Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


  • Publicar nuevo tema
  • Responder al tema

Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Comparte
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 25/3/2015, 11:56 am

Bajo la Lupa


Ucrania y la situación geomilitar global según la geopolítica rusa


Alfredo Jalife-Rahme

En el quinto Congreso Internacional de Vanguardia Científica, patrocinado por la UAM y celebrado en Toluca (http://goo.gl/EZGSNy), Konstantin Sivkov –doctor en ciencias militares y presidente de la Academia de Asuntos Geopolíticos de Rusia– presentó la trascendental ponencia Ucrania y la situación geomilitar global: ¿la advertencia de Gorbachov de una posible guerra nuclear mundial es realista?

El geoestratega ruso colocó en primer plano la factibilidad de una tercera guerra mundial termonuclear, como lo ha advertido Gorbachov (http://goo.gl/zNyPjA).

En una entrevista exclusiva con Ciro Pérez, de La Jornada, Konstantin Sivkov comentó que el potencial nuclear ruso es un “obs­táculo para el dominio global de Estados Unidos (http://goo.gl/5GLGp4)”.

En su ponencia en el congreso, Konstantin Sivkov consideró que existe un choque entre la unipolaridad anglosajona que excluye al restante multipolar, mientras el eje Estados Unidos/Gran Bretaña (GB) que comanda a la OTAN jala a la Unión Europea (UE), que ya se dio cuenta de la trampa en la que se encuentra. De esta fractura global nacen todos los conflictos militares, bajo cubierta religiosa, política y económica.

Hoy tres civilizaciones no occidentales se oponen a la unipolaridad anglosajona: Grupo de Shanghai, BRICS y la Unión Euroasiática de la triada Rusia/Bielorrusia/Kazajstán.

El objetivo anglosajón es aniquilar a Rusia, una superpotencia nuclear que abastece militarmente a los BRICS, que serían así destruidos. Sin contar que el armamento convencional (no nuclear) es de por sí ominoso, Estados Unidos y Rusia poseen cada uno más de 2 mil ojivas nucleares, suficientes para convertir al planeta en un desierto.

Una cosa es el equilibrio militar global y otra es el balance regional cuando el eje anglosajón ejecuta los axiomas del geopolitólogo británico sir Halford McKinder contra Rusia mediante el asa Anaconda (http://goo.gl/RdPQqK).

La ofensiva anglosajona se extiende hoy a Ucrania, Siria y la región yihadista islámica, lo cual intensifica la inestabilidad global y ha creado un eje entre el régimen de Kiev y el yihadismo.

Konstantin Sivkov enuncia que detrás del yihadismo y Al Qaeda se encuentran los servicios de espionaje de Estados Unidos y la UE, pero matiza que Arabia Saudita y Qatar colisionan por la hegemonía del fundamentalismo islámico.

Define las áreas vulnerables de Rusia: el Ártico, Ucrania, China, Asia Central, Bielorrusia, los estados neutrales (sic) europeos y el océano Pacífico.

Hoy Ucrania es el sitio de la guerra suave ( soft war) del eje anglosajón contra Rusia, mientras que las repúblicas separatistas ucranias de Donetsk y Luganks constituyen la línea de defensa de Rusia.

Sentencia que Occidente perdió en Ucrania, pero que pese a ello el régimen pro occidental de Kiev pretende seguir un conflicto que va a perder, por lo que el acuerdo de Minsk 2 es sólo una transición.

Cuando salga derrotada una de las dos partes –Estados Unidos o Rusia–empleará su arsenal nuclear.

Juzga que el ejército de China –que posee vastos intereses en Ucrania–no tiene el alcance militar de Rusia ni de Estados Unidos.

La escalada comporta dos escenarios: 1) una guerra nuclear limitada, donde la UE sería la perdedora, y 2) una solución negociada entre Estados Unidos y Rusia. Juzga que en cualquier escenario Estados Unidos ya perdió.

Dicho sea con humildad, alabó mi ponencia en Moscú del otoño pasado: comentó que mi modelo coincidía mucho con el de los geoestrategas rusos. Aludió al plan Polonia para el reparto de Ucrania con Rusia, en el que Varsovia se queda con la parte noroccidental y Moscú con la parte suroriental que le concede el control del mar Negro con el eje mar Azov/Crimea, el relevante puerto de Odesa y la región de Transnistria (http://goo.gl/AEQMlp).

A su juicio, Ucrania como país unitario no es viable desde el punto de vista económico sin la región suroriental donde yace el importante granero Chernozem y su infraestructura de alta tecnología industrial (aeronáutica, armamento y óptimos centros educativos).

Llama la atención que Konstantin Sivkov haya dado a conocer el plan Polonia del reparto de Ucrania, que divulgó el anterior ministro de Relaciones Exteriores polaco Radek Sikorski, quien confesó al israelí radicado en Londres Ben Judah –quien parece un vulgar propagandista de la amazona Vicky Nuland, asistente del Departamento de Estado para Eurasia–, en un artículo para Politico Magazine, que el “presidente ruso Vladimir Putin tentó (¡supersic!) presuntamente a Polonia para invadir Ucrania con el objetivo de dividir al país en 2013 (http://goo.gl/r1UnGL)”.

A mi juicio, Polonia anda jugando con fuego a su cuenta y riesgo al haberse colocado como punta de lanza del proyecto irredentista de Estados Unidos, más que de la UE, a grado tal que el portal texano-israelí Stratfor la propulsa como la alucinante nueva potencia europea que sustituiría tanto a Alemania como a Rusia (http://goo.gl/iQsHDx).

Jeremy Bender, de Business Insider (http://goo.gl/iIoXBM), aduce que la presunta propuesta rusa para repartirse Ucrania con Polonia es reminiscente de la propia división de Polonia durante la Segunda Guerra Mundial, cuando “la Alemania nazi y la URSS condujeron una serie de divisiones que fracturaron a Polonia, Rumania, Finlandia y los países bálticos entre los dos países bajo el pacto secreto Molotov-Ribbentrop, que sobredimensiona Zbigniew Brzezinski –ex asesor de Seguridad Nacional del ex presidente Carter y hoy íntimo de Obama–, en su conferencia de noviembre pasado en el CSIS: “Formulando un nuevo abordaje de política exterior con Rusia (http://goo.gl/2NZLDA)”.

Todo eso era antes del “ game changer” (punto de inflexión) en Debáltsevo, donde fue humillado el ejército de Ucrania por los separatistas rusófilos de Donetsk y Luganks.

A propósito, Zbigniew Brzezinski diluyó su embriagante vino bélico durante el reciente Foro Bruselas del German Marshall Fund’s, en el que comentó que Rusia está comprometida a construir el imperio, algunos creen que eso es posible, aún más que posible. Pero su debilidad interna y sus problemas económicos no se lo permiten, por lo que necesitamos buscar un balance entre políticas que ofrezcamos en Rusia y al mismo tiempo convencerle que la intersección de una línea particular es demasiado cara por su costo (http://goo.gl/9HG2E2). ¿Cuál será esa línea particular?

El connotado rusófobo de origen polaco-canadiense y hoy estadunidense Zbigniew Brzezinski reconoce que Rusia es una gran potencia (¡supersic!), por lo que tiene alcances en los amplios cambios de la situación geopolítica, de manera que puede implementar su política con Ucrania evitando una confrontación, pero que puede llevar al colapso de la economía de Ucrania.

Zbigniew Brzezinski expresó serias preocupaciones por la alerta de las fuerzas armadas rusas para librar una guerra amplia (http://goo.gl/zDMXWA). Ahora se entiende por qué se esfumo Vladimir Putin 10 días en el mar de Barents.

En una cena privada en Toluca con Konstantin Sivkov, le pregunté a qué equivalía el triunfo de Debáltsevo (http://goo.gl/a7LBmC) y me contestó sin titubear que era un nuevo Stalingrado.

Para los geoestrategas rusos, la tripleta EU/OTAN/UE perdió su guerra en Ucrania.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037


ENLACE: http://www.jornada.unam.mx/2015/03/25/opinion/018o1pol
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 25/3/2015, 12:06 pm

Potencial nuclear ruso, obstáculo de EU para dominio global: experto


Por Ciro Pérez dom, 22 mar 2015 10:26

El principal obstáculo que tiene Estados Unidos para conseguir un dominio global en el mundo es Rusia, y aunque es su deseo, no puede conseguirlo por la vía militar debido al potencial nuclear ruso afirmó Konstantin Sivkov, especialista en asuntos militares y presidente de la Academia de Asuntos Geopolíticos de Moscú.

“Cualquier guerra, como la guerra fría que mantiene Estados Unidos con Rusia, puede terminar con la derrota de alguna de las partes o con el reconocimiento de ambos de que la guerra no tiene sentido ni futuro”, explica el estratega militar, quien refiere la “guerra fría” que reiniciaron Estados Unidos y la Unión Europea contra Rusia a través de sanciones económicas.

“Para ganar cualquier guerra hay dos estrategias: un golpe rápido o blitzkrieg (guerra relámpago y sorpresa para impedir que un enemigo pueda llevar a cabo una defensa coherente), si Estados Unidos decide utilizar esta estrategia, obviamente Rusia va a poder aguantar y defenderse”, asegura.

“La segunda es la guerra de supervivencia y desde el punto de vista económico, el occidente no va a poder imponerla porque no debe emprenderla sólo contra Rusia, sino contra el bloque de países cohesionados alrrededor de Rusia conocido como BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y para ello hay una razón muy poderosa, BRICS abarca 70 por ciento de población y 80 por ciento de los recursos naturales del mundo. Es un contrapeso real, por eso va a tener que dejar esta guerra fría y buscar la manera de llegar a acuerdos aceptables para ambos”, sostiene.

En entrevista con La Jornada, Sivkov explica así la situación que atraviesa su país en momentos de debilidad del rublo y caída en el precio del barril del petróleo, así como por el conflicto con Ucrania, “único lugar para que Estados Unidos pudiera lanzar una ofensiva agredir a Rusia. El parentesco e identidad étnica entre Ucrania y Rusia, además de los más de 2 mil kilómetros de frontera común, convierte a Ucrania en el punto ideal para esta estrategia”, puntualiza poco antes de participar en el quinto Congreso Internacional de Vanguardia Científica, que organizaron el pasado fin de semana la Universidad Autónoma Metropolitana y el Congreso del estado de México.

“Pero este plan ha fracasado, porque los dos repúblicas recién formadas, Donetsk y Luganks, han hecho el papel de estados amortiguadores en este conflicto. La intención de Estado Unidos y sus seguidores títeres en Ucrania es aniquilar ambas repúblicas, pero la intención de Rusia es conservar esos dos entidades como estados integrados a Ucrania”.

Sostiene que Estados Unidos ha utilizado “toda una gama de herramientas” para minar a Rusia, “pero Rusia está contestando de una manera adecuada. Sobre todo realizando las acciones necesarias para proteger su identidad como país”.

Destaca que las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea hacia Rusia, “tuvieron su efecto muy importante, un efecto positivo, porque se elevó el volumen de intercambio comercial con los BRICS y con mercados emergentes. Los sectores económicos que por tradición fueron ocupados por las compañías estadunidenses o europeas se desocuparon y entraron nuevos participantes, el intercambio comercial entre Rusia y América Latina se elevó en unos niveles impresionantes”.

Añade que en el mundo existe una contraposición global a la aspiración hegemónica de Estados Unidos. Esto genera una lucha entre el modelo unipolar que pretende este país y aquel que presupone que tienen que existir varios centros organizados en un sistema, pero equilibrados. Se explica que Estados Unidos se apoye en la Unión Europea, porque comparten una identidad cultural y étnica, además de militar con el control de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

“Ningún país por sí solo, puede hacerle contrapeso en cuestión militar a la OTAN, por esos otros países buscan alianzas políticas, económicas y militares, como el caso de BRICS y el Acuerdo de Shanghai, (integrado por Rusia, China, Kazajistán, Kirguistán, Teyikistán y Uzbekistán). Rusia y China están profundamente interesados en este contrapeso y colaboración. La posición clave es BRICS, que no es solo una colaboración militar, económica y social. Se trata de países que comparten una cultura no occidental. Hoy se está conformando una contraposición bipolar”, sostiene.

Hay que reconocer, agrega, que los países de Occidente “tienen una muy buena organización, la no occidental todavía tiene muchas debilidades en su organización.

Rusia en este caso, funge como núcleo, como imán, que cohesiona las relaciones entre las partes orbitales, tanto los que pertenecen a la cultura euroasiática como a las latinas, como Brasil, Cuba, Nicaragua, Venezuela, para ir formando este nuevo organización multipolar”.

La primera intención con todos estos países, dice, es la colaboración económica, el segundo es el intercambio tecnológico-militar y el intercambio cultural.

“Con India y con China, Rusia tiene las relaciones más cercanas en el ramo tecnológico-militar y económico. Hablando de la colaboración militar y tecnológica entre estos 3 países, hay acuerdos que están funcionando desde hace muchos años. Con Brasil se acaban de establecer los acuerdos de intercambio y desarrollo del potencial militar. En cuestión económica el volumen, intercambio entre Rusia y China se mide en decenas de miles de millones de dólares anualmente y con India es todavía mayor”, asegura.


ENLACE: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/03/22/potencial-nuclear-de-rusia-obstaculo-militar-de-eu-para-dominio-global-experto-4067.html/
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 29/4/2015, 11:00 am

Bajo la Lupa

Tremenda acusación de Putin: EU, detrás de la desestabilización del Cáucaso


Alfredo Jalife-Rahme

Ahora sí que le ha llovido una serie de graves acusaciones a Estados Unidos (EU), puesto en la picota por Irán –indiciado por supuestamente haber provocado en forma deliberada los atentados del 11/9 con el fin de invadir Medio Oriente y dominarlo (http://goo.gl/Yymto8)– y nada menos que por el presidente Vlady Putin, quien le increpa de encontrarse detrás de la desestabilización del Cáucaso para alentar el terrorismo islámico checheno contra Rusia (http://goo.gl/DgkWpQ).

¿Por qué hasta ahora, prácticamente 15 años después, Irán y Rusia, cada quien por su lado, se atreven a exhumar perturbadoras revelaciones que se intuían en el inconsciente colectivo universal? No es lo mismo que el general Ahmad Reza Pourdastan, comandante del ejército terrestre de Irán, arremeta contra EU de haber autoperpetrado los atentados del 11/9, a que lo haga el presidente de una superpotencia nuclear como el ruso Vlady Putin, en referencia a la desestabilización estadunidense del Cáucaso norte con el fin de balcanizar a Rusia.

Tampoco Irán y Rusia son los mismos de principios del siglo XXI, cuando se han salvado hasta ahora de ser balcanizados por los esquemas irredentistas israelí-anglosajones, que detentaban el monopolio de la tóxica desinformación global.

Hoy Teherán y Moscú poseen multimedia alternativos de gran penetración y aceptación mundial, como el exitoso portal políglota Russia Today –que ha inquietado (literalmente) a EU y Gran Bretaña–, y PressTV (de Irán), que ha irrumpido también en Latinoamérica con HispanTV. Seguirá desinformado quien así lo desee y le guste.

Hoy es muy salubre que la información veraz sea multipolar, plural y contrastable cuando la guerra sicológica de la propaganda contumaz, mendaz y pugnaz juega un papel preponderante para desorganizar al enemigo –la célebre técnica Hasbara del Mossad israelí, que desinforma más de lo que informa, como en el caso de las inexistentes bombas nucleares de Irán– o aniquilarle bélicamente, como el caso obsceno de las también inexistentes armas de destrucción masiva de Irak que propalaron los multimedia israelí-anglosajones: en primera fila, el otrora venerable The New York Times.

No fue tan severo el general iraní Reza Pourdastan al haber evitado abordar una de las razones multifactoriales del 11/9 –el magno negocio del lavado financierista de los estupefacientes por la banca israelí-anglosajona– que desembocó en la invasión a Afganistán cuando la tercera parte de las fuerzas afganas entrenadas por Washington está implicada en el tráfico de estupefacientes, que se disparó a la estratosfera desde la presencia de EU en 2001, según el Servicio Federal de Control de Drogas de Rusia (http://goo.gl/xeStVA).

Después de tantas tribulaciones recientes no aptas para cardiacos en torno al contencioso de Ucrania –desplome del oro negro, abrupta devaluación del rublo, fuga masiva de capitales y sanciones asfixiantes, salpicadas de la enigmática desaparición del zar ruso durante una semana–, ahora se nota más relajado a Vlady Putin, quien ha sido entronizado en el mismo EU por la revista Time como una de las 100 personalidades más influyentes del planeta (http://goo.gl/4x84Of), pese a la estéril campaña masiva de exorcismo pueril de los multimedia israelí-anglosajones.

En un documental de dos horas difundido por Rossiya 1 TV sobre sus 15 años en el poder, el presidente Putin destapó una explosiva revelación: la intercepción a principios del año 2000 de contactos directos entre los separatistas chechenos del Cáucaso norte y los servicios secretos de EU (http://goo.gl/21GrO7).

El presidente ruso develó que varios presidentes y primeros ministros le susurraron que Rusia cesaría de existir en su forma presente. El único punto era cuándo sucedería y cuáles serían las consecuencias, dado que Rusia es una superpotencia nuclear. Hace 15 años la idea era balcanizar a Rusia en tres pedazos, lo cual fue refrendado a principios de este año por Nelson Strobridge Strobe Talbott II, subsecretario del Departamento de Estado con Bill Clinton.

Cuando Vlady Putin develó la intercepción de los servicios secretos de EU con los separatistas islámicos chechenos al presidente Baby Bush, éste le respondió que los patearía en el trasero (sic), lo cual no sucedió, ya que días más tarde los servicios de espionaje de Rusia recibieron una carta de su contraparte estadunidense en la que afirmaban tener el derecho de apoyar a las fuerzas de oposición en Rusia. ¡Injerencismo sin límites!

A juicio de Putin, alguien de los servicios de espionaje de Occidente pensó obviamente en desestabilizar a su principal (¡supersic!) rival geopolítico que, ahora entendemos, ha sido siempre Rusia. ¡El sarcasmo cool de Vlady!

Pero Occidente hizo caso omiso de las advertencias de los peligros de apoyar a los terroristas islámicos. Putin considera que la rivalidad ahora entre EU y Rusia no es ideológica, sino meramente geopolítica, cuando sus élites políticas y económicas (¡supersic!) solamente nos aprecian cuando estamos quebrados, pobres y limosneando”.

