Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


200 US Marines operan en Guatemala contra los zetas

Comparte
avatar
Albert_B
Terrible Gran Inquisidor

Mensajes : 5521
Localización : Tártaro

200 US Marines operan en Guatemala contra los zetas

Mensaje por Albert_B el 30/8/2012, 6:58 pm

Soldados de EU combaten narcotráfico en Guatemala

El despliegue de los infantes de Marina es parte de la Operación Martillo, un plan para detener el flujo de drogas ilegales en la costa centroamericana

Por: El Universal. 29 agosto 2012
Guatemala.- Un equipo de 200 infantes de Marina de Estados Unidos comenzó esta semana a patrullar la costa occidental de Guatemala en lo que un portavoz militar describió como una operación sin precedentes para combatir a narcotraficantes en Centroamérica.

El sargento de la Marina Earnest Barnes dijo que es el primer despliegue de infantes de Marina estadounidenses en la región para apoyar de manera directa la lucha contra la delincuencia.

Las autoridades guatemaltecas dijeron que el 16 de julio firmaron un tratado para autorizar el operativo.

Menos de un mes después, un avión de carga C-5 de la Fuerza Aérea estadounidense aterrizó en la capital guatemalteca con los efectivos y sus cuatro helicópteros.

El despliegue de los infantes de Marina es parte de la Operación Martillo, un plan más amplio para detener el flujo de drogas ilegales en la costa centroamericana.

http://www.vanguardia.com.mx/soldadosdeeucombatennarcotraficoenguatemala-1362530.html

A ver si salen cuereras las chuchas estas.


___________________________________
¡No eres completamente inútil, sirves de mal ejemplo!
"El día que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos."
"Una vida que no puede someterse a examen, no merece vivirla" Sócrates
"Sólo el día que el último rey sea colgado de las tripas del último cura el hombre será realmente libre"
avatar
civilbatalion
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9164
Masculino
Edad : 116
Localización : Norte - Este

Re: 200 US Marines operan en Guatemala contra los zetas

Mensaje por civilbatalion el 30/8/2012, 7:09 pm

Estados Unidos quería establecer base marina de operaciones en Costa Rica diciendo que eran para apoyar a centroamerica contra el crimenorganizado, pero los países centroamericanos no quisieron luego de meses y meses sin resultados, solo se les permitía estar anclados pero no estar activos en suelo Costaricense....

En el tiempo que llevaban solo habian detenido a un par de lancheros. y había la queja de que era solo una estrategia americana para consolidar su presencia en centroamerica bcon el argumento de apoyar a los centroamericanos.

Ya la verdad poco o nada creo que EUA tenga un interes real en apoyar a los países centroamericanos.


___________________________________
https://www.facebook.com/TodoPorTamaulipas/
Twitter https://twitter.com/TxTamaulipas
avatar
Albert_B
Terrible Gran Inquisidor

Mensajes : 5521
Localización : Tártaro

Re: 200 US Marines operan en Guatemala contra los zetas

Mensaje por Albert_B el 30/8/2012, 7:12 pm

No lo ha tenido ni lo tendrá.


___________________________________
¡No eres completamente inútil, sirves de mal ejemplo!
"El día que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos."
"Una vida que no puede someterse a examen, no merece vivirla" Sócrates
"Sólo el día que el último rey sea colgado de las tripas del último cura el hombre será realmente libre"
avatar
Albert_B
Terrible Gran Inquisidor

Mensajes : 5521
Localización : Tártaro

Re: 200 US Marines operan en Guatemala contra los zetas

Mensaje por Albert_B el 1/9/2012, 12:22 pm


Marines estadunidenses buscan a zetas en Guatemala

Unidad de 200 militares entrenados mantiene un despliegue sin precedentes; respaldan a cuerpos de seguridad en el país centroamericano

Por: Excélsior. 01 septiembre 2012
México, DF. Doscientos marines estadunidenses están en Guatemala dentro de la Operación Martillo para locar actividad local del cártel de Los Zetas, informó el miércoles la revista mensual estadunidense Wired.

