Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Policías de BC al servicio de “El Mayo”

Comparte
avatar
TOSTILOKOS
Teniente
Teniente

Mensajes : 1608
Localización : Sonora

Policías de BC al servicio de “El Mayo”

Mensaje por TOSTILOKOS el 8/3/2011, 3:41 pm

“De a cómo no vamos arreglar”, preguntó Aguilar vía telefónica a los agentes de la PEP; cuando se negaron a hacer tratos, amenazó “…entonces te voy a chingar, voy hablar con El Mayo”. Este hombre era el jefe criminal de Jesús Alberto Carrillo Castro, supervisor policiaco en el poblado Guadalupe Victoria detenido el 1 de marzo en Mexicali. Hacían quince vuelos por semana con más de 300 kilos de droga cada uno. La avioneta utilizada se guardaba en el aeropuerto donde ninguna autoridad, sospechó la actividad criminal.

Investigaciones ZETA


Un grupo de agentes municipales de Mexicali, encabezados por el supervisor policiaco, Jesús Alberto Carrillo Castro, delinquían bajo las órdenes del cártel de Sinaloa a través de Julio César Aguilar García y/o Julio César Ruvalcaba Zárate “El Vaquero”.
Protegían los uniformados la llegada de avionetas repletas de droga en el Valle de Mexicali.
A Carrillo fue al primero que identificaron los investigadores, su calidad de Jefe lo hacía más visible. Más conocido. La imagen del supervisor policíaco apareció en un video decomisado al grupo delictivo donde “El Vaquero” descargaba la droga de una avioneta en el Valle.
El agente fue detenido por militares la noche del 1 de marzo en la Comandancia de la Policía Municipal en el poblado Guadalupe Victoria, donde estaba adscrito desde el 2002.
De acuerdo a las indagatorias, la operatividad criminal de Carrillo era compartida por lo menos por cinco de sus compañeros uniformados: Fabricio García, Gilberto Mosqueda, Sánchez Maya, Raúl Delgado, Juan Crespo y Daniel Díaz Delgado.
Todos fueron citados la noche del martes para presentarse en las instalaciones de la Comandancia en Guadalupe Victoria, no se presentaron todos, pero García y Mosqueda fueron localizados el 2 de febrero.
Las detenciones de los policías corruptos fueron anunciadas en una conferencia de prensa conjunta con autoridades de los tres órdenes de gobierno, efectuada la tarde del mismo miércoles en las instalaciones de la II Región Militar en Mexicali, el director de la Policía Municipal, Marco Antonio Carrillo señaló que al menos seis agentes de la misma corporación se encuentran relacionados en este asunto, “se está investigando a otros elementos y se va a obrar en consecuencia”.
El mismo director municipal señaló que aún se encuentran con orden de localización otros tres agentes. También, que Jesús Alberto Carrillo Castro había participado en la convocatoria para aspirar a la designación de los mandos medios.
Las aprehensiones se derivaron del aseguramiento de 320 kilos de mariguana el 24 de febrero en el valle cachanilla, donde aparte de la droga elementos de la Policía Estatal Preventiva localizaron armas y detuvieron a seis personas, entre éstas dos mujeres.

Operativo estatal
Con la prepotencia que da el saberse protegidos, cinco hombres y dos mujeres circulaban a bordo de dos camionetas sin placas de circulación, cargadas de droga y armas. Iban a toda velocidad. Eran las 8 de la noche del 24 de febrero.
Transitaban por la calle principal que va del poblado la Carrancita a la colonia Carranza, al frente las dos mujeres Adriana Talamantes Pereda y María Guadalupe Talamantes Pereda en una Silverado blanca, Jesús Manuel Sánchez Araujo iba en la cabina resguardando el enervante con una pistola fajada a la cintura.
Para abrirse paso, sobre el techo del pick up un estrobo tipo esfera encendido que emitía luz roja, en el interior un radio con la frecuencia policiaca. En esas condiciones pasaron a un lado del convoy integrado por tres patrullas de la Policía Estatal Preventiva.
Detrás de ellos a bordo de una Ford Ranger Verde, cuatro sujetos: José Luís Gutiérrez Pérez, Jesús Manuel Lut Muro; Mario Alberto Verdugo Lutz y Pedro Mejía Jiménez.
Ante las condiciones sospechosas, los estatales les marcaron el alto, se identificaron, les pidieron que se detuvieran, y los criminales obedecieron.