Comentó que después del colapso de la URSS, Rusia esperó que Occidente lo trataría en forma diferente (sic): Sin embargo, existen también intereses geopolíticos que no están conectados con ninguna ideología y que Occidente debió haber tomado en cuenta que un país como Rusia tiene intereses geopolíticos, y que era necesario intentar encontrar un equilibrio y buscar con respeto soluciones mutuamente aceptables. ¡Qué candidez!

Entre los desafíos que enfrentó Putin cuando accedió a la presidencia estuvo haber domesticado al pestífero grupo de oligarcas que dominaba a Rusia a finales de la década de los 90, que le advirtió entender que nunca sería el verdadero (¡supersic!) presidente, a lo que contestó: Ya veremos. Pues sí: ya se vio.

Haber domado a los vilipendiados oligarcas –entre quienes se encontraba el ruso-israelí Mijail Jodorkovski, vinculado a los intereses financieristas de la City y Wall Street y que controlaba los hidrocarburos rusos–, llevó a la mejoría económica con la duplicación de su PIB y la triplicación del ingreso promedio, los cuales considera Putin sus principales logros, además de la detención del ominoso declive demográfico cuando en 1999 Rusia perdía un millón de habitantes por año, mientras ahora recuperó el crecimiento poblacional natural en los dos años consecutivos recientes. Todo ello “combinado (…) proporciona una gran satisfacción” a Putin.

Aduce que fue gracias al complejo militar industrial y al ejército ruso que pudieron superar todos los problemas asociados en la lucha contra el terrorismo internacional. Aún en los periodos más difíciles de la economía. Arguye que las sanciones son un intento por contener a Rusia, lo cual ha sido una constante en toda la historia de Rusia desde la era zarista: No hay nada nuevo en esto, no debemos preocuparnos.

Si no me equivoco, sólo Financial Times reprodujo los comentarios de Putin (http://goo.gl/I5bLLp ) y solicitó una respuesta al respecto del Departamento de Estado de EU, que declinó. ¿Por qué será?

AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Enlace: http://www.jornada.unam.mx/2015/04/29/opinion/018o1pol
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 29/4/2015, 11:02 am

Me gustaría acompañar el artículo de otro que yo escribí hace casi 4 años que me parece va a tono:

_GUERRA MEDIÁTICA

“La disciplina aumenta las fuerzas del cuerpo (en términos económicos de utilidad) y disminuye esas mismas fuerzas (en términos políticos de obediencia).”[1]

En el contexto de la publicitada opción militar en contra de la República Islámica de Irán, llama la atención las estrategias defensivas de nueva generación que se apresta a desplegar el país islámico.

Para nadie es un secreto que en EE.UU. se empieza ya a poner en marcha la maquinaria mediática encaminada a instalar en el imaginario colectivo la conexión de Irán con los atentados al WTC de Septiembre de 2001 en Nueva York y otros puntos de Estados Unidos.[2] Es por eso interesante observar que mientras el poder de los grandes mass-media de EE.UU. se enfoca ya en fabricar la falsa ideología, entendida desde el punto de vista de H.M.Henzerberger, la apertura de un canal de transmisión en español por parte de Irán constituye una primera acción defensiva dentro del contexto de un conflicto que aún no estalla militarmente, pero cuyo frente mediático está ya abierto.

De esta manera Irán da un golpe estratégico de primer orden, al iniciar un proceso de división ideológico del cuerpo grupal de los EE.UU., que nutre una porción significativa de sus FF.AA. de los inmigrantes latinos, expuestos ahora a una “indisciplina” mental que invariablemente afectará su rendimiento como máquina de guerra en miras a una futura invasión en el Medio Oriente, aumentando considerablemente las posibilidades de éxito de defensa de los iraníes. El espacio de sonorización grupal es el primer frente de batalla en la guerra y el único que es común entre las guerras convencionales y asimétricas.

[1] Michel Foucault. Vigilar y Castigar. Nacimiento de la prisión. Siglo XXI Editores. Ciudad de México 2005. Pág. 142

[2] RussiaToday. 17 Diciembre 2011
avatar
chapulincolorado
Teniente de Fragata
Teniente de Fragata

Mensajes : 2889
Masculino
Edad : 27

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por chapulincolorado el 29/4/2015, 5:39 pm

Potencial nuclear ruso, obstáculo de EU para dominio global: experto

orale que noticia tan nueva, que deduccion ta descabellada,

a guevo que lo unico que detiene a occidente sobre rusia son sus armas nucleares, ni modo que su potencial economico o tecnologico.

lo que hay que leer de la jornada.
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 30/4/2015, 11:00 am

chapulincolorado escribió:
Potencial nuclear ruso, obstáculo de EU para dominio global: experto

orale que noticia tan nueva, que deduccion ta descabellada,

a guevo que lo unico que detiene a occidente sobre rusia son sus armas nucleares, ni modo que su potencial economico o tecnologico.

lo que hay que leer de la jornada.

¡A qué chómpiras! Ya ni porqué tú mismo citaste el título te concentras en el tema: Dominio GLOBAL, no dominio sobre Rusia. Estados Unidos, no Occidente.
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 8/7/2015, 11:39 am

Bajo la lupa


Nueva fase geopolítica del BRICS: ¿prototipo del futuro orden mundial?


Alfredo Jalife-Rahme

Lo que más preocupa a los geoestrategas unipolares batidos en retirada global, como consecuencia de la disfuncionalidad del pugnaz cuan caduco americanocentrismo (http://goo.gl/iqo7Pg), no es tanto la salida de Grecia de la Eurozona-19 (Grexit), ni siquiera de la Unión Europea-28, sino su fuga de la OTAN, que trastocaría la geopolítica de Estados Unidos (EU) en el mar Mediterráneo con el retorno de Rusia a los Balcanes, después de su consolidación en el mar Negro.

En medio de tantas bravatas de guerra nuclear entre EU y Rusia (http://goo.gl/8DB3jF), el historiador ruso Andre Fursov sustenta que los nuevos órdenes mundiales se gestan mediante guerras cuando sus triunfadores imponen su cosmogonía unilateral al resto del planeta: los nuevos órdenes mundiales nacen de las guerras, y el próximo nuevo orden mundial nacerá desafortunadamente de la guerra (http://goo.gl/BzqAij).

Este punto de vista es compartido por Giovanni Arrighi en su libro Caos y gobernanza en el sistema mundo moderno (http://goo.gl/93Wl8N)”, quien refiere –en la óptica de la historia breve del mundo occidental a partir del siglo XVI–, que la potencia vencedora de las guerras impone su orden hegemónico, como ha sucedido en la traslación de dominio con Holanda, Gran Bretaña y EU durante más de cuatro siglos.

En vísperas de las dos cumbres transcendentales en Ufa (Rusia) tanto del pentapartita grupo geoeconómico del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) como del hexapartita Grupo de Shanghai –enfocado a seguridad y asuntos militares–, el portal Russia & India Report ( RIR) considera en forma ditirámbica que el BRICS constituye el prototipo del futuro orden mundial (http://goo.gl/wfreuC).

Sergey Ryabkov, viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, arguye que el BRICS es la personificación de una red diplomática, cuya actividad se basa en el consenso y no en la voluntad discrecional de un solo país ­hegemónico.

Dmitry Suslov, vicedirector de la Facultad de Política y Economía Mundial, argumenta que uno de los principales factores de la consolidación del BRICS es su sentido de subrepresentación en las organizaciones internacionales concentradas por el mundo Occidental, por lo que su principal objetivo es instalar un mundo multipolar donde sean respetadas las leyes internacionales. ¿Los dejará EU?

Se trata de crear organismos internacionales paralelos, que no ne­cesariamente sustituyan a los an­teriores –FMI, Banco Mundial y OMC–, sino de, como es el caso del Banco de Desarrollo del BRICS, sentar los fundamentos complementarios de la gobernanza global hoy en pleno caos.

El mundo se encuentra fracturado y en plena fase de desorden, pero donde aún subsisten fractales de reordenamientos, como los nuevos organismos lanzados por el BRICS en su cumbre seminal de Fortaleza (Brasil; (http://goo.gl/vfjR7T): desde el Banco de Desarrollo, pasando por el mini-FMI, hasta el proyecto de crear sus propias calificadoras financieras.

Las asfixiantes sanciones occidentales a Rusia aceleraron –da­do que sus tendencias hostiles vienen de tiempo atrás– la imperativa necesidad del BRICS de concretar el proyecto multipolar con instituciones creíbles.

No faltarán analistas quienes, no sin razón, aduzcan que tanto el BRICS como el Grupo de Shanghái representan un tango solitario de Rusia y China.

Es evidente el colosal poder dual de Rusia y China en los dos bloques de marras: el primero, por su ascendencia de superpotencia nuclear y, el segundo, como la máxima superpotencia geoeconómica del planeta.

Pero tampoco hay que minimizar a India, una superpotencia oculta: tercera potencia geoeconómica global que ha desplazado a Japón al cuarto sitial y que detenta 110 ojivas nucleares.

Foto
Ciudadanos que votaron por el no festejan frente al Parlamento griego, el domingo pasado en la plaza Sintagma, en AtenasFoto Reuters
Por ello toma mayor relevancia la creación geoestratégica del fallecido ex primer ruso Yevgeni Primakov: el “triángulo RIC (Rusia, India y China), el verdadero núcleo de los BRICS y, quizá, del Grupo de Shanghái, en caso de la incorporación de India –al unísono de Pakistán (dotado con 120 bombas nucleares).

En el peor momento crítico de la escindida URSS, el visionario Primakov fue el hombre que creó la multipolaridad, al haber diseñado el concepto RIC: triángulo geostratégico de contrapeso a la alianza occidental (http://goo.gl/CXPDHR); tanto así que el canciller ruso Sergey Lavrov predijo que los historiadores acuñarán la doctrina Primakov (http://goo.gl/93b6o7).

El desregulado poder hegemónico de EU ha acercado a Rusia y a China cuando la competencia, así como su fractura concomitante, se ha vuelto bipolar meta-transregional, donde imperan dos poderosos bloques: el añejo orden unipolar monopolizado por EU/OTAN/G-7/Unión Europea ante el nuevo orden multipolar de Rusia/China/BRICS/Grupo de Shan­ghái/Unión Económica Euro­asiática.

Cada bloque juega intensamente a captar y cooptar nuevos aliados.

EU, en relación inversamente proporcional con su decadencia, despliega sus poderosos brazos financieristas/mercantilistas (TPP/TTIP/TISA; (http://goo.gl/ED­5­BeX), mientras Rusia y China profundizan –más allá del Banco de Desarrollo del BRICS, el mi­ni-IMF y el AIIB (este bajo je­fa­tu­ra china; (http://goo.gl/Za­WM3E)– sus vínculos regionales respectivamente con los Balcanes e Indochina.

A juicio del RIR, debido a los nuevos desacuerdos con Occidente, el BRICS se ha vuelto especialmente importante para Moscú, ya que la agrupación pentapartita puede ser un instrumento para reformar (sic) el sistema global como un todo (¡supersic!) y no únicamente en su componente económico, por lo cual Rusia ha iniciado (sic) una discusión sobre temas de seguridad dentro del formato del BRICS y sus socios, preocupados con la creciente inestabilidad en el mundo, han apoyado esta iniciativa. Será interesante vislumbrar qué tan lejos desean ir India y, en menor grado, Brasil.

¿Marcará la cumbre del BRICS en Ufa la transición acelerada de su fase geoeconómica a su nueva fase geopolítica?

RIR cita al embajador de India, HHS Viswanathan –jefe de la delegación de ese país al reciente Foro Académico del BRICS, en Moscú–, quien sentenció que ningún país puede en forma unilateral lidiar con los desafíos globales, por lo que un cambio en el orden internacional es inminente.

¿Se decide, por fin, India en favor del ascendente orden ­multipolar?

Más aún: Nandan Unnikrishnan, vicepresidente del think tank Observer Research Foundation, considera que es tiempo que el BRICS vaya más allá de ser un bloque económico.

A mi juicio, Sudáfrica seguirá la misma tónica de Rusia/China/India en favor del orden multipolar, pero faltará ver qué tanto Brasil está dispuesto a imitarlos cuando los buitres financieristas de Wall Street/la City (Londres) se han apoderado de la Bolsa de Sao Paulo y de sus finanzas gubernamentales.

Es impactante la evolución que ha impreso el BRICS en su marcha ascendente, que será palmaria en su séptima cumbre en Ufa, cuando pasará de un simple grupo geoeconómico a un bloque geopolítico reformador del sistema global con su concomitante nuevo orden mundial que será tripolar o no lo será: EU/Rusia/China.

AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037


ENLACE: http://www.jornada.unam.mx/2015/07/08/opinion/018o1pol
avatar
chapulincolorado
Teniente de Fragata
Teniente de Fragata

Mensajes : 2889
Masculino
Edad : 27

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por chapulincolorado el 8/7/2015, 1:26 pm

EU/Rusia/China.

EU: global

CHINA: global (despues de 2025) quiza

rusia del putin: solo regional alcanza.
avatar
NITRO
Teniente
Teniente

Mensajes : 2455
Masculino
Edad : 36
Localización : En algun lugar

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por NITRO el 8/7/2015, 2:36 pm

CHINA: global (despues de 2025) quiza

Inversiones HOY en américa, Asia, Europa y África...

rusia del putin: solo regional alcanza.

Inversiones en América, Asia, Oriente Medio y Europa...

avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 15/7/2015, 11:32 am

Bajo la Lupa


Nuevo eje mundial de superpotencias: China y Rusia, según The Guardian


Alfredo Jalife-Rahme

Un reportaje del rotativo británico The Guardian, de centroizquierda, evidencia el acercamiento entre China y Rusia, susceptible de crear un nuevo eje mundial de superpotencias (http://goo.gl/wtB5g7), como exhibieron las dos exitosas cumbres del BRICS y el Grupo de Shanghai en Ufá (http://goo.gl/FufEmT).

Rusia y China representan un común denominador en geopolítica y un poderoso binomio cuyos intereses coinciden más de lo que difieren, a juicio del rotativo británico, cuyo deseo es limitar el poder de Estados Unidos cuando su comercio bilateral se ha incrementado seis veces (¡supersic!) en la pasada década y el año pasado festejaron el mayor acuerdo gasero de la historia.

Para diagnosticar qué tan robusto es el eje de Rusia y China, los cinco reporteros de The Guardian aducen que para China uno de sus principales atractivos de relaciones más estrechas con Rusia es el potencial de desafiar la todavía dominante posición global de Washington.

Abordan ocho puntos nodales que comparten Moscú y Pekín:

1) Geopolítica: citan la postura del Partido Comunista chino en sus publicaciones internas donde sostienen que China será incapaz de mover al mundo de la unipolaridad a la bipolaridad si no crea una alianza formal (¡supersic!) con Rusia.

Al menos que uno de los dos, Rusia o China, dependa (in)voluntariamente del otro, lo cual tampoco es lineal ni maniqueo, ¿asistimos a una bipolaridad entre Estados Unidos y China (con Rusia en el asiento trasero, lo cual sería intolerable para el orgullo eslavo), o a la mayor probabilidad de una tripolaridad entre Estados Unidos, Rusia y China, con sus respectivas esferas de influencia?

A mi juicio, el grave error geoestratégico de la soberbia estadunidense empujó a Rusia a los brazos geofinancieros y geoeconómicos de China.

Sobre el supuesto irredentismo chino en Asia central, Liu Jun, experto en estudios rusos en la Universidad Normal de China Oriental, indica que China puede desarrollar sus relaciones con los países de Asia central sin desafiar a Rusia, siempre y cuando su influencia no sea avasallante, ya que Rusia comparte con China el objetivo estratégico de desafiar la hegemonía de Estados Unidos en favor de un mundo multipolar.

Para Dmitry Trenin, director de Carnegie Moscow Center, Moscú y Pekín apoyan la idea de un mundo multipolar en contra de un dominio de Estados Unidos y defienden sus propias esferas de influencia desde Ucrania hasta el Mar del Sur de China.

2) Liderazgo: recientemente la agencia estatal china de noticias Xinhua difundió un video sobre lo que los chinos piensan de Rusia, que revela el entusiasmo por ese país y su presidente Vladimir Putin, quien es muy popular y visto como un líder vigoroso, al grado de ser comparado con mucho afecto con Papá Xi, como llaman al coetáneo mandarín chino.

3) Comercio: Moscú espera que Pekín ayudará a financiar a sus empresas, después de que los fondos occidentales se secaron, mientras que las firmas chinas han visto en el bamboleo económico de Rusia una oportunidad para realizar inversiones de capital.

Existe un desequilibrio en la relación bilateral que equivale a 100 mil millones de dólares al año: China es el segundo socio comercial después de la Unión Europea, mientras que Rusia viene al final de una lista de los 10 socios de China, lo cual representa 3 por ciento del volumen del comercio total de Pekín.

En forma significativa, desde 2013 las inversiones foráneas directas (FDI, por sus siglas en inglés) se han disparado en Rusia, quien ocupa ya el segundo lugar detrás de Estados Unidos en las preferencias de Pekín.

4) Energía: Rusia ya superó a Arabia Saudita como el principal abastecedor de petróleo a China. El “ofrecimiento accionario de Putin en el activo mayor de producción, los campos petrolíferos Vankor, de la principal empresa estatal Rosneft, a China (…) subraya la nueva dirección de la política energética”. China sustituyó a Alemania como el principal comprador de petróleo ruso.

Citan a Grigory Birg, analista de Investcafe, quien juzga que la ubicación de las reservas energéticas de Rusia, así como su asociación geopolítica, benefician a China, pero que el timing juega contra Rusia, debido al debilitamiento del rublo (vapuleada divisa rusa) y la dramática baja del precio de los hidrocarburos.

Los cinco reporteros escamotean el gasoducto histórico por 55 mil millones de dólares de Siberia que se conectará a la parte oriental de China en los próximos 30 años, así como el otro gasoducto en la región de Altai (Rusia), que abastecerá a la parte occidental de China durante 30 años. Ambos gasoductos no han sido completados debido a las sanciones económicas y a la debilidad del rublo que dificultan su financiamiento por Gazprom, la gasera rusa.

5) Divisas: ambas superpotencias euroasiáticas tienen interés en aminorar el dominio del dólar de Estados Unidos en el comercio global como la divisa de reserva mundial.

Rusia ahora acepta la divisa china (renminbi/yuan) en pago por sus hidrocarburos y después de las sanciones punitivas ha empezado a mirar a China para una ruta de escape financiero.