En la misión participa personal de la armada, de los guardacostas y agentes federales estadunidenses para bloquear las rutas de transporte de los estupefacientes.

“La participación de los marines en la operación incluye perseguir a los narcotraficantes con helicópteros UH-1N Huey. El contingente de la marina tiene cuatro de esos helicópteros y los marines portan armamento”, dijo Earnest Barnes, vocero del Comando Sur de las fuerzas de la Marina estadunidense a la publicación Wired. Es la primera vez después 50 años que los marines operan directamente en ese país.

El informe de este año de la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos (INCSR) del Departamento de Estado informa que la unidad especial antipandillas expandió su presencia para cubrir el oeste de Guatemala, la parte oriental del país incluyendo las fronteras con El Salvador y Honduras y la región fronteriza con México, asiento de la Cuenca del Petén, el depósito más importante de hidrocarburos que ha desatado una fiebre del petróleo.

“Las organizaciones de narcotraficantes que incluyen al cártel de Sinaloa y a Los Zetas siguieron llevando a cabo operaciones en el país”, advirtió el informe 2012 de INCSR.

Hablando de petróleo, este miércoles la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro designó a ADT Petroservicios SA de CV, perteneciente a Francisco Antonio Colorado Cessa, Pancho Colorado, considerado el pasado 12 de junio como un narcotraficante que presta apoyo material a Los Zetas para lavar dinero.

El artículo de Wired firmado por Robert Beckhusen aclara que si bien los marines “técnicamente no usan sus armas excepto en defensa propia”, eso no es una garantía de que no se involucren en el conflicto.

“Sólo porque los marines no están autorizados oficialmente a detener a los narcotraficantes –sino sólo para detectarlos– no significa que no sean arrastrados al conflicto. La guerra antidrogas es caótica e implica ir tras los grupos criminales que en su mayoría no usan uniformes ni se identifican como miembros de los cárteles. Tampoco es válido decir que EU no está ya involucrado en una guerra de tiroteos en Guatemala, con consecuencias potencialmente malas”, escribió Beckhausen.

Tan potencialmente delicadas que la periodista canadiense Dawn Paley escribió para Upside Down World Today que “la guerra antidrogas de Guatemala está siendo utilizada como una fachada para deforestar tierra para las compañías petroleras”.

“Mientras la cobertura de los medios ha enfocado su atención a las atrocidades y a las incursiones del crimen organizado, una nueva fiebre del petróleo está ocurriendo en el Petén, la misma región crecientemente militarizada del norte codiciada por los grupos criminales”, escribió Paley una periodista independiente especializada en recursos naturales que colabora para diarios como Globe and Mail y Vancouver Sun, entre otros.

InSight Crime, un centro de estudios financiado por George Soros, publicó el miércoles en su página electrónica que la presencia de unos 170 marines en Guatemala podría llevar a las fuerzas de seguridad de EU a “una confrontación directa con las pandillas que operan en el país, especialmente Los Zetas”.


http://www.vanguardia.com.mx/marinesestadunidensesbuscanazetasenguatemala-1363784.html


___________________________________
¡No eres completamente inútil, sirves de mal ejemplo!
"El día que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos."
"Una vida que no puede someterse a examen, no merece vivirla" Sócrates
"Sólo el día que el último rey sea colgado de las tripas del último cura el hombre será realmente libre"
avatar
Hitman
US Army Major
US Army Major

Mensajes : 3244
Masculino
Edad : 107
Localización : Entre Helheim y Muspelheim

Re: 200 US Marines operan en Guatemala contra los zetas

Mensaje por Hitman el 2/9/2012, 7:11 am

Marines vs. Zetas: U.S. Hunts Drug Cartels in Guatemala

The war on drugs just got a whole lot more warlike. Two hundred U.S. Marines have entered Guatemala, on a mission to chase local operatives of the murderous Zeta drug cartel.

The Marines are now encamped after having deployed to Guatemala earlier this month, and have just “kicked off” their share of Operation Martillo, or Hammer. That operation began earlier in January, and is much larger than just the Marine contingent and involves the Navy, Coast Guard, and federal agents working with the Guatemalans to block drug shipment routes.

