Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


El Ejército de Reserva de Manuel Doblado, una contribución poco conocida

Comparte
avatar
Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 28

El Ejército de Reserva de Manuel Doblado, una contribución poco conocida

Mensaje por Xicoténcatl el 2/10/2013, 12:39 am

El Ejército de Reserva de Manuel Doblado, una contribución poco conocida

Por Raúl González Lezama
INEHRM


Cuando en 1861 se tuvo la certeza de que buques de guerra extranjeros vendrían a nuestras costas a reclamar la satisfacción del pago de sus créditos, suspendidos por el decreto de moratoria del 17 de julio de ese año. El presidente Juárez, haciendo un profundo esfuerzo, llamó a su lado a Manuel Doblado, uno de sus mayores rivales políticos. Su reconocida habilidad como negociador sería de gran utilidad en esos momentos de crisis.

Doblado, un abogado guanajuatense nacido en San Pedro Piedra Gorda el 12 de junio de 1818, contaba con una larga experiencia política de la que hizo gala durante la Guerra de Reforma y que le permitió al principio de la intervención extranjera cosechar algunos importantes triunfos diplomáticos, entre los que destacan la firma de los Tratados de la Soledad y un intento de arreglo de la deuda mexicana mediante la convención Corwin-Doblado. Al naufragar el arreglo pacífico del conflicto, su capacidad negociadora ya no era útil a la causa de la República. Le correspondió entonces hacer uso de su talento militar, campo que no le era desconocido, pues contaba ya con el grado de general ganado en la práctica, como lo hicieron muchos otros de sus contemporáneos.

El 31 de octubre de 1862, se dispuso que se crearan dos ejércitos que se sumarían al Ejército de Oriente que, por la lamentable muerte de Ignacio Zaragoza, había sido encomendado al general Jesús González Ortega. Los otros dos cuerpos se denominarían Ejército del Centro y Ejército de Reserva. El primero de ellos se conformaría con soldados provenientes de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas y estaría bajo el mando de Ignacio Comonfort, ya plenamente rehabilitado, dejando que un velo de olvido cayera sobre el triste papel que jugó al apoyar el Plan de Tacubaya que desencadenó la Guerra de Reforma que enfrentó a liberales y conservadores en una lucha por más de tres años. A Manuel Doblado se le encargó organizar el otro cuerpo, reclutando fuerzas en los estados de Querétaro, Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, Colima, Durango, Chihuahua, Sonora y Sinaloa. Para cumplir con su cometido, se le autorizó a disponer de las rentas federales de esas entidades.

El 8 de noviembre en Sauz de Cajigal, Jalisco, Doblado aceptó la comisión. En apariencia, su labor no parecía revestir mayor dificultad, pues contando con la población y los recursos de nueve estados de la federación, se supondría poseedor de numerosos hombres y dinero para equiparlos, sostenerlos y acudir pronto a combatir a los invasores. Esa misma idea prevaleció muchos años después, cuando Francisco Bulnes criticó sin consideración la estrategia de Benito Juárez para enfrentar la intervención, y no pudo concebir la imposibilidad de poner en pie de guerra un enorme ejército capaz de oponerse a los invasores. En su obra El verdadero Juárez y la verdad sobre la Intervención y el Imperio, escrita en 1904, se sorprende que en los 19 meses transcurridos desde que se conoció la noticia de que en Europa se organizaba la invasión, hasta la aparición del general Forey frente a Puebla, muy pocos elementos habían sido reunidos para rechazar el segundo ataque francés sobre la ciudad. El historiador porfirista olvida contemplar en su análisis de la situación los enormes conflictos que existían al interior de las filas mexicanas y que variaban en complejidad en las distintas regiones del país. Los estados que le correspondió organizar a don Manuel estaban plagados de bandidos, caciques y jefes militares dispuestos a cambiar de bando en el momento menos oportuno.

Ente los problemas que enfrentó Dobaldo antes de iniciar la formación del ejército, estaba la poca ayuda que le proporcionaron las autoridades locales, muchas veces no por falta de voluntad, sino por torpeza. El guanajuatense escribió al presidente: “Usted no se puede figurar, señor, la ineptitud de los funcionarios que hay en los estados limítrofes”.

La primera gran contrariedad ocurrió cuando en Arroyo Prieto la brigada de Colima, comandada por Urbano Gómez y que se dirigía a incorporarse al Ejército de Oriente, defeccionó y se declaró en favor de la intervención. Hechos como este se multiplicaron, y Doblado se vio en la necesidad de desbaratar un y otra vez su cuerpo para poder atender los reclamos de ayuda que provenían de todos los estados de su jurisdicción.