6) Ambiente de negocios: los cinco reporteros aseveran que entre la gente de negocios existe temor de que el vuelco forzado hacia el Este significará la venta (sic) de Rusia desde una posición de debilidad ya que el declive de las relaciones de Occidente es adverso tanto para Rusia como para el mismo Occidente, siendo China el único beneficiario.

7) Ciberseguridad: Rusia y China comparten su preocupación sobre el dominio de Internet por Estados Unidos, en particular por el uso de tecnologías de la información y la comunicación, y las redes para interferir en los asuntos internos de otros Estados o con el propósito de socavar su estabilidad política, económica y social.

Rusia y China favorecen crear el orden del ciberespacio. Pekín y Moscú acaban de firmar un relevante acuerdo en ciberseguridad que mejora su defensa contra los ataques externos.

Cool Militarismo: por temor a la ingeniería reversa (léase: su copia tecnológica), la venta de armas de Rusia a China es muy raquítica, del orden de mil millones de dólares por año, pero en cualquier momento se puede disparar y, a mi juicio, significa la carta oculta de Rusia para diluir el apabullante poder geoeconómico y geofinanciero de China.

Los cinco reporteros sobredimensionan un reciente editorial del rotativo chino Global Times sobre la asociación (sic) estratégica entre China y Rusia, que es totalmente diferente a la alianza (sic) militar de Estados Unidos y Japón.

Dicho editorial fue escrito antes de las exitosas cumbres del BRICS y el Grupo de Shanghai en Ufá y ya no comporta la misma vigencia.

Los cinco reporteros británicos nunca abordan que la hostilidad dual de Estados Unidos hacia Rusia y China orilló al acercamiento de las dos superpotencias euroasiáticas, lo cual revierte la magistral jugada geoestratégica de la dupla Nixon/Kissinger con el dúo Mao Zedong/Zhou Enlai contra el solipsismo soviético, en la era del estancamiento del ucranio Leonid Brezhnev, quien resultó una calamidad geoestratégica al haber perdido China.

Obama repite con Rusia, 43 años más tarde, el error geoestratégico que cometió Brezhnev con China.

AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037


ENLACE: http://www.jornada.unam.mx/2015/07/15/opinion/018o1pol
avatar
Rogersukoi27
General de División
General de División

Mensajes : 10125
Masculino
Edad : 59

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Rogersukoi27 el 15/7/2015, 6:35 pm

Takeda escribió:
Bajo la Lupa


Nuevo eje mundial de superpotencias: China y Rusia, según The Guardian


Alfredo Jalife-Rahme

Un reportaje del rotativo británico The Guardian, de centroizquierda, evidencia el acercamiento entre China y Rusia, susceptible de crear un nuevo eje mundial de superpotencias (http://goo.gl/wtB5g7), como exhibieron las dos exitosas cumbres del BRICS y el Grupo de Shanghai en Ufá (http://goo.gl/FufEmT).

Rusia y China representan un común denominador en geopolítica y un poderoso binomio cuyos intereses coinciden más de lo que difieren, a juicio del rotativo británico, cuyo deseo es limitar el poder de Estados Unidos cuando su comercio bilateral se ha incrementado seis veces (¡supersic!) en la pasada década y el año pasado festejaron el mayor acuerdo gasero de la historia.

Para diagnosticar qué tan robusto es el eje de Rusia y China, los cinco reporteros de The Guardian aducen que para China uno de sus principales atractivos de relaciones más estrechas con Rusia es el potencial de desafiar la todavía dominante posición global de Washington.

Abordan ocho puntos nodales que comparten Moscú y Pekín:

1) Geopolítica: citan la postura del Partido Comunista chino en sus publicaciones internas donde sostienen que China será incapaz de mover al mundo de la unipolaridad a la bipolaridad si no crea una alianza formal (¡supersic!) con Rusia.

Al menos que uno de los dos, Rusia o China, dependa (in)voluntariamente del otro, lo cual tampoco es lineal ni maniqueo, ¿asistimos a una bipolaridad entre Estados Unidos y China (con Rusia en el asiento trasero, lo cual sería intolerable para el orgullo eslavo), o a la mayor probabilidad de una tripolaridad entre Estados Unidos, Rusia y China, con sus respectivas esferas de influencia?

A mi juicio, el grave error geoestratégico de la soberbia estadunidense empujó a Rusia a los brazos geofinancieros y geoeconómicos de China.

Sobre el supuesto irredentismo chino en Asia central, Liu Jun, experto en estudios rusos en la Universidad Normal de China Oriental, indica que China puede desarrollar sus relaciones con los países de Asia central sin desafiar a Rusia, siempre y cuando su influencia no sea avasallante, ya que Rusia comparte con China el objetivo estratégico de desafiar la hegemonía de Estados Unidos en favor de un mundo multipolar.

Para Dmitry Trenin, director de Carnegie Moscow Center, Moscú y Pekín apoyan la idea de un mundo multipolar en contra de un dominio de Estados Unidos y defienden sus propias esferas de influencia desde Ucrania hasta el Mar del Sur de China.

2) Liderazgo: recientemente la agencia estatal china de noticias Xinhua difundió un video sobre lo que los chinos piensan de Rusia, que revela el entusiasmo por ese país y su presidente Vladimir Putin, quien es muy popular y visto como un líder vigoroso, al grado de ser comparado con mucho afecto con Papá Xi, como llaman al coetáneo mandarín chino.

3) Comercio: Moscú espera que Pekín ayudará a financiar a sus empresas, después de que los fondos occidentales se secaron, mientras que las firmas chinas han visto en el bamboleo económico de Rusia una oportunidad para realizar inversiones de capital.

Existe un desequilibrio en la relación bilateral que equivale a 100 mil millones de dólares al año: China es el segundo socio comercial después de la Unión Europea, mientras que Rusia viene al final de una lista de los 10 socios de China, lo cual representa 3 por ciento del volumen del comercio total de Pekín.

En forma significativa, desde 2013 las inversiones foráneas directas (FDI, por sus siglas en inglés) se han disparado en Rusia, quien ocupa ya el segundo lugar detrás de Estados Unidos en las preferencias de Pekín.

4) Energía: Rusia ya superó a Arabia Saudita como el principal abastecedor de petróleo a China. El “ofrecimiento accionario de Putin en el activo mayor de producción, los campos petrolíferos Vankor, de la principal empresa estatal Rosneft, a China (…) subraya la nueva dirección de la política energética”. China sustituyó a Alemania como el principal comprador de petróleo ruso.

Citan a Grigory Birg, analista de Investcafe, quien juzga que la ubicación de las reservas energéticas de Rusia, así como su asociación geopolítica, benefician a China, pero que el timing juega contra Rusia, debido al debilitamiento del rublo (vapuleada divisa rusa) y la dramática baja del precio de los hidrocarburos.

Los cinco reporteros escamotean el gasoducto histórico por 55 mil millones de dólares de Siberia que se conectará a la parte oriental de China en los próximos 30 años, así como el otro gasoducto en la región de Altai (Rusia), que abastecerá a la parte occidental de China durante 30 años. Ambos gasoductos no han sido completados debido a las sanciones económicas y a la debilidad del rublo que dificultan su financiamiento por Gazprom, la gasera rusa.

5) Divisas: ambas superpotencias euroasiáticas tienen interés en aminorar el dominio del dólar de Estados Unidos en el comercio global como la divisa de reserva mundial.

Rusia ahora acepta la divisa china (renminbi/yuan) en pago por sus hidrocarburos y después de las sanciones punitivas ha empezado a mirar a China para una ruta de escape financiero.

6) Ambiente de negocios: los cinco reporteros aseveran que entre la gente de negocios existe temor de que el vuelco forzado hacia el Este significará la venta (sic) de Rusia desde una posición de debilidad ya que el declive de las relaciones de Occidente es adverso tanto para Rusia como para el mismo Occidente, siendo China el único beneficiario.

7) Ciberseguridad: Rusia y China comparten su preocupación sobre el dominio de Internet por Estados Unidos, en particular por el uso de tecnologías de la información y la comunicación, y las redes para interferir en los asuntos internos de otros Estados o con el propósito de socavar su estabilidad política, económica y social.

Rusia y China favorecen crear el orden del ciberespacio. Pekín y Moscú acaban de firmar un relevante acuerdo en ciberseguridad que mejora su defensa contra los ataques externos.

Cool Militarismo: por temor a la ingeniería reversa (léase: su copia tecnológica), la venta de armas de Rusia a China es muy raquítica, del orden de mil millones de dólares por año, pero en cualquier momento se puede disparar y, a mi juicio, significa la carta oculta de Rusia para diluir el apabullante poder geoeconómico y geofinanciero de China.

Los cinco reporteros sobredimensionan un reciente editorial del rotativo chino Global Times sobre la asociación (sic) estratégica entre China y Rusia, que es totalmente diferente a la alianza (sic) militar de Estados Unidos y Japón.

Dicho editorial fue escrito antes de las exitosas cumbres del BRICS y el Grupo de Shanghai en Ufá y ya no comporta la misma vigencia.

Los cinco reporteros británicos nunca abordan que la hostilidad dual de Estados Unidos hacia Rusia y China orilló al acercamiento de las dos superpotencias euroasiáticas, lo cual revierte la magistral jugada geoestratégica de la dupla Nixon/Kissinger con el dúo Mao Zedong/Zhou Enlai contra el solipsismo soviético, en la era del estancamiento del ucranio Leonid Brezhnev, quien resultó una calamidad geoestratégica al haber perdido China.

Obama repite con Rusia, 43 años más tarde, el error geoestratégico que cometió Brezhnev con China.

AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037


ENLACE: http://www.jornada.unam.mx/2015/07/15/opinion/018o1pol

Estimado Takeda, excelente aporte, si podemos retomar la actividad que sigue ocurriendo, mientras
nuestro pais no logra despegar con propuestas mas estrategicas de lo que se ocupa;
3 vectores y 3 gestores de iniciativas propias para ejercer el poder mundial,
no olvidemos la siesta de los europeos y latinoamericanos ante los grandes eventos en evolucion!!!!
tiene un humilde +1 de un servidor!!!!!! Firmes
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 22/7/2015, 3:30 pm

Bajo la Lupa


Un G-2 de EU y Rusia vs. China quiere CFR


Alfredo Jalife-Rahme

Es saludable que empiecen a bajar de tono volcánico los cañones sueltos de Estados Unidos, como el desorbitado marine, general Joseph Dunford, extrañamente próximo jefe de la fuerzas armadas conjuntas, quien afirmó que Rusia encarna la máxima amenaza a la seguridad nacional de EU (http://goo.gl/b12L2X), lo cual valió las intensas protestas rusas y la expedita desacreditación de la Casa Blanca y el Departamento de Estado.

Michael Mazar –prominente politólogo de la Rand y colaborador de Hoover Institution (http://goo.gl/5t6TtL)– alerta sobre el nuevo y peligroso (sic) periodo de rivalidad de armas nucleares entre Estados Unidos y Rusia en la fase de transición de la bipolaridad a la multipolaridad (http://goo.gl/Iy0ZpV).

Zbigniew Brzezinski –connotado rusófobo, ex asesor de Seguridad Nacional de Carter e íntimo de Obama– busca su propia salida mental, donde se había encajonado, y celebra la triple cooperación de Estados Unidos con Rusia (sic) y China que ha resuelto el contencioso nuclear iraní (https://goo.gl/IBYKYE).

Brzezinski admite implícitamente el G-3, aunque su proclividad sea a favor de un G-2 con China y contra Rusia, y que a estas alturas parece rebasado por la realidad.

Nada menos que el israelí-estadunidense Leslie Gelb (http://goo.gl/oelxv6), presidente honorario del muy influyente Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés) y quien goza de vínculos poderosos en el Olimpo estadunidense, propone un audaz G-2 entre Estados Unidos y Rusia que califica de détente plus en la revista de corte realista The National Interest, cuyo director honorario es Henry Kissinger (http://goo.gl/qtE7rs).

CFR recibe escalofriantes dádivas de los principales megabancos de Wall Street y de la crema y nata del establishment (http://goo.gl/NVDjDd).

Pese a sus íntimos nexos con el ex senador republicano en Nueva York Jacob Koppel Javits –aliado del entonces gobernador Nelson Rockefeller–, la propuesta de Leslie Gelb suena muy atractiva para el teatro europeo, omitiendo su animadversión global a China, ya que distiende ( détente en francés) la ominosa confrontación entre las dos máximas superpotencias nucleares.

The National Interest es editada por Jacob Heilbrunn, cuyos intereses estuvieron vincu­lados con Irving Kristol, considerado el patriarca histórico de los neoconservadores straussianos que respaldaron a Baby Bush en sus desastrosas guerras en Afganistán e Irak.

Del extenso y propositivo ensayo de Leslie Gelb, quien no cae en la vulgar diatriba anti Putin y anti Rusia –y que naturalmente exhibe sesgos propios de la ideología imperante en el establishment–, me llamó la atención que cite a George Kennan, quien antes de morir puso de relieve los tremendos errores que Estados Unidos estaba perpetrando contra Rusia al arrinconarlo en forma temeraria: “George Kennan predijo en febrero de 1997 que la política de expansión de la OTAN a las fronteras de Rusia podría esperarse que inflamaría las tendencias militaristas, nacionalistas y anti occidentales en la opinión rusa; tendría un efecto adverso en el desarrollo de la democracia rusa; restauraría la atmósfera de guerra fría en las relaciones Este/Oeste, e impulsaría la política exterior rusa en direcciones decididamente no de nuestro gusto”. ¡Fue justamente lo que sucedió!

Después de repasar todos los errores de varios presidentes de Estados Unidos frente a Rusia, pues resultó que Moscú tiene la capacidad de causar problemas con su poder militar, cuando la OTAN carece de estrategia para contrarrestar las presiones crecientes de Rusia.

Cita a tres ex embajadores de Estados Unidos en Moscú quienes han señalado que las medidas punitivas y defensivas solas no producirán el poder requerido sobre Rusia, por lo que carece de realismo pensar que Occidente puede obtener la deseada moderación y cooperación de Rusia sin tratar con Moscú como una superpotencia que posee intereses legítimos (sic) y reales (sic), especialmente en sus fronteras.

El détente plus reconoce una amplia gama de intereses comunes y superpuestos que resolverían (sic) ambos los problemas de Rusia y Estados Unidos.

Leslie Gelb no lo dice abiertamente pero dos frases son altamente significativas y pueden ser interpretadas como un G-2 entre Estados Unidos y Rusia, cuyo virtual reparto y/o condominio del féretro europeo los acerca como contrapeso dual frente al ascenso de China: Si existe una jugada que puede aliviar la inundación (sic) de crisis en el mundo, es la realidad de Washington y Moscú combinando (¡supersic!) sus poderes.

Juzga que el trato con China es más complicado ya que dicho acercamiento entre Estados Unidos y Rusia molestará a Pekín y no se puede hacer nada al respecto, sino, al contrario, puede tener un efecto salubre (sic) sobre China, ya que ambos, Rusia y Estados Unidos, se preocupan de la musculatura militar y económica de China, y no sería dañino que Pekín considere a Moscú y a Washington como contrapeso” (¡supersic!).

Sea lo que fuere, en el futuro previsible los intereses de Rusia y Estados Unidos coinciden más uno con el otro que con China.

¿Un G-2 de Rusia y Estados Unidos contra China?

¿Qué tanto le podrá conceder Estados Unidos a Rusia cuando la asociación, que no alianza estratégica aún, entre Moscú y Pekín ha tomado un aparente trayecto irreversible, como se plasmó en las dos exitosas cumbres geoestratégicas de Ufá (http://goo.gl/OpqwY0)?

¿Vale la entrega de gran parte de Europa por Estados Unidos a Rusia, superpotencia euroasiática a carta cabal, como anzuelo de su disociación con China?

Hasta el muy polémico y cada vez más errático centro texano-israelí Stratfor, que se ostenta como la CIA de las 500 empresas globales de la revista Fortune, destaca el significativo paso del inicio de charlas bilaterales regulares entre Estados Unidos y Rusia, pasándose de largo a la alicaída Europa, como parte del premio por la facilitación de Moscú (nota: recipiendaria del desmantelamiento del uranio persa) de las negociaciones del contencioso iraní (https://goo.gl/fGLGkl).

La propuesta de distensión (détente) de Leslie Gelb se manifiesta entre las dos cumbres de Ufá y el próximo encuentro entre Obama y el mandarín Xi.

Sputnik de Rusia dio vuelo a mi propuesta del intermarium: zona de amortiguamiento entre Rusia y el irredentismo de la OTAN entre el mar Negro y el mar Báltico (http://goo.gl/tbVE6B), que pudiera ser un referente para un G-2 regional en el teatro europeo.

Estados Unidos se aisló al arrojar a Rusia a los brazos de China (http://goo.gl/nIzW1x) y hoy intenta rectificar dividiendo la dualidad euroasiática de Rusia y China.

Obama anda en búsqueda de un G-2 perdido, sea con Rusia contra China (postura de Leslie Gelb y el CFR), sea con China contra Rusia (postura de Zbigniew Brzezinski).

¿Quién entre Rusia y China caerá primero en su obscena trampa?

Sin caer en maniqueísmos, en la fase del mundo post Crimea –sin menospreciar a trascendentales actores ocultos como India y lo que quede de Europa en su etapa de fracking geopolítico– el planeta tiende más a la tripolaridad del G-3, donde Estados Unidos, Rusia y China tendrán que buscar creativos acomodamientos por la vía diplomática y respetar sus respectivas esferas de influencia.

La otra alternativa definitoria sería la guerra termonuclear, que ninguna de las tres superpotencias ganaría.

http://AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037


ENLACE: http://www.jornada.unam.mx/2015/07/22/opinion/016o1pol
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 9/8/2015, 1:40 pm

Spoiler:
Bajo la Lupa


Un G-2 de EU y Rusia vs. China quiere CFR


Alfredo Jalife-Rahme

Es saludable que empiecen a bajar de tono volcánico los cañones sueltos de Estados Unidos, como el desorbitado marine, general Joseph Dunford, extrañamente próximo jefe de la fuerzas armadas conjuntas, quien afirmó que Rusia encarna la máxima amenaza a la seguridad nacional de EU (http://goo.gl/b12L2X), lo cual valió las intensas protestas rusas y la expedita desacreditación de la Casa Blanca y el Departamento de Estado.

Michael Mazar –prominente politólogo de la Rand y colaborador de Hoover Institution (http://goo.gl/5t6TtL)– alerta sobre el nuevo y peligroso (sic) periodo de rivalidad de armas nucleares entre Estados Unidos y Rusia en la fase de transición de la bipolaridad a la multipolaridad (http://goo.gl/Iy0ZpV).