It’s a big shift for U.S. forces in the region. For years, the Pentagon has sent troops to Guatemala, but these missions have been pretty limited to exercising “soft power” — training local soldiers, building roads and schools. Operation Martillo is something quite different.

The news comes as two U.S. agents wounded in an attack in Mexico last week were discovered to be likely working for the CIA. The attack appears to be a case of mistaken identity after the agents fled from a Federal Police checkpoint, thinking the plain-clothed Mexican cops were cartel members. Police, seeing the agents’ bulletproof SUV flee their checkpoint, presumably thought the same thing, followed them and shot up their car. The agents have now been discovered as likely working for the CIA, as one of the wounded agents’ false identity was linked to a post office box in Virginia previously tied to CIA rendition flights.

The Marines’ share of the operation involves chasing drug traffickers with UH-1N Huey helicopters. The Marine contingent has four of the choppers, and the Marines are carrying weapons. “It’s not every day that you have 200-some Marines going to a country in Central and South America aside from conducting training exercises,” Staff Sgt. Earnest Barnes, the public affairs chief for Marine Corps Forces South, tells Danger Room. Prior to the Marines’ deployment, there were only a “handful” of Marines in the country, Barnes says.

However, the Marines can’t technically use their guns except in self-defense, and Barnes wouldn’t say whether they’re authorized to pursue drug traffickers on the ground. The description of what they’re doing, however, suggests that they probably can’t. Instead, they’ll be looking out for suspicious boats — including crude narco-submarines — and then radio the Guatemalans, who do the work seizing their drugs and arresting cartel members. That could be on rivers, or along Guatemala’s two coastlines, reports the Marine Corps Times.

“Overall the Marines are there to provide aerial detection and monitoring, and aerial surveillance, and so the appropriate authorities can do their job, whether it being Guatemalan military or some other form of law enforcement agency or authority to perform their duties,” Barnes says. Among the force are pilots and communication teams, as well as combat engineers to build landing sites.

On the other hand, just because the Marines may not be officially authorized to stop drug traffickers — instead only spot them — doesn’t mean they won’t be drawn into a conflict. The drug war is messy and involves going after criminal groups that don’t for the most part wear uniforms or identify themselves as cartel members. Nor is it true to say the U.S. isn’t already involved in a shooting war in Guatemala, with potentially ill consequences.

On the night of May 11, Honduran troops along with Drug Enforcement Administration agents allegedly killed two civilians — possibly four according to local accounts — including a pregnant woman. According to a report released this month by the Center for Economic Policy and Research, Honduran troops and U.S. agents seized a boat on a river containing cocaine near the town of Ahuas, when another boat — containing civilians — rammed into the first boat in the darkness. DEA agents and Honduran troops circling in a helicopter then fired on the second boat (.pdf). The U.S. has denied that any of its agents took part.

The DEA isn’t a military organization, but what the Ahuas shootings represented was a military approach to the drug war gone bad. A case of mistaken identity, sure, as the mayor of Ahuas said following the shootings. But it also reflects a danger of stopping drugs at the point of a gun.

The Ahuas shooting “demonstrates the risks of flooding foreign countries with armed representatives of the U.S. government, to fight an enemy that is largely indistinguishable from the civilian population on unknown terrain,” wrote Patrick Corcoran of InSight, a Latin America crime monitor. ”The Ahuas shooting may not have been inevitable, but as Americans take a more hands-on role, such scandals are likely to be repeated,” he wrote.

On the other hand, as Mexico’s drug violence worsened, cartels like the Zetas began spilling over Mexico’s southern border. Guatemala is now a base for the Zetas, who use the country’s remote northern region shipment route for narcotics and weapons. In February, Guatemalan President Otto Pérez Molina said his country is “not doing what the United States says, we are doing what we have to do” — in other words, decriminalize drugs. But Molina has also emphasized cracking down on the cartels in a mano dura, or “iron fist,” approach to crime.