Permitieron la revisión. Salvo Manuel Sánchez, que estaba armado, y Adriana, a quien le encontraron entre sus pertenencias 8 mil dólares de procedencia inexplicable, los demás estaban limpios, no así los autos.
En la Silverado encontraron 45 paquetes de marihuana, un arma corta y una larga; y en la Ranger 30 paquetes, cuatro armas cortas y tres largas.
Adriana tomó actitud prepotente, aseguró que no la podrían responsabilizar de nada. Advirtió a los agentes que su novio era el dueño de la droga, las armas, los autos y el dinero, que era el bueno. María, la cuñada del narcotraficante, lo identificó como “El Vaquero”, la versión fue confirmada por Manuel Sánchez.
Con esa información fueron esposados y llevados a las instalaciones de la PEP en Mexicali a más de 40 minutos de distancia del poblado, ahí tuvieron acceso a videos y fotografías con imágenes de los aviones, de traficantes, sus cómplices y la forma en que operan.
Ante la evidencia, la novia de “El Vaquero” y Sánchez admitieron la actividad criminal, confesaron que la avioneta del video estaba en el aeropuerto de Mexicali y que Julio César “trabajaba directamente para ‘El Mayo’”.
El Ejército incautó la avioneta, y detuvo a Alberto González Aguirre, quien se identificó como propietario de la nave, explicó que él era el instructor de vuelo de César Aguilar, quien aún era alumno de la escuela donde él imparte clases de vuelo. Y que no tenía conocimiento que se dedicara a la actividad criminal.
Al ser interrogado respecto al uso de la Cessna 172 matrícula XB-JYY para el trasiego de mariguana, se justificó asegurando que en algunas ocasiones le permitía que se llevara la avioneta para practicar, aunque va contra la Ley que estudiantes sin licencia vuelen solos.
Lo que hasta el momento nadie ha explicado, es por qué, ni la policía federal ni los militares, encargados de la seguridad del puerto aéreo, responsables de vigilar y revisar las naves que entran y salen, habían detectado los residuos de la droga en la avioneta.
Los detenidos también mencionaron tres casas de seguridad donde escondían droga y armas. También que tienen naves escondidas bajo tierra, pero no ubicaron físicamente los supuestos escondites.

La amenaza
Con los detenidos en Mexicali, sus teléfonos y radios decomisados, el celular de Adriana, empezó a sonar, y un miembro de la PEP respondió. Del otro lado un hombre reclamó. De acuerdo a su percepción, los agentes estatales se estaban pasando y exigió que dejaran a su pareja en paz.
Le respondieron que la encontraron cargada y la iban a consignar. Entonces el presunto maleante preguntó: “¿De a cómo nos vamos arreglar?”, le contestaron que no había arreglo, así que amenazó “…entonces te voy a chingar, voy hablar directamente con ‘El Mayo’”. La conversación llegó al final.
Con un segundo operativo y con más información, la noche del 24 y madrugada del 25 de febrero, un equipo de la PEP regresó a la colonia Carrancita en el Valle, cuando llegaban a un rancho pudieron ver una camioneta gris que iba a toda velocidad por las veredas a San Luís Río Colorado, los agentes consideraron que podía ser el antecedente de una emboscada y modificaron el operativo, pero igual llegaron al rancho donde ya no había ni armas ni dinero ni droga.
Posteriormente con la descripción del vehículo, los cómplices verificaron que en un auto rumbo a Sonora, presumiblemente viajaba “El Vaquero” y seguramente había huido con “el clavo”. Adicionalmente, catearon tres domicilios, donde localizaron más armas y droga, así como un hombre que llevaba encerrado ocho días cuidando la mercancía.
En sus versiones, los traficantes detallaron que los 320 kilos decomisados eran producto de un solo viaje y que había llegado en la Cessna XB-JYY, que dependiendo de la vigilancia de las autoridades, su jefe hacía entre 10 y 15 vuelos a la semana y hasta tres en un día “…aunque no siempre se podía”.
En uno de los videos decomisados a la novia del delincuente, se observa cómo la avioneta aterriza en las veredas de las inmediaciones de la colonia Carranza y uno de los cómplices advierte al piloto que se cargue al otro extremo porque a un lado está el retén de los militares, quienes inexplicablemente no investigaron ni reportaron el descenso de la nave.
De acuerdo a los reportes oficiales, “El Vaquero”, identificado por sus cómplices como Julio César Aguilar García, también usa el nombre de Julio César Ruvalcaba Zárate, y había sido capturado previamente por la policía municipal en el ejido Nuevo León, lo detuvieron porque circulaba a exceso de velocidad con su novia. Cuando lo revisaron lo consignaron por ebriedad y cohecho dado que intentó sobornarlos, pero fue liberado posteriormente por no tratarse de delito grave.
Las imágenes obtenidas de la cámara fotográfica digital Finepix muestran que además del valle de Mexicali, el grupo bajaba droga en San Luís Rio Colorado y San Felipe, donde también usan el aeropuerto para guardar sus naves. De hecho, entre los detenidos, hay residentes de la Carrancita y Guadalupe Victoria en Mexicali, y los poblados Luis B. Sánchez y San Luís Río Colorado en Sonora
Al “Vaquero” se le ubica como parte de un grupo de lugartenientes que opera en Mexicali y el Valle junto con “El Colorado” y “El Pía”, todos bajo las órdenes de un sujeto que apodan El “Checo” –moreno, bajito, que se desempeña con bajo perfil– que coordina en Mexicali y el Valle los operativos del Cártel de Sinaloa.