Zbigniew Brzezinski –connotado rusófobo, ex asesor de Seguridad Nacional de Carter e íntimo de Obama– busca su propia salida mental, donde se había encajonado, y celebra la triple cooperación de Estados Unidos con Rusia (sic) y China que ha resuelto el contencioso nuclear iraní (https://goo.gl/IBYKYE).

Brzezinski admite implícitamente el G-3, aunque su proclividad sea a favor de un G-2 con China y contra Rusia, y que a estas alturas parece rebasado por la realidad.

Nada menos que el israelí-estadunidense Leslie Gelb (http://goo.gl/oelxv6), presidente honorario del muy influyente Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés) y quien goza de vínculos poderosos en el Olimpo estadunidense, propone un audaz G-2 entre Estados Unidos y Rusia que califica de détente plus en la revista de corte realista The National Interest, cuyo director honorario es Henry Kissinger (http://goo.gl/qtE7rs).

CFR recibe escalofriantes dádivas de los principales megabancos de Wall Street y de la crema y nata del establishment (http://goo.gl/NVDjDd).

Pese a sus íntimos nexos con el ex senador republicano en Nueva York Jacob Koppel Javits –aliado del entonces gobernador Nelson Rockefeller–, la propuesta de Leslie Gelb suena muy atractiva para el teatro europeo, omitiendo su animadversión global a China, ya que distiende ( détente en francés) la ominosa confrontación entre las dos máximas superpotencias nucleares.

The National Interest es editada por Jacob Heilbrunn, cuyos intereses estuvieron vincu­lados con Irving Kristol, considerado el patriarca histórico de los neoconservadores straussianos que respaldaron a Baby Bush en sus desastrosas guerras en Afganistán e Irak.

Del extenso y propositivo ensayo de Leslie Gelb, quien no cae en la vulgar diatriba anti Putin y anti Rusia –y que naturalmente exhibe sesgos propios de la ideología imperante en el establishment–, me llamó la atención que cite a George Kennan, quien antes de morir puso de relieve los tremendos errores que Estados Unidos estaba perpetrando contra Rusia al arrinconarlo en forma temeraria: “George Kennan predijo en febrero de 1997 que la política de expansión de la OTAN a las fronteras de Rusia podría esperarse que inflamaría las tendencias militaristas, nacionalistas y anti occidentales en la opinión rusa; tendría un efecto adverso en el desarrollo de la democracia rusa; restauraría la atmósfera de guerra fría en las relaciones Este/Oeste, e impulsaría la política exterior rusa en direcciones decididamente no de nuestro gusto”. ¡Fue justamente lo que sucedió!

Después de repasar todos los errores de varios presidentes de Estados Unidos frente a Rusia, pues resultó que Moscú tiene la capacidad de causar problemas con su poder militar, cuando la OTAN carece de estrategia para contrarrestar las presiones crecientes de Rusia.

Cita a tres ex embajadores de Estados Unidos en Moscú quienes han señalado que las medidas punitivas y defensivas solas no producirán el poder requerido sobre Rusia, por lo que carece de realismo pensar que Occidente puede obtener la deseada moderación y cooperación de Rusia sin tratar con Moscú como una superpotencia que posee intereses legítimos (sic) y reales (sic), especialmente en sus fronteras.

El détente plus reconoce una amplia gama de intereses comunes y superpuestos que resolverían (sic) ambos los problemas de Rusia y Estados Unidos.

Leslie Gelb no lo dice abiertamente pero dos frases son altamente significativas y pueden ser interpretadas como un G-2 entre Estados Unidos y Rusia, cuyo virtual reparto y/o condominio del féretro europeo los acerca como contrapeso dual frente al ascenso de China: Si existe una jugada que puede aliviar la inundación (sic) de crisis en el mundo, es la realidad de Washington y Moscú combinando (¡supersic!) sus poderes.

Juzga que el trato con China es más complicado ya que dicho acercamiento entre Estados Unidos y Rusia molestará a Pekín y no se puede hacer nada al respecto, sino, al contrario, puede tener un efecto salubre (sic) sobre China, ya que ambos, Rusia y Estados Unidos, se preocupan de la musculatura militar y económica de China, y no sería dañino que Pekín considere a Moscú y a Washington como contrapeso” (¡supersic!).

Sea lo que fuere, en el futuro previsible los intereses de Rusia y Estados Unidos coinciden más uno con el otro que con China.

¿Un G-2 de Rusia y Estados Unidos contra China?

¿Qué tanto le podrá conceder Estados Unidos a Rusia cuando la asociación, que no alianza estratégica aún, entre Moscú y Pekín ha tomado un aparente trayecto irreversible, como se plasmó en las dos exitosas cumbres geoestratégicas de Ufá (http://goo.gl/OpqwY0)?

¿Vale la entrega de gran parte de Europa por Estados Unidos a Rusia, superpotencia euroasiática a carta cabal, como anzuelo de su disociación con China?

Hasta el muy polémico y cada vez más errático centro texano-israelí Stratfor, que se ostenta como la CIA de las 500 empresas globales de la revista Fortune, destaca el significativo paso del inicio de charlas bilaterales regulares entre Estados Unidos y Rusia, pasándose de largo a la alicaída Europa, como parte del premio por la facilitación de Moscú (nota: recipiendaria del desmantelamiento del uranio persa) de las negociaciones del contencioso iraní (https://goo.gl/fGLGkl).

La propuesta de distensión (détente) de Leslie Gelb se manifiesta entre las dos cumbres de Ufá y el próximo encuentro entre Obama y el mandarín Xi.

Sputnik de Rusia dio vuelo a mi propuesta del intermarium: zona de amortiguamiento entre Rusia y el irredentismo de la OTAN entre el mar Negro y el mar Báltico (http://goo.gl/tbVE6B), que pudiera ser un referente para un G-2 regional en el teatro europeo.

Estados Unidos se aisló al arrojar a Rusia a los brazos de China (http://goo.gl/nIzW1x) y hoy intenta rectificar dividiendo la dualidad euroasiática de Rusia y China.

Obama anda en búsqueda de un G-2 perdido, sea con Rusia contra China (postura de Leslie Gelb y el CFR), sea con China contra Rusia (postura de Zbigniew Brzezinski).

¿Quién entre Rusia y China caerá primero en su obscena trampa?

Sin caer en maniqueísmos, en la fase del mundo post Crimea –sin menospreciar a trascendentales actores ocultos como India y lo que quede de Europa en su etapa de fracking geopolítico– el planeta tiende más a la tripolaridad del G-3, donde Estados Unidos, Rusia y China tendrán que buscar creativos acomodamientos por la vía diplomática y respetar sus respectivas esferas de influencia.

La otra alternativa definitoria sería la guerra termonuclear, que ninguna de las tres superpotencias ganaría.

http://AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037


Enlace: http://www.jornada.unam.mx/2015/07/22/opinion/016o1pol


FE DE ERRATAS: Post duplicado.


Última edición por Takeda el 10/8/2015, 9:02 am, editado 1 vez
avatar
Von Leunam
Coronel
Coronel

Mensajes : 7371
Masculino
Edad : 29
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Von Leunam el 9/8/2015, 3:15 pm

Estimado Takeda, duplico los post, la nota que publico hoy es la misma que la de hace semanas.

Saludos.
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 10/8/2015, 9:00 am

¡Es verdad! Una disculpa mi estimado.
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 1/9/2015, 10:02 am

Ucrania y Turquía han creado una brigada internacional islámica contra Rusia


por Thierry Meyssan


Mientras Estados Unidos e Irán acaban de firmar un acuerdo paz en el Medio Oriente, Turquía y Ucrania han encontrado un nuevo destino para los yihadistas que operan actualmente en Siria e Irak: enviarlos a luchar contra Rusia en Crimea.

SOCIOS | DAMASCO (SIRIA) | 15 DE AGOSTO DE 2015
FRANÇAIS
+


Los tártaros viven en Rusia, en la República rusa de Tartaristán, y en Crimea, donde residen unos 250 000, y son aún más numerosos –5 millones– en Turquía.

Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial los tártaros se pusieron del lado del fascismo y apoyaron a las tropas nazis en contra de los rusos. El III Reich los puso bajo la autoridad de Gerhart von Mende, incluyéndolos en el Ostministerium. Su alianza con los nazis les valió que el gobierno de Stalin decidiera deportarlos, dispersándolos en su mayoría a través de la Unión Soviética. Sólo al cabo de años de exilio, los tártaros fueron autorizados a regresar a Crimea.

Al término de la Segunda Guerra Mundial, la CIA reunió a los musulmanes que trabajaban para el Reich y que habían logrado escapar. Y los incorporó al AmComLib, o sea el American Committee for the Liberation of the Peoples of Russia que difundía su propaganda a traves de Radio Liberty. Posteriormente, esa estación se fusionó con Radio Free Europe.

Durante todo el periodo de la guerra fría, la CIA utilizó numerosos agentes tártaros para sabotear la economía de la Unión Soviética. En los años 1950, la CIA creó una mezquita en Alemania para utilizarla como base de retaguardia en esa operación. Más tarde puso la dirección de esa mezquita en manos de Said Ramadan y de la Hermandad Musulmana.

Sobre eso trata la investigación de Ian Johnson, titulada Una mezquita en Munich. [1]

En los años 1960, los tártaros antisoviéticos se agruparon alrededor Mustafa Yemilev, también conocido bajo el nombre turco de Mustafa Abdulcemil Cemiloglu, en el seno de la Unión de la Juventud de los Tártaros de Crimea. En 1969, este individuo se unió al grupo de Andrei Sajarov, obteniendo así una reputación injustificada de personaje hostil a la violencia. Condenado en 7 ocasiones debido a sus vínculos con la CIA, pasó en la cárcel un total de 10 años, hasta que Mijaíl Gorbatchov lo autorizó a regresar a Crimea.

En 2004 participó en la «revolución naranka», organizada por la CIA siguiendo los consejos de Gene Sharp. Se convierte entonces en diputado de los tártaros ante el Parlamento ucraniano.

El 8 de mayo de 2007, aniversario de la derrota nazi, su organización participa en el Congreso Constituyente del «Frente Antiimperialista», reunido por la CIA en Ternopol (oeste de Ucrania). Todas las organizaciones nazis e islamistas de Europa participan en ese congreso. Doku Umarov, emir del Cáucaso y presidente del Emirato Islámico de Ichkeria (Chechenia), no puede participar en la reunión pero envía una carta de acogida y respaldo. El Frente elige como presidente al nazi Dimitro Yarosh, quien más tarde tendrá un papel central en el golpe de Estado [de Kiev] y se convertirá en secretario adjunto del Consejo de Seguridad Nacional de Ucrania.

En 2013, Mustafa Yemilev hace campaña contra el reconocimiento del genocidio [turco] contra el pueblo armenio y amenaza al Estado con las peores represalias si se empaña así el honor de Turquía.

Durante el golpe de Estado de la plaza Maidan, a finales de 2013 y principios de 2014, Yemilev respalda el régimen golpista. Jóvenes tártaros, que estaban participando en la yihad en Siria, son enviados rápidamente a Kiev por los servicios secretos turcos para organizar a los manifestantes en la plaza junto a los grupos nazis.

Mustafa Yemilev se une al bloque de Yulia Timochenko, se opone al referéndum sobre la reintegración de Crimea a la Federación Rusa y da una conferencia de prensa conjunta con Ahmet Davutoglu –en Ankara– llamando a boicotear esa consulta.

El 14 de marzo, es recibido por el Consejo del Atlántico Norte en la sede de la OTAN, en Bruselas.

El 13 de junio de 2014, en ocasión de un viaje del presidente Obama a Polonia, Mustafa Yemilev recibe del gobierno polaco el premio de Solidarnosc, ascendente a 1 millón de euros. El presidente polaco Bronislaw Komorowski le entrega personalmente la recompensa, en presencia del secretario de Estado John Kerry, del presidente ucraniano Petro Porochenko y del viceprimer ministro turco Bulent Arinc.

El 1º de agosto de 2015, Yemilev preside el Congreso Mundial de los Tártaros, en Ankara. Junto a él se hallaban tanto el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Pavlo Klimkin, como el viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus.

Al final del Congreso, Mustafa Yemilev anunció la creación de una brigada internacional musulmana para retomar Crimea. Esa brigada tendrá su base en Jerson, donde ya se encuentra un gobierno provisional de Crimea en el exilio, y debe incluir voluntarios provenientes de las Repúblicas de Tartaristán y Chechenia, así como de Uzbekistán y Azerbaiyán y de la región georgiana de Meskhetia.

Finalmente, Yemilev y su segundo, Refat Abdurakhmanovich Chubarov –en turco, Refat Abdurahmanoglu Cubarov– fueron recibidos por el presidente turco Erdogan.

La historia no dice si Recep Tayyip Erdogan tiene intenciones de incluir en esa brigada algunos de los actuales combatientes del Emirato Islámico o si sólo les asignará nuevos elementos. Lo que sí es seguro es que no se trata de una brigada internacional para defender los derechos de los tártaros de Crimea sino para agredir a Rusia con ese absurdo pretexto.

Más que nunca, el señor Erdogan se reafirma como supervisor del terrorismo islamista mundial.


ENLACE: http://www.voltairenet.org/article188434.html
avatar
aztro
Guardiamarina
Guardiamarina

Mensajes : 614
Masculino
Edad : 27
Localización : edomex

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por aztro el 3/9/2015, 2:03 am

26 años despues la caida del muro de Berlin, Alemania se vuelve a eregir como la gran potencia europea, domina ya los destinos de varias naciones y ahora de miles de vidas provenientes de otros continentes en busqueda de refugio, mientras EUA la "gran victoriosa" de la SGM trata de revertir el desarme de sus fuerzas en la UE, ante la eterna resistencia del Oso ruso en el este...




ALEMANIA ES EUROPA

Un viejo debate ha quedado superado. A pesar de la crisis griega, a nadie le interesa ya saber si tenemos una Alemania europea o una Europa alemana. Europa es Alemania. O dicho de otra forma: la escasa y defectuosa Europa que tenemos se debe al liderazgo alemán y específicamente al de Angela Merkel. Sin Alemania, ya no habría Europa alguna, ni escasa ni defectuosa. Así ha sucedido con la crisis ucrania, con la griega y ahora con la llegada de millares de refugiados, en su mayoría sirios que huyen de la guerra y de las matanzas de civiles.

Aunque los europeos apenas nos enteremos, las tres crisis tienen un carácter existencial, porque ponen a prueba la capacidad de los países socios para seguir juntos en el proyecto de unión cada vez más estrecha e incluso para preservar los principios y valores que inspiran a la UE. La canciller alemana lo enunció en una frase ya célebre sobre la moneda única: “Si cae el euro, cae Europa”. Y ahora ha vuelto a enunciarlo respecto a la política de asilo: “Si Europa falla en esta cuestión de los refugiados, quedará destruida la estrecha vinculación con los derechos civiles universales y no tendremos la Europa que deseamos”.

El papa Francisco, escandalizado ante los naufragios de las pateras con refugiados e inmigrantes en el Mediterráneo, denunció la globalización de la indiferencia al empezar su pontificado. También en la actual crisis, lo peor de todo es la europeización de la indiferencia, esa Europa que se encoge de hombros, se desentiende y deja caer el peso de los problemas a los países directamente afectados. Alemania, por el contrario, no tan solo está propugnando las políticas que convienen para la mayor oleada de refugiados políticos desde la Segunda Guerra Mundial, sino que está predicando con el ejemplo y es el país que más refugiados acoge y más se ha movilizado.

¿Hay también motivos de interés en la favorable acogida de los refugiados en Alemania? Los hay, sí. La demografía alemana augura un futuro muy incierto si no llegan y se integran millones de inmigrantes en los próximos años. Pero lo mismo sucede, en grados distintos, en toda Europa. El continente europeo, si quiere mantener sus valores y sus niveles de bienestar, debe convertirse en tierra de inmigración. Ofrecer el asilo e integrar a los millones de personas que huyen de Siria puede ser por tanto una oportunidad para los europeos, para nuestros intereses, pero también para la preservación de nuestros principios y valores.

Europa no es tan solo Alemania, está claro. Pero Alemania es la que hace la tarea europea fundamental, a la que los otros países solo aportan por el momento la ayuda o el complemento. Hacer Europa es ahora mismo acoger asilados en nuestros pueblos, ciudades y países. Si solo es Alemania quien lo hace, con la ayuda de Suecia o de Francia, nadie tendrá derecho a evocar más tarde el peso excesivo de Alemania en las políticas y en las decisiones. Los refugiados de la estación de Budapest no gritan Europa, Europa, sino Alemania, Alemania.
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 11/9/2015, 6:03 pm

«CAOS GLOBAL»


Estados Unidos sopesa su nueva estrategia ante Rusia y China


por Alfredo Jalife-Rahme

En momentos en que la autoridad de Washington se ve más maltrecha e incoherente que nunca, Alfredo Jalife analiza las posiciones de Henry Kissinger y de la Rand Corporation. El mítico estratega de la política exterior estadounidense deplora el hecho que el mundo actual ya no esté gobernado por Estados soberanos, mientras que el grupo de reflexión del complejo militaro-industrial estadounidense estudia cómo puede Washington dominar el caos global.


RED VOLTAIRE | CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO) | 11 DE SEPTIEMBRE DE 2015
FRANÇAIS ITALIANO

A medida que el poder global gira hacia la multipolaridad, en Estados Unidos, tanto el sitio web The National Interest como el think tank conocido como Rand Corporation –que los rusos siguen muy de cerca– sopesan cuál es su nuevo papel frente a la resurrección militar de Rusia y el irresistible ascenso geoeconómico de China.

En su número bimestral de septiembre-octubre de 2015, que incluye una relevante entrevista de Henry Kissinger [1] –quien forma parte de su consejo editorial [2], The National Interest se pregunta cuál es «el objetivo del poder estadunidense».

Por su parte, la Rand Corporation aborda los avatares de Estados Unidos frente al despliegue del «nuevo orden global» y juzga que «todo cambió en unos pocos días confusos, en febrero de 2014, cuando soldados rusos en uniforme sin distintivos se deslizaron en el territorio ucraniano de Crimea capturándolo prácticamente sin disparar un tiro».