Now, on the contrary, the U.S. hasn’t gone anywhere close to suggesting drugs be decriminalized. Gen. Douglas Fraser, the head of U.S. forces in South and Central America, said last year to the House Armed Sevices Committee that “the violence continues to increase in Central America, and that’s where and why we are focusing there.”

That’s where the Marines come in. And as far as the Zetas go, the U.S. hasn’t directly confronted them with troops. Mexico City will absolutely not allow it. Guatemala is different, which means the distance between the gun barrels of a militarized cartel, and that of the U.S. military, could start to get much shorter.

http://www.wired.com/dangerroom/2012/08/marinesvszetas/


___________________________________
"In my dreams I hear again the crash of guns, the rattle of musketry, the strange, mournful mutter of the battlefield"
Douglas MacArthur
avatar
paco7777
Guardiamarina
Guardiamarina

Mensajes : 611
Masculino
Edad : 31

Re: 200 US Marines operan en Guatemala contra los zetas

Mensaje por paco7777 el 18/9/2012, 12:50 pm

Guatemala: en el espejo de México
7. septiembre, 2012 Autor: Prensa Latina Línea Global, Semana


Guatemala copia el “modelo México” de “guerra” contra el narcotráfico y obtiene los mismos resultados: incremento exponencial de las ejecuciones, violaciones masivas a los derechos humanos… Todo, mientras los negocios de la delincuencia organizada florecen como ninguna industria legal


Randy Saborit Mora/Prensa Latina

Guatemala, Guatemala. Aquí matar por un celular es un hecho recurrente, casi siempre relacionado con el narcotráfico o la criminalidad organizada, que prosperan como negocios rentables en la región más violenta del mundo, advierte la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Con más de 15 años desde la firma de los Acuerdos de Paz en esta nación, luego de un devastador conflicto civil de 36 años, la guerra de la violencia cotidiana hace que el guatemalteco camine desconfiado y ligero de equipajes por las calles con el temor de perder la vida en el minuto siguiente.

Espiral de violencia

El actual presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, prometió mano dura para combatir la inseguridad imperante, sin embargo, tras siete meses en el poder, una fuente oficial reportó 2 mil 887 asesinatos de enero a julio de este año. La mayoría, con armas de fuego.

Del total de muertes durante ese periodo, 2 mil 403 fueron consecuencia de agresiones armadas, señala un informe de la Policía Nacional Civil (PNC) divulgado el pasado 13 de agosto.

Según el texto, en ese mismo lapso, otros 3 mil 466 individuos resultaron heridos, de los cuales 2 mil 285 sufrieron lesiones provocadas por armas de fuego.

Del 1 de enero al 18 de julio de este año la PNC decomisó 2 mil 370 pistolas, ametralladoras, revólveres, escopetas y fusiles de asalto.

La cifra de decomisos es ínfima en comparación con las 800 mil armas ilegales (dos terceras partes más que las legales) que circulan en territorio guatemalteco, destacan estimados de organizaciones no gubernamentales.

La cantidad de armamento ilegal en esta nación llega a 800 mil y entra por la frontera desde El Salvador, Honduras o provienen de México vía Belice, señala Carmen Rosa De León, directora del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible, institución de la sociedad civil sin fines de lucro.

A su juicio, el tráfico de armas es consecuencia del desvío que se produce desde los ejércitos y las policías de América Central.

Por su parte, el ministro de Gobernación, Héctor López, admitió que casi el 85 por ciento de los crímenes en Guatemala se generan por embates armados, lo cual indica un incremento en el tráfico de esos artefactos.

De acuerdo con investigaciones de la PNC, en el mercado ilegal las armas se consiguen mucho más baratas que en los establecimientos legales de venta.

Las pesquisas de ese cuerpo policial relevan que adquirir una pistola de manera ilegal cuesta entre 2 mil 500 y 3 mil quetzales (de 316 a 379 dólares), mientras en una armería legal el mismo artículo está valorado en 6 mil quetzales (758 dólares).


¿Luz verde a la despenalización de drogas?

El mandatario Pérez Molina propuso la despenalización de estupefacientes, iniciativa impugnada por unos y apoyada por otros.