De la corrupción
La corrupción de los policías asignados al valle mexicalense no es un asunto nuevo al interior del Consejo Estatal de Seguridad Pública. Fue un reclamo al ayuntamiento que encabezó Rodolfo Valdez. Sin embargo fue un tema que abiertamente decidió ignorar el entonces director de policía municipal de Mexicali, Alonso Ulises Méndez, hoy director de la Policías Estatal de Investigación en Sonora. Tampoco su entonces segundo, Felipe Chan, investigó cuando tuteló esa dependencia.
Los ex funcionarios de seguridad también ignoraron los resultados negativos de los exámenes de confianza realizados a los agentes por la Secretaría de Seguridad Pública Federal y la Estatal, donde los policías detenidos y prófugos en este caso, salieron como no recomendables.
Fabricio García Castillo de 42 años, ya había respondido a dos averiguaciones previas que incluían abuso de autoridad, daños en propiedad ajena y allanamiento de morada.
Luis Sánchez Maya de 40 años tiene en su haber tres averiguaciones previas iniciadas en su contra, una por lesiones, abuso de autoridad, otra por cohecho y la última el año pasado por allanamiento de morada.
Daniel Díaz Delgado, que ingresó a la corporación en el año 2001, tiene dos órdenes de presentación emitidas y cumplimentadas por el Juzgado Sexto en 2003 y un mandamiento judicial procesados por la procuraduría del estado por un delito del fuero común no especificado donde el agente usó para encubrirse el alias de Francisco Javier Gómez Medina.
De Raúl Delgado Íñiguez , Gilberto Mosqueda y Juan Crespo no se localizaron antecedentes de procesos judiciales en su contra.
Con la corrupción encima, y el Cártel de Sinaloa liderando la policía, la municipal de Mexicali está bajo la mira.
avatar
Shirok
División Grafica

Mensajes : 5828
Masculino
Localización : Raftel

Re: Policías de BC al servicio de “El Mayo”

Mensaje por Shirok el 8/3/2011, 3:45 pm

Que sigan cayendo los que tengan que caer, preferiblemente muertos.
avatar
guerrero_águila
Cabo de Mar
Cabo de Mar

Mensajes : 184

Re: Policías de BC al servicio de “El Mayo”

Mensaje por guerrero_águila el 8/3/2011, 3:54 pm

Si estuviéramos en China esos corruptos ya estarían muerto. Las fuerzas armadas de México deberían de tomar las riendas del país y mandar a la ch.... a todos los políticos corruptos

Contenido patrocinado

Re: Policías de BC al servicio de “El Mayo”

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 19/8/2017, 2:28 am