Aquí lo relevante no es la distorsión obscena de los hechos sino que la reincorporación de la estratégica península de Crimea a su madre patria (en)marque para los sesgados analistas de la Rand Corporation el fin del caduco orden global al reconocer que «Rusia es todavía una fuerza que tiene que ser reconocida» cuando cunde la paranoia estadounidense sobre «el mundo en que vivimos: con amenazas que pueden venir de cualquier parte en cualquier momento».

Un equipo de expertos de la Rand Corporation desarrolló un manual de estrategias para enfrentar los nuevos desafíos con el objetivo nodal de «preservar el orden internacional frente a la amplia gama de desorden».

Mediante su «Proyecto Re-Pensar Estratégico», la Rand Corporation explora importantes asuntos estratégicos y el camino de Estados Unidos en un «mundo turbulento», lo cual parece más determinista que determinado [3].

Sobresalen «tres regiones críticas»:

Medio-Oriente,
Europa y
Asia Oriental.
Pero llama la atención la afirmación de que «Estados Unidos no confronta una amenaza existencial» sino que «más bien confronta una gama inusualmente amplia y diversa de desafíos».

¿No será que Estados Unidos facilita, por no decir que promueve, el caos global en las 3 citadas «regiones críticas», que coincidentemente afectan e infectan a sus competidores geoeconómicos y geopolíticos: la Unión Europea, Rusia y China?

Curiosamente, estos 3 teatros de guerra se hallan lejos de las fronteras de Estados Unidos y cerca de los límites de Rusia y China.

Pareciera que Estados Unidos, en medio del caos global, se pertrecha, se agazapa y encapsula en las zonas de fractales [4]: zonas de orden dentro del desorden, de acuerdo con la Teoría del Caos.

¿Se define Estados Unidos como la zona fractal dentro del caos global?

La exploración estratégica de la Rand Corporation es muy ambiciosa. En un primer volumen aborda las «elecciones para Estados Unidos en un mundo turbulento», a cargo del embajador James Dobbins.

Vendrán otros volúmenes que enfocarán la defensa, la estrategia económica internacional, la anticipación a estrategias sorpresivas, el mejor uso del espionaje, la reforma del sistema de toma de decisiones de la Seguridad Nacional y el manejo de las complejas relaciones de Estados Unidos con sus aliados y socios.

Entre los hallazgos principales destaca la obsesión de que «Rusia ha resurgido como Estado agresor».

En lugar de aceptar la nueva realidad –Rusia como superpotencia indispensable para el nuevo orden global–, los expertos de la Rand Corporation prefieren regresar a sus nostálgicas posturas de la guerra fría y, peor aún, a la intolerable humillación a Rusia, como en la corta fase de la unipolaridad estadounidense, cuando el “oso ruso” aún no trazaba sus nuevas líneas rojas del siglo 21.

Y matiza la Rand Corporation: «Rusia se comporta mal, pero no en la escala de la anterior URSS». Sentencia además que «China se ha vuelto más represiva adentro y más segura afuera», sin tomar en cuenta los factores exógenos y endógenos.

Los temas al-Qaeda, cambio climático y ébola son variaciones del mismo tema que ha manejado Obama.

Un frente que preocupa a la Rand Corporation es el «ciberespacio», que «ha emergido como un nuevo campo de batalla entre las fuerzas del orden y el desorden».

Se da por sentado que las «fuerzas del orden» están representadas por Estados Unidos y su caduco orden unipolar, mientras que las «fuerzas del desorden» están simbolizadas por Rusia y China, países que anhelan un nuevo orden global de corte multipolar y más equitativo.

La Rand Corporation se deleita en insistir sobre el caos: «los pasados pocos años han sido un recordatorio de que la estabilidad no es el estado natural del ambiente internacional, de que la paz no se autoperpetúa y que regiones enteras pueden caer súbitamente en la anarquía».

Lo que queda claro, según la Rand Corporation, es que sin la dirección unipolar de Estados Unidos aparece la anarquía.

La Rand Corporation afirma que se ha exagerado el «desastre», que «el orden internacional está desintegrándose» y que la «capacidad de Estados Unidos para liderear se desvanece».

En el ámbito económico, la Rand Corporation se pregunta, en caso de una conclusión feliz del TPP y del TTIP, «si se debe incluir o excluir a China».

China constituye su enigma de Hamlet: ¿acomodarla o competir con ella en las nuevas estructuras financieras multilaterales (Léase: el nuevo banco chino AIIB)?

Sobre Rusia, la Rand Corporation se pregunta «cuán lejos se debe ir aislándola y penalizándola, dada la necesidad de [disponer de] su cooperación en otros ámbitos», a la par de desplegar o no «fuerzas adicionales de Estados Unidos en o cerca de los países Bálticos para disuadir o derrotar cualquier movimiento ruso contra los aliados de la OTAN».

Sobresale la viabilidad de «buscar una Ucrania unida, pero neutral».

Veamos las “recomendaciones” de la Rand Corporation: Estados Unidos, «máxima potencia mundial, debe continuar asumiendo el liderazgo para sostener y extender las reglas basadas en el orden internacional» y «debe promover el desarrollo de nuevas normas en sectores donde todavía no existen [tales normas], como el manejo cibernético y del clima».

Pese al caos global –«caos en el Medio Oriente, intervención de Rusia en Estados vecinos, la asertividad china en el Mar del Sur de China, cambio climático y el declive en la prontitud militar de Estados Unidos»– la Rand Corporation juzga que «no se está cayendo el mundo» y que «tales dificultades no están lejos de la habilidad de Estados Unidos para lidiar con ellas» y que incluso «eras previas habían visto mayores cambios en el balance global del poder que los de hoy».

Destaca el liderazgo que debe ejercer Estados Unidos en «un ambiente geopolítico turbulento», pero la Rand Corporation no formula cuál debe ser el papel de Rusia, de China y de lo que quede de la Unión Europea.

A mi juicio, el caos global imperante se debe al declive de Estados Unidos, en conjunción con la decepcionante actuación de la Unión Europea –que no ha sabido imponer su anhelada autonomía–, y a la «asociación estratégica» entre Rusia y Estados Unidos.

Quizá el máximo error de la Unión Europea ha sido haberse alineado pusilánimemente con el unilateralismo insostenible de Estados Unidos, superpotencia declinante, al entrar en un insensato enfrentamiento con Rusia, la principal superpotencia nuclear euroasiática.

El principal error geoestratégico de Estados Unidos, que no ha sabido acomodarse a la nueva realidad del nuevo orden tripolar, es haber empujado Rusia a los brazos de China, cuando la Unión Europea está sufriendo un profundo deterioro político que puede llevar a su implosión.


ENLACE: http://www.voltairenet.org/article188659.html
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 7/10/2015, 10:05 am

Bajo la lupa


Audaz jaque mate de Putin a EU en Siria, según Conflicts Forum


Alfredo Jalife-Rahme

El diplomático británico Alastair Crooke (AC) –director de Conflicts Forum, con sede en Beirut, y consejero para el Medio Oriente de Javier Solana, encargado de la cancillería de la Unión Europea (UE) de 1997 a 2003–, no es un improvisado cualquiera, por lo que su asombroso ensayo sobre el “audaz jaque mate de Putin a Estados Unidos (EU) en Siria (http://goo.gl/Umk8Gs)” cobra relieve superlativo en el incandescente debate que se fragua en Occidente (whatever that means) sobre el asombroso golpe geoestratégico de timón de Rusia en Siria.

Una semana antes de su impactante ensayo, Crooke, anterior prominente espía británico del MI6, había adelantado la relevancia de Siria como trascendente sitio estratégico en el que abordaba tres variables cruciales: 1. El cambio cualitativo (¡súper sic!) de la intervención rusa; 2. La real crisis de Turquía, con su devaluada divisa (la lira), al borde de una guerra civil con su población kurda y “uno de los pilares de las fuerzas yihadistas (http://goo.gl/jZ8SOM)”, y 3. La zozobra financiero/económica de Arabia Saudita (AS) por el desplome del precio del petróleo, con amagos públicos de revuelta palaciega en la Casa Real wahabita (http://goo.gl/6qD5w9).

Me llama la atención que AC no cite a Egipto –mayor potencia militar del mundo árabe y su mayor población sunnita– que ha sido neutralizada y será factor relevante para la resolución del contencioso sirio cuando el general Abdelfatah Al-Sisi se ha acercado a Rusia y a China (http://goo.gl/5JHXBV), no a Irán, que está pendiente de la devolución de sus 150 mil millones de dólares por EU a principios de 2016 con el levantamiento de las sanciones occidentales y que forma parte del creciente chiíta con el eje Iraq, Hezbolá (Líbano) y los alauitas de Siria bajo la férula de Rusia y que desemboca en el principal puerto sirio: Latakia, puerta chiíta al mar Mediterráneo desde Irán y donde Rusia ha instalado su base militar aérea, al unísono de su añeja base naval en el puerto de Tartús. A esta alianza se le conoce ahora como la coalición C4+1 (https://goo.gl/840C9x).

AC comenta que gran parte de la conflagración en Siria se debe a que contiene una parte sustancial de la cuenca petrolera (¡súper sic!) gigante del Levante, con un potencial corredor crucial, para ser utilizado como palanca para Rusia fuera del mercado europeo de energía. ¿Pues no que no sirve el petróleo, como pregona el México neoliberal itamita?

Debido a la trágica crisis de los migrantes sirios que ha desestabilizado a la UE, según AC, la mayor parte de Europa (con excepción de las reticencias de Gran Bretaña), están desesperados (sic) por una solución política en Siria con el abierto apoyo a Rusia del ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier (http://goo.gl/BtrHBL).

A mi juicio: lo óptimo es una salida diplomática con doble bendición de EU y Rusia.

Ante la política desacreditada del ajeno cambio de régimen y la ominosa yihadización de todo el Medio Oriente, AC afirma que la audaz jugada unilateral de Putin ha dado jaque mate (¡súper sic!) a Washington cuando Rusia está a punto de cambiar los hechos en el terreno desde el punto de vista militar.

Que conste que su ensayo fue escrito hace 19 días y hoy, a mi juicio, la intervención del zar Vlady Putin ha conseguido cinco puntos: 1. impide la caída de su aliado Bashar Al-Assad; 2. mantiene la hegemonía rusa de la costa siria de los puertos de Latakia y Tartús en el mar Mediterráneo (y su conectividad al mar Negro); 3. Rusia se reparte los cielos de Siria con la inefectiva coalición de 62 países (sic) que encabeza EU contra los yihadistas que fue deliberadamente inoperante durante un año; 4. neutraliza la libertad celestial de los ataques aéreos unilaterales de Israel, y 5. busca consolidar el bastión alauita (secta esotérica del chiísmo y 15 por ciento de la población siria) en sus dos útiles y paralelas columnas vertebrales urbanas, donde habita 80 por ciento de la población: 1. La línea costera de Latakia a Tartús, y 2. El superestratégico eje vertical de Alepo/Hama/Homs/Damasco.

No todo es color de rosa para la intervención rusa, ya que tiene en su contra dos consideraciones demográficas cruciales: 1. El trascendental factor sunnita, cuando la mayoría de la población de Siria lo es (80 por ciento), no se diga 85 por ciento del sunnismo en el mundo árabe (22 países y 365 millones) y en el mundo islámico (57 países y mil 700 millones de feligreses), y 2. la repetición del empantamiento soviético en Afganistán, sumado de una chechenización juvenil de yihadistas.

Zbigniew Brzezinski, arquitecto del empantanamiento de la ex URSS en Afganistán, amenaza con la notable vulnerabilidad interna de Rusia y sus 20 millones de sunnitas (https://goo.gl/hEJGyW).

Cabe recalcar el arribo trasnacional al teatro de guerra regional en Siria de 30 mil yihadistas (http://goo.gl/GlsL6h), provenientes del TransCáucaso, que incluyen a los uigures de Xinjiang (provincia islámica de China).

No se puede soslayar que Rusia avanza su línea defensiva desde el TransCáucaso –Moscú ha librado dos guerras en Chechenia– hasta Siria, cuando los yihadistas de Daesh/ISIS en Siria/Iraq se han conectado con los neonazis de Ucrania para recuperar Crimea.

AC concluye que Obama tiene más en la mente concentrarse en Rusia y China, cuando estos dos colaboran en una alianza y pregunta qué harán AS, Qatar y Jordania.

Otro grave riesgo, a mi juicio, radica en la ominosa guerra religiosa que puede durar 30 años entre cristianos ortodoxos y sunnitas, cuando el patriarca de Moscú, Kirill, ha proclamado una guerra santa de Rusia para proteger a los cristianos (http://goo.gl/HHZYM2), mientras los clérigos wahabitas de AS conminan al yihad sunnita contra Rusia e Irán (http://goo.gl/oRJu0P).

Otro peligro es la balcanización de Siria en varios mini-estados étnico-teológicos: alawistán, sunnistán, kurdistán y druzostán.

A mi juicio, la jugada maestra de jaque previo al mate ya fue dada en las finales geoestratégicas entre las tres superpotencias, cuando EU orilló a la asociación estratégica entre Rusia y China, lo cual significa el retorno a las esferas de influencia y a sus respectivos regionalismos, cuando la desregulada globalización financierista sucumbe a sus propios demonios y la otrora superpotencia unipolar, EU, no gana más guerras –destruye sin reconstruir, que no es lo mismo, con el objetivo nihilista de elevar su PIB mediante las guerras del complejo-militar-industrial y su colosal venta masiva de armas–, de la propia confesión de sus dos máximos geoestrategas vivientes: Henry Kissinger y Zbigniew Brzezinski.

Los demás movimientos en el tablero de ajedrez global de los tres supremos actores tripolares –EU/Rusia/China– en varias partes del mundo, como Siria y Ucrania, son reflejo del jaque previo al mate global que sólo ocurriría mediante una tercera guerra mundial nuclear que ha sido pospuesta hasta el arribo del nuevo mandatario estadunidense en 15 meses, quien deberá tomar la suprema decisión de repartir el nuevo orden tripolar o acabar con la vida en la biosfera.

Falta elucidar el rumbo que toma (rá) el precio geopolítico del petróleo (http://goo.gl/v2YliW).

AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037


ENLACE: http://www.jornada.unam.mx/2015/10/07/opinion/016o1pol
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 12/10/2015, 8:14 am

Bajo la lupa


Rusia conecta la costa siria a los mares Caspio y Negro: ¿otro jaque a la supremacía marítima de EU?


Alfredo Jalife-Rahme

Más allá de la simplona linealidad maniquea entre buenos y malos, ya emergió la hipercomplejidad geométrica de múltiples capas ( multilayered) del gran Medio Oriente: la línea horizontal, de Marruecos hasta Cachemira, y su línea vertical, desde el cuerno de África hasta el Transcáucaso.

Se reconfigura la cartografía del nuevo gran Medio Oriente cuando se acentúan los indicadores aquí expuestos (http://goo.gl/pMl9on ): 1) se recrudece la guerra civil intrasunita entre turcos y kurdos ( https://goo.gl/CJGHXf ), mientras se genera un acercamiento de los kurdos a Rusia y Siria (http://goo.gl/uc8g0m); 2) se intensifica la anexión por Israel del Golán sirio, pletórico de agua ( http://goo.gl/rBGLGk) y petróleo (http://goo.gl/f9AU0H), y 3) se consolida la coalición “C4+1: el cuatripartita creciente chiíta –1) Irán (que acaba de perder a un prominente general en las afueras de Alepo); 2) Irak (a mayoría chíta); 3) los alawitas de Siria, y 4) el Hezbolá libanés–, sumados a los cristianos ortodoxos de Rusia.

No se puede entender el emergente creciente chiíta sin su corredor –desde el mar Caspio hasta los puertos sirios de Latakia (centro del operativo aéreo ruso) y Tartús (con su añeja base naval rusa)– que se conecta con los mares Mediterráneo y Negro.

Rostislav Ischenko, experto del Centro de Análisis y Pronóstico Sistemáticos de Rusia, arguye sin desparpajo que el asombroso ataque de la flota rusa desde el mar Caspio (¡supersic!) el pasado 7 de octubre contra los bastiones yihadistas sunitas en Siria sorprendió a EU y hubo eliminado la legendaria supremacía global de la armada estadunidense (https://goo.gl/RfCl0U ).

Este temerario aserto parecería desmesurado, de no ser por varias reacciones de EU, en especial, la retirada dos días después de su último portaviones USS Theodore Roosevelt del superestratégico golfo Pérsico.

Debka, presunto portal del Mossad, señala que EU se ha quedado sin portaviones en Medio Oriente (¡supersic!) desde 2007.

El portaviones Roosevelt transporta 5 mil marines y 65 aviones de combate desde donde bombardeaban –en forma inefectiva, por cierto– las posiciones yihadistas de Daesh/ISIS en Siria, Irak y Afganistán (http://goo.gl/Gy3jkc ).

Según el Pentágono, los bombardeos se realizarán ahora desde su bases en Turquía (sic), donde, a juicio de Debka, EU mantiene una media docena de aviones F-16 y son insuficientes para llenar el hueco que deja el portaviones ­ Roosevelt.

¿Deja EU la ingrata tarea de limpieza del terrorismo yihadista a Rusia o facilita la trampa a la ­Brzezinski para que se empantane, como sucedió con la URSS en Afganistán?

El analista Ischenko aduce que EU estaba convencido de que Rusia no iniciaría una guerra nuclear ni siquiera por Ucrania y menos aún por Siria.

Han subestimado demasiado al zar Vlady Putin, quien desde su histórico discurso de Múnich hace cinco años (http://goo.gl/BbsIGC ) trazó sus nítidas líneas rojas (http://goo.gl/Xz49W8 ). ¡No hacen caso!

Según Ischenko, “EU consideraba las flotillas rusas en diferentes mares unas fuerzas capaces de defender sólo las costas correspondientes, captar a contrabandistas y cazadores furtivos, así como llevar a cabo operaciones anfibias en sus aguas: La amenaza real, para EU, eran sólo las partes de las flotas del norte y del Pacífico rusas, capaces en teoría de alcanzar los océanos Atlántico y Pacífico”.

Quizá Ischenko peque de soberbia cuando juzga que una sola descarga de 26 misiles Kalibr contra las bases del Estado Islámico en Siria eliminó por mucho tiempo a la flota de EU del espacio marítimo cuando el reciente ataque ruso ha demostrado que los buques rusos no tienen que ir a ningún lado para destruir cualquier enemigo en el Mediterráneo oriental, el golfo Pérsico, el canal de la Mancha, el mar del Norte y el de Noruega, así como en todo el norte del Atlántico, y para hundir todo lo que hay en el Pacífico al norte de Hawái. ¡Tremendo aserto!