En tanto, el exjefe de Estado guatemalteco, Álvaro Colom, desestimó que la despenalización de narcóticos ilegales sea la solución para erradicar el consumo y el alto índice de violencia.

“Deben fortalecerse las políticas y los mecanismos de extradición para combatir el narcotráfico”, comenta a Prensa Latina durante el tercer Foro Esquipulas, desarrollado en esta capital recientemente.

Contrario a este criterio, Vinicio Cerezo (otro exmandatario guatemalteco) insta al Ejecutivo a dar luz verde al propósito de despenalizar los estupefacientes en el istmo:

“El presidente Pérez Molina debe seguir dándole aire y trabajando en profundidad su planteamiento inicial de la despenalización de las drogas, porque hay expectativas de diferente naturaleza para enfrentar este problema.”

Sintonizado con esa opinión, el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig), Francisco Dall’Anese, es partidario de proporcionar el alucinógeno gratis al adicto con el objetivo de mejorar la seguridad en las calles.

Despenalizar la droga no convertiría al país en un destino de “narcoturismo”, opina Dall’Anese en el citado cónclave. Considera que el negocio quebraría para los criminales si el enfermo adquiere el estupefaciente en la farmacia.

Asimismo, el comisionado de la Cicig llama a apoyar la propuesta de Pérez Molina de crear una corte regional contra el narcotráfico, porque los Estados de manera individual no han podido combatirlo.

Fracaso de políticas de seguridad

La pregunta de por qué han fracasado las estrategias sobre seguridad regional puso a pensar a diversas personalidades durante el referido Foro Esquipulas.

El expresidente colombiano Ernesto Samper respondió esa interrogante con una frase del célebre físico Albert Einstein: “Es una locura seguir haciendo siempre lo mismo y esperar resultados diferentes”.

Samper convidó a repensar la manera de trazar una política regional efectiva para combatir el tráfico de drogas y el crimen organizado en el istmo donde, según afirmó, circulan 300 mil armas ligeras ilegales.

Al respecto, el excanciller guatemalteco Edgar Gutiérrez sostuvo que el trasfondo de la derrota es haber desconocido la naturaleza económica del narcotráfico.

De su lado, el presidente del Instituto Internacional de la Cultura Democrática, Jorge Nieto, advirtió que no hay economía ilegal sin apoyo de la legal.

En ese sentido, ejemplificó cómo en México no han cancelado ninguna cuenta bancaria de los responsables de más de 60 mil asesinatos registrados en los últimos seis años a lo largo y ancho de su territorio.

Sin embargo, el viceministro de Gobernación de Guatemala, Arkel Rodríguez, consideró que si el asunto fuera sólo económico, los narcotraficantes serían los más ricos en este país.

Aseguró que el problema es multidimensional y precisó que el mandatario Pérez Molina ha sido enfático en generar oportunidades para los jóvenes y garantizar un hogar seguro.

Discordante de esa opinión, el promotor cultural Doryan Bedoya recordó cómo han visto a distintos gobernantes guatemaltecos hablar de políticas de juventud, que luego van a parar a un refrigerador.

El Ministerio de Cultura y los gobiernos municipales deben invertir al menos el 5 por ciento de su presupuesto en proyectos culturales, propuso Bedoya, director de la organización Caja Lúdica que desde hace 12 años trabaja en comunidades marginales.

Según el reporte 2011 de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las tasas de homicidios llegan a 82 por cada 100 mil habitantes en Honduras, 65 en El Salvador y 40 en Guatemala.

Como causas del incremento de los números de delincuencia en la referida zona, la JIFE citó al narcotráfico, la violencia juvenil o pandillas callejeras y la amplia disponibilidad de armas de fuego.