Para fines de enero de 1863, el Ejército del Centro contaba con 5 250 hombres y pudo situarse en Texmelucan, con lo que se encontraba en posibilidades de brindar una ayuda efectiva a la protección a Puebla y a la Ciudad de México. En cambio, el 13 de mayo de ese año, en vísperas de ocurrir el asalto final de los franceses y reaccionarios sobre Puebla, el Ejército de Reserva sólo había podido contribuir con la Brigada de Sinaloa, pues el 5º Batallón de Jalisco para esa fecha apenas había podido salir de su estado y con dificultad podría llegar a tiempo para auxiliar a los poblanos, próximos a sucumbir por falta de elementos de guerra. Querétaro no había podido aportar ningún contingente e incluso para sostenerse ante el embate de Tomás Mejía, tuvo que ser auxiliado por una división de Guanajuato. Por su parte Aguascalientes y Colima a duras penas contaban con los hombres suficientes para mantener a raya a los sublevados que se rebelan contra la república en los puntos más inesperados. A las apremiantes súplicas de Doblado, Durango, le contestó que no podía desprenderse ni de un solo hombre, mientras que Sonora y Chihuahua se limitaron a acusar recibo de la correspondencia del general en jefe, pero no enviaban ni hombres ni recursos.

En resumidas cuentas, tras siete meses de esfuerzos, el llamado Ejército de Reserva estaba constituido por una única división conformada por hombres de Guanajuato y se encontraba situada en la entrada de la Sierra Gorda conteniendo los ataques de Mejía, sin posibilidad de combatir de forma directa al invasor extranjero, así lo cuenta el propio Doblado:

La División citada no tiene mas que la fuerza absolutamente indispensable para contener a Mejía; y si se le separa un solo Cuerpo, su derrota será indefectible, y como consecuencia inmediata de ella, la pérdida de Querétaro, Guanajuato y San Luis. De la guarnición de esta Capital desprendí el 8º Batallón que mandé para reforzar el Ejército del Centro, y no ha quedado mas que el 7º para guarecerla y auxiliar a las demás poblaciones del Estado, que no cuentan para repeler las intentonas reaccionarias, mas fuertes hoy que nunca, sino con pequeñas acordadas de caballería.

Manuel Doblado conocía la necesidad de ayudar a Puebla, pero también, comprendía a la perfección que era indispensable asegurar el interior de la República y en especial a los estados limítrofes, pues ese sería el reducto donde el gobierno podría establecerse ante la eventualidad, cada vez más palpable, de que la Ciudad de México sucumbiera ante el enemigo. El presidente Juárez escuchó sus argumentos y aprobó su proceder. El tiempo demostró que había obrado correctamente, pues, gracias a la contribución del Ejército de Reserva la República pudo sobrevivir errante, en San Luis Potosí, Coahuila, Nuevo León, Zacatecas y Chihuahua.
http://www.inehrm.gob.mx/Portal/PtMain.php?pagina=exp-manuel-dobla-articulo

Siempre me pregunté por qué la defensa de México ante la invasión francesa se hizo con tan pocos hombres siendo un país tan extenso, y buscando un texto escolar me encontré con la respuesta... Saludos!

avatar
Albert_B
Terrible Gran Inquisidor

Mensajes : 5526
Localización : Tártaro

Re: El Ejército de Reserva de Manuel Doblado, una contribución poco conocida

Mensaje por Albert_B el 2/10/2013, 1:29 am

Los enemigos mas poderosos de Juárez no fueron extranjeros fueron mexicanos

El caso de Santiago Vidaurri cuya traición le valió a Coahuila recuperar su soberanía y a Nuevoleon perder su frontera. Cuando se le había encomendado recabar recursos de las aduanas y después al llegar Juárez a Saltillo, le aconsejaba la capitulación.
Gracias a Dios mandó a Porfirio Díaz a fusilarlo.


___________________________________
¡No eres completamente inútil, sirves de mal ejemplo!
"El día que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos."
"Una vida que no puede someterse a examen, no merece vivirla" Sócrates
"Sólo el día que el último rey sea colgado de las tripas del último cura el hombre será realmente libre"
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9479
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: El Ejército de Reserva de Manuel Doblado, una contribución poco conocida

Mensaje por Monakyo101 el 6/10/2013, 2:13 pm

Definitivamente el peor enemigo de un mexicano es otro mexicanononono , muy interesante compañero.
avatar
Defekator
Teniente
Teniente

Mensajes : 2274
Masculino
Edad : 38
Localización : Lyon Guanajuato

Re: El Ejército de Reserva de Manuel Doblado, una contribución poco conocida

Mensaje por Defekator el 6/10/2013, 10:54 pm

Muy buen tema, gracias por compartirlo. +1
avatar
Enemigo Público
Kapitan - Sovetskaya Armiya
Kapitan - Sovetskaya Armiya

Mensajes : 7838
Masculino
Edad : 29
Localización : Huaxyacac

Re: El Ejército de Reserva de Manuel Doblado, una contribución poco conocida

Mensaje por Enemigo Público el 6/10/2013, 11:05 pm

Excelente tema, ya era sabido que debido a las divisiones internas fué muy difícil la defensa de México ante las invasiones, ahora conocemos mas detalles de la situación de aquel momento.

+1

Contenido patrocinado

Re: El Ejército de Reserva de Manuel Doblado, una contribución poco conocida

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 15/12/2017, 4:12 am