Mientras esperamos cuál es la opinión al respecto de los herederos en EU del almirante y geoestratega Alfred Thayer Mahan, quien abogó por el poder naval de EU, nadie detiene el ímpetu triunfalista –quizá muy prematuro– de Ischenko, quien aduce que EU calculaba que para destruir un grupo de ataque con portaviones, Rusia tendría que disparar simultáneamente 100 misiles, por lo que tendría que juntar en un solo lugar todos los barcos de choque incluidos submarinos de las flotas del Norte y del Pacífico, y de esta manera dejar que EU destruyese las flotas.

¡Vaya juego de ajedrez en el tablero marítimo en el gran Medio Oriente que rebasa la intervención de Rusia en Siria!

Ischenko asevera en forma pasmosa que Rusia no necesita acercar sus naves grandes hacia los objetivos militares para atacarlos, ya que incluso los barcos poco atrayentes pueden lanzar misiles desde una distancia de miles de kilómetros, cuando EU no es capaz de vigilar todos los barcos patrullas que cazan a pescadores furtivos en los mares de Ojotsk o en el Caspio, pero ahora resulta que son capaces de hundir un portaviones estadunidense a tres mares (¡supersic!) de estos barcos desapercibidos. Es algo que reduce la posibilidad de EU de detectar estos misiles de antemano y de esta manera reduce la cantidad de misiles necesarios para destruir un grupo con portaviones. ¡Demoledor!

¿El lanzamiento de los 26 letales misiles crucero Kalibr fueron una advertencia a EU ( https://goo.gl/DUJ34Z)?

En China interpretan los misiles rusos, de gran precisión a una larga distancia, como un mensaje a EU para sentarse a negociar una détente (distensión) que facilitaría el desenfoque de Ucrania por Siria (http://goo.gl/K39ASZ ).

La reacción de EU ha sido burlarse de la supuesta falta de pericia, cuando cuatro de los 26 letales misiles crucero de Rusia fallaron su tiro al blanco en Siria y se desplomaron en Irán, lo cual ha sido desmentido en forma vehemente por Moscú y Teherán.

El lanzamiento sin previo aviso de los misiles crucero rusos desde el mar Caspio –sumado al error de dos aviones rusos de haber penetrado por el mal tiempo los cielos de Turquía (único país islámico miembro de la OTAN)– ha sido catalogado por la OTAN como una escalada perturbadora, por lo que duplicó (¡supersic!), el mismo 7 de octubre, su fuerza de respuesta rápida a 40 mil efectivos, algo no visto desde el “fin de la guerra fría”.

Ashton Carter, mandamás del Pentágono, advirtió que pronto Rusia misma tendrá consecuencias y empezará a sufrir bajas, sin especificar autoría ni procedencia (http://goo.gl/KvWKRJ ).

En espera de la respuesta del eje sunita de Turquía/Arabia Saudita/Qatar, tras 10 intensos y dramáticos días de la intervención rusa en Siria –que incluye varios bastiones yihadistas en Irak–, la capacidad de negociación del C4+1 ha mejorado en forma notable, lo cual corrobora el líder del Hezbolá, Hassan Nasrala (http://goo.gl/MQX96H ).

A mi juicio, la óptima solución es la obligada negociación entre EU y Rusia.

Como telón de fondo, el precio geopolítico del petróleo rebota y reanuda su ascenso, lo cual comporta(rá) también vencedores y perdedores.

http://alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037


ENLACE: http://www.jornada.unam.mx/2015/10/11/opinion/010o1pol
avatar
Rogersukoi27
General de División
General de División

Mensajes : 10125
Masculino
Edad : 59

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Rogersukoi27 el 12/10/2015, 6:33 pm





No hay que olvidar, que el enfasis geopolitico de Alfred Thayer Mahan fue muy directo
en la posicion de dominar los mares, cuando los movimientos mayores sin tener flotas,
se hicieron por tierra (CarloMagno, Gengis-Khan, Los Mogules, etc), y ahora, en
practicas de vinculacion, enlace y posicionamiento de la salida hacia el mediterraneo
via terrotorio Sirio, le reduce las distancias, tiempos y dificultades economicas que
los Europeos les han puesto a los Ruskis, a traves de sus reducciones arancelarias y bloqueos
para detener los avances del Zarista Putin.
No se define el efecto de polarizar a los Arabes en abrupaciones religiosas; ya lo vivieron
como causal de diferendos, y ahora vuelve a tener consecuencias.

Una alianza Arabe (sin tomar en cuenta sus diferencias en etnias, religiones y creencias)
tendria otra vision, si estos definieran si se alinean con Rusia-China o con el Occidente.

Muy pronto, podremos ver derrumbes de las Monarquias fragiles, los Gobiernos titeres y saldra la
directiva que ponga a muchos paises aun fuera del alineamiento, en una decisiva postura!!!
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 18/10/2015, 9:17 am

Bajo la lupa


Control de daños de Kissinger para la retirada de EU en Medio Oriente


Alfredo Jalife-Rahme


Los tuits de Zbigniew Brzezinski, ex asesor de Seguridad Nacional del ex presidente Carter e íntimo de Obama, se acoplan a la intervención rusa en Siria desde el 30/9/15 y a la realidad militar cuando EU ha empezado su retirada de Medio Oriente.

Las fechas de sus cuatro tuits (@zbig) son significativas: 1) Con sus 20 millones de musulmanes, Rusia, actuando sola, comete un grave error al pretender su inmunidad doméstica (sic) del conflicto de Medio Oriente (11/9/15); 2) El Ártico amenaza convertirse en otra fuente de conflicto en las relaciones de EU y Rusia. ¿Existe una política en esta nueva área de contención? (18/9/15); 3) La cooperación de EU y Rusia en Siria puede ser benéfica, no sólo para Medio Oriente, sino también para las relaciones de EU y China (5/10/15), y 4) La ambigüedad puede ser una cobertura para la estrategia, o una señal de su ausencia. Cada vez más, parece que EU busca esta última en Medio Oriente (14/9/15).

Pese a su insufrible rusofobia, en tan sólo 33 días, Brzezinski diluye su vino bélico contra Moscú y teme la apertura de un nuevo frente en el Ártico –detectado por Bajo la Lupa (http://goo.gl/XgoeCf): uno de los puntos más cercanos de los misiles rusos Topol a EU– y acepta la retirada de EU en Medio Oriente que puede ser benéfica al acercamiento de EU y China.

EU pierde su supremacía marítima (http://goo.gl/5PgRpA) y NYT admite el salto cualitativo de las armas rusas en el teatro medio oriental, también admirado por China: “Los militares rusos usan a Siria como terreno de prueba, y Occidente toma nota (http://goo.gl/YJkzGo)”.

La tesis de la inevitabilidad del nuevo orden tripolar para el siglo XXI (http://goo.gl/y3CkwT) ha sido adoptada a regañadientes por The Economist, portavoz de la globalización financierista, que sentencia la paradoja del notable incremento del poder financierista de EU, mientras su poderío militar es desafiado por China, en el mar del Sur de China, y por Rusia: desde Ucrania hasta Siria (http://goo.gl/BgRxGE).

A mi juicio, la clave radica en que el zar Vlady Putin evite humillar a EU como Washington lo hizo con Rusia.

Kissinger, a sus 92 años, sentenció que el acuerdo de EU con China hace 40 años sacó a la URSS de Medio Oriente (http://goo.gl/Bg9Obm).

La vez anterior inquirí al respecto: ¿Se puede decir que 40 años más tarde la nueva asociación estratégica de Rusia y China saca a EU de Medio Oriente? (http://goo.gl/8FUxsU)”.

Ahora Kissinger formula una salida (sic) de EU para su colapso (sic) de Medio Oriente cuando la estructura geopolítica que duró cuatro décadas se encuentra hecha añicos con la presencia de Rusia en Siria, por lo que EU “necesita una nueva estrategia (¡supersic!) y prioridades (http://goo.gl/egRnb0)”.

La congénita iranofobia de Kissinger, enraizada en su israelocentrismo, lo condujo a pronunciarse contra el creativo acuerdo nuclear del P5+1 con Irán, a diferencia de Brzezinski, quien siempre promovió el acuerdo.

El acomodamiento de EU con Irán trastocó la correlación de fuerzas en Medio Oriente.

Para el nonagenario Kissinger, el acuerdo nuclear con Irán desestabilizó la arquitectura estratégica de Medio Oriente cuando el andamiaje geopolítico regional se colapsó, mientras la acción militar unilateral (sic) de Rusia en Siria es el último síntoma de la desintegración del papel de EU en estabilizar el orden (¡supersic!) medio oriental que emergió de la guerra árabe-israelí de 1973.

Juzga que se necesitan conceptos estratégicos y el establecimiento de prioridades en los seis siguientes principios:

1) La destrucción de los yihadistas es más urgente que el derrocamiento de Bashar Assad, quien ya ha perdido más de la mitad del área que una vez controló. Hay que asegurarse de que este territorio no se convierta en un paraíso terrorista permanente”, cuando el esfuerzo (sic) militar de EU sin concluir corre el riesgo de servir como vehículo de reclutamiento para los yihadistas. Critica sucinta: EU debe ser congruente entre su falsa retórica y su espuria inacción frente a los yihadistas;

2) EU ya ha aceptado un papel militar ruso y existen objetivos compatibles cuando para Rusia “limitar su papel militar a la campaña antiyihadista puede evitar un retorno a las condiciones de guerra fría con EU”. Crítica: el caduco acuerdo Sykes-Picot de hace 99 años debe ser sustituido por un acuerdo Lavrov-Kerry mediante un condominio de los nuevos equilibrios a escalas global/regional/local;

3) Los territorios reconquistados deben ser restaurados al gobierno local sunita que existía antes de la desintegración de la soberanía tanto de Irak como de Siria en lo que las petromonarquías de la península Arábiga, así como Egipto y Jordania deben jugar un papel principal en tal evolución, al unísono de Turquía después que resuelva su crisis constitucional. Crítica: hoy, dadas las circunstancias, Egipto (líder militar y poblacional del mundo árabe), en conjunción con Rusia y EU, debe garantizar la seguridad de los sunitas;

4) Una estructura federal debe construirse entre las porciones alauita y sunita. Crítica: no existe un sistema federal en el mundo árabe, ni siquiera en Israel, la madre patria de Kissinger;

5) EU debe implementar las garantías militares en los países sunitas tradicionales. Crítica: Irán deberá acordar la seguridad de los países ribereños del golfo Pérsico, cuya insana discordia regional beneficia a Israel, y

6) El papel de Irán puede ser crucial y así regresar a su papel como un Estado de Westfalia.

Kissinger desea hoy resolver la muy distinta crisis de Medio Oriente como la solución de la guerra religiosa intraeuropea de los 30 años mediante el tratado de Westfalia de 1648. Crítica: Kissinger regresa a la añeja soberanía de hace 367 años aniquilada por la moderna globalización financierista anglosajona.

El israelocentrismo de Kissinger, debido a su origen jázaro (http://goo.gl/M87L4s), lo extravía en su catatimia (ceguera emocional) que le hace distorsionar los matices y sutilezas inherentes a Medio Oriente al mantener su obsesión teleológica de una guerra religiosa entre chiítas y sunitas, lo cual ha sido el objetivo balcanizador israelí-anglosajón y carece de aplicación universal cuando la lucha entre sunitas turcos y kurdos es más de carácter étnico que religioso.

No se diga el apoyo nada asombroso, que siempre vislumbré de Egipto –máxima potencia militar y poblacional del sunismo en el mundo árabe (88.5 millones)– a la intervención de Rusia en Siria (http://goo.gl/vsukcs).

No se puede soslayar la colisión geopolítica dentro del sunismo entre Turquía –80 millones de habitantes, miembro de la OTAN y del G-20–, en la etapa de Erdogan, quien apoyó las revoluciones árabes de los Hermanos Musulmanes y a los yihadistas, frente al militarismo nacionalista sunita de Egipto: el neonasserismo.

Desde 1279 AC, los choques del faraón Ramsés II y los hititas (de Anatolia, Turquía), en el teatro geopolítico de Siria, ni histórica ni numéricamente sustentan la barata dicotomía entre chiítas y sunitas: característica de la balcanizadora geopolítica israelí-anglosajona.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037


ENLACE: http://www.jornada.unam.mx/2015/10/18/opinion/012o1pol
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 12/11/2015, 11:59 am

La cara oculta de la administración Obama


por Thierry Meyssan

La administración estadounidense está profundamente dividida y son pocos los que obedecen al presidente Barack Obama, más preocupado por elaborar un compromiso entre las diferentes facciones que por imponer su propio punto de vista. Después de haber eliminado el clan Petraeus-Clinton, que saboteaba sus esfuerzos, el presidente descubre que Feltman y Power siguen adelante con sus intrigas. Thierry Meyssan recorre aquí la carrera de la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Power, y de su marido, Cass Sunstein, profesor de Derecho y teórico de la dictadura suave.


RED VOLTAIRE | DAMASCO (SIRIA) | 10 DE NOVIEMBRE DE 2015
DEUTSCH FRANÇAIS فارسى РУССКИЙ ITALIANO PORTUGUÊS عربي


¿Cómo instaurar una dictadura con guantes de terciopelo? El presidente Obama conversa con su amigo, el «paternalista liberal» (sic) Cass Sunstein, y con la esposa de este, la «idealista maquiavélica» (también sic) Samantha Power.
Nombrada en 2013 representante permanente de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU, la embajadora Samantha Power es la líder de los «halcones liberales», especie de alter ego de los «neoconservadores» en la promoción del intervencionismo del «Imperio americano». Durante su audición de confirmación ante el Senado, Power proclamó: «Este país es el país más grande de la Tierra. ¡Nunca pediré excusas por América!» [1].

La juventud de Samantha Power

Nacida en el Reino Unido en 1970 y educada en Irlanda, Samantha Power emigra a Estados Unidos a los 9 años, cuando su madre abandona a su padre pianista para volver a casarse con un médico, más adinerado. Después de cursar brillantes estudios de Derecho en Yale, Power trabaja como periodista de deportes en la CNN, televisión de información internacional cuya redacción albergaba miembros del 4º Grupo de Operaciones Sicológicas de Fort Bragg [2].

Samantha Power llega a la Carnegie Endowment for International Peace como asistente de Morton Abramowitz, quien también administraba por entonces la National Endowment for Democracy, la cara legal de la CIA.

Durante la guerra en Bosnia-Herzegovina, Power trabaja como reportera para el Boston Globe, The Economist, New Republic y U.S. News and World Report. Conoce entonces a Richard Holbrooke, quien se convierte en su mentor. Hoolbroke fue el organizador de la independencia de Bosnia-Herzegovina, bajo la presidencia de Alija Izetbegovic, al término de una guerra organizada por Estados Unidos para desmembrar Yugoslavia. Samantha Power no podía ignorar que Izetbegovic se había rodeado de 3 consejeros: el neoconservador estadounidense Richard Perle para los temas diplomáticos, el cabildero francés Bernard-Henri Levy para la propaganda y, para ocuparse de las cuestiones militares, el islamista saudita Osama ben Laden [3].

La prensa no es suficiente para Samantha Power así que retoma sus estudios en Harvard, en la Escuela Kennedy de Gobierno, donde crea, en 1998, el Centro Carr para la Política de los Derechos Humanos. Samantha Power entiende los «Derechos Humanos» en el sentido anglosajón de ese término: proteger a los humanos de los posibles abusos del poder estatal. Como hiperpotencia, el Imperio debe tener una política de Derechos Humanos y formar para ello a sus altos funcionarios.

Esta concepción se opone culturalmente a la de los países latinos, donde se habla, por el contrario, de los «Derechos del Hombre y del Ciudadano». Para estos países la cuestión no es limitar los poderes del Estado sino cuestionar su legitimidad. Por consiguiente, no puede existir en ellos una «política de Derechos Humanos» porque los Derechos Humanos son la irrupción del Pueblo en la política.

El Centro Carr es financiado por la fundación del ex empresario Gregory C. Carr y por la fundación del líbano-saudita Rafic Hariri.

En 2001, la profesora Power participa como consultante en la Comisión Internacional sobre Intervención y Soberanía de los Estados, creada por Canadá. Es el inicio de la noción de «responsabilidad de proteger» (R2P). Los expertos ponen sobre la mesa la idea de que para prevenir masacres como las de Srebrenica o Rwanda, el Consejo de Seguridad de la ONU tendría que poder intervenir cuando ya no hay Estado.

JPEG - 24.9 KB
Al año siguiente, Samantha Power publica su obra maestra: A problem from Hell: America and the Age of Genocide [En español, “Un problema del infierno: América y la era del genocidio”]. Particularmente difícil de leer, este libro le valdrá la obtención del Premio Pulitzer. Aunque comienza por el genocidio armenio para terminar por el que supuestamente sufrieron los albaneses en Kosovo, el libro gira esencialmente alrededor de la cuestión del exterminio de los judíos de Europa a manos de la Alemania nazi y de la doctrina jurídica de Raphael Lemkins.

Lemkins era fiscal en Varsovia durante el periodo intermedio entre las dos Guerras Mundiales. Como experto de la Sociedad de Naciones denunció los crímenes de «barbarie» cometidos por el Imperio Otomano contra los cristianos –incluyendo a los armenios– (de 1894 a 1915) y posteriormente por Irak contra los asirios (en 1933). Durante la Segunda Guerra Mundial, Lemkins escapó a la persecución nazi contra los judíos exilándose en Estados Unidos, donde se convirtió en consejero del Departamento de Guerra. Toda su familia, que se había quedado en Europa, fue asesinada. Poco a poco, Lemkins forjó el término «genocidio» para designar una política tendiente a liquidar un grupo étnico en particular. Finalmente, se convirtió en consejero del fiscal estadounidense en el Tribunal de Nuremberg que condenó a varios dirigentes nazis por «genocidio».

Para Samantha Power, Raphael Lemkins abrió una vía en la que Estados Unidos tendría que haber perseverado. Sólo el senador William Proxmire –pariente de los Rockfeller– continuó su lucha hasta que el Senado ratificó, en 1986, la Convención para la Prevención y la Represión del Crimen de Genocidio. Como única potencial global, Estados Unidos tiene, en lo adelante, el deber de intervenir allí donde lo exijan los «Derechos Humanos».