Aparte de las temibles bandas de narcotraficantes, que emplean armas con calibres superiores a las de las fuerzas policiales, unas 900 maras (pandillas) operan en América Central con más de 70 mil miembros, apunta Naciones Unidas.


fuente:http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2012/09/07/guatemala-en-el-espejo-de-mexico/
avatar
paco7777
Guardiamarina
Guardiamarina

Mensajes : 611
Masculino
Edad : 31

Re: 200 US Marines operan en Guatemala contra los zetas

Mensaje por paco7777 el 18/9/2012, 6:41 pm

“Marines” en la frontera sur… de México para enfrentar a los cárteles de Sinaloa y de Los Zetas
PUBLICADO POR ADMINISTRADOR ON MARTES, 18 DE SEPTIEMBRE DE 2012 / ETIQUETAS: CARTEL DE SINALOA, INTERNACIONAL, ZETAS

Doscientos soldados estadunidenses, apoyados por helicópteros artillados y armamento de grueso calibre, realizan operaciones en Guatemala, justo en la frontera con México. Su objetivo: combatir a los cárteles de Sinaloa y de Los Zetas, organizaciones que se asentaron en Centroamérica. Oficialmente se trata de una operación conjunta entre los ejércitos de Estados Unidos y Guatemala, denominada Martillo. Sin embargo es el Comando Sur de la marina estadunidense el que dirige las acciones, en tanto que sus soldados tienen privilegios e inmunidad en casos de destrucción de bienes inmuebles o muertes de civiles.


MÉXICO, D.F.- Enrique Peña Nieto iniciará su gobierno en diciembre próximo con la frontera sur militarizada. Estados Unidos y Guatemala decidieron desplegar tropas de los dos países en la frontera sur de México para enfrentar a los cárteles de Sinaloa y de Los Zetas en ese país centroamericano.

Desde mediados de agosto pasado, el Comando Sur del Ejército estadunidense echó a andar en Guatemala la Operación Martillo contra el narcotráfico, mientras que el gobierno de ese país instaló nuevas bases militares en los límites con México.

En enero pasado, Estados Unidos intensificó su estrategia contra la delincuencia organizada en Centroamérica. Comenzó en Honduras y hace casi un mes, en un escenario de guerra, desplegó cerca de 200 marines apoyados con helicópteros artillados para perseguir directamente a las organizaciones delictivas dominadas en Guatemala por Joaquín El Chapo Guzmán y Los Zetas.

El centro de mando regional de la Operación Martillo en Guatemala está ubicado en el Departamento de Retalhuleu, en la costa del Pacífico, frente a Tapachula, Chiapas, aunque el plan abarca asimismo el mar Caribe y el Departamento de San Marcos, fronterizo con Chiapas.

Desde Retalhuleu, el Comando Sur de Estados Unidos (Southcom) controla las operaciones de los 171 infantes de marina que estarán destacados durante cuatro meses al sur de la frontera mexicana, aunque podrían permanecer más tiempo.

La militarización de la frontera de Guatemala con México es uno de los temas de la reunión de Peña Nieto con el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, prevista para el lunes 17, en el primer viaje del priista como presidente electo.

Los militares estadunidenses desembarcaron en Guatemala el pasado 12 de agosto con cuatro helicópteros de guerra UH-1N Huey, equipados con armas de grueso calibre y con capacidad para transportar tropas y misiles. Operan junto con 250 efectivos de las fuerzas de tierra, mar y aire de Guatemala.

También fueron desplegados buques de la Armada y Guardia Costera estadunidense, aviones de agencias federales y unidades de seguridad.

Los comandos conjuntos operarán asimismo en una base de Paracaidistas, en la costa del Pacífico, y otra en el Comando Aéreo Central del territorio guatemalteco, desde donde podrán reaccionar en la persecución de narcotraficantes.

Uno de los objetivos del Comando Sur en las costas centroamericanas son los semisumergibles que utilizan los narcotraficantes para enviar droga a Estados Unidos vía México.

El sargento Earnest Barnes, vocero de los Cuerpos de Marina del Comando Sur en Miami, explicó en agosto pasado la trascendencia de la acción militar estadunidense en Centroamérica: “Este es el primer despliegue de infantes de Marina que apoyan directamente la lucha contra el crimen trasnacional en esta zona, y es la maniobra más grande de su tipo que hemos emprendido en la región en mucho tiempo”.

