Cateo militar en Querétaro. Foto Cuartoscuro/ archivo