Sin embargo, la profesora Power nunca se interroga sobre la responsabilidad de Estados Unidos en las masacres contemporáneas, ya sea sobre su responsabilidad directa –como en Corea, Vietnam y Cambodia (desde 1969 hasta 1975) y en Irak (desde 1991 hasta 2003)– o sobre su responsabilidad indirecta –como en Indonesia, Papuasia, Timor Oriental, Guatemala, Israel y Sudáfrica. La «responsabilidad de proteger» aporta la justificación teórica, a posteriori, de la «guerra humanitaria» en Kosovo. Algo que el profesor Edward Harriman resume de la siguiente manera: «Para ella [Samantha Power], Estados Unidos no es el problema sino la solución.»

La «responsabilidad de proteger» se ha convertido en un «deber moral» de intervenir en todo país que Washington acuse de practicar o de planificar un genocidio. Ya ni siquiera hay que esperar a que el Estado se desmorone para iniciar la intervención, basta con un pretexto.

También en 2002, Samantha Power da una entrevista a la serie de video de la universidad de Berkeley Conversations with History. Al responder a una pregunta sobre cómo debería reaccionar Estados Unidos si el conflicto israelo-palestino se agravara al extremo de hacer posible un genocidio, Power aconseja el envío de una importante fuerza militar para separar a los dos bandos. Pero se manipula su respuesta para acusarla de no ponerse del lado de Israel por antisemitismo. Así que Samantha Power se ve obligada a solicitar la ayuda de varias personalidades judías estadounidenses, como Abraham Foxman de la Anti-Defamation League, para que la saquen de esa situación y redorar su imagen.

Samantha Power se ve entonces en el gobierno. En 2003, participa brevemente en el equipo de campaña del general Wesley Clark, el ex Comandante Supremo de las fuerzas de la OTAN en Kosovo, quien compite por la investidura demócrata a la elección presidencial.

En 2005-2006, Power es invitada por un senador que acaba de salir de la nada: Barack Obama. Este joven es un protegido del ex consejero de Seguridad Nacional Zbigniew Brzeziński y de su financista David Rockefeller. Se informa a Samantha Power sobre el proyecto de convertir a este joven negro en el próximo presidente de los Estados Unidos de América y ella decide renunciar a sus funciones en Harvard y unirse al equipo de Obama para convertirse en su secretaria de Estado.

En 2006, Obama emprende como parlamentario un extraño viaje por África. En realidad se trata de una misión de la CIA para sentar las bases de un cambio de régimen en Kenya, su país de origen [4]. Samantha Power recibe la misión de preparar el viaje y principalmente la etapa de los campos de refugiados de Darfur.

También participa ampliamente en la redacción de The Audacity of Hope: Thoughts on Reclaiming the American Dream, libro con el que Barack Obama se da a conocer al público estadounidense y que le abrirá el camino hacia la Casa Blanca.

Ya convertida en todo un personaje de la intelectualidad imperialista, Samantha Power se apodera de la figura de Sergio Vieira de Mello. Este diplomático brasileño había sido Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos antes de morir asesinado en Irak, en 2003, cuando esperaba convertirse en secretario general de la ONU. Power le dedica una entusiasta biografía, titulada “Mantener la llama: Sergio Vieira de Mello y la lucha por salvar el mundo” (sic). También ejerce su influencia sobre otro oportunista, el francés Bernard Kouchner, quien reemplazó a de Mello como representante especial del secretario general de la ONU en Kosovo (1999-2001) y fue posteriormente designado por Washington como ministro de Relaciones Exteriores de Nicolas Sarkozy (2007-2010).

Samantha Power milita en varias organizaciones intervencionistas, principalmente en el International Crisis Group del multimillonario húngaro-estadounidense George Soros y el Genocide Intervention Network, que ha pasado a llamarse United to End Genocide.

JPEG - 23.7 KB
Samantha Power & Cass Sunstein

Durante sus contactos con Barack Obama, Samantha conoció a uno de sus amigos, el profesor Cass Sunstein, nacido, como ella, el 21 de septiembre pero 16 años mayor que ella. Sunstein había trabajado durante mucho tiempo como profesor en Chicago, donde se vinculó con el joven político Obama. Más tarde se fue a Harvard, donde su oficina estaba a sólo una calle de la oficina de Power. Extremadamente ambiciosos, estos dos personajes harían cualquier cosa por darse a conocer. En julio de 2008, la católica Power y el judío cabalista Sunstein se casan en Irlanda. Juntos formarán lo que el periodista populista Glenn Beck llamará «la pareja más peligrosa de América».

Autor prolijo –escribe varios libros al año y publica numerosos artículos de opinión en diarios importantes–, Cass Sunstein opina sobre cualquier cosa, desde los impuestos hasta los derechos de los animales. Es, ampliamente, el profesor universitario más citado en la prensa estadounidense [5]. Lo cual no tiene absolutamente nada de sorprendente ya que se ha pronunciado sistemáticamente a favor del poder del Estado en contra de las personas sometidas a procesos judiciales, tanto respaldando las comisiones militares de George W. Bush en Guantánamo como luchando contra la Primera Enmienda (libertad de expresión).

En otras palabras, mientras Samantha Power canta loas a los «Derechos Humanos» y se convierte en la referencia intelectual en la materia, su esposo Cass Sunstein se opone a ellos con todas sus fuerzas y se convierte en referencia jurídica sobre ese tema. Entre los dos son capaces de defender cualquier cosa y lo contrario con el mismo ardor, siempre y cuando ello sea útil a sus intereses.

JPEG - 21.5 KB
Junto al economista comportamentalista Richard Thaler, Sunstein publicó Nudge: Improving Decisions about Health, Wealth, and Happiness [En español, “Contribución: Cómo mejorar las decisiones en materia de salud, riqueza y felicidad”], donde los autores estudian las influencias sociales que empujan a los consumidores a tomar malas decisiones. Al mismo tiempo, elaboran una teoría sobre cómo podrían utilizarse esas mismas influencias sociales para llevarlos a tomar «decisiones correctas». Esto es lo que llaman el «paternalismo liberal», un oxímoron que designa púdicamente un método de manipulación de las masas.

En septiembre de 2015, el presidente Obama adoptará el «paternalismo liberal» como nueva política e impartirá a su administración instrucciones para multiplicar las «contribuciones» [6].

Durante la campaña electoral de 2007-2008, Sunstein redacta con Adrian Vermeule un trabajo destinado a las universidades de Chicago y Harvard, trabajo que se impondrá como doctrina a la administración Obama para luchar contra las «teorías conspirativas» –o sea, contra el cuestionamiento de la retórica oficial– y que inspirará posteriormente al presidente francés Francois Hollande y la Fundación Jean-Jaures [7]. En nombre de la «Libertad» ante el extremismo, los autores definen en ese trabajo un programa para aniquilar esta oposición:

«Podemos imaginar fácilmente una serie de posibles respuestas.

El gobierno puede prohibir las teorías conspirativas.
El gobierno podría imponer una especie de impuesto, financiero o de otro tipo, a quienes difundan tales teorías.
El gobierno podría implicarse en un contradiscurso para desacreditar las teorías conspirativas.
El gobierno podría contratar partes privadas creíbles para que se impliquen en un contradiscurso.
El gobierno podría implicarse en la comunicación informal con las terceras partes y estimularlas.» [8]
La dictadura con guantes de terciopelo inicia su marcha.

El presidente Obama nombrará a Cass Sunstein a la cabeza del OIRA, una oficina de la Casa Blanca encargada de simplificar los trámites administrativos.

Pero Sunstein pasará el primer año haciendo otra cosa: busca argumentos económicos para justificar la necesidad de luchar contra las emisiones de carbono que pueden provocar un calentamiento climático. Buena noticia para el presidente Obama, quien redactó –cuando trabajaba para el ex vicepresidente Al Gore y su socio financiero David Blood– los estatutos de la Climate Exchange Ltd y los de la Bolsa de Derechos de Emisiones de Carbono en Chicago. El presidente francés Francois Hollande y su ministro de Relaciones Exteriores Laurent Fabius utilizarán esos argumentos para preparar la Cop 21 (Conference on climate change) y enriquecer a sus amigos [9].

Samantha Power, de la posición de universitaria de moda
a la de mujer del poder

Volvamos a la campaña electoral. En una entrevista, Samantha Power describe a Hillary Clinton, la entonces rival de Obama en la carrera por la investidura demócrata, como «un monstruo» capaz de ensuciar a cualquiera con mentiras con tal de ganarse un puesto (alusión a la polémica electoral sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) [10]), incidente que la obliga a dimitir. Su mentor Richard Holbrooke –quien encubrió el genocidio en Timor Oriental– servirá posteriormente de intermediario entre Clinton y Power para resolver el diferendo entre ambas.

Durante la transición presidencial, Samantha Power trabaja con el futuro consejero de seguridad nacional Thomas Donilon y con Wendy Sherman en la preparación de la sucesión en el Departamento de Estado. Pero al final no será la joven señora Power-Sunstein sino Hillary Clinton –de 64 años, ex first lady y ex senadora– quien se convertirá en secretaria de Estado del presidente Obama.

Samantha Power pasa entonces a ser asistente especial del presidente y directora del Buró de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Casa Blanca. Desde esas posiciones obtiene para David Pressman, un ex asistente de Madeleine Albright, el puesto de director de Crímenes de Guerra y Atrocidades en el Consejo de Seguridad Nacional. Pressman había creado, con John Prendergast, Not on Our Watch, una organización para difundir la idea de que existía un genocidio en Darfur, y había enrolado en esa tarea a una serie de figuras de Hollywood, como George Clooney y Matt Damon.

Power también logra convencer a Obama de crear un Consejo de Prevención de Atrocidades que reúne en su seno varias agencias estadounidenses [11]. Extrañamente ese organismo no ha publicado absolutamente ningún informe y se ha limitado a un solo encuentro en el Congreso. Lo único que se sabe de ese Consejo es que se felicitó por el éxito de la operación en Kenya, lo cual remite al viaje a África que la CIA y Samantha Power organizaron para el senador Obama. Pero la mencionada operación fue un cambio de régimen que, lejos de evitar un genocidio, se concretó al precio de masacres tribales cuidadosamente provocadas. Finalmente, ese Consejo parece haberse desvanecido cuando el Emirato Islámico inició la limpieza étnica en el Sunnistán iraquí [12].

En octubre de 2009, Samantha Power escribe la parte esencial del discurso de Obama para la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz. Power desarrolla en ese texto la idea de una ética de geometría variable: un presidente tiene que utilizar la fuerza y por desgracia no puede actuar como un Mahatma Gandhi o un Martin Luther King Jr.

En el Consejo de Seguridad Nacional, Power conoce al asistente de Hillary Clinton enfrascado en la preparación de la «primavera árabe», el ex «procónsul estadounidense» en Líbano, Jeffrey Feltman. El objetivo es derrocar los regímenes laicos árabes (Túnez, Egipto, Libia, Siria y Argelia), sean o no aliados de Estados Unidos, para poner en el poder a la Hermandad Musulmana.

Cuando Muammar el-Kadhafi declara que su país está siendo víctima de un ataque de al-Qaeda, envía su ejército a Bengazi con órdenes de recuperar las bases militares que los terroristas habían tomado y anuncia enfáticamente que si no se rinden hará «correr ríos de sangre», Samantha Power ya tiene listo un discurso. Las agencias de prensa occidentales hacen creer que una revolución popular está teniendo lugar en Libia y que Kadhafi se dispone a masacrar a su propio pueblo. Así que Estados Unidos tiene que evitar el genocidio que se prepara. Rápidamente se pone en marcha la guerra contra Libia, planificada desde el año 2001. La operación costará las vidas de 160 000 personas y dejará además 4 millones de desplazados.

JPEG - 52.3 KB
La representante permanente de Estados Unidos, Samantha Power, en el Consejo de Seguridad de la ONU junto al subsecretario general y director de Asuntos Políticos de Naciones Unidas, el también estadounidense Jeffrey Feltman.
Embajadora en la ONU y líder de los halcones liberales

Durante su segundo mandato presidencial, Barack Obama trata de deshacerse de los belicistas que conspiran a sus espaldas. Arregla el arresto, con esposas y todo, del general David Petraeus, director de la CIA, y saca a Hillary Clinton del Departamento de Estado. La soñada dirección del Departamento de Estado está nuevamente disponible, pero el presidente Obama nombra a John Kerry –de 70 años, con 28 años como senador, y ex candidato a la presidencia de Estados Unidos. Con 43 años y sin haber ocupado nunca un cargo sometido a la voluntad de los electores, Samantha Power logra obtener el puesto de embajadora en la ONU.

Hasta aquí, Power se había mostrado obediente, respaldando la «primavera árabe» pero aceptando el acuerdo con Rusia durante la Conferencia de Ginebra. En la ONU, vuelve a encontrarse con el ex asistente de Hillary Clinton, Jeffrey Feltman, ahora convertido en director de Asuntos Políticos de la organización, o sea en el verdadero mandamás de las Naciones Unidas. A partir de su nominación, en junio de 2012, Feltman organiza por debajo de la mesa el sabotaje contra el Comunicado de Ginebra por parte de la secretaria de Estado [13]. Feltman es un tipo hábil y no tardará en reclutar a la ambiciosa embajadora Power, sumándola a su bando a espaldas del nuevo secretario de Estado, John Kerry.

El plan es simple: Power tendrá que ganar tiempo frente a los rusos y los iraníes, mientras que Feltman tentará a Arabia Saudita y Turquía con un proyecto de rendición total e incondicional de la República Árabe Siria y los generales Petraeus y Allen organizan la guerra secreta para derrocar a Bachar al-Assad. Si todo funciona bien, Estados Unidos obtendrá la victoria, Rusia será expulsada del Medio Oriente, se mantendrá el embargo contra Irán y el presidente Obama se verá ante los hechos consumados.

Efectivamente, Samantha Power hará fracasar todos los intentos de alcanzar una solución política en Siria.

Sobre el tema sirio, Samantha Power comienza rápidamente a trabajar con la Syrian Emergency Task Force, que se presenta como un grupo de sirios revolucionarios que tratan de sensibilizar a los dirigentes estadounidenses. Pero ese grupo está en realidad bajo la dirección de Muaz Mustafa, un palestino miembro de la Hermandad Musulmana, ex asistente parlamentario de John McCain y ex periodista de Al-Jazeera, que trabaja para el Washington Institute for Near East Policy (el tanque pensante del AIPAC) y está implicado en los diversos países que han sido blanco de la «primavera árabe». Este personaje dirigió la televisión Sawatel, creada en Egipto para poner a Mohamed Morsi en el poder y dirigió después el Libyan Council of North America. Fue precisamente Muaz Mustafa quien organizó el viaje de John McCain a Siria, en mayo de 2013, y el encuentro de ese senador estadounidense con el futuro califa del Emirato Islámico [14].

Cuando la prensa occidental se entera del ataque químico en las cercanías de Damasco y lo presenta como una acción del «régimen de Bachar» contra su «oposición democrática», Samantha Power encuentra al fin la oportunidad de defender poblaciones vulnerables. En una conferencia en el Center for American Progress, se pronuncia a favor de «bombardeos limitados para prevenir e impedir el uso futuro de armas químicas». Pero, ya informada de que todo es una operación bajo bandera falsa de los servicios secretos turcos tendiente a implicar a la OTAN en la guerra, la Casa Blanca le ordena no hacer nada. Atrapada entre su retórica humanitaria, sus compromisos con Feltman y su deber de lealtad al presidente, Power se va con su esposo a un festival de cine en Irlanda mientras que el Consejo de Seguridad de la ONU debate el tema [15].

La bella retórica de Samantha Power sobre los derechos humanos resulta una carta de triunfo cuando el Emirato Islámico ataca Irak. Con ella, Estados Unidos logra forzar el primer ministro iraquí recién electo, Nuri al-Maliki, a dimitir sin tener que mencionar su violación del embargo estadounidense sobre el armamento iraní ni sus ventas de petróleo a China sin uso del dólar. También permite justificar la creación de la coalición internacional contra el Emirato Islámico que, por supuesto, siguiendo instrucciones impartidas por Feltman a la ONU y del general Petraeus, en vez de bombardear el grupo yihadista, le lanza en paracaídas cargamentos de armas y municiones a lo largo de un año.

Pero Samantha Power acaba viéndose obligada a mostrar sus cartas durante la intervención militar rusa en Siria. En una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, la señora Power reclama una intervención estadounidense y entra en conflicto con Robert Malley, responsable del Medio Oriente en el seno del Consejo.

Robert Malley es el hijo del periodista francófono y fundador de la revista Afrique-Asie, Simon Malley, y de Barbara Malley, ex colaboradora del FLN argelino. Robert Malley milita en contra del imperialismo de Estados Unidos pero es favorable a un liderazgo estadounidense con los Estado en vías de desarrollo y desempeñó un papel importante en las negociaciones con Irán. Y conoce bien al presidente sirio Bachar al-Assad, con quien se ha entrevistado en numerosas ocasiones. Resulta por consiguiente imposible hacerle tragar el cuento del tirano-que-asesina-a-su-propia-pueblo. Malley subraya que la República Árabe Siria, con el respaldo de Rusia, ha ganado y que ya es hora de pactar la paz. Power finge aceptar, pero la CIA ya ha iniciado una nueva guerra, ahora destinada a crear un Kurdistán en el norte de Siria, en un territorio que incluye un 70% de tierras no habitadas por kurdos.

Al igual que su esposo, el «paternalista liberal» Cass Sunstein, Samantha Power se define recurriendo a un oxímoron cuando se proclama, con toda la seriedad del mundo, «idealista maquiavélica».

Elementos fundamentales:
- Los profesores Samantha Power y Cass Sunstein forman una pareja de ambiciosos en la que ambos exponen magistralmente discursos diametralmente opuestos. Sin embargo, coinciden en la defensa del «Imperio americano» contra los ciudadanos y los Pueblos.
- Para Samantha Power, Estados Unidos tiene la potestad de hacer cualquier cosa en nombre de los «Derechos Humanos», mientras que para Cass Sunstein es en nombre de la «Libertad» que el Estado puede darse el lujo de hacer cualquier cosa. Lo importante es que el discurso esconda la realidad.
- La embajadora Samantha Power apoya actualmente al clan Clinton-Feltman-Petraeus-Allen para luchar contra Rusia, Irán y Siria. Mientras tanto, el profesor Cass Sunstein teoriza sobre una forma de dictadura suave. Sunstein ha convencido al presidente Obama para que manipule las opiniones de la gente mediante la censura o desacreditando a la oposición y para que manipule los comportamientos actuando sobre su entorno social.

Thierry Meyssan
<:ver_imprimer:> <:recommander:recommander:> Facebook Twitter Delicious Seenthis Digg RSS
[1] “This country is the greatest country on earth. I would never apologize for America!”