Aunque los marines se desplegaron en Guatemala desde mediados de agosto, el gobierno de Pérez Molina oficializó la presencia de las tropas estadunidenses en su territorio el día 20 de ese mes, cuando en el Diario Oficial informó que la operación en ese país durará 120 días.

En esa publicación, el gobierno guatemalteco aseguró que no se trata del paso de un ejército extranjero por su territorio, sino de un convenio de Libre Tránsito de Aeronaves Militares entre el gobierno de Estados Unidos y Guatemala.

Con ese argumento, se saltó el permiso que debe dar el Congreso guatemalteco para el paso de tropas extranjeras. El convenio les otorga privilegios, exenciones e inmunidades a los militares y civiles estadunidenses durante su estadía en Guatemala.

Por ejemplo, los estadunidenses se moverán con sus propios permisos y licencias, transitarán libremente sin pagar peaje o derechos de ningún tipo, utilizarán gratis el espectro de radiofrecuencia guatemalteco, importarán y exportarán cuanto deseen en relación con sus actividades y adjudicarán contratos sin rendir cuentas al país sede. Además, Guatemala renuncia a cualquier reclamo por pérdidas, daños, destrucción de bienes y lesiones o muerte de su personal civil o militar.

La operación en Guatemala fue puesta en marcha por el general del Comando Sur Douglas Fraser, en la base aérea sur del Ejército de ese país, con el aval del presidente Otto Pérez Molina, general en retiro que asumió el poder en enero último bajo el principio de “mano dura” contra la delincuencia.

En 1993, Pérez Molina, entonces director de Inteligencia del Ejército de su país, fue el responsable de la aprehensión del Chapo Guzmán cuando la avioneta en que se desplazaba el narcotraficante sinaloense se desplomó en territorio guatemalteco.

A principios de año, el Comando Sur de Estados Unidos presentó la Operación Martillo como un esfuerzo multinacional contra el narcotráfico y la delincuencia organizada en las costas de Centroamérica, tanto en el Pacífico como en el Atlántico.

Junto con los siete países de Centroamérica y Colombia, Francia, España, Holanda y Reino Unido, además de Canadá, aparecen como participantes, pero en la práctica es Estados Unidos quien la dirige. Además de marines, que incluyen ingenieros de combate y equipos de comunicaciones, hay efectivos de la Guardia Costera y de distintas agencias estadunidenses.

Según el Comando Sur, la misión de la Operación Martillo es monitorear las costas de Centroamérica a fin de detectar e interceptar las rutas que los narcotraficantes usan para el contrabando de drogas, armas, dinero y personas, por lo que no ha puesto fecha de término para la operación en la zona.

Técnicamente, los marines sólo usan sus armas contra los narcotraficantes en caso de defensa y ayudan a las autoridades locales a detener rápidamente a los delincuentes.

El plan referido comenzó en el Golfo de Honduras y se prolongó ahí por cuatro meses. En ese país también hay una fuerte presencia de cárteles mexicanos de la droga. El despliegue de las tropas estadunidenses en Guatemala constituye una segunda fase de la acción del Comando Sur en Centroamérica.

En julio pasado, el general John Kelly, comandante del Southcom, declaró ante el Comité de Servicios Militares del Senado estadunidense que una de sus tareas como comandante era el combate al narcotráfico.

De acuerdo con la publicación especializada de Estados Unidos Marine Corps Times, los marines aterrizaron en Guatemala el 12 de agosto en respuesta a una solicitud de ese país para combatir a los grupos de delincuencia organizada, que han provocado allá la principal ola de violencia desde la guerra civil del último tercio del siglo pasado.

El gobierno y la prensa local atribuyen esa violencia a la presencia de los cárteles mexicanos de la droga, en particular desde que hace algunos años llegaron Los Zetas para disputarle el control al Chapo Guzmán. Luego de fugarse en 2001 del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, el capo sinaloense ha utilizado a Guatemala como uno de sus escondites. (Proceso 1805).

Las cifras de Southcom indican que desde el inicio de la Operación Martillo se han incautado 78 toneladas de cocaína y cerca de seis mil kilos de mariguana, tres millones y medio de dólares en efectivo, así como 56 activos que incluyen submarinos, lanchas rápidas, avionetas y otros vehículos.

