteles mexicanos en ese país desde 2007. Particularmente, se refirió al cártel de Tijuana como el mejor conectado con altos mandos del ejército peruano.

De acuerdo con un cable diplomático difundido por WikiLeaks (07LIMA3764 ), la presencia de las organizaciones criminales mexicanas ha aumentado en Perú, segundo país con mayor producción de coca en América Latina.

En 2008 el secretario de Seguridad Pública de Baja California, Daniel de la Rosa Anaya, confirmó los rumores: que El Chapo Guzmán ya estaba afincado en la entidad. Y no titubeó al decir que los Arellano y El Chapo Guzmán eran los responsables de las masacres suscitadas en Tijuana, así como de las decapitaciones y descuartizamientos en el estado.

A pesar de que Tijuana fue la segunda ciudad donde se realizó el Operativo Conjunto contra las drogas en 2007, cuando iniciaba la cruzada de Calderón contra el narcotráfico, el nivel de corrupción de los cárteles ya alcanzó a elementos del Ejército.

http://www.diario.com.mx/notas.php?f=2011/03/19&id=4470514538ac3afd1d5e7e2d1275088a


___________________________________
[center]
Hola Invitado. Bienvenido(a) al foro Todo por México.

Recuerda visitar las Reglas del Foro
Si tienes dudas y sugerencias puedes postear en el Buzon
O solicitar asistencia vía Mensaje Privado
        [url=https://twitter.com/#!/Todo_por_Mexico][img]


No te sientas vencido ni aun vencido, no te sientas esclavo siendo esclavo. Tremulo de pavor piensate bravo y arremete feroz ya mal herido!!!. Que muerda y vocifere vengadora, en el polvo ya rodando tu cabeza!!!(Almafuerte).
Desde la creacion de los Ejercitos han existido los exmilitares, pero no existen los exsoldados (Mictian).
Fuiste todo un guerrero mi Max!!! Dios te tenga en su gloria...

    Fecha y hora actual: 20/10/2017, 5:27 am