[2] “U.S. Army ’Psyops’ Specialists worked for CNN”, Abe de Vries, Trouw, 21 de febrero de 2000. Versión en inglés titulada “Emperor’s Clothes”.

[3] Wie der Dschihad nach Europa kam, Jürgen Elsässer, Np Buchverlag, 2005. Publicado en francés bajo el título Comment le Djihad est arrivé en Europe [en español, “Cómo llegó la Yihad a Europa”], con prefacio de Jean-Pierre Chevènement, Xenia, 2006.

[4] «La experiencia política africana de Barack Obama», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 10 de marzo de 2013.

[5] “Top Ten Law Faculty (by area) in Scholarly Impact, 2009-2013”, por Brian Leiter, 11 de junio de 2014.

[6] “Executive Order — Using Behavioral Science Insights to Better Serve the American People”, by Barack Obama, Voltaire Network, 15 September 2015.

[7] «El Estado contra la República», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 9 de marzo de 2015.

[8] «Conspiracy Theories», por Cass R. Sunstein y Adrian Vermeule, Harvard Law School, 15 de enero de 2008.

[9] «1997-2010: La ecología financiera», por Thierry Meyssan, Оdnako (Rusia), Red Voltaire, 26 de abril de 2010.

[10] También designado por sus siglas en inglés o en francés, respectivamente NAFTA y ALENA. Nota del Traductor.

[11] “Presidential Study Directive on Mass Atrocities/PSD-10”, Voltaire Network, 4 August 2011.

[12] “Why Is Obama Suppressing the Atrocities Prevention Board?”, por Amelia M. Wolf, The National Interest, 27 de agosto de 2014

[13] «Dos espinas en el pie de Obama», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 31 de agosto de 2015.

[14] «John McCain, el organizador de la “primavera árabe” y el Califa», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 18 de agosto de 2014.

[15] “Grenell: Samantha Power Could Have Sought to Postpone Security Council Meeting”, por Paul Scicchitano, NewsMax, 23 de agosto de 2013. “UN Ambassador Samantha Power missed crucial meeting on Syria because she was on holiday in Ireland where her husband was guest speaker at comedy film festival”, por Meghan Keneally, Daily Mail, 25 de agosto de 2013. “Chaplin festival finds itself centre stage in UN row”, Irish Independent, 26 de agosto de 2013.

Thierry Meyssan
Thierry Meyssan Intelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Sus análisis sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación (Monte Ávila Editores, 2008).


ENLACE: http://www.voltairenet.org/article189206.html
avatar
Monakyo101
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9065
Masculino
Edad : 40
Localización : The loone star estate

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Monakyo101 el 27/11/2015, 8:58 am

Bajo la Lupa
Yihadistas: instrumento geoestratégico del Pentágono para la nueva cartografía del Medio Oriente
Alfredo Jalife-Rahme
Foto
Parecería, de acuerdo con documentos desclasificados recientemente, que el Pentágono apuesta por la balcanización de Irak y SiriaFoto tomada de Internet
L
a carta radical islámica sunita representa desde hace 35 años un instrumento geoestratégico de Estados Unidos con los muyahidines de Afganistán (los freedom fighters de Reagan y su Rambo hollywoodense): abuelos y padres, con Osama Bin Laden de Al Qaeda, de los yihadistas posmodernos del EI (Estado Islámico).

Zbigniew Brzezinski, ex asesor de Seguridad Nacional de James Carter, confesó a Le Nouvel Observateur que gracias a los muyahidines, apoyados por la CIA, consiguió la implosión del imperio soviético (http://goo.gl/bw29B2).

¿Busca Estados Unidos ahora el empantanamiento de Rusia en el avispero medioriental, y su subsecuente balcanización, como sucedió con la URSS?

Zbigniew Brzezinski ha de estar feliz con el derribo del avión ruso por Turquía, miembro de la OTAN, en su diabólico esquema de los Balcanes euroasiáticos (http://goo.gl/3v4TzS).

Un documento de la DIA (http://www.dia.mil) –espionaje militar foráneo del Pentágono y la comunidad de espionaje (http://goo.gl/C0mQjI): federación de 17 agencias separadas–, del 12 de agosto de 2012, asienta que es deseable un Estado Islámico en Siria oriental para implementar las políticas de Occidente en la región (http://goo.gl/ChqqLf).

El documento, desclasificado por Judicial Watch, reporta que para “Occidente, países del Golfo y Turquía (sic), quienes apoyan a la oposición siria… existe la posibilidad de establecer un califato salafista en la parte oriental de Siria (en Hasaka y Der Zor) y esto es exactamente lo que las potencias que apoyan a la oposición desean, con el fin de aislar al régimen sirio”.

El documento circuló en Centcom (http://goo.gl/vnC29S), CIA, FBI, Departamento de Estado, DHS (http://goo.gl/4Q2DF6), NGA (https://goo.gl/FVHUn5), etcétera: predice el ascenso del EI en Irak y Levante, pero en lugar de delinear claramente al grupo como enemigo, el reporte contempla al grupo terrorista como un activo estratégico (¡supersic!) de Estados Unidos.

La evidencia forense (sic) va desde la admisión de Robert Ford, anterior embajador de Estados Unidos en Siria, hasta el apoyo material a los terroristas de Daesh/Isis/Isil en el teatro de batalla sirio que se remonta a 2012, como delata el reporte de septiembre de 2014 del británico Conflict Armament Research, que traza los orígenes de misiles antitanque de Croacia (sic) que cayeron en manos yihadistas (https://goo.gl/QxZzHY).

Los siete puntos nodales del documento: 1) Al Qaeda maneja la oposición en Siria; 2) Occidente se identifica con la oposición; 3) el establecimiento del naciente EI yihadista se volvió una realidad con el levantamiento de la insurgencia siria (no existe mención de la retirada del ejército de Estados Unidos de Irak que sirvió para el ascenso del EI); 4) el establecimiento de un califato salafista en Siria oriental es exactamente (sic) lo que desean las potencias externas que apoyan a la oposición (Occidente, países del Golfo y Turquía) con el fin de debilitar al gobierno de Assad; 5) se sugieren zonas de seguridad en áreas conquistadas por los insurgentes yihadistas con base en el modelo libio (que se traduce en zonas de exclusión aérea como el primer acto de guerra humanitaria (¡supersic!); 6) Irak es identificado con la expansión chiíta, y 7) un EI sunita puede ser devastador para la unificación de Irak y puede desembocar en la renovada facilitación (¡supersic!) de elementos terroristas provenientes de todo el mundo árabe que entrarían al teatro de batalla iraquí.

La situación general exhibe tres puntos seminales: 1) en el interior, los eventos toman una clara dirección sectaria; 2) los salafistas, los Hermanos Musulmanes y la franquicia de Al Qaeda en Irak son las principales fuerzas que empujan la insurgencia en Siria, y 3) Occidente, los países del Golfo y Turquía apoyan la oposición; mientras Rusia, China e Irán apoyan al régimen (nota: del alauita Bassar al Assad).

Quien tuvo a su cargo la DIA al momento de la publicación del documento de 2012, el teniente general Michael Flynn, hoy retirado, confirma a Al Jazeera (de Qatar) su validez precisa y asevera como decisión deliberada el padrinazgo de la Casa Blanca (¡supersic!) a los radicales yihadistas que emergerían como Daesh/Isis/Isil y Al Nusra contra el régimen sirio (http://goo.gl/2kk8Kn).

¿A qué se deberá tanta franqueza del anterior mandamás de la DIA?

¿Se trata de un reparto de papeles y/o de una ruptura de políticas entre un sector del Pentágono con la Casa Blanca?

A mi juicio, la intervención de Rusia en Siria (http://goo.gl/9cMbBH) –63 días después de la estrujante confesión del teniente general Michael Flynn– constituyó un game changer (punto de inflexión). Por lo pronto, Rusia actúa ya con base en su percepción del doble juego de Estados Unidos.

Dejo de lado que Israel atiende a los guerrilleros heridos de Al Qaeda en la guerra civil en Siria (http://goo.gl/mehlUw).

Dos días más tarde del encuentro de 25 minutos entre los presidentes Obama y Putin, al margen de la cumbre del G-20 en Antalya (Turquía), el canciller ruso Sergei Lavrov fustigó que “Estados Unidos y su coalición (nota: de 62 países, incluido el ‘México neoliberal itamita’) parecen eludir al EI”, ya que mientras debilita al presidente sirio Bashar al Assad, nunca podrá tomar el poder en Siria (http://goo.gl/ZJtMuw).

Según Lavrov, EU y su coalición desean que EI debilite a Assad lo más pronto posible para obligarlo a renunciar de una u otra forma, pero tampoco desean ver al EI lo suficientemente fuerte para tomar el poder. ¡Juego de tronos!

El nuevo director de la DIA, teniente general Vincent Stewart, comentó que Irak y Siria no sobrevivirán como países cuando en Irak luchan con la idea de que los kurdos regresarán al gobierno central, lo cual es altamente improbable (http://goo.gl/6D5iC6).

Sobre Siria, el director de la DIA asentó: puedo ver un tiempo en el futuro donde Siria es fracturada en dos o tres pedazos, y agregó que no es el objetivo (sic) de Estados Unidos, pero parece cada vez más probable.

Ni más ni menos que mis añejas tesis: balcanizaciones de Irak (http://goo.gl/r2i11S) y Siria (http://goo.gl/NqM12O). En mi libro Irak, Bush bajo la lupa (http://goo.gl/tZ9yGx), abordé el plan Kissinger para balcanizar Irak. ¿Le espera la misma suerte a Siria?

En paralelo, el director de la CIA, John Brennan –cuyo vicedirector es el omnipotente israelí-estadunidense David S. Cohen, quien viene de inteligencia financiera de la Secretaría del Tesoro (https://goo.gl/m9eqRk)–, aduce que los iraquíes y los sirios se identifican por sectas religiosas o tribus, más que por su nacionalidad: pienso que Medio Oriente tendrá un cambio en la próxima década o en dos décadas.

En 2006, el entonces senador, hoy vicepresidente Joe Biden, favoreció la balcanización de Irak en tres zonas étnicas autónomas: chiítas iraquíes en el sur, sunitas en el centro y kurdos en el norte (con la estratégica ciudad petrolera de Kirkuk).

Para cerrar con el hilo conductor del Pentágono, destaca en retrospectiva la nueva cartografía de Medio Oriente, de acuerdo con Robin Wright (http://goo.gl/bIkFLM), del Wilson Center –que indujo la privatización de Pemex–, de cómo cinco países se pueden convertir en 14, entre ellos Siria (http://goo.gl/26QpF2).

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037
http://www.jornada.unam.mx/2015/11/25/opinión/020o1pol
avatar
Takeda
Coronel
Coronel

Mensajes : 7006

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Takeda el 16/12/2015, 10:00 am

Bajo la Lupa


Merodea una ominosa guerra nuclear entre EU y Rusia


Alfredo Jalife-Rahme

No se entiende cómo el presidente Obama –premio Nobel de la Paz por sus planes de desnuclearización, más que por sus logros tangibles en la materia– encabeza la promesa no vinculante de 196 países, menos de las trasnacionales, de la Cumbre del Cambio Climático en París, esperanzadora para las generaciones futuras, mientras opera al borde del precipicio bélico al son del acordeón nuclear que estira y afloja con su cerco y guerra larvada en varios frentes y dimensiones contra Rusia, la otra superpotencia atómica del planeta a la par de Estados Unidos.

La Reserva Federal, verdadero banco central global en la fase del dolarcentrismo unipolar, proclama su guerra de divisas contra el mundo con su perniciosa alza unilateral de las tasas de interés –cuyo primer arrollado es su aliado especial, el “México neoliberal itamita”, no se diga toda Latinoamérica, humillada con crueldad–, mientras los superhalcones de Estados Unidos expectoran con mucha laxitud el exterminio de sus enemigos con armas nucleares, como es el perturbador caso, poco publicitado, del senador cubano-canadiense-texano Ted Cruz contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) en Irak y Siria.

Lo grave de la aniquilante retórica nuclear de Ted Cruz es que pudiera ser el nominado a la presidencia por el Partido Republicano, de acuerdo con el pronóstico electoral de The Washington Post.

El connotado investigador estadunidense Robert Parry expone azorado que la grandilocuencia incendiaria del senador texano Ted Cruz ha alcanzado niveles inconcebibles al sugerir el uso de armas nucleares contra los bastiones yihadistas del EI en Irak y Siria, lo cual supera de lejos la racista prohibición teológica del polémico Donald Trump al ingreso de musulmanes a Estados Unidos (https://goo.gl/t6QIDz).

El pasado 8 de diciembre, Sergei Shogu, ministro de Defensa ruso, explayó la expansión provocadora de la OTAN dirigida contra Rusia, al occidente y oriente de Europa: la tendencia a la agravación de la situación militar y política ha sido continua, en especial en Europa, Asia Central (sic) y Medio Oriente.

Shoigu indicó que la expansión de la OTAN, que integra 28 países en su seno, ha sido muy rápida al incorporar 12 (¡supersic!) nuevos miembros: hoy Montenegro, Macedonia, Bosnia-Herzegovina, Georgia y Ucrania se preparan a unirse a la OTAN, mientras Finlandia, Suecia, Serbia y Moldavia son atraídos a las áreas de interés de la OTAN”.

El sistema misilístico de defensa Aegis de la OTAN ha sido desplegado en Polonia y Rumania y existen 200 bombas nucleares de Estados Unidos en Italia, Bélgica, Holanda, Alemania y Turquía (http://goo.gl/cJEFbX), mientras un centro de ciberseguridad ha sido instalado en Taillin (capital de Estonia), además de un centro estratégico de propaganda en Riga (Letonia), con el fin de permitir a los miembros de la OTAN alcanzar una superioridad informativa sobre Rusia.

¿Quién dice que los multimedia no son estratégicos ni forman parte de la guerra de propaganda para socavar al enemigo?

El británico Alastair Crooke, director de Conflicts Forum, arguye que encajonar a Rusia corre el riesgo de una tercera guerra mundial, cuando los medios oficiales de Washington están inundados con un lenguaje muy duro sobre Rusia y la necesidad de castigar (sic) al presidente Putin por su papel en Ucrania y Siria.

A juicio de Alastair Crooke, tales bravatas ignoran los genuinos intereses nacionales de Rusia y sus líneas rojas (https://goo.gl/j751O1). Cita al israelí-estadunidense Stephen Cohen, máximo experto de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia durante la previa guerra fría, quien aduce que Rusia no tiene líneas rojas para Estados Unidos, mientras que Washington las tiene y puede ostentar todas las bases que desea alrededor de las fronteras de Rusia cuando no le deja tener bases en Canadá o México, lo cual ilustra claramente que hoy no existen mutuas reglas de conducta entre Estados Unidos y Rusia.

Aunque Estados Unidos se encuentra lejos de Siria y Medio Oriente, a juicio de Stephen Cohen, “los reportes indican que la Casa Blanca y el Departamento de Estado piensan primariamente cómo contrarrestar las acciones de Rusia en Siria. Están preocupados (…) que Rusia disminuya el liderazgo de Estados Unidos en el mundo”.

Para Stephen Cohen, “se ha enraizado la falsa idea de que la amenaza nuclear concluyó con la URSS: de hecho, la amenaza se volvió más diversa y difícil (…) La realidad es que la amenaza creció, sea por inatención o accidente”, e inculpa a Europa como cómplice de tal amenaza al “levantar varias presiones a Rusia en Siria –sanciones económicas y otras medidas financieras–, Ucrania y Crimea, seduciendo a Montenegro, Georgia y los países bálticos a la OTAN”, por lo que quizá debamos contemplar la paradoja de que la determinación de Rusia para intentar evitar la guerra está llevando a la guerra. ¿Quién detendrá el irredentismo y la flauta bélica del Hamelin estadunidense en la OTAN?

Stephen Cohen juzga que esta nueva (sic) guerra fría tiene todo el potencial de ser más peligrosa que los precedentes 40 años, cuando su epicentro se encontraba en Berlín, no cerca de Rusia y existía una amplia zona de amortiguamiento entre Rusia y Occidente en Europa occidental, mientras que hoy, el epicentro está en Ucrania, literalmente en las fronteras de Rusia, que sigue siendo una bomba de tiempo.

A juicio de Alastair Crooke, “el exhorto de Rusia para cooperar con los países occidentales contra el flagelo de los yihadistas; su respuesta cuidadosamente calibrada y de bajo perfil a tales provocaciones, como la emboscada de su bombardero SU-24 en Siria, y la retórica tranquila del presidente Putin, son usadas por Washington y Londres para pintar a Rusia como un tigre de papel, que nadie necesita temer”, por lo que a Rusia se le ofrece solamente la opción binaria: aceptar al hegemón benevolente estadunidense o prepararse para la guerra. Alastair Crooke explica que fue el neoconservador straussiano William Kristol quien formuló en 2002 la “victoria de la guerra fría por Estados Unidos”, quien debía convertirse en el hegemón benevolente global que garantiza y sostiene el nuevo orden global.

Juzga que aunque el presidente Obama no es neoconservador straussiano, se encuentra maniatado por el legado del hegemón global, que deberá apoyar o ser tachado como el archifacilitador del declive estadunidense.

Considero que Obama fue doblemente secuestrado, tanto por la pérfida bancocracia de Wall Street a la que rescató sin agradecimiento alguno, como de la agenda superbélica de los neoconservadores straussianos, muy influyentes en la nomenclatura del Departamento de Estado y de un sector apocalíptico del complejo militar-industrial, pero que de ninguna forma desea, a 10 meses y medio de abandonar la presidencia, librar una guerra nuclear con Rusia.

Es mi percepción que Obama prefiere heredar la putrefacción del caos global, relativamente controlado, a su sucesor (a), quien se encontrará entonces ante una bifurcación de destino: la guerra nuclear, en la que saldría aniquilado el género humano, o la imperativa negociación de un nuevo orden tripolar entre Estados Unidos, Rusia y China, ya que esta vez Putin, a diferencia de Gorbachov y Yeltsin, no se dejará humillar ni encajonar.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037


ENLACE: http://www.jornada.unam.mx/2015/12/16/opinion/016o1pol

Contenido patrocinado

Re: Guerras locales de desestabilización geoestratégica.

Mensaje por Contenido patrocinado

  • Publicar nuevo tema
  • Responder al tema

Fecha y hora actual: 17/8/2017, 8:21 am