Además del despliegue del ejército estadunidense, Pérez Molina anunció, a principios de septiembre, la instalación de tres bases militares en los departamentos de San Marcos, al occidente, Petén, al norte, en la frontera con México, e Izabal, al noreste, en el Caribe.

En esas instalaciones también habrá agentes de la Policía Nacional Civil, de Migración y Hacienda para el control del narcotráfico, contrabando y tráfico de personas, según dijo el mandatario, quien ha anunciado la instalación de por lo menos nueve bases militares en todo el país.

En la base del Petén fue instalada una Brigada Especial de Operaciones de Selva, cuya tarea principal será combatir a los narcotraficantes de la zona, dominada por Los Zetas. La unidad contará con un comando de kaibiles, fuerzas especiales del Ejército guatemalteco. De este grupo de élite, que ha sido acusado de masacres y otras graves violaciones a los derechos humanos, han desertado algunos elementos para trabajar al servicio de narcotraficantes mexicanos.

En la frontera con México, el territorio que se ubica entre los departamentos de Quetzaltenango, San Marcos, Huehuetenango y parte del Quiché es considerado “tierra de nadie”; ahí no hay vigilancia y es zona de disputa de los narcotraficantes.

En mayo de 2011, Los Zetas fueron responsabilizados de haber masacrado a 27 campesinos en El Petén, en su acción más violenta desde que se asentaron en Guatemala hace cinco años, en alianza con narcotraficantes locales y desplazando de la zona al Cártel de Sinaloa.

Su principal lugar de operaciones es la ciudad de Cobán, a 205 kilómetros al norte de la capital guatemalteca, pero también se ubican en los departamentos de Baja Verapaz, Alta Verapaz y Petén.

De acuerdo con una investigación realizada por este semanario el año pasado (Proceso 1805), el primer registro de Los Zetas en ese país se hizo en 2007, cuando todavía era el brazo armado del Cártel del Golfo. Sus integrantes fueron llamados por narcotraficantes locales que trabajan para esa organización con el propósito de perpetrar ajustes de cuentas.

De acuerdo con la inteligencia civil y militar de Guatemala, el jefe de Los Zetas, Heriberto Lazcano Lazcano, ha operado directamente en ese país, lo mismo que El Chapo Guzmán, quien incluso lo tiene como escondite.

Tan sólo en la primera mitad del año pasado, el jefe del Cártel de Sinaloa había sido ubicado tanto por el gobierno guatemalteco como por la DEA cinco o seis veces en Guatemala, en la frontera con México y en los límites con Honduras, custodiado por militares centroamericanos. Incluso se ha refugiado en la propia capital de Guatemala.

A principios del año pasado, se le ubicó en el complejo residencial Majadas, localizado en una de las zonas exclusivas, al norte de esa ciudad, aledaño al hotel Tikal Futura.

El 9 de julio de 2001, a la salida de ese hotel fue ejecutado el cantante y autor argentino Facundo Cabral, quien viajaba en un vehículo con el empresario nicaragüense Henry Fariña, acusado de trabajar para el Cártel de Sinaloa.

La organización controlada por El Chapo está presente en el vecino país desde los años noventa, en la costa del Pacífico, donde ha establecido lazos con narcotraficantes locales para traficar droga desde Colombia. Además, entró en contacto con familias de narcotraficantes guatemaltecas en la frontera con El Salvador.

La Operación Martillo en Centroamérica coincide con el plan del Pentágono propuesto por Estados Unidos a México para que militares estadunidenses organicen en territorio mexicano la detención del Chapo, en una acción similar a la llevada a cabo por fuerzas especiales de ese país para detener y ejecutar al jefe de la organización terrorista Al Qaeda, Osama Bin Laden


fuente:http://www.historiasdelnarco.com/2012/09/marines-en-la-frontera-sur-de-mexico.html

Contenido patrocinado

Re: 200 US Marines operan en Guatemala contra los zetas

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 24/8/2017, 